You are on page 1of 2

Universidad Central del Ecuador

Teoría Política IV
Sociología

Steven Garces Fuentes


viernes, 21 de julio de 2017

Julio Echeverría- Sociología como disciplina e historia

Julio Echeverría propuso –más allá de solamente describir cómo surge la sociología y bajo
qué condiciones- profundizar en lo que significa sociología y las configuraciones específicas
que ha tenido de acuerdo al contexto en el que se ha desarrollado.
A partir de 1970 la sociología que se impartía fue producto y constitución de la
modernización y todos sus efectos que alteraron la historia drásticamente pero ahora de lo
que se trata es de preguntarse ¿Cómo esta se ha posicionado? Echeverría entiende que una
definición única de sociología es imposible, pero en principio debemos comprenderla como
una ciencia de la sociedad como actividad de conocimiento (donde se la dota a la sociedad
de conocimiento y reconocimiento mismo) adoptando un propio aparato de conceptos; como
producto moderno, secularizado y dinámico
Para responder la pregunta que plantea Echeverría, simplemente hay que recurrir a las fases
características en la sociología, por ejemplo, la fase I: producto de la modernidad donde
empieza esta distinción como ciencia enfocada en dos ejes, el capitalismo como el
acontecimiento coyuntural y las consecuencias de su aplicación o segregación. Otra fase
también puede encontrarse en la secularización, que para Julio significa dotarse de un sentido
sin dependencia de entidades metafísicas, aquí existe un punto en el que se marca el sentido
de sociología como ciencia pues mientras el predominio de la lógica del mercado se
acrecentaba el desarrollo de la sociología sufría un déficit -el estancamiento constante y
enfrentamientos que toda ciencia debe sobrepasar sobre un fenómeno novedoso.
De aquí surgirá también la cuestión de la sociología como forma de penetración en otros
campos de conocimiento desde su episteme propia resultante del arduo trabajo de la
construcción de sentido, es decir, la sociología como indagación del sentido de las
problemáticas que se presentan continuamente, como conocimiento comprometido con la
reestructuración, por ejemplo, en un primer momento con Marx y sus tesis de Feuerbach: el
cambio y la transformación como ejes revolucionarios; Weber con el desencantamiento y la
proyección caótica de la revolución; Frankfurt con la reflexión del desencantamiento y el
desapego hacia el marxismo soviético. Estos momentos significan una sola cosa, la
sociología como ciencia dinámica que debe adoptar nuevas problemáticas y triangular
conocimiento empírico con fenómenos nuevos, con la actualidad, de ahí la vigencia y
constitución como ciencia, es decir, la sociología como función constituyente que debe
replantearse y complejizarse en base la operación más simple, el autorreflexión de la
sociedad, donde debe posicionar su trabajo desde la crisis de los fundamentos, adelantándose
al presente.
David Harvey- La vigencia actual del pensamiento de Marx
Harvey propuso lo que por esencia se aclara sobre las teorías, todas tienen su vigencia tanto
momentáneo como posterior, el hecho de que fenómenos nuevos se presenten (refiriéndose
al capitalismo como sistema dominante de facto) no significa que estas teorías se vuelvan en
conocimiento muerto, por el contrario, es momento de repensar sus usos para comprender lo
que sucede actualmente.
Harvey, como geógrafo Marxista ha utilizado el materialismo dialéctico o como él lo llama
materialismo histórico geográfico como pensamiento racional que da cuenta del capitalismo
en el mismo sentido que Marx lo formuló, no obstante, hay cosas que no necesariamente son
precisas y de ahí el reto de su aplicación a lo actual. Para Harvey cuando Marx y Engels
republican el manifiesto del Partido Comunista dieron cuenta de la importancia de readaptar
los planteamientos; la relevancia de Marx es sustancial en cuanto que el capitalismo ahora lo
domina casi todo, pues el proceso de dominación aún no concluye, de ahí que debe entenderse
a la teoría de Marx como un proceso, el valor en movimiento, y este proceso sigue dominando
el mundo en formas más profundas y cada vez en apariencia invencibles.
Para Harvey este movimiento que parecería ser cíclico (mercancías, dinero, etc.) es en
realidad espiral, lo que significa que el capitalismo se encuentra fuera de control, como un
problema “necesario” y en constante expansión. Por ejemplo, para 1820 la expansión del
capital era del 3% anual y este crecimiento acumulado en la época actual es un problema
grave pues la única manera en la que esto puede darse es de manera especulativa, donde el
sistema capitalista no produce nada solo crece.
De ahí el aporte teórico de Harvey, la acumulación por desposesión1, -esto no significa que
la acumulación originaria no sigue vigente- sino que se enfoca en el sistema inmobiliario y
bancario donde el capitalismo contemporáneo es legitimador de la desposesión y del fraude,
es decir, lo que actualmente vivimos es una esclavitud de la deuda donde las instituciones
internacionales lo acaparan todo y naturalizan la lógica del capital como sistema que produce
beneficios para todos. De ahí que es necesario la relevancia de las ciencias sociales para
entender al mundo, no solo las ciencias –como la economía dirá Harvey- para robarle al
mundo donde se maneja la lógica del mercado y su eficiencia mediante el robo de riqueza y
la constante acumulación que imposibilita no readaptar a las teorías antiguas y recientes a las
nuevas condiciones desorbitantes que se desarrollan en el mundo.

1
Según David Harvey, define los cambios neoliberales producidos desde los 70’s hasta la actualidad, guiados
por cuatro prácticas fundamentales: privatización, financiación, y gestión/ manipulación de las crisis
redistribuyendo la renta estatal.