You are on page 1of 1

Luciana Rodriguez Historia de América y Argentina 2do Año Profesorado de Historia

Autor seleccionado: Michael Zeuske

En la selección del autor se vislumbra la importancia que éste mismo le dá a la perspectiva


por parte de las élites criollas americanas, mencionando un “Descubrimiento de Europa”,
apuntando al análisis de los procesos de reformas en la historia.
Si bien el autor menciona Cuba en su análisis, se centra en el rol de dos grupos
fundamentales, opuestos entre si pero con el objetivo común de autogobierno a partir de la
crisis de 1808, desencadenando dos procesos opuestos, uno de guerras civiles en
Venezuela, y otro de reformas conservadoras, que mantenían una costumbre esclavista,
que hasta los años 50 del siglo XIX fue una característica principal de la sociedad.
Así mismo sostiene que era una necesidad imperiosa la de sostener Cuba y la Habana
como punto de intersección, pese a los procesos mencionados, ya que cumplía el rol de ser
un puente contrarrevolucionario y fuente de ingresos para ejércitos, tropas y refuerzos de
las tropas que luchaban en tierra firme, Nueva España.
En 1791 se produjo la revolución de los esclavos en Santo Domingo, conduciendo al fin de
los procesos de reformas desde arriba. Se trataba de una guerra revolucionaria en contra
del esclavismo y el colonialismo europeo, siendo ésta una de las tesis del autor sobre la
independencia de la tierra firme caribeña.
Para el autor, se trata de una Revolución, mas que de un proceso de independencia, siendo
que a medida que los movimientos anticoloniales y antiesclavistas fueron en pos de la
construcción de un espacio revolucionario, demarcaban además una división de las clases
dominantes.
Si de estructuras agrarias hablamos, el autor menciona que no hubo un cambio
significativo, sino que se mantuvo la estructura dominada por latifundios, es decir, bajo el
control de las familias oligárquicas, instalándose la esclavitud bajo la forma de manumisión,
pese a decretarse la abolición del tributo indígena y de las encomiendas. Así mismo se
instaló la necesidad de control de las masas rurales a partir del rol de los ex caudillos
rurales, formando parte de los grandes propietarios.
Pese al correr del tiempo, las luchas agrarias no tuvieron fin, sino que se intensificaron
hasta las dictaduras extendidas militar-liberales del siglo XX.