You are on page 1of 14

Ética y Eficiencia

Empresarial

La Ética y su vínculo con la Empresa

© 2014 Instituto Europeo de Posgrado


La Ética y su vínculo con la Empresa

Contenido

1 La Ética: ¿Qué es la ética? ................................................................................................ 3


1.1 ¿Pero cómo establece el hombre esa escala de
valores que forman su ética? ................................................................................... 3
1.2 Los Valores Éticos ................................................................................................... 4
1.3 Distintas perspectivas de la ética............................................................................. 5
1.4 El comportamiento ético y las virtudes .................................................................... 6
1.5 La Ética empresarial. Su significado e implicaciones .............................................. 7
1.6 La ética empresarial y la ética individual ................................................................. 8
1.7 Razones para una ética de las Organizaciones .................................................... 10
1.8 El criterio ético en las decisiones empresariales ................................................... 11
1.9 ¿Es posible vivir la ética personal en las
organizaciones? ..................................................................................................... 12

Objetivos
Sin lugar a duda, los valores éticos que viva una empresa, se es-
tablecerán y vivirán de acuerdo a los individuos que éstos la con-
formen. El problema de la ética empresarial es cómo combinar
eficiencia eco-nómica con libertad individual, equidad social y
respeto por los valores absolutos. Perseguir la eficacia sin ética y
convertir la ambición en la meta de algunas personas y empresas
probablemente sea el origen de la actual crisis económica y de
valores. Para trabajar en una cultura de la eficacia es imprescindi-
ble que los valores de la empresa y de sus trabajadores y colabo-
radores estén definidos y alineados. En último término, importante
en este Mundo son “las personas” y “sus semejantes”, el “medio
en que vive” y “sus necesidades”. La empresa como organización
social que es, dado que está formada por personas y elabora o
produce servicios también para personas, no puede de ningún
modo permanecer ajena a los criterios éticos.

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

2
La Ética y su vínculo con la Empresa

ÉTICA Y EFICIENCIA EMPRESARIAL. SIGNIFICADO DE LA ÉTICA


Y SU VÍNCULO CON LA EMPRESA

1 La Ética: ¿Qué es la ética?

La ética se relaciona con el estudio de la moral y de la acción huma-


na. El concepto proviene del término griego ethikos, que significa “ca-
rácter”. Una sentencia ética es una declaración moral que elabora
afirmaciones y define lo que es bueno, malo, obligatorio, permitido, etc.
en lo referente a una acción o a una decisión.

Por lo tanto, cuando alguien aplica una sentencia ética sobre una per-
sona, está realizando un juicio moral. La ética, pues, estudia la moral
y determina cómo deben actuar los miembros de una sociedad. Por lo
tanto, se la define como la ciencia del comportamiento moral. La éti-
ca profesional pretende regular las actividades que se realizan en el La ética es la cien-
marco de una profesión. En este sentido, se trata de una disciplina que cia del comporta-
miento moral que
está incluida dentro de la ética aplicada ya que hace referencia a una debe guiar la actua-
parte específica de la realidad. ción de las perso-
nas y de las organi-
zaciones.
1.1 ¿Pero cómo establece el hombre esa escala de valores
que forman su ética?

A través de la ley moral natural, que es el conjunto de leyes racionales


que expresan el orden de las inclinaciones naturales a los fines propios
del ser humano, es aquel orden que es propio del hombre como
persona”

Epicteto (siglo I) enuncia el primer principio de la Ley natural: “Hay que


hacer el bien y evitar el mal” (Epicteto, IV, 3, 30), de donde se deri-
van los derechos y deberes para que efectivamente pueda hacerse el
bien y evitarse el mal. Tres tipos de valo-
res conforman el
Es evidente que no todo lo que se dice derecho realmente lo es, y comportamiento
de igual forma lo que en algún momento determinado se califica como ético: Existenciales,
instrumentales y
un deber. Sin embargo, todo ser humano comparte una misma Ley humanos
moral natural, un mismo principio interior, del que surge el anhelo
de la humanidad de respetar y solicitar respeto, de unos derechos mí-

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

3
La Ética y su vínculo con la Empresa

nimos para todos, dando lugar a los llamados “Derechos Humanos”,


cuyo contenido consiste, fundamentalmente, en lo que desde la anti-
güedad, las más diversas culturas han reconocido como convenientes
al ser humano, en cuanto que regulan lo que debe hacerse y evitarse
por encima de lo que dicten las leyes elaboradas por las autoridades de
cualquier época y lugar.

1.2 Los Valores Éticos

Los valores éticos son los medios adecuados para que el ser humano
logre sus finalidades. Así, se diferencian dos tipos de valores, los que
se denominan finales (objetivos existenciales) y los valores instrumen-
tales (medios operativos para alcanzar los valores finales) (García y
Dolan, 1997). Sin embargo, en el caso de los valores éticos, éstos se
encuentran clasificados como instrumentales y a la vez finales (tal co-
mo lo muestra la Tabla Tipos de Valores: figura 1), y es que a través de
valores ético-instrumentales como el respeto de los derechos humanos
y la responsabilidad, por ejemplo, pueden alcanzarse objetivos existen-
ciales (valores finales-éticos) como la justicia social y la paz.

Figura 1. Los Valores éticos: ¿Cómo identificarlos?

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

4
La Ética y su vínculo con la Empresa

1.3 Distintas perspectivas de la ética

Recogemos en este apartado diferentes concepciones de la ética


que líderes actuales han puesto de manifiesto.
Todas las perspec-
Así, por ejemplo, Barack Obama, actual presidente de Estados tivas éticas tienen
en común la hones-
Unidos afirmaba en su discurso de investidura:
tidad y el trabajo
duro y bien hecho
Nuestros desafíos podrán ser nuevos. Las herramientas con
que les hacemos frente podrán ser nuevas. Pero los valores de
los que depende nuestro éxito: el trabajo duro y la honesti-
dad, la valentía y el juego limpio, la tolerancia y la curiosi-
dad, la lealtad y el patriotismo, esas son cosas viejas. Esas
son cosas verdaderas. Y ellas han sido la fuerza silenciosa de-
trás de nuestro progreso durante toda nuestra historia.

Barack Obama

Otros líderes afirman:

Las causas morales de la prosperidad son bien conocidas a lo


largo de la historia. Ellas residen en una constelación de virtu-
des: laboriosidad, competencia, orden, honestidad, iniciativa,
frugalidad, ahorro, espíritu de servicio, cumplimiento de la pala-
bra empeñada, audacia; en suma, amor al trabajo bien he-
cho.

Juan Pablo II

"Toda nuestra dignidad estriba en el pensamiento. Esforcémo-


nos, pues, por pensar bien: este es el principio de la ética."
Pascal

“Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este


mundo”
Albert Camus.

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

5
La Ética y su vínculo con la Empresa

"La ética no es otra cosa que la reverencia por la vida."


Albert Schweitzer.

Cada autor desde su perspectiva, y sin intención de relativizar el tema,


está destacando la relevancia de la ética en la vida de una persona.
Cada uno podemos hacernos esta reflexión personal y pensar qué su- El comportamiento
ético hay que desa-
pone para nosotros la ética. Ese esfuerzo por objetivarlo nos ayudará rrollarlo a través del
sin duda a reflexionar sobre nuestra manera de actuar. desarrollo de las
virtudes que lo con-
forman. Este se
1.4 El comportamiento ético y las virtudes concreta en hacer el
BIEN.
La ética personal se traduce en virtudes. Estas son hábitos operati-
vos adquiridos que se desarrollan mediante la repetición deliberada,
esforzada y voluntaria de actos que tratan de ser cada vez mejores
(Argandoña 2010). Este proceso de adquisición y crecimiento de las
virtudes morales tiene lugar cuando el decisor se esfuerza por conse-
guir lo que es bueno para él y para los demás: cada vez que es capaz
de resistir la tentación de hacer algo que es más agradable para él, o
que le produce beneficios inmediatos para hacer algo que piensa que
es mejor para él mismo que para los demás, está desarrollando sus
virtudes.

Esta manera de entender la ética no se opone a la tesis de que “la ética


completa ha de ser una ética de bienes, de normas y de virtudes” (Polo
1996, 112). Los resultados son bienes que el agente busca; pero si sólo
busca bienes, la motivación extrínseca y la intrínseca psicológica serán
muy fuertes y caerá fácilmente en el hedonismo.

Por su parte, las normas son necesarias para actuar, pero no pue-
den ser deterministas: “la norma moral integrada es ‘haz todo el bien La ética empresarial
que puedas y como se te ocurra’” (Polo 1996, 120). Y las virtudes, es una rama de la
ética, que en defini-
como ya hemos explicado, permiten conocer lo que hay que hacer tiva traslada a la
(las normas y los bienes) y estar en condiciones de hacerlo. actividad empresa-
rial, los criterios
A través de nuestras acciones “nos hacemos” a nosotros mismos, por éticos personales
enfocados a su res-
tanto, nuestro trabajo profesional –en un contexto empresarial o asimi- ponsabilidad social
lado- tiene intrínsecamente unida esta dimensión ética.

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

6
La Ética y su vínculo con la Empresa

1.5 La Ética empresarial. Su significado e implicaciones

La cuestión ética es de gran relevancia para todo individuo y se ex-


tiende al ámbito empresarial. En otras palabras, se refiere a la aplica-
ción de valores, principios y normas éticas de carácter individual,
profesional y social al ámbito específico de las organizaciones, con el
propósito de asegurar el comportamiento correcto de ellas.

Ética empresarial la podemos definir, por tanto, como el conjunto de


valores, normas y principios reflejados en la cultura de la empresa
para alcanzar una mayor sintonía con la sociedad, y permitir una
mejor adaptación a todos los entornos en condiciones que supone
respetar los derechos reconocidos por la sociedad y los valores
que ésta comparte. En cada decisión que se tome, estará inmiscuido
algo de ética. Trátese de negociaciones con proveedores o con el sin-
dicato, de contrataciones o despidos de empleados, de asignación de
responsabilidades o de lanzar una promoción, la ética siempre está
presente.

Aunque la ética en la empresa no es sin más la suma de la conductas y


valores de las personas que la forman, no cabe duda de que no pue-
de haber una empresa ética si las personas que la dirigen y que
trabajan en ella no lo son. Y esto vale para todos, sea cual sea su
posición en la organización.

Es importante resaltar que la actividad empresarial es una actividad


humana con una finalidad social; habiendo dejado claro que la ética
es consustancial al hombre y que permite a éste actuar racionalmente,
entonces el comportamiento ético, en consecuencia, permite llevar
adelante gestiones empresariales exitosas.

Así, ética y competitividad se compaginan, ya que una empresa ética


es más competitiva, y es competitiva cuando logra generar el beneficio
suficiente para permanecer largo plazo en el mercado. Las empresas
competitivas son éticas, pues merecen credibilidad y generan con-
fianza.

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

7
La Ética y su vínculo con la Empresa

1.6 La ética empresarial y la ética individual

La ética empresarial es una rama de la ética aplicada. Se ocupa del


La ética empresarial
estudio de las cuestiones normativas de naturaleza moral que se abarca todas aque-
plantean en el mundo de los negocios. La gestión empresarial, la orga- llas actuaciones de
la empresa referen-
nización de una corporación, las conductas en el mercado, las decisio- tes a su actividad
nes comerciales, etc. en el ámbito eco-
nómico y social.
La ética empresarial suele abarcar uno o más de los siguientes temas:
el estudio de los principios morales aplicables a la vida económica
y empresarial; el estudio y crítica de los valores efectivamente
dominantes en el ámbito económico en general y en cada una de
las organizaciones, el análisis de casos reales que ejemplifican la
responsabilidad de las organizaciones y de sus diversos constitu-
yentes; el desarrollo de cuerpos normativos voluntarios o proce-
dimientos estandarizados de gestión basados en principios y valo-
res éticos; el seguimiento y descripción de la importación de estos
códigos y procedimientos en organizaciones concretas, así como
la observación de sus efectos en las propias organizaciones y su
entorno.

También se ocupa, con frecuencia, al estudio de las virtudes persona-


les que han de estar presente en el mundo de los negocios. Se trata de
mostrar que tales virtudes forman parte de la correcta comprensión de
lo que es una buena vida para un directivo, para el grupo de personas
que forman una organización o para la sociedad más amplia en que la
organización misma se integra.

Aunque las organizaciones las componen personas, y aunque el carác-


ter personal de los directores tiene importancia decisiva en el perfil éti-
co de las organizaciones, las responsabilidades corporativas no coinci-
den con las individuales, los métodos de decisión corporativas difieren
de los personales, los principios y objetivos de las organizaciones
están a veces por encima de las personas y los valores corporativos
no tienen por qué identificarse con los valores personales de los miem- Los componentes
organizacionales de
bros de la organización. En definitiva, la ética empresarial tiene la ética empresarial,
componentes -los organizacionales- que la distinguen netamente están por encima de
la ética individual y
de la ética individual. deben por tanto
formalizarse en có-
INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 © digos.
Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

8
La Ética y su vínculo con la Empresa

Cuando se habla de institucionalización de la ética empresarial nos


referimos a los mecanismos objetivos (códigos, documentos formales,
programas de formación, comités específicos, asesorías, procedimien-
tos documentados de decisión, sistemas de gestión, etc.), mediante los
que se trata de hacer efectivos, los valores o principios éticos de una
organización. La ética empresarial es, como hemos dicho, una ética
de las organizaciones (Mac Lagan, 1998: Lozano, 1999 p-51) y, por
ello, ha de adquirir un nivel de formalidad innecesario en la ética indivi-
dual.

Tanto los fundamentos como los valores, normas o principios que una
ética empresarial pudiera proponer estarán dirigidos a la organización
y, en consecuencia, han de adoptar la forma que tenga sentido y que
sea eficaz en términos organizativos.

Mientras la ética individual apela a la conciencia o a la razón de cada


persona, la ética de las organizaciones ha de apelar al equivalente
organizativo, que son procesos que determinan las decisiones y
comportamientos de las organizaciones.

La ética individual y la ética organizacional no pueden separarse tajan-


temente porque al fin y al cabo, quienes realizan las tareas en las orga-
nizaciones son personas concretas con su ética privada y sus convic-
ciones personales sobre qué se debe hacer en cada momento. Ade-
más, algunas de esas personas pertenecen a colegios o sindicatos
profesionales, que imponen a sus miembros normas deontológicas
estrictas a las que deben atenerse en su trabajo. Casi todas las gran-
des corporaciones han entendido que una organización responsa-
ble es algo más que una suma de personas virtuosas y profesio-
nalmente íntegras.

Así lo demuestra la historia de la ética corporativa, que en EEUU acu-


mula ya varias décadas.

Hay muchas razones para plantearse la necesidad de una ética de las La ética corporativa
debe ser pública y
organizaciones como ámbito de estudio específico de la ética aplicada. las organizaciones
Una de las más sobresalientes es que la ética corporativa ha de ha- han de responder a
sus responsabilida-
cerse pública; no puede quedar como habitualmente sucede en las des con decisiones
convicciones morales individuales, en el "fuero interno". Enfrentadas a colectivas
INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©
Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

9
La Ética y su vínculo con la Empresa

sus responsabilidades, las organizaciones no pueden albergar "senti-


mientos" morales (culpabilidad, vergüenza, orgullo, sentido del deber)
como les sucede a las personas que han tenido alguna educación mo-
ral. Las organizaciones han de responder a sus responsabilidades
con decisiones colectivas.

1.7 Razones para una ética de las Organizaciones

Las razones por las que una ética organizativa se hace necesaria han
sido destacadas por los estudios del desarrollo corporativo en la era
posindustrial y poscapitalista. Se trata de las circunstancias que presio-
nan en las empresas y que las abocan a adoptar respuestas globales y
proactivas. Las grandes organizaciones actuales están sometidas a
demandas tradicionales de los que podemos llamar 'agentes inter-
nos' como trabajadores y accionistas se transforman.

Desde todos los lugares (desde fuera y desde dentro), se presiona a


las organizaciones porque ellas tienen gran influencia sobre las vi-
das de mucha gente y una gran capacidad de poder efectivo en un
mundo globalizado. Con frecuencia, las organizaciones multinaciona-
les tienen más influencia, capacidad y poder que los estados.
La influencia que
Por eso, ellas son el objeto de las presiones y las demandas de quie- tiene el comporta-
miento empresarial
nes se sienten de algún modo afectados o se erigen en portavoces de sobre la vida de
los afectados por sus actividades o por las consecuencias de las mis- muchas personas,
obliga a las empre-
mas. Se les responsabiliza porque muchas veces solo ellas pueden sas a una respon-
evitar determinados resultados o, si ya ha ocurrido, repararlos. Y en el sabilidad corporati-
va eficaz.
caso particular de las empresas con ánimo de lucro porque ellas se
benefician, principalmente, de actividades cuyas consecuencias negati-
vas pueden sufrir otros.

El que una organización deba responsabilizarse de sus actos no es


nuevo. En todos los países desarrollados hay legislación detallada,
civil, penal, laboral, administrativa, mercantil, que especifica qué res-
ponsabilidades tienen las personas y las corporaciones. En los países
desarrollados, hay además, sistemas judiciales suficientemente fiables
que tratan de imponer las responsabilidades legales cuando es necesa-
rio. Lo que es nuevo es la conciencia social de que esa responsa-
bilidad corporativa existe, y que debe hacerse efectiva incluso
INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©
Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

10
La Ética y su vínculo con la Empresa

cuando la ley no alcanza a imponerla. Por ejemplo, cuando atañe a


hechos realizados fuera de las fronteras del país de nacionalidad de la
corporación, cuando ninguna ley protege el bien afectado o cuando el
procedimiento de reparación judicial es tan lento que resulta inútil. En
estos casos, y en muchos otros, agentes externos e internos presionan
directamente a la organización, en la medida que puede para que se
responsabilicen de sus acciones, al margen de si tienen o no una obli-
gación legal de hacerlo. Esas presiones, que de algún modo supo-
nen el reconocimiento de la impotencia del Estado frente a las or-
ganizaciones, pueden conducir, cuando se acumulan, a lo que
podemos llamar "bancarrota moral" de esas mismas organizacio-
nes. En cierto momento, una organización que haya descuidado sus
responsabilidades puede encontrarse ante una bancarrota de este tipo,
y que conduce a una bancarrota contable y que acaba por erosionar la
confianza de los consumidores, los gobiernos, y los mercados financie-
ros. Las organizaciones con una sólida cultura ética se caracteri-
zan por anticipar esas demandas asumiendo sus responsabilida-
des antes de que sean planteadas como quejas, o antes de que se Los problemas que
se plantean en las
produzca el daño. Esto es lo que podemos llamar una actitud empresas deben ser
proactiva, para distinguirla de la actitud reactiva que se basa en analizados con cri-
terios económicos,
responder a las demandas una vez que han sido formuladas. sociales y ETICOS.

1.8 El criterio ético en las decisiones empresariales

No hay problemas éticos en la empresa: hay problemas que deben


ser analizados desde una triple dimensión: económica, de acepta-
ción personal o social, y de principios y valores éticos. Cuando una
decisión no se evalúa desde esa triple perspectiva, se corre el riesgo
de omitir un criterio importante y, por consiguiente, de tomar una mala
decisión por un análisis incompleto de la realidad.

Se dice “Hegel decía que si la realidad no coincidía con sus ideas, peor
para la realidad. Hegel no podría haber sido un buen empresario.” Si
valoramos la realidad de un modo que no se adecúa a cómo la realidad
es, el problema será nuestro, no de la realidad. En el ámbito empresa-
rial, la presión por los resultados hace que la dimensión económica
esté siempre presente y activa. El problema radica más bien en olvidar-
se de las otras dos dimensiones. Eso no significa, naturalmente, que en
INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©
Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

11
La Ética y su vínculo con la Empresa

todas las decisiones empresariales la dimensión ética sea relevante –si


fuese así, tendríamos un serio problema-; lo que significa es, que
cuando la dimensión ética es importante, suele ser muy importan-
te, y por tanto, más nos vale que no olvidemos de preguntarnos: ade-
más de ganar poco o mucho dinero, ¿estoy yendo contra algún prin-
cipio o valor ético?, ¿estoy cometiendo alguna injusticia?, ¿qué
tipo de actitud –de aprendizaje- estoy provocando en mi gente?,
¿contribuyo a mejorar la sociedad?... (Fontodrona y Argandoña,
2011).

Respondiendo a estas cuestiones, Cortina (1996) expone que la ética


empresarial debe contar con seis elementos fundamentales:

• En primer lugar, la empresa es un sistema de valores que afloran


mediante una cultura corporativa.

• Las empresas deben redefinirse a partir de sus finalidades y, por


ende, desde los valores que las identifican.

• Lo ético es una exigencia de los sistemas abiertos, los cuales per-


miten la construcción de una cultura empresarial.
El comportamiento
• Lo ético es rentable, reduce costos, posibilita la identificación corpo- ético de las empre-
sas se traduce en
rativa y la motivación eficiente. sus valores y en
una ventaja compe-
• La cultura de una empresa la diferencia del resto. titiva: está demos-
trado que ser ético
• Se requiere una clara internalización del papel del directivo, identi- es rentable.
ficado con la empresa y con la capacidad para integrar individuos.

1.9 ¿Es posible vivir la ética personal en las organizaciones?

Sí: y no sólo es posible, sino que es necesario. Una empresa puede


obtener buenos resultados económicos a corto plazo, aunque no sea
capaz de promover un entorno que favorezca las conductas moralmen-
te correctas de sus miembros, pero sin el desarrollo de las capacida-
des morales, esos resultados serán efímeros porque tarde o tem-
prano se destruirá su consistencia y, con ella, la unidad de la organiza-
ción.

El comportamiento virtuoso de todas las personas en la organiza-


ción y, principalmente, de sus directivos es, pues, un requisito
INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©
Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

12
La Ética y su vínculo con la Empresa

para llevar a cabo acciones eficaces, atractivas y consistentes. La


exigencia de ese comportamiento ético no radica en el poder coactivo
de la ley, ni en incentivos positivos o negativos, como la rentabilidad
económica, la reputación, la aceptación social o la legitimidad de la
empresa, sino en su capacidad para desarrollar en los decisores,
las condiciones para que sus acciones sean eficaces, atractivas y
consistentes, es decir, ‘buenas’ decisiones.

La figura 1., nos ayuda a entender y a resumir las motivaciones conjun-


tas que tienen las empresas y los directivos para actuar de una forma
ética:

Figura 1. Motivaciones de la actuación ética

• Prevenir la aparición de escándalos


• Proteger la responsabilidad legal de la empresa ante la
Gestión del riesgo conducta de empleados
• Responder a campañas de grupos de presión o de los
medios de comunicación

Funcionamiento de • Construir una cultura organizacional descentralizada y


emprendedora en un entorno globalizado
la organización • Retener a los mejores empleados

• Proteger la reputación de la compañía frente a un en-


Posicionamiento torno tremendamente competitivo
en el mercado •

Asegurar la confianza de los clientes
Añadir un valor diferencial frente a la competencia

• Convertirse en un modelo para la sociedad


Responsabilidad • Satisfacer la creciente demanda de empresas social-
mente responsables
social • Establecer buenas relaciones con los gobiernos,
ONGs, …

• La ética es intrínsecamente valiosa


PORQUE SÍ • Favorecer el desarrollo personal de quienes configu-
ran la organización (directivos y empleados)

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

13
La Ética y su vínculo con la Empresa

En síntesis, el objetivo de la empresa debe llevarse a cabo con


criterios económicos, pero sin descuidar los valores auténticos
que permite el desarrollo concreto de las personas y de la socie-
dad. Asimismo, el bien común de la empresa también puede identifi-
carse con la contribución de ésta a la solución de problemas sociales,
humanos y medioambientales, aunque esto no sea su propósito princi-
pal.

Asimismo, según lo sostienen Sisón y Fontrodona (2009), se pue-


de identificar el bien común de la empresa con la producción de
bienes y servicios, en la cual, los seres humanos participan por
medio de su trabajo. Desde el punto de vista aristotélico, el bien co-
mún de la empresa, como asociación libre de cada uno de los que la
Una empresa que
constituyen, se proponen lograr un objetivo compartido, lo cual, repre- consigue su fin ba-
senta su bien más elevado. sada en unos prin-
cipios éticos cum-
En la medida en que la empresa consigue su fin, alcanza su pro- ple su fin social y
“mejora” a las per-
pósito o función: es una “buena empresa”, bien gobernada y hace sonas que la inte-
buenos, desde el punto de vista ético, a sus miembros. Del mismo gran.

modo que los ciudadanos participan en el bien común de la polis o Es-


tado ejerciendo su ciudadanía, esto es, comprometiéndose en la delibe-
ración política conjunta, en la decisión así como en la acción, a fin de
que los trabajadores participen en el bien común de la empresa reali-
zando su actividad productiva en común.

INSTITUTO EUROPEO DE POSGRADO 2012 ©


Nota Técnica preparada por el Instituto Europeo de Posgrado.
Este contenido es propiedad del Instituto Europeo de Posgrado. Su difusión, reproducción o uso total o
parcial para cualquier otro propósito queda prohibida. Todos los derechos reservados.

14