You are on page 1of 3

Ladrillos cocidos VS Ladrillos cerámicos

Los tradicionales ladrillos cocidos, dada la nobleza de su consistencia, continúan representando


una opción frecuentemente elegida. No obstante, los bloques cerámicos ganan adeptos gracias a
sus ventajas en cuanto a economía, rapidez de ejecución, buenas condiciones de aislación y
resistencia. Cocidos vs. cerámicos. Diferencias y semejanzas, pros y contras de cada uno que lo
ayudarán a determinar por cuál le conviene optar, según sus requerimientos particulares.

Consistencia

Cocidos: Los ladrillos cocidos son mampuestos -es decir que sus dimensiones permiten
manipularlos cómodamente con una mano- formados por tierra arcillosa, moldeados,
comprimidos y sometidos a la cocción, sin elaboración mecánica.

Cerámicos: Los ladrillos cerámicos son producto de elaboración mecánica, y utilizan la arcilla como
materia prima.

Usos

Cocidos: Los ladrillos cocidos que se utilizan para muros portantes o tabiques son los mismos. Sólo
se diferencian los muros por su espesor, de 15 ó 30 cm (en algunos casos de más, con cámara de
aire al medio), según se trate de paredes exteriores o interiores, y según las solicitaciones
estructurales. Comercialmente se adquieren como comunes, semivistos y vistos, e incluso con una
sola cara vista.

Cerámicos: Los cerámicos se diferencian según las distintas aplicaciones. Pueden ejecutarse muros
o tabiques no portantes para los cuales se usan ladrillos con separaciones internas y en distintos
espesores, de acuerdo a las necesidades de aislación que se pretenda lograr. Para los muros que
deben soportar cargas se utilizan otro tipo de ladrillos, con celdas más pequeñas.

Como aislantes

Cocidos: Los muros de ladrillos comunes exteriores deben construirse de 30 cm de espesor para
ofrecer una correcta aislación térmica. Los muros de 15 cm de espesor no resultan suficientes y
pueden generar planos de condensación en las caras interiores de los muros, con las consiguientes
manchas de humedad y hongos.

Cerámicos: Los muros de ladrillos cerámicos son aptos como aislantes térmicos debido a su diseño
compuesto de pequeñas celdas de aire. No obstante, para conseguir una correcta aislación
térmica en el exterior deberá optarse por ladrillos de mayor espesor (18 x 18 x 33).
Formas y dimensiones

Cocidos: Los ladrillos cocidos tienen forma de prisma rectangular y sus dimensiones varían entre
12 y 14 cm de ancho, de 25 a 29 cm de largo, y entre 5 y 6 cm de espesor.

Sus medidas proporcionales -el largo es doble del ancho- le permite buenas trabazones. Las
medidas que comúnmente encontramos en el mercado son: 12,5 x 26,5 x 5,5 centímetros.

Cerámicos: En los ladrillos cerámicos, la cantidad de agujeros que presentan, así como sus
medidas, es variable de acuerdo a los distintos fabricantes. Para tabiques, existen tres alternativas:
8 x 18 x 33, con seis celdas, ideales para dividir ambientes; 12 x 18 x 33, para tramos más largos de
pared, ya que son más sólidos que los anteriores; y 18 x 18 x 33, más sólidos y poseen 12 celdas de
aire que le confieren muy buena capacidad aislante. Para soportar solicitaciones estructurales, se
utilizan otro tipo de ladrillos denominados bloques, también en varios modelos y tamaños. Una de
las medidas más comunes es de 19 cm de alto, por 33 de ancho por 13 ó 19 de espesor. O bien,
según las fábricas, de 12 x 19 x 40 y 18 x 19 x 40 centímetros.

Materiales por m2

Cocidos: Para un metro cuadrado de muro de ladrillos cocidos de 30 cm de espesor se requieren:


102,4 ladrillos comunes; 3 kg de cemento; 12 kg de cal y 0.082 m3 de arena gruesa. Para un metro
cuadrado de muro de 15 cm de espesor se requieren: 51 ladrillos comunes; 2 kg de cemento; 8 kg
de cal y 0.06 m3 de arena gruesa.

Cerámicos: Para un metro cuadrado de muro de ladrillo cerámico:

8 x 18 x 33: 17 ladrillos; 1 kg de cemento; 1 kg de cal y 0.009 m3 de arena.

12 x 18 x 33: 17 ladrillos; 2 kg de cemento; 1 kg de cal y 0,014 m3 de arena.

18 x 18 x 33: 17 ladrillos; 3 kg de cemento; 2 kg de cal y 0,018 m3 de arena.

Peso del m2

Cocidos: El peso de un metro cuadrado de muro de ladrillos comunes, de 30 cm de espesor varía


entre 400 y 450 kg, según el mortero, y aproximadamente 250 kg el metro cuadrado de muro de
15 cm. Su peso específico oscila entre 1.600 y 1.800 kg/m3.
Cerámicos: La mampostería de ladrillos huecos resulta más liviana que la de ladrillos comunes,
siendo su peso específico un valor que oscila entre 1.200 kg/m3 y 1.400 kg/m3.

Un muro construido con ladrillos cerámicos de 8 x 18 x 33 pesa 76 kg por m2; de 12 x 18 x 33, 98


kg y si se construye con piezas de 18 x 18 x 33 alcanza los 140 kg.

Terminaciones

Cocidos: Los muros de ladrillos comunes aceptan distintos tipos de terminaciones: vistos con junta
rehundida, con junta al ras, bolseado o revocados. En exteriores, en caso de quedar a la vista, se
recomienda tratarlos con pinturas impermeabilizantes ya que los mampuestos son porosos y
permiten el paso de la humedad.

Cerámicos: Los muros de ladrillos cerámicos deben ser siempre revocados para obtener una
terminación adecuada y además aumentar así algunos centímetros su espesor, para optimizar la
aislación.

Piezas especiales

Cocidos: Algunos fabricantes proveen una gran diversidad de piezas con diseños especiales que
nos permiten ejecutar exclusivas molduras y terminaciones.

Cerámicos: Los ladrillos cerámicos tienen piezas especiales que nos permiten incorporar círculos
en una de sus mitades, para alojar las columnas de encadenado vertical. Otros, en forma de U,
están diseñados para recibir los encadenados horizontales.