You are on page 1of 6

Maneras efectivas de eliminar la placa

dental naturalmente

Una sonrisa perfecta se considera una de las


características más atractivas que una persona puede
tener. Desafortunadamente, hay muchas cosas que pueden
dañar tus dientes, como fumar, demasiada cafeína y falta
de cuidado dental.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio puede usarse como exfoliante


natural y a menudo se utiliza en muchos remedios caseros.
Mezcla una cucharada de bicarbonato con una pizca de
sal y simplemente sumerge tu cepillo mojado en la mezcla.
Cepilla tus dientes como de costumbre.
Aloe vera y glicerina

Para hacer una pasta de dientes natural más efectiva,


necesitarás:

una taza de agua,

1/2 taza de bicarbonato de sodio,

Una cucharadita de cristales de sábila (aloe vera),

4 cucharaditas de glicerina vegetal,

1 cucharada de aceite esencial de limón.

Cepíllate con esta mezcla y observa cómo tus dientes se


verán más blancos, brillantes y saludables en cuestión de
minutos.

Cáscara de naranja

Después de comer una naranja, frota la cáscara en tus


dientes: es una manera fácil de limpiar el esmalte dental.
Blanqueará los dientes y ayudará a prevenir las manchas
y combatir las bacterias. Después de que hayas terminado
de frotarlos durante unos minutos, simplemente enjuaga
con abundante agua.

Semillas de sésamo
Puedes tomar un puñado de semillas de sésamo,
masticarlas durante varios minutos y escupirlas como una
manera sencilla de limpiar tus dientes y quitar suavemente
la placa dental. Luego, usa un cepillo seco para eliminar
los restos de las semillas. También puedes usar este
exfoliante para eliminar las manchas de los dientes.

Mascarilla vitamínica dental


La mezcla de frutas y verduras que contienen vitamina C
es una forma rápida y fácil de crear una mascarilla para
prevenir la placa dental. Simplemente mezcla tomates,
fresas y naranjas y pon la mezcla final en tus dientes.
Espera 5 o 6 minutos y enjuaga. Esto ayudará a matar
cualquier bacteria en tu boca y refrescará tu aliento.

Solución a base de vinagre


Esta no es una solución muy agradable para tu paladar,
pero es 100 por ciento natural y limpia tus dientes sin
causar ningún daño:

2 cucharadas de vinagre,

1 cucharada de sal,

medio vaso de agua.

Combina los ingredientes, enjuaga y repite durante varios


días para obtener mejores resultados.