You are on page 1of 1

Aprender a aprender

La expresión aprender a aprender hace referencia al desarrollo de la capacidad del


alumno para reconocer su proceso de aprendizaje, aumentando así su eficacia, su
rendimiento y el control sobre el mismo. Para lograrlo, el aprendiente debe
desarrollar la conciencia metacognitiva mediante el entrenamiento en el uso de
las estrategias metacognitivas, que le permitirán:

a. tomar distancia respecto al propio proceso de aprendizaje, es decir,


observarlo y analizarlo «desde fuera»;
b. ser consciente de los propios procesos mentales;
c. reflexionar sobre la forma en que aprende;
d. administrar y regular el uso de las estrategias de aprendizaje más apropiadas
en cada caso;
e. alcanzar la autonomía.

Tradicionalmente el objetivo de la enseñanza ha consistido en la transmisión de los


conocimientos del profesor al alumno, lo cual implica dar por supuesto el carácter
directamente transmisible del saber. La investigación en psicología y en filosofía ha
redefinido las relaciones entre los conceptos de saber y aprender, por un lado, y
entre los de enseñanza y aprendizaje, por el otro. El aprendizaje se concibe como
un proceso complejo en cuya construcción participa activamente el alumno al
aportar sus experiencias y conocimientos previos. El alumno participará de manera
activa en ese proceso si es consciente del mismo y puede identificar las estrategias
que él utiliza.

Es darse la oportunidad todos los días de adquirir una nueva visión de las cosas, de
ver el mundo desde otra óptica, de desaprender lo aprendido y asimilar lo novedoso.
Es señal de humildad y es disponibilidad para vivir. Es aceptar que tenemos
limitaciones y muchas cosas por conocer.Es darse la oportunidad todos los días de
adquirir una nueva visión de las cosas, de ver el mundo desde otra óptica, de
desaprender lo aprendido y asimilar lo novedoso. Es señal de humildad y es
disponibilidad para vivir. Es aceptar que tenemos limitaciones y muchas cosas por
conocer. (Yaneris Cotes)