You are on page 1of 2

HOGARES CON VISIÓN

visionyrestauracion.com

Alcanzando los planes inimaginables de Dios
PUNTO DE PARTIDA
Pensando en tu preparación, edad, trasfondo, ¿Cómo te puedes Imaginar tu vida en tres o cinco años? ¿Cómo crees
que la ve Dios? Comenta.
LECTURA: Salmo 113:7-9 (RVR1960)
7
El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar, 8 Para hacerlos sentar con los príncipes,
Con los príncipes de su pueblo. 9 El hace habitar en familia a la estéril, Que se goza en ser madre de hijos.
Aleluya.
PARA MEDITAR Y APLICAR
Las Escrituras enseñan que un principio de Dios es, que Él no hace acepción de personas, y Él tiene misericordia de
los pobres. Por el contrario, el hombre que está en autoridad, muchas veces impide que las personas puedan desarrollarse
académicamente y no invierten recursos en su educación, para que puedan estar sometidos por la misma ignorancia, eso
de algún modo los mantiene en pobreza. Pero Dios quiere levantar a los pobres de Su pueblo, a los cuales El, les ha dado
capacidades y habilidades para hacerlos sentar con los príncipes; podemos ver que Dios llamo a David, siendo pastor de
ovejas para hacerlo rey de Su pueblo y, aun lo puso a gobernar sobre inconversos. Así también, tiene cuidado de la
mujer estéril, haciéndola habitar en familia; aunque no engendre, puede disfrutar el privilegio de ser madre de huérfanos.
Ahora a nosotros como Su pueblo, Dios nos ha dado de Su Espíritu Santo para guiarnos, enseñarnos y ayudarnos a
caminar en todas las verdades de Su Palabra, para poder también llevar el evangelio a otros.
Es fundamental que los principios de Dios sean conocidos por todo aquel que ha hecho su decisión de seguir a Cristo.
Tres cosas básicas e importantes del cristianismo.
1.- Una relación personal con Dios. Desde el principio, Dios procuro tener una relación con el hombre, no fue con los
animales, ni con todo lo creado, ni con los ángeles, a ellos no les dio ningún plan de salvación. El misterio que existe en
este mundo es que Dios quiere tener una relación con nosotros; la gente común sin Cristo no lo entiende, porque no lo
pueden tocar, ni ver, ni escuchar, porque es Espíritu. Pero a nosotros, Dios quiso que las riquezas de Su gloria las
pudiéramos entender, y Sus misterios nos fueran revelados. Él quiere habitar en nuestra alma y tener comunión con
nosotros cada mañana y nos llama a escuchar Su voz. Los misterios de Dios se han manifestado, por medio de Cristo la
esperanza de gloria (Col. 1:27-29; Ro. 1:19).
2.- No estés distraído ni por el pecado, ni por el legalismo, ni por cualquier cosa. Aprendemos a estar en el
legalismo, pero es necesario estar en el Espíritu. El legalismo nos distrae y nos desgasta con los quehaceres lejos de
Dios, olvidando pasar tiempo en Su reposo para tener un refrigerio con el Espíritu Santo. Su plan es que podamos
reposar, tener paz y descansar en Él, para darnos el poder de Su Espíritu (Is. 28:9-13). No estemos distraídos con
filosofías: En Génesis 1:1 En el principio Dios creo todo, no nos dice de donde vino, ni quien es, solo dice Dios, algo
que debemos aceptar, lo cual, es maravilloso y glorioso, y Su misterio ha sido manifestado a nosotros. Después dice: en
el fin de Génesis 50:26…En un ataúd en Egipto, de repente se cambió el rumbo de todo lo que es Dios y que era
glorioso, por algo mortal, algo muy figurativo. Y en último libro del Antiguo Testamento dice: Mal. 4:6…y hiera la
tierra con maldición, traducida también como, una maldición en la tierra. El Antiguo testamento comienza con cosas
gloriosas de Dios y termina con una maldición para la tierra. Por causa de la distracción, se cambió el sentido del plan de
Dios, cuando el hombre empezó a hacer su propia voluntad.
Dios es invisible y no le vemos, no le tocamos, no lo escuchamos en lo físico, porque Él es Espíritu, pero debemos
aprender a caminar con Dios y sobre pasar lo natural. No basta solo con saber de la Palabra, y olvidarnos de tener una
relación con Él (Jn. 1:1; Jn. 4:24; Ro. 1:20; Ef. 2:8-9).
3.- Debemos ser como Cristo. Ser cristianos, significa ser como Cristo. Ser como Él, conforme aprendemos de su
Palabra. Sin la Palabra de Dios vamos a estar sin Cristo. Pero si conocemos la Palabra, vamos a conocer a Cristo, porque
Cristo es la Palabra hecha carne. Es necesario resucitar a una nueva vida en Cristo, y aceptar estar viviendo en la fe de
Jesucristo (Ro. 12:2; Jn. 1:1; He. 4:12; Ro. 6:3-4; Gal 2:20).

Dios quiere que vivamos en los principios de Dios con urgencia, para que conozcamos los misterios de la gloria de Dios
y tener una relación con Dios, que ya no estemos distraídos en las cosas eventuales de la vida que perecen, sino que
deseemos ser más como Cristo, para ser un instrumento en sus manos y llevar el evangelio a toda criatura. Y podamos
así, llevar los misterios de Su gloria a aquellos que no lo conocen (Mt.28:19-20).
ORACIÓN
Gracias Jesús por llevarme a tener una relación personal con Dios por medio de Su Espíritu Santo, ayúdame a no estar
distraído con el pecado y el legalismo; revélate en mi vida, para desear ser más como Tú. Amén.