You are on page 1of 2

A la Comisión de Peticiones y Derechos Fundamentales:

El acuerdo adoptado por la Comisión de Peticiones y Derechos Fundamentales, en sesión


celebrada el 22 de junio de 2018, sobre: "Petición de don Luis Fernández González y otros en
relación con los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica" (10/0221/0044/19210)
contemplaba la solicitud, al Decanato de los Registros de la Propiedad, de la información sobre
los bienes inmatriculados conforme al artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

El objetivo de esta petición era el de poder disponer de información completa y veraz sobre
los bienes que han sido inscritos en los Registros de la Propiedad sin aportar títulos de
propiedad.

Analizada la respuesta (y el listado que la acompaña) que la decana del Colegio de


Registradores, doña Margarita De Carlos Muñoz, ha remitido con fecha 8 de agosto de 2018 a
la Junta General del Principado de Asturias, queremos hacer las siguientes consideraciones:

A. No es una información completa, en tanto que faltan datos:

1. Se vienen realizando inmatriculaciones sin aportar títulos de propiedad desde 1946. Si bien
puede resultar dificultoso remontarse a esas fechas, no puede considerarse 1998 como fecha
de referencia para ofrecer la información. Es necesario remontarse, al menos, a 1978, fecha de
la CE, en la que se establece la aconfesionalidad del estado y los principios de igualdad y
seguridad jurídica.

2. Nos consta que existen Registros de la Propiedad que han realizado inmatriculaciones con
posterioridad a 1998 que no figuran en el listado. Adjuntamos, a título meramente de ejemplo,
la certificación de 7 inmatriculaciones realizadas por el Registro de la Propiedad de Pola de
Siero en esas fechas.

Nada impide suponer, por tanto, que puedan existir otros muchos Registros de la Propiedad
que también hayan realizado inmatriculaciones sin aportar títulos de propiedad y que no
figuren en la información facilitada.

B. No es una información veraz, en tanto que induce a error:

En el listado ofrecido no se indica ni el número de finca, ni el código registral, ni una referencia


catastral, ni la superficie de la finca o el área edificada construida, ni la dirección completa de
la misma; ni tan siquiera la fecha de la inmatriculación o el titular a cuyo nombre queda hecha
la inscripción.

Llega al extremo de indicar exclusivamente "Cangas de Onís – Terreno" o "Cenero Gijón -


Terreno" en un par de los apuntes, por ejemplo.

La comunicación de los Registros debería reunir las condiciones propias al menos de una Nota
Simple que, de acuerdo a la propia legislación, no es sino "LA DESCRIPCIÓN DEL INMUEBLE
consistente en informar sobre quién es la persona propietaria, las posibles cargas o
gravámenes asociados y las limitaciones de uso que pueda tener", incluyendo, lógicamente, la
localización del bien.

Además, todo acto de carácter administrativo debe buscar la EFICACIA; y desde luego lo que se
ha facilitado a este organismo autonómico no tiene posibilidad alguna de efecto: dar una
información válida sobre lo que se ha solicitado, para poder actuar sobre ello.

Nos parece evidente, por tanto, que la información suministrada no solo no permite cumplir el
objetivo inicialmente expuesto, sino que carece del mínimo respeto, rigor y formalidad que
corresponderían a la respuesta a una petición realizada por una administración pública
cualquiera y por un ente del parlamento Asturiano como la Comisión de Peticiones y Derechos
Fundamentales.

Es por ello que, SOLICITAMOS:

Se reitere la PETICIÓN reseñada al inicio de este escrito explicitando que se desea una
respuesta completa y veraz. Para ello es preciso que se conteste con la remisión de TODAS las
Notas Simples Registrales de TODOS los bienes inmatriculados, desde 1978, sin aportación
de título de propiedad al amparo del hoy derogado artículo 206 de la Ley Hipotecaria.