You are on page 1of 25

BANCO DE BATERIAS, GRUPO ELECTROGENO, RECTIFICADORES Y

PORTICOS

INTRODUCCIÓN

Los bancos de baterías son un elemento de vital importancia de una subestación. Son
la fuente de alimentación de corriente directa permanente para los sistemas de
protección, control, señalización y operación de equipos de desconexión
automática. Los bancos de baterías requieren de una puesta en servicio precisa, un
mantenimiento continuo, pruebas y mediciones en operación. De acuerdo a los datos
de fabricante un banco de baterías bien instalado y mantenido deberá tener una vida
útil de 10-15 años operando confiablemente.

Las baterías actúan como fuentes de corriente continua (CC). En las aplicaciones
estacionarias, las baterías están en carga flotante, es decir, conectadas
permanentemente a una fuente de corriente continua para asegurar que disponen de
toda su capacidad en el momento que se precisa.
Las aplicaciones estacionarias se caracterizan por ser instalaciones o equipos fijos,
es decir, no están destinadas a cambiarse de sitio habitualmente. Así, su explotación
se caracteriza por unas condiciones de trabajo bien conocidas y normalmente cíclicas.
Si se trata de instalaciones, éstas tienen frecuentemente unas dimensiones y
potencias considerables. Aquí se encuentran por ejemplo las telecomunicaciones, los
centros de proceso de datos y el transporte y distribución de energía eléctrica. Pero
también puede tratarse de equipos como los sistemas de alimentación ininterrumpida,
con un rango de potencias desde unos pocos W hasta MW. Este tipo de actividades
tienen que estar operativos las 24 horas del día los 7 días de las semanas todos los
días del año. Aquí las baterías adquieren especial importancia porque son la fuente
de energía de los sistemas de reserva o emergencia de estas aplicaciones, por lo que
requieren una alta fiabilidad de suministro eléctrico.

¿Qué es una Batería?


El concepto de una batería puede definirse como la de un dispositivo que es capaz
de almacenar energía eléctrica para su uso posterior. Una roca, empujada hasta la
cima de una cuesta, puede considerarse como un “tipo” de batería…ya que la energía
utilizada para empujarla a la cima (energía química de los músculos o de la
combustión de motores utilizados) es convertida y almacenada como energía
kinética potencial en el tope de la cuesta. Posteriormente, esa energía es liberada
como energía térmica y kinética cuando la roca ruede cuesta abajo. Está claro que
este no es un ejemplo de una aplicación práctica.

El uso común de la palabra batería en términos eléctricos está limitado al dispositivo


electroquímico que convierte energía química en eléctrica por una celda galvánica.
Una celda galvánica es un dispositivo bastante simple que consiste de dos electrodos
de metales diferentes o componentes metálicos (un ánodo y un cátodo) y una
solución electrolítica (usualmente ácida, pero algunos alcalinas). Una “Batería” es dos
o más de esas celdas en series, aunque muchos tipos de celdas sencillas también
son llamadas baterías, como las baterías de las luces de flash. Como definimos
anteriormente, una Batería es un dispositivo de almacenamiento de electricidad. Las
Baterías no hacen la electricidad, la almacenan; así como un tanque de agua
almacena el agua para su uso futuro. A medida que los químicos cambian en la
batería, la energía eléctrica es almacenada o liberada. En las baterías recargables
este proceso puede repetirse muchas veces. Las Baterías no son 100% eficientes
-Parte de la energía se pierde como disipación de calor y reacciones químicas
mientras se cargan y se descargan. Si usas 1000 Watts de una batería, podría tomar
1050 0 1250 1050 0 1250 Watts o más para recargarse completamente.

Tipos de Baterías
Si tenemos en cuenta las características técnicas. Aquí vamos hacer la clasificación por
sus componentes químicos. Aunque existen de varios tipos, las más usadas son:

- Las de plomo y ácido.


- Las de níquel y cadmio.
Las primeras son las más usadas, en cambio, las de níquel-cadmio ofrecen un mejor
rendimiento, pero tienen un precio demasiado elevado.
1) Baterías de plomo y ácido.
Lo que caracteriza a éstas baterías es su bajo costo y el mantenimiento que requieren.
Respecto al mantenimiento, necesitan estar en un lugar fresco, y revisar la cantidad de
electrolito periódicamente, además, es necesario su ventilación por desprendimiento de
gases. La tensión de cada rejilla o celda es de 2V. Dentro de este tipo de batería
podemos encontrarnos: Baterías de plomo-antimonio Ideales para instalaciones
basadas en energías renovables.

2) Baterías de níquel y cadmio.


Este tipo de baterías presenta el inconveniente del precio. El electrolito que utilizan es
un alcalino. Tienen un bajo coeficiente de autodescarga, la carga ronda el 80%. Las
celdas tienen un voltaje de 1,2V. Tienen un buen rendimiento con temperaturas
extremas. La descarga que admiten está sobre el 90% de su capacidad nominal.

Diferencias entre las baterías de Plomo y Acido y las de Níquel y Cadmio


Las baterías de Níquel-Cadmio tienen una estructura física similar a las de Plomo-ácido.
En lugar de Plomo, se utiliza hidróxido de Níquel para las placas positivas y óxido de
Cadmio para las negativas. El electrolito es hidróxido de Potasio.
El voltaje nominal de un elemento de batería de Ni-Cd es de 1,2 V, en lugar de los 2 V
de los elementos de batería de Plomo-ácido.
Las baterías de Ni-Cd aguantan procesos de congelación y descongelación sin ningún
efecto sobre su comportamiento. Las altas temperaturas tienen menos incidencia que
en las de Plomo- ácido. Los valores de autodescarga oscilan entre 3,1 y 6,4% al mes.
Las baterías de Ni-Cd también son ineficientes, alrededor de un 65%; y muy costosas
sin embargo, pueden llegar a congelarse sin sufrir daño alguno.
Les afecta menos las sobrecargas. Pueden ser totalmente descargadas sin sufrir daños.
No tienen peligro de sulfatación. Su capacidad para aceptar un ciclo de carga es
independiente de la temperatura.
El coste de una batería de Ni-Cd es mucho más elevado que el de una de Plomo-ácido;
no obstante tiene un mantenimiento más bajo y una vida más larga. Esto las hace
aconsejables para lugares aislados o de acceso peligroso.
Las baterías de Ni-Cd no pueden ser testadas con la misma fiabilidad que las de Plomo-
ácido. Por tanto, si es necesario controlar el estado de carga, las baterías de Ni-Cd no
son la mejor opción.
La mayor parte de las baterías “grandes” de uso común son de ácido plomo.
Dichas baterías forman parte de los servicios auxiliares de la subestación.

El sistema de baterías se utiliza para energizar:


• Protecciones
• Lámparas piloto
• Circuito de transferencia de potenciales
• Sistemas contra incendio
• Equipo de onda portadora
• Control de los interruptores de AT y BT
• Control de los seccionadores
• Alarmas
• Iluminación de emergencia
En las subestaciones se pueden instalar baterías del tipo ácido ó alcalino. Antiguamente
se instalaban en la mayoría de los casos las de primer tipo por ser las más baratas y
tenían una larga vida útil, la cual es ligeramente inferior a las alcalinas. Una ventaja
de las del tipo ácida es su característica constructiva que permite conocer el estado de
la carga que almacena la batería en función de la densidad del electrolito, pero tienen
otros inconvenientes, como el mantenimiento, se necesita disponer de locales más
amplios y que reúnan ciertas condiciones.
En la actualidad se emplean los acumuladores alcalinos (níquel- cadmio), pero todavía
es posible encontrar los primeros. Las baterías se instalan en un cuarto cerrado, que
forma parte del edificio principal de la subestación, y lo más cerca posible de lo tableros
para reducir al máximo la longitud de los cables y por lo tanto la posibilidad de la
aparición de sobretensiones, por acoplamiento capacitivo o inductivo.
Los cuartos en que se instalan las baterías del tipo ácido, deben estar provisto de un
extractor de gases, que deberá ponerse en funcionamiento antes de la apertura de la
puerta de entrada del personal, con el fin de eliminar la posibilidad acumulación de
hidrógeno que se desprende durante la descarga intensa de las baterías que, en
presencia de alguna chispa originada en la ropa de la personal (electricidad estática)
que entra, puede provocar una explosión.
Los locales destinados a baterías deben ser secos, bien ventilados y sin vibraciones que
puedan originar desprendimientos excesivos de gases y desgaste prematuro de las
placas. La temperatura ambiente debe variar entre los 5 y 25 grados centígrados. La
instalación eléctrica deberá ser del tipo anti-explosiva. El suelo debe ser a prueba de
ácido o álcali, según sea el tipo de batería y deberá tener una ligera pendiente con un
canal de desagüe, para evacuar rápidamente el líquido que se pueda derramar o el agua
de lavado. Las paredes techo y ventanas deben recubrirse con pintura resistente al
ácido o los álcalis según se trata.
En las fotos se observa un juego de baterías en una subestación que contiene 86 vasos
de plástico (conectadas en serie) de Níquel Cadmio con hidróxido de potasio como
electrolito, todas se encuentran sobre bancos metálicos aislados de tierra. Este juego
de batería asegura los 110 V de corriente continua.
También se observa otro juego de reserva con vasos de acero de plomo ácido, en caso
de fallar la anterior.

Vida Útil de las Baterías


La vida útil de una batería de ciclo profundo está directamente relacionada con el uso
que a ésta se le dé, como es su mantenimiento y método de re-carga, la temperatura y
otros factores. En casos extremos, las variaciones podrán ser extremas, y se pueden
ver casos de baterías muertas en apenas un año por efectos de sobre-cargas severas,
así como también hemos tenido casos de baterías para sistemas de telefonía que han
tenido de 5-10 recargas severas y que han durado más de 25 años! Hemos visto
baterías de Gel destruidas en un día por sobrecargas usando cargadores de vehículos
grandes. Hemos visto baterías de carritos de golf dañadas en menos de un año incluso
sin haber sido usadas, por ser dejadas en un garaje caliente sin ser cargadas.

Electrólito Gelificado
Las baterías del Gel o Gelificadas o de Celdas de Gel, contienen un ácido que ha sido
“gelificado” con la adición de Gel de Sílica, convirtiendo el ácido en una sola masa
gelatinosa. La ventaja de estas baterías es que es prácticamente imposible que
derramen ácido, aún cuando ya han estado rotas. Sin embargo, hay muchas
desventajas. Una es que deben ser cargadas a una tasa más lenta (C/20) para prevenir
que el exceso de Gas dañe las celdas. Estas no pueden ser recargadas de manera
rápida con un cargador convencional de vehículo ya que podrían dañarse de forma
permanente. La mayor parte de los inversores comúnmente usados el Sistemas de
Energía Solar pueden ser configurados para limitar el proceso o corriente de carga que
entra a las baterías.

Cómo determinar el tamaño de un banco de baterías


1. Determinar: Amperios en DC o CC (Corriente Continua) consumidos o estimados
por consumir = Watts (de la carga en CC a respaldar con baterías) ÷ Potencia
del sistema de CC (12, 24 ó 48) x 1,2 (para prever pérdidas de eficiencia)

2. Determinar: Amperios horas consumidos entre ciclos de carga: Tiempo de


funcionamiento del aparato (horas) x Amperios de CC = Amperios horas
consumidos o estimados por consumir.

3. Número de baterías requerido: (Total de amperios horas consumidos x 2*) ÷


Amperios horas de la batería seleccionada = Número de baterías requerido
Es posible crear un banco de batería de 480 amperios horas como mínimo al combinar
seis baterías de Grupo 27 (90Ah cada una para un total de 540 ah), cinco de grupo 31
(105 Ah cada una para un total de 525 Ah) o seis baterías de carrito de golf de 6
voltios (112.5 Ah cada una en tres cadenas de 2 baterías cada una para un total de 675
ah).
*Las baterías de ciclo profundo sólo deben utilizarse hasta un máximo del 50% de su
capacidad total.
*No es recomendable combinar baterías de distintos tamaños.
Esquemas de cableados para sistemas con baterías de 2, 6 y 12 Voltios para obtener
12, 24 y 48 Voltios
En las siguientes imágenes verás la forma de conectar distintos tipos de baterías para
obtener un voltaje determinado deseado.
3) Conexiones para Bancos de Baterías en Serie

2) Conexiones para Bancos de Baterías en Paralelo

3) Conexiones para Bancos de Baterías Serie-Paralelo.


ENSAYOS DE BANCOS Y PRINCIPIOS DE OPERACIÓN
Recientemente ha tenido gran repercusión el ensayos de bancos de baterías por el
método de la impedancia debido a que permite analizar las celdas selladas actuales a
las que no se les puede medir densidad de electrolito. Pasamos a detallar algunos
aspectos de estos equipos provistos por International - Biddle (USA).
La determinación precisa del estado de un banco de baterías estacionarias, es uno de
los rubros que genera mayor incertidumbre a los encargados del aérea; mas aún si los
mismos no son especialistas en este tema, y además tienen también a su cargo el resto
de las instalaciones eléctricas de una empresa.
El presente informe propone ofrecer una herramienta de fácil uso e interpretación de
resultados, para lograr dos objetivos:
Conocer el estado actual de nuestro sistema de baterías
A. Conocer el estado actual de nuestro sistema de baterías
B. Elaborar una tendencia de degradación con respecto al tiempo (tendencia
predictiva).
Por muchos años los usuarios de baterías, han vivido en un vacío de información, al
menos que efectuaran un programa de mantenimiento periódico o ensayos de cargas
completos. Los ensayos cíclicos son costosos, insúmen mucho tiempo y requieren
personal técnico capacitado.
Hoy en día los responsables del área tienen un nuevo y efectivo método de análisis de
datos denominado MÉTODO DE IMPEDANCIA, el cual ha sido utilizado
internacionalmente en una amplia variedad de aplicaciones industriales de baterías.

MANEJO DE TÉRMINOS EN MEDICIONES DE BATERÍAS


IMPEDANCIA: Brinda una medida de la resultante entre la resistencia y la reactancia
de una celda electroquímica. El aumento de la impedancia a través del tiempo, aporta
una referencia sobre cambios en las uniones internas y soldaduras de placas a bornes.
También, y lo que es más importante, pone de manifiesto los efectos de la reducción
del área efectiva de las placas, debido a la sulfatación.
RESISTENCIA: Brinda una medida de la calidad de las conexiones internas entre el
terminal positivo y el negativo, incluyendo la resistencia de la solución electroquímica.
Esta medición es sensible a cambios en las uniones entre placas.
REACTANCIA: Brinda una medida de las características inductivas y capacitivas, las
cuales son una función de las dimensiones físicas constructivas de una batería.
CONDUCTANCIA: Brinda una medida relativa al estado superficial de las placas
(sulfatación). La conductancia no es generalmente la inversa de la impedancia, ya que
los métodos de medición son diferentes y a diferentes frecuencias; y sus conclusiones
no son de la misma calidad o exactitud.
CIRCUITO INTERNO DE UNA BATERÍA
Es fácil deducir que si el circuito interno de una batería es el de la figura siguiente, un
ensayo predictivo que analice todas estas variables al mismo tiempo (Ra + Rm + Ri +
Cb), brindará en forma integral una información precisa del sistema.
Todo otro método de evaluación unitaria o parcial de esta cantidad de variables,
brindará una información limitada sobre el estado de una batería. La figura muestra en
forma simple los elementos que constituyen la magnitud impedancia.

Rm = Es la resistencia “metálica” que abarca a las uniones entre placas y bornes.


Ra = Es la resistencia electroquímica, aportada por el electrolito y separadores de
placas.
Cb = Es la capacidad formada por las placas en paralelo con un valor promedio de 1,3
a 1,7 faradios por cada 100 AH de capacidad de carga.
Ri = Es una resistencia no lineal que se origina entre las placas y el electrolito.
Gráficamente, la representación de la impedancia es la siguiente:

CONCEPTO DE MEDICIÓN DE IMPEDANCIA


Una regla práctica básica de control indica que la impedancia de una batería en buen
estado, puede variar entre un ± 20%de la línea de base de impedancias*.
La única posibilidad de medir una impedancia es valiéndonos de la inyección de una
corriente alterna de frecuencia y magnitud determinada en los bornes de la celda, la cual
se superpone y no es influenciada por la corriente continua propia. Cada valor de
impedancia de cada celda es almacenado como dato al igual que su tensión (CC).
El promedio de todos estos valores, es calculado automáticamente para crear una línea
de base. Adoptando el parámetro práctico del 20% o según la IEEE en sus documentos
1187-88-89, la cual recomienda un máximo de desviación del 30%, se puede detectar
cuales son las celdas defectuosas que superarán esta barrera o la tendencia al aumento
de otras para fines predictivos. El incremento de la impedancia es el principal indicador
de degradación paulatina.
*Línea de base de impedancia, se define como el promedio de las impedancias de todas
las baterías que forman nuestro sistema (estacionario).

PERIODICIDAD DE LOS ENSAYOS


Basándonos en las recomendaciones de la IEEE para batería sellada y ventilada, surge
la siguiente tabla:

Equipo analizador de baterías que permiten medir en forma rápida y “on-line” (en
servicio). El modelo EBITE por ejemplo realiza ensayos en baterías de hasta 2500 Ah
con la emisión de reportes impresos in-situ ó en PC.
MANTENIMIENTO A BANCOS DE BATERIAS
El mantenimiento a un banco de baterías deberá realizarse mensualmente para los
bancos plomo-acido, asegurando en este punto los siguientes aspectos:

• Limpieza del cuarto de baterías


• Limpieza en conexiones
• Firmeza en conexiones
• Nivel de liquido correcto
• Limpieza a banco de baterías utilizando agua con bicarbonato de sodio para neutralizar
los ácidos, evitando los escurrimientos en lo posible al soporte metálico y al piso.
• No permita que entre mugre, solución limpiadora u otros cuerpos extraños a las celdas.
• Mantener los tapones firmemente colocados en las celdas, excepto al agregar agua o
al tomar lecturas con el hidrómetro.
• No colocar sobre las baterías ningún tipo de herramienta u objeto capaz de producir
un cortocircuito.
• Verificar funcionamiento de sistema de alumbrado y ventilación
• Señalización correcta de alarmas por control supervisorio simulando estas.

CRITERIO PARA DETERMINAR EL REEMPLAZO DEL BANCO


Las características físicas, como desprendimiento de plomo poroso y rompimiento de
los tubos de fibra de vidrio, son determinantes para reemplazar el banco. La vida de un
banco de baterías, de acuerdo con los fabricantes, cuando se siguen las prácticas de
mantenimiento adecuadas, la vida promedio del banco según los tipos de celda es:
Plomo-ácido rejilla de antimonio 16 años Plomo-ácido rejilla de calcio 25 años Níquel-
cadmio 25 años
Se recomienda reemplazar el banco de baterías si su prueba de capacidad, indica que
está por debajo del 80% de su capacidad nominal de acuerdo con las especificaciones
del fabricante.
AJUSTE DE VOLTAJE DE FLOTACION E IGUALACION
Es importante la precisión en la medición de los voltajes de flotación e igualación. Se
recomienda para este tipo de medición un voltímetro de precisión.
Los ajustes de flotación e igualación son realizados en fabrica y antes de modificarlos
deberá asegurarse que realmente se requiere y estudiar en el instructivo del fabricante
especifico la manera de realizarlo. Si no se conoce el procedimiento NO realizar ningún
cambio hasta no contar con la información o la asesoría adecuada.
a) El ajuste de flotación no es afectado por el ajuste de carga de igualación.
b) Los voltajes de flotación e igualación deben ajustarse dentro de los rangos de
voltaje mostrado en la placa del cargador. La respuesta del voltaje puede ser
lenta, porque el estado de carga de la batería y la carga conectada tienen que
ser considerados.
c) Cualquier ajuste de voltaje de flotación ó igualación no deberá considerarse
definitivo, hasta que el amperímetro muestre un valor de corriente menor que el
especificado por el cargador y el voltaje se estabilice.

CONDICIONES AMBIENTALES
La temperatura media anual es de 25°C variando desde -10°C hasta 40°C, el lugar en
el que se dispondrán las baterías no posee regulación y/o control de temperatura razón
por la cual deben considerarse los rangos de temperatura mencionados a los efectos
del diseño constructivo de las baterías y sus celdas o unidades constitutivas.
Los datos característicos son los siguientes:
- Temperatura máxima del aire40°C
- Temperatura media diaria máxima: 35°C
- Temperatura mínima del aire: interior - 5°C intemperie -10°C
- Humedad relativa máxima: 100%
- Altitud inferior a: 1.000 m
Por lo expuesto, debe descartarse el empleo de materiales alterables por la humedad,
u otras condiciones ambientales desfavorables.

CARGADOR DE BATERIAS
El cargador como responsable de mantener en los niveles adecuados, la capacidad
del banco de baterías; representa un equipo de vital importancia para el sistema de
servicios propios de corriente directa en una subestación.
Requiere de rutinas de inspección, operación y calibración o ajuste fundamentalmente.
Es recomendable disponer de dos cargadores, para propósitos de respaldo, y dar así
una mayor confiabilidad al sistema de corriente directa.
INSTALACION Y PUESTA EN SERVICIO
El cargador de baterías deberá ubicarse en un lugar limpio y seco, junto a los centros
de carga de C.A. y C.D. con el fin de que el personal de mantenimiento verifique las
condiciones de voltaje y corriente que toma el banco de baterías.
A continuación, se relacionan una metodología simplificada para su instalación y puesta
en servicio:
a) Fije el cargador y haga las conexiones de C.A y C.D. como se indica en la placa del
mismo.
b) Después conecte la terminal (+) de la batería a la terminal (+) del cargador y la
terminal (-) de la batería al terminal (-) del cargador y observe el voltímetro.
Deberá leerse una polaridad correcta y un valor de voltaje de batería en circuito abierto
de 2.15 volts por celda en baterías plomo-ácido y de 1.2 volts por celda en baterías de
níquel-cadmio por ejemplo: Una batería de 60 celdas plomo-ácido deberá leerse cerca
de 2.15 X 60 = 129 volts.
Con esto se comprueba que todas las celdas están en serie, es importante también que
todas las conexiones estén firmes. El voltaje del circuito abierto deberá estar cerca del
8 al 10% abajo del rango del voltaje de flotación mostrado en los datos de placa del
cargador y el rango deberá fijarse para el número de celdas.
c) El cargador puede energizarse cerrando primero el interruptor de corriente
directa después cierre el interruptor de corriente alterna. El amperímetro indica
la corriente de salida. El cargador deberá proporcionar una corriente de 110%
conforme a el ajuste de fábrica de control del límite de corriente.
El ajuste de fábrica del voltaje de flotación se muestra en los datos de placa del cargador
y cuando este valor es alcanzado, el amperímetro del cargador deberá mostrar un ligero
descenso en la corriente.
d) El ajuste de fábrica del voltaje de carga de igualación también se muestra en los
datos de placa del cargador, para revisar éste ajuste, gire la perilla del reloj de
carga de igualación, que está localizado en la puerta del cargador.
El amperímetro del cargador deberá mostrar de nuevo el valor del límite de corriente,
hasta que el voltaje de carga de igualación sea alcanzado. El lapso de tiempo para
alcanzar este voltaje depende del estado de carga del banco de baterías, de la
capacidad en amperes del cargador y de la capacidad del banco.
e) Una vez revisados los valores de voltaje de flotación e igualación, el cargador
puede considerarse instalado y listo para el servicio.
MANTENIMIENTO CARGADOR DE BATERIAS

El cargador requiere un mínimo de mantenimiento. No existen partes móviles, excepto


el reloj, no debe esperarse efectos del tiempo en algún componente.

Sin embargo, debe mantenerse limpio, seco y todas las conexiones firmes. Si es
necesario puede sopletearse con aire seco el interior del medidor.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD
El cuarto de baterías debe ser un área exclusiva que cumpla con las siguientes normas
básicas de seguridad:
- Bien ventilado
- Mantener el cuarto de baterías libre de polvo y filtraciones de agua.
- Con instalación eléctrica a prueba de explosión (contactos, apagadores, lámparas y
extractores)
- Equipo de extinción de fuego cerca del cuarto de baterías.
- Deberá contar con extractor de aire calculado de acuerdo al área del cuarto de baterías.
- Deberá estar perfectamente señalizado, indicando claramente que está prohibido
fumar o utilizar cualquier tipo de fuego. Mantener condiciones de limpieza. Uso
obligatorio de equipo de protección. Prohibición de uso de herramientas eléctricas
(taladros, pulidoras, soldadoras, etc.) ya que estas producen chisporroteo .
- Queda prohibido instalar el cargador de baterías dentro del cuarto de baterías.
- Se recomienda que el cuarto de baterías cuente con instalación de regadera, lava-ojos
y lavamanos.
- El personal encargado del mantenimiento del banco de baterías no deberá de usar
esclavas, anillos, cadenas, relojes, o cualquier otro accesorio personal que pueda
causar algún accidente.
Antes de entrar al cuarto de baterías es recomendable ventilar de 10 a 15 minutos,
especialmente si se presento algún efecto particular de gasificación.
Al manejar ácido sulfúrico o agua desmineralizada (electrolito), se deben usar anteojos,
mandil de hule o plástico, guantes y botas de hule o caucho. En caso de que alguna
persona tenga contacto con el ácido, inmediatamente enjuague la parte afectada con
agua.
subestación. Ya que del mantenimiento preventivo al banco de baterías depende la
confiabilidad total de la subestación de potencia.

2) Dar a conocer y entender las características de las baterías, según su composición


química. Y que la selección para diseño de una u otra de estas, puede ser de carácter
económico o técnico, o bien una combinación de ambas.

3) Considerar que los voltajes de flotación e igualación deben ajustarse dentro de


los rangos de voltaje mostrado en la placa del cargador. La respuesta del voltaje
puede ser lenta, porque el estado de carga de la batería y la carga conectada
tienen que ser considerados.

4) Considerar que cualquier ajuste de voltaje de flotación ó igualación no deberá


considerarse definitivo, hasta que el amperímetro muestre un valor de corriente
menor que el especificado por el cargador y el voltaje se estabilice.

5) Priorizar que las baterías forman una parte indispensable dentro las
subestaciones, ya que tienen como función principal almacenar la energía que
se utiliza en el disparo de los interruptores, por lo que deben hallarse siempre
en óptimas condiciones de funcionamiento.

6) Hacer notar que las baterías son mantenidas al nivel de carga nominal por los
cargadores. Y que este sistema entra en juego una vez que la subestación, por
cualquier motivo, se queda sin alimentación de corriente alterna.

7) Tomar en cuenta que para instalar un banco de baterías, es imprescindible


asegurarse que se cumpla con las recomendaciones de seguridad anteriormente
enunciadas. Se debe conocer las especificaciones del banco de baterías,
considerar las dimensiones del banco de baterías así como del cuarto, para su
instalación y cableado respectivo.
GRUPOS ELECTRÓGENOS

Introducción
Un grupo electrógeno es un conjunto de máquinas rotativas, eléctricas y de combustión,
acopladas mediante un eje mecánico, capaces de transformar la energía térmica
procedente del combustible en energía mecánica en forma de giro del eje, y a su vez
esta energía eléctrica en forma de corriente alterna.
Los grupos electrógenos, básicamente, cuentan con un motor
de tipo térmico acoplado a un generador de corriente
eléctrica (alternador). De este modo la energía química
disponible en el combustible es convertida en energía
mecánica de rotación en el motor térmico y esta es
aprovechada por el generador para obtener energía
eléctrica.
Estos equipos no utilizan una fuente renovable de energía, pero puede generar
electricidad en cualquier momento, en cualquier lugar donde se necesite y con una gama
de potencias muy amplia.
Es el sistema idóneo para funcionar como sistema auxiliar para momentos de déficit de
una instalación, o bien para cubrir determinados consumos que se prefiere que no pasen
a través de la misma.
Los grupos electrógenos permiten disponer de energía eléctrica cuándo y dónde se
necesite. Cuentan con una amplia gama de modelos con soluciones flexibles para
cualquier aplicación.
Los grupos electrógenos son imprescindibles en lugares donde la suspensión del
suministro de energía eléctrica puede ocasionar trastornos graves en la producción o en
la integridad de las personas, por ejemplo centros comerciales, instituciones sociales,
recreativas y turísticas, hospitales, industrias de alimentación o agrícolas, viviendas,
comunicaciones, etc.
Una de las cuestiones más importantes a la hora de decidir la selección de un grupo
electrógeno es la de dimensionar la potencia eléctrica que se precisa para el trabajo a
realizar. Para conocer los kVA que precisa cualquier equipo, se efectúa un sistema de
cálculo de la potencia eléctrica requerida en base a la potencia de las cargas y en
especial al motor o motores que intervienen en la instalación.
Será tarea del técnico, previamente, determinar las cargas que van a ser alimentadas.Si
se es capaz de dimensionar con acierto el modelo de grupo electrógeno que se necesita,
se encontrará en él una máquina fiable y de larga vida útil. Por el contrario, si se cae en
el error de infradimensionar el grupo, puede resultar que simplemente los aparatos
eléctricos que se conectan no funcionen o lo que es peor, que la potencia requerida esté
dentro de la potencia de emergencia del equipo, es decir, dentro del 10% sobre la
potencia nominal, con lo cual el grupo electrógeno se verá forzado a trabajar por largos
espacios de tiempo en esa franja de potencia y, por lo tanto, el motor se resentirá por
realizar un trabajo para el cual no está preparado, acortando su vida de forma
considerable por problemas mecánicos del conjunto motor/alternador.
Cuando se necesitan conocer los kVA que precisa el equipo para poder ser
dimensionado correctamente en función del trabajo que va a realizar, se puede llevar a
cabo un cálculo que permita conocer este dato en base a otro que normalmente se
conoce: la potencia del motor objeto de estudio, o los motores que intervienen en una
instalación, que encontraremos expresada en CV o KW. Éste cálculo proporciona un
método práctico que permitirá conocer la potencia necesaria del grupo electrógeno que
se precisa. Obviamente, se trata de un método aproximado aunque ofrece la
aproximación suficiente. En cualquier caso, es un método mucho mas eficaz que otro
que suele utilizarse a menudo, consistente en otorgar una equivalencia entre los CV del
motor (receptor de energía) y los kVA del grupo electrógeno (emisor de energía), sin
tomar en consideración algo tan importante como los arranques de los motores.
También se deberá tener en cuenta que, durante el arranque de los motores, los kVA
absorbidos son muchos mas que los que se absorben durante el régimen nominal (es
decir, en orden de marcha), por lo que se podrá observar en el ejemplo que sigue una
primera columna en la que se expresa el valor necesario para la marcha normal, y una
segunda columna en la que encontrara el valor para el arranque.

2. Selección de un grupo electrógeno


Existen instalaciones en las que surge la necesidad de contar con estos equipos ya sea
para asegurar el suministro de electricidad ante un fallo del suministro normal en nuestra
instalación, o una bajada de tensión.
Para la elección o no de un grupo electrógeno, normativa de aplicación aparte, se deben
responder las siguientes interrogantes:
1. ¿Qué debe seguir funcionando en caso de cortes de energía programados o
inesperados? Se debe definir:
a. ¿Qué máquinas o equipos deben seguir funcionando siempre? En este punto, y si se
contemplan motores eléctricos, el cálculo de las potencias necesarias de alimentación
de los mismos se calculará teniendo en cuenta el factor de corrección citado.
b. ¿Qué zonas deben continuar con iluminación básica? Se deberá calcular en base a
la cantidad total de fuentes lumínicas.

2. Teniendo las respuestas a las preguntas anteriores, se tendrá una idea gruesa
del tamaño del equipo.
La pregunta entonces es ¿Quién dimensiona exactamente el grupo electrógeno?
La determinación del tamaño o capacidad del grupo electrógeno y su configuración, son
parte de un proyecto eléctrico, mecánico y obras civiles, el cual definirá:
a. Potencia necesaria para cubrir las necesidades presentes y futuras.
b. Elementos que debe incorporar el equipo (arranque manual o automático, operación
en paralelo con otros equipos o con la red pública, insonorización, depósitos de
combustible auxiliar, calefactores, escapes de gases, etc.)
c. Normativas legales a cumplir (eléctrica, ruido, emisión de gases y partículas, ...).
d. Lugar donde serán instalados el o los equipos (bajo techo, intemperie, elevación sobre
el nivel del mar, ambientes polvorientos, etc.)
3. Teniendo respuesta a lo anterior, la siguiente pregunta es ¿Qué proveedor tiene
el equipo que necesito?
Para la selección del proveedor no sólo se analizará la variable precio de los equipos.
Estas son algunas de las consideraciones más relevantes:
a. Permanencia a través del tiempo y capacidad financiera de la empresa proveedora,
de forma tal que aseguren un adecuado servicio de postventa (servicio técnico idóneo y
profesional, suministro de repuestos en forma oportuna y a costo razonable). Los
equipos que se adquieren hoy, ¿tendrán repuestos y servicio técnico en 5 años más?
b. Proveedores comprometidos con el cuidado del medio ambiente en el que todos
vivimos (Responsabilidad Ambiental). Exigir que los equipos ofrecidos – y las
instalaciones del proveedor - cumplan las normas ambientales sobre ruidos, gases y
partículas. Cabe hacer notar que estas normas serán cada vez más estrictas.
c. Proveedores con capacidad técnica y logística que permitan cumplir con lo ofrecido.
d. Por último, si el equipo será enviado a lugares geográficos alejados de la casa matriz,
conocer si cuenta con servicio técnico cercano a dicha zona o en su defecto con qué
velocidad podrá responder ante un requerimiento de servicio o suministro de repuestos.
3.Tipología de los grupos electrógenos
Las generalidades de un grupo electrógeno, atendiendo a su constitución, son las
siguientes:
• El generador es un alternador, máquina síncrona, generalmente trifásica de 4 polos
(1500 rpm), que no requiere características especia le s , sa lvo m ayor resistencia a la
humedad y got e o s y p r e s e n c ia d e devanados amortiguadores de las oscilaciones
pendulares. Se suelen preferir excitaciones estáticas o sin escobillas, dadas sus
ventajas de funcionamiento y mantenimiento.

• El motor que mueve al conjunto tiene las siguientes características:


› Normalmente, 4 tiempos.
› Números de cilindros variables (hasta 8 cilindros en línea y hasta 16 cilindros en V).

› Velocidad habitual de 1500 rpm.


› Velocidades menores solo para grupos fijos.
Los grupos electrógenos se pueden clasificar en función de varios parámetros:
• Combustible: Combustibles líquidos o gaseosos
• Ubicación: Interior o intemperie
• Refrigeración: Líquida o por aire
• Portabilidad: Móviles o Fijos
• Régimen de funcionamiento: Puntual o permanente
• Velocidad de funcionamiento: 1500 rpm ó 3000 rpm
• Tensión de trabajo: Monofásicos o trifásicos
• Arranque: Manual o automático
En función al uso que se les vaya a dar, se elegirán unas condiciones u otras.
3.1 Combustible
Los combustibles que puede usar un grupo electrógeno son variados: Gasolina, gasoil
(diesel), gas natural, propano o butano, y modelos especiales de cogeneración (más
habituales estos últimos en producción de energía a mediana - gran escala en fábricas,
consumidores importantes de energía y productores de electricidad).
El combustible que utiliza un motor, lo convertirá en apto para algunas funciones y
deficiente para otras, para ello, debemos evaluar, cual es el más indicado.
Los modelos de gasolina suelen ser equipos portátiles de pequeña potencia, montados
habitualmente en un bastidor y que pueden llegar a incorporar ruedas para facilitar su
transporte.
Suelen ser equipos destinados a funcionamiento puntual de pequeñas cargas como
bombas de agua, maquinaria de obras, etc., trabajando habitualmente a 3000 rpm.
La relación precio combustible - potencia desarrollada suele ser la más elevada.
Los motores de los generadores electricos que funcionan a gasolina pueden ser
monocilíndricos y bicilíndricos, de cuatro tiempos y presentan un poder calórico de 7600
Kcal/litro.
Son aptos para trabajar bajo temperaturas extremas y suelen ser mucho más silenciosos
que otro tipo de motores.
La desventaja de este tipo de motores, es que se ensucian fácilmente y el combustible
que necesita para funcionar es altamente inflamable y degradable.
Los modelos de gasoil son equipos destinados a proveer de medianas a grandes
potencias.
Son los más frecuentes.
Suelen ser modelos destinados a cargas de servicio permanente (1500 rpm), con un
régimen de trabajo habitual de 1500 rpm para equipos de elevada potencia y 3000 rpm
para los menores.
La relación precio combustible - potencia desarrollada es aceptable, siendo este tipo,
por ello, de los más habituales en cargas permanentes.
Los motores de los generadores electricos que funcionan con combustible diesel
disponen de 1 a 8 cilindros, son de 4 tiempos, ciclo diesel y brindan un poder calórico
de 9300 Kcal /litro. Pueden funcionar perfectamente en altas temperaturas, pero en
temperaturas inferiores,
necesitan de calentadores para funcionar correctamente.
Este tipo de motores de los generadores electricos, presentan un combustible no
inflamable y que no se degrada con el tiempo.
La desventaja que presenta este tipo de motor es que suele ser más caro que otros
motores, pero el combustible, es el más económico del mercado. Otra desventaja, es
que son muy sensibles al agua.
Los modelos de funcionamiento por gas (Gas natural,
propano, ...) son equipos fijos, de gran potencia,
destinados principalmente a servicio permanente y
trabajando a 1500 rpm.
La relación precio combustible - potencia desarrollada
los convierte en los más económicos.
Los motores que funcionan con gas son los menos
comunes en materia de generadores eléctricos. Sin
embargo, existen algunos motores que presentan una
bomba que contiene gases butano o propano. Este tipo

Grupo Electrógeno a gas


de combustible es bajo en carbonilla y no contamina el aceite. El costo de utilización es
muy económico.
La desventaja es que este combustible, al ser tan volátil, es muy inflamable.
3.1.1 Particularidades de los equipos de combustibles líquidos
3.1.1.1 Circuito de combustible
Si bien los grupos electrógenos suelen llevar el depósito de combustible integrado, para
equipos que deben permitir su funcionamiento durante muchas horas, el combustible se
almacena en un depósito subterráneo (tanque principal).
Mediante una bomba eléctrica se lleva a través de un prefiltro a un depósito de menor
capacidad, situado en alto para que llegue al motor el combustible por gravedad
Se suele instalar una bomba de trasiego manual en caso de fallo de la electrobomba.
También es frecuente instalar una conducción entre ambos depósitos por si fallara la
boya interruptor de parada, retornando el combustible al tanque principal. Igualmente,
el combustible no consumido retorna al depósito auxiliar.
3.1.1.2 Almacenamiento
Atendiendo a las normas vigentes se deberá tener especial atención al almacenamiento
de combustible, clasificado como producto peligroso. La instalación del grupo poseerá
un depósito de consumo diario y opcionalmente un depósito de almacenamiento del
combustible externo. Según la potencia del equipo generador el depósito de combustible
podrá ser externo en vez de estar integrado en la bancada del equipo. Este depósito
deberá estar instalado a una distancia máxima acorde a la capacidad de aspiración de
la bomba de combustible del motor, para lo que se deberá consultar el manual del
fabricante del grupo. La instalación se efectuará
de acuerdo a la legislación vigente.
3.1.1.3 Sistema Automático de Bombeo (opcional) El
equipo puede incorporar una bomba de trasiego, para el
trasvase de combustible desde un depósito externo al
depósito interno del grupo. Dicha bomba será del tipo
auto-aspirante y excéntrica de paletas auto-ajustables.
Suele incluir una válvula de by-pass de recirculación. En el
interior de la bomba hay un filtro extraible de 352 micras de
obligado empleo.
Para la instalación de la bomba, de debe consultar el manual
suministrado por el fabricante. Si la distancia del equipo va a ser mayor que la
recomendada, la bomba deberá ser desmontada y emplazada próxima al depósito
externo. La bomba funcionará si el equipo está en marcha, y suelen incorporar un
selector OFF/AUTO emplazado en la puerta del cuadro eléctrico integrado en el equipo.

3.2 Ubicación
Los grupos podrán ubicarse en interior o en exteriores. En caso de su ubicación en
interiores, se deben tener en cuenta una serie de características para la estancia que
los alberga.
3.2.1 Disposición Típica de una Sala de Grupo Electrógeno
Es importante que el aire caliente del radiador sea conducido fuera de la sala del grupo
y que no se le permita recircular, para mantener la temperatura del ambiente tan baja
como sea posible para el rendimiento requerido del motor.
El tubo de escape del silenciador debe ser sostenido desde el techo, y los soportes
deberían permitir la expansión de la tubería. Un tramo de tubo flexible o fuelle debería
ser colocado entre la salida de escape del motor y el tramo del tubo rígido,
especialmente si el grupo electrógeno está montado sobre soportes anti-vibración. El
sistema de tubo de escape debe ser tan corto como sea posible, y mantenerse al mínimo
el número de curvas, para no exceder las recomendaciones de contrapresión
apropiadas del motor. Donde las condiciones causen que la contrapresión exceda a la
recomendada, el diámetro del tubo de escape debería ser aumentado para equipararla.
Los mismos comentarios se aplican para la conducción de salida del aire caliente y
cualquier otra conexión de motor/alternador, debe ser del tipo flexible, por ejemplo, tubo
de combustible y conexiones eléctricas.
El tanque diario de combustible (si está instalado) es alimentado con combustible desde
un tanque a granel alojado a distancia desde la sala de maquinas.
El retorno de combustible desde el motor debe ser entubado de vuelta al tanque de
granel y no al tanque diario para evitar el sobrecalentamiento de combustible. Las
baterías de arranque se deben mantener completamente cargadas durante períodos de
descanso mediante un cargador estático. El cargador estático debe ser incorporado en
el panel de control.
La disposición del grupo electrogeno y sus elementos accesorios en la sala, se muestran
en la Figura siguiente.

3.2.2 Local
Se deberá tener en cuenta la alimentación del carburante, la ventilación del local, la
evacuación y la dirección de los gases de escape y de los ruidos producidos.
Las dimensiones deben permitir las diferentes operaciones de mantenimiento o
desmontaje que se puedan de realizar. Deberá respetarse un mínimo de 1 metro
alrededor del grupo para apertura de puertas.
El local deberá de tener un acceso que permita el paso del equipo generador y las
aberturas para ventilación (entradas de aire fresco, salida de aire caliente) tendrán una
superficie adecuada en función de la potencia del grupo, del sistema de refrigeración
del local y del sistema de insonorización.
Si el equipo tiene que estar instalado en un lugar cerrado, se recomienda el empleo de
equipos sobre bancada (no insonorizados) y una posterior insonorización de la sala de
trabajo, de acuerdo a las normativas vigentes.
La rejilla de entrada de aire: será al menos 1,4 veces la superficie del panel del radiador
del motor.
El silencioso: debe de estar firmemente instalado y fijado a una estructura estable.
La salida de humos al exterior se debe realizar por un punto que impida la reentrada de
los mismos a la sala.
La rejilla de salida de aire del radiador: será al menos 1,25 veces la superficie del panel
del radiador.
El conducto canalizador de salida del aire refrigerante, evita la reentrada de aire caliente
al interior del lugar donde se ha instalado el equipo.
La bomba de transvase se comunica con el Depósito de combustible externo (opcional).
3.2.3 Ventilación y aspiración
Como el motor es de combustión interna genera
emanaciones de gases que deben ser evacuados al
exterior mediante conductos con el fin de poder
liberarlos.
Este calor es generado por la refrigeración de los
cilindros, la radiación del bloque motor, el conducto
de escape, la refrigeración del alternador y salida de
aire del radiador. Una ventilación insuficiente provocaría un aumento de la temperatura
ambiente del local produciendo una pérdida de potencia del motor hasta finalizar en una
parada del grupo.
En caso de instalarse en zona residencial es condición incorporar un silenciador
adecuado con el fin de minimizar los ruidos de funcionamiento para no afectar a
terceros.
La ventilación debe garantizar las condiciones ambientales para la máquina y para los
operarios. La dirección del aire de ventilación debe
ser como sigue:
• Entrada en la sala por la zona mas alejada a las
fuentes de calor
• Flujo libre hacia la zona de calor
• Expulsión de aire caliente directamente por
encima de las fuentes más
importantes de calor, por medio de un conducto de
salida sin mezcla con el aire fresco entrante.
• Se debe instalar filtros que eviten la entrada de
polvo en la sala de máquinas
3.2.4 Sistema de escape
El propósito del sistema de escape del motor es dirigir el escape hacia un lugar y una
altura donde los gases y olores no produzcan molestias o peligro, reduciendo al mismo
tiempo el ruido producido por el motor. Debe incorporarse un silenciador adecuado en
el tubo de escape para reducir el nivel de ruido del motor. En caso de que el grupo esté
en el interior de un edificio, la salida se realiza al exterior del edificio.
Se debe tener en cuenta lo siguiente
• Mínima contrapresión y pérdidas de carga de los conductos
• Montar suficientes juntas de dilatación (temperaturas de 420-480ºC)
• Impedir la entrada de agua por su salida al exterior
• Instalar un silenciador para amortiguar los ruidos
• Evacuar los gases producidos en el cartero través de conexiones al respiradero
de tubos colectores comunicados al exterior (estos gases son causados por presiones
originadas en los cilindros)
Al diseñar un sistema de escape la consideración primordial es no exceder la
contrapresión permitida por el fabricante del motor. Una contrapresión excesiva afectará
gravemente al rendimiento, duración y consumo de combustible del grupo electrógeno.
Para limitar la contrapresión los tubos de escape deben ser lo más cortos y rectos
posibles. Si es necesario efectuar curvas en los tubos estas deben tener un radio de
curva por lo menos de 1,5 veces el diámetro del tubo. Un sistema de escape cuya
longitud sobrepase los 3 metros debe ser aprobado por el fabricante.
En la instalación del escape de gases se debe de tener en cuenta las pérdidas de carga
provocadas, su aislamiento, la suspensión de los elementos que la componen, el nivel
sonoro producido y las emisiones contaminantes producidas.
Los compensadores y tubos flexibles de la instalación permitirán absorber los
desplazamientos (debidos a las dilataciones y vibraciones).
Es frecuente en equipos con salida a intemperie que lleven una tapeta antilluvia. Los
equipos en los que no se incluye este elemento disponen de dos orificios en la parte
inferior para evitar la acumulación de agua en el interior.
En grupos no insonorizados, el silenciador de escape se suele suministrar suelto. Como
regla general, la instalación del escape se realiza preferiblemente tras la salida del
motor, o alternativamente a 2/5 o 4/5 de la longitud total del sistema de escape. De no
hacerlos así se pueden producir fenómenos de resonancia que reducirán la eficacia del
mismo. Las peores ubicaciones para el silenciador, de acuerdo a criterios de atenuación,
son a 1/5, 3/5 o al final de la instalación.
En algunos modelos, el silenciador es exactamente simétrico, en tal caso los fabricantes
suelen marcar el lado que corresponde a la salida de gases al exterior por medio de una
marca "S".
1. Sistema de extracción de humos al exterior, silenciador.
2. Pasamuros aislado térmica y acústicamente, antivibraciones.
3. Tapa antihumedad del tubo de extracción. Esta salida ha de llevarse hasta la
cubierta del edificio para cumplir con la reglamentación de salubridad del Código
Técnico de la Edificación, CTE HS-3 Calidad del Aire Interior.
4. Soportes antivibratorios del bloque silencioso.

3.2.5 Grupo Electrógeno para ubicación en exterior.


El grupo es una máquina con motor a combustión interna que requiere intercambiar el
calor excedente del mismo con el medio ambiente exterior, por lo que en estas
condiciones se mejora esta característica. Si el grupo seleccionado no es requerido con
cabina acorde para exterior se deberá proveer una cobertura superior con el fin de
impedir que el mismo quede expuesto a factores de intemperie medio ambientales, tales
como lluvia, rocío, radiación solar, etc.