You are on page 1of 8

Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016 • ISSN 1666-8987 • Nº 13.

962 • AÑO LIV • ED 267

Director:
Guillermo F. Peyrano
Consejo de Redacción:
Gabriel Fernando Limodio
Daniel Alejandro Herrera
Nelson G. A. Cossari
Martín J. Acevedo Miño
D i a r i o d e D o c t r i n a y J u r i s p r u d e n c i a

Sistema de factor de atribución en el Código Civil y Comercial NUEVO CÓDIGO CIVIL Y


por Carlos Ghersi
COMERCIAL DE LA NACIÓN
Análisis doctrinarios,
Sumario: 1. Introducción. – 2. Historia del factor de del Estado liberal, el desarrollo y crisis del Estado de bien- comentarios y apostillas
atribución. – 3. Sistemática Código Civil y Comercial.
del estar, las revoluciones modernas y posmodernas, etc.(2).
3.1. Cómo se instrumenta el sistema. 3.2. Cuál o cuáles b. por causas internas: el desarrollo económico y social
del país, etc.(3). jurídico, sin mucha explicación y fundamento, o tal vez
son (en ausencia de normativa) las normas que infiere el
Desde lo jurídico y en simultáneo –como reflejo de las sí existe pero no se ha exteriorizado, o el diseño es pro-
art. 1721 del cód. civil y comercial para la responsabi-
dos causas señaladas–, se producen otras mutaciones, se ducto de los lobbies de las empresas; en fin, todo esto no
lidad objetiva. 3.2.1. Fundar la responsabilidad objetiva
abandona –porque ha quedado consolidada– la protección es más que nuestra humilde opinión, que seguidamente
fuera del Código Civil y Comercial. 3.2.2. Fundar la res-
de la propiedad privada –arts. 14 y 17 de la CN–(4) y se fundamentaremos, a los solos efectos de generar el debate
ponsabilidad objetiva en el Código Civil y Comercial. – 4.
inicia la protección de la persona –art. 14 bis; art. 1071 bis necesario en todas estas cuestiones, que son centrales co-
Conclusión.
y la reformulación constitucional en 1994, especialmente mo parte de los derechos humanos que se declaman, pero
con la introducción y confirmación de los tratados, pactos poco se normativizan y menos aún se dictan políticas de
1 y convenciones internacionales–, etc.(5). Estado. En ese orden de ideas, el Proyecto debió ser moti-
Introducción En síntesis, en lo que nos interesa, llegamos a la pos- vo –al menos– de dictámenes de las universidades, etc.(8).
El derecho de daños ha sucedido históricamente a la modernidad(6) y el siglo XXI, con centro en el derecho de
responsabilidad civil, es decir, cuando esta (la responsa- daños como formulación histórica de la temática, incluso 2
bilidad civil) ha alcanzado su máximo desarrollo como con la confirmación y reafirmación de esta mutación de la Historia del factor de atribución
sistema o simplemente ha agotado sus posibilidades de misma Corte Suprema, en el 2004, con la sentencia “Aqui-
no” y posteriores fallos de las cortes supremas o tribunales La Argentina, como hemos señalado en tantas oportuni-
supervivencia, se produce una mutación –como en todo
superiores de las provincias o, al menos, las más progre- dades, libros y notas, es el producto ideológico, económi-
sistema de cualquier disciplina– y, en nuestro caso, en el
sistas, en nuestra humilde opinión(7). co, sociológico y jurídico de las denominadas revolucio-
derecho(1).
Incluso los programas universitarios abandonan el dic- nes atlánticas, que se inician en 1776 en Estados Unidos
Obviamente, esta mutación se produce:
tado de la materia de Responsabilidad Civil Contractual y y finalizan –tentativamente– en Francia en 1789, y repro-
a. por causas externas al sistema, desde acontecimien-
Extracontractual por una materia autónoma: Derecho de ducen el fenómeno histórico en América Latina y otras
tos mundiales hasta regionales; así, por ejemplo, las dos
Daños. partes del mundo(9).
guerras mundiales, la doctrina social de la Iglesia, la crisis
El Código Civil y Comercial de la Nación sin duda Es, en lo que a nosotros nos interesa, la consolidación
Nota de Redacción: Sobre el tema ver, además, los siguientes tra- reinstaura un sistema de responsabilidad civil, lo que –en de la propiedad privada –art. 17, CN y art. 2513, cód.
bajos publicados en El Derecho: Una carrera cuadrera y el juego de nuestra humilde opinión– en sí mismo constituye un re- civil de Vélez Sarfield– (premisa) la que da lugar (como
los distintos factores de atribución de la responsabilidad, por Jorge A.
troceso ideológico, sociológico, económico y obviamente derivación lógico-metodológica) al contrato paritario o de
Mazzinghi, ED, 178-441; Factores de atribución de responsabilidad negociación individual, como juridización de los negocios
civil de los padres por los hechos ilícitos de sus hijos menores, por Os-
valdo Onofre Álvarez, ED, 235-29; Los presupuestos de la responsa- (2) Macry, Paolo, La sociedad contemporánea. Una introducción –arts. 1137 y 1197, cód. civil–; a la responsabilidad sub-
bilidad civil en los procesos de mala praxis médica, por Marcelo Os- histórica, Barcelona, Ariel, 1997, Capítulo VI, pág. 137 y sigs. jetiva –arts. 512, 520, 521, 1109 y 1072, cód. civil– como
car Vuotto, ED 248-683; Responsabilidad civil por incumplimiento de (3) Consideramos que una lectura o relectura de la historia argentina centro del sistema y a las acciones individuales de daños
contrato: observaciones y propuestas de modificaciones al Proyecto de por uno de los más grandes historiadores económicos que hemos tenido y perjuicios –contractuales o extracontractuales–, etc.(10).
Código, por Camilo Tale, ED, 250-803; Hacia una redefinición de las académicamente y un historiador científico-crítico muestra alguna de las
funciones de la responsabilidad civil. La importancia de la prevención causas internas que dieron lugar a los cambios en el derecho. Halpe-
en el nuevo ordenamiento legal, por Marcelo Oscar Vuotto, EDLA, rin Donghi, Tulio, Revolución y guerra. Formación de una elite en la (8) Van Robermund, Bert, Derecho. Relato y realidad, Madrid,
2015/10-7; Panorama sobre aspectos de la responsabilidad civil relacio- Argentina criolla, Buenos Aires, Siglo XXI, 2002 y Adamovsky, Eze- Tecnos, 1997, pág. 128 (citando a Kelsen en La máscara totémica) se-
nados con los denominados “ataques” a los sistemas informáticos, por quiel, Historia de la clase media argentina. Apogeo y decadencia de ñala: “Una ideología para ocultar que también en democracia se pone en
Guillermo Agustín Peyrano, ED, diario nº 13.914 del 14-3-16. Todos una ilusión. 1919-2003, Buenos Aires, Planeta, 2009. juego el orden social ”.
los artículos citados pueden consultarse en www.elderecho.com.ar. (4) Sabato, Hiulda - Lettieri, Alberto, La vida política en La (9) Asimov, Issac, La formación de América del Norte. Historia Uni-
(1) Cada sistema se impone por una decisión de política legislativa Argentina del siglo XIX. Armas, votos y voces, Buenos Aires, Fondo de versal, Madrid, Alianza, 2009, págs. 110/111. Bender, Thomas, His-
que responde a una historicidad y sus circunstancias. Así ha sucedido con Cultura Económica, 2003, “La guerra de las representaciones. La revo- toria de los Estados Unidos. Una nación entre naciones, Buenos Aires,
Vélez Sarsfield en una parte de la historia argentina frente a la confor- lución de septiembre de 1852 y el imaginario social porteño”, pág. 97 Siglo XXI, 2011, págs. 105/106. Hill, Christopher, Los orígenes in-
mación de la ganadería y actividad agrícola posterior; y con el profesor y sigs.; De Blas, Patricio y colab., Historia común de Latinoamérica, telectuales de la Revolución Inglesa, Barcelona, Crítica, 1980, pág. 17.
Borda frente o como consecuencia de la revolución industrial, y la ley Madrid, EDAF Ensayo, 2000. Furet, Francois, Marx y la Revolución Francesa, México, Fondo de
26.361 como acceso a la sociedad de consumo. Correspondería, en este (5) Hobsbawn, Eric, Historia del siglo XX, Buenos Aires, Crítica, Cultura Económica, 1986, pág. 151. Lefebvre, George, La Revolución
inicio de siglo XXI, encuadrar el dictado de las normas en la globali- 2010, Capítulo X: “La revolución social 1945-1990”, pág. 290 y sigs.: francesa y el Imperio, México, Fondo de Cultura Económica, 1986, pág.
zación, la economía de negocios posindustrial y de servicios, así como “Pasó bastante tiempo antes que la gente se diese cuenta de la transfor- 11: “La aristocracia recelaba de Turgot. Se le atribuía la intención de
la era de la tecnología. Nada de esto se ha hecho en el Código Civil y mación del crecimiento económico cuantitativo y un conjunto de altera- establecer una subvención territorial que no eximía a nadie; de crear
Comercial, habrá que ver cuál es la condena de la historia real que esta ciones cualitativas de la vida humana y todavía más antes de que la gente asambleas consultivas que eligieran terratenientes sin distinción de ór-
normativa merece. Consultar Lucchini, Cristina - Siffredi, Liliana - pueda evaluarlas incluso en los países más desarrollados”. denes; de dar libertad a los protestantes; de hacer laica la enseñanza y
Labiaguerre, Juan, El contexto histórico del pensamiento sociológico, (6) Consultar Berciano Villalibre, Modesto, Debate en torno a la la asistencia social... Nobleza, Clero y Parlamento se coligaron contra
Buenos Aires, Oficina de Publicaciones CBC, 1996; Berger, Meter postmodernidad, Madrid, Síntesis, 1998, Capítulo 4: “La alternativa de él”. Gastiazoro, Eugenio, Historia Argentina. Introducción al análisis
- Luckmann, Thomas, La construcción social de la realidad, Buenos Richard Rotry (Crítica a Lyotard y Habermas)”, pág. 83. económico-social, Buenos Aires, Agora, 1986, t. II, págs. 120/121.
Aires, Amorrortu, 1999, Capítulo 2: “La sociedad como realidad objeti- (7) Consultar Weingarten, Celia, Manual de derecho de daños, 2ª (10) Weingarten, Celia - Ghersi, Carlos (dirs.), Tratado de dere-
va”, pág. 66 y sigs. ed. actualizada, Código Civil y Comercial, Buenos Aires, La Ley, 2015. cho de daños, Buenos Aires, La Ley, 2014, vol. I.

CONTENIDO
DOCTRINA
Sistema de factor de atribución en el Código Civil y Comercial, por Carlos Ghersi......................................................................................................................................... 1

JURISPRUDENCIA
Provincia de Buenos Aires
CUENTA Nº 13.547

Código Civil y Comercial: Vigencia temporal: alimentos. Alimentos: Cónyuges separados de hecho: obligación alimentaria; fundamento; solidaridad; igualdad; requisitos
de procedencia; análisis de cada caso concreto; necesidades del alimentado. Intereses: Intereses diferenciados: requisitos de procedencia; no configuración
(CApel.CC Necochea, marzo 15-2016)................................................................................................................................................................................................ 3
Concursos: Acuerdo preventivo: acreedor preferencial; homologación de acuerdo propuesto por el concursado; crédito laboral; verificación tardía; economía procesal; rigorismo
formal (C1ªCC San Isidro, sala I, abril 14-2016)................................................................................................................................................................................... 5

CASA
ARG
FICHAS BIBLIOGRÁFICAS
CO
Guillermo F. Peyrano y Jorge Nicolás Lafferrière. Restricciones a la capacidad civil, por Alejandro Borda..................................................................................................... 6
2 Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016

Este sistema –con el que podemos o no coincidir– esta- des de contratos o contratos conexados, de máquinas y tec- y la valoración de la previsibilidad de las consecuencias.
ba perfectamente diagramado, diseñado y construido por nología, es casi un absurdo proponer un sistema de culpabi- Cuando existe una confianza especial, se debe tener en
don Dalmacio Vélez Sarfield, ya que reconocía que tam- lidad, incluso cuando el mismo derecho penal tiende a la ob- cuenta la naturaleza del acto y las condiciones particulares
bién respondía a la lógica política de esta etapa histórica jetivación y estandarización de conductas delictivas, etc.(17). de las partes. Para valorar la conducta no se toma en cuen-
de la posmundialización y el nacimiento del capitalismo de Trataremos de probar nuestra aseveración desde dentro ta la condición especial, o la facultad intelectual de una
acumulación privada y la distribución de la propiedad de la del sistema del Código Civil y Comercial, pues por fuera, es persona determinada, a no ser en los contratos que supo-
tierra y el modo de producción en toda Latinoamérica(11). decir, desde lo social, económico y político, es una obviedad nen una confianza especial entre las partes. En estos casos,
De esta construcción se desprende que la finalidad era y un hecho notorio que no necesita argumentación alguna. se estima el grado de responsabilidad, por la condición
sancionar al dañador –aborígenes, gauchos, etc.– en res- especial del agente”.
3.1. Cómo se instrumenta el sistema - Art. 1726. “Relación causal. Son reparables las conse-
peto y consolidación del valor central, la propiedad pri-
vada (la tierra y las estancias de los caudillos) y el modo El art. 1721 establece: “Factores de atribución. La atri- cuencias dañosas que tienen nexo adecuado de causalidad
de producción (primitivamente, la ganadería), sin tener en bución de un daño al responsable puede basarse en facto- con el hecho productor del daño. Excepto disposición le-
cuenta el daño en sí mismo ni su reparación, ya que los res objetivos o subjetivos. En ausencia de normativa, el gal en contrario, se indemnizan las consecuencias inme-
agentes dañadores eran insolventes y castigados, en última factor de atribución es la culpa”. diatas y las mediatas previsibles”.
instancia, por el derecho penal o simplemente la mano pri- La responsabilidad objetiva debe tener una norma que Completado por el elemento que faltaba para caracte-
vada de los caudillos(12). así lo indique como factor de atribución, en cambio la res- rizar la responsabilidad subjetiva, la antijuridicidad, art.
La responsabilidad era subjetiva porque seguía los li- ponsabilidad subjetiva no, la culpa, como indica la norma, 1717: “Cualquier acción u omisión que causa un daño a
neamientos de las religiones –especialmente la católica– y no tiene esa condicionalidad. otro es antijurídica si no está justificada”, y el broche final
el derecho penal, privilegiando la culpabilidad como con- Está claro que, metodológicamente –salvo que haya en el art. 1722: “Factor objetivo. El factor de atribución
ducta reprochable por no respetar el sistema de organiza- cambiado tanto–(18), cuando se pretende conformar un sis- es objetivo cuando la culpa del agente es irrelevante a los
ción social, obviamente impuesto por la elite(13). tema, se asumen elementos y estructuras; si en uno de efectos de atribuir responsabilidad. En tales casos, el res-
El gran maestro del derecho y reformador, profesor don ellos se indica condicionalidad y en otro no, este último se ponsable se libera demostrando la causa ajena, excepto
Guillermo Borda, en 1968 –respondiendo a los cambios convierte en el centro o valor preponderado (ponderado y disposición legal en contrario”.
operados en el siglo XX y su época–, con solo cambiar o preponderado), es decir, antes de escribir una sola norma Por último, la culminación de todo este sistema se esta-
modificar una veintena de artículos generó un nuevo Códi- del Código Civil y Comercial, estaba la decisión de polí- blece en el art. 1734: “Prueba de los factores de atribución
go, que no es más que el proyecto político de organización tica legislativa, solo faltaba plasmarla, nunca se explicitó y de las eximentes. Excepto disposición legal, la carga de
social, solidario, ambientalista, sociológico y económica- esta decisión política ni sus fundamentos(19). la prueba de los factores de atribución y de las circunstan-
mente adecuado en el incipiente comienzo de la sociedad Estimado lector, no confunda ni se deje confundir con cias eximentes corresponde a quien los alega”.
de consumo(14). la exposición de presentación del anteproyecto, proyecto y Sin duda esta es una norma estrictamente relacionada
La sociedad de consumo –no el consumo– se inicia en elevación al Poder Legislativo, que son a posteriori; de lo con la responsabilidad subjetiva, pues en la responsabili-
la Argentina con la incorporación de las trasnacionales au- que estamos hablando es de la decisión de política legisla- dad objetiva solo debía probarse la relación de causalidad
tomotrices en Latinoamérica –sus consecuencias recién se tiva ex ante explicitada y fundamentada documentalmente. y el riesgo hacía presumir el factor de responsabilidad (art.
desarrollarán en la década siguiente, y especialmente en Sin perjuicio de lo expresado y con la fuerza y el lobby 1113, cód. civil); sin embargo, en el Código Civil y Co-
los ochenta y noventa del siglo XX–, que cambian la ma- de la contratendencia de las empresas y las corporaciones mercial se obliga a probar los dos factores, el de respon-
triz del transporte desde el ferrocarril –cada gobierno ce- profesionales, que nunca dejaron de esperar la oportuni- sabilidad subjetiva, que siempre lo ha sido, y el de respon-
rrará ramales–, y se desarrolla el transporte automotor de dad para colocar su imperativo de subjetivación de todo el sabilidad objetiva debe probarse la norma (que alude al
carga y de personas. Se logra el objetivo: la modernidad sistema de responsabilidad, la prioridad de la autonomía art. 1721), que en el caso de la Ley de Defensa del Consu-
(no la Edad Moderna) está entre nosotros(15). de la voluntad y el consentimiento en el contrato paritario midor 26.361 –de orden público– no trae problemas, pues
Mantiene el factor de atribución subjetivo o responsa- o de negociación individual, etc., lo lograron con este Có- luego se aplica el art. 3º proconsumidor y el art. 53 con la
bilidad subjetiva, y en paralelo y con la misma jerarquía, digo Civil y Comercial(20). carga de la prueba para las empresas.
incorpora factores objetivos –arts. 954, 1071, 1113, 1198, Entonces el centro del sistema es la responsabilidad El problema está en los casos no abarcados por la ley
2499, 2618, etc.–, especialmente añadiendo el riesgo y la subjetiva y tiene coherencia con normas posteriores que lo 26.361 (95 % de los daños), estimamos en el Código Civil
economía como centro de aquellos factores y esbozando consolidan, baste así la muestra en algunas normas: y Comercial, como máximo un 5 % de los daños, donde
la reparación integral, más en su obra, que en el articu- - Art. 1724. “Factores subjetivos. Son factores subjeti- debe probarse la existencia de la norma (intracódigo) y el
lado –la mutación estaba en marcha, la había puesto el vos de atribución la culpa y el dolo. La culpa consiste en encuadre en la regulación normativa; así, por ejemplo, en
excepcional jurista– el factor de atribución era múltiple y la omisión de la diligencia debida según la naturaleza de la los supuestos que formula el art. 1757 del cód. civil y co-
se trataba de generar una mayor protección al dañado al obligación y las circunstancias de las personas, el tiempo mercial, con lo cual convierte a esa enumeración en taxati-
facilitar el acceso a la reparación(16). y el lugar. Comprende la imprudencia, la negligencia y la va, todo ello contrario al art. 40 de la ley 26.361 (y al viejo
Era la respuesta a una sociedad diferente. art. 1113 del cód. civil), en el que, probada la relación de
impericia en el arte o profesión. El dolo se configura por la
Esta nueva construcción coloca la finalidad en dos prin- causalidad, automáticamente se presume la responsabili-
producción de un daño de manera intencional o con mani-
cipios: el acceso a la reparación del dañado y el valor dad. Otro retroceso sin explicación.
fiesta indiferencia por los intereses ajenos”.
central, que es la persona humana y su integridad. En cuanto a los eximentes, siempre lo ha tenido que
- Art. 1725. “Valoración de la conducta. Cuanto mayor
probar quien intenta precisamente eximirse.
sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimien-
Es obvio que este retroceso en materia de prueba de los
3 to de las cosas, mayor es la diligencia exigible al agente
factores de atribución perjudica a los dañados/las vícti-
Sistemática del Código Civil y Comercial (17) Jakobs, Gunther, La autonomía mediata con instrumentos que mas, a quienes el profesor Borda y la ley 26.361 habían
Obviando toda esta historia y evolución, el Código Ci- actúan por error como problema de la imputación objetiva, Bogotá, Ed. beneficiado en el acceso a la reparación.
Universidad del Externado, 1998; Puppe, Ingeborg, La imputación ob- Queda claro que la responsabilidad subjetiva (hecho
vil y Comercial produce un retroceso inexplicable –o tal jetiva, Granada, Comares, 2008; Jakobs, Gunther, La imputación obje- humano, daño, relación de causalidad, antijuridicidad, im-
vez explicable pero no explicitable– al colocar como cen- tiva en el derecho penal, Bogotá, Ed. Universidad del Externado, 1998.
putabilidad y culpabilidad –culpa o dolo–) es el centro del
tro del sistema la responsabilidad subjetiva, cuya base es (18) O’Connor, Joseph - McDermott, Ian, Introducción al pensa-
miento sistémico, Barcelona, Urbano, 1998; García, Rolando, Sistemas sistema de los factores de atribución y la responsabilidad
la culpabilidad.
complejos, Barcelona, Gedisa, 2006; Lappassade, Georges, Las nocio- objetiva pasa a ser la excepción; se rompe así el equilibrio
Sin duda que en un mundo global, interconectado y con nes de estructura y génesis, Buenos Aires, Nueva Visión, 1975. En el que, magistralmente, había planteado y regulado el Dr.
predominio de actividad económica mediante sistemas o re- sentido indicado en el párrafo, para decidir la regulación de los contratos,
parte general y cada uno de los contratos en especial, previamente hay
Borda, los multifactores de atribución y con la misma
(11) Consultar D’Amico, Carlos, Buenos Aires, sus hombres, su que tomar la decisión de política legislativa de cuál va a ser el centro de jerarquía normativa.
política (1860-1890), Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, la regulación para luego generar derivadas coherentes y eficientes. Así,
1977; Oszlak, Oscar, La formación del Estado Argentino. Orden, pro- por ejemplo, el Código Civil y Comercial ha asumido el contrato parita- 3.2. Cuál o cuáles son (en ausencia de normativa) las
greso y organización nacional, Buenos Aires, Planeta, 1997. rio y, como excepción, el contrato de adhesión, con lo cual toda la regula- normas que infiere el art. 1721 del cód. civil y comer-
(12) Vernaz, Celia E., Tiempos de colonia, Buenos Aires, Corregi- ción está invertida en la realidad negocial y la regulación de los contratos cial para la responsabilidad objetiva
dor, 2004; Puiggrós, Rodolfo, De la colonia a la Revolución, Sudame- paritarios es para un 5 % de los negocios económicos en la sociedad y
ricana, 1986, Capítulo I: “Origen feudal de la sociedad argentina”, pág. el 95 % seguirá rigiéndose por la contratación por adhesión, y el 75 al Recordemos el art. 1721: “Factores de atribución. La
9; Halperin Donghi, Tulio, Proyecto y construcción de una nación 80 % de ese 95 % se regirá por la regulación específica del consumo, ley atribución de un daño al responsable puede basarse en
(1848-1880), Buenos Aires, Emecé, 2007; Sáenz Quesada, María, Los 26.361 de orden público y protegida por los tratados, pactos y conven- factores objetivos o subjetivos. En ausencia de normativa,
estancieros, Buenos Aires, Sudamericana, 1998. ciones internacionales. Consultar Peña Sánchez de Rivera, Daniel,
(13) Consultar Ghersi, Sebastián, en Ghersi, Carlos, Manual Estadística. Modelos y métodos, Madrid, Alianza Universidad, 1986.
el factor de atribución es la culpa”.
parte general derecho civil, comercial y de consumo, Sección Segunda: (19) Las decisiones de política legislativa deben explicitarse e instru- Nos encontramos, según el mismo Código Civil y Co-
“Religión. Estado. Poder y Derecho”, 2ª ed. actualizada, Código Civil y mentarse como paso previo a la redacción de las normas, y ese documen- mercial, con dos situaciones diferentes:
Comercial de la Nación, Buenos Aires, La Ley, 2015, pág. 33. to debió ser sometido en consulta a las Universidades, de tal forma que a. la búsqueda de la norma para fundar la responsabili-
(14) Weingarten, Celia - Ghersi, Carlos (dirs.), Manual de dere- exista consenso en los diversos centros de cada ámbito del derecho por dad objetiva está fuera del Código Civil y Comercial.
chos de usuarios y consumidores, 2ª ed. actualizada con el Código Civil regular; así, por ejemplo, contratos, responsabilidad, familia, sucesiones,
y Comercial de la Nación, Buenos Aires, La Ley, 2015, Capítulo 1: “His- etc., pues es lo que distingue a una legislación madura, evolutiva y de- b. la búsqueda de la norma para fundar la responsabili-
toria socioeconómica y cultural de la sociedad de consumo”, pág. 11. batida en un país democrático, porque la democracia, como señalaba el dad objetiva está dentro del Código Civil y Comercial.
(15) Minujín, Alberto - Anguita, Eduardo, La clase media. Se- expresidente de la Nación Dr. Alfonsín, no es una declamación, es una
ducida y abandonada, Buenos Aires, Edhasa, 2004. Recomendamos la formulación que abarca todos los procesos de la vida y la sociedad, en la 3.2.1. Fundar la responsabilidad objetiva fuera del Có-
lectura de los capítulos 2 y 3. construcción y desarrollo de una Nación. digo Civil y Comercial
(16) Ghersi, Carlos (dir.), Manual de obligaciones. Civiles, comer- (20) Consultar Therbor, Goran, Cómo domina la clase dominante,
ciales y de consumo, 2ª ed. actualizada, Código Civil y Comercial de la México, Siglo XXI, 1979, Capítulo 2: “Cómo identificar a la clase domi- Para la primera alternativa debemos recurrir al art. 1º:
Nación, Buenos Aires, La Ley, 2015. nante. Definición del carácter de clase del poder del Estado”, pág. 170. “Fuentes y aplicación. Los casos que este Código rige de-
Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016 3

ben ser resueltos según las leyes que resulten aplicables, 3.2.2. Fundar la responsabilidad objetiva en el Código
conforme con la Constitución Nacional y los tratados de Civil y Comercial FONDO EDITORIAL
derechos humanos en los que la República sea parte. A tal
Efectivamente, existen normativas en el Código Civil y
efecto, se tendrá en cuenta la finalidad de la norma. Los
Comercial que aplican la responsabilidad objetiva, siem-
Novedades
usos, prácticas y costumbres son vinculantes cuando las
pre con la meta colocada que es solo para aquellos da-
leyes o los interesados se refieren a ellos o en situaciones
no regladas legalmente, siempre que no sean contrarios a
ños que no son causados en las relaciones de consumo Colección “Código Civil
(aproximadamente el 5 % de los daños) y no se encuentren y Comercial de la Nación”
derecho”.
contemplados en otra legislación especial, derecho del tra-
Nos plantea tres alternativas: las convenciones de dere-
bajo, derecho aeronáutico, etcétera. Directores
chos humanos, Constitución Nacional y las leyes que re-
Solo aludiremos a las más trascendentes. Dr. Gabriel F. Limodio
sulten aplicables, y en el caso que abordaremos coinciden
- Art. 1723. “Responsabilidad objetiva. Cuando de las Dr. Guillermo F. Peyrano
los tres institutos: cómo proteger al más débil(21).
circunstancias de la obligación, o de lo convenido por las
En nuestro caso, el dañado es perteneciente y desarrolla
partes, surge que el deudor debe obtener un resultado de- “Concebida con rigurosa metodología y un criterio
toda su vida y actividad socioeconómica en la sociedad de
terminado, su responsabilidad es objetiva”. práctico, procurando brindar un instrumento
consumo (se elimina la división contractual y extracontrac-
Responsabilidad derivada de la intervención de cosas y de consulta ágil que armonice la preocupación
tual, el daño es daño dentro de la sociedad de consumo)(22).
de ciertas actividades: científica con la problemática que plantea diariamente
En este sentido, las relaciones de consumo asumen que
- Art. 1757. “Hecho de las cosas y actividades riesgo- la actividad profesional, ante la reforma más importante
el legitimado activo es toda la sociedad, pero individual o
sas. Toda persona responde por el daño causado por el del Derecho Privado argentino desde la sanción
colectivamente (incluido el expuesto)(23).
riesgo o vicio de las cosas, o de las actividades que sean del Código Civil de Vélez Sarsfield”.
Tal vez el 95 % de los daños y dañados directos e indi-
riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por los medios
rectos se produce en las relaciones de consumo, por ende,
empleados o por las circunstancias de su realización.
la norma externa es la Ley de Defensa del Consumidor •••
”La responsabilidad es objetiva. No son eximentes la
26.361 (LDC 24.240 y 24.999), cuyas características, pre-
autorización administrativa para el uso de la cosa o la rea-
misas y derivadas, así como la diversidad de las proteccio-
lización de la actividad, ni el cumplimiento de las técnicas
nes, se considerarán en una diversidad de obras, notas y Mauricio Boretto
de prevención”.
disertaciones.
- Art. 1758. “Sujetos responsables. El dueño y el guar- COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Además existen dentro de otros ámbitos, como el de- Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
dián son responsables concurrentes del daño causado por
recho del trabajo o derecho de la navegación, que poseen La persona jurídica
las cosas. Se considera guardián a quien ejerce, por sí o
legislación especial, que también están excluidos del Có-
por terceros, el uso, la dirección y el control de la cosa, o a ISBN 978-987-3790-19-5
digo Civil y Comercial por tener una legislación propia y 161 páginas
quien obtiene un provecho de ella. El dueño y el guardián
específica.
no responden si prueban que la cosa fue usada en contra
Con esta lógica metodológica y normológica(24), todos
de su voluntad expresa o presunta.
los daños derivados de las relaciones de consumo serán
”En caso de actividad riesgosa o peligrosa responde quien
regidos por la Ley 26.361 de Defensa de los Derechos del
la realiza, se sirve u obtiene provecho de ella, por sí o por
Consumidor y no por el Código Civil.
terceros, excepto lo dispuesto por la legislación especial”. •••
La responsabilidad entonces será regida por el art. 40
Existen otros supuestos, como la responsabilidad de los
de la ley 26.361, que asume como factor de atribución el
dependientes, establecimientos educacionales, por cosa
riesgo económico en sí mismo, con responsabilidad ob-
arrojada, etc.; también contradicciones evidentes, como la
jetiva y solidaria de toda la cadena de producción a la Walter F. Krieger
responsabilidad subjetiva en establecimientos de interna-
comercialización, pasando por el transporte en materia de Sergio S. Barocelli
dos de personas, etcétera.
bienes y servicios. COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Se coordina con los arts. 3º –presunción a favor del Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
consumidor– y 53 –que coloca a las empresas o a quien
4
Conclusión Derecho del consumidor
mejor pueda probar con la carga de hacerlo, facilitándole ISBN 978-987-3790-26-3
al dañado su acceso a la reparación–. Sin duda se trata de un retroceso, ya que, conforme a la 133 páginas
Un pequeño inconveniente es que, al modificarse la ley evolución desde Vélez a Borda y de este –pasando por
26.361 por el Código Civil y Comercial –en exceso de la algunos proyectos– a la ley 26.361, se ha quebrado no solo
manda del decreto presidencial que ordenaba la unifica- la igualdad entre los factores de atribución, sino que en la
ción civil y comercial, por lo cual la reforma aludida no sociedad global del siglo XXI –con tecnología y maqui-
solo está fuera de competencia de los codificadores, sino nas– volver a la responsabilidad subjetiva como centro del
•••
que es inconstitucional respecto del art. 42 de la Carta sistema del factor de atribución es desconocer la realidad
Magna y contrario a las convenciones internacionales que social, económica y jurídica, es volver a plantear el tema
obligan a los Estados a desarrollar el principio de progre- desde el dañador y no desde el dañado, contrariando muy
sividad y no regresividad de los derechos de los habitan- especialmente las convenciones sobre derechos humanos. Guillermo F. Peyrano
tes–, la consecuencia de la presunta exclusión en el art. Esperamos –desde nuestro humilde pensamiento– que Jorge N. Lafferrière
2º de la ley 26.361 del expuesto como legitimado activo la doctrina y la jurisprudencia asuman un rol protagónico COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
del derecho de daños es inconstitucional y contraria a los y den vuelta la historia del retroceso(25).
tratados, pactos y convenciones internacionales; esto debe Restricciones
VOCES: DAÑOS Y PERJUICIOS - CÓDIGO CIVIL Y COMER- a la capacidad civil
ser realizado de oficio por los magistrados.
CIAL - CÓDIGOS - DERECHOS DEL CONSUMIDOR ISBN 978-987-3790-25-6
En una sola frase, como decía Mercedes Sosa, se pue-
- CONTRATOS 197 páginas
de expresar lo absurdo: todo cambia, nada cambia; agrega-
ríamos: se intentó, pero no lo pudieron hacer y quedó ex- (25) Las sociedades evolucionan y generan desarrollo, seguridad eco-
puesta la intencionalidad, eliminar la reparación solidaria nómica y jurídica, bienestar, etc., y cuando envejecen o producen retro-
del expuesto, que son todos los miembros de la sociedad cesos, desperdician la oportunidad de construir sociedades más justas y
y que hace al principio de seguridad como esencial en la esto pasa con este Código Civil y Comercial. Consultar Bragoni, Bea-
organización social. triz, Microanálisis, Buenos Aires, Prometeo, 2004. •••

(21) Arendt, Hannah, La condición humana, Buenos Aires, Paidós,


2003; Protocolo de San Salvador: los Estados parte en el Protocolo se JURISPRUDENCIA Marcelo Eduardo Urbaneja
comprometen a garantizar el principio de progresividad y no regresivi-
dad. La ley 26.361 establece derechos a los consumidores, por lo que
este Código Civil y Comercial no puede efectuar la regresividad.
Código Civil y Comercial: COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
(22) Bauman, Zygmunt, Trabajo, consumismo y nuevos pobres, Vigencia temporal: alimentos. Alimentos: Propiedad horizontal
Barcelona, Gedisa, 2000, pág. 44. Por eso, cuando decimos que la nues-
tra es una sociedad de consumo, debemos considerar algo más que el Cónyuges separados de hecho: obligación ali- ISBN 978-987-3790-28-7
hecho trivial común y poco diferenciador de que todos consumimos. La 181 páginas
nuestra es una sociedad de consumidores en el mismo sentido que nues- mentaria; fundamento; solidaridad; igualdad;
tros abuelos vieron nacer la sociedad industrial; en esta sociedad se le
impone a sus miembros la obligación de ser consumidores, la necesidad
requisitos de procedencia; análisis de cada
de desempeñar ese papel. caso concreto; necesidades del alimentado.
Intereses: Intereses diferenciados: requi-
(23) Todos los miembros de la sociedad individual o colectivamente,
como dice Z. Bauman, es usuario o consumidor, porque está inmerso en
la sociedad de consumo como modelo histórico, como etapa del posindus-
trialismo, de la modernidad tardía, de la posmodernidad. Consultar Haber- sitos de procedencia; no configuración.
mas, Jürgen - Baudrillard, Jean - Said, Edward - Jameson, Frede- Venta telefónica: (11) 4371-2004
ric, La posmodernidad, Barcelona, Kairós, 1988, pág. 41 y sigs.
1 – No resulta objeto de debate la aplicación a este caso de la Compra online: ventas@elderecho.com.ar
(24) Kreimer, Pablo y colabs., Producción y uso del conocimiento, ley 26.994 que derogó el Código Civil reemplazándolo por www.elderecho.com.ar
Buenos Aires, Ed. Universidad de Quilmes, 2004. su par unificado, y ello es acertado pues se trata de delimitar
4 Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016

las consecuencias no consumadas de una situación jurídica judicial que prevé el art. 542 del cód. civil y comercial y que gastos del hogar debe sostenerlos de forma exclusiva pues
anterior, a partir de su vigencia, sin perjuicio, en su caso, de en autos efectuamos en la presente decisión. el demandado ha dejado de abonarlos, a los que suma sus
la aplicación del art. 198 del cód. civil.
8 – La naturaleza sancionatoria de la tasa diferenciada del art.
gastos personales.
2 – El nuevo digesto normativo viene a superar una discusión 552 de la ley de fondo –por ende, de interpretación restringi-
Indica que los gastos del demandado son ínfimos en
que se daba respecto de los alimentos entre cónyuges separa- da– y la finalidad disuasoria que encarna la regla bajo aná-
proporción a sus ingresos.
dos de hecho, debate en el que he sostenido la aplicación del lisis coadyuvan al rechazo de la pretensión de que se aplique
Añade que estos disminuirán en breve pues se verá
referido art. 198 del cód. civil. Es decir que, actualmente, el dicha tasa por no tratarse de alimentos debidos e incumpli-
obligada a jubilarse, sin posibilidad de capacitarse para
art. 432 del cód. civil y comercial establece que los cónyuges dos, sino de los fijados en esta decisión. Sin perjuicio de ello,
acceder a otro trabajo. Señala que la atención de su hija de
se deben alimentos entre sí durante la vida en común y la el rechazo del agravio no implica que, frente a la detección
10 años le demanda muchísimo tiempo y que por tal razón
separación de hecho, remite luego a las reglas de alimentos del incumplimiento, la regla del referido art. 552 del cód. ci- no puede realizar otras tareas remuneradas y contratar a
entre parientes (art. 537 y siguientes del mismo cuerpo) “en vil y comercial no sea aplicable para las sumas devengadas a otra persona le generaría una erogación extra.
cuanto sean compatibles” y, finalmente, el art. 433 brinda partir del 1-8-15. M.M.F.L. Entiende que la Jueza incurrió en absurdo al no valorar
algunas pautas para tener en cuenta en la fijación de tales el aporte que efectúa con sus tareas cotidianas. Cita doctri-
59.115 – CApel.CC Necochea, marzo 15-2016. – R., A. V. c. H., C. V. na legal al respecto.
alimentos, sea durante la vida en común o durante la separa-
s/alimentos. Concluye que debe al menos fijarse una cuota en su
ción de hecho.
En la ciudad de Necochea, a los 15 días del mes de favor del 20 % de los ingresos del demandado y subsidia-
3 – En el Código Civil y Comercial, el supuesto de prestación riamente lo ofrecido por este último en su presentación de
marzo de dos mil dieciséis, reunida la Cámara de Apela-
alimentaria entre cónyuges tiene fundamento en la solidari- fs. 49/vta.
ción en lo Civil y Comercial, en acuerdo ordinario, a los
dad que se erige como “responsabilidad” con aquellos con Como segundo agravio se queja de la cuota fijada en fa-
efectos de dictar sentencia en los autos caratulados: “R.,
quienes se ha compartido un proyecto común. La solidaridad vor de la hija pues entiende que debe extendérsela a otros
A. V. c./H., C. V. s/Alimentos” expte. 10465, habiéndose
importa el reconocimiento de la realidad del otro y la consi- rubros como son asignación por hijo, por escolaridad y
practicado oportunamente el sorteo prescripto por los arts.
deración de sus problemas como no ajenos, sino susceptibles obra social, pues entiende le corresponden de conformidad
168 de la Constitución de la Provincia y el art. 263 del
de resolución con intervención de los poderes públicos y de con los arts. 658 y 659 del CCyC.
Código Procesal Civil y Comercial, resultó del mismo que
los demás, por eso actúa como un mecanismo de articulación En su tercer agravio refiere que la tasa de interés para
el orden de votación debía ser el siguiente: Señores Jueces
que permite concretar la igualdad real y verdadera entre los las cuotas atrasadas debe ser la establecida por el art. 552
Doctores Fabián Marcelo Loiza y Oscar Alfredo Capalbo,
miembros de la comunidad, a pesar de sus naturales diferen- del CCyC. Finalmente se queja de la imposición de las
habiendo cesado en sus funciones Doctor Garate (decreto
cias individuales, y los deberes de solidaridad tienen funda- costas por su orden.
nº 200 del 13 de mayo de 2013).
mentos en el sistema de los derechos humanos; la Convención El recurso recibe réplica del demandado a fs. 250/261
El tribunal resolvió plantear y votar las siguientes cues-
Americana sobre Derechos Humanos en forma expresa reco- quien solicita el rechazo del recurso.
tiones:
ge la correlación entre los deberes y derechos de las personas A su turno la Sra. Asesora contesta la vista conferida,
1a. ¿Es justa la resolución de fs. 213/220?
al imponer que “toda persona tiene deberes para con la fami- limitándola lógicamente a la cuestión de la niña de autos.
2a. ¿Qué pronunciamiento corresponde?
lia, la comunidad y la humanidad”.
A la primera cuestión planteada el Señor Juez doctor III. No resulta objeto de debate la aplicación a este caso
4 – En el Código Civil y Comercial se mantiene la idea de de la ley 26.994 que derogó el Código Civil reemplazán-
Loiza dijo:
igualdad, desde que el nuevo derecho matrimonial tiene la dolo por su par unificado, y ello es acertado pues se trata
consagración expresa de este principio en su art. 402, de mo- I. La Sra. Jueza de Familia dicta sentencia en autos y de delimitar las consecuencias no consumadas de una si-
do que para determinar la procedencia o no del reclamo de resuelve “Hacer lugar parcialmente a la demanda de ali- tuación jurídica anterior, a partir de su vigencia, sin perjui-
alimentos no debe estarse al género del peticionante ni a la mentos promovida por A. V. R., (…) contra C. V. H., (…) cio, en su caso, de la aplicación del art. 198 del C.C.
orientación sexual, sino a las circunstancias del caso concre- debiendo este último abonar en concepto de cuota alimen- El nuevo digesto normativo viene a superar una discu-
to, valorando las características del grupo familiar, la distri- taria definitiva para su hija menor de edad L. H. desde la sión que se daba respecto de los alimentos entre cónyuges
bución de los roles de cada pareja, las posibilidades de cada fecha de interposición de la demanda, 18 de septiembre separados de hecho, debate en el que he sostenido la apli-
uno, la existencia de bienes productores de rentas y todo otro de 2014, el 30 % de los haberes que perciba por todo con- cación del referido art. 198 del CC (mi voto en Reg. int.
reclamo que pueda servir para precisar la necesidad alimen- cepto el alimentante como empleado de la USINA Popular 80 [S] del 20/10/2010 y los precedentes que allí se citan).
taria y la posibilidad del demandado de atender a ella. Cooperativa de Necochea (incluyendo horas extra, BAE, Así el art. 432 establece en su primer párrafo que “Los
aguinaldo, y todo otro beneficio), deducidas las cargas le- cónyuges se deben alimentos entre sí durante la vida en
5 – Las necesidades del alimentado van a operar a modo de
gales obligatorias, la que será abonada mediante depósito común y la separación de hecho”. Luego remite a las re-
límite máximo para la cuota que en definitiva se fije. Así, el
judicial del 1º al 10 de cada mes en la cuenta especial que glas de alimentos entre parientes (arts. 537 y siguientes
hecho de que el alimentante tenga un mejor pasar no autori-
al efecto se abrió en el Banco de la provincia de Buenos del mismo cuerpo) “en cuanto sean compatibles”.
za a formular un reclamo que exceda los requerimientos del
Aires, sucursal Necochea, Nº ... (arts. 643 del CPCC). Seguidamente el art. 433 brinda algunas pautas a tener
cónyuge que los necesita.
II) Rechazar la solicitud de alimentos formulada por la en cuenta para la fijación de tales alimentos, sea durante la
6 – Al no haber demostrado el demandado cuál es su situación Sra. A. V. R., DNI … contra el Sr. C. V. H., DNI … en su vida en común o durante la separación de hecho.
patrimonial o personal en aras de poder determinar con ma- carácter de cónyuge separada de hecho (arts. 198, y 207 Este presupuesto fáctico de la norma tampoco es deba-
yor precisión las circunstancias de hecho (arts. 354, 375, 384, del CC). tido; ambas partes coinciden en que están separados desde
cód. procesal civil y comercial y 710, cód. civil y comercial), III) Con relación a la fijación de los alimentos atra- el 14/7/2012 (fs. 11 vta.; 47 vta.; 48 y 73).
a tenor de las reglas contenidas en el nuevo ordenamiento le- sados deberá la actora practicar la correspondiente li- La novísima jurisprudencia que viene analizando estas
gal y en consideración a los principios que dichas reglas con- quidación en el término de cinco días de quedar firme la reglas, apoyada en la doctrina, ya se ha pronunciado afir-
tienen, en especial los de solidaridad familiar y de igualdad presente resolución, calculándose los intereses conforme mando que “En el Código Civil y Comercial este supuesto
de los esposos, atendiendo la edad de la actora (54 años), la la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires de prestación alimentaria entre cónyuges tiene fundamen-
escasa posibilidad de una mayor inserción laboral, valorando en las operaciones de depósito a treinta días a través del to en la solidaridad que se erige como ‘responsabilidad’
también que algunos de sus gastos son compartidos con su sistema Banca Internet Provincia, esto es la tasa pasiva con aquellos con quienes se ha compartido un proyecto
hija (especialmente los relativos a la vivienda) y procurando en la indicada variante digital, conforme lo resuelto por común. La solidaridad importa el reconocimiento de la
un equilibrio entre los esposos en función de los roles que ca- la Excma. Cámara en lo Civil y Comercial departamental realidad del otro y la consideración de sus problemas co-
da uno desempeñara durante la unión matrimonial –y que de en autos caratulados ‘Bilbao María Teresa y otra c/ Ca- mo no ajenos, sino susceptibles de resolución con inter-
algún modo se perpetúan hasta hoy–, debe admitirse la pre- bodevila, Néstor Iván y Otro s/Nulidad de acto Jurídico’, vención de los poderes públicos y de los demás. Por eso,
tensión alimentaria de la actora, aunque no en el monto per- conforme criterio aplicado por SCBA en ‘Zócaro, Tomás actúa como un mecanismo de articulación, que permite
seguido, sino que la cuota debe fijarse en un 5 % del salario Alberti c/Provincia ART SA y otro s/Daños y perjuicios’, concretar la igualdad real y verdadera entre los miembros
que perciba como empleado por todo concepto el alimentante 11-03-2015 (art. 642 del CPCC). de la comunidad a pesar de sus naturales diferencias indi-
(incluyendo horas extras, BAE, aguinaldo, y otro beneficio), IV) Las costas se imponen en el orden causado confor- viduales. Los deberes de solidaridad tienen fundamentos
deducidas las cargas legales obligatorias, la que deberá ser me lo manifestado ut supra (art. 68 y sgtes. del CPCC). en el sistema de los derechos humanos; la Convención
abonada mediante depósito judicial del 1º al 10 de cada mes V) Se difiere la regulación de honorarios para su opor- Americana sobre Derechos Humanos en forma expresa
en la cuenta especial que al efecto se abrió en autos. tunidad (…)”. recoge la correlación entre los deberes y derechos de las
7 – No puede acogerse la pretensión de que se aplique a los II. La decisión agravia a la actora quien apela a fs. 229 personas imponiendo que ‘toda persona tiene deberes pa-
alimentos fijados la tasa que prevé el art. 552 de la ley de fundando sus agravios a fs. 236/243. ra con la familia, la comunidad y la humanidad’ (conf.
fondo, ya que, de ser así, tales intereses solo podrían correr En primer término entiende aplicable al caso de autos Molina de Juan en ‘Tratado de Derecho de familia, según
para aquellos devengados luego del 1-8-15, pues, de lo con- el nuevo Código Civil y Comercial el Código Civil y Comercial 2014’, dirigido por Kemelma-
trario, incurriríamos en una aplicación retroactiva de la ley, Seguidamente expone sus críticas respecto del rechazo jer de Carlucci, Herrera y Lloveras, Tº I, págs. 286/287,
lo que se encuentra vedado para el caso (art. 3º, cód. civil y de la demanda que por alimentos promoviera la actora en Editorial Rubinzal-Culzoni)” (CNCiv. Sala, “G. de C.,
7º, cód. civil y comercial). Pero ello tampoco sería posible, su favor respecto de su cónyuge, de quien se encuentra A. I. c/ C., G. A. s/ Alimentos” 26/08/2015, publicada en
pues el art. 552 no solo hace mención a los alimentos debidos separada de hecho. http://jurisprudencia.pjn.gov.ar/jurisp/principal.htm).
–y tal sería el caso de autos, conforme los citados arts. 641 Refiere que resultan aplicables los arts. 431 y 432, lo También se sostiene que “Se mantiene la idea de igual-
cód. procesal civil y comercial y 548 del cód. civil y comer- que antes preveía el art. 198 del C.C. Cita doctrina legal, dad, desde que el nuevo derecho matrimonial tiene la con-
cial– sino, dentro de ellos, para aquellos que lucen incum- analiza las actuales normas vigentes, los ingresos de am- sagración expresa de este principio –art. 402 del Código
plidos luego del plazo previsto, lo que indudablemente acota bos cónyuges y concluye que no son equivalentes y que Civil y Comercial–, de modo que para determinar la pro-
lo designado y se refiere a los incumplimientos a la fijación resulta ser la parte más débil. Indica que la totalidad de los cedencia o no del reclamo no debe estarse al género del
Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016 5

peticionante ni a la orientación sexual, sino a las circuns- En cuanto a la pretensión de que se aplique a los ali- Difiérese la regulación de honorarios para su oportunidad
tancias del caso concreto, valorando las características mentos fijados la tasa que prevé el 552 de la ley de fondo (art. 31 ley 8904). Notifíquese a la Señora Asesora de Me-
del grupo familiar, la distribución de los roles de cada entiendo que el agravio no puede acogerse. nores. Notifíquese personalmente o por cédula (art. 135
pareja, las posibilidades de cada uno, la existencia de bie- En primer lugar de aplicarse como propone la recu- CPC) (arts. 47/8 ley 5827). Devuélvase. – Fabián M. Loi-
nes productores de rentas, y todo otro reclamo que pueda rrente “tales intereses sólo podrían correr para aquellos za. – Oscar A. Capalbo (Sec.: Daniela M. Pierresteguy).
servir para precisar la necesidad alimentaria y la posibili- devengados luego del 01/08/2015 pues de lo contrario in-
dad del demandado de atender a ella (…). curriríamos en una aplicación retroactiva de la ley lo que
Las necesidades del alimentado van a operar a modo se encuentra vedado para el caso (art. 3 del CC y 7 del
de límite máximo para la cuota que en definitiva se fije. CCyC; ver en tal sentido el ejemplo que respecto especí- Concursos:
Así, el hecho que el alimentante tenga un mejor pasar no ficamente a los intereses brinda F. López de Zavalía, para Acuerdo preventivo: acreedor preferencial; ho-
autoriza a formular un reclamo que exceda los requeri- estructurar su análisis en ‘Irretroactividad de las leyes’ en
mientos del cónyuge que los necesita” (CNCiv. Sala C L.L. 135, 1485)” (esta Cámara expte. 9.736, reg. int. 106 mologación de acuerdo propuesto por el con-
“D. T., N. D. c/ G. R. L. y N. D. D. T. y otro s/ Alimentos” [S] del 27/10/2015). cursado; crédito laboral; verificación tardía;
del 22/09/15 publicada en http://jurisprudencia.pjn.gov.ar/ Pero entiendo que ello tampoco sería posible pues el
jurisp/principal.htm). art. 552 no sólo hace mención a los alimentos debidos economía procesal; rigorismo formal.
Este parecer se ve corroborado por la referida remisión –y tal sería el caso de autos conforme los citados arts. 1 – El pronto pago tiene utilidad únicamente durante el período
del art. 432, pues el art. 541 prescribe que “La prestación 641 CPCC y 548 del CCyC– sino, dentro de ellos, para que transcurre entre la presentación en concurso y la homo-
de alimentos comprende lo necesario para la subsistencia, aquellos que lucen incumplidos luego del plazo previsto, logación del acuerdo, dado que pasado tal período fenece su
habitación, vestuario y asistencia médica, correspondientes lo que indudablemente acota lo designado y se refiere a razón de ser, puesto que, o bien se trata de un crédito quiro-
a la condición del que la recibe, en la medida de sus necesi- los incumplimientos a la fijación judicial que prevé el art. grafario sujeto a las reglas acordadas y que, por ende, no
dades y de las posibilidades económicas del alimentante”. 542 CCyC y que en autos efectuamos en esta decisión puede ser reclamado por esta vía, o bien es un crédito privile-
Con esos elementos de juicio y las pruebas reunidas (en igual sentido citando jurisprudencia anterior, Herrera, giado que es inmediatamente exigible.
cabe analizar la memoria de agravios. Marisa en “Código Civil…” dirigido por R. Lorenzetti, T.
2 – Estando homologado el acuerdo propuesto por el concur-
Los ingresos del demandado promediaban al año 2014 III., pp. 453/455; “Los alimentos en el proyecto” Otero,
sado, lo establecido en el art. 16, párr. 2º, de la LCQ resul-
una suma superior a los veintiún mil pesos por mes (v. in- Mariano C. en: La Ley 17/07/2012, 1).
ta inaplicable, debiendo el acreedor intentar la verificación
forme de fs. 53/66). Desde la separación habita en una vi- Coadyuvan a tal interpretación la naturaleza sanciona-
conforme el procedimiento previsto en el art. 56 y concs.
vienda ubicada en los fondos de la casa conyugal, estando toria de dicha tasa diferenciada –por ende de interpreta-
ambas separadas, e ingresándose a cada una de ellas por ción restringida– y la finalidad disuasoria que encarna la 3 – Mediando homologación del acuerdo preventivo celebrado
calles distintas (v. respuesta a la posición sexta, fs. 73). regla bajo análisis (arg. art. 1 CCyC). en el principal, deviene inoficioso pronunciarse sobre el pron-
Reconoce que durante la vida en común se hacía cargo De allí que deba rechazarse el agravio, lo cual no impli- to pago requerido en los términos del art. 16 de la ley 24.522,
de la totalidad de los gastos del hogar (respuesta decimoc- ca que, frente a la detección del incumplimiento, la regla ya que solo tiene utilidad durante el período que transcu-
tava, fs. 73 vta.). del referido 552 CCyC no sea aplicable para las sumas rre entre la presentación en concurso y la homologación del
Asimismo el demandado cubre los pagos de medicina devengadas a partir del 1/8/2015 (v. “Juicio de alimentos acuerdo, a partir de la cual los acreedores privilegiados reco-
prepaga de la niña y de su madre (informe fs. 93). en el Código Civil y Comercial” por Guahnon, Silvia V., bran el ejercicio de sus acciones individuales.
Por su parte la actora tiene a su cargo a la niña L. de en: La Ley 25/03/2015, 1; en especial ap. III.c).
4 – Debe tenerse en cuenta que el pronto pago produce los efec-
11 años (testimonios fs. 151/156) trabaja como docente
V. Finalmente en cuanto a las costas impuestas en el tos de la verificación del crédito, por ello, rechazarlo por la
provincial percibiendo un salario promedio de aproxima-
grado entiendo que en razón de la parcial revocación que mera circunstancia de que el acuerdo fue homologado, cuan-
damente siete mil quinientos pesos por mes (fs. 171/183).
propicio deben también modificarse e imponerse, en am- do fue iniciado con anterioridad, privaría al acreedor laboral
Los testigos indican que la actora concurría a clases de
bas instancias, al demandado quien resulta vencido (art. de ejercer su derecho reconocido en el art. 56 de la LCQ.
gimnasia con “la nena (…) porque no tenía con quien
68 CPCC).
dejarla” (respuesta la primera ampliatoria fs. 152 vta. y 5 – Corresponde que la declaración de pronto pago apelada
Por las consideraciones expuestas a la cuestión plantea-
reiterada a fs. 155 vta.). sea modificada y se reconozca la verificación del crédito tar-
da voto por la negativa.
Las partes contrajeron matrimonio en 1987 (fs. 10) y díamente, pues en caso contrario significaría desconocer el
se encuentran separados desde el año 2012 (fs. 11 vta.; 47 A la misma cuestión planteada el señor Juez doctor Ca- derecho del acreedor obtenido mediante sentencia laboral fir-
vta.). palbo votó en igual sentido por análogos fundamentos. me y obligarlo a recorrer un doble camino al iniciar un nuevo
No hay otros elementos de prueba relevantes colecta- incidente para reclamar el reconocimiento del crédito.
A la segunda cuestión planteada el señor Juez doctor
dos en autos; el demandado no ha demostrado cuál es su
Loiza dijo: 6 – Iniciar una nueva incidencia para verificar un crédito no se
situación patrimonial o personal en aras de poder determi-
Corresponde revocar parcialmente la sentencia de grado condice con la economía procesal que debe primar en el pro-
nar con mayor precisión las circunstancias de hecho (arts.
y en consecuencia fijar una cuota alimentaria en favor de ceso, pues, al tratarse de un crédito de naturaleza laboral, tal
354; 375; 384 CPCC; 710 CCyC).
la cónyuge A. V. R., de un 5 % del salario que perciba por rigorismo formal podría conducir a un resultado disvalioso
En ese marco, a tenor de las reglas legales referidas, los
todo concepto el alimentante C. V. H., como empleado de para los justiciables. Debe considerarse, fundamentalmente,
principios que ellas contienen, en especial los de solidari-
la USINA Popular Cooperativa de Necochea (incluyendo que el pronto pago fue iniciado con anterioridad a la homolo-
dad familiar y de igualdad de los esposos, atendiendo la
horas extras, BAE, aguinaldo, y todo otro beneficio), de- gación del acuerdo, y que por motivos exógenos la resolución
edad de la actora (54 años), la escasa posibilidad de una
ducidas las cargas legales obligatorias, la que será abonada fue dictada luego de su homologación. L.G.
mayor inserción laboral, valorando también que algunos
mediante depósito judicial del 1º al 10 de cada mes en la
de los gastos de la actora son compartidos con su hija (es- 59.116 – C1ªCC San Isidro, sala I, abril 14-2016. – S. C. S.A. de T. s/
cuenta especial que al efecto se abrió en autos (arts. 1; 2;
pecialmente los relativos a la vivienda) y procurando un concurso preventivo s/incidente de verificación de crédito.
431; 432; 433 y 541 CCyC; 2 y 16 CEDAW; 641 y 643
equilibrio entre los esposos en función de los roles que
CPCC). A tal fin el demandado deberá aportar los recibos En la Ciudad de San Isidro, Provincia de Buenos Aires,
cada uno desempeñara durante la unión matrimonial –y
de sueldo por todo el período abarcado que permitan el a los 14 días del mes de abril de 2016, se reúnen en Acuer-
que de algún modo se perpetúan hasta hoy–, entiendo que
respectivo cálculo de conformidad con los arts. 641 del do los señores Jueces de la Sala Primera de la Cámara
debe admitirse la pretensión de la actora, aunque no en el
ritual y 548 del CCyC y bajo apercibimiento de lo dispues- Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del Departa-
monto perseguido.
to por el art. 553 del CCyC. Difiriéndose la regulación de mento Judicial de San Isidro, Dres. Carlos Enrique Ribera
Por todo ello estimo equitativo fijar una cuota alimen-
honorarios para su oportunidad (art. 31 ley 8904). y Hugo O. H. Llobera (artículos 36 y 48 de la ley 5.827),
taria en favor de la cónyuge la que propicio sea de un 5 %
Así lo voto. para dictar sentencia interlocutoria en el juicio: “S. C. S.A.
del salario que perciba por todo concepto el alimentante
de T. s/Concurso Preventivo s/Incidente de Verificacion de
como empleado de la USINA Popular Cooperativa de Ne- A la misma cuestión planteada el señor Juez doctor Ca-
crédito” y habiéndose oportunamente practicado el sorteo
cochea (incluyendo horas extras, BAE, aguinaldo, y todo palbo votó en igual sentido por los mismos fundamentos.
pertinente (arts. 168 de la Constitución de la Provincia
otro beneficio), deducidas las cargas legales obligatorias,
Vistos y Considerando: Por los fundamentos expues- de Buenos Aires y 263 del Código Procesal Civil y Co-
la que será abonada mediante depósito judicial del 1º al 10
tos en el precedente acuerdo, se revoca parcialmente la mercial), resulta que debe observarse el siguiente orden:
de cada mes en la cuenta especial que al efecto se abrió en
sentencia de grado y en consecuencia se fija una cuota Dres. Ribera y Llobera, resolviéndose plantear y votar la
autos (arts. 1; 2; 431; 432; 433 y 541 CCyC; 2 y 16 CE-
alimentaria en favor de la cónyuge A. V. R., de un 5 % del siguiente cuestión:
DAW; 641 y 643 CPCC).
salario que perciba por todo concepto el alimentante C. ¿Debe modificarse la sentencia apelada?
A tal fin el demandado deberá aportar los recibos de
V. H., como empleado de la USINA Popular Cooperativa
sueldo por todo el período abarcado que permitan el res- A la cuestión planteada el Dr. Ribera dijo:
de Necochea (incluyendo horas extras, BAE, aguinaldo, y
pectivo cálculo de conformidad con los arts. 641 del ritual
todo otro beneficio), deducidas las cargas legales obliga- I. R. R. M. inicia pronto pago de crédito laboral, de
y 548 del CCyC y bajo apercibimiento de lo dispuesto por
torias, la que será abonada mediante depósito judicial del conformidad con lo dispuesto con el art. 16 de Ley 24.522,
el art. 553 del CCyC.
1º al 10 de cada mes en la cuenta especial que al efecto se reformada por la ley 26.086. Acompaña a los fines de jus-
IV. El llamado segundo agravio no puede considerarse abrió en autos (arts. 1; 2; 431; 432; 433 y 541 CCyC; 2 y tificar su acreencia, copia certificada de la sentencia dicta-
tal pues resulta la mera enunciación de una discrepancia 16 CEDAW; 641 y 643 CPCC). A tal fin el demandado da en sede laboral y liquidación aprobada (fs. 24/6).
con la sentencia, afirmando hechos en sentido contrario deberá aportar los recibos de sueldo por todo el período Corrido el pertinente traslado como verificación tardía
a ésta pero sin argumentar críticamente las razones que abarcado que permitan el respectivo cálculo de confor- (ver fs. 27, tercer párrafo), la concursada la contestó (fs.
abonarían tal disenso. No cabe pues su valoración en esta midad con los arts. 641 del ritual y 548 del CCyC y bajo 28/30) y el Síndico dio su conformidad con el pronto pago
instancia (art. 260 CPCC). apercibimiento de lo dispuesto por el art. 553 del CCyC. (fs. 36).
6 Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016

Se dictó sentencia y se reconoció en favor del pe- motivo por el cual, M. podrá ejecutar la sentencia de veri- 3, I, 27-2-2003, “Diario La Unión S.A. s/ Concurso pre-
ticionante el derecho al pronto pago por la suma de ficación e incluso solicitar la quiebra del deudor. ventivo s/ Inc. pronto pago por Cabrera Enrique César”).
$1.045.914,72 con privilegio especial e intimó de pago a Conforme a lo expuesto, la declaración de pronto pago Pero teniendo en cuenta el alcance de la decisión que
la concursada para que en el plazo de cinco días depositara apelada debe ser modificada y reconocerse la verificación propongo, tener por verificado el crédito laboral tardía-
dicha suma, bajo apercibimiento de ley. No se impuso cos- del crédito tardíamente, pues caso contrario significaría mente, el tema de las costas debe ser analizado conforme
tas por carecer de naturaleza contradictoria (fs. 41/2). desconocer el derecho del acreedor obtenido mediante el art. 56 del L.C.Q.
La concursada apela (fs. 47) y funda su recurso a fs. 51/4. sentencia laboral firme y obligarlo a recorrer un doble ca- Por ello debe tenerse en cuenta que corrido el traslado
La sindicatura apeló la imposición de costas (fs. 49) y mino de iniciar un nuevo incidente para reclamar el reco- del pedido de pronto pago, el Juzgado le dio el trámite
expresa agravios a fs. 56/7. nocimiento del crédito. de incidente de verificación tardía, el deudor se opuso al
Al respecto cabe mencionar, que la concursada fue pedido, pues sostuvo que debía acreditarse la autenticidad
III. [sic] El reconocimiento como pronto pago de las copias, cuando estaban certificadas por el Tribunal
parte el proceso laboral; al presente incidente se le dio
i. Agravios de la concursada y breves antecedentes de Trabajo que había dictado la sentencia y que, además,
traslado como incidente de verificación tardía, el que fue
Se queja la deudora que se haya admitido el pronto pa- dicha documentación no daba cuenta de la falta de pago
contestado sin plantear oposición frente al trámite impre-
go del crédito laboral, pues dice que estando homologado del supuesto crédito insinuado (fs. 28 vta.).
so, pues sólo pidió que se acreditara la autenticidad de las
el acuerdo preventivo, el pedido debe ser rechazado. Agre- Por ello, corresponde modificar también este aspecto de
copias de la documentación acompañada, cuando contaba
ga que la jueza señaló dicha circunstancia y no obstante la resolución apelada, imponiendo las costas de primera
con certificación del Tribunal de Trabajo y por la falta de
ello, hizo lugar a la pretensión, por lo que entiende, la instancia a la concursada (art. 68 del CPCC).
pago del crédito (fs. 27/30). Además el síndico prestó su
decisión es contradictoria.
conformidad al pronto pago (fs. 36). VI. [sic] Las costas de Alzada por el recurso de la con-
Cuestiona, asimismo, que omitió señalar los límites que
iv. La propuesta cursada se imponen por el orden causado, atento el pro-
impone el art. 246 de la Ley 24.522 (L.C.Q.) respecto de
Tales antecedentes me llevan a la convicción que el pedi- greso parcial de sus agravios y por el recurso del síndico
los intereses, para lo cual, entiende, se le debió requerir al
do de rechazo del pronto pago e intimación de pago, tal co- deberá soportarlas exclusivamente la concursada (art. 68,
funcionario concursal que practique liquidación efectuan-
mo se formula en los agravios, privarían al acreedor de con- segunda parte del C.P.C.C.).
do la discriminación correspondiente a su composición.
tar con una decisión que tuviese por verificado el crédito. Por todo lo expuesto, voto por la afirmativa.
En cuanto a los antecedentes del caso, recordemos que el
Además, iniciar una nueva incidencia para verificar su
acreedor solicitó el 21 de agosto de 2015 el pronto pago de Por los mismos fundamentos, el Dr. Llobera votó tam-
crédito, no se condice con la economía procesal que debe
su crédito reconocido en sentencia, cuando, si bien se había bién por la afirmativa.
primar en el proceso. Es que, tratándose de un crédito de
presentado el acuerdo con los acreedores, aún no había sido
naturaleza laboral, tal rigorismo formal, podría conducir a Por lo expuesto en el Acuerdo que antecede,
homologado (fs. 5.923/5), lo que se efectivizó el 11/9/2015
un resultado disvalioso para los justiciables. Debe consi- a) Se modifica la sentencia dictada y en consecuencia
(fs. 6.921/). Además, al clasificar y agrupar los acreedores,
derarse fundamentalmente que el pronto pago fue iniciado se declara verificado tardíamente el crédito de R. R. M.
la concursada denunció la inexistencia de acreedores labora-
con anterioridad a la homologación del acuerdo, y que por por la suma de $730.021,25 en concepto de capital de
les (fs. 5.777), por lo que no se formuló acuerdo para ellos.
motivos exógenos la resolución fue dictada luego de su condena con carácter de privilegio especial y general. En
ii. Jurisprudencia respecto al momento hasta el cual
homologación. cuanto a los intereses deberán calcularse de conformidad
puede solicitarse el pronto pago
Aun cuando se desestime la pretensión, entiendo que con lo dispuesto por los arts. 242 inc 1º y art. 246 inc. 1º
La jurisprudencia ha decidido que el pronto pago tie-
resulta conveniente analizar el reclamo como un pedido de de la ley 24.522, con los privilegios especiales y generales
ne utilidad únicamente durante el período que transcurre
verificación de créditos tardío, máxime cuando al expre- que correspondan, a cuyo fin en su oportunidad, deberá
entre la presentación en concurso y la homologación del
sar agravios la demandada no desconoció la acreencia del practicarse su liquidación conforme a las pautas señaladas;
acuerdo, dado que pasado tal período fenece su razón de
reclamante, sino que se limitó a pedir su rechazo por cues- b) Las costas de primera instancia se imponen a la con-
ser, puesto que, o bien se trata de un crédito quirografario
tiones formales y cuya pretensión encuentra andamiaje en cursada;
sujeto a las reglas acordadas y que, por ende, no puede
lo dispuesto por el art. 56 de la ley concursal. c) Las costas de Alzada se imponen, por el recurso de la
ser reclamado por esta vía, o bien es un crédito privile-
El principio iuria novit curia faculta al juez a califi- concursada en el orden causado y por el recurso del síndi-
giado que es inmediatamente exigible. Por ello, estando
car autónomamente los hechos del caso en tanto no altere co a la concursada.
homologado el acuerdo propuesto por el concursado, lo
los supuestos fácticos (CNCom., Sala D, causa nº 25.304; Se confirma el resto que fuera motivo de agravios.
establecido en el art. 16, párrafo 2º L.C.Q. resulta inaplica-
ídem Sala E, causa nº 100.344/02 del 19/6/2009; Sala B, Regístrese y devuélvase. – Carlos E. Ribera. – Hugo O.
ble, debiendo el acreedor intentar la verificación conforme
del 21/12/06, entre otros). H. Llobera (Sec.: Mariano A. Bonanni).
el procedimiento previsto en los arts. 56 y concordantes
Encontrándose acreditada la acreencia pretendida con
(CNCom., sala A, junio 17-9-987, L.L. 1998-B, 746; ídem,
la documentación acompañada (fs. 5/12) y la conformi-
sala E , 23-12-1997, “Pinfruta S.A. conc. prev. s/ inc. pron-
dad prestada por el Síndico fs. 38, teniendo en cuenta la FICHAS BIBLIOGRÁFICAS
to pago por: Vallejos, Hilardo”, LL 1998-C, 280-97168;
naturaleza de la pretensión esgrimida y lo dispuesto por
íd., sala A, 18-9-1998, “Química Sudamericana, S.A. s/ GUILLERMO F. PEYRANO y JORGE NICOLÁS
el art. 56 de la ley concursal, propongo que se declare ve-
Concurso s/ Incidente de verif. por Nupieri Helio”, ED ­LAFFERRIÈRE
rificado tardíamente el crédito pretendido por la suma de
181, 742-49124; íd., sala A, 24-9-1998, “Casa Kleiman,
$730.021,25 en concepto de capital de condena con carác- Restricciones a la capacidad civil
S.A. s/ Concurso s/inc. de revisión por Alegre, Francisco”,
ter de privilegio especial y general (arts. 241 inc. 2º y 246
ED 183, 307-49378; íd., Sala E, causa nº 44.224/2010 del Buenos Aires
inc. 1º de la ley 24.522).
14-3-2011; ídem, causa nº 100.344/02 del 19-6-2009). El Derecho
En cuanto a los intereses, deberán calcularse de confor-
Aplicando la misma solución, otros tribunales han re- 2016
midad con lo dispuesto por los arts. 242 inc 1º y art. 246
suelto que mediando homologación del acuerdo preven- 198 páginas
inc. 1º de la ley concursal con los privilegios especiales y
tivo celebrado en el principal, deviene inoficioso pronun-
generales que correspondan, a cuyo fin en su oportunidad, Constituye –para mí– un enorme privilegio la posibilidad de
ciarse sobre el pronto pago requerido en los términos del
deberá practicarse liquidación de los mismos conforme a comentar esta excelente obra que integra la Colección Código
art. 16 de la ley 24.522, ya que el mismo sólo tiene utili-
las pautas señaladas. Civil y Comercial de la Nación, lanzada por la Editorial El Dere-
dad durante el período que transcurre entre la presentación
cho, escrita por dos reconocidos juristas argentinos, los profe-
en concurso y la homologación del acuerdo, a partir de la IV. Las costas en el pedido de pronto pago
sores Guillermo Peyrano y Nicolás Lafferrière.
cual los acreedores privilegiados recobran el ejercicio de En cuanto a que no se impusieron costas atento la au-
Es difícil sintetizar en unas pocas líneas, aunque lo intentaré,
sus acciones individuales (CNCom., 3-6-2002, “Robles, sencia de naturaleza contradictoria, la sindicatura apela tal
todo el contenido de este libro, que se desarrolla en catorce ca-
Enrique R. en: Fortunato Arrufat S.A.”, LL 2002-F, 889- decisión (fs. 49) y funda su recurso (fs. 56/57). Dice que ello
pítulos y que cuenta, además, con una amplia bibliografía. A ello
104724 comentado por José A. Di Tullio y Eduardo N. vulnera su derecho de propiedad pues desplegó tareas profe-
cabe añadir la particular atención que se ha prestado a los deba-
Chiavassa; CNCom., Sala A, 10-6-1997, “Industrias Ta- sionales que no se ven retribuidas. Agrega que se dio trasla- tes y conclusiones de las últimas Jornadas Nacionales de Dere-
meyfú S.A.”, JA 1997-IV, 127). do como incidente de verificación tardía, y que se contestó cho Civil, celebradas el año pasado en la ciudad de Bahía Blanca.
iii. Los efectos de verificación del pronto pago en virtud de ello, por lo que resulta procedente la regulación. En el capítulo I, introductorio de la obra, se hace una breve
No caben dudas que el momento a partir del cual se Las decisiones judiciales sobre la imposición de costas referencia a la evolución legislativa de la capacidad, desde la
puede solicitar el pronto pago, en el concurso preventivo, en el pedido de pronto pago, han sido contradictorias. La sanción del Código Civil de Vélez hasta el Código Civil y Co-
es desde su apertura (art. 14 L.C.Q.). jurisprudencia ha estado dividida, para algunos tribunales mercial, pasando por las reformas introducidas por las leyes
El problema se plantea hasta cuándo puede solicitar o no generaba costas (CNCom., sala B, 28.4.89, “Viñedos 17.711 y 26.657. Es de destacar que este esquema compara-
reconocerse judicialmente el pronto pago. Conforme a la Argentinos S.A. cit. por Amadeo y Speroni”, sum. 2218) tivo se reitera prácticamente en todos los capítulos siguientes,
referencia que hice de la jurisprudencia de la justicia na- (cfr. Rivera, Julio César, Instituciones de Derecho Con- lo que permite visualizar con facilidad los cambios que ha
cional comercial, se ha resuelto que debe otorgarse hasta cursal, Tº 2, Ed. Rubinzal Culzoni, 2003, p. 203; v. Sosa, introducido la nueva codificación.
la homologación del acuerdo preventivo. Félix E. y Barotto, Sergio M., Las costas en sede laboral y En el capítulo II, titulado “La capacidad civil”, los autores
Ahora bien, también debe tenerse en cuenta que el el pronto pago, JA del 11-9-96; CACC San Nicolás, 5530, afirman que la capacidad es una exigencia de justicia en razón
pronto pago produce efectos de la verificación del crédito, RSI-293-3, sala I, 6-5-2003, “Industrias Molineras S.A. s/ de la dignidad de la persona humana. De allí que todo ser
por ello rechazarlo por la mera circunstancia que el acuer- Quiebra. Incidente de pronto pago promovido por García humano, por el solo hecho de ser tal, es poseedor de una capa-
do fue homologado, cuando fue iniciado con anterioridad, Rogelio y otros”; ídem, 4242 RSD-206-2, S 23-5-2002: cidad jurídica que supone un reconocimiento de los bienes que
privaría al acreedor laboral de ejercer su derecho reco- “Frigorífico Ramallo S.A. s/ Quiebra. Incidente de pronto le son debidos en justicia y que comprende la libertad para
nocido en el art. 56 L.C.Q. Los acreedores privilegiados pago por Ricardo Acosta y otros”, entre muchos otros). En desplegar su aptitud de ejercer los derechos. Con otras pala-
no comprendidos o alcanzados por el acuerdo preventivo cambio para otra corriente jurisprudencial debían imponer- bras: capacidad jurídica o de derecho, y capacidad de ejercicio
homologado, pueden ejercer sus acciones individuales, se costas (CACC Lomas de Zamora, sala I, 56340, RSI-50- o de hecho, clasificación que se desarrolla a continuación.
Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016 7

Es preciso resaltar dos principios que los autores destacan estará destinado a preservar y estimular su independencia per- al uso de la web, etc.), lo que resultaría desmesurado. Por ello,
y que considero centrales en la legislación vigente, en lo que sonal, (iii) que deben favorecerse las alternativas terapéuticas los autores entienden que con adicción se comprende el uso
hace a la capacidad de derecho: (i) la regla general de la ca- que no limiten la libertad personal, (iv) que las limitaciones problemático de drogas legales e ilegales. Con todo, las demás
pacidad, acorde con el reconocimiento del ser humano como a la capacidad son de carácter excepcional y proporcionales adicciones referidas pueden ser tenidas en cuenta si implican
persona y (ii) el carácter siempre limitado y excepcional de a la persona, (v) que la actuación de los apoyos se orienta a una alteración mental permanente o prolongada de suficiente
las incapacidades, que se imponen en razón del bien común respetar los derechos, voluntad y preferencias de la persona gravedad con incidencia en la persona y en sus bienes.
y generalmente refieren a prohibiciones para actos determina- con discapacidad, (vi) que la intervención estatal debe tener En el capítulo V se destaca la mejor precisión del Código
dos por razones de orden moral. En cuanto a la capacidad de carácter interdisciplinario, lo que parece exigir –al menos– la Civil y Comercial en la enunciación de los legitimados activos
ejercicio, se expone que puede provenir de la ley (es el caso presencia de un médico psiquiatra, un psicólogo y un asistente en los procesos para imponer restricciones a la capacidad de
de las personas por nacer) o de una sentencia judicial (cuando social, (vii) que la persona con discapacidad tiene derecho a ejercicio, en comparación con el Código derogado. Esto se ve
se restringe la capacidad por salud mental), y en el caso de la recibir información a través de medios y tecnologías adecuadas en la facultad otorgada al propio interesado (lo que ya la doc-
sentencia, habrá que atender a diversidad de situaciones que para su comprensión, (viii) que la persona con discapacidad trina venía admitiendo y es coherente –como se destaca en la
pueden llevar a declaraciones diferentes, sea de incapacidad, tiene derecho a participar en el proceso judicial con asistencia obra– con la insoslayable intervención de esta persona, pues,
sea de capacidad restringida, sea de inhabilitación. letrada que debe ser proporcionada por el Estado si carece de en definitiva, lo que se procura es resguardar sus intereses), en
Es importante señalar que en lo que se refiere a la restric- medios, asistencia que puede hacer innecesaria la designación la delimitación de los parientes que pueden promover la acción
ción de la capacidad de ejercicio por sentencia judicial, el nue- de un curador provisorio, y (ix) que debe priorizarse el uso de (los autores hacen una necesaria diferenciación en los casos de
vo Código insiste en la regla de la capacidad y la necesidad de las alternativas terapéuticas menos restrictivas de los derechos parentesco por adopción, según esta sea simple o plena) y en
establecer cuáles son los actos que requieren de la asistencia y las libertades, dejando las internaciones involuntarias reduci- la eliminación de la legitimación que antes se otorgaba al cón-
de los denominados apoyos. Y si bien pareciera que la regla se das a los casos de riesgo cierto e inminente. sul y a cualquier persona del pueblo cuando el demente fuera
invierte cuando se decreta la incapacidad, y que la sentencia En el capítulo IV se aborda el tema de las personas que pue- furioso o incomodara a sus vecinos, la que era insostenible.
debiera fijar los actos que puede realizar el incapaz por sí solo, den ser sometidas a un proceso por incapacidad y las condicio- La aprobación de la intervención del propio interesado no
los autores advierten que la redacción de la norma va en senti- nes exigidas para hacerlo. Los autores destacan la importancia les impide a los autores señalar que parte de la legitimación
do contrario, esto es, obligando a consignar qué actos no pue- del art. 23 del cód. civil y comercial, que consagra el derecho otorgada no podrá ser ejercida en la práctica. En efecto, la
de realizar sin el concurso del apoyo. El capítulo termina con de toda persona humana a ejercer por sí misma los derechos, norma dispone que el interesado podrá solicitar su propia de-
un desarrollo de las funciones de los representantes legales, de excepto las limitaciones consagradas por la ley o por sentencia claración de incapacidad, y es claro que, si la persona se en-
los apoyos y del Ministerio Público. judicial. Ponen de relieve la idea –ya consagrada con anteriori- cuentra en esa situación, no puede peticionar por sí misma su
El capítulo III se dedica a las reglas generales de la restric- dad, art. 152 ter, cód. civil, según ley 26.657– de que el grado declaración de incapacidad.
ción de la capacidad. Los autores ponderan que el Código Ci- de incapacidad debe ser decretado judicialmente, procurando También se plantea alguna duda respecto de la legitimación
vil y Comercial haya incorporado los principios jurídicos como que la restricción sea la menor posible e impuesta siempre en otorgada al cónyuge no separado de hecho y al conviviente
puntos de partida para la interpretación (art. 2º) y desarrollan beneficio o ventaja de la persona afectada, pues, en definitiva, mientras la convivencia no haya cesado. Es que, afirman los
los que surgen de los instrumentos internacionales de derechos la presunción es la capacidad de todas las personas. De todos autores, la sociedad de hoy presenta una multiplicidad de va-
humanos: (i) los Principios de la ONU para la protección de modos, y más allá de algunas dudas que pueden surgir de la re- riantes en las relaciones de convivencia entre parejas que pue-
los enfermos mentales y el mejoramiento de la atención de la dacción de los textos legales, se afirma –en posición que com- den dificultar la determinación de si se ha operado o no una
salud mental, del 17-12-91, (ii) la Convención Interamericana parto– que puede decretarse la incapacidad absoluta, en limita- separación de hecho o un cese de la convivencia.
para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación dos casos y de manera excepcional (piénsese en los supuestos Finalmente, se destaca que en los procesos de inhabilita-
contra las Personas con Discapacidad, y (iii) la Convención de personas que han sufrido un daño neurológico absoluto). ción, reducidos ahora a los casos de prodigalidad, el nuevo Có-
Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapa- Los autores plantean interrogantes con respecto a la edad digo solo reconoce legitimación al cónyuge, conviviente, ascen-
cidad. No olvidan mencionar la Declaración de Caracas y los de las personas que pueden ser sometidas a un proceso de in- dientes y descendientes. Sin embargo, afirman que no puede
Principios de Brasilia, ambos de 1990. capacidad, más allá de que el art. 32 dispone que debe tratar- negarse al propio interesado su legitimación para procurar su in-
Estimo necesario mencionar algunas de las cuestiones que se de personas mayores de 13 años. Es que, al mismo tiempo, habilitación, pues ello no guardaría coherencia con la legitima-
los autores ponen de relieve. Así, por ejemplo, destacan, por un quienes tienen 13 años son adolescentes y están sometidos al ción que se le otorga para pedir la restricción de su capacidad.
lado, el significado del término discapacidad y lo que implica régimen de la “capacidad progresiva”, con derecho a ejercer En el capítulo VI se señala que el interesado es parte del pro-
discriminación para la Convención Interamericana, y, por el otro, por sí los actos que les son permitidos por el ordenamiento ju- ceso y, por tanto, puede producir toda medida de prueba y desig-
que promueva medidas normativas que aseguren que el sistema rídico, lo cual puede generar dudas en cuanto a los principios nar su propia asistencia letrada. Además debe intervenir el Minis-
judicial no permita la aprobación de nuevos casos de interdic- aplicables. A ello, añádase la amplia capacidad que se les otor- terio Público, el cual no solo participa en el proceso mismo, sino
ción y que impulse el desarrollo gradual del sistema de apoyo ga respecto de los tratamientos no invasivos y, si son mayores también en la revisión judicial de las sentencias que restrinjan la
para la toma de decisiones y la facilitación de los procesos de de 16 años, de las disposiciones sobre el propio cuerpo como capacidad de alguna persona. Añaden que el Ministerio Público
revisión de las interdicciones decretadas. En cuanto a la Conven- si fueran plenamente capaces. también debe intervenir en los procesos de inhabilitación.
ción Internacional, realzan su art. 12, que establece los criterios Los autores comparten la derogación de la incapacidad de En el capítulo VII se desarrolla el tema del juez competente,
en relación con la capacidad jurídica de las personas con disca- las personas sordomudas que no saben darse a entender por que el nuevo Código aborda con un criterio de practicidad: será
pacidad, esto es, el reconocimiento de la personalidad jurídica escrito, lo que era reclamado unánimemente. Pero la deroga-
de las personas con discapacidad, su igualdad de condiciones ción no obsta, destacan, a que tales personas puedan encua-
con las demás personas, la incorporación del modelo de apoyos drar en alguna situación que lleve a restringir su capacidad. En EDICTOS
que –a través de la comprensión y la confianza– colabore para la cuanto a los inhabilitados, recuerdan que la figura ha quedado
CIUDADANÍA ciudadanía argentina. Por ello cual-
toma de decisiones, la necesidad de resguardar a la persona con reducida a la prodigalidad. El Juzgado Nacional de Primera Ins- quier persona que tuviere conoci-
discapacidad y protegerla ante posibles abusos, y la reafirmación Se pondera haber eliminado la rígida diferencia entre sanos tancia en lo Civil y Comercial Fede- miento de algún acontecimiento que
ral Nº 3, a cargo del Dr. Roberto R. estimara podría obstar a dicha con-
de la capacidad de ejercicio de las personas con discapacidad e insanos del Código de Vélez –solo atenuada con el art. 152 Torti, Secretaría Nº 5, a mi cargo, cesión, deberá hacerlo saber a este
en relación con la gestión de sus asuntos patrimoniales, evitando bis incorporado por la ley 17.711– que ya había dejado atrás sito en Libertad 731, piso 4to., de Juzgado. Publíquese por dos días.
Buenos Aires, 5 de junio de 2015.
que sean privados de sus bienes de forma arbitraria. la Ley de Salud Mental. La idea es otra: advertir que existe una esta ciudad, hace saber que la Sra. Roberto S. Muzio, sec.
YULIKA DIAZ JIMENEZ, D.N.I. Nº
Además explican otros dos documentos: la Observación Ge- amplia gama de situaciones que toman en cuenta los diferen- 94.533.386, de nacionalidad cuba- I. 20-5-16. V. 23-5-16 5514
na ha solicitado la declaración de la
neral 1 de 2014 del Comité sobre los Derechos de las Perso- tes padecimientos mentales, que el nuevo Código llama altera- “Ciudadanía Argentina”. Cualquier
SUCESIONES
nas con Discapacidad y las Observaciones formuladas en el ciones mentales (que para los autores es sinónimo de trastorno persona que conozca algún impedi- El Juzgado Nacional de 1ª Instancia
mento para la concesión de dicho be- en lo Civil No. 90, Secretaría Única,
año 2012 por ese Comité a la Argentina. De este último se mental), erradicando definitivamente la palabra demencia. El neficio podrá hacerlo saber a través cita y emplaza por treinta días a he-
destaca su firme postura contraria a toda forma de sustitución trastorno mental debe ser prolongado o permanente; nunca del Ministerio Público Fiscal, dentro rederos y acreedores de GLORIA AR-
del plazo de quince días. Publíque- GENTINA OFELIA DIAZ, a efectos de
de voluntad, su urgente llamado a revisar la legislación en tal puede ser accidental. Además debe ser grave, lo cual habili- se por dos días. Buenos Aires, 5 de que hagan valer sus derechos. El pre-
sentido para pasar a un sistema de apoyos, y su recomenda- ta la imposición de restricciones a la capacidad de ejercicio mayo de 2016. Ana María Alvarez, sente deberá publicarse por tres días
sec. fed. en el diario El Derecho. Buenos Aires,
ción a poner en marcha talleres de capacitación dirigidos a siempre que se estime que del ejercicio de su plena capacidad 16 de octubre de 2015. Gustavo Al-
I. 20-5-16. V. 23-5-16 5504 berto Alegre, sec.
jueces para que adopten el sistema de apoyo en la toma de puedan resultar daños a su persona o a sus bienes.
Juz. Civ. y Com. Federal Nº 1 Sec. I. 19-5-16. V. 23-5-16 5511
decisiones en lugar de la tutela y la curatela. A partir de que el art. 32 se refiere a alteraciones mentales, Nº 2 de la Cap. Fed. hace saber que
HOSSAIN SHAIKH de nacionalidad El Juzgado Nacional de 1ra. Instancia
Los autores afirman que el Código Civil y Comercial ha pro- los autores entienden que los padecimientos físicos no habili- en lo Civil Nº 101, Secretaría Unica,
Bangladeshí DNI Nº 95.463.777 ha
curado adaptar sus disposiciones a las exigencias de la Con- tan a restringir su capacidad. Sin embargo, dejan una puerta solicitado la concesión de la Carta de sito en la Av. De los Inmigrantes Nº
Ciudadanía Argentina. Se deja cons- 1950, 6º Piso, Capital Federal, cita
vención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, abierta: la norma permite declarar la incapacidad y nombrar un a herederos y acreedores de Doña
tancia que deberá publicarse por dos
puntualizando las normas que así lo demuestran. Sin perjuicio curador a las personas que estén impedidas de interaccionar días en El Derecho. Buenos Aires, RETACCA ALICIA EMILIA y de Don
12 de mayo de 2016. Mercedes Ma- PANDOLFI, LUIS ENRIQUE, por el
de ello, no dejan de destacar la importancia de la Ley de Salud con su entorno y expresar su opinión por cualquier medio y si plazo de TREINTA (30) DlAS, en los
quieira, sec. int.
Mental, en especial, en lo que se refiere a la noción de salud el sistema de apoyos fuera ineficaz. Tal situación podría habili- autos caratulados “RETACCA ALI-
I. 23-5-16. V. 24-5-16 5515 CIA EMILIA Y OTRO S/ SUCESIÓN
mental (art. 3º) y a los derechos de las personas con padeci- tar la restricción de la capacidad cuando la persona padeciera AB-INTESTATO”, Expediente Nº
El Juzgado Nacional de Primera Ins-
miento mental (art. 7º). una disfuncionalidad física extremadamente grave. tancia en lo Civil y Comercial Federal 36.855/2015, a los efectos que se
Nº 1O, secretaría Nº 19, sito en Li- presenten a hacer valer sus derechos.
El capítulo concluye con el desarrollo del art. 31 del nuevo Finalmente, se aborda el tema de las adicciones, desta- bertad 731 9º Piso de esta ciudad, El presente edicto deberá publicarse
Código, destacando: (i) que la capacidad a la que se refiere es cando que el Código no ha precisado los alcances del término informa que la Sra. RECHETNIKOVA, por el término de tres días en El De-
ANASTASIA de nacionalidad rusa con recho. Buenos Aires, 12 de mayo de
la capacidad de ejercicio, la que se presume, (ii) que el trata- adicción, el cual puede considerarse que abarca diversas de- D.N.I. Nº 93.975.762, ha iniciado 2016. Alejandro Cappa, sec.
miento de cada paciente –conforme los Principios de la ONU– pendencias (alcohol, drogas, tabaquismo, ludopatía, al trabajo, los trámites tendientes a obtener la I. 19-5-16. V. 23-5-16 5510

Interior: Bahía Blanca: Notas Jurídicas: Tel. (0291) 4527524 / La Plata: José Panfili Tel./Fax (0221) 155770480 / Mar del Plata: Jorge Rabini Tel./Fax (0223) 4893109 / Córdoba: Alveroni Libros Jurídicos (0351) 4217842
Mendoza, San Juan, San Luis: José Graffigna Tel. (0261) 1534849616 / S. S. Jujuy: Librería Universitaria Tel./Fax (0388) 4237963 / San Miguel de Tucumán: Bibliotex Tel. (0381) 4217089
Noreste: Jorge Thea Tel. (011) 1564660335 / Patagonia: Nelson Ramírez Tel. (011) 1564629553
Buenos Aires, lunes 23 de mayo de 2016 Nº 13.962 AÑO LIV

Primer Director: Jorge S. Fornieles (1961 - 1978)

Propietario Universitas S.R.L. Cuit 30-50015162-1


Tucumán 1436/38 (1050) Capital Federal
Redacción y Administración:
Tel. / Fax: 4371-2004 (líneas rotativas)
e-mail: elderecho@elderecho.com.ar • www.elderecho.com.ar
D i a r i o d e J u r i s p r u d e n c i a y D o c t r i n a
competente el juez del domicilio de la persona interesada o examen del equipo interdisciplinario, lo que parece inclinar el
el del lugar de su internación, con la posibilidad de optar por fiel de la balanza a favor de la primera opción. ­COLUMNA LEGISLATIVA
uno u otro sin que existan criterios de preferencia o prelación. El capítulo XI se refiere a la registración de las sentencias
Legislación Nacional
Ello se ajusta a la jurisprudencia que ya se venía dictando, en declarativas de incapacidad o de restricciones a la capacidad. Si
el sentido de privilegiar la mayor inmediatez del juez respecto bien se reconoce que esta era una idea cuya consagración legal Resolución General 3875 de mayo 12 de 2016
de la persona incapaz o con capacidad restringida, de modo de reclamaba la doctrina, se apuntan con certeza las dificultades (AFIP) - Impuestos. Impuesto a las Ganan-
procurar su más eficaz protección. que tal disposición acarrea. En primer lugar, se menciona la im- cias. Sociedades. Fideicomiso. Determinación
En el capítulo VIII se trata la situación del presunto incapaz posibilidad práctica de anotar marginalmente en el acta de na- del Impuesto a las Ganancias. Confección de la
durante el desarrollo del proceso. Luego de recordar el sistema cimiento todos los actos que se restringen, la designación de los Declaración Jurada. Sociedades, empresas uni-
del Código derogado (en el que la interposición de la demanda apoyos y las funciones que se les han especificado. Tal dificultad personales, fideicomisos y otros que practiquen
traía aparejada la designación de un curador ad litem, y que la obligará en los hechos a adjuntar copia de la sentencia a la par- balance comercial. Nueva versión del programa
mera certificación médica de dos profesionales sobre el estado tida de nacimiento. Si esto ocurre, nace un segundo problema: aplicativo (B.O. 13-5-16).
mental del presunto incapaz y su peligrosidad actual podía bas- la publicidad de datos personales contenidos en la sentencia Disposición 181 de mayo 9 de 2016 (DNRNPAyCP)
tar para restringir su capacidad de ejercicio), se pone de relieve que declara la incapacidad o restringe la capacidad de determi- - Registro de la Propiedad Automotor. Digesto
el cambio sustancial impuesto por la ley 26.657 que parte de nada persona. Y no se trata de cualquier dato personal, sino de de Normas Técnico-Registrales. Comunicación
la presunción de capacidad de toda persona. En esta línea está datos sensibles –como lo es la información referente a la salud, del extravío, robo o hurto de las Placas de Iden-
el nuevo Código, que consagra la idea de que toda restricción art. 2º, ley 25.326– que gozan de un régimen de tutela dife- tificación, el Título del Automotor y la Cédula de
provisoria a la capacidad debe estar fundada e impuesta solo si renciado, por el cual se prohíbe formar archivos o registros que Identificación. Modificación (B.O. 13-5-16).
resulta beneficiosa para el presunto incapaz y teniendo presente directa o indirectamente revelen este tipo de información. El
siempre que tal medida es de carácter excepcional. Esta idea, in- sistema previsto, como se ve, presenta serias objeciones consti- Próximamente en nuestros boletines EDLA.
cluso, se mantiene en el caso de dictado de medidas cautelares, tucionales. Para evitar esto, los autores sugieren la creación de
que requerirán siempre, de manera previa, de una evaluación un Registro Único Nacional de Restricciones a la Capacidad, en En el último capítulo se trata el tema de los inhabilitados,
interdisciplinaria para ponderar su procedencia y sus alcances. el que simplemente se revele si existe o no una restricción a la partiendo de la ley 17.711 y marcando la diferencia entre esa ley
Los autores solo critican que no se haya previsto otorgar capacidad y su período de vigencia, incluyendo no solo limita- y los arts. 48 a 50 que reducen la inhabilitación a la prodigalidad.
facultades al juez para que pueda imponer tratamientos o te- ciones provenientes de problemas de salud, sino también otras Los autores destacan que la nueva norma no exige la pérdida
rapias que puedan ser necesarias para la mejora de la salud. causales, como las que provienen de la declaración de apertura efectiva del patrimonio, sino la exposición a su familia de la pérdi-
Esta idea, que puede ser considerada como una violación a la de concurso preventivo o de quiebra, o inhabilitaciones especia- da del patrimonio. Entienden que debe incluirse al propio pródigo
autonomía de la voluntad, es, en verdad, muchas veces, una les, como la consagrada por el art. 20 bis del cód. penal. entre los legitimados activos, además de los que la norma indica.
medida necesaria para evitar internaciones forzadas, conside- En el capítulo XII se tratan las restricciones a la libertad Asimismo, afirman que para decretar la inhabilitación deberá con-
rando debidamente las dificultades que la persona afectada personal. En primer lugar, se desarrollan los lineamientos de tarse con la intervención del equipo interdisciplinario. Por último,
puede tener para afrontar tales terapias por sí misma, como la Ley de Salud Mental respecto de las internaciones, previstas explican los efectos de la inhabilitación y el proceso para su cese.
ocurre con quienes sufren el flagelo de las adicciones. como recurso terapéutico restrictivo, por el menor tiempo po- En suma, estamos ante un profundo trabajo que desarrolla
Los autores también consideran dos situaciones particula- sible, diferenciadas entre voluntarias e involuntarias, y se aña- un tema complejo con claridad, con un agregado inestimable
res: los incapaces y los inhabilitados. Para los primeros, en- den las internaciones por problemáticas de orden social. Asi- para el abogado: el estudio paralelo del régimen derogado y de
tienden que debe implementarse una curatela general, con mismo, se hace referencia al marco familiar y comunitario de los profundos cambios introducidos por el Código Civil y Co-
facultades de representación y asistencia, amén de la desig- la persona afectada; al régimen de altas, externaciones y per- mercial, que facilita así la detección de las diferencias.
nación de un letrado para la representación procesal. Para los misos de salidas; a la situación de los menores de edad inter- Alejandro Borda
segundos, más allá de la presunción de su capacidad, deberán nados y a la responsabilidad de los profesionales, integrantes
contar con asistencia letrada. del equipo de salud y directivos. También se explica el impacto VOCES: ACTOS Y HECHOS JURÍDICOS - CAPACIDAD - CÓ-
En el capítulo IX se abordan algunos aspectos del trámite y de la reforma del art. 482 del cód. civil hecho por la Ley de DIGOS - CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL - DISCA-
régimen probatorio de estos procesos. Así se resalta que quien Salud Mental. Luego, se pasa revista a las observaciones sobre PACITADOS - INSANIA - PERSONA - DERECHOS
promueve el proceso (el propio interesado u otra persona) debe las internaciones formuladas por el Comité sobre los Derechos HUMANOS - TRATADOS Y CONVENIOS - CONSTI-
contar con asistencia letrada, pero, si esta falta, la presentación de las Personas con Discapacidad hechas a la Argentina, todo TUCIÓN NACIONAL - HÁBEAS DATA - INHABILI-
es válida, aunque el proceso se suspenderá hasta que se cuente lo cual fue contemplado por el nuevo Código en los arts. 41 y TACIÓN - LEGITIMACIÓN - BIOÉTICA - FAMILIA
con ella. Respecto de la prueba, se insiste en que puede acercar- 42, que plantean como requisitos de fondo para disponer una - SALUD PÚBLICA
se todo tipo de prueba, y que el informe del equipo interdiscipli- internación involuntaria que exista una evaluación interdisci-
nario (que, más allá de cierto silencio en el nuevo Código, debe plinaria y un riesgo cierto e inminente; que la internación sea
contar con facultativos médicos, para responder así a las incum- siempre con carácter restrictivo; que se den las garantías del
bencias profesionales) no es un supuesto de “prueba científica”. debido proceso, control judicial inmediato y defensa mediante
De toda la prueba producida debe darse traslado a la persona asistencia judicial, y que la sentencia especifique la finalidad y
interesada, a quien pidió la declaración y al Ministerio Público. duración de la internación y la periodicidad de la revisión.
En el capítulo X se estudia la sentencia. Se destaca que En el capítulo XIII se aborda el tema de los actos realiza-
el art. 37 del nuevo Código exige que se determine la época dos por persona incapaz o con capacidad restringida. El nue-
en que la situación se manifestó y los recursos personales, vo Código distingue según el acto sea posterior o anterior a
familiares y sociales existentes, todo lo cual requiere de la la inscripción de la sentencia, y considera además los actos
necesaria producción de prueba, la cual, si no es aportada por realizados por una persona fallecida. En cuanto a los actos
las partes, los autores entienden que debe ser requerida por el posteriores a la inscripción de la sentencia, se advierte que ha-
Ministerio Público y, en su caso, producida de oficio por el tri- brá que establecer primero si el acto es nulo o no, pues puede
bunal. También se explica el sistema de apoyos y sus funciones ocurrir que sea de los permitidos por la sentencia. Por lo de-
con los ajustes razonables según las necesidades y circunstan- más, siempre se tratará de una nulidad relativa. Por otra parte,
cias de la persona. Los autores ponen de relieve que debe de- los autores apuntan a los problemas de la inscripción, entre los
signarse, en primer lugar, a los que hayan sido indicados por la que se destaca la duda de si para cualquier acto será necesario
persona en las directivas médicas anticipadas, si estas existen. requerir la exhibición de la partida de nacimiento, a lo que se
También abordan el tema del alcance temporal de la sentencia, suman las dificultades que ocasiona la carencia de un sistema
en el que el nuevo Código, siguiendo la línea de la ley 26.657, de información rápida, en red, de todos los Registros de Estado
marca una diferencia sustancial con el Código de Vélez. Afir- Civil y Capacidad de las Personas. A ello deberá añadirse que
man que la sentencia puede ser revisada en cualquier momen- tal inscripción dificulta la preservación de la confidencialidad
to y nunca más allá de los tres años de haber sido dictada, de la información referida a la salud mental. Respecto de los
con base en nuevos dictámenes interdisciplinarios y mediando actos posteriores a la inscripción de la sentencia, las condi-
audiencia personal con el interesado (conf. art. 40). ¿Qué pasa ciones de su nulidad están reguladas en el art. 45. Pero se
si vence ese plazo y no se revisa la sentencia? Dos respuestas plantea –más allá de lo que dice expresamente la norma– si la
posibles: los efectos de la sentencia perduran porque no es- fecha que importa es la de la inscripción o la de la sentencia,
tá consagrada caducidad alguna (criterio que comparto, con teniendo en cuenta la necesaria protección de la persona. Fi-
fundamento en la necesaria protección de la persona); o no nalmente, se critica –siguiendo la posición de Tobías– la solu-
pueden perdurar, en aras de la regla de la presunción de la ción del art. 46 referido a los actos realizado por una persona
capacidad. Pero, más allá de esto, debe recordarse que el art. fallecida, sobre todo en lo que respecta a la mención a los
47 dispone que el cese de la incapacidad o de la restricción de “actos anteriores a la inscripción de la sentencia”, que quita
la capacidad debe decretarse por el juez que la declaró, previo congruencia a la solución legal.