You are on page 1of 9

Dayana Lema

Grupo 621

EXTRACCIÓN ILEGAL DE ADN DE GRUPO WAORANI

 ¿Qué denuncia se hizo por parte del grupo waorani?


La denuncia sobre la extracción de muestras de ADN del pueblo indígena waorani sin
su consentimiento y su supuesta venta por parte de una entidad estadounidense.

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

 ¿Qué convenios hablan sobre temas de biodiversidad o genética?


Esto constituye una flagrante violación de la Constitución de Ecuador, que
prohíbe "el uso de material genético y la experimentación científica que atenten
contra los derechos humanos".

(http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775)

Durante la Cumbre de la Tierra: Brasil ’92, se firmó el Convenio de


Biodiversidad se plantea la necesidad del "consentimiento y participación de
quienes poseen estos conocimientos que, además, deberán beneficiarse al
compartirlos".

(ONU http://www.un.org/es/events/biodiversityday/convention.shtml)

 ¿Qué distribuyó el Instituto Coriell?


"De 1994 a 2008, Coriell distribuyó un total de siete cultivos celulares y 36 muestras de
ADN de esta línea. Fueron enviados a instituciones de ocho países para fines de
investigación científica. Coriell no recibió ningún beneficio comercial asociado a la
recepción, almacenamiento o distribución de estas muestras", aseguró el centro.

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

 ¿Quiénes fueron los afectados?


Correa explicó que se reunió con los indígenas para tratar su denuncia de que a inicios
de los noventa "una empresa privada les extrajo muestras de sangre y de ADN y
comercializó sin el permiso de los waoranis esas muestras".

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

 ¿Quiénes fueron los implicados?


De su lado, la ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, detalló
que la compañía petrolera Maxus en 1991, "a pretexto de brigadas médicas para curar a
los hermanos de la nacionalidad waorani, les extrajeron muestras de sangre para
obtener su ADN".
"El instituto de investigaciones médicas de la Universidad de Harvard, que se llama el
instituto Coriell, lo que hizo es vender el ADN waorani para fines de investigación y,
potencialmente, fines comerciales", comentó Espinosa.

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

Alicia Durán Ballén, hija del presidente de la República del Ecuador, Sixto
Durán Ballén (1992-1996) fue testigo de honor en la firma de un “convenio de
amistad”, por 20 años, -redactado en inglés-, entre la petrolera estadounidense
Maxus y el pueblo Waorani.
(http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775)

 ¿Cuándo se dio este hecho?


El hecho ocurrió entre los años de 1990 y 1991.
(http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775)

 ¿Cómo se resolverá el caso?


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que se llevará a tribunales
internacionales la denuncia sobre la extracción de muestras de ADN del pueblo
indígena waorani sin su consentimiento y su supuesta venta por parte de una entidad
estadounidense.

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

 ¿Cómo fue el proceso de extracción de ADN?


La ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, detalló que la
compañía petrolera Maxus en 1991, "a pretexto de brigadas médicas para curar a los
hermanos de la nacionalidad waorani, les extrajeron muestras de sangre para obtener
su ADN".

(Revista Vistazo http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314)

 ¿Dónde se dio este hecho?


En la comunidad Yawempare, parroquia Dayuna, del cantón Coca, en la
provincia de Orellana.

(http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775)

 ¿Dónde fueron entregadas las muestras?


Según la investigación de la Defensoría, las muestras habrían sido entregadas
a un científico de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, en Estados
Unidos, pero su nombre no se menciona, y, posteriormente, llegaron al Instituto
Coriell, un centro de estudios médicos con sede en el Estado de Nueva Jersey.

(http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775)
WAORANI Y SU EXTRACCIÓN ILEGAL DE ADN POR PARTE DE ENTIDAD
ESTADOUNIDENSE

Ante la denuncia por parte de algunos waorani sobre la extracción ilícita de muestras de sangre a
miembros de su comunidad por parte de la Petrolera Maxus, las autoridades ecuatorianas y
principalmente el Presidente de la República, Rafael Correa, han brindado todo su apoyo para poner
en marcha el proceso legal de este caso, suscitado a comienzos de los años noventa en la Amazonía
ecuatoriana.

La Ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, detalló que la


Compañía Petrolera Maxus en 1991, “a pretexto de brigadas médicas para curar a los
hermanos de la nacionalidad waorani, les extrajeron muestras de sangre para obtener su
ADN”.

Ante este hecho el mandatario Rafael Correa, anunció que se llevará a tribunales
internacionales la denuncia sobre la extracción de muestras de ADN del pueblo indígena
waorani sin su consentimiento y su supuesta venta por parte de una entidad estadounidense.

Alicia Durán Ballén, hija del presidente de la República del Ecuador, Sixto Durán Ballén
(1992-1996) fue testigo de honor en la firma de un “convenio de amistad”, por 20 años, -
redactado en inglés-, entre la petrolera estadounidense Maxus y el pueblo Waorani. La
Maxus, con ese convenio, consiguió entrada libre en ese territorio ancestral para explotar
campos petroleros.

Hombres, mujeres y ancianos waorani cayeron en las garras de la petrolera con la


colaboración incondicional de la hija del Presidente de la República que, para facilitar la
firma del convenio, generosamente, regaló a una de las mujeres waorani, unos aretes de
fantasía o bisutería.

Según la investigación de la Defensoría, las muestras habrían sido entregadas a un


científico de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, pero su
nombre no se menciona, y, posteriormente, llegaron al Instituto Coriell, un centro de
estudios médicos con sede en el Estado de Nueva Jersey. "Se comprobó que el instituto
Coriell "posee ilegalmente desde el 18 de diciembre de 1991 muestras de sangre" de gente
de esa etnia, sostiene la Defensoría del Pueblo y agregaba que "desde 1994 hasta la
actualidad este laboratorio ha distribuido un total de siete cultivos celulares y 36 muestras a
ocho países", venta efectuada a través de su página de internet. Coriell no recibió ningún
beneficio comercial asociado a la recepción, almacenamiento o distribución de estas
muestras", aseguró el centro.

Este hecho constituye una flagrante violación de la Constitución de Ecuador, que prohíbe
"el uso de material genético y la experimentación científica que atenten contra los derechos
humanos". La biopiratería genética de los waorani se constituye en una grosera violación a
los derechos humanos inherentes a ese pueblo.
Durante la Cumbre de la Tierra: Brasil ’92, se firmó el Convenio de Biodiversidad, el
mismo que fue suscrito por 157 países. El Congreso ecuatoriano fue el segundo en
Latinoamérica en ratificarlo. El Convenio entró en vigencia y tiene fuerza de ley
internacional que está por sobre las legislaciones nacionales. En este Acuerdo se coloca a
los recursos biológicos en la órbita de la soberanía nacional y se plantea la necesidad del
"consentimiento y participación de quienes poseen estos conocimientos que, además,
deberán beneficiarse al compartirlos". El conocimiento, la participación y el acceso a los
beneficios suponen que tanto el Estado Ecuatoriano como los pueblos indígenas
amazónicos, conozcan el verdadero fin del trabajo de "investigación" y se beneficien.

María Fernanda Espinosa indicó que se ha conformado un comité técnico-jurídico que


analiza "cuáles son las mejores vías para establecer un proceso legal internacional contra el
instituto y contra todas aquellas instituciones que operaron violando las normas de bioética
a nivel internacional y atentaron contra la integridad y el derecho a la consulta de la
nacionalidad waorani".
http://www.telegrafo.com.ec/noticias/informacion-general/item/el-estado-llevara-a-cortes-
internacionales-denuncia-de-waorani.html

El estado llevará a Cortes Internacionales denuncia de Waorani


Por su parte, la ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, detalló que la
compañía petrolera Maxus en 1991, “a pretexto de brigadas médicas para curar a los hermanos de
la nacionalidad waorani, les extrajeron muestras de sangre para obtener su ADN”.

http://www.vistazo.com/webpages/pais/imprimir.php?id=21314

Ecuador denunciará en cortes internacionales extracción de ADN de indígenas


La ministra de Patrimonio subrayó que la "instrucción" del Ejecutivo es que el Gobierno dé a los
waoranis "todo el apoyo necesario y todo lo que requieran para encaminar este proceso legal".

Nayón (Ecuador).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que se llevará a tribunales
internacionales la denuncia sobre la extracción de muestras de ADN del pueblo indígena
waorani sin su consentimiento y su supuesta venta por parte de una entidad estadounidense.

Correa explicó que esta semana se reunió con los indígenas para tratar su denuncia de que a
inicios de los noventa "una empresa privada les extrajo muestras de sangre y de ADN y
comercializó sin el permiso de los waoranis esas muestras".

"Por ética o bioética cualquier experimento o estudio que se quiera hacer, debe ser con el
consentimiento de los individuos perfectamente informados", dijo Correa en su programa
televisivo y radial semanal, que se emitirá el próximo sábado pero que grabó hoy en la localidad
de Nayón debido a que mañana viajará a Europa.

"No permitiremos que esto quede en la impunidad", dijo Correa al apuntar que al momento
estudian "los mejores mecanismos para llevar esto ante tribunales internacionales. Esto rompe
cualquier ética, esto no se puede permitir", apuntó.

De su lado, la ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, detalló que la


compañía petrolera Maxus en 1991, "a pretexto de brigadas médicas para curar a los hermanos
de la nacionalidad waorani, les extrajeron muestras de sangre para obtener su ADN".

"El instituto de investigaciones médicas de la Universidad de Harvard, que se llama el instituto


Coriell, lo que hizo es vender el ADN waorani para fines de investigación y, potencialmente,
fines comerciales", comentó Espinosa.

Indicó que se ha conformado un comité técnico-jurídico que analiza "cuáles son las mejores
vías para establecer un proceso legal internacional contra el instituto y contra todas aquellas
instituciones que operaron violando las normas de bioética a nivel internacional y atentaron
contra la integridad y el derecho a la consulta de la nacionalidad waorani".

Espinosa subrayó que la "instrucción" de Correa es que el Gobierno dé a los waoranis "todo el
apoyo necesario y todo lo que requieran para encaminar este proceso legal".
En julio pasado el Instituto estadounidense Coriell de Investigación científica negó a Efe
haberse lucrado con la venta de muestras de ADN del pueblo indígena waorani, después de que
la Defensoría del Pueblo de Ecuador denunciara el caso.

La Defensoría sostiene que en 1990 ó 1991 dos estadounidenses, uno de los cuales trabajaba
para la empresa petrolera Maxus, extrajeron sangre a algunos waorani en sus comunidades con
el argumento de que iban a examinar su estado de salud.

El Instituto Coriell, con sede en Nueva Jersey (Estados Unidos), confirmó a Efe haber
distribuido las muestras, pero negó haber obtenido el ADN de manera ilegal y haber obtenido
beneficios económicos con él.

"De 1994 a 2008, Coriell distribuyó un total de siete cultivos celulares y 36 muestras de ADN de
esta línea. Fueron enviados a instituciones de ocho países para fines de investigación científica.
Coriell no recibió ningún beneficio comercial asociado a la recepción, almacenamiento o
distribución de estas muestras", aseguró el centro.

Coriell también explicó que científicos y funcionarios de su institución deben firmar un


formulario que garantice que las muestras no se utilizarán para la elaboración de un producto
comercial, ni serán redistribuidas a otros investigadores.

"En 2010, la muestra en cuestión fue retirada del depósito y ya no está disponible para la
investigación científica", agregó el Instituto de Investigación.

La Defensoría de Ecuador argumentó que los envíos realizados por Coriell desde 1994 violan la
Constitución de Ecuador, que prohíbe "el uso de material genético y la experimentación
científica que atenten contra los derechos humanos". EFE

http://tercerainformacion.es/spip.php?article42775

ABYA YALA: YANQUIS ROBARON Y COMERCIALIZARON ILEGALMENTE EL ADN DEL PUEBLO


WAORANI

Alicia Durán Ballén, hija del presidente de la República del Ecuador, Sixto Durán
Ballén (1992-1996) fue testigo de honor en la firma de un “convenio de amistad”, por
20 años, -redactado en inglés-, entre la petrolera estadounidense Maxus y el pueblo
Waorani ubicado en la Amazonía, y que había permanecido aislado de la “civilización
occidental”. La Maxus, con ese convenio, consiguió entrada libre en ese territorio
ancestral para explotar campos petroleros.

Hombres, mujeres y ancianos waorani cayeron en las garras de la petrolera con la


colaboración incondicional de la hija del Presidente de la República que, para facilitar
la firma del convenio, generosamente, regaló a una de las mujeres waorani, unos
aretes de fantasía o bisutería. A cambio recibió una pechera Waorani. Alicia Durán
Ballén, le preguntó al agregado de negocios de la embajada yanqui: “¿Crees que
ganamos con el cambio?”. El asesor yanqui, con una sonrisa de oreja a oreja, le
respondió: “Así ganamos Manhattan” y con collares, cuentas de vidrio, espejos, a más
de la espada y la cruz, lo españoles conquistaron lo que hoy es América Latina.

un pueblo amazónico compuesto por unos 3 000 miembros, según la Confederación


de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Según la investigación de la Defensoría, las muestras habrían sido entregadas a un


científico de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos,
pero su nombre no se menciona, y, posteriormente, llegaron al Instituto Coriell, un
centro de estudios médicos con sede en el Estado de Nueva Jersey.

Esto constituye una flagrante violación de la Constitución de Ecuador, que prohíbe "el
uso de material genético y la experimentación científica que atenten contra los
derechos humanos". La biopiratería genética de los waorani se constituye en una
grosera violación a los derechos humanos inherentes a ese pueblo.

Durante la Cumbre de la Tierra: Brasil ’92, se firmó el Convenio de Biodiversidad, el


mismo que fue suscrito por 157 países. El Congreso ecuatoriano fue el segundo en
Latinoamérica en ratificarlo. El Convenio entró en vigencia y tiene fuerza de ley
internacional que está por sobre las legislaciones nacionales. El Convenio de
Biodiversidad surgió en momentos en que se produce un flujo ilegal masivo de
recursos genéticos desde los países tropicales, que poseen grandes riquezas
biológicas y culturales hacia los países industrializados. En este Acuerdo se coloca a
los recursos biológicos en la órbita de la soberanía nacional y se plantea la necesidad
del "consentimiento y participación de quienes poseen estos conocimientos que,
además, deberán beneficiarse al compartirlos". Estos beneficios, de acuerdo al
Convenio de Biodiversidad, deben ser repartidos equitativamente. El conocimiento, la
participación y el acceso a los beneficios suponen que tanto el Estado Ecuatoriano
como los pueblos indígenas amazónicos, conozcan el verdadero fin del trabajo de
"investigación" y se beneficien.

En el expediente de la Defensoría existen informaciones y datos no refutados que


señalan que desde 1992 hasta la fecha actual, el Instituto Coriel ha enviado a
instituciones de ocho países siete cultivos celulares y 36 muestras, lo que constituye
una flagrante violación de la Constitución de Ecuador, que prohíbe "el uso de material
genético y la experimentación científica que atenten contra los derechos humanos".
La biopiratería genética de los waorani se constituye en una grosera violación a los
derechos humanos inherentes a ese pueblo. Según informaba la agencia española
EFE, “en su página de internet el Instituto dice contar con "la colección más diversa de
líneas celulares, ADN y otros materiales biológicos, recogidos y distribuidos para su
uso por la comunidad internacional de investigación biomédica". La Defensoría del
Pueblo, en defensa de los derechos del pueblo waorani solicitó a la Procuraduría
General del Estado, que representa a Ecuador en litigios internacionales, y a la
Cancillería para que tomen "las acciones pertinentes" contra Coriell, Maxus y la
Escuela Médica de Harvard "por la adquisición y uso no autorizado de ADN".
Asimismo pidió a la Asamblea Nacional que elabore una ley que regule el manejo del
material genético humano y controle la extracción de muestras de ADN de los pueblos
indígenas.

"Se comprobó que el instituto Coriell "posee ilegalmente desde el 18 de diciembre de


1991 muestras de sangre" de gente de esa etnia, sostiene la Defensoría del Pueblo y
agregaba que "desde 1994 hasta la actualidad este laboratorio ha distribuido un total
de siete cultivos celulares y 36 muestras a ocho países", venta efectuada a través de
su página de internet.

http://www.un.org/es/events/biodiversityday/convention.shtml

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) es un tratado internacional jurídicamente


vinculante con tres objetivos principales: la conservación de la diversidad biológica, la utilización
sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven
de la utilización de los recursos genéticos. Su objetivo general es promover medidas que
conduzcan a un futuro sostenible.

Pienso que la divulgación de la ciencia debe tener propuestas innovadoras unas más
interesante que otra, pero todas ellas muy poco usuales en el entorno educativo formal; es
decir saber hacer un buen uso de los transmedia es manejar dinámicamente el paso de la
información, pasar de lo aburrido y tedioso a lo interactivo y de fácil entendimiento.

Los transmedia sin duda pueden aportar a la divulgación de la ciencia, todo depende del
manejo de las plataformas virtuales, ya que el objetivo debe ser que los usuarios, públicos o
audiencias comprendan de manera creativa todas esas palabras complejas que conlleva la
ciencia,

El dinamismo y rapidez son características que se deben manejar conjuntamente entre la


divulgación científica y los transmedia, estas nuevas ideas pueden generar grandes ventajas
tanto para los científicos como para la sociedad, no deben detenerse, como dice en el
artículo “Las narrativas transmedia no son una ciencia”: “Esto simplemente refleja que no
hay límites para este tipo de narrativas. Nuestra imaginación está limitada, pero lo digital
está haciendo que esa imaginación salvaje se convierta en realidad”.
Cuestionario Fuente Soporte Responsables Fecha

¿Qué?

¿Quiénes?

¿Cuándo?

¿Cómo?

¿Dónde?