You are on page 1of 10

RESIDUOS TOXICOS Y PELIGROSOS

La determinación de si un residuo es o no peligroso se


llevará a cabo identificándolo dentro de la lista europea de
residuos-LER que figura en la Decisión de la Comisión
Europea 2014/955/UE. Esta decisión establece las normas
para clasificación de residuos y complementa al reciente
Reglamento 1357/2014 por el cual se relacionan
las características que permiten clasificar a los residuos
como peligrosos.
NTP 480: La gestión de los residuos peligrosos en los
laboratorios universitarios y de investigación

Residuo peligroso es todo residuo, o mezcla de residuos,


que presenta riesgo para la salud pública o efectos adversos
para el medio ambiente. Este riesgo o efecto adverso se
puede deber, independientemente de su estado físico, a su toxicidad, inflamabilidad, explosividad,
reactividad o corrosividad. Basta que un residuo tenga una de estas características para que sea calificado
como residuo peligroso.

Clasificación de los residuos

Estudio de
actividades
Para el
establecimiento de
los grupos de
clasificación de los
residuos es
necesario realizar
un estudio de las
actividades
realizadas en el
centro productor. Se
consideran todas las
actividades del
centro, desde las de
investigación,
docentes y servicios
externos a empresas
Ilustración 1 Clasificación de Residuos Fuente: Internet
hasta operaciones
de limpieza y
mantenimiento. Este estudio de actividades se efectúa partiendo de las materias primas empleadas en cada
actividad, siguiendo su transformación y mezcla con otros productos.
De este estudio, se extrae una relación de residuos generados en todas las actividades y una estimación de
cantidades. Estos datos se comparan con el inventario de residuos acumulados en el centro productor, en
caso de que existan.
A partir de estos datos y teniendo en cuenta las propiedades fisicoquímicas de los residuos, las posibles
reacciones de incompatibilidad en caso de mezcla y el tratamiento final de los mismos, se establecen unos
grupos de clasificación.
De entre los residuos generados en los laboratorios que se han citado en la introducción, se exponen los
siguientes grupos de clasificación de residuos peligrosos.

Grupo I: Disolventes halogenados.


Grupo II: Disolventes no halogenados.
Grupo III: Disoluciones acuosas.
Grupo IV: Ácidos.
Grupo V: Aceites.
Grupo VI: Sólidos.
Grupo VII: Especiales.

Grupo I: Disolventes halogenados

Se entiende por tales, los productos líquidos orgánicos que contienen más del 2% de algún halógeno. Se
trata de productos muy tóxicos e irritantes y, en algún caso, cancerígenos. Se incluyen en este grupo también
las mezclas de disolventes halogenados y no halogenados, siempre que el contenido en halógenos de la
mezcla sea superior al 2%. Ejemplos: Cloruro de metileno, bromoformo, etc.
Grupo II: Disolventes no halogenados Se clasifican aquí los líquidos orgánicos inflamables que contengan
menos de un 2% en halógenos. Son productos inflamables y tóxicos y, entre ellos, se pueden citar los
alcoholes, aldehídos, amidas, cetonas, ésteres, glicoles, hidrocarburos alifáticos, hidrocarburos aromáticos
y nitrilos.
Es importante, dentro de este grupo, evitar mezclas de disolventes que sean inmiscibles ya que la aparición
de fases diferentes dificulta el tratamiento posterior.

Grupo III: Disoluciones acuosas

Este grupo corresponde a las soluciones acuosas de productos orgánicos e inorgánicos. Se trata de un grupo
muy amplio y por eso es necesario establecer divisiones y subdivisiones, tal como se indica a continuación.
Estas subdivisiones son necesarias ya sea para evitar reacciones de incompatibilidad, ya sea por
requerimiento de su tratamiento posterior:
● Soluciones acuosas inorgánicas:
❍ Soluciones acuosas básicas: Hidróxido sódico, hidróxido potásico.
❍ Soluciones acuosas de metales pesados: Níquel, plata, cadmio, selenio, fijadores.
❍ Soluciones acuosas de cromo VI.
❍ Otras soluciones acuosas inorgánicas: Reveladores, sulfatos, fosfatos, cloruros.
● Soluciones acuosas orgánicas o de alta DQO:
❍ Soluciones acuosas de colorantes.
❍ Soluciones de fijadores orgánicos: Formol, fenol, glutaraldehído.
❍ Mezclas agua/disolvente: Eluyentes de cromatografía, metanol/agua.

Grupo IV: Ácidos

Corresponden a este grupo los ácidos inorgánicos y sus soluciones acuosas concentradas (más del 10% en
volumen). Debe tenerse en cuenta que su mezcla, en función de la composición y la concentración, puede
producir alguna reacción química peligrosa con desprendimiento de gases tóxicos e incremento de
temperatura. Para evitar este riesgo, antes de hacer mezclas de ácidos concentrados en un mismo envase,
debe realizarse una prueba con pequeñas cantidades y, si no se observa reacción alguna, llevar a cabo la
mezcla. En caso contrario, los ácidos se recogerán por separado.
Grupo V: Aceites

Este grupo corresponde a los aceites minerales derivados de operaciones de mantenimiento y, en su caso,
de baños calefactores.

Grupo VI: Sólidos

Se clasifican en este grupo los productos químicos en estado sólido de naturaleza orgánica e inorgánica y
el material desechable contaminado con productos químicos. No pertenecen a este grupo los reactivos puros
obsoletos en estado sólido (grupo VII). Se establecen los siguientes subgrupos de clasificación dentro del
grupo de Sólidos:
● Sólidos orgánicos: A este grupo pertenecen los productos químicos de naturaleza orgánica o
contaminada con productos químicos orgánicos como, por ejemplo, carbón activo o gel de sílice
impregnados con disolventes orgánicos.
● Sólidos inorgánicos: A este grupo pertenecen los productos químicos de naturaleza inorgánica.
Por ejemplo, sales de metales pesados.
● Material desechable contaminado: A este grupo pertenece el material contaminado con
productos químicos. En este grupo se pueden establecer subgrupos de clasificación, por la
naturaleza del material y la naturaleza del contaminante y teniendo en cuenta los requisitos
marcados por el gestor autorizado.

Grupo VII: Especiales

A este grupo pertenecen los productos químicos, sólidos o líquidos, que, por su elevada peligrosidad, no
deben ser incluidos en ninguno de los otros grupos, así como los reactivos puros obsoletos o caducados.
Estos productos no deben mezclarse entre sí ni con residuos de los otros grupos. Ejemplos:
● Comburentes (peróxidos).
● Compuestos pirofóricos (magnesio metálico en polvo).
● Compuestos muy reactivos [ácidos fumantes, cloruros de ácido (cloruro de acetilo), metales
alcalinos (sodio, potasio), hidruros (borohidruro sódico, hidruro de litio), compuestos con
halógenos activos (bromuro de benzilo), compuestos polimerizables (isocianatos, epóxidos),
compuestos peroxidables (éteres), restos de reacción, productos no etiquetados].
● Compuestos muy tóxicos (tetraóxido de osmio, mezcla crómica, cianuros, sulfuros, etc.).
● Compuestos no identificados.
GADEA, E. y X. GUARDINO NTP-276.(1991) Eliminación de
residuos en el laboratorio: procedimientos generales INSHT

CARACTERÍSTICAS

Un residuo tóxico y peligroso es cualquier material sólido, líquido o gaseoso que contenga elementos que,
dada su composición o capacidad de reacción o combinación con otras sustancias, es potencialmente
peligroso para la salud o el medio ambiente. Ejemplos de este tipo de residuos son los cianuros, compuestos
farmacéuticos, metales pesados, éteres, disolventes, tintes, lacas, biocidas
RESIDUOS: TIPOLOGÍA
La humanidad genera volúmenes inmensos y crecientes de
residuos de todo tipo, cuya gestión se estáe transformando
en uno de los mayores problemas que tiene planteada la
sociedad moderna. En este ámbito, la conciencia
conservacionista surgida a partir de los años 70 ha hecho
surgir normativas muy diversas, basadas
fundamentalmente en el reciclado y reutilización de los
materiales ya utilizados. Sin embargo, un volumen muy
significativo de residuos no puede ser reciclado ni
reutilizado por motivos diversos: pueden ser materiales
para los que no se encuentren usos adecuados en ese
momento, o cuyo empleo represente un riesgo para la
Ilustración 2Características de Residuos Fuente: salud o para el medio ambiente. Estos últimos son los
Internet denominados “residuos tóxicos y peligrosos”.

RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS.

Son los que se originan en las ciudades y áreas próximas, e incluyen los residuos domiciliarios, los
generados en vías urbanas, zonas verdes y recreativas, los de construcción, demoliciones y obras
domiciliarias, animales domésticos muertos, muebles y enseres, y vehículos abandonados.

RESIDUOS INDUSTRIALES:

Los que generan las actividades industriales. Pueden ser muy variados, en función del tipo de industria que
los genere, aunque poseen en común la característica de ser potencialmente peligrosos.

RESIDUOS MINEROS.

Son los que se originan durante las actividades mineras. Incluyen los procedentes de las etapas de
prospección, extracción y almacenamiento de recursos minerales, pudiendo ser sólidos o líquidos.

RESIDUOS FORESTALES

Son los que proceden o bien del mantenimiento y mejora de las montañas y masas forestales, cuando se
hacen podas, limpiezas, etc., o bien de los residuos resultantes de cortar los troncos de los árboles para
hacer productos de madera.

RESIDUOS AGROPECUARIOS.

Pueden ser agrícolas o ganaderos, según el tipo de explotación agropecuaria que los origine

RESIDUOS SANITARIOS O CLÍNICOS

Son los originados en instalaciones sanitarias: hospitales, clínicas, centros de salud, que pueden entrañar
extrema peligrosidad.

La mayoría de los residuos antes señalados pueden ser clasificados como potencialmente tóxicos y
peligrosos.

Por otra parte tenemos los residuos inertes, que se definen como aquellos que no experimentan
transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas. No son solubles, ni combustibles, ni
reaccionan física ni químicamente de ninguna otra manera, ni son biodegradables, ni afectan negativamente
a otras materias con las cuales entran en contacto de forma que pueda dar lugar a contaminación del medio
ambiente o perjudicar la salud humana.

La lixiviabilidad total, el contenido de contaminantes, y la ecotoxicidad del lixiviado deberán ser


insignificantes en los residuos inertes, y en particular no deberán suponer un riesgo para la calidad de las
aguas superficiales y/o subterráneas. Proceden de desechos de obras de reforma, reparación, mantenimiento
y nueva construcción de viviendas y otras edificaciones. En ocasiones, en el flujo de residuos de estas
actividades también se encuentran sustancias calificables como residuos peligrosos (pinturas, barnices,
colas y pegamentos, etc.). El problema que generan estos residuos viene dado por el enorme aumento de
su producción y su vertido incontrolado. (CEPIS, 1993)

Cada uno de estos tipos presenta características propias, y en el momento actual hay un gran interés por
ordenar de forma adecuada su eliminación o almacenamiento, lo que se traduce en una importante actividad
legislativa que conduzca a una serie de normas para llevar a cabo esta eliminación o almacenamiento. En
esta regulación los estudios del terreno y de los materiales que se consideren adecuados para proteger los
lugares de almacenamiento es donde la mineralogía ofrece un campo de estudio de gran importancia, para
el correcto sellado de los almacenes. (CEPIS, 1993)

Propiedades Fisicoquímicas, Toxicológicas

Según su peligrosidad se clasifican en:

Explosivos
Sustancias y preparaciones que pueden explotar bajo efecto de una llama o que son sensibles a los choques
o fricciones. Por ejemplo: Nitroglicerina Precaución: evitar golpes, sacudidas, fricción, flamas o fuentes de
calor.

Inflamables
Sustancias y preparaciones: que pueden calentarse y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una
temperatura normal sin empleo de energía o que, en contacto con el agua o el aire húmedo, desenvuelven
gases fácilmente inflamables en cantidades peligrosas. Por ejemplo: Benceno, Etanol, Acetona, etc.
Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).

Extremadamente inflamable
Sustancias y preparaciones líquidas, cuyo punto de inflamación se sitúa entre los 21 ºC y los 55 ºC. Por
ejemplo: Hidrógeno, Etino,Éter etílico, etc. Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).

Comburentes
Sustancias que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la combustión e impidiendo el
combate del fuego. Por ejemplo: Oxígeno, Nitrato de potasio,Peróxido de hidrógeno, etc. Precaución: evitar
su contacto con materiales combustibles. Peligro de Inflamacion: Pueden favorecer los incendios
comenzados y dificultar su extinción

Corrosivos
Estos productos químicos causan destrucción de tejidos vivos y/o materiales inertes. Por ejemplo: Ácido
clorhídrico, Ácido fluorhídrico, etc. Precaución: No inhalar y evitar el contacto con la piel, ojos y ropas.

Irritante
Sustancias y preparaciones no corrosivas que, por contacto inmediato, prolongado o repetido con la piel o
las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria. Por ejemplo: Cloruro de calcio, Carbonato de
sodio, etc. Precaución: los gases no deben ser inhalados o tocados
Nocivos
Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos a
la salud de forma temporal o alérgica. Por ejemplo: Etanal, Dicloro-metano, Cloruro de potasio, etc.
Precaución: debe ser evitado el contacto con el cuerpo humano, así como la inhalación de los vapores.

Tóxicos
Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos
graves, agudos o crónicos a la salud. Por ejemplo: Cloruro de bario, Monóxido de carbono, Metanol, etc.
Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Muy tóxicos
Por inhalación, ingesta o absorción a través de la piel, provoca graves problemas de salud e inclusive la
muerte. Por ejemplo: Cianuro, Trióxido de arsenio, Nicotina, etc. Precaución: todo el contacto con el cuerpo
humano debe ser evitado.

Radiactivos
Sustancias que emiten radiaciones nocivas para la salud.

Contaminante biológico
Materiales contaminados con microorganismos presuntamente patógenos.

Peligroso para el medio ambiente


El contacto de esa sustancia con el medio ambiente puede provocar daños al ecosistema a corto o largo
plazo. Precauciones: debido a su riesgo potencial, no debe ser liberado en las cañerías, en el suelo o el
medio ambiente. Tratamientos especiales tienen que ser tomados.
Estas sustancias se representan con símbolos de reconocimiento universal, que se denominan pictogramas,
que se representan en caracteres negros sobre fondo amarillo, a excepción del que representa sustancias
nocivas o irritantes, que se representan sobre fondos naranjas para evitar la confusión con las señales de
tránsito.

Efectos de los Residuos Peligrosos en la Salud

Los residuos peligrosos conllevan riesgos ambientales y también para la salud de los seres humanos y de la
vida silvestre. Algunos contaminantes como el mercurio se pueden acumular en los tejidos humanos y
animales, lo que agrava sus efectos. Los residuos peligrosos son generados principalmente por la industria
y los negocios. Si bien existen normas, se sigue produciendo contaminación. En 2009, la Agencia de
Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) registró 23 millones de casos de
revelación voluntaria de los riesgos de contaminación y abrió 387 causas penales ambientales. Mientras las
amenazas continúan, los efectos para la salud por los residuos peligrosos se seguirán produciendo.

Cáncer

Los agricultores estadounidenses aplican más de 300 millones de libras (136,08 millones de kg) de
pesticidas en las tierras de cultivo cada año. De los 27 pesticidas más utilizados, la EPA ha clasificado a 15
de ellos como carcinógenos o agentes causantes de cáncer. El cáncer también se ha relacionado con la
contaminación del aire de la industria, así como en el hogar. El radón, por ejemplo, es un subproducto de
la descomposición radiactiva de uranio. El uranio se encuentra en la corteza terrestre y está en todas partes
en el medio ambiente. La exposición al radón es la segunda causa principal de cáncer de pulmón, según el
Instituto Nacional del Cáncer.
Condiciones Respiratorias

Existe una relación directa entre la contaminación del aire y las enfermedades respiratorias como el asma.
La exposición a los residuos peligrosos de las emisiones irrita las membranas mucosas de la boca y la
garganta. Un estudio de 2008 publicado en los Anales de la Academia de Ciencias de Nueva York encontró
que los individuos que viven más cerca de sitios de desechos peligrosos tienen un mayor riesgo de
desarrollar enfermedades respiratorias.

Enfermedades del corazón

Los riesgos de vivir cerca de sitios de residuos peligrosos no se detienen con mayor riesgo de enfermedad
respiratoria. Un estudio de 2004 publicado en la revista Archives of Environmental Health encontró un
riesgo elevado de desarrollo de las cardiopatías congénitas en los hijos de mujeres embarazadas que viven
dentro de una milla (1,61 km) de un sitio de desechos peligrosos. La amenaza también es más inocua. Las
emisiones de automóviles también tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular
por el engrosamiento de las arterias. Las emisiones de combustibles fósiles contienen varias toxinas
consideradas residuos peligrosos no específicos por la EPA. A los residuos peligrosos no específicos son
una fuente que no es fácilmente identificable.

Efectos de exposición

Los efectos en la salud de algunos tipos de residuos peligrosos pueden ser temporales, sin ningún vínculo
con otras condiciones de hayan sido determinadas. El xileno, por ejemplo, es uno de los químicos más
utilizados en los Estados Unidos. Se trata de un ingrediente que se encuentra en las pinturas, disolventes y
barnices. Aunque no se considera un carcinógeno, la exposición a la sustancia química causa mareos y
dolores de cabeza. Una persona también puede experimentar malestar estomacal. En niveles altos, el xileno
puede causar pérdida del conocimiento e incluso la muerte.

Joseph Chiapputo(2014 Efectos sobre la salud de los desechos peligrosos obtenido de:
https://muyfitness.com/efectos-sobre-la-salud-de-los-desechos-peligrosos_13108696/
Cantidades de los Residuos Peligrosos

Allen, R.J. and Brenninan, G.R. (1986) Resumen de las prácticas de tratamiento de efluentes en ciertos países de
América Latina y el Caribe

Allen, R.J. and Brenninan, G.R. (1986) Resumen de las prácticas de tratamiento de efluentes en ciertos países de
América Latina y el Caribe
Bibliografía:

Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (CEPIS) (1993)


Legislación Residuos Peligrosos, REPINDEX No. 45, Lima Perú.

Forester, W.S. and Skinner, J.H. (Eds.) (1987) International Perspectives on Hazardous Waste
Management. Academic Press, New York, N.Y., USA.

Centro Panamericano de Ecología Humana y Salud (ECO) (1991) Un Sistema para la


Prevención, Valoración y Control de las Exposiciones a Sitios Peligrosos y sus Efectos en la
Salud, Metepec, México.

Morel, M.M.O. (1989) A Experiencia no Brasil: Situacao de Sao Paulo Ouanto a Coleta a
Tratamento dos Residuos de Servicos de Saúde, I Sem. Nac. Sobre Residuos de Servicos de
Saude, Rio de Janeiro.
PROPIEDADES, CARASTERISTICAS, CANTIDADES Y EFECTOS DE LOS RESIDUOA TOXICOS Y
PELIGROS

RECOPILACIÓN DE INFORMACION

CULQUI PEDRO
LEON CRISTHIAN
CARLOS TANGUILA
EDUARDO GUAYGUA
JONATHAN MARTINEZ

UNIVERSIDA POLITECNICA SALESIANA


FACULTAD DE CIENCIAS VIVAS
ING. CIVIL
QUITO
2017