You are on page 1of 2

ESTRATEGIAS PARA DESARROLLAR LA AUTONOMÍA SEGÚN LA EDAD DEL NIÑO

¿Cuántas veces has pensado si tu hijo es demasiado pequeño o mayor cuando le mandas a hacer
algo?
No existe una regla mágica que confirme que a determinados años se tienen que realizar ciertas
tareas. Depende de muchas variables: maduración del niño, conocimientos, educación de los
padres, entorno en el que vive, si es hijo único, el menor de varios hermanos, etc.
Lo cierto es que, el involucrar al niño en el desarrollo de su Autonomía lo ayudará a desarrollar su
personalidad y en un futuro lo hará un adulto responsable.

Tareas según la edad del niño:


 Antes de los 3 años: puede ayudar a recoger sus juguetes, levantar sus zapatos, poner su ropa
en el cesto, comer solito utilizando cuchara, avisar cuando necesite ir al baño sin problema y con
mínimos accidentes, usar vaso para tomar líquidos, desvestirse con ayuda de un adulto.
 De los 3 a 4 años: Es capaz de controlarse y puede tener en orden sus cosas. Colabora en
guardar todos sus juguetes y recoger lo que ha utilizado. Puede poner algunas cosas fáciles en
la mesa como plato y cubiertos. Se desviste solo y se viste con ayuda. Aprende a compartir
cosas y a esperar su turno. Muestra interés creciente por jugar con otros niños. Observa e imita
la conducta de un adulto. Actúa en función de premio o castigo que pueda recibir.
 De los 4 a 5 años: Sigue observando e imitando a un adulto. Necesita que le guíen pero tiene
deseos de agradar y servir. Suele tener iniciativas responsables como vestirse, recoger sus
juguetes, controlarse en un espectáculo, etc. Ya se le puede asignar una responsabilidad, como
poner la mesa, control y cuidado de una mascota, hacer un mandado dentro del entorno familiar.
Puede cuidar hermanos más pequeños con supervisión. Debe dejar ordenados los juguetes u
objetos que usa. Es bastante autónomo en la comida, y en su cuidado personal, calzarse,
lavarse e ir al baño. Acepta los turnos en los juegos aunque no siempre los respeta. Entabla
amistades y puede relacionarse y jugar con dos o tres niños sin problema.
 De los 5 a 6 años: Ya ha aprendido bastantes conductas y aunque necesita que la persona
adulta le señale lo que debe o no debe de hacer, conviene presentarle posibilidades para elegir
entre dos opciones. Puede ser responsable de tareas domésticas sencillas: limpiar el polvo,
recoger la mesa, preparar su ropa para vestirse, buscar lo que necesita para una actividad
concreta. No olvidar que el niño sigue imitando y que es exigente en la aplicación de la norma
para TODOS.
Le agrada ayudar y cumplir encargos. Intenta ser autónomo y puede rebelarse frente a las
presiones de los adultos en asuntos de disciplina, autoridad y normas sociales.

A partir de los 5 años comienza a despertar la intencionalidad, asimila algunas normas y se comporta
de acuerdo a ellas.

Papás, recordemos… el mayor obstáculo para desarrollar la AUTONOMÍA es… La


Sobreprotección.

Profra. María Soledad Torres Pérez


2 de diciembre de 2016