You are on page 1of 32

Modelo

Pedagógico
Integrado

VICERRECTORÍA ACADÉMICA
© Universidad Pontificia Bolivariana
© Editorial Universidad Pontificia Bolivariana

Modelo Pedagógico Integrado


Vicerrectoría Académica

Gran Canciller UPB: Arzobispo Alberto Giraldo Jaramillo

Rector General: Mons. Luis Fernando Rodríguez Velásquez

Vicerrector Académico: Pbro. Jorge Iván Ramírez Aguirre

Editor: Juan José García Posada

Diseño y Diagramación: Ana Milena Gómez C.

Coordinadora de producción: Ana Milena Gómez C.

Dirección editorial:
Editorial Universidad Pontificia Bolivariana, 2009
Email: editorial@upb.edu.co
www.upb.edu.co
Telefax: (57)(4) 354 4565
A.A. 56006 - Medellín - Colombia

Radicado: 0674-14-10-09

Prohibida la reproducción total o parcial, en cualquier medio o para cualquier propósito sin la
autorización escrita de la Editorial Universidad Pontificia Bolivariana.
Índice
Presentación ......................................................................... 5

1. Lineamientos generales.................................................... 7

2. Concepción del Modelo Pedagógico................................. 9


2.1. Concepciones................................................................11
3
2.2. Principios ......................................................................12
2.3. Componentes del Modelo Pedagógico .........................13
2.3.1. Intencionalidades formativas ..............................15
2.3.2. Opción curricular ................................................16
2.3.3. Concepción de docente ......................................19
2.3.4. Concepción de estudiante ..................................20
2.3.5. Concepciones de aprendizaje, enseñanza
y didáctica ..........................................................21
2.3.6. Concepción de evaluación ..................................24
A modo de conclusión....................................................28

Referencias . ..................................................................... 29
Presentación

El Sistema Nacional UPB presenta a la comunidad universitaria


su Modelo Pedagógico, marco para establecer las políticas y las
estrategias de sus prácticas educativas y pedagógicas. En él se
representa su propuesta de formación humanista y cristiana, so-
cial y académica en el contexto de las tendencias de la educación
superior.

La Misión Institucional se evidencia en el Modelo Pedagógico en la


búsqueda de la verdad a través de la investigación, y en la evange-
lización de la cultura a través de los valores institucionales.

Con el Modelo Pedagógico se responde al qué, el por qué, el para


qué, para quién, con quién y al cómo de la acción formativa de la
institución. Y se explicitan los vínculos entre los elementos que la
constituyen, a saber: la concepción teórica que la fundamenta, las
intencionalidades formativas y su materialización desde los con-
ceptos de área de conocimiento, áreas académicas, ciclos y malla
curricular.

La concepción pedagógica del Modelo Pedagógico integrado se


fundamenta en teorías que permiten estructurar el carácter activo
del sujeto, la importancia de la individualización y del grupo, el pa-
pel de la autogestión, la investigación y el papel transformador del
sujeto en el proceso de la enseñanza y del aprendizaje1.

El Modelo Pedagógico Integrado, despliega los compromisos para


docentes y estudiantes frente al aprendizaje desde la ruta de la
pedagogía participativa y el aprendizaje significativo.

Este modelo es el resultado del trabajo realizado por un número


grande de expertos e integrantes de las comunidades académicas
de las Seccionales como un esfuerzo más por consolidar el Siste-
ma Nacional de la Universidad Pontificia Bolivariana.
6
Agradezco a todos sus aportes.

Mons. Luis Fernando Rodríguez Velásquez


Rector General
Modelo pedagógico integrado


1.
Básicamente, los desarrollos teóricos de Mario Díaz Villa y Basil Bernstein.
1. Lineamientos
generales2

El Modelo Pedagógico integrado privilegia el aprendizaje; la po-


sición activa del estudiante en la construcción de su propio cono-
cimiento; el papel de mediador del profesor; la relación docente–
estudiante basada en el diálogo y guiada por el reconocimiento de
la dignidad del otro como persona; la investigación, sin descartar
el método expositivo, el trabajo experimental, la práctica y las ac-
tividades independientes debidamente acompañadas. Lo anterior
busca superar el Modelo Pedagógico tradicional centrado en la
enseñanza, el papel de receptor del estudiante y de transmisor del
conocimiento asumido por el profesor.

El Modelo Pedagógico, no es una camisa de fuerza, pretende, a


partir de una concepción antropológica cristiana, la formación in-
tegral del Profesional Bolivariano fundamentada en los valores y
principios del humanismo cristiano, el cual hace posible la educa-
ción de personas capaces de asumir su proyecto personal y de
comprometerse con la construcción y el desarrollo del país. Asi-
mismo, ha de permitir entregar a la sociedad profesionales ex-
celentes, pero, sobre todo personas excelentes, comprometidas


2.
Los Lineamientos Generales se han construido con las Seccionales UPB.
con la verdad, hombres y mujeres de bien, íntegros en el sentido
auténtico de la expresión.

La formación (enseñanza – aprendizaje – evaluación) estará ba-


sada en capacidades y competencias axiológicas (valores), cog-
nitivas (conocimientos) y procedimental (habilidades, destrezas y
procedimientos) que serán abordadas a partir de tres ejes funda-
mentales, los requerimientos de la sociedad, el proyecto ético de
vida del estudiante y las demandas laborales profesionales, pro-
curando un adecuado equilibrio que garantice la formación integral
como el más calificado propósito y la directriz más importante de
la Universidad Pontificia Bolivariana.
2. Concepción
del Modelo
Pedagógico
9

La Universidad Pontificia Bolivariana asume un Modelo Pedagógi-


co Integrado, el cual se entiende como una propuesta en torno al
estudiante como centro del proceso educativo; a la estructuración
del currículo desde las necesidades, los intereses de los estudian-
tes y los temas y problemas propuestos por el contexto sociocul-
tural; a la pedagogía como construcción de significados persona-
les y sociales; al conocimiento como contribución a la formación
intelectual, social y ética y; al aprendizaje significativo.

Un Modelo Pedagógico Integrado se entiende como una manera


especial de seleccionar, organizar, transmitir y evaluar el conoci-
miento y las relaciones sociales que se dan en torno a la institución
educativa. Permite un currículo flexible que implica una selección,
secuencia y ritmo en el aprendizaje, a este modelo subyace una
pedagogía participativa, como una forma de autogestión, y una
teoría autorregulativa del aprendizaje3.

“una pedagogía auto-regulativa y autoformativa presupone


un conjunto complejo de relaciones sociales en las cuales se
generan nuevos significados, interpretaciones y alternativas
[…]. En otros términos, la regulación del contexto pedagó-


3.
DIAZ VILLA, M. Integración, formación y propuestas educativas.
gico está dada por una red específica de relaciones sociales,
abiertas, flexibles e interdependientes que actúan sobre la
estructura de relaciones sociales entre agentes, discursos y
contextos”4

El Modelo Pedagógico Integrado, desde la concepción de la pe-


dagogía participativa, posibilita la selección de modalidades de
trabajo cooperativo, colaborativo y de técnicas participativas; el
concepto de clase integradora; la enseñanza centrada en el estu-
diante; la autonomía en el aprendizaje para aprender a aprender y
aprovechar las posibilidades para la formación de valores y en el
trabajo autónomo.
10

El Currículo Integrado5 es también aquel en el que los diversos


contenidos no van por diferentes caminos, sino que mantienen en-
tre sí una relación abierta. Se estructura desde los conceptos de
clasificación: organización del conocimiento, y estructura: trans-
misión del conocimiento a través de las prácticas pedagógicas.
En otras palabras, el currículo define lo que se considera conoci-
miento válido, la pedagogía lo que se considera transmisión válida
del conocimiento, y la evaluación lo que se considera realización
válida del conocimiento por parte del estudiante.

La adopción de un Modelo Pedagógico Integrado está, por un


Modelo pedagógico integrado

lado, en relación con el aprendizaje significativo6 y la educación


centrada en el alumno. Y, por otro lado, con la investigación como
eje articulador del mismo porque propicia:

• Los procesos de enseñanza y de aprendizaje basados en la


investigación.
• La articulación sistémica de los ciclos, las áreas y los cursos.
• El desarrollo de la capacidad para descubrir, indagar, cuestio-
nar y problematizar los objetos propios de la formación.

4.
DÍAZ VILLA, M. Integración, formación y propuestas educativas.
5.
De acuerdo con Basil BERNSTEIN.
6.
Propuesto por David Ausubel.
• La capacidad para observar, leer contextos teóricos, persona-
les, laborales y socioculturales, formular hipótesis, interpretar
y proponer.
• La comprensión de problemas contextualizados en el tiempo y
el espacio.

2.1. Concepciones
El Modelo Pedagógico de la Universidad Pontificia Bolivariana se
fundamenta en las siguientes concepciones:
11

• La concepción filosófica: el Humanismo cristiano. Busca


la plena realización de la persona, de su ser y su vida, su sen-
tido y su futuro7 en el marco de los principios cristianos. Se
encamina a la búsqueda de un bien común trascendente para
mejorar la vida humana. Se orienta al goce de la cultura y del
espíritu. Respeta la libertad. Comprende la igualdad entre las
personas. Y, valora la justicia como fuerza de conservación de
la comunidad política.

• La concepción antropológica: la persona como realidad


integral. Se plantea como la interacción de las dimensiones

Concepción del modelo pedagógico


humana y cristiana, social y académica. Con el propósito de
desarrollar las potencialidades humanas y favorecer procesos
de reflexión, creatividad, interdisciplinariedad, investigación,
servicio y excelencia académica.

• La concepción pedagógica: la pedagogía como formación.


Concepto de formación estructurado desde tres referentes:
comprensión de la condición antropológica de la persona, des-
pliegue de la razón y desarrollo de la racionalidad para llevar a
cabo los procesos de enseñanza, aprendizaje e investigación.


7.
CONSEJO PONTIFICIO DE LA CULTURA – UNESCO. Un Nuevo Humanismo
para el Tercer Milenio. París, 3 y 4 mayo, 1999.
La investigación como trayecto pedagógico en el cual se aprende
a buscar y a crear en forma permanente el conocimiento; como
una actitud vital de estudiantes y profesores; como la manera
básica de obtener nuevos conocimientos y de aplicar principios
y leyes; como un camino eficaz en el logro de avances científicos
y tecnológicos; y como una alternativa para la solución de pro-
blemas se configura como un proceso integrador del currículo al
buscar, desde la investigación formativa, que el estudiante alcan-
ce competencias que le permitan la construcción de conocimien-
to de manera autónoma o mediante su inserción en sistemas de
investigación universitarios, grupos y centros de investigación o
12
empresas de los sectores público y privado que desarrollan esta
actividad. Dicha formación se concreta con su participación en las
líneas de profundización de los programas que son soportadas por
grupos de investigación reconocidos y de excelencia, las prácticas
de investigación en los diferentes grupos, los trabajos de grado
con perfil investigativo elaborados dentro de líneas y la participa-
ción en semilleros de investigación.

2.2. Principios
El Modelo Pedagógico se fundamenta en los siguientes princi-
Modelo pedagógico integrado

pios:

• El principio de coherencia, como el modo de asegurar que


los procedimientos institucionales conecten, articulen y rela-
cionen el discurso con la práctica educativa; en actitud lógica
y consecuente con los principios que profesa la Universidad
Pontificia Bolivariana.

• El principio de cohesión, como el modo de asegurar que la


formación se presente unificada a las personas participantes
del proceso y cada una de ellas mantenga la capacidad de re-
conocer su función, sus responsabilidades y el lugar que ocupa
dentro de la Institución.
• El principio de identidad, como el modo de asegurar la tras-
cendencia a partir de la promoción de todo aquello que carac-
teriza y distingue a la Institución por la forma de ser, hacer y
convivir de sus miembros.

2.3. Componentes del Modelo


Pedagógico
El Modelo Pedagógico de la Universidad Pontificia Bolivariana tie-
ne los siguientes componentes:
13

• Las intencionalidades formativas.


• La opción curricular.
• Las concepciones de docente y estudiante.
• Las concepciones de enseñanza, aprendizaje y didáctica.
• La evaluación.

Estos componentes permiten:

• Configurar una institución caracterizada por la búsqueda de la


excelencia y el conocimiento resultado de procesos de investi-

Concepción del modelo pedagógico


gación.

• Asumir el carácter universal, de frontera y de aplicación del


conocimiento en el proceso de la formación.

• Establecer el papel del profesor y del estudiante.

• Construir estructuras curriculares integradas desde formas


específicas de seleccionar, organizar, distribuir y evaluar el co-
nocimiento.

• Reconocer las particularidades del entorno educativo global y


local; la lectura del contexto institucional; y las concepciones
presentadas en diversos documentos de la Universidad.
2.3.1. Intencionalidades formativas

Las intencionalidades formativas pueden sintetizarse, así:

La formación humana y cristiana. Está orientada a:

• El desarrollo de las dimensiones humanas en un mundo de


cambios complejos.
• La comprensión de las circunstancias individuales y sociales
del hombre.
• El compromiso responsable con la vida desde la cultura del
14 Evangelio.
• La construcción de un modelo de vida basado en el humanismo
y la ética cristiana.
• El examen de la realidad como principio en la integración de
saberes.
• El diálogo entre la fe y la razón.

La formación social. Pretende educar para:

• El análisis crítico de los desafíos sociales.


• La asunción del compromiso social y político desde los princi-
pios cristianos.
Modelo pedagógico integrado

• El desarrollo de las competencias genéricas para convivir y


participar respetuosamente; interpretar, desarrollar y transfor-
mar el conocimiento; actuar con sabiduría y dar sentido a la
vida a través del valor del trabajo.

Lo anterior se evidencia en: la formación para la construcción de


la identidad y el sentido social del conocimiento, el aporte al de-
sarrollo social y la promoción humana y el respeto a la diversidad
tendiente a la convivencia y la participación social.

La formación académica. Está orientada a:

• El reconocimiento y la comprensión epistemológica de las


ciencias, disciplinas y saberes relacionadas con el objeto de la
profesión.
• Propiciar el conocimiento disciplinar de acuerdo con los pro-
pósitos de formación y las metas de aprendizaje de las áreas
académicas.
• Consolidar las competencias de desempeño profesionales.

La investigación como proceso articulador está orientada a:

• Propiciar el ejercicio de la docencia investigativa.


• Formar “en” y “para” la investigación.
• Desarrollar proyectos de investigación.
• Vincular la investigación en sentido estricto y la investigación
en la formación. 15

2.3.2. Opción Curricular

Con el propósito de desarrollar sus intencionalidades formativas,


la UPB opta por el currículo entendido como los conocimientos,
experiencias y prácticas institucionalmente seleccionados, organi-
zados y distribuidos en el tiempo para efectos de la formación, los
cuales se configuran a partir de diferentes intereses, propósitos y
valores, se expresan en estructuras curriculares, se materializan
en el plan de estudios: propósitos e intereses de un programa aca-
démico, y se visualizan en la malla curricular.

Concepción del modelo pedagógico


En correspondencia con sus intencionalidades formativas, la Uni-
versidad Pontificia Bolivariana opta por un concepto de currículo
integrado, flexible, contextualizado8 e interdisciplinario.9

Integrado. Propone un currículo que:

• Piensa en la persona, sus necesidades e intereses, como el


centro del proceso formativo.


8.
Contextualización que tiene en la cuenta la interculturalidad y el diálogo interreli-
gioso.

9.
UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA. Gestión curricular. Editorial Universi-
dad Pontificia Bolivariana, 2005. 18p.
• Profundiza la comprensión de sí mismo y del mundo.
• Propicia una relación significativa con la vida.
• Ayuda a construir significados personales y sociales en torno
a problemas vitales.
• Permite integrar áreas de conocimiento con la intención de re-
solver los problemas del contexto.
• Promueve el aprendizaje activo.
• Propicia el vínculo entre experiencias de aprendizaje y esque-
mas de significado.
• Ayuda a la construcción de un nuevo perfil docente.
• Permite el ejercicio de innovaciones educativas, pedagógicas
16
y didácticas.
• Genera transformaciones científicas y tecnológicas.
• Permite pasar de una manera más fluida de un grado a otro, o
de un nivel a otro.

En síntesis, el currículo integrado se entiende como una propuesta


de formación con la fuerza para construir vínculos entre el ser, el
saber, el hacer y el trascender en contextos personales, discipli-
narios y sociales.

Flexible. La flexibilidad se explica por el sentido de apertura de


los límites y las relaciones entre áreas de conocimiento, ciclos y
Modelo pedagógico integrado

áreas académicas que dan forma al currículo. La cualidad de flexi-


ble demanda la articulación del conocimiento con la acción, es de-
cir, la interdependencia entre el saber y el saber hacer mediante
la promoción de la capacidad de decisión de los estudiantes para
seleccionar y combinar las secuencias de su formación.

El carácter de flexible sugiere el planteamiento de formas alternas


de organización del currículo por núcleos, problemas o módulos
que explican la validez del trabajo interdisciplinario. A su vez, la
flexibilidad puede entenderse desde el ofrecimiento de diversas
actividades de formación discente, la elaboración de rutas optati-
vas de formación, la oferta amplia de cursos electivos, la diversifi-
cación de prácticas académicas y la libertad para que el estudiante
organice su plan de estudios en concordancia con los lineamientos
institucionales. La flexibilidad curricular, en síntesis, es una aper-
tura del currículo a la formación integral10 de los estudiantes.

La Universidad Pontificia Bolivariana asume la flexibilidad curri-


cular de acuerdo con dos procesos: el diseño de sus planes de
estudio por ciclos de formación y el establecimiento de créditos
académicos.

En el primer proceso, los ciclos de formación y áreas académicas


de la UPB son:

• Ciclo Básico Universitario. Eje transversal al proceso de la 17


formación, construye la identidad y el componente de forma-
ción humanista.
• Ciclo Básico Disciplinar. Desarrolla los fundamentos de las
disciplinas.
• Ciclo Profesional. Define el quehacer profesional y sus énfasis.
• Ciclo de integración. Propicia una relación de continuidad con
la formación avanzada.
• Ciclo de Investigación. Eje transversal al proceso de la for-
mación, genera fortalezas inter y transdisciplinarias para el
abordaje de problemas complejos desde la participación de los
docentes y estudiantes en actividades de investigación forma-

Concepción del modelo pedagógico


tiva que  integre la investigación de manera visible al currículo
y articule los diversos niveles educativos.

Las Áreas Académicas se comprenden como principio de clasifi-


cación de los conocimientos en cuanto su pertenencia a los pro-
pósitos y procesos de docencia y de aprendizaje. Definen lo que
se enseña y lo que se aprende en un determinado nivel y permiten
agrupar e integrar los cursos, módulos, núcleos o proyectos en el
plan de estudios de cada programa.


10.
RESTREPO GÓMEZ, Bernardo. Calidad y Flexibilidad en la Educación Superior.
2002.
En el segundo proceso, el establecimiento de créditos académicos,
la Universidad fundamenta los contextos de enseñanza y apren-
dizaje, define la participación del estudiante y el profesor en los
procesos de aprendizaje y mide el trabajo académico del discente.
Esta noción posibilita:

• La autonomía del estudiante para elegir actividades formati-


vas que respondan sus intereses y motivaciones personales.
• La producción y el acceso a diferentes tipos de experiencias
de aprendizaje.
• La organización de los deberes del estudiante en los períodos
18
académicos que fije la institución.
• El ajuste del ritmo del proceso de formación a las diferencias
individuales de los estudiantes.
• El ofrecimiento de diferentes rutas de acceso a la formación
profesional y de esta manera, la movilidad estudiantil intra e
interinstitucional.
• Los procesos interinstitucionales de intercambio, transferen-
cias y homologaciones.

Contextualizado. El currículo de la Universidad Pontificia Boli-


variana propicia al estudiante la capacidad de leer e interpretar
los contextos para proponer soluciones cada vez más pertinentes,
Modelo pedagógico integrado

productivas y de impacto social.

En el contexto interno se identifican elementos como la misión, la


visión, los principios y los propósitos institucionales, y se articulan
los programas académicos a las finalidades de la educación supe-
rior, a la identidad institucional, al Modelo Pedagógico, a las inten-
cionalidades educativas y a las funciones sustantivas de docencia,
investigación y proyección social.

En el contexto externo se hace una revisión de las tendencias en


educación y la comparación con programas nacionales e interna-
cionales que tienen semejanza en aspectos referidos al enfoque
teórico, metodologías, propósitos de formación, perfil profesional
y plan de estudio, entre otros aspectos. Este ejercicio permite
definir cuestiones de los programas académicos y explicitar sus
repercusiones en la organización curricular y la gestión universi-
taria.

Interdisciplinario. Posibilita:

• La fundación de nuevos campos de saber por medio de la ex-


ploración de fronteras de conocimiento.
• La realización de nuevas interpretaciones y diferentes res-
puestas sobre viejos objetos de estudio.
• El paso de una visión totalizadora del conocimiento a una con-
textualizada y sistémica. 19
• La búsqueda de complementariedades y heterogeneidades
más allá de las disciplinas.
• La apertura metodológica que integra al observador con lo ob-
servado.
• Las acciones recíprocas de los objetos, los fines, los concep-
tos y los niveles de aprendizaje.

2.3.3. Concepción de Docente

En la UPB el docente se concibe como un mediador, como un tu-


tor, responsable de generar un proceso de formación y transfor-

Concepción del modelo pedagógico


mación de la persona, del saber y de la sociedad, que promueve
el aprendizaje a través de la construcción y apropiación del cono-
cimiento. Como profesional de un área específica, sus funciones
están orientadas a la enseñanza, la investigación y la transferencia
del conocimiento. Un ser con alto sentido de lo ético, con respon-
sabilidad social y académica.

Como docente su papel consiste en orientar creativamente el pro-


ceso de enseñanza y aprendizaje; permitir al estudiante construir
su propio conocimiento y promover ambientes y experiencias ade-
cuados que den la oportunidad para el aprendizaje significativo.
Favorece en la comunidad estudiantil el desarrollo de competen-
cias superiores para una formación profesional de calidad.
El docente, como mediador, como tutor, utiliza medios, metodolo-
gías, modalidades, métodos, generando un adecuado ambiente de
aprendizaje en el que los estudiantes comparten elementos cultu-
rales, lenguajes, códigos y saberes diversos. En este sentido, el
docente está llamado a proporcionar las oportunidades para fo-
mentar las relaciones interpersonales y la comunicación efectiva,
de manera que en las aulas universitarias se propicie una auténti-
ca formación integral.

Como investigador reconoce y estimula los avances de su área


de conocimiento y de su profesión, a través de la participación en
20
grupos de investigación, semilleros, redes y comunidades acadé-
micas. Divulga los resultados de sus proyectos, permitiendo así la
transferencia del conocimiento a la sociedad.

Se entiende que la labor del docente no es una experiencia soli-


taria, sino producto del contacto permanente con la realidad, del
trabajo interdisciplinar, las experiencias en diversos contextos, la
incorporación de tecnologías a sus labores cotidianas y la discu-
sión rigurosa con los pares académicos. Por ello, la comunidad
académica es el espacio propio para pensar la docencia en la Uni-
versidad Pontificia Bolivariana.
Modelo pedagógico integrado

2.3.4. Concepción de Estudiante

El Modelo Pedagógico Integrado implica una concepción del apren-


dizaje que promueve la construcción del conocimiento (por medio
de la investigación) y el desarrollo de competencias: habilidades,
destrezas, actitudes y valores que permitan la formación integral
del estudiante bolivariano. En este sentido, el proceso formativo
incentiva el aprendizaje permanente y requiere de un estudiante
con disposiciones y capacidades para aprender a aprender, en re-
lación con el saber y en general con el mundo de la vida.

El aprendizaje es el resultado de un proceso dinámico, de cons-


trucción y reconstrucción de sentidos, en el que se acomodan y
reorganizan los esquemas del conocimiento, con el fin de com-
prender la realidad y transformarla. Por ésto es necesario estable-
cer diversos ambientes y contextos de aprendizaje, orientados por
docentes capaces de entender el papel activo que los estudiantes
tienen en el proceso.

Si el docente es el responsable de la generación de ambientes de


aprendizaje adecuados, que van más allá de la mera transmisión
pasiva de conocimientos, entonces el estudiante es responsable
de determinar su propio estilo de aprendizaje, de sus decisiones
en relación con intereses académicos y profesionales, y de asumir
la posibilidad de la equivocación o el error.
21
El estudiante bolivariano entiende que su paso por la Universidad
significa mucho más que la preparación para conseguir un título
profesional. Es la formación en competencias superiores desde
una perspectiva integral, basada en el humanismo cristiano, con
principios éticos y con responsabilidad social. El estudiante UPB
es formado como profesional dentro de un aprendizaje reflexivo,
crítico y argumentativo.

Su elección por la UPB le exige una participación activa en la vida


universitaria, en la que su opción por un grado académico le im-
plica un triple compromiso: ser una persona íntegra, un ciudadano

Concepción del modelo pedagógico


comprometido y un profesional competente al servicio de la trans-
formación social y humana.

2.3.5. Concepciones de Aprendizaje,


Enseñanza y Didáctica
El Modelo Pedagógico UPB opta por el Aprender a Aprender, el
cual se define como el proceso de estructuración y transformación
que el estudiante hace del conocimiento desde la investigación, y
no como la simple asimilación del mismo. Desde esta concepción
de aprendizaje se desprenden las lógicas de la enseñanza y sus
didácticas que posibiliten el aprendizaje significativo.
El Aprender a Aprender se fundamenta en:

• La concepción de sistemas educativos que cada vez se consa-


gran menos a transmitir conocimientos desde un currículo uni-
forme y se orientan a conducir a los estudiantes por el camino
de aprender a aprender en entornos diferentes.

• El uso intensivo que las sociedades contemporáneas hacen del


conocimiento; la transmisión de volúmenes casi infinitos de in-
formación por medio de las redes; y la reducción del tiempo y
el espacio desde el uso de las tecnologías de la información y
22
la comunicación.

El Aprender a aprender enfatiza en:

• El papel activo del estudiante y su actividad al posibilitar la


reorganización de los conocimientos.
• La valoración de la experiencia externa y de la actividad inter-
na del sujeto.
• La promoción de cambios cualitativos en los niveles de con-
ceptualización del estudiante, en su pensamiento y en la com-
prensión del conocimiento.
Modelo pedagógico integrado

El Aprender a aprender propicia procesos de enseñanza relaciona-


dos con la regulación de los procesos cognitivos por medio de:

• La planeación: actividad previa a la ejecución de las tareas y la


inclusión del diseño que prevé el posible rumbo de las acciones
y las estrategias a seguir.
• El control: actividades de verificación, rectificación y revisión
de la estrategia utilizada.
• La evaluación: contrastación de los resultados con los propósi-
tos definidos y la valoración de los resultados de la estrategia
utilizada o eficacia de la misma.

El Aprender a aprender concibe el papel del profesor como un me-


diador - tutor que:
• Ayuda al estudiante a lograr cada vez mayores niveles de com-
prensión en torno al conocimiento.
• Permite, al estudiante, tomar conciencia de su propio estilo de
aprendizaje.
• Construye con el estudiante procesos de control acerca del
aprendizaje y la toma de decisiones conscientes y efectivas.
• Ayuda, al estudiante, a desarrollar una actitud favorable hacia
el aprendizaje y la construcción de niveles de conciencia cada
vez más altos para entender, actuar y autoevaluar los logros y
generar un aprendizaje autónomo.

El Aprender a Aprender define: 23

Los contextos de aprendizaje como espacios pedagógicos. Y los


describe, así:

Un espacio pedagógico personal, como descubrimiento de la lógi-


ca presente en la construcción de conocimiento; toma de concien-
cia de las habilidades y los procesos para abordar el aprendizaje y
toma de decisiones.

Un espacio pedagógico de la interacción sujeto – contexto, busca


desarrollar potencialidades para comprender el entorno desde: El

Concepción del modelo pedagógico


contexto de las disciplinas y la interacción con otros sujetos.

El Modelo Pedagógico Integrado, ha de permitir la construcción


de competencias metacognitivas, el paso del aprendizaje simple:
cambiar en función de los resultados obtenidos por ensayo y error,
aprendizaje de rutinas y adquisición de habilidades concretas, al
aprendizaje generativo: construcción de nuevas estrategias, ti-
pos de acciones y experiencias; posibilidad, pues, de aprender a
aprender, cuestionar las propias ideas y abrir la mirada para ver las
situaciones de forma inédita. El aprendizaje autónomo, finalidad
metacognitiva, como proceso de interacción con medios y media-
ciones pedagógicas y tecnológicas que le posibilitan adquirir esta
competencia.
2.3.6. Concepción de Evaluación

La evaluación desde lo Institucional

Plantea el Proyecto Institucional de la Universidad que la auto-


rregulación y autoevaluación se hacen con base en la autonomía,
la responsabilidad y los compromisos para cualificar los procesos
por parte de quienes intervienen en ellos. La autoevaluación es un
proceso sistemático, integral, dinámico, permanente, formativo,
participativo. Formativo porque permite “comprender y reorientar
los procesos y hace posible los aprendizajes institucionales en la
24 perspectiva de fortalecer y mejorar la calidad de los procesos con
miras a la autonomía”11.

La Universidad asume la evaluación como un compromiso ético y


debe convertirla en un proceso transparente, lo cual significa que
tiene que ser un producto legítimo de su vida interna como comu-
nidad científica, disciplinar e institucional.

Los principios que se deben tener en cuenta en el sistema de eva-


luación, según la UPB12 son: La objetividad, la confiabilidad (validez
de los instrumentos en función de los objetivos de la evaluación),
la universalidad, la pertinencia, la transparencia, la participación y
Modelo pedagógico integrado

la concurrencia.

La evaluación debe considerar los siguientes aspectos: los obje-


tivos del proceso formativo en general y de la evaluación en par-
ticular, los componentes o elementos a evaluar, las metodologías
empleadas en la enseñanza y las formas de evaluar, y los resulta-
dos obtenidos de acuerdo con los planes previstos dentro de unos
contenidos mínimos básicos que deben alcanzar los estudiantes
organizados en los programas y en los proyectos educativos.


11.
Vicerrectoría Académica. La evaluación de los aprendizajes en la UPB (2005).

12.
Idem
La evaluación de los aprendizajes

A partir del Modelo Pedagógico Integrado, la evaluación de los


aprendizajes se construye desde el aprendizaje significativo, te-
niendo en cuenta lo siguientes elementos:

• De la continuidad y permanencia de la evaluación: la eva-


luación debe constituir un proceso más que un suceso, inte-
resándose el docente y el estudiante, por obtener evidencias
centradas en el proceso de aprender más que en los resulta-
dos o productos.
25
“Es un proceso que garantiza la calidad institucional, per-
mite determinar fortalezas y debilidades de los procesos de
formación, busca participación de los agentes involucrados,
garantiza el mejoramiento continuo y permite decidir y ac-
tuar de común acuerdo”13.

• Del carácter retroalimentador del proceso evaluativo: el


propósito de un proceso evaluativo centrado en el aprendizaje
establece niveles de avance o progreso en el acercamiento
con un determinado conocimiento, tomando en consideración
su incorporación significativa o su relación con los conocimien-
tos previos que posee el estudiante.

Concepción del modelo pedagógico


• De los roles de la evaluación en el proceso de aprendizaje:
el proceso evaluativo centrado en el logro de aprendizajes sig-
nificativos enfatiza en los roles diágnóstico y formativo, más
no en el sumativo (evidencia de resultados o productos).

• De las relaciones entre los procesos de evaluación y apren-


dizaje: la evaluación adquiere un papel importante como ele-
mento que permite mostrar al estudiante el nivel de logro de
sus aprendizajes significativos. La autoevaluación y la coeva-
luación permanentes son formas de obtención de evidencias
durante todo el proceso de aprender. La autoevaluación, donde


13.
UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA. Proyecto Institucional 2005.
cada quien determine su desempeño, con sus fortalezas y de-
bilidades; la coevaluación, cuando los otros ayudan a mirar el
trabajo realizado y sugieren correctivos; y la heteroevaluación,
cuando un tercero realiza procesos evaluativos, como otro, un
extraño, un externo o un implicado en el proceso que evalúa lo
planteado. Aquí la dimensión que toma la evaluación es la de
comprender y mejorar lo que ocurre en el proceso formativo,
permite recoger la información necesaria para tomar decisio-
nes y garantizar la calidad en las actividades y proyectos que
se adelantan.

26
• De la utilización de nuevos procedimientos de evaluación:
el reconocimiento de nuevos y variados procedimientos eva-
luativos, desde el enfoque de aprendizaje significativo posibili-
ta la comprensión del proceso de aprendizaje.

La evaluación de la docencia

La evaluación en una concepción de aprendizaje significativo pos-


tula que el docente más que transmitir saberes constituidos y va-
lidados socialmente, se responsabiliza por asegurar las condicio-
nes óptimas para que los estudiantes desarrollen sus capacidades
cognitivas, metacognitivas y socio-afectivas que le permitan cons-
Modelo pedagógico integrado

truir aprendizajes.

En este sentido, se entiende la evaluación como uno de los proce-


sos a través de los cuales establece diálogo con los docentes, en
la búsqueda de un punto de equilibrio entre la libertad de cátedra,
que es propia de su quehacer, y los lineamientos y políticas traza-
dos por la Institución.

La evaluación de la docencia en la Universidad Pontificia Boliva-


riana tiene los siguientes propósitos: el mejoramiento continuo; el
logro de la excelencia académica; la construcción de conocimiento
acerca del quehacer docente universitario; y la valoración indivi-
dual de lo que hacen los docentes en relación con las funciones
sustantivas de la Universidad.
A partir de esta concepción, los principios que fundamentan la
evaluación en la Universidad Pontificia Bolivariana son los siguien-
tes:

• La evaluación debe integrar los distintos planos de desempe-


ño de los docentes desde diversas perspectivas.
• La evaluación es un proceso que permite conocer las ideas de
los profesores, las dificultades con las que tropiezan a diario y
los logros que alcanzan en sus desempeños.
• La evaluación es una plataforma para la reflexión y el debate
acerca del quehacer docente en relación con las funciones sus-
tantivas de la Universidad: investigación, docencia y extensión. 27
• El valor principal de la evaluación radica en la comprensión que
los docentes construyen acerca de lo que hacen para, a través
de un proceso de autorregulación, tomar decisiones y acciones
de mejoramiento continuo en relación con su quehacer.
• En relación con la Institución, uno de los valores fundamen-
tales de la evaluación se encuentra en el hecho de ir constru-
yendo una cultura del debate, de la reflexión y del diálogo que
permita alcanzar consensos en torno a ideales posibles.
• Los docentes tienen distintos saberes y planos de experiencia,
por ello la evaluación debe aportar para reconocerlos y preci-
sar sus necesidades y potencial para el desarrollo.

Concepción del modelo pedagógico


Con base en lo que la Universidad Pontificia Bolivariana evalúa
de sus docentes, los procedimientos para llevar a cabo dicha eva-
luación son los siguientes: en primera instancia, la aplicación de
cuestionarios de opinión en los cuales los estudiantes se expresan
acerca de sus profesores; en segunda, la valoración que los do-
centes hacen de su propio quehacer y el diálogo que se establece
entre los directores de programa y los docentes en relación con
los desempeños de éstos últimos; y en tercera, reconocimiento de
méritos y apoyo a procesos de investigación, de extensión y de
proyección social.
A modo de conclusión
El Modelo Pedagógico Integrado, es la ruta de navegación para
los procesos pedagógicos, curriculares, didácticos y evaluativos
constituidos en los PEP. Es el primer referente para la Gestión
Curricular.

Además en el Modelo Pedagógico integrado, se hace visible la


articulación con los principios, los valores y con el perfil del boli-
variano el cual se ha construido teniendo en cuenta los elementos
contenidos en la misión y visión de la Institución, los campos de ac-
28 ción de la Universidad, su identidad y su historia, el bolivariano se
define como una persona íntegra que tiene conocimientos, compe-
tencias, actitudes y valores, comprometidos con la sociedad y con
la Universidad dentro del marco del humanismo cristiano. Como
aquella persona integral que investiga y lleva sus conocimientos a
la práctica, que sabe articular todas sus competencias cognitivas,
socio-afectivas y comunicativas. Como el líder social comprometi-
do con el progreso espiritual y material de su región y del país.
Modelo pedagógico integrado
Referencias

29

Referentes para la construcción


de las conceptualizaciones pedagógicas

DÍAZ VILLA, M.

________. La Formación de Profesores en la Educación Superior en Colombia: Problemas,


Conceptos, Políticas y Estrategias, 2000. 

________. Del Discurso Pedagógico: Problemas Críticos, 2001.

________. El discurso pedagógico oficial y la educación superior en Colombia. 2003.

________. Formación por ciclos en la educación superior, 2003.

________. Flexibilidad y Educación Superior en Colombia, 2003.

________. Flexibilidad Académica y Curricular en las Instituciones de Educación Superior,


2005.

________. Educación superior: Horizontes y valoraciones. Relación PEI – ECAES, 2006.

________. Introducción al estudio de competencias. Flexibilidad y competencias


profesionales en las universidades iberoamericanas, 2006.

________. Lectura crítica de la Flexibilidad. Volumen 1 La educación Superior frente al


reto de la Flexibilidad, 2007. 
BASIL BERNSTEIN.

________. Clases, códigos y control. Hacia una teoría de las transmisiones educativas,
1988.

________. Clases, códigos y control. Estudios teóricos para una sociología del lenguaje,
1989.

________. Poder, educación y conciencia, 1990.

________. La construcción social del discurso pedagógico (textos seleccionados),


1990.

________. Clases, códigos y control. La estructura del discurso pedagógico, 1993.

________. Pedagogía, control simbólico e identidad. Teoría, investigación y crítica,


1998.
30
________. Hacia una sociología del discurso pedagógico, 2000.

BRUNNER, José Joaquín. Educación: Escenarios de Futuro, Nuevas Tecnologías y


Sociedad de la Información. Chile : Preal, 2000.

CHARTIER, Roger. Escribir las Prácticas. Argentina: Manantial, 1996.

DÍAZ BARRIAGA, Frida y HERNÁNDEZ ROJAS, Gerardo. Estrategias docentes para un


aprendizaje significativo. Bogotá: Mc Graw Hill, 2001.

PERKINS, David. La escuela inteligente. Gedisa: Barcelona, 1995.

RESTREPO GÓMEZ, Bernardo. Calidad y Flexibilidad en la Educación Superior. 2002.

ROMERO, Oscar Javier. La inteligencia artificial en educación. Magisterio. 5: 23 – 28,


Modelo pedagógico integrado

Nov. 2003.

SOTO LOMBANA, Carlos Arturo. Metacognición: Cambio Conceptual y Enseñanza de


las Ciencias. Bogotá: Magisterio, 2002.

ZAMBRANO, Marco Fidel. El córtex digital: posibilidades de desarrollos cognitivos en


los nuevos espacios virtuales. Bogotá: Arfo editores, 1999.

REFERENTES PARA LA CONSTRUCCIÓN


DE LAS CONCEPCIONES EVALUATIVAS
AHUMADA ACEVEDO, Pedro. La evaluación en una concepción de aprendizaje
significativo. Santiago de Chile: salesianos, 2001

UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA. Proyecto Institucional. 2004


REFERENTES PARA LA CONSTRUCCIÓN
DE LAS CONCEPCIONES APRENDIZAJE
AUSUBEL, David Paul.

La teoría del aprendizaje significativo. Métodos de aprendizaje,  El aprendizaje


Significativo, Psicología educativa y la labor docente.

ROGERS, Carl.

El proceso de convertirse en persona (1979).

________. Orientación psicológica y psicoterapia (1978).

________. Persona a persona (1980).


31

REFERENTES PARA LAS CONSTRUCCION


DE LAS CONCEPCIONES FILOSOFICAS-INSTITUCIONALES
CONSEJO PONTIFICIO DE LA CULTURA – UNESCO. Un Nuevo Humanismo para el
Tercer Milenio. París, 3 y 4 mayo, 1999.

Emmo. Sr. Cardenal Paul Poupard, Presidente Pontificio Consejo de la Cultura, Lectio
Inauguralis, Santo Tomás de Aquino y la Universidad Católica. No. 8, UPB, 2004.

UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA. El Perfil Bolivariano del siglo XXI.


P O N T I F I C I A

U N I V E R S I D A D

B O L I VA R I A N A
SU OPINIÓN
E D I T O R I A L

Para la Editorial UPB es muy importante ofrecerle un excelente producto.


La información que nos suministre acerca de la calidad de nuestras publicaciones será
muy valiosa en el proceso de mejoramiento que realizamos.
Para darnos su opinión, comuníquese a través de la línea (57)(4) 354 4565
o vía E-mail a editorial@upb.edu.co
Por favor adjunte datos como el título y la fecha de publicación, su nombre, e-mail
y número telefónico.

Este libro se terminó de imprimir


en los talleres de L. Vieco e Hijas Ltda.
en el mes de noviembre de 2009.