You are on page 1of 8

MENTEFACTO

Un mentefacto es una representación gráfica, similar a un mapa conceptual, por


medio de la cual es posible representar los procesos de pensamiento de la mente
humana. Si bien presenta varias similitudes con el mapa conceptual, tiene algunas
diferencias claves que lo separan de esa clasificación, sin hacerlo llegar a la de
mapa mental.
A diferencia de los mapas conceptuales, un mentefacto se utiliza para reflejar
los valores y pensamientos de la mente por medio de diversas divisiones gráficas.
De hecho, las divisiones gráficas del mentefacto hacen que estos sean esquemas
más difíciles de elaborar que un mapa conceptual común, más allá de las
similitudes.

Su elaboración se rige por el método de pensamiento dictado por el filósofo griego


Aristóteles. El mentefacto sirve para demostrar un nivel superior de pensamiento en
comparación con otros esquemas gráficos, y su presentación es incluso más clara
que la de un mapa mental, dada la naturaleza ordenada del gráfico.

Características
Jerarquía
Los mentefactos organizan el pensamiento cognitivo de los seres humanos de
manera jerárquica; es decir, la parte superior del esquema debe representar la idea
principal que se quiere demostrar.

Esta es la idea a partir de la cual el esquema debe desenvolverse. El resto de las


ideas simplemente complementan a la superior, sin tomar un papel protagónico.
A diferencia de un mapa conceptual, los mentefactos presentan las ideas
secundarias aunque no sean válidas, pues están representando un proceso de
pensamiento. Es decir, las ideas secundarias se grafican en un mentefacto para
determinar si serán rechazadas o no.
Por medio de la jerarquización, se pueden organizar todas las propuestas del autor
del esquema sin necesidad de desechar conceptos. Lo que se hace es simplemente
rechazarlos para dejar registro de estos.

Orden
Un mentefacto está conformado por varios elementos organizados en forma de
esquema. Usualmente se realiza en una hoja en blanco. En medio de la hoja se
coloca el concepto principal que se busca desarrollar en el esquema; en la parte
superior de la hoja se debe definir con exactitud cuál es el tema que se está tratando,
para darle coherencia.

A la derecha de la idea principal se determina cuáles son las ideas que no son
aprobadas por el autor del mentefacto. Es decir, se colocan las ideas rechazadas
para dejar un registro. En muchos casos, se utiliza un símbolo de desigualdad para
identificar la parte derecha del esquema.

Por otra parte, el área izquierda sirve para plantear todas las ideas que van en
concordancia con la principal.
A partir de ambas partes del esquema se puede desarrollar el mentefacto para
explicar el tema determinado a partir de dichos planteamientos. De esta forma, es
posible visualizar las ideas antes de exponerlas o explicarlas, dando coherencia
visual a lo que se quiere expresar verbalmente.

Función
El mentefacto tiene dos funciones principales: la primera es dar a quien lo desarrolla
un apoyo visual al momento de explicar sus ideas a un público determinado, la
segunda es que le permite al público poder entender con más facilidad lo que quiere
decir el exponente.
Utilidad
Los mentefactos cumplen con una utilidad académica bastante importante. Aunque
no son herramientas utilizadas ampliamente en escuelas, se caracterizan por
presentar la información de manera clara y concisa.

Esto ayuda al maestro a explicar la información necesaria a los estudiantes, y a su


vez, ayuda a estos a entender más fácilmente las explicaciones.

Los mentefactos mejoran significativamente la comunicación entre quien expone un


tema y quien lo escucha, por lo que también suelen ser útiles para empresas durante
reuniones explicativas entre jefes y personal.

Partes
Idea central
En medio de todo mentefacto debe ir colocada la idea central, de la cual saldrá el
resto de los planteamientos. Usualmente se utiliza solo una palabra y se explica
más profundamente (o se desarrolla el concepto) en la parte superior del esquema,
al cual se le llama idea supraordinaria.
Idea supraordinaria
En la parte superior del esquema debe colocarse la idea supraordinaria. Esta puede
constar de más de una palabra y usualmente es el mismo concepto de la idea
central, pero desarrollado un poco más a profundidad. Puede definirse como una
idea que engloba a la principal.

La idea supraordinaria debe englobar todas las partes más importantes del
concepto, e identificarlas de manera clara y concisa. Esto permite que la idea central
se comprenda más fácilmente, de acuerdo con lo que quiera explicar el autor del
esquema.

Exclusiones
Las exclusiones son las ideas que se plantean en la parte derecha de la idea central.
Estas sirven para negar que exista una similitud entre una idea y otra.

Es común que las exclusiones tengan cierta similitud conceptual con la idea
principal, pero esta sección del mentefacto sirve para diferenciar unas de otras.

Ideas isoordinadas
Las ideas isoordinadas permiten identificar las cualidades más destacables de un
concepto principal. En esta parte del mentefacto, la cual se coloca a la izquierda de
la idea central, se desarrollan una o más cualidades del concepto para dar
profundidad a su significado.

Las palabras que se colocan en la zona de las ideas isoordinadas no


necesariamente son sinónimos de la idea central, pero sí tienen un nexo presente
entre ambas. Se colocan en la parte izquierda porque son las predecesoras del
concepto, y con base en estas se desarrolla el mismo.

Ideas infraordinadas
Las ideas infraordinadas se colocan debajo de la idea principal y pueden
interpretarse como ideas que parten del concepto principal. Es decir, son subclases
de la idea central con las cuales se explica más a profundidad el concepto que se
presenta.

EDUCACIÓN
La educación es el proceso de facilitar el aprendizaje o la adquisición de
conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitos de un grupo de personas
que los transfieren a otras personas, a través de la narración de cuentos, la
discusión, la enseñanza, el ejemplo, la formación o la investigación. La educación
no solo se produce a través de la palabra, pues además está presente en todas
nuestras acciones, sentimientos y actitudes. Generalmente, la educación se lleva a
cabo bajo la dirección de las figuras de autoridad: los padres, los educadores
(profesores o maestros), pero los estudiantes también pueden educarse a sí mismos
en un proceso llamado aprendizaje autodidacta. Cualquier experiencia que tenga
un efecto formativo en la forma en que uno piensa, siente o actúa puede
considerarse educativa.

La educación puede tener lugar en contextos formales o informales. La educación


formal está comúnmente dividida en varias etapas, como Educación preescolar (o
jardín de Infantes), escuela primaria, escuela secundaria y luego la universidad o
instituto. Al concluir la formación se expide un comprobante o certificado de
estudios, que permite acceder a un nivel más avanzado. Existe una educación
conocida como no formal (no escolarizada) que a diferencia de la formal no se recibe
un certificado que permita acceder a un nuevo nivel educativo al terminar la
formación, normalmente los lugares que ofrecen la educación no formal son los
centros comunitarios, instituciones privadas, organizaciones civiles o el Estado. El
estudio de la educación se denomina pedagogía, ahora se habla de la necesidad
de continuar con los procesos educativos más allá de la educación formal.

ACTO HUMANO
Acto Humano es aquel que consciente, libre y voluntariamente realiza un ser humano, para
conseguir un fin predeterminado. No debemos confundir cualquier acto del hombre con Acto
Humano. Para que un acto sea verdaderamente humano, requiere de las condiciones antes
señaladas, es decir, consciente, libre y voluntario, mientras que acto del hombre simplemente,
puede ser el que éste realiza, incluso, sin intervención de sus facultades superiores, aquel que puede
realizarse mecánicamente, que al no intervenir en él, la razón ni la voluntad humana, no es libre. Se
conoce también como acto reflejo o instintivo, que también los animales realizan. Deseo referirme
a los primeros, es decir, al Acto Humano, escrito así, con mayúscula, porque es un acto propio del
ser racional y libre, por tanto deliberado, consciente, que manifiesta la malicia o bondad del hombre
y por tanto, la relación entre ese Acto Humano y la Etica. El Acto Humano constituye, precisamente,
el objeto material de la ética. No está, no puede estar nunca, fuera del ámbito de la moral, que es
la ciencia que se ocupa de los objetos morales en todas sus formas. Es la ciencia que trata del bien
en general y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia. No hay Acto Humano neutro.
Es decir, al margen de la ética, ni bueno ni malo. Todo Acto Humano puede y debe constrastarse
siempre con un orden ético determinado. No nos extrañe que hoy se quiera excluir el Acto Humano
o algunos de ellos, de toda forma de normativa ética. Las razones para querer excluirlos se
encuentran en primer lugar, en un pragmatismo exagerado que ha llevado al hombre a medir la
bondad de sus actos por los resultados prácticos que produzcan; en segundo lugar en un relativismo
moral muy en boga en esta época y finalmente en el deseo del hombre moderno de erigirse a sí
mismo en supremo legislador universal, prescindiendo de toda norma reguladora de su conducta,
incluyendo la Ley natural, universal y eterna. Así como las leyes físicas son parte de la Ley natural,
la moral también es parte de la Ley natural. En realidad,

SER HUMANO
Pensar, amar, reflexionar, crear, interactuar con pares y otras especies, leer,
escribir, crear sistemas de pensamientos, doctrinas religiosas, son algunas de las
más importantes acciones que surgen en la mente de cualquier persona cuando se
menciona el concepto que nos ocupa en esta reseña: ser humano.
Desde un punto de vista biológico se designa como ser humano a aquella especie
animal vinculada al homo sapiens, pero cuyas principales características y
diferencias para con el resto de las especies, todas inferiores, es que el ser humano
a diferencia de estas puede llevar a cabo operaciones como ser pensar o hablar y
además, en lo estrictamente corporal, presenta tanto a nivel externo como interno,
una importantísima evolución respecto del resto de las especies.

¿CUÁL ES LA ESENCIA DE LA EDUCACIÓN?


Hoy en día los sistemas de educación están poniendo a prueba todo tipo de
experimentos en un intento por interesar a los niños, proveyéndoles de los
conocimientos de una manera que sea de interés para ellos. Estos sistemas están
tratando de ser más modernos y van quedando fuera del interés de los niños en
adquirir este conocimiento. Pero esos intentos no están teniendo el defecto deseado
ya que la educción no es cuanto lleno la cabeza del niño con datos.

Educación es conectarnos a un sistema más grande. Por medio de un proceso


llamado vida. Entonces lo que realmente les interesará a los niños que están
conscientes de esta gran sistema explorarían conceptos como: ¿de dónde vino este
sistema? ¿Por qué llega a nosotros de esta manera? ¿Dónde esta la elección de
una persona en la vida? ¿Qué demanda de nosotros la fuerza, naturaleza superior?
¿Por qué existimos en un estado como este? ¿Cuál es el punto de vivir?

Aprendemos que nada inanimado o vegetativo fue creador por nada y que todo
tiene una razón y resultado. Entonces ¿Cómo es posible que el fenómeno natural
más grande de todas las maravillas del mundo- una persona- como podemos decir
que fue creado por nada? Por supuesto que no podemos decirlo pero simplemente
todavía no lo vemos.

Si mostramos este gran sistema a un niño él no va a querer ir a ningún lado. Él


mirará que la naturaleza nos obliga y al momento en que salga de lugar y no esté
de acuerdo con la naturaleza, inmediatamente recibirá un golpe. Al igual que
cualquier otro lugar, si una persona lleva a cabo algunas leyes de la naturaleza,
disfruta de estas y aprende cómo hacer un mejor uso de estas por su propio bien.

Si una persona no lleva a cabo la ley de la naturaleza, esta entra en un conflicto con
la naturaleza y recibe una mala respuesta en forma de golpes. Al igual que cualquier
otra ley, si por ejemplo ponemos una mano en el fuego o saltamos de una gran
altura, si actuamos incorrectamente contra la ley y la usamos incorrectamente,
sufriremos.

Si mostramos a los niños las leyes claras de la naturaleza, normas de


comportamiento entre el hombre y su comportamiento y como él puede asegurar su
buena existencia, ¿Qué sería mejor para nuestros pequeños que están
comenzando en la vida? Una educación así pone al pequeño en el camino correcto
desde el principio. Y cuando mira esta sabiduría en otros, él quiere estar conectado
a un educador, porque mira que el educador pertenece a una generación en la que
él realmente puede confiar y seguir adelante, que él realmente le ensañará algo. Y
otro tipo de maestros no es considerado como un educador ante sus ojos.

El propósito de la educación es proveer a una persona con el claro entendimiento y


percepción de la corriente de vida en la que existe, dentro de qué leyes. El viene al
mundo, nace, y en 15 años será un adulto, pero en esta etapa, aun tiene toda su
vida por delante y necesita que se le muestre cómo está construida la vida como un
tubo con fin. Si mostramos un final de muerte, entonces desde el principio hemos
eliminado todo su desarrollo, y desde ese punto a él no le importa, él solo quiere
pasar la vida, tomar ventaja de todos y tener éxito como se dice, “Comamos y
bebamos que mañana moriremos.”

Pero si le mostramos las leyes internas de la naturaleza en las que todavía se


encuentra, no tendrá elección de correr a algún lugar de estas. Y si sabe cómo
usarlas, entonces su vida llegará a ser eterna, y pasará por la vida con un
sentimiento de eternidad y júbilo. Abrirá un nuevo mundo a sí mismo, no solo aquí
en este mundo en este cuerpo físico que ocupa, sino que empezará a sentir una
nueva perspectiva de la realidad.

La generación joven anhela sentir esto. Las series de la película Matrix es un gran
ejemplo de esto. ¿Por qué ellos tienen tales anhelos por este tipo de películas?
Porque quieren saber, de acuerdo a su naturaleza ellos quieren saber. Hace
cincuenta años no teníamos que ir a las películas, pero ahora los niños quieren
saber acerca de la verdadera dimensión de sus vidas. Ellos sienten que sus vidas
no terminan e incluso que no empiezan en una persona joven, sino algo más allá de
eso.

Si solo les damos a los niños la vida en este mundo y ellos aspiran a más,
necesitarán que se les tranquilice y que se les calle con la ayuda de drogas y
alcohol, y arrebatos que les permitirá a la fuerza olvidar lo que más les atrae. Los
niños de hoy en día están mucho más desarrollados de lo que tenemos para
ofrecerles.

¿PARA QUÉ NOS EDUCAMOS?


El principal valor de la educación no es de tipo financiero u ocupacional, sino
personal y espiritual, así como forjador del carácter. Es aquel que nos impulsa ha
convertirnos en mejores maridos y padres, esposas y madres, y ciudadanos. Nos
permite aprender a pensar de forma analítica y creativa, a escribir y comunicarse de
manera clara y convincente, a leer con una perspectiva crítica. A través de él,
desarrollamos una forma de pensar la vida y sus problemas. Nuestro conocimiento
fundamental se hace más profundo y amplio, y nuestros horizontes se elevan.
Nuestra capacidad de sentir aprecio y simpatía aumenta. Nos permite convertirnos
en seres humanos más sabios, capaces, íntegros y satisfechos, en todos los
aspectos.
Nos educamos para el pleno desarrollo de nuestra potencialidad individual, al
servicio de la sociedad en la que nos ha correspondido vivir y en donde debemos
ser proactivos para con esa misma sociedad en su proceso de superación
permanente.

Dos instituciones son reconocidas socialmente como las principales educadoras: la


familia y la escuela; es a ellas a quienes les corresponde trabajar integradamente.
La primera además de garantizar la atención al desarrollo biopsìquico - social,
transmite un acumulado cultural, rico en conocimientos, prácticas, tradiciones,
normas, valores e ideales de esa sociedad que se convierten en la base de la
estructura de la personalidad de cada individuo.

La pregunta es si cada niño o niña ha disfrutado del derecho de pertenecer a una


familia ¿Quien supuestamente le prodiga alojamiento, alimento, salud, higiene,
educación, recreación y de manera preferente afecto y tiempo para atender sus
necesidades y cuidados? Aquí el madre solterísmo, seguramente no es la garantía
de brindar y garantizar la atención de estas demandas que son ciertas y reales y
que deben ser otorgadas a cada infante que inicia su proceso de vida social.

¿QUÉ TIPO DE HOMBRE Y DE MUJER SE PRETENDE FORMAR CON LA


EDUCACIÓN?
El primero es el tipo de ser humano que se desea formar.- Ya que la educación tiene
como propósito formar al individuo a través del conocimiento y la filosofía debe partir
de la idea de ser humano.

a educación debe ir encaminada a la ´formación de hábitos y el desarrollo de


virtudes en la persona de tal forma que con los conocimientos adquiridos sea capaz
de transformar la sociedad en que vive y se mueve de manera positiva y propositiva.
Los valores que deben predominar son aquellos que giran alrededor de las virtudes
humanas o cardinales, la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. esos
valores como el orden, el patriotismo, la equidad, la tolerancia, la perseverancia, la
puntualidad, etc, hacen de las personas individuos importantes para el desarrollo
social y logran que la persona trascienda de forma que su obra sea permanente.
Debe buscarse formar integralmente ciudadanos que busquen en todo momento el
bien común y sean capaces de renunciar al bien particular en favor de éste.
Es una pregunta muy amplia... pero resumiendo un poco.
Buscar formar buenos cristianos y excelentes ciudadanos.

¿QUÉ PRETENDE LA FILOSOFÍA DE LA EDUCACIÓN?


La Filosofía de la Educación pretende una comprensión fundamental, sistemática y
crítica del hecho educativo. Este carácter específicamente filosófico de la
asignatura, distinto del que ofrece una Teoría General de la Educación, debe
despertar en el estudiante un claro asombro investigador, una perplejidad activa y
una reflexión en profundidad que permitan conocer el hecho educativo desde sus
presupuestos antropológicos y filosóficos. Tarea no fácil, pero tarea posiblemente
gratificante y necesaria. Filosofía de la Educación; es la disciplina que estudia el
comportamiento de la educación a la luz de las leyes que regulan el desarrollo de la
sociedad humana, desde que el hombre apareció en la tierra, hasta el momento
actual y de las que gobierna cada formación económica-intermedio social en
particular; disciplina que además, estudia las diferentes concepciones del mundo y
la formas como ellas conciben el hecho educativo, en sus elementos y movimientos
fundamentales. La Filosofía de la Educación puede considerarse como el saber
teleológico de la educación. La consideración de la finalidad conforma nuestra
disciplina, de manera que no sólo consta del estudio del fin de la educación, sino
también del estudio del sujeto y de la propia acción educativa, pero contempladas
desde la perspectiva de la finalidad. ¿Para qué se educa? Tal es la cuestión última
en la Filosofía de la Educación. La filosofía de la educación trata de comprender o
interpretar la educación en relación con la realidad sin perder el punto de vista de
esta realidad, reflexiona sobre su naturaleza, esencia y valores de la educación. El
hombre es el único ser educable. Este ser es simultáneamente biológico, psíquico
y social. Pero no lo es en forma pasiva sino activa. Está frente al mundo provisto de
una actividad espiritual, de una concepción de la vida. A través de esta idea básica
encuentra la explicación de muchos "por qué", aparte de la posibilidad de enfocar a
la realidad como a un todo. En primera instancia la filosofía es, pues, una
concepción del mundo y de la vida que repercute sobre la conducta. Esto sucede
no sólo con la filosofía de los "filósofos profesionales", sino también con la "filosofía"
del hombre común. Toda teoría filosófica conduce a una actitud e intenta explicar
unitariamente la realidad. Por eso dice que la filosofía es una reflexión totalizadora
en cuyo campo entran tanto lo natural como lo humano. De lo dicho se deriva la
importancia de la filosofía para la educación. Si ésta pretende formar al hombre en
su integridad, ¿quién más que la filosofía puede darle una idea de esa integridad?
El educador no puede emprender su misión, si antes no se ha trazado por lo menos
un esbozo del punto a que se debe llegar, es decir una "imagen" del hombre a
formar. Por eso, esencialmente, la filosofía que fundamente la acción educativa
debe ser una "filosofía de lo humano".

MENCIONE LOS PILARES QUE SOSTIENE LA EDUCACIÓN, SEGÚN EL CNB


• Aprender a conocer, combinando una cultura general suficientemente amplia con
la posibilidad de profundizar los conocimientos en un pequeño número de materias.
Lo que supone además: aprender a aprender para poder aprovechar las
posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida.
• Aprender a hacer a fin de adquirir no sólo una calificación profesional sino, más
generalmente, una competencia que capacite al individuo para hacer frente a gran
número de situaciones y a trabajar en equipo. Pero, también, aprender a hacer en
el marco de las distintas experiencias sociales o de trabajo que se ofrecen a los
jóvenes y adolescentes, bien espontáneamente a causa del contexto social o
nacional, bien formalmente gracias al desarrollo de la enseñanza por alternancia.
• Aprender a convivir juntos desarrollando la comprensión del otro y la percepción
de las formas de interdependencia –realizar proyectos comunes y prepararse para
tratar los conflictos- respetando los valores de pluralismo, comprensión mutua y paz.
• Aprender a ser para que florezca mejor la propia personalidad y se esté en
condiciones de obrar con creciente capacidad de autonomía, de juicio y de
responsabilidad personal. Con tal fin, no menospreciar en la educación ninguna de
las posibilidades de cada individuo: memoria, razonamiento, sentido estético,
capacidades físicas, aptitud para comunicar...