You are on page 1of 2

Estudios Libres.

Pedagogía

Desarrollo Integral de la Adolescencia

Lección 4 Adolescencia Superior

Karina García González ID 0039615

octubre de 2018

Adolescencia Superior

Se le llama adolescencia tardía al período de crecimiento físico, mental y emocional que se


da entre los 16 a los 19 años de edad (aunque no hay una fecha definida de termino se habla
desde los 19 a los 25). Con esta etapa se marca el fin de la pubertad y se inicia la madurez.
Es el umbral de la primera etapa de la adultez. Por lo general, se interesan en la educación y
en establecer objetivos profesionales.

Físicamente se ha completado el crecimiento, alcanzaron ya el peso y estatura de adultos, el


cerebro sigue desarrollándose y reorganizándose. Ahora cuentan con la capacidad física de
tener hijos.

Es un momento esperado por los padres y maestros ya que los jóvenes empiezan a dar
pautas de equilibrio. Aunque aún se vivirá en la confusión al no saberse adulto del todo. Son
más pacientes, tienen mejor sentido del humor, son más independientes, sus valores están
afianzados, pueden expresar sus ideas abiertamente y considerar otros puntos de vista de
otras personas
Se ha agudizado su capacidad para resolver problemas pero aún puede cometer errores ya
que no tiene la experiencia para resolver del todo bien. Puede fijarse metas y trabajar para
cumplirlas, se concentra más en sí mismo y ya tiene definidos sus hábitos de estudio,
descanso y hobbies.

En esta etapa se consolida la personalidad del joven y le da relevancia al futuro y su relación


con la sociedad. Es el momento de las oportunidades, el idealismo y las promesas. Se
presenta inquietud por los proyectos de vida, momento vital para algunos que, al no tener la
construcción de la autonomía ni la formación de su futuro caigan en conductas
autodestructivas como las adicciones.

En esta etapa comienza el deseo de superación y de control sobre la propia vida aunque no
alcanzables del todo ya que las oportunidades económicas no están tan presentes por lo que
no se logran al ritmo que ellos quisieran. Se pueden presentar signos de frustración debido a
la situación pero son predecibles y se pueden evitar si el joven es apoyado por sus padres.

La vida social y afectiva durante esta etapa de la adolescencia es intensa, se presentan


lazos de amistad profundos, enamoramiento fiel y formal y se reafirman aspectos de la vida.

Existe una gran capacidad creativa e intelectual lo que le da la habilidad de reflexionar y


criticar el entorno así como el deseo de transformar lo que para ellos está mal y ser partícipe
de los cambios.

Se cree que esta etapa se está alargando debido a ciertas actitudes paternales que influyen
en retrasar la adultez, tales como: sobreprotección, el no poner límites, impedirles sean
autónomos, y el no asignarles tareas dentro de casa. También ha influido que la preparación
académica es más larga debido a la especialización ahora requerida para la competitividad.

Referencias
Pérez Pérez Nely, Navarro Soria Ignasi, Cantero Vicente Ma. Del Pilar, “Psicología y Desarrollo
Humano: del nacimiento a la vejez”, Editorial ECU, 2012

Papalia,Diane E, Duskin Feldman, Ruth “Desarrollo Humano”, Editorial Mc Graw Hill, Interamericana.
2012