You are on page 1of 2

HOGARES CON VISIÓN

visionyrestauracion.com

Vivir Bajo Misericordia o Vivir Bajo Pacto
PUNTO DE PARTIDA
Que significa para ti, participar de la mesa del Señor ¿Un rito, una tradición, o es un acto de fe verdadera con el que tú
te comprometes con el Señor? Comenta.

LECTURA: 1 Samuel 20:13-17 (RVR1960)
13
Pero si mi padre intentare hacerte mal, Jehová haga así a Jonatán, Cuando Jehová haya cortado uno por uno los enemigos de David de
y aun le añada, si no te lo hiciere saber y te enviare para que te la tierra, no dejes que el nombre de Jonatán sea quitado de la casa
vayas en paz. Y esté Jehová contigo, como estuvo con mi padre. de David. 16 Así hizo Jonatán pacto con la casa de David, diciendo:
14
Y si yo viviere, harás conmigo misericordia de Jehová, Requiéralo Jehová de la mano de los enemigos de David. 17 Y
para que no muera, 15 y no apartarás tu misericordia de mi casa Jonatán hizo jurar a David otra vez, porque le amaba, pues le
para siempre. amaba como a sí mismo.
PARA MEDITAR Y APLICAR
El Señor enfatizó el nuevo pacto en la última cena, extendiéndolo a todo aquel que decida abrazarlo. El libro de
Hebreos, dice que este es un mejor pacto; establecido sobre mejores promesas. Esta meditación nos llevará a entender la
diferencia, entre vivir en lo suficiente, y vivir en su plenitud, hay una diferencia entre comer las migajas de la mesa
reservada para sus hijos, a sentarnos en su mesa como sus hijos.
La definición de misericordia es viviendo en un nivel de subsistencia. Y la definición de pacto es un sello
inquebrantable. Aprendamos ahora de la vida de Mefi-boset, descendiente de Jonatán, la diferencia entre vivir bajo
misericordia y vivir bajo pacto (2 S. 4:4).
Beneficios del Pacto:
1.- Establece un memorial. El sello es inquebrantable, su vigencia es permanente. David recordó el pacto hecho con
Jonatán su amigo. Un pacto establece una memoria por generaciones, es una relación que bendice a nuestra
descendencia, esto debería a movernos seriamente a pactar con Dios. Un pacto conecta las generaciones. (Ex. 2:24-25;
Gn. 15:13-14).
2.- Trae al presente los beneficios de su establecimiento. 1 Co. 11:23-26, dice que cada vez que nos acercamos a la
mesa del Señor lo hagamos en memoria de Él, trayendo al presente las promesas y beneficios del sacrificio de la cruz: el
perdón, la sanidad, la restauración, la restitución, etc. Dios tiene urgencia en entregar los beneficios del pacto a quienes
les pertenecen, Él no guarda nada para sí.
David preguntó, ¿Habrá alguien de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? (2 S. 9:1-3).
3.- El Pacto restaura:
a). La provisión. Lodebar significa lugar sin pastos; la alimentación consistía en granos secos y los rebaños eran
escasos, es decir, Maquir con toda su buena voluntad, tenía recursos muy limitados que ofrecer al nieto del rey Saúl,
pero el pacto de David con Jonatán, lo llevaría a los beneficios de la mesa del rey David. ¿Dónde pondremos nuestra
esperanza, en la misericordia de los hombres, o en la misericordia de un Dios que trabaja bajo pacto? (2 S. 9:4-6; 11).
b). La autoestima. Mefi-boset sin asomo de valor alguno para sí mismo, sin embargo David lo trata como señor. Hay
circunstancias en nuestro pasado que han dejado alguna área disfuncional en nuestra vida, que solo el poder de Dios y
una relación con Él la pueden cambiar. Es tiempo de reconocer que nuestra verdadera necesidad, no solo es física, sino
también del corazón (2 S. 9:7-8).
c). La posición. Ahora David le dice a Siba “tu señor”. Lo restaura en autoridad sobre Siba y sus quince hijos, y sobre
quienes les servían a ellos. Por cierto, esto conectaba de nuevo al mismo Siba, quien volvería de esa manera a trabajar en
la corte del nuevo rey. Recuerda al hijo prodigo, su petición al padre fue: trátame como a uno de tus trabajadores; pero,
el Señor siempre quiere tratarte como lo que eres, como Su hijo (2 S. 9:9-10).
4.- El pacto trae restitución:
a). Del patrimonio. David ordenó que todos los bienes que habían pertenecido a la casa de Saúl le fuera entregados al
hijo de Jonatán, ordenando que Siba, su familia y sus siervos las trabajaran, para sostenimiento de la descendencia de
Mefi-boset (2 S. 9:11-12).
b). De la productividad. Dios ordeno al hombre desde el principio ser fructífero. Mefi-boset no cumpliría su propósito,
si solo se limitara a la provisión del rey. Los tres principales temores del hombre son: El fracaso, la fatalidad y la
futilidad. Mefi-boset sería ahora una persona productiva porque por la restitución de los bienes y siervos trabajando para
él, aseguraría la subsistencia de su descendencia. La misericordia de Dios conoce esta situación y ha preparado una
relación de pacto, que nos ayuda a superar esta condición para llegar a sentirnos verdaderos hijos del rey (2 S. 9:12-13).

¿Cuál es tu situación?:
¿Estás estancado en los errores o descuidos de otros, que han marcado tu vida? El perdón es importante.
¿Estás sentado a expensas de la misericordia de otros, rumiando en tu interior tu verdadera necesidad?
¿Sabes que hay otro nivel de vida mas allá de solo subsistir?
¿Has entendido que hay un camino de acceso y que hoy se presenta delante de ti?
Recuerde que el hijo pródigo, no quería ningún compromiso con el padre, él no quería su autoridad, quería su
independencia, quería disfrutar sin rendir cuentas al padre, quería hacer sus propias decisiones que lo arrastraron a la
indigencia y a la desesperación (Lc. 15:17-19).
Tu no te sientes digno; tal vez alguna vez no lo reconociste como padre, pero Él nunca ha dejado, ni dejará de recibirte
como hijo.
¿Qué decides el día hoy; le dirás al Señor, yo entro en pacto contigo por mí, por mi casa, y por mi descendencia? O
¿Dirás Dios no se refiere a mí y dejaras pasar la bendición, afectando a tu descendencia?

ORACIÓN
Gracias Dios Padre, por tu gran misericordia para conmigo. Me acerco a ti confiadamente por el pacto de amor que
me restaura en la provisión, autoestima y posición. Y me restituye en todas las áreas familiares y de finanzas, por el
pacto nuevo en Jesucristo. Amén.