You are on page 1of 3

Base económica

Base económica se llama el modo de producción que forma el cimiento de un régimen


social. La base económica de la sociedad determina todas las superestructuras sociales: el
Estado, las instituciones políticas, las ideas y las teorías. Con el cambio de la base
económica de la sociedad se efectúa “más o menos rápidamente, una transformación en
toda la inmensa superestructura” (Marx).
Diccionario filosófico marxista · 1946:24

Base económica

Modo de producción que se halla en la base de tal o cual régimen social. La base
económica de la sociedad determina todas las superestructuras sociales: el estado, las
instituciones políticas, las ideas, las teorías. Con el cambio de la base económica de la
sociedad, siempre “se origina, más o menos rápidamente, una revolución en toda la
inmensa superestructura” (Marx).
Diccionario de filosofía y sociología marxista · 1959:11
no figura
Diccionario filosófico abreviado · 1959

Base material y técnica del comunismo

Nivel de las fuerzas productivas necesario para pasar del socialismo al comunismo, base
material de la existencia y desarrollo de la sociedad comunista. A cada régimen social le
corresponde su base material y técnica. Así, bajo el capitalismo dicha base está formada por
la gran producción mecanizada con sus pilares en la propiedad privada de los medios de
producción y en la explotación del hombre por el hombre. La base material y técnica del
socialismo, base primera e inferior del comunismo, se caracteriza por disponer de una gran
producción mecanizada y planificada en todas las ramas de la economía, producción que se
sustenta sobre la propiedad social de los medios de producción y sobre el trabajo libre de
explotación. A medida que se avance en el establecimiento de la sociedad comunista, la
base material y técnica del socialismo se convertirá gradualmente en base material y técnica
del comunismo, la cual presupone que se haya electrificado por completo el país, que se
hayan mecanizado en todos sus elementos los procesos de producción –que cada vez se
automatizan más–, que la química se aplique ampliamente en la economía del país, que se
desarrollen nuevas ramas de la producción, económicamente eficientes y también que se
obtengan nuevos tipos de energía y de materiales; presupone que se utilicen en todos sus
aspectos y de manera racional los recursos naturales, materiales y de trabajo, que la ciencia
se haya articulado orgánicamente con la producción, que se hayan alcanzado elevados
ritmos de progreso científico y técnico, un alto nivel cultural y técnico de los trabajadores.
Es condición importantísima de la victoria del comunismo el que se alcance una notable
superioridad sobre los países capitalistas más desarrollados en lo que respecta a la
productividad del trabajo. Según los planes señalados en el programa del P.C.U.S., la base
material y técnica del comunismo, en la U.R.S.S., estará creada en 1980. Hacer que sea así
constituye el objetivo económico fundamental de la sociedad soviética. A medida que vaya
estableciendo la base material y técnica del comunismo, la U.R.S.S. ocupará el primer lugar
del mundo en la producción de artículos por habitante y alcanzará una victoria rotunda en la
emulación económica con el capitalismo. El establecimiento de la base material y técnica
del comunismo constituye el punto de apoyo de la transformación de las relaciones
socialistas en comunistas, del cambio radical del género de vida de las personas, de la
formación del nuevo hombre, el hombre de la sociedad comunista. Creada la base material
y técnica del comunismo, la producción de bienes materiales se elevará hasta un nivel tal
que permitirá pasar gradualmente al principio comunista de la distribución a tenor de las
necesidades.
Diccionario filosófico · 1965:38-39

Base material y técnica de la sociedad

Conjunto de las condiciones materiales de producción (instrumentos y medios de trabajo),


necesarias para el surgimiento y desarrollo de una u otra formación socio-económica. La base
material y técnica de la sociedad es un elemento integrante de las fuerzas productivas, el cual
presenta determinadas exigencias a otro elemento suyo –el trabajador–, a su desarrollo cultural y a
sus cualidades intelectuales y volitivas. La base material y técnica de una formación socio-económica
puede diferenciarse de la precedente en aspectos cuantitativo y cualitativo. Los cambios cualitativos
se registran cuando en el desarrollo de la producción se operan saltos que tienen el carácter de
revoluciones en la producción. Cada uno de estos saltos permite a la sociedad y al género humano
elevarse a un peldaño cualitativamente nuevo en lo relativo al carácter del trabajo y el nivel de su
productividad. El primer salto cualitativo se produjo en el marco del régimen de la comunidad
primitiva y estuvo asociado al descubrimiento de la fundición de los metales, ante todo del hierro, y
a la creación de instrumentos de trabajo metálicos. Esto, a la par del cultivo de plantas y la
domesticación de los animales, permitió obtener el plusproducto, hizo posible la explotación del
hombre por el hombre y constituyó la base para el surgimiento de las formaciones socio-económicas
antagónicas: el régimen esclavista y el feudalismo. Lo principal de la base material y técnica de una
u otra formación son los instrumentos de trabajo que emplea individualmente el trabajador y que
requieren de él determinados hábitos de trabajo manual. El segundo salto cualitativo en el desarrollo
de las condiciones materiales de producción tuvo lugar en el período de la denominada revolución
industrial y dio vida a la gran industria que constituyó la base material y técnica del capitalismo. La
gran industria se asienta en la técnica mecanizada, creada como resultado de la utilización de los
descubrimientos de las ciencias naturales. Como dijera Marx, el molino de agua nos da la sociedad
encabezada por el feudal, y el de vapor, la sociedad encabezada por el capitalista. Un nivel
determinado de desarrollo de la gran industria proporciona las condiciones necesarias para la
revolución socialista y constituye la base económica de la construcción del socialismo. Este último
se diferencia del capitalismo no tanto por el aspecto material de la producción como por la situación
del trabajador liberado de la explotación, el cual se convierte en copropietario de los medios de
producción que pertenecen a la sociedad. El tercer salto cualitativo en el desarrollo de las
condiciones materiales de producción tiene lugar en la actualidad. Es la revolución científico-
técnica moderna. Aunque sus realizaciones son utilizadas también por el capitalismo, el cambio
cardinal que origina en el aspecto material de la producción no cabe ya en el estrecho marco histórico
de las relaciones capitalistas y de la propiedad privada sobre los medios de producción. Por el
contrario, la propiedad social abre un vasto campo para el aprovechamiento múltiple de dichas
realizaciones con el objeto de construir la base material y técnica del comunismo, que presupone la
amplia utilización de todos los adelantos del progreso científico-técnico, de las nuevas fuentes y
modos de obtención y transformación de la energía, la creación y el vasto empleo de nuevos
materiales artificiales, la automatización compleja de la producción, la introducción en ella de
procesos tecnológicos que no requieren la injerencia directa del hombre, así como el desarrollo de
la electrónica y la técnica electrónica de cómputo como condiciones materiales necesarias para la
organización y gestión de la producción. La base material y técnica del comunismo cambia
cualitativamente el carácter del trabajo intelectual y manual y conduce a su fusión armónica.
Requiere la transformación de la ciencia en fuerza productiva directa y de la producción en aplicación
práctica de la ciencia, lo cual hace que el trabajo pase a ser creador y proporcione satisfacción. La
base material y técnica del comunismo genera una abundancia de bienes materiales y espirituales
que permite pasar a aplicar el principio fundamental del comunismo: “De cada cual, según su
capacidad; a cada cual, según sus necesidades”. La base material y técnica del comunismo se crea
en la sociedad socialista gracias a la utilización de los adelantos de la revolución científico-técnica y
al trabajo de los miembros de la sociedad, a su actividad consciente y planificada bajo la dirección
del Partido Comunista. En los congresos del PCUS, en las orientaciones fundamentales del
desarrollo económico y social del país para el período quinquenal y más prolongado se trazan las
nuevas líneas y etapas de la construcción de la base material y técnica del comunismo en la URSS.
Cumpliendo y sobrecumpliendo los planes quinquenales, los trabajadores soviéticos hacen su aporte
a la edificación de la sociedad comunista, contribuyen a la transformación del socialismo en
comunismo (Socialismo y comunismo).