You are on page 1of 2

ANÁFORA

Se detallan aquí una serie de anáforas a modo de ejemplo, con la referencia a su


carácter retórico o gramatical:

Temprano levantó la muerte el vuelo


temprano madrugó la madrugada
temprano estás rondando por el suelo
No perdono a la muerte enamorada
no perdono a la vida desatenta
no perdono a la tierra ni a la nada

LA PERSONIFICACIÓN

también conocida como prosopopeya, es una de las figuras literarias que


existen y que utilizamos, ya sea en la poesía, en cuentos y relatos, así como
también habitualmente solemos utilizarla dentro del habla cotidiana.
SE ENTIENDE POR PROSOPOPEYA, al acto en donde la gravedad o la
solemnidad son capaces de afectar la forma en la que un individuo es capaz
de expresarse, extendiéndose, en algunas ocasiones, hasta la forma en la que
suele actuar. En la literatura, se trata de la figura retóricaempleada cuando
un escritor pretende atribuir a elementos o hechos que, normalmente, son
inanimados, características propias de la composición morfológica del
ser humano, o bien, que forman parte del comportamiento del mismo. En un
sentido más amplio, la prosopopeya puede, incluso, denotarse en historias
donde los seres irracionales, por decisión del autor, actúan, piensan y sienten
como un ser racional; de igual forma ocurre cuando personas o animales
muertos tienen la capacidad de comunicarse.

EJEMPLOS DE PROSOPOPEYA

1. Llora el bandoneón olvidado en el viejo ropero.


2. El viento rugía sin descanso, de día y de noche.
3. La mañana bostezó y se calzó las chinelas azules.
4. “¿Qué hacías tú cuando el tiempo era cálido y bello?”, preguntó la hormiga.