You are on page 1of 6

Señales de alerta en el consumo de drogas

INTRODUCCIÓN

El más eficaz de todos los tratamientos en la problemática de las adicciones, afección que se ha
convertido en una pandemia para la humanidad es la prevención 1,2 , específicamente la primaria,
que evita el contacto entre el hombre y la droga, en la adolescencia o en la etapa de la niñez según
las tendencias actuales, 3-5 estando el mayor peligro en las llamadas drogas legales (tabaco y
alcohol), 6,7 la prevención es la única cura total y absoluta conocida hasta hoy, después que la
adicción química o social hace presa de su víctima (para algunas tarda años, para otras meses y
algunas con sola una vez de exposición), pero en todos los casos la víctima queda atrapada
irremisiblemente para toda su existencia, pues cuando una persona alcanza la condición de adicto
esta solo le abandonará con la muerte. El mayor logro al que podrá aspirar será obtener la
condición de adicto rehabilitado y la alcanzará después de largos y titánicos sacrificios, a un costo
inconmensurable, donde el menor es el económico, y donde sobresalen el familiar, social y
espiritual, tanto para él como para su entorno.

DESARROLLO

Prevención. Concepto.

Se llama prevención al conjunto de acciones dirigidas a evitar o reducir: el consumo excesivo de


sustancias legales, sustancias ilegales o la realización de determinadas actividades sociales que
comprometan el estilo de vida saludable del ser humano, así como a disminuir situaciones de
riesgo y limitar los daños asociados al uso de estas adicciones químicas o sociales.

La prevención se basa en una actitud atenta cuyo propósito es evitar la aparición de riesgos para la
salud, tanto del individuo como de la familia y la comunidad, eliminando o disminuyendo los
factores de riesgo y aumentando y consolidando los factores protectores. 8 El desarrollo fructífero
de la prevención o su fracaso se puede representar de la forma siguiente:

Niño

Adolescente --Familia-----Escuela-----Prevención----- Estilo de vida saludable


Niño

Adolescente ---Disfuncionamiento---Familia---Escuela---Prevención

Estilo de vida del Adicto & Marero (1) --Rehabilitación----Prevención

Estilo de vida del Adicto & Marero rehabilitado

Puede comenzar por la adicción o por una conducta delictiva (pandilla)(1), mantener una o ambas
conductas, en ambos casos, podrán presentarse las siguientes complicaciones: trastorno
psiquiátrico, trastorno infectocontagioso (ITS), violencia familiar o la muerte. 4

Tipos de prevención

Podemos distinguir varios niveles de prevención: primaria, secundaria y terciaria.

Prevención primaria

Inespecífica: Significa prevenir en sentido global, por ejemplo, la elaboración de una legislación
que desaliente el consumo o promover un modo de vida que tenga que ver con la salud.

Específica: Se refiere a un determinado problema y actúa sobre los factores que lo generan.

Objetivos de la prevención primaria

Crear responsabilidad individual

Fomentar responsabilidad comunitaria

Sensibilizar la responsabilidad gubernamental

Estos objetivos se pueden lograr mediante:


Información

Aplicación de estilos de vida saludables

Capacitación de multiplicadores

Gestiones públicas

Las acciones planteadas anteriormente deberán llegar a:

Toda la población

El sistema educacional y de salud pública

Las comunidades, centros laborales.

Los centros de rehabilitación, penitenciarios y otros.

Modalidades:

Conferencias y charlas

Capacitaciones

Medios de comunicación masiva (radio, televisión, cine, video, dvd, literatura)

Políticas, estrategias y actividades que promuevan estilos de vida saludables, entre las que se
destacan: la práctica de deportes, actividades culturales y recreativas, concursos, maratones.

Prevención secundaria
En este caso las actuaciones intentan solucionar un problema ya existente tratando de hacerlo
desaparecer por completo o en parte y también tratan de que no aparezcan las complicaciones
posteriores, así como el contagio o diseminación del problema, es decir ya se ha detectado alguna
situación relacionada con el uso de drogas o trastorno delictivo. Lo importante en la prevención
secundaria es el cambio de estilo de vida . 4

Cualquier intervención que se realice en un ser humano tendiente a lograr un estilo de vida
saludable en el sano (prevención primaria), o un cambio de estilo de vida en un adicto y/o
pandillero para lograr un estilo de vida de adicto y/o pandillero rehabilitado (prevención
secundaria), es muy necesaria y beneficiosa.
El nivel de profundidad y calidad que se logre en la intervención garantizará el grado de
satisfacción de la terapia aplicada, que dependerá entre otros factores de: el tiempo empleado, los
recursos humanos y tecnológicos utilizados, la metodología desarrollada, así como la
profesionalidad desempeñada. 9

Algunas de las modalidades existentes en la prevención secundaria:

Rehabilitación espontánea (usualmente promovida por la presión familiar, laboral, amorosa o


religiosa).

Acciones humanas basadas en: la consejería, persuasión, sugestión, inspiración.

Intervención en crisis.

Desintoxicación: ambulatoria o con internamiento (desintoxicación breve: 7 a 10 días, o tardía: 14


a 28 días).

Desintoxicación con seguimiento externo (consultas de psiquiatría, grupos de ayuda mutua).

Rehabilitación sin atención psiquiátrica.

Rehabilitación con atención psiquiátrica (tratamiento psicoterapéutico, farmacológico, técnicas y


recursos alternativos).

El tiempo de la rehabilitación es variable, a mayor tiempo, mayores probabilidades de lograr


mejores resultados para alcanzar el estilo de vida propuesto en los objetivos (2 meses, 4 meses, 6
meses, 1 año o 2 años).

La prevención de recaídas comienza en esta etapa y ha de mantenerse para siempre


indisolublemente ligada al proceso de la rehabilitación.

Prevención terciaria
Se dirige a las personas rehabilitadas o que ya dependen física o psíquicamente de las drogas, con
el propósito de disminuir o eliminar las secuelas, las complicaciones y otras manifestaciones. En el
caso que sea imposible obtener una abstinencia total de la droga, el objetivo es disminuir las
cantidades consumidas y lograr períodos de abstinencia cada vez más largos, así como mejorar las
condiciones familiares y laborales; en el caso del trastorno delictivo se pretende lograr cualquier
tipo de mejoría.
La prevención terciaria comprende, en primer lugar, la reinserción social, así como todas las
acciones encaminadas a prevenir las recaídas, disminuir o eliminar las secuelas de la adicción o el
pandillerismo, o lograr mejorar la calidad de vida del afectado, incluyendo la posibilidad de la
permanencia de este con su estilo de vida con una adicción, un trastorno delictivo, infecto-
contagioso, violencia familiar (reducción de daños).

Se debe tener en cuenta que mientras el paciente presente unas de estas complicaciones es un
sujeto capaz de contagiar a otras personas sanas, por lo que es un ente contaminante que ejerce
una influencia perjudicial para todo lo que le rodea.

Educación preventiva

De lo expuesto anteriormente se desprende que la prevención descansa en un proceso educativo


que debe iniciarse tempranamente en los individuos. Debe existir interacción que comience en el
hogar y continúe en la escuela y con los amigos (en nuestro sistema de salud el médico de la
familia tiene un rol privilegiado en esta dinámica). La prevención debe formar parte de todo
programa de bienestar, cultura y salud, lo esencial es entender que es necesario formar personas
que actúen como agentes de prevención primaria y de esta manera evitar que las personas
queden sometidas a la utilización de sustancias psicoactivas o expuestos a las bandas delictivas
que pueden llevarlas al desmoronamiento físico e incluso la muerte.

La prevención está íntimamente ligada al concepto de educación, entendido como un proceso


social complejo por la cantidad de personas que convoca y las variables que propone (sociedad,
economía, etc.). En la historia de la humanidad, el derecho a la educación, siempre ocupó un lugar
de privilegio. Es promotor de la movilidad social, del pleno desarrollo de la persona y del sentido
de su dignidad, razón por la cual ha sido y es objeto de permanente reivindicación. Entendemos
que el acceso a la educación es uno de los pilares básicos de una sociedad libre y democrática, de
esta manera, el control institucional radica en una sociedad educada, que puede expresarse con
criterio propio. 10

Las acciones destinadas a educar a alguien deberán proveerlo de todo aquello que constituye el
ámbito de la formación, permitirle un desarrollo interno y crecimiento que se pondrán de
manifiesto a través de la conducta, mediante la información y la formación que conlleve al
desarrollo de un estilo de vida saludable, dando lugar a la responsabilidad individual, cuyos
protagonistas serán los padres y familiares, a los que se suman los profesores y en nuestro caso
particular los médicos de la familia. La educación es un proceso que la sociedad utiliza para
transmitir a todos los miembros que la integran las pautas culturales y el modo de pensar más
conveniente.

Es de vital importancia, la utilización de la educación preventiva participativa e interactiva, esto


significa que los jóvenes participen en la tarea de prevención, dejen de ser simples oyentes y
asuman un compromiso; lo cual se logra a través fundamentalmente de padres responsables y
preparados, de una comunidad sensibilizada que involucre a las escuelas, y por supuesto de la
participación del Estado con políticas y estrategias, donde cada grupo elabore las estrategias
preventivas que considere adecuadas, de esta manera se incentiva la creatividad. En la experiencia
del autor, la formación de multiplicadores entre los jóvenes, familiares y profesores rindió óptimos
resultados.

La educación preventiva entiende que no se puede obviar la oferta de drogas, porque a pesar de la
llamada guerra de las drogas, que es donde se agolpan los limitados recursos que el hombre
emplea en esta batalla, el narcotráfico ha ido en aumento en todos los órdenes, pero se puede
fortalecer la capacidad de resistencia de los jóvenes para disminuir la posibilidad de contacto y
adicción (responsabilidad individual). 8,11 La tarea se logra brindando información precisa y clara
(por diferentes vías), fomentando actividades, promoviendo cambios en el estilo de vida y
ayudando a la formación de la personalidad.

La prevención debe llevarse a cabo en el hogar y la escuela, pero también en los lugares de
reunión, en instituciones y desde los medios de comunicación.

En todos los casos los programas deben partir de datos concretos y tomar en consideración a qué
grupo van dirigidos y cuál es la actitud que se deberá tomar, porque de lo contrario dejarán de ser
efectivos.