You are on page 1of 10

TEORÍAS DEL APRENDIZAJE COGNITIVO Y SOCIAL

La teoría del aprendizaje social como se aplica a la personalidad y en este caso
representada por Albert Bandura, se inspira en la teoría conductista de Skinner. Bandura
al igual que Skinner se concentra en la conducta manifiesta y no en las necesidades, los
rasgos, los impulsos o los mecanismos de defensa. Pero a diferencia de su antecesor,
Bandura incluye variables cognoscitivas internas que median entre el estímulo y la
respuesta. Estas variables no tienen cabida en el sistema de Skinner.

Bandura y Skinner trataron de entender la personalidad recurriendo a la investigación de
laboratorio en lugar de al trabajo clínico, pero sus principios se han aplicado en el trabajo
clínico mediante las técnicas de modificación de la conducta. Dado que Bandura emplea
variables cognoscitivas, su obra refleja y consolida el movimiento cognoscitiva, y en
razón de ello, su enfoque también ha sido calificado de cognoscitivo- conductual.1

El pensamiento de Bandura da un importante salto cualitativo entre las corrientes
conductistas y las cognitivas. Ya que la mayor parte de las conducta de los seres humanos
es aprendida y obedece a influencias ambientales más que a fuerzas internas. Los
principios y leyes del aprendizaje operantes explican gran parte del aprendizaje, humano.
Justamente este postulado ubica a Bandura como continuador de la traición conductista
del aprendizaje

Bandura ha sido responsable de grandes contribuciones e campos muy diferentes de la
psicología, incluyendo la teoría socio-cognitiva, terapia y psicología de la persona.
También ha tenido una influencia decisiva en la transición entre el conductismo y la
psicología cognitiva. Es conocida como el creador de la teoría de aprendizaje social y la
teoría de la autoeficacia, siendo responsable del experimento del muñeco Bobo sobre el
comportamiento agresivo de los niños. (Bandura A. 1977)

La teoría de la personalidad de Albert Bandura da una relevancia mayor al entorno como
génesis y modulador clave de la conducta de cada individuo. Ya que durante los primeros
años como investigador Bandura se especializo en el estudio del fenómeno de la agresión
es adolescentes. Pronto se percató que, aun que los elementos observables eran cruciales
a la hora de establecer unas bases sólidas y científicas para el estudio de ciertos

1
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010. P.397
fenómenos, y sin renunciar al principio de que es el ambiente el que causa el
comportamiento humano, cabía también realizar otra reflexión.

Sostiene que gran parte del aprendizaje importante tiene lugar en contextos sociales e
incluye actividades sociales además, subraya los aspectos imitativo y de observación del
aprendizaje, en contextos sociales. El enfoque del aprendizaje tiene un lado aplicado, que
se llama modificación de la conducta o terapia conductual. Se consideran los usos de los
conceptos y principios del aprendizaje en la realización del cambio de la personalidad.
En la teoría social cognitiva se han destacado algunas características como:

 Los teóricos del aprendizaje cognitivo y social han usado deforma extensa
variables de la personalidad que intervienen y especialmente los determinantes
cognoscitivos de la conducta abierta, y Albert Bandura es más explícito al
remarcar el aprendizaje por observación.
 El aprendizaje humano ocurre primero en escenarios sociales, aunque aprendemos
por experiencia directa y de nuestros propios procesos cognoscitivos, como el
razonamiento y la solución de problemas.
 Se distingue su fundamento empírico, ya que derivan de trabajo experimental;
usando las variables de la personalidad se usan como recursos explicativos y se
deducen de la conducta, también incluyen una medición y control rigurosos.2

Tenemos muy conocida la importancia que tienen las situaciones externas como
determinantes de la conducta en el conductismo; por lo que hubo una controversia acerca
de la importancia relativa de los rasgos de la personalidad y las situaciones para predecir
la conducta. Por lo antes mencionado Albert Bandura le da importancia al contexto social
para la personalidad; y como prueba de ello se conoce su trabajo acerca del modelado de
la agresión, en donde comprobó que es posible aprender la conducta agresiva a través de
la observación de modelos, sin necesidad de ser reforzado de manera progresiva.3

Aprendizaje observacional y modelado

2
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986. p
3
Teorías de la personalidad, tercera edición. Susan C. Cloninger, 2003. P.349
¿Cómo podía explicar la teoría del aprendizaje los desarrollos mucho más extensos que
tienen lugar en la formación de la personalidad humana? La respuesta de Bandura fue que
los seres humanos aprendemos observando.

Se puede destacar la importancia que tienen los buenos modelos para los niños, la
exposición a adultos competentes y socializados enseña a los niños conductas deseables
y por ello también ha sido incorporado al modelado el paradigma del modelaje dentro de
la personalidad.4 Albert se refiere al aprendizaje por observación como aprendizaje “sin
ensayo”, debido a que el observador aprende sin emitir ninguna actividad abierta. Por
supuesto todos durante la vida poseemos un modelo que copiar. El éxito o el fracaso en
muchos aspectos de la vida en una cultura depende del aprendizaje por observación. El
desviado cultural (el criminal, el neurótico, el indolente) puede ser uno que ha fallado
para adaptarse al papel esperado. Ese fracaso puede surgir por un modelamiento
inadecuado: tener modelos equivocados o resistir la influencia de los modelos. Entonces
el aprendizaje por observación puede promoverse tanto por un modelo desviado como
por un modelo prosocial.5

En una situación nueva aprendemos que debemos hacer y lo que no, por medio de la
observación de las conductas de quienes parecen saber cómo actuar. Ejemplo: cuando
estas en un nuevo empleo y ves lo que los demás hacen para tu repetir la misma conducta.

Dio una diferencia entre el aprendizaje y el desempeño; el reforzamiento proporciona los
incentivos necesarios para el desempeño, pero no es necesario para el aprendizaje. Se
insiste en el hecho de que los cambios conductuales que resultan de la exposición a los
modelos se conocen indistintivamente como aprendizaje imitativo, aprendizaje
observacional o aprendizaje vicario.

Bandura define el aprendizaje vicario como el aprendizaje en el cual se adquieren
nuevas respuestas o se modifican las características de una respuesta existente como
función de observar la conducta de otros y sus consecuencias reforzantes, sin que las
respuestas modeladas sean abiertamente desempeñadas por el observador durante el
periodo de exposición6

4
Teorías de la personalidad, tercera edición. Susan C. Cloninger, 2003. P.349- 360
5
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986.p. 484
6
Teorías de la personalidad, tercera edición. Susan C. Cloninger, 2003. P.360
Además del aprendizaje vicario también se hace mención del reforzamiento vicario, el
cual significa experimentar los beneficios del reforzamiento a través de la observación de
un modelo que está siendo reforzado o, en los estudios más recientes de Bandura, ver a
los modelos reforzarse a sí mismos. Los estudios han indicado que tanto el aprendizaje
como la ejecución se incrementan cundo el modelo experimenta consecuencias positivas.

Por otro lado también tenemos el castigo vicario, que se refiere a experimentar, a través
del aprendizaje por observación, los efectos del castigo administrado a modelos o por los
modelos mismos. Del mismo modo en que un observador puede ser estimulado a copiar
la conducta reforzada de un modelo, así también la conducta de un modelo que produce
consecuencias negativas puede disminuir en el observador. Aprendemos con frecuencia
observando los errores de los demás.7

Albert Bandura decía que casi todos los fenómenos que se presentan en forma de
experiencia directa también se pueden presentar de manera vicaria; es decir, observando
a otras personas y las consecuencias que les acarrean. 8

Características de la situación del modelamiento

Bandura y sus colegas investigaron tres factores que influyen en el modelamiento: las
características del modelo, las características del observador y las consecuencias
reforzantes asociadas con la conducta.

 Características de los modelos. Afectan la tendencia a imitarlos. La influencia
de la persona que se parece a uno será mayor que la dela persona que es diferente
en aspectos evidentes y significativos. En estas características destacamos :
 La edad y el sexo. Imitamos más a las personas de nuestro sexo. Un modelo
de nuestra edad es más probable que influya en nosotros.
 La condición social y el prestigio. En comerciales suelen utilizar a modelos de
prestigio como atletas y famosos.
 El tipo de acción que realiza el modelo incide en el grado de imitación. Las
conductas muy complejas son más difíciles de copiar que las simples.
 Características del observador. Determinan la eficacia del aprendizaje por
observación. Las personas que tienen poca seguridad en sí mismas y baja

7
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986.p 488
8
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010. p. 395
autoestima son más propensas a imitar al modelo que las personas que tienen
mucha seguridad en sí mismas y alta autoestima.
 Consecuencias reforzantes asociadas con la conducta. Las recompensas
vinculadas con una conducta particular afectan el grado de modelamiento e
incluso superan el efecto de las características del modelo y del observador. Un
prototipo de clase social alta nos llevara a imitar cierta conducta, pero si la
recompensa no nos interesa, no la repetiremos, y será menos probable que ese
modelo influya en nuestro comportamiento futuro.9

Reforzamiento vs aprendizaje social

Aprendizaje con reforzadores Aprendizaje social
 El aprendizaje ocurre por medio de  Sostiene que la mayor parte de
ensayo y error, con el reforzador que nuestro aprendizaje ocurre en
selecciona la conducta correcta. contextos sociales y a través del
 Es muy lento y requiere ocasiones y modelamiento.
condiciones apropiadas, las cuales  Observar a un modelo efectuar
por lo regular no están presentes conductas adaptativas y apropiadas
cuando se requiere el aprendizaje. conduce a un aprendizaje rápido y a la
 El aprendizaje es casual evitación de errores costosos.
 Requiere la capacidad de desplegar
actividad simbólica.
 Podemos aprender formando
representaciones cognoscitivas de los
acontecimientos que nos rodean y de
los que están en nosotros mismos.
 Podemos aprender por el simple
hecho de observar.
 Ven el pensamiento como una
cubierta autorreguladora (formar
símbolos cognoscitivos, arreglarlos y
rearreglarlos.
10

9
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010. p. 405
10
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986. P. 485
Condiciones o procesos que afectan el aprendizaje por observación
1. La atención del observador: debe atender a actividades o modelos relevantes: el
hecho de que los modelos sean castigados o reforzados por su conducta en un
determinante importante de la atención; por consiguiente, tanto la conducta del
modelo como las consecuencias de su conducta influyen en la atención y el
aprendizaje; Advertir la conducta del modelo. No se aprenderá nada que no sea
observado. (Proceso de atención: observación de la conducta)
2. La capacidad para retener lo que observó; poner la conducta en la memoria.
Ocurre por medio de las representaciones en la imaginación y mediante la
codificación verbal, la cual puede ser mucho más eficientes (Procesos de
retención: recordarlo)
3. La capacidad para ejecutar las habilidades adquiridas; ser capaz de hacerlo. Las
conductas modeladas deben ser reproducidas posteriormente a partir de lo que se
recuerde de su codificación (procesos de reproducción motora)
4. La motivación e incentivos para llevar a cabo la conducta; decidir si vale la pena
hacerlo. A menos que una persona este motivada, no producirá la conducta
aprendida. La persona y el ambiente están entrelazados en una red causal
compleja. Además de su descripción teórica de cómo se aprende la personalidad,
Bandura también ha analizado la forma en que la personalidad influye en la
conducta en un contexto social: su modelo de determinismo recíproco (procesos
motivacionales)11

Determinismo recíproco

Los enfoques orientados a la acción social describen el impacto de la conducta en el
ambiente. Por supuesto, ninguno de esos enfoques puede dar cuenta de todos esos
patrones causales. Para mejorar esos enfoques abiertamente simplificados, Bandura
(1978, 1984b) propuso el concepto de determinismo recíproco. Este concepto reconoce
que la persona, el ambiente y la conducta se influyen todos entre sí. Todas las direcciones
de las conexiones causales son posibles. El concepto de determinismo recíproco reconoce
que el ambiente influye en la conducta, como siempre ha sugerido el conductismo.

11
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986.p. 486 y Susan 364
También reconoce que las características de la persona influyen en la conducta, como han
destacado tradicionalmente los enfoques de los rasgos. (Los estudiantes con motivación
de logro estudian; los estudiantes con motivación de afiliación pasan el tiempo con los
amigos.) El determinismo recíproco va más allá de esas aproximaciones, señalando que
la conducta también ocasiona cambios en el ambiente (estudiar en lugar de pasar el tiempo
con los amigos reduce las presiones sociales o las invitaciones para salir) y en el individuo
(estudiar aumenta la confianza académica en uno mismo). El ambiente no sólo es una
causa de la conducta sino también un efecto del comportamiento. Una forma en que la
personalidad influye en las situaciones es que las personas las eligen de manera diferente,
dependiendo de sus personalidades (Emmons, Diener y Larsen, 1985).

Para representar lo anteriormente explicado se establece una relación como la siguiente:

Conducta

Eventos cognoscitivos y
otros acontecimientos internos Ambiente externo
que pueden afectar las
percepciones y las acciones

En este caso, esas influencias mutuas producen consistencia en la conducta. Una
comprensión completa de la personalidad requiere el reconocimiento de todas esas
influencias recíprocas entre la personalidad, la situación y la conducta.12

Estudios con el muñeco bobo
Los sujetos del estudio inicial eran niños en edad preescolar que observaron cómo un
adulto propinaba golpes y patadas a uno de esos muñecos. Mientras lo hacía, gritaba:
“¡Pégale en la nariz!” y “¡Arrójalo al aire!” Cuando los niños se quedaron solos con el
muñeco, modelaron su conducta conforme a la que acababan de presenciar. A
continuación, se comparó la conducta de estos cichos con la de un grupo control,
integrado por niños que no habían visto al modelo atacar el muñeco. El grupo
experimental exhibió el doble de agresividad que el grupo control. La intensidad de la
conducta agresiva era la misma en los sujetos experimentales independientemente de que

12
Teorías de la personalidad, tercera edición. Susan C. Cloninger, 2003. p 366- 367
vieran el modelo en vivo, por televisión o en una tira cómica. En los tres medios de
comunicación el modelo provocaba acciones agresivas de intensidad distinta a la de los
menores que no habían observado los modelos.13

Aprendizaje por Asociación

Para Bandura, los procesos cognoscitivos juegan un papel fundamental en la conducta
humana, ya que operan aún en procesos relativamente simples de aprendizaje por
asociación. Subraya que las personas no aprenden mucho, si es que algo, de las
experiencias apareadas repetidas a menos que reconozcan que los hechos están
correlacionados.

Bandura menciona el papel que la mediación cognoscitiva tiene en la extinción: diciendo
que la prueba más contundente del control cognoscitivo de las pruebas anticipatorias es
proporcionada por estudios de la extinción de reacciones emocionales como función de
la conciencia inducida. Por ejemplo la mediación cognoscitiva juega un papel en la
eliminación del temor y otras conductas de evitación. Si unos estudiantes en un curso de
laboratorio aprenden que se perdió una víbora ponzoñosa, sus reacciones de temor y
evitación serán muy intensas, pero tan pronto como se les dice que la víbora fue
capturada; el temor cesa inmediatamente. 14

Desinhibición

Las investigaciones han demostrado que las conductas que una persona suele suprimir o
inhibir se exhibirán con más facilidad ante la influencia de un modelo. Este fenómeno,
llamado desinhibición, se refiere al debilitamiento de una inhibición o su restricción
cuando se tiene contacto con un modelo. Por ejemplo, las personas en un tumulto son
capaces de empezar un disturbio, romper vidrios, gritar y actuar de forma física y verbal,
pero no se atreverían a hacer lo mismo estando solas. Es más probable que se deshagan
de sus inhibiciones contra la conducta agresiva cuando ven a otras comportarse así. 15

Autorregulación

Al enseñarnos acerca de los procesos por los cuales la gente regula su propia conducta, la
teoría de Bandura promete dar a la gente mayor control sobre su vida. Los procesos son

13
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010. p.402
14
Teorías de la personalidad, segunda edición. Nicholas Dicaprio, 1986. P. 486
15
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010.p 403
cognoscitivos y en conjunto se conocen como el autosistema. “En el marco de la teoría
del aprendizaje social, un autosistema incluye estructuras cognoscitivas y subfunciones
para percibir, evaluar y regular la conducta, no un agente psíquico que controle la acción”.
La gente puede autorregular sus emociones tan bien como su conducta. Los
acontecimientos de la vida seguramente contribuyen a nuestra felicidad o tristeza, y otras
emociones, pero también podemos sentir de manera diferente por los procesos internos
de la autorregulación.

La autorregulación posee los siguientes procesos:

Autoobservación Procesos de juicio Autorrespuesta
Dimensiones del Estandares  Fuentes de Reacción  Positiva
desempeño personales modelamiento aautoevaluativ  Negativa
 Fuentes de a
reforzamiento
 Calidad Desempeños  Normas de Consecuencias  Recompe
 Tasa de referencia estándar tangibles nsantes
 Originalidad  Comparación autoaplicadas  Punitivas
 Autenticidad social
 Trascendenc  Comparación
ia personal
 Desviación  Comparación
 Eticidad colectiva
Valoración  Altamente
de la apreciada
actividad  Neutral
 Devaluada NO HAY AUTORRESPUESTA
Atribución  Locus
del personal
desempeño  Locus externo

Un ejemplo de lo ilustrado sería: Considere a un vendedor de seguros. Ese individuo
observa su desempeño de ventas: “¿Cuántos prospectos de clientes he contactado? ¿He
presentado todos los aspectos importantes de las pólizas y la presentación ha sido ética?”
El vendedor juzga esta conducta: “¿Si he sido algo parcial a favor de la póliza con la
mayor comisión, es eso generalmente aceptado por la gente en este campo? ¿He hecho
un buen trabajo?” Y por último, el vendedor puede responder o no a su propio desempeño.
“Fue genial; me premiaré tomando el resto de la tarde libre.” Dicha autorregulación
mejora el desempeño.16

Autorreforzamiento y autoeficacia.

 Autorreforzamiento: Administrarse a uno mismo recompensas o castigos por
cumplir, superar o incumplir las expectativas o normas personales. Un proceso
ininterrumpido de autorreforzamiento controla gran parte de la conducta.
 Autoeficacia (“creer que uno puede”): En el sistema de Bandura, este se refiere
a los sentimientos de adecuación, eficiencia y competencia para lidiar con la vida.
Cuando cumplimos y mantenemos las normas del desempeño mejora nuestra
eficacia, pero disminuye cuando no las cumplimos. Bandura decía que las
personas tratan de controlar todo lo que afecta su existencia. Al influir en los
ámbitos que controlan, les resulta más fácil realizar el futuro deseado y evitar el
no deseado(…) La capacidad para incidir en los resultados los hace predecibles y
la posibilidad de predecirlos propicia una preparación positiva. La incapacidad de
influir en lo que nos afecta negativamente produce aprensión, apatía o
desesperación.17

16
Teorías de la personalidad, tercera edición. Susan C. Cloninger, 2003. p. 367- 368
17
Teorías de la personalidad novena edición. Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz. 2010.p. 409