You are on page 1of 42

3.1.

Materiales Bituminosos

3.1.1. Procedencia

3.1.2. Propiedades, Ensayos de
Caracterización y de Control
3.2. Materiales Pétreos en Pavimentos

3.2.1. Clasificación

3.2.2. Ensayos de Caracterización y de
Control
MÉTODOS Y FORMAS DE ENSEÑANZA
• Se utilizará el Método expositivo, con
resolución de problemas, se hará uso del
cuaderno de tareas, además de lluvia de
ideas, trabajo grupal, etc.

• Para la enseñanza se utilizara diapositivas,
Pizarra, tarjetas de estudio, y otros.
3.1. Materiales Bituminosos
Aglomerantes naturales
Se consideran materiales bituminosos los que
contienen en su composición asfaltos naturales,
betunes asfálticos de penetración, betunes
asfálticos de oxidación, alquitranes o breas.
Los materiales bituminosos pueden ser de los
siguientes tipos:
• Imprimadores, que se utilizan para la
preparación de superficies;
3.1. Materiales Bituminosos
• Pegamentos bituminosos y adhesivos, que
se utilizan para la unión de productos o
elementos de la impermeabilización
• Másticos y armaduras bituminosas, que se
utilizan para la realización in situ de la
impermeabilización
• Materiales para el sellado de juntas
• Productos prefabricados tales como las
láminas y las placas.
3.1.1. Procedencia
• Resultado de la destilación de petróleo, carbón o madera
• Mezclados o no con otros compuestos
3.1.1. Procedencia
3.1.2 Propiedades, Ensayos de
Caracterización y de Control
Densidad:
Entre 900 y 1400 kilos por metro cúbico.
Penetración:
Es una medida de la consistencia del producto y se determina
midiendo, en décimas de milímetro, la penetración de una aguja
normalizada que entra en una muestra en unas condiciones
específicas de tiempo, temperatura y carga.
Esta propiedad no permite identificar el betún, pero sí define si el
producto es líquido, semisólido o sólido.
La penetración de un producto bituminoso disminuye cuando la
densidad del mismo aumenta.
Viscosidad:
Si se somete un fluido a la acción de una fuerza, se produce una
deformación de dicho fluido. Pero esta deformación corresponde sólo
a parte de la energía aplicada al fluido. El resto de la energía aplicada
se transforma en energía calorífica, debido al frotamiento interno que
se produce en el fluido.
Cuando el fluido es muy viscoso, esta energía empleada en vencer
los frotamientos internos será grande. Para un producto bituminoso
viscoso, la viscosidad es inversamente proporcional al cuadrado de la
penetración.
Viscosidad:
Viscosidad:
Susceptibilidad:
Para poner en obra un material bituminoso éste debe tener una viscosidad
baja. Esto puede conseguirse por disolución en un disolvente volátil, por
emulsión en agua o por aumento de la temperatura.
Se llama susceptibilidad de un producto bituminoso a la aptitud que presenta
para variar su viscosidad en función de la temperatura.
Ductilidad:
Se mide por el alargamiento, antes de producirse la rotura, de una probeta de
material bituminoso estirada por sus extremos con una velocidad constante.
Con mucha frecuencia los materiales bituminoso están sometidos a
variaciones de temperatura que producen cambios dimensionales. Es
necesario que el material en cuestión tenga suficiente ductilidad para
alargarse sin que se produzcan grietas.
Punto de reblandecimiento:
Mal llamado punto de fusión, ya que los productos bituminosos no
pueden tener un punto de fusión por no ser sólidos cristalinos. Se
determina en forma totalmente empírica y sirve para comparar
materiales distintos.
Punto de inflamación o punto de llama:
Es la temperatura a la cual arden los vapores del betún o alquitrán al
aproximar a la superficie del material una llama de prueba.
Por razones de seguridad el punto de inflamación debe estar entre
los 25 o 30 °C por encima de la temperatura a la que haya que
manipular el material bituminoso para su puesta en obra.
El punto de inflamación de un betún asfáltico está alrededor de los
215 °C y el de un alquitrán puede variar entre 93 °C y 105°C.
Adherencia:
La adherencia de un material bituminoso a un árido mineral viene
representada por la resistencia a despegarse uno del otro.
Para que tenga lugar la adherencia, el árido mineral debe ser mojado
por el betún o alquitrán, es decir que las moléculas de uno deben
entrar en contacto con las moléculas del otro.
La presencia de humedad o polvo determina una ausencia de
adherencia. Los productos bituminosos se adhieren bien a los
materiales hidrófobos y mal a los hidrófilos.
Cohesión:
Indica la dificultad de una mezcla de un producto bituminoso y un
árido para romperse por tracción sin que falle la adherencia entre el
producto bituminoso y el árido.
Permeabilidad:
La impermeabilidad de los materiales bituminosos es una de sus
características más típicas.
Se debe ante todo a que la solubilidad del agua en dichos materiales
es muy pequeña y además a la elevada viscosidad de estos
productos.
Envejecimiento:
Los productos bituminosos son puestos en obra en un estado
plástico, pero con el tiempo van endureciéndose y se produce
entonces un aumento de la cohesión al mismo tiempo que crecen la
viscosidad y la dureza.
Estos fenómenos tienen lugar hasta que se ha alcanzado una dureza
determinada y para valores mayores de esta dureza crítica la
cohesión disminuye. Entonces, el producto bituminoso se vuelve
frágil y es muy sensible a los esfuerzos bruscamente aplicados y a
las deformaciones rápidas de su estructura.
Esto se debe a la acción de agentes naturales tales como la luz, el
calor el agua y el aire.
Estos cambios son el resultado de una serie de fenómenos:
• Por evaporación de los constituyentes volátiles.
• Por oxidación: es la combinación del oxígeno con la sustancia
bituminosa y la eliminación de parte del hidrógeno y del carbono
en forma de agua y de anhídrido carbónico.
• Por carbonización: si el material bituminoso se calienta a elevada
temperatura, se forma un producto negro, carbonoso que recibe el nombre de
“carbono libre” y se crea por eliminación de hidrógeno en los hidrocarburos.
• Por polimerización: las altas temperaturas y los rayos ultravioletas provocan
la formación de radicales libres que se recombinan en polímeros. Se
exterioriza en un endurecimiento del material bituminoso.
• Por efectos de la humedad: la evaporación de productos volátiles produce
poros que son una vía de absorción de agua y una vía de entrada del
oxígeno atmosférico, que oxida ciertos componentes bituminosos,
transformándolos en productos solubles en agua que son disueltos y
extraídos por ésta. Se producen así nuevos poros, acelerándose de este
modo la desintegración del material.
Uno de los agentes que produce oxidación y polimerización son las radiaciones
ultravioletas de la luz solar.
3.2. Materiales Pétreos en Pavimentos
Es una mezcla, natural o no, de piedra o gravas trituradas,
escorias, arenas finas, arenas gruesas y llenante mineral.
Puede contener todos o algunos de estos materiales. Los
agregados deben ser limpios, duros y durables
Los agregados son los responsables de la capacidad de
carga o resistencia de la mezcla y constituyen entre el 90%
y 95% en peso de la mezcla y entre el 75% y 85% en
volumen de la misma
Clasificación
obtención

Naturales Artificiales

Proceden de procesos
Más empleados en la industriales de los cuales son
fabricación de las mezclas un subproducto o bien del
asfálticas. Canteras, tratamiento industrial de los
Depósitos de Origen Fluvial y agregados naturales también
de la desintegración de rocas pueden proceder de la
trituración o fragmentación
de las rocas
Clasificación
tamaño

Relleno mineral
Agregado grueso Agregado fino (llenante mineral o
filler).
Agregado grueso
• Tamiz #4.
• Limpio
• El porcentaje de desgaste de los agregados empleados
no será mayor de 50% para el método AASHO T96
(ASTM C131).
• El porcentaje de desgaste de los áridos empleados en las
capas de desgaste no serán mayor del 40% cuando se
ensayen por el método AASHO T96 (ASTM C131).
• Se ensayarán la resistencia a los sulfatos de los áridos
gruesos por el método AASHO T104 (ASTM C88).
Agregado fino
• tamiz # 4, tamiz # 200
• Limpias, resistentes, duraderas, moderadamente
angulosas y sin revestimiento de arcilla, limo u otras
sustancias perjudiciales
• Se ensayará su resistencia a los sulfatos según el método
AASHO T104 (ASTM C88).
Filler mineral
• El filler mineral se compondrá de partículas muy finas de
caliza, cal apagada, cemento portland u otra sustancia
mineral aprobada no plástica.
• Estará perfectamente seco y no contendrá grumos
• Ensayado por el método AASHO T37 (ASTM D546) su
granulometría cumplirá las siguientes condiciones:
3.2.2. Ensayos de Caracterización y de
Control
Tamizado

Húmeda Seca

tamices de 2 1/2, 2, 1 1/2, 1, 3/4, 1/2 y 3/8 de pulgada.
Los métodos de ensayo AASHO T27 y ASTM C136 análisis
granulométrico por vía seca de áridos gruesos y finos
Los procedimientos granulométricos del filler mineral se dan
en los métodos AASHOT37 y ASTM D546

Equivalente de arena
Indica la proporción relativa de polvo fino o materiales arcillosos
perjudiciales contenidos en los áridos empleados en las mezclas
asfálticas para pavimentación y en los suelos
empleados en capa de base, el ensayo se aplica a la fracción que pasa
por el tamiz # 4.
Se coloca la muestra en un cilindro graduado transparente que contiene
una solución de cloruro cálcico, glicerina y formaldehido en agua Los
aparatos y procedimientos para la realización de este ensayo se
describen en el método AASHO T176.
Abrasión (Desgaste)
Este ensayo se emplea para medir la resistencia de los áridos al
desgaste. Se carga el tambor con una cantidad fija de áridos cuya
granulometría es la que más se aproxima a la que se pretende usar de la
granulometría normalizada, a continuación se hace dar 500 vueltas al
tambor, se extrae el material y se determina el porcentaje del material
que pasa el tamiz #12, que se define como porcentaje de desgaste.
Este ensayo se detallan en los métodos AASHO T96 y ASTM C131.
Resistencia a los sulfatos
Nos da una indicación de la resistencia de los áridos finos y
gruesos a los agentes atmosféricos, el ensayo se realiza con
áridos que no han dado un buen resultado, durante su
empleo. Mide la resistencia de los áridos a la disgregación
por soluciones saturadas de sulfatos de sodio o magnesio.
La maquinaria y desarrollo del ensayo se detalla en el
método AASHO T104 y ASTM C88
Peso especifico
Usualmente se determina el peso específico por dos razones:
• Para permitir el cálculo de los huecos de las mezclas asfálticas
compactadas.
• Para corregir las cantidades de áridos empleadas en una mezcla para
pavimentación cuando su peso específico varía apreciablemente.

Hay tres tipos ampliamente usados de peso específico de los áridos:
• Peso específico aparente.
• Peso específico aparente con áridos saturados.
• Peso específico efectivo.
Peso especifico
En los métodos AASHO T85 y ASTM C127 se fijan los
aparatos y procedimientos para determinar los pesos
específicos aparente y aparente con áridos saturados de los
áridos gruesos. Para los finos ver los métodos AASHO T84 y
ASTM C128.

En la publicación ASTM STP191, titulada “specific gravity of
bituminous coatel aggregate”, se dan varios métodos para
medir el peso específico efectivo de los áridos para mezclas
asfálticas
Peso unitario
El peso unitario de unos áridos dados puede determinarse sobre
volumen suelto o sobre volumen compactado
Los aparatos y procedimientos para la realización de estos
ensayos se detallan en los métodos AASHO T19 y C29.
Basándose en la experiencia se ha fijado un peso unitario
compactado mínimo de 70 lb/pie3 (1137 kg/m3) para escoria de
dimensiones inferiores a 2” para mezclas de pavimentación y de
65 lb/pie3 (1041 kg/m3) para tamaños superiores, la escoria
ensayada debe tener la misma granulometría que se piensa
emplear.
Humedad
La determinación de la humedad en los áridos se hace
normalmente pesando una muestra de material, secándola hasta
peso constante en estufa mantenida a 110 °C, aproximadamente
y determinando después el peso de la muestra seca. La
diferencia entre el peso inicial y final se define como pérdida de
humedad durante el secado. La pérdida de peso expresada en
porcentaje del peso final o en seco es el contenido de humedad
de los áridos