You are on page 1of 3

Institución educativa técnico industrial el milagroso

Docente:
Angélica Navarro

Estudiante:
Luis Chamorro

Grado:
10°B

Año:
2017
Disertación: La libertad
La libertad es considerada como un valor que tenemos los seres humanos, de la cual no debemos
abusar en uno mismo ni de la de los demás. Pero ¿En verdad la poseemos?
Es importante reflexionar sobre esta cuestión, pues es algo que nos puede afectar o beneficiar a
cada individuo. Más aún porque formamos parte de una sociedad, de la cual sabemos de antemano
que tiene reglas que debemos acatar.

Si buscamos la palabra LIBERTAD en un diccionario podemos encontrar varias definiciones;

—Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo
que es responsable de sus actos.

— Estado o condición de quien no es esclavo.

—Estado de quien no está preso.

¿Pero eso es realmente libertad? Para mi tiene diferentes conceptos.

La libertad se puede interpretar o decir de muchas formas, una persona puede sentirse libre
cuando otra, en las mismas condiciones no se siente igual.

A mi parecer somos libres en algunas cosas, pero en otras no, me refiero a que en ocasiones
tenemos la libertad de decidir entre 2 o más opciones, pero no siempre estas opciones son
propiamente algo que anhelemos.

Si no fuera por la libertad no podríamos elegir, ni decidir lo que es más conveniente para nosotros
en la vida. La libertad no es igual en todos los lugares del mundo, ni siquiera para cada persona,
cada uno utiliza esta palabra de una forma distinta. Esa idea sobre la libertad puede depender de
la cultura, de la educación, de los pensamientos de cada uno. ya que si no tuviésemos a alguien
controlándonos, si no se nos impusiesen una serie de normas a seguir, no experimentaríamos ese
sentimiento de rabia, de querer ser nosotros mismos sin sentir a nadie por encima nuestra.

También debemos tener en cuenta que una cosa es “ser libre para hacer algo” y otra es “ser libre
para decidir algo”.

Yo pienso que ser libre es como saber, poder, elegir.

Cuando falta alguna de estas tres cosas ya no hablamos de libertad.

Concluyendo esto la libertad es la facultad racional para decidir pensar, hablar y actuar de acuerdo
a un objetivo o propósito, que nos permita vivir mucho tiempo libre de ataduras psicológicas –
apegos, fascinaciones, identificaciones- autoimpuestas. Libres de ataduras materiales como
personas: propaganda, publicidad; animales: mascota; plantas: naturaleza, o cosas: mercancías.
Quien se apega psicológicamente al deseo de disfrutar egoístamente el resultado de la acción, la
ganancia de su esfuerzo, la consecuencia de sus actos, etc.