You are on page 1of 13

según los lugares y los momentos- (…)

Orden social, relaciones de Es lo que pretendo transmitir cuando


poder y construcción de sentido describo el espacio social global como
en la teoría de Pierre Bourdieu. campo, es decir, a la vez como un campo
de fuerzas cuya necesidad se impone a
Federico Civardi. los agentes que se han adentrado en él,
y como campo de luchas dentro del cual
Christian Pozo. los agentes se enfrentan, con medios y
fines diferenciados según su posición en
la estructura del campo de fuerzas,
contribuyendo de ese modo a conservar
o a transformar su estructura”. (1997: 48)

Esta perspectiva permite entender que lo


social (prácticas y procesos sociales)
está multideterminado, porque para ser
explicado requiere de un análisis que
articule dimensiones económicas y
culturales. Así, la postura de Bourdieu si
Pierre Bourdieu (1930-2002) fue un sociólogo bien parte de la idea marxista de la
francés cuyas ideas son de gran relevancia para
sociedad estructurada en clases sociales
explicar lo social, especialmente en lo que
respecta a la cultura, la educación y los estilos de en constante lucha por la imposición de
vida. Su teoría destaca por intentar superar la sus intereses, posibilita comprender que
dualidad entre estructuras sociales y objetivismo, las diferencias económicas y materiales
por un lado, frente a la acción social y el no son suficientes para abordar la
subjetivismo por otro. Para ello propone los
dinámica social. Más bien, el poder
conceptos de habitus y campo y resignifica otro:
capital. económico sólo puede reproducirse y
mantenerse si logra hegemonizar el
poder cultural basado en el ejercicio del
La sociedad. poder simbólico. Solo de esta manera
será eficiente la dominación de una clase
Bourdieu concibe a la sociedad –su social sobre otra.
orden y organización- como sistema
relacional de diferencias constituido por Lo social se conforma dialécticamente al
diversos campos con reglas de juego expresarse en las estructuras objetivas
específicas. “Todas las sociedades se (que son independientes de la voluntad
presentan como espacios sociales, de los agentes individuales y grupales) y
estructuras de diferencias que solo cabe en las subjetivas (esquemas de
comprender verdaderamente si se percepción, acción y pensamiento, que
elabora el principio generador que conforman la subjetividad). Las
fundamenta esas diferencias en la estructuras objetivas tienen la fuerza
objetividad. Principio que no es más que suficiente para orientar las prácticas
la estructura de distribución de las formas sociales y las representaciones que de
de poder o de las especies de capital las mismas realizan los agentes sociales.
eficientes en el universo social Esta mirada de la sociedad atravesada
considerado –y que por tanto varían por relaciones de poder que se afirman
1
en la eficacia simbólica, permite abordar posiciones, instituciones que establecen
articuladamente las dicotomías individuo reglas específicas que rigen como se
y sociedad, subjetivo y objetivo y jugará, y un capital a disputar como
simbólico y material que se hallan premio de ese juego. En su interior se
contenidas en relaciones de sentido, en establecen relaciones entre posiciones
la posesión de bienes (económicos y de quienes participan y estrategias
culturales) y en la dominación simbólica. tendientes a la obtención del capital por
El análisis enfoca en cómo las clases el que se lucha. En palabras de Bourdieu
hegemónicas legitiman su poder a través el campo es “un espacio de juego
de la elaboración de estructuras relativamente autónomo, con objetivos
simbólicas que operan como referencias propios a ser logrados, con jugadores
del orden social, el cual se (re)produce compitiendo (a veces ferozmente) entre
desde relaciones de conflicto y sí y empeñados en diferentes estrategias
resistencia. Para explicar esto, Bourdieu según su dotación de cartas y su
propone el desarrollo conceptual de capacidad de apuesta (capital), pero al
habitus y campo, y redefine el de capital. mismo tiempo interesados en jugar
porque “creen” en el juego y reconocen
que “vale la pena jugar” (1992: 73)

Los campos. El campo, como espacio de juego,


produce relaciones particulares entre
La noción de campo alude al conjunto de
quienes participan. En muchos casos
estructuras sociales externas construidas
éstas van a estar teñidas por situaciones
históricamente que conforman espacios
de lucha, puesto que, el contacto estará
estructurados de posiciones “que se
permeado por conflictos y pujas de
definen las unas en relación con las otras
intereses entre los participantes a
(la posición de autoridad en relación con
quienes Bourdieu denomina agentes.
la de súbdito, la de patrón en relación con
Esta denominación no es casual y apunta
la de empleado, la de burgués en
a la consideración de que el agente tiene
relación con la de proletario, etc.)”
capacidad de agencia fundada en la
(Giménez: 2002). Las posiciones son el
posibilidad de luchar, crear y participar. El
resultado de la distribución desigual de
agente no es un sujeto estático que está
bienes capaces de conceder poder a
inmovilizado por una estructura más
quien//es lo posee/n. Esto posibilita
global, sino que en el campo tiene
identificar al campo como lo objetivo, lo
márgenes de maniobra, los cuales se
externo a los individuos y los grupos, es
validan a través de luchas, negociaciones
lo social hecho cosa.
y acuerdos.
Metafóricamente Bourdieu plantea que el
El campo constituye “una esfera de la
campo es un espacio de juego
vida social que se ha ido autonomizando
históricamente constituido que tiene
progresivamente a través de la historia
reglas específicas, funcionamiento
en torno a cierto tipo de relaciones
propio, participantes decididos a jugar el
sociales, de intereses y de recursos
juego y un premio a conseguir. Es decir,
propios, diferentes a los de otros
en un campo hay agentes -en tanto
campos.” (Giménez: 2002). Pensar el
participantes- que tienen determinadas
espacio social es pensar a la sociedad
2
como articulación de campos, como reproducción del juego mediante la
“universos sociales relativamente creencia en el valor del juego mismo.”
autónomos” (Bourdieu: 1997), en los que (García Canclini: 1985). Precisamente a
se desarrollan los conflictos específicos esta contribución a la reproducción del
entre los agentes. Hay diferentes campos juego, Bourdieu la entiende en términos
(económico, lingüístico, educativo, de complicidad, aunque no la propone en
laboral, etc.) con instituciones y reglas el sentido de imputar al dominado o de
específicas de funcionamiento, sin culpar a la víctima, ni desde el engaño
embargo esta autonomía está enmarcada consciente a sí mismo, sino más bien
por las referencias propias del campo como una colaboración subjetiva
social global. inconsciente en tanto resultado de las
estructuras de las cuales son producto
En este sentido, cada campo se define los diversos agentes.
en base al capital que en él está en
juego, no obstante comparten el conjunto El poder y su ejercicio es una constante
de las leyes generales del campo global. en la dinámica de funcionamiento del
Al interior de cada campo se generan campo, puesto que constituye la arena en
otros, puede pensarse en el campo la que se producen conflictos y pujas; por
cultural y dentro de él, el campo del arte, ello todo campo es un campo de
y a su vez dentro de éste, la literatura, la relaciones de poder y fuerza. En este
música, la danza o el cine. Así, sentido, las relaciones del campo
históricamente pueden emerger nuevos apuntalan y direccionan las estrategias a
bienes, que al ser reconocidos través de las cuales las diversas
socialmente se transformen en capitales posiciones persiguen sus propios
específicos y de ese modo se conforme objetivos e intereses. Como
un nuevo campo. Como ejemplo, se consecuencia de ello se imponen
puede pensar en el campo científico y jerarquías y relaciones de poder
dentro de él, el tecnológico desde la tendientes a proteger o mejorar su
emergencia de nuevos instrumentos de posición. Son estas lógicas estratégicas
comunicación representados como fundadas en el ejercicio del poder las que
bienes, tales como los teléfonos celulares le imprimen dinamismo al campo.
en torno de los cuales se establece un
campo de lucha, no sólo por la
apropiación de ese bien, sino por los
El capital.
significados asociados al mismo.
Además de la metáfora del juego, el
En el desarrollo histórico de cada campo
campo se define como espacio donde se
se acumula un capital (de conocimiento,
manifiestan relaciones de poder que se
de habilidades, creencias), de modo que
estructuran a partir de la distribución
la obtención del mismo otorga
desigual de un capital. Es decir, el campo
legitimidad, prestigio y autoridad,
es el espacio donde se plantea un juego
fomentando estrategias para su
basado en la obtención de un premio que
apropiación en base a la posición de
confiere reconocimiento a quien lo logra,
quienes detentan el capital y de quienes
a esto Bourdieu lo plantea como capital,
aspiran a poseerlo. Por lo que “el hecho
que básicamente es lo que se disputa en
de intervenir en la lucha contribuye a la
3
el campo. De modo que una de las puede pensar en el capital social que
condiciones de existencia de un campo otorga concurrir o haber concurrido al
es la presencia y la lucha estratégica por colegio Cardenal Newman. De modo que
la obtención del capital que está en las relaciones posibles -además de ser
juego. En este sentido, Bourdieu, utiliza con personas de una posición social
el término capital como “el conjunto de similar- generan reconocimiento por parte
bienes acumulados que se producen, se del propio grupo y también de los ajenos,
distribuyen, se consumen, se lo que no hace más que afianzar el
incrementan y se pierden” (1980: 3). ejercicio del poder.

Estos recursos son constitutivos de los Capital cultural: puede ser en estado
intereses en juego dentro de los campos incorporado como forma de disposiciones
y representan las condiciones para mentales y corporales, reconocibles en
integrarse al juego mismo y “hacer los modos de hablar, de hacer, de andar,
jugadas rentables dentro de un campo, de comportarse en las más variadas
de modo que se acrecienten los recursos situaciones sociales, por lo que se halla
inicialmente comprometidos, lo que sujeto a los límites de la corporalidad del
implica todo un trabajo de valorización de poseedor. Un ejemplo de esto es el
los recursos invertidos para obtener capital cultural incorporado que se pone
beneficios. Por esta razón se da el en juego en una entrevista de trabajo.
nombre de capital a los recursos puestos Otro estado del capital cultural es el
en juego en los diferentes campos.” objetivado, el cual refiere a la manera en
(Giménez: 2002). Esto posibilita entender que la producción cultural genera objetos
los modos de estructuración del espacio tangibles que se presentan en forma de
social, puesto que los campos que lo “bienes culturales, cuadros, libros,
componen funcionan en cierta forma máquinas, diccionarios o instrumentos,
como mercado de bienes materiales y/o que son resultado y muestra de disputas
simbólicos donde se negocia un capital intelectuales, de teorías y de sus
específico. Bourdieu desarrolla cuatro críticas.” (Bourdieu: 2000: 139). El último
tipos de capital: estado es el institucionalizado, que puede
observarse, por ejemplo, en la formación
Capital económico: se expresa a través académica y los diplomas obtenidos por
del equivalente dinero que es el símbolo una persona, los cuales, además de
establecido para su representación. Es el conocimiento y educación, proveen a
medio que permite apropiarse de quienes lo poseen “ventajas”, puesto que
recursos, por lo que se erige en una eleva el estatus al ser reconocido de
fuente dinámica de poder y de manera formal por la sociedad.
hegemonía.
Capital simbólico: refiere a propiedades
Capital social: son recursos intangibles que “parecen inherentes a la persona
sustentados por pertenencia a grupos, misma del agente, como la autoridad, el
relaciones y redes de influencia, es decir, prestigio, la reputación, el crédito, la
es el agregado que se obtiene por fama, la notoriedad, la honorabilidad, el
pertenecer a una agrupación o una red buen gusto, etc.” (Giménez: 2002). En
social. Puede ser más o menos este sentido, la “inherencia” de los
institucionalizado y como ejemplo se elementos intangibles del agente
4
únicamente puede existir de acuerdo al disposiciones que los agentes adoptan a
reconocimiento de los demás. “Son lo largo del desarrollo de la vida social.
formas de crédito otorgadas por unos Es la subjetividad elaborada a partir de
agentes a otros agentes.” (Giménez: las propias experiencias contenidas por
ídem). El reconocimiento, por supuesto, las estructuras sociales que se
otorga/acumula poder al expresar modos internalizan, es lo social hecho cuerpo,
de relación, posición y jerarquía social. in-corporado al agente. Este “sistema de
En este sentido, Bourdieu entiende que el disposiciones duraderas y transponibles”
capital simbólico “no es más que el (Bourdieu 1980: 80) conforma esquemas
capital económico o cultural en cuanto de percepción y valoración para
conocido y reconocido.” (1987: 160) aprehender la realidad.

La validación de los diferentes tipos de La referencia a “sistema de


capital expresa como se relacionan y disposiciones” alude específicamente a la
conforman las clases sociales. Puesto posibilidad de pensar, sentir, percibir y
que éstas “no se diferencian sólo por su actuar de cierta manera, interiorizada e
participación en la producción, sino incorporada por los agentes. De manera
también por su diferenciación en el que el “habitus se manifiesta
consumo, por el modo en que participan fundamentalmente por el sentido
en los distintos campos de la vida social. práctico, es decir, por la aptitud para
La manera de apropiarse de los bienes moverse, actuar y orientarse según la
educacionales, artísticos, científicos, de posición ocupada en el espacio social, de
la moda, el papel que juega lo simbólico conformidad con la lógica del campo y de
en esta apropiación contribuyen a la situación en los que se está implicado,
configurar las diferencias entre las todo ello sin recurrir a la reflexión
clases.” (García Canclini: 1985). De este consciente, gracias a las disposiciones
modo las diferencias y desigualdades adquiridas que funcionan en cierto modo
respecto del capital se "duplican siempre como automatismos. Hay que advertir
por distinciones simbólicas. Y estas que el habitus así entendido sólo existe
distinciones simbólicas tienen por función en estado práctico, y por lo tanto se lo
eufemizar y legitimar la desigualdad interioriza de modo implícito, pre-reflexivo
económica.” (Bourdieu: 1979) y pre-teórico.” (Giménez: 2002)

En este sentido, el habitus permite


interpretar que las estructuras subjetivas
El habitus. y objetivas son dos componentes de la
misma realidad y de la misma historia
La teoría del habitus posibilita
social que se inscribe en los cuerpos y en
comprender integralmente al individuo y
las cosas. Además expresa la intención
la sociedad, desde el análisis de la
interrelacional de la teoría de Bourdieu
relación entre las estructuras internas de
respecto del vínculo habitus/campo,
la subjetividad y las estructuras objetivas
puesto que la constitución del primero
externas que constituyen el entorno, es
está ligada a la posición ocupada por el
decir, las condiciones materiales de
agente en el espacio social o en los
existencia. El habitus, como matriz
distintos campos en los que participa. En
generadora, comprende el conjunto de
esta conjugación entre interior y exterior,
5
el habitus opera contribuyendo en la se organizan en el habitus y que sólo
naturalización y legitimación del mundo podemos conocer a través de éste”
social que lo produce. Así se lo puede (García Canclini: ídem).
plantear como un conjunto de relaciones
incorporadas a los agentes, el cual a su En relación con esto, Bourdieu analizó
vez configura un sistema de relaciones particularmente en la sociedad kabilia –
con el campo. asentada en el norte argelino- la
dominación masculina; sin embargo
Estas relaciones son posibles porque el este análisis puede transponerse a
habitus es el resultado de una historia sociedades occidentales como la nuestra.
colectiva en la cual las historias En este sentido, si se reflexiona acerca
personales se insertan. Por ello es de la división entre sexos como
recursivo, esto es, produce y es construcción social que posibilita –y
producido por y para el mundo social por fomenta- la opresión de hombres sobre
lo que se lo puede considerar como mujeres, se puede suponer que la clave
“estructuras estructuradas predispuestas de la continuidad de esta organización
a funcionar como estructuras sociocultural reside en el hecho de que la
estructurantes” (Bourdieu: 1979). dominación masculina se presenta como
Estructuras estructuradas en el sentido algo natural e incuestionable. Situación
en que el habitus que los agentes portan que se produce y reproduce hasta
fue estructurado desde la sociedad y no incorporarse plenamente en los modos
el producto de uno mismo, esto puede de concebir el mundo, en tanto matriz de
verse “cuando adquirimos el lenguaje, la sentidos y percepciones que se hacen de
lengua nos preexiste, nos estructura de los cuerpos y de las cosas.
una cierta manera para pensar y percibir
la realidad en los moldes que este De esta manera, “el dominio masculino
lenguaje permite” (García Canclini: 1985). está suficientemente bien asegurado
A la vez, estructuras estructurantes como para no requerir justificación:
porque son estructuras que organizan puede limitarse a ser y a manifestarse en
nuestras prácticas y los modos en que costumbres y discursos que enuncian el
actuamos en sociedad. ser conforme a la evidencia,
contribuyendo así a ajustar los dichos
Entonces, si existe continuidad entre la con los hechos” (Bourdieu: 2000). Así
organización social, la construcción de opera la masculinidad como modelo
sentido y las prácticas de los sujetos, es hegemónico para la división social entre
porque “las determinaciones sociales se hombres y mujeres, basada en el hecho
insertan más que en la conciencia, de que la división entre los sexos se
entendida intelectualmente como mimetice con el orden de las cosas, con
conjunto de ideas, en sistemas de lo “normal”. De este modo al ser
hábitos constituidos en su mayoría desde socializados bajo este esquema, se
la infancia. La acción ideológica más produce un puente entre las estructuras
decisiva para constituir el poder simbólico objetivas y las estructuras subjetivas,
no se efectúa en la lucha por las ideas, entre cómo están conformadas las cosas
como generalmente creemos los y los sentidos que a ellas se les asignan;
intelectuales, sino en esas relaciones de entre ellas las formas en que se
sentido, no consciente en gran parte, que considera ser hombre y ser mujer.
6
Por ello, la diferencia física-corporal que adecuadas. Por esto la dominación
fundamenta la división sexual, es una masculina genera disposiciones
diferencia elaborada -y hasta parecidas en los agentes masculinos y
exacerbada- socialmente, que se traduce femeninos que involucra por la coerción
en la garantía necesaria para la común que los alcanza, y más aún por
existencia de una diferencia natural entre ser producto de las mismas condiciones
hombres y mujeres. “Si esta división de existencia, que satisfacen intereses
parece natural, como se dice a veces generales al incluir las historias
para hablar de lo que es normal, al punto individuales en una colectiva. Cada
de volverse inevitable, se debe a que se agente halla en el comportamiento de sus
presenta, en el estado objetivado, en el pares la legitimación del propio, y a la vez
mudo social y también en el estado aprueba el de los demás. Esto sucede
incorporado, en los habitus, como un con los modelos sociales establecidos y
sistema de categorías de percepción, aceptados de ser hombre y mujer, en
pensamiento y acción. Se trata de la tanto el acuerdo en los modos de
concordancia entre las estructuras percepción y acción otorga fundamento a
objetivas y las estructuras cognitivas que formas establecidas de ser y estar en el
posibilita esa relación con el mundo.” mundo.
(Bourdieu: ídem).
Esto se lleva a cabo desde la in-
Esto expresa que las relaciones de corporación, puesto que es desde el
dominación están objetivamente insertas cuerpo que se construyen los
como forma de reconocimiento de la significados, tal es así que lo esencial de
legitimidad, a partir de lo cual se la masculinidad/feminidad se inscribe
comprende el mundo social y sus corporalmente a través de una
relaciones, entre ellas la conformada por pedagogízación y una ritualización
hombres y mujeres. “Es una dominación continua. Así, los cuerpos socializados,
que responde a una construcción social es decir los habitus, condensan en los
(naturalizada) de relaciones históricas agentes masculinos y femeninos
basadas en la división sexual del mundo. determinadas características; por un
Es una realidad construida antes de lado, portes, presencias y gestos, por
nacer, que nos recibe al momento del otro, una serie de oposiciones dualistas
alumbramiento y nos configura desde el que esos mismos habitus colaboraron en
inicio de nuestras vidas.” (Bourdieu: producir y que “reflejan indefinidamente
ídem). De este modo, los agentes, al imágenes antagónicas, pero inclinadas a
asumir las estructuras sociales, por lo validarse mutuamente.” (Bourdieu: 2000).
general se agrupan de acuerdo a la De modo que la incorporación particular
división sexual, al orientar sus en lo que respecta a los sexos contribuye
disposiciones hacia “lo debido” en a la integración y reconocimiento de cada
relación con el orden social, puesto que grupo.
el habitus propone prácticas que le sean
funcionales a aquel. Queda fuera de toda objeción la
presencia del poder en las relaciones
Así las prácticas son percibidas y entre los sexos y la impronta del habitus,
valoradas por quien las ejecuta y también “ya que no se puede pensar de modo
por los demás, en tanto correctas y adecuado esta forma particular de
7
dominio más que a condición de superar habitus. También exhibimos la división
la alternativa ingenua de la contención y entre sexos significada a través de la
el consentimiento, de la coerción y la dominación masculina y la problemática
adhesión: la violencia simbólica impone social que suscita, en especial con la
una coerción que se instituye por medio relación del ejercicio del poder –tanto
del reconocimiento extorsionado que el simbólico como fáctico-.
dominado no puede dejar de prestar al
dominante al no disponer, para pensarlo Retomando la teoría del habitus (sin
y pensarse, más que de instrumentos de alejarnos de la idea de que abordarla
conocimiento que tiene en común con él implica abordar también el campo y el
y que no son otra cosa que la forma capital), como vimos, se ha ocupado de
incorporada de la relación de dominio.” ese espacio donde median la estructura y
(Bourdieu: 2000). la superestructura social, un intersticio
poco trabajado hasta la irrupción en
Sin embargo, en las diversas escena de Bourdieu dentro de la
formaciones sociales y por más sociología francesa ya hace más de
hegemónico que sea el ejercicio del cuatro décadas.
poder, no todos los agentes tienen el
mismo habitus, sino que los diversos Desde esta óptica, se buscó comprender
campos sociales están conformados por puntualmente cómo los sujetos se
distintos habitus, por lo que la apropian de las estructuras –más o
correspondencia entre posición y menos objetivas- de la sociedad, y así
disposición no es absoluta. Esto es entender las relaciones entre las esferas
porque las transformaciones macro y micro. Esta perspectiva fundó
estructurales pueden modificar una Escuela dentro de las Ciencias
determinados entornos y erosionan la Sociales; autores como Jean-Claude
correspondencia entre las posiciones en Passeron, Bernard Lahire, Claude
el campo y las disposiciones de los Grignon entre tantos otros se han
habitus. Es decir, en las sociedades se suscripto a esta línea de pensamiento y
encuentran agentes desplazados y/o a han producido diversos aportes.
disgusto, y como producto de esta Es interesante en este punto ilustrar
divergencia pueden surgir –y de hecho cómo opera la teoría del habitus: en la
surgen- nuevas disposiciones, nuevas década del ´70 la revista Paris Match
prácticas, aún en un orden realizó una encuesta sobre seis políticos
aparentemente homogéneo como el en Francia. La misma consistía en
conformado por la dominación masculina. preguntas del tipo si fuera un auto, un
mueble, un árbol, (etc). cuál sería. Los
encuestados tuvieron que atribuir así un
Alcances y limitaciones de la elemento de cada campo sobre
Mitlerrand, Marchais, Chirac, Giscard
teoría de Bourdieu.
d´Estaing, Poniatovski y Servan
Hasta el momento, hemos presentado los Schreiber. Sobre este último, la gran
principales conceptos desarrollados por mayoría de los resultados atribuyeron a
Bourdieu, a saber: campo, capital este político el Porsche (si Schreiber
(económico, social, cultural y simbólico) y fuera un auto) y Knoll (si fuese un
8
mueble). sentidos, formas de estructurar y
comprender al mundo por parte de los
Lo llamativo, señaló Bourdieu, es que sujetos; puede ser, a la vez, un esquema
Servan Schreiber era poseedor de un reproductivista.
Porsche y de muebles de Knoll en su
casa. En este sentido, García Canclini señala
que “su trabajo (por la teoría de
Este análisis propuesto, un poco en serio Bourdieu) nos ayuda a percibir cuan poco
y un poco en broma, es un ejemplo de elegimos, estamos condicionados por
cómo el habitus, de alguna forma, una estructura social por la pertenencia a
programa el consumo y los gustos de las grupos, a campos, a clases que nos
personas. Es llamativo que sobre alguien hacen actuar de una cierta manera. Sin
que no conozcamos y que por otro lado embargo, me parece que una cierta
pertenezca a la burguesía francesa –en estabilidad y falta de movilidad social en
donde teóricamente habría un abanico la sociedad francesa, el carácter
más amplio de bienes de consumo-, un fuertemente reproductor, por ej. del
sondeo en la opinión pública pueda dar sistema escolar que es donde él analiza
cuenta de cuestiones específicas como la más rígida y estáticamente el fenómeno,
elección de elementos de decoración de ha dado poco lugar en la teoría
una casa. bourdieuana a las prácticas
Se desprende, de esta forma, una lógica transformadoras. Podríamos decir que
en cuanto a diversos sectores de la falta distinguir entre las prácticas como
sociedad –con reglas y patrones ejecución o reinterpretación del habitus, y
específicos- y cuestiones puntuales la praxis como transformación de la
referidas a la cotidianeidad en la vida de conducta para la transformación de las
los sujetos. Bourdieu entiende aquí a los estructuras objetivas. Bourdieu no
agentes sociales como clasificadores examina cómo el habitus puede variar el
clasificados por sus clasificaciones: esto proyecto reproductor o transformador de
es, además de un juego de palabras, la distintas clases y grupos sociales”
imbricación de lo macrosocial con lo (García Canclini: 1985).
microsocial, cómo los sujetos presentan De esta forma se desprende una posible
cierto grado de libertad en elecciones insuficiencia del concepto de habitus que
preestablecidas socialmente. Sin propone Bourdieu para la comprensión
alejarnos demasiado de la teoría de los fenómenos de movimiento
bourdieuana es interesante recordar socioeconómico dentro de una sociedad.
aquella frase de Sartre: somos lo que Es así que no podríamos comprender
hacemos con lo que hicieron de enteramente por medio de esta teoría
nosotros… cómo un deportista nacido y criado en un
Es en esta instancia en donde podemos barrio de un estrato social popular
señalar una primera crítica a esta teoría. periférico emergente –como Fuerte
En otras palabras, el habitus, de la Apache, por ejemplo-, puede trascender
misma forma que nos da cuenta de de su entorno de socialización inmediato
ciertas lógicas, más o menos objetivas, para sumarse a un club de fútbol
de la asimilación del universo social a los europeo, incorporando así nuevos
dispositivos –entre otros, el lingüístico, el
9
estético, el recreativo o el alimenticio-, estructurantes y transferibles a nuevas
transformando su habitus. situaciones, sino que estas disposiciones
son heterogéneas y contradictorias,
varIando a su vez según el contexto
dentro de una misma sociedad y en
Aportes desde la Sociología
diferentes círculos:
Psicológica
“Niño, adolescente o adulto, como padre
Como desarrollamos en la primera parte, de familia, amante, jugador de fútbol,
el habitus es definido por Pierre Bourdieu coleccionista de sellos, camarada político
como un sistema de esquemas y o trabajador de su empresa, el mismo
disposiciones más o menos objetivas, cuerpo biológico será designado con el
incorporadas por los sujetos, mismo nombre y el mismo apellido”.
principalmente en los primeros años de (Lahire: 1998, 34)
vida. Estos son dispositivos de
comprensión y simbolización de la vida Esto último hace referencia a los
social. Bernard Lahire (Lyon, 1963), procesos de endoculturación como un
desde la Sociología Psicológica ,hace conjunto no necesariamente armónico,
foco en este punto para desplegar su sino más bien plural, dinámico y en una
concepción de sujeto plural y complejizar constante reasimilación. En palabras de
la teoría bourdieuana. Lahire: “Bourdieu sostenía que el
conjunto de disposiciones conforma un
sistema, que las disposiciones están
todas ligadas entre sí y que se transfieren
de una situación a otra. El mismo habitus
actúa en circunstancias muy diferentes.
Esto supone la homogeneidad de las
experiencias socializadoras comunes. Mi
primer problema es justamente con esa
homogeneidad” (Lahire: 2008, 72).

De hecho, el concepto de habitus fue


utilizado anteriormente por Emile
Durkheim pero cabe destacar que este
término solo lo empleaba en dos
situaciones particulares: para las
Portada del libro “El hombre plural. Los resortes sociedades tradicionales -o sociedades
de la acción” de Bernard Lahire. (1998). primitivas como eran referidas en ese
momento- y, por otro lado, para los
llamados régimenes de internados (como
En El hombre plural, los resortes de la los colegios pupilos, el cuartel, la prisión
acción -publicado en 1998-, Lahire o las sectas religiosas por ejemplo) en
plantea que los sujetos sociales no son donde la institución se expande en todo
portadores de estructuras estructuradas momento y así acapara a los sujetos,
homogéneas y monolíticas que en su haciendose cargo de todas las
performatividad pueden ser dimensiones de su existencia.
10
Es interesante cómo Pierre Bourdieu se 2008, 72).
basó de forma análoga sobre estas dos
El concepto de campo también es puesto
situaciones señaladas por Durkheim para
impartir su teoría social. En efecto, bajo la lupa por parte del sociólogo
Bourdieu desarrolló la teoría del habitus a oriundo de Lyon; éste cuestiona la
partir de su experiencia en Argelia con los propiedad universal de esta categoría.
Kabila -una sociedad en el norte de África Bourdieu “sostiene, a menudo, que para
con un nivel demográfico bajo, comprender la práctica tenemos que
comparativamente a las urbes conocer el habitus de un actor y el campo
occidentales-, por un lado, y en el análisis en el que se encuentra. Es decir que la
de la institución escolar francesa por el práctica es el entrecruzamiento del
otro. campo y del habitus. El problema es que
no todos los contextos de acción son
"Si Durkheim hablaba de habitus campos. Allí ya hay un límite a la teoría
respecto de estas situaciones, es porque de los campos. El campo es un espacio
reservaba ese vocablo para situaciones de poder, donde los agentes luchan
sumamente coherentes. Pero en porque hay poder. Entonces, en el mundo
nuestras sociedades, sociedades obrero, las clases populares están fuera
industralizadas, sumamente del campo. Bourdieu sólo habla de las
diferenciadas, que conocieron un largo clases medias, del campo periodístico, el
proceso de diferenciación social de las religioso, el jurídico, el de las grandes
funciones, de división social del trabajo, escuelas” (Lahire: 2008, 73). Lo que se
tenemos una multitud de instituciones, subraya aquí es que esta categoría no
una multitud de contextos de prácticas de puede ser universal porque los recortes
acción, etc. Y por ello los individuos están de los campos no engloban todos los
sujetos a efectos de socialización contextos de acción en donde los
múltiples y a veces contradictorias" sectores populares se expresan, o dicho
(Lahire/Kessler: 2016, 15´36´´). de otra forma, no todas las prácticas
pueden ser comprendidas a través de la
Otra crítica que realiza Lahire al concepto noción de campo, sino que deberían
de habitus es justamente la propiedad de definirse otras tipos de contextos de
transferibilidad: esta noción importada referencias.
desde Jean Piaget y su teoría
constructivista del desarrollo cognitivo, Respecto de este último concepto, Lahire
expresaba que los esquemas de disiente con la propuesta de igualdad de
pensamiento y de sentimiento eran los campos, señalando que éstos son
transferibles de una situación a la otra. diferentes y están jerarquizados.
“Las dos cosas que señalo están Podemos observar esta disparidad en
relacionadas: si tenemos un sistema de varios casos, como pueden serlo el
disposiciones heterogéneas, no son las campo del deporte o el campo literario.
mismas disposiciones las que se Un ejemplo de esto es el caso de un
transfieren de una situación a otra. Según intelectual, que trabaja de docente, es
la situación en la cual nos encontramos, periodista e investigador, pero que
ciertas disposiciones van a actuar, también es reconocido por sus
algunas se van a inhibir y otras se van a publicaciones.
activar. Eso es el hombre plural” (Lahire:
11
“Es el medio profesional que les permite Sociales y las propuestas efectuadas por
vivir y, a la vez, están inscriptos en lo que Bernard Lahire en cuanto a la
Bourdieu llama el campo literario. El complejidad que se desprende en el
problema es que, de hecho, el campo estudio de la imbricación de las esferas
literario, en el conjunto de campos, es un micro y macrosocial.
campo muy secundario” (Lahire, idem).
Este mismo ejemplo lo podemos llevar al “Pienso en una Sociología que siga
ámbito del deporte, donde un deportista siendo macrosociológica. Que tenga en
de alto rendimiento que participa en cuenta que hay grandes desigualdades
competencias internacionales, sea de clase, entre grupos, entre
también profesor de educación física – generaciones, entre sexos. Y que pueda
campo educativo-, o que éste escriba y a la vez mirar las trayectorias individuales
publique manuales o papers –campo y la manera en que los individuos se
literario-. comportan en las diferentes situaciones.”
(Lahire: 2008, 75).
Por consiguiente, en palabras de Lahire:
"La teoría de los campos resuelve una
serie de problemas científicos pero, a su
vez, engendra otros en la medida: 1) que
ignora los incesantes pasos efectuados Bibliografía.
por los agentes pertenecientes a un
campo entre el campo en cuyo seno son - Bourdieu, Pierre (1979) “La distinción”.
productores, los campos en que son Munuit, París.
simples consumidores-espectadores, y
- Bourdieu, Pierre (1980) “El capital
las múltiples situaciones que no son
social”. En actes de la Recherche en
remisibles a un campo: y reduce al actor
Sciences Sociales, 30, pp. 3-6.
a su ser-en-tanto-que-miembro-de-un-
campo; 2) que obvia la situación de - Bourdieu, Pierre (1987) “Cosas dichas”.
quienes se definen socialmente (y se Munuit, París.
constituyen mentalmente) fuera de toda
actividad en que un campo determinado - Bourdieu, Pierre (1992) “El sentido
(lo que aún es el caso de numerosas práctico”. Taurus. Madrid.
mujeres en el hogar, sin actividad - Bourdieu, Pierre (1997) “Razones
profesional ni público); y 3) que considera prácticas. Sobre la teoría de la acción”.
a los fuera-de-campo, los sin-grado, a Anagrama, Barcelona.
partir de patrones de medida que son
patrones sociales de medida de los - Bourdieu, Pierre (2000) “La dominación
poderes (nivel de titulación, nivel de masculina”. Anagrama, Barcelona.
ingresos…), que definen su habitus por
su desposeimiento, su indigencia y su - García Canclini, Nestor (1985)
situación de dominados." (Lahire: 1998, “Ideología y Cultura”. Cursos y
52). Conferencias. Facultad de Filosofía y
letras. UBA. (Conferencias 2 y 3).

- Giménez, Gilberto (2002) “Introducción


Para concluir, dejamos en manifiesto el
a la sociología de Pierre Bourdieu”.
aporte de Pierre Bourdieu a las Ciencias
12
Colección pedagógica universitaria.
Número 37-38. Enero-junio/julio-
diciembre. México.

- Ginzburg, Carlo (1980) "El queso y los


gusanos". Muchnik Editores, Barcelona,
España.

- Lahire, Bernard(1998) "El hombre


plural. Los resortes de la acción".
Ediciones Bellatierra, Barcelona, España.

- Lahire, Bernard (2008) " Socializaciones


y disposiciones heterogéneas: sus
vínculos con la escolarización. Entrevista
a Bernard Lahire". Revista Propuesta
Educativa número 30, Buenos Aires,
Argentina.

- Lahire, Bernard (2012) "De la teoría del


habitus a una sociología psicológica".
CPU-e Revista de investigación
educativa, número 14, Instituto de
Investigaciones en Educación, Veracruz,
México.

- Lahire, Bernard/Kessler, Gabriel (2016)


"Diálogos transatlántocos", Episodio 5,
Canal Encuentro, Argentina.

13