You are on page 1of 15

Del muladar al laico: hacia la construcción

de un lugar de sepultura digno para los no
católicos y disidentes religiosos en Medellín
(1803-1906)
Justificación… sin necesidad de justificar
Entre el éxtasis ilustrado y el miedo espiritual: discursos y
acciones en torno a la creación de cementerios extramuros
en los contextos urbanos del Nuevo Reino de Granada (1750-
1808)

Ni 'ángeles', ni 'perros': Conflictos, reivindicaciones,
estigmatización e imaginarios en torno a los cementerios
universales de Bucaramanga y Medellín

“Piedra, papel y tijera: Vida y obra del tallador de lápidas,
fotógrafo, artista, constructor, arquitecto, maestro e
intelectual Horacio Marino Rodríguez Márquez (1866-1931)”
Incluidos y excluidos: discusiones acerca de la ubicación de los
cadáveres al interior de las iglesias
“Los no bautizados no pueden recibir sepultura eclesiástica, se exceptúan los
catecúmenos en razón de la preparación. Debe negarse también la sepultura
eclesiástica, a menos que manifiesten arrepentimiento antes de morir, a los
apóstatas, herejes, cismáticos y masones. Los excomulgados o en entredicho bajo
sentencia condenatoria, los suicidas, los que mueren en duelo, los que piden ser
cremados y los pecadores públicos y manifiestos. A los que se les niega la sepultura
eclesiástica tampoco pueden decírseles misa exequial o de aniversario”.
Pablo V, Rituale romanum Pauli V. pontificis maximi jussu editum et a Benedicto XIV auctum et castigatum cui ad usum
missionariorum apostolicorum nova nunc primum accedit benedictionum et instructionum appendix (Roma: Congregationis
de Propaganda Fide, 1847).
Incluidos y excluidos: discusiones acerca de la ubicación de los
cadáveres al interior de las iglesias
“Entiérrense a los fieles en cementerios o fosas benditas. En las iglesias no se
entierren sino los cadáveres de los obispos residenciales, los abades y prelados
nullíus, los romanos pontífices, los reyes y los cardenales. Debajo de los altares no
se debe colocar ningún cadáver y mientras se remueva o exhume algún cuerpo no
está permitido celebrar la santa misa. Para exhumar un cadáver se requiere
licencia del Ordinario”.
Pablo V, Rituale romanum Pauli V. pontificis maximi jussu editum et a Benedicto XIV auctum et castigatum cui ad usum
missionariorum apostolicorum nova nunc primum accedit benedictionum et instructionum appendix (Roma: Congregationis
de Propaganda Fide, 1847).
Hacia la creación de los primeros cementerios en la villa de Medellín

Esquema de la posible ubicación de los espacios mencionados en relación con la Plaza Mayor de la Villa de Medellín. 1.
Cementerio de la Vice Parroquia de San Benito, 2. Sitio de La Barranca, 3. Cementerio inaugurado en 1809 (‘Ciudad de las
Ánimas’ o ‘Cementerio de San Benito’) y 4. Cementerio de San Lorenzo.
Mapa de Medellín para 1791, AGN, Sección mapas y planos, Mapoteca, Referencia 256 A (Intervenido por el autor).
Hacia la creación de los primeros cementerios en la villa de Medellín

Detalle del plano de Medellín elaborado por don Hermenegildo Botero en 1847, en el que aparece referenciado con la F el
Cementerio San Lorenzo y al costado izquierdo la indicación del camino que conducía al ‘Cementerio Nuevo’ (el actual
Cementerio San Pedro).
Hermenegildo Botero, “Medellín en 1847. Según plano del Dr. Hermenegildo Botero”, en La ciudad: Medellín en el 5º cincuentenario de su fundación.
Pasado – presente – futuro [edición facsimilar reducida], Agapito Betancur (Medellín, Instituto Tecnológico Metropolitano, 2003), 134
Un nuevo modelo, otro discurso… una nueva práctica funeraria
“Herencia de Nuestros Fundadores: ... Casi no hay país civilizado sobre la tierra en que los
sepulcros no hayan llamado la atención de las autoridades y los primeros magistrados;
pues de su aseo y limpieza y buena situación depende hasta cierto punto la salubridad del
lugar donde se establecen. No nos induce pues a la construcción de éste ningún objeto de
ridículas y vanas distinciones, sino el bien general de la población, y el placer o mejor
diremos consuelo de ver reducidos los restos de nuestras familias, y que después de
transcurridos tres, cuatro o más siglos, puedan nuestros descendientes, al visitar este
lugar fúnebre, decir: Aquí yacen las reliquias inanimadas de nuestros progenitores: Ellos
fueron virtuosos, imitémosles, para que acompañándoles algún día en este triste recinto,
los acompañemos también en la mansión de los justos”.
Extracto acta de fundación Cementerio de San Pedro (Medellín), 1842.
Los cementerios como nuevo escenario de confrontación política y
religiosa
“La Convención Constituyente del Estado Soberano de Antioquia, integrada por liberales
radicales, decretó mediante la ley 16 del 10 de octubre de 1877, “sobre propiedad y
administración de cementerios”. En el artículo primero acordó que éstos eran posesión de
los distritos y que su administración dependía de las Corporaciones Municipales, siempre
y cuando cumpliesen con los fondos costeados por las rentas de fábrica, donación,
limosnas u oblaciones de los fieles; asimismo, los cementerios fundados por iniciativa
privada serían administrados por la entidad que lo creó dando uso perpetuo a los
herederos. La intervención de la autoridad pública en estos recintos de carácter privado se
limitaba únicamente, en hacer presencia efectiva en asuntos de posesión, salubridad e
investigación de episodios criminales”.
Registro Oficial, No. 281, Medellín, 24 de diciembre de 1878, p. 657, Artículo 363, Colección Periódicos de la Biblioteca Central de la
Universidad de Antioquia, en Bladimir Pérez Monsalve, “Portadas de la eternidad”, 43.
La Regeneración y la creación del monopolio eclesiástico sobre las
sepulturas

“Éramos los vencidos por una traición y no
éramos iguales ni ante la igualdad de la
muerte”.
Discurso pronunciado por Jorge Patarroyo Barreto, vocero de la
honorable cámara de representantes de Colombia en el acto de
inauguración del Cementerio Libre de Circasia.

LÓPEZ ARIAS, Fabio et al. Cementerio Libre de Circasia.
Rafael Núñez Monumento a la libertad, la tolerancia y el amor. Manizales: Imprima Ltda. 1983.
(Cartagena, 1825 – Ibid, 1894)
Debates y controversias en torno a la creación de un Cementerio
Laico para Medellín
“El cadáver del finado fue conducido ayer a las 8 por
los numerosos estimadores de este y su digna familia
de la casa mortuoria al Cementerio del Norte.
Descansen en paz y rodeados de respeto los despojos
de este hombre honrado y bondadoso, cuya larga vida
fue tan útil para Antioquia, y reciban los deudos de Mr.
Hausler (sic) nuestro sentido pésame por la gran
pérdida que acaban de hacer”.
El Espectador, Medellín, 5 de mayo de 1888, número __, p. __. Enrique Haeusler
(Las negrillas son nuestras). (Maguncia, Alemania, 16 de septiembre de
1805 - Medellín 3 de mayo de 1888)
Debates y controversias en torno a la creación de un Cementerio
Laico para Medellín
“El cadáver de Mr. E. A. Wild General del Ejército norte-americano,
fue inhumado en la sección libre del Cementerio de San Pedro, el
viernes 28 del pasado mes de agosto. La ceremonia se verificó
conforme al rito evangélico y ofició en ella Mr. Touzean, ministro
protestante que reside en esta ciudad. Asistieron el señor
Gobernador del Departamento y sus secretarios; el Vice-cónsul de
los Estados Unidos, señor Luciano Santamaría; varios Ministros del
Tribunal Superior y algunos otros empleados. Una compañía del
cuerpo de Gendarmes hizo al cadáver del difunto los honores
Edward A. Wild
militares”. (November 25, 1825 –
El Espectador, Medellín, 3 de septiembre de 1891, número __, p. 137. (Las negrillas son August 28, 1891)
nuestras)..
Debates y controversias en torno a la creación de un Cementerio
Laico para Medellín
“Una institución tan precisa y humanitaria como es el Cementerio
Libre; puerto a donde puedan llegar cualesquiera náufragos del
mar de la existencia, sin que nadie salga a preguntarles de dónde
vienen, en qué barco navegaban, qué enseña traían en su mástil,
ni siquiera qué tempestad los entregó a las olas; hogar triste,
solitario y callado, pero abierto a quienquiera que se haya llamado
hombre; verdadera casa de todos, donde la fraternidad puede ir
ensayando entre los muertos el santo abrazo con que algún día
Fidel Cano Gutiérrez
habrá de unir en una sola familia a los vivientes”. (San Pedro de los Milagros,
El Espectador, Medellín, 22 de julio de 1893, número 278, p. 784. Antioquia, 17 de abril de 1854 –
Medellín, 15 de enero de 1919)
A modo de conclusión… Horacio Marino Rodríguez y un
proyecto que tal vez ‘no pudo ser’

Portada Cementerio Laico adjunto al Cementerio de San
Pedro (s.f.)
A modo de conclusión… Horacio Marino Rodríguez y un
proyecto que tal vez ‘no pudo ser’

Interior del Cementerio Laico adjunto al Cementerio de San Pedro (s.f.)
¡Muchas gracias!
diego.bernal@upb.edu.co

redcementeriospatrimoniales@gmail.com
http://redcementeriospatrimoniales.blogspot.com/