You are on page 1of 2

Gobierno locales

Un ayuntamiento, alcaldía o municipalidad es la organización que se encarga


de la administración local en un pueblo o ciudad, compuesta por un alcalde y
varios concejales para la administración de los intereses de un municipio.1
Suele estar encabezado por un alcalde, intendente, presidente de comuna o
presidente municipal, que ostenta la presidencia de la administración local y del
pleno municipal, y formado por los concejales, ediles o regidores que, reunidos en
pleno, ejercen la potestad normativa a nivel local. En algunos casos los
ayuntamientos de pueblos pequeños se gobiernan por algún tipo de sistema
asambleario, como el tradicional que en España se denomina concejo abierto,
o concejo deliberante (en países como Argentina, República Dominicana, etc.).
Por extensión, también suele llamarse ayuntamiento, municipalidad, palacio
municipal o comuna a la casa consistorial; el edificio que cumple las funciones de
sede de la administración.
Generalmente, el ayuntamiento es el órgano administrativo de menor rango
territorial y, por tanto, el más cercano al ciudadano, aunque los municipios grandes
suelen subdividirse administrativamente
en barrios, distritos, cuarteles, secciones, delegaciones y sindicaturas
o pedanías (estas últimas de carácter más rural).
Las funciones que generalmente hacen los municipios son:

 Tratar de mantener la localidad o ciudad en buen estado en cuanto a limpieza.


 Poner y arreglar semáforos.
 Arreglo de calles y veredas.
 Iluminación de la misma.
 Creación de parques y lugares al aire libre.
 Vigilancia(cámaras de seguridad, policías).
 Robar descaradamente con obras que permitan desviar recursos.
Los más importantes que forman la Municipalidad, son:

 Alcalde: Es el encargado de administrar y gestionar el municipio.


 Regidores Miembros de la Corporación Municipal: Supervisan, aprueban o
rechazan los proyectos municipales
En Ecuador, a partir de la vigencia de la Constitución del 2008, coexisten —junto
al gobierno nacional— los denominados gobiernos autónomos
descentralizados (GAD), y se configuran para cada nivel de división territorial
subnacional, es decir, para las regiones y distritos metropolitanos, provincias,
cantones y parroquias rurales. El Ecuador está dividido, según la Constitución, en
regiones autónomas; las regiones en provincias; y, las provincias en cantones. Los
cantones comprenden el territorio o área de influencia de una ciudad. Los
cantones están divididos en parroquias, la cuales pueden ser urbanas y rurales.
Las parroquias urbanas comprende el espacio en donde se asienta la ciudad, y las
rurales son las que están fuera del perímetro urbano. En la actualidad, la
parroquias urbanas dejaron de ser reconocidas como tales y se las considera
fusionadas en la ciudad; por otra parte, las parroquias rurales cuentan con
reconocimiento por el ordenamiento jurídico y se los asigna un gobierno autónomo
descentralizado parroquial.
Los cantones tienen un gobierno autónomo descentralizado municipal integrado
cada uno por un concejo municipal y un alcalde. El concejo municipal es la
máxima autoridad del cantón y retiene el poder legislativo que se manifiesta a
través de ordenanzas municipales; además, está integrado por varios concejales
cuyo número varía por la cantidad de habitantes en su territorio. Conjuntamente
con el concejo municipal, ese encuentra la figura del alcalde en el cual reposa el
poder ejecutivo del cantón, siendo a su vez quien preside el concejo municipal y
mantiene voto dirimente en la toma de decisiones. Tanto los concejales, como el
alcalde, son elegidos mediante voto popular; sin embargo, una vez instalada la
nueva administración, los concejales eligen de entre ellos al vicealcalde, quien
solo tendrá funciones específicas determinadas por el consejo y reemplazará al
alcalde en ocasiones especiales.
Continuamos compartiendo aquí el completo e interesante material didáctico
preparado por DECIDAMOS con el nombre de GUÍA CIUDADANA DEL
MUNICIPIO. Quiere decir que las municipalidades gozan de una independencia
relativa del Gobierno Central, es decir de los tres poderes del Estado: El Ejecutivo
(Presidente de la República), el Legislativo (senadores y diputados), y el Judicial
(Corte Suprema, tribunales de apelación y juzgados). Esto siempre y cuando ello
no afecte los intereses generales del Estado o contravenga la Constitución o las
leyes que rigen dentro de todo el territorio de la República.

Para cumplir algunas de las funciones del municipio es necesario un trabajo


coordinado con el Gobierno Central (agua, luz, escuelas). En estos casos es
importante identificar al principal responsable de la prestación de estos servicios
para saber a quién dirigirnos en caso de que necesitemos asistencia en cuanto a
alguno de ellos. En los arts. 16, 17 y 18 (LOM) se señala que las municipalidades
podrán ejercer competencias nacionales o departamentales delegadas de otros
organismos y entidades públicas en materias que afecten a sus intereses propios;
estas relaciones deben establecerse mediante convenios bajo las condiciones
mencionadas en esos artículos.

Existe una marcada centralización de funciones que deberían ser municipales y


que, sin embargo, administra el Gobierno Central. Hay que analizar las
posibilidades reales de gestión y de administración de las mismas por los
gobiernos locales. Esto forma parte del desafío de la descentralización, donde las
acciones deben ser coordinadas de tal forma a prestarse el apoyo necesario y no
entorpecer, duplicar, ni superponer tareas entre el Gobierno Central y los
municipios; debiendo plantearse un trabajo conjunto que tienda a un manejo
eficiente de estas funciones, con miras siempre al beneficio de los vecinos.