L'OSSERV ATORE ROMANO

REDACCIÓN, ADMINISTRACIÓN CIUDAD DEL VATICANO AÑO XXXIX

EDICIÓN SEMANAL
UNICUIQUE SUUM

EN LENGUA ESPAÑOLA
NON PRAEVALEBUNT

Número suelto: : 1,00 . Número atrasado: : 2,00 .

N. 2 (1.985) - 12 de enero de 2007
REDACCIÓN: Via del Pellegrino - 00120 Ciudad del Vaticano Tel. 39/06.698.99410 - Fax 39/06.698.81412 INTERNET: www.vatican.va/news_services/or/home_spa.html E-MAIL: ornet@ossrom.va

DISCURSO DEL PAPA BENEDICTO XVI AL CUERPO DIPLOMÁTICO ACREDITADO ANTE LA SANTA SEDE, LUNES 8 DE ENERO

Sólo construyendo un humanismo integral se garantiza un mundo pacífico, justo y solidario
El lunes 8 de enero, por la mañana, el Santo Padre Benedicto XVI recibió en la sala Regia del palacio apostólico vaticano al Cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede, que acudió para felicitarle con ocasión del año nuevo. En su importante discurso, que publicamos en las páginas 7-8, el Vicario de Cristo repasó detalladamente la situación internacional. Entre los numerosos retos que recomendó afrontar con decisión se encuentran: el escándalo del hambre, inaceptable en un mundo que dispone de tantos recursos; la necesidad del desarme; la amenaza constante del terrorismo; el problema de los millones de personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares o su patria debido a violencias, buscando condiciones de vida más dignas; los continuos atentados contra la vida, al amparo de la investigación científica, con el intento de legitimar la clonación humana para hipotéticos fines terapéuticos; las amenazas contra la estructura natural de la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, etc. Entre los elementos positivos que caracterizan nuestra época, Su Santidad cita la creciente toma de conciencia sobre la importancia del diálogo entre las culturas y entre las religiones; el deseo de defender y promover los derechos fundamentales de la persona; el esfuerzo por erradicar la miseria; la toma de conciencia sobre la importancia de la lucha contra la corrupción... Con respecto a América Latina, el Santo Padre habló del viaje que realizará a Brasil el próximo mes de mayo, así como de la situación particular de algunos países: Colombia, donde el largo conflicto interno ha provocado una crisis humanitaria; y Cuba, a la que deseó —con palabras de su predecesor Juan Pablo II— que se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba.

HOMILÍA EN LA SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA

Homilía de Su Santidad en la fiesta del Bautismo del Señor, 7 de enero

Por amor a nosotros Dios se ha hecho historia en nuestra historia

La familia fundada en el matrimonio es la cuna de la vida y del amor
El domingo 7 de enero, fiesta del Bautismo del Señor, el Santo Padre Benedicto XVI celebró la misa y bautizó en la capilla Sixtina a trece niños recién nacidos. En su homilía, que publicamos en la página 5, puso de relieve que «cada niño que nace nos trae la sonrisa de Dios y nos invita a reconocer que la vida es don suyo, un don que es preciso acoger siempre con amor y conservar con esmero en todo momento». A los padres y padrinos, Su Santidad recomendó: «Velad siempre sobre estos niños vuestros, para que al crecer aprendan a conocer a Dios, a amarlo con todas sus fuerzas y a servirlo con fidelidad. Sed para ellos los primeros educadores en la fe, ofreciéndoles, además de enseñanzas, también ejemplos de vida cristiana coherente». Asimismo, explicó que en el bautismo somos adoptados por el Padre celestial, pero en esta familia que él constituye hay también una madre: la madre Iglesia; y, citando a antiguos escritores cristianos, afirmó: «El hombre no puede tener a Dios como Padre, si no tiene también a la Iglesia como madre». El Papa concluyó invitando a encomendar a la Virgen Madre de Jesús, nuestro Salvador, a estos niños y a sus familias.

El sábado 6 de enero, solemnidad de la Epifanía del Señor, Benedicto XVI celebró la misa en la basílica de San Pedro. PÁGINA 3