Escribe Oscar Sequra Heros, Craduado del Masteren Relaciones lnternacionales del lnst.

Universitario de "Orlega Invest¡gación y Gasset"

Elproceso siempre la siQue misma rut¡na. individuo El es detenido sin n¡nguna orden judicial, y esposado cegado momentáneamente, luegoconducido hacia av¡ón un dondedesapareceá indefinidamente. Un hecho cotidiano en nombre libertad, la la y la democracia lucha antiterrorista.

Los vuelos fantasm¿N la CIA de
24. Año 1 - Acosro2oo7

nTFirnffiTflilffi{

Afganistán, donde permaneció durante cinco meses incomunicado. Durante el cautiverio, los oficiales estadounidenses buscaron, sin éxito, que confesara sus vínculos con Al-Q.aeda. Como no descubrieron nada, fue liberado en Albania mesesdespués.Durante el proceso nunca intervino ningún abogado,juez o fiscal que Ie hiciera alguna acusación formal, ni mucho menos fue visitado por \a Cnn Roja Internacional. En otros casosla CIA actuó abiertamente. Como en el de Ima'n Osama Mustafá Hassa:r Naseq secuestradoen Milán, Italia, y llevado en avión a Egipto, donde fue torturado y üolado. Todo esto con estrecha colaboración entre los servicios secretositaliano y estadounidense. Estas desapariciones no son una excepción. Se sospechaque cientos de detenicloscorren la misma suerte en los r'uelos de secretos la ClA. para tetminar encarcelados sin procesos legalespreüos, serastro>>, detallado inun gún señala <<Sin forme de Amnistía Internacional sobre las desaparicionesforzadas. Estas actividades se valieron de una c oar t ada que d a e l C o n v e n i o s o b r e Aviación Civil Internacional, por la cual aviones contratados Por esta agencia pueden transitar por cualquier país s in pedir aut or i z a c i ó n n i r e g i s l r o . Según esta norma, los vuelos no militares pueden transitar e incluso aterrízar en aer opuer t o¡s i n t e n e r q u e s e r r e g i s trados ni abordados. Gracias a esto, la siniestra aerolínea pudo transportar su <(carga)) sin problemas. Aunque los hechos Parezcat ficción, estos fueron confirmados por un informe del senador Dick Marry encargado por el Concejo de Europa, que descubrió una s to le su ce dió a Khaled al Ma sri, ale mán de or igen libanés, quien en diciembre de 2003 tuvo la mala idea de üajar a Ma ce do nia ; t er m inar :lrrestado por la policía local, interrotado, torturado y entregado a agentes ie la Agencia Central de Inteligencia CI A ), q uie ne s lo tras ladar on a amplia red de lrrelos secretosque contaron con la colaboración de por lo menos 14 gobiernos europeos,y de 1.245 escalas en aeropuertos de países como España, Alemania o Gran Bretaña, entre otros. El documento señaló que no solo dictaduras feroces üolan ]os derechos humanos, sino también gobiernos democráticos como los de Rumania y Polonia, quienes establecieron cárceles secretas donde encarcelaron a numerod sos sospechosos e terrorismo. entre 2003 y 2005, Según las indagaciones, Ios presidentes de Polonia, Aleksander Kwasniewski y el de Rumania, Ion Iliescu, perrriitieron la existencia de estasinstalaciones en sus respectivospaíses. Las cancillerjasde ambos paíse5¡.*uron presurosamente las acusacionesdel informe, y el actual ministro de exteriores polaco, Robert Szaniawski, señaló que: < A Polonia también le gustaúa saber en qué materiales se basa el senador acusaMarry para lormular semejantes ciones, porque hasta ahora los datos que ha aportado carecen de mayor valor >. Lo cierto es que las faltas representan para varios países europeos una üolación a 1a Convención Europea de Derechos Humanos) y una falta de doble l a v o r d e e s t o s\ a l o r e s . L a n a c i t o r m i n a que ubican a Estados Unidos en un lugar superior moralmenlecompromis o c o n r e s p e c t oa e s t o sp r i n c i p i o s ' La fragilidad moral europea ya produce fuertes cuestionamientos,como la del analista Lluís Bassets,quién se preguntaba: <¿Dónde está 1aEuropa de los valores tantas veces evocada por unos y otros? Una Europa que no se conshuya sobre el derecho, el respeto a la digntdad de la penona y las garanlas jurídicas perderá e} alma y se perderá a sí misma, dejará de ser Europa>>. Por otro lado, estas actividades explican Ia falta de compromiso de Estados Unidos en ratificar, en febrero de 2007, la 2007 .25 AÑO 1 - AGOSTO

y tiede Los gobernantes Polonia Rumania nen seriaresponsabilidad.

fiTfi:fifTirfliflTFr

só que la agenciapagó millones de dóia¡¡, como recompensas por entregar 369 supuestos terroristas a Estados Unidos. Estas medidas buscan repetir Ia experiencia de Ia base estadounidense de Guantánamo, en Cuba, en donde, según un dictamen de la Corte Suprema de Estados Unidos, 1asleyes no aplican para acciones gubernamentales realizadas con ciudadanos extranjeros fuer a d e l t e r r i t o r i o n o r t e a me r i ca n o . Por eso, se busca crear <<lugares negros) donde la tortura es la moneda común, como en Jordania, Alganistán o Egipto, Estados conocidos por su falta de respeto hacia los derechos humanos, pero buenos aliados dei gobierno estad o u n i d e n s ee n l a l u c h a a n r i l e r r o r i sta . Ante esto, la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, ha dicho que <todas las actividades estadounidenscs están sujetas a la Convención de Naciones Unidas sobre Tortura>, sin negar ni confirmar la existencia de cárceles secretas.

Malaspalabras
Se buscacrearolugares negros> donde la torturaes la monedacomún,como en Jordania, Afganistán Egipto,Estados por su falta de respetohacialos derechos o conocidos humanos, pero buenos aliados gobierno del estadounidense la luchaantiterrorista. en E s t t ' m a q u i a v é l i c o c o m p o r l a m i e n to e s resultado de los atentados del I I de septiembre, que colocó al terrorismo e n l a a g c n d a d e l a p o l í ti ca e xl cr i o r e stadounidense y abrió la posibilidad de <Convención Internaciona.l para la Protección de las personas contra las Desa pa ricio ne : For z adas , . quc jus t am ent e criminalizael uso de las prisionessecretas y que el actual gobierno de George W Bush rechazó sospechosamente. [¿s detenciones ilegales han sido admitidas por Bush, quien en una declaración púbüca de septiembre de 2006 aceptó la existencia del Programa de Detención Secreta de Estados Unidos. Pcsea que el mandatario dijo que los centros de detención estaban vacíos en ese momento, dio a entender que se <<poüían reabrir en el futuro>. cuales los derechos hurrrarrt¡slo s{Jrr r es p e t a d o s . E n r e s u m e n , s e b u s c a i a impunidad para practicar Ia tortura sin sufrir las consecuencias legales. De esta manera, cuando se secuestrao detiene a un sospechoso, este desciende al infierno y es llevado a cárceles en Afganistán, Pakistán, Egipto, Jordania, o Siria, donde se perrnite usar la asfixia, la supresión sueñoo golpizasinterminade ble s p a r a o b l e n e r c o n l e s i o n c s u e n i n q gún tribunal imparcial podúa aceptar. Las entregas son tan eüdentes que fueron abiertamente confirmadas por el presidente de Pakistán, PerwezMusharraf, quien en su libro de memoria-s <En la línea de fuego> detalló que un conciudadano füe detenido por agentes paquistaníes en colaboración con Ia CIA y entregado a autoridades británicas. Asimismo, confemayor flexibilidad moral y leeal para vencer a este rival. Los parámctros que guían la <<Guerra contra el Terror>>fueron señaladospor el prcsidente Bush en un memorando de febrero de 2002, en el cual indicó que <<era necesario replantearse la ley para ajustarla al nuevo paradigma establecido por los terroristas>>, un enfoque <acory de con>> Convención de Ginebra en la relacióncon los detcnidos que se aj¡51s ¿ las <necesidadesmilitares>. Según esta lógica, los derechos humanos son un estorbo para ganarle a los terroristas, por lo que la mejor forma de vencer a este enemigo inüsible requiere evadir las leyes internacionaies para actuar en igualdad de condiciones. Como afirmó el vicepresidente Dick Cheney en una entrevista para la cade-

Entregas extraord¡nar¡as
Los vuelos fantasmas son parte de una estrategia mayor denominada <entreg as e xtra ord inar ias , , , que c ons is t e en el traslado de detenidos a países en los

26 .AÑO1-AGOSTO 2007

flTfijnTfiIfIirlTK{

na NBC, <todas las reglas han cambiado>> asegurando, además, que las agenc i a s de inte lige ncia te nd r í an que <<adentrarse el lado oscuro)). en La declaración de Cheney muestra las verdaderas intenciones del actual régimen que busca aprovecharse del temor a un ataque a EE.UU. para lograr que el gobierno de ese país tenga la puerta abierta para acumular poder y actuar sin límites. Producto de la paranoia generalizada, el Congreso en septiembre de 2001 dio carta blanca a la administración actual para actuar a su antojo. Según una resolución, <...eI Presidente está autoritado a utilizar toda la fuerza nrcesaria v adecuada contra aquellas naciones, organizaciones o personas que él der c r mine que p lan ea ron . au lor iz ar on. Ilevaron a cabo o ayudaron en los ataques terroristas del I I de septiembre de 2001 (...) con vista a evitar futuros a t a ques de terro rismo in ter nac ional contra Estados Unidos." Con ese poder casi absoluto, \'ashington determinó que la guerra contra el terror tiene un alcance global, pero que sería Estados Unidos el país que pondría las nuevas reglas en estos tiempos turbulentos donde e1 campo de batalla es mundial y en donde la moral no debería ser un impedimento para lograr s us objet iv os anl i l e r r o r i s l a s . Como diría en 2006 el presidente del Com it é de Segu r i d a d N a c i o n a l d e 1 Congreso estadounidense, Peter Kine: <Si mañana capturamos a Bin Laden Y tenemos que meterle 1a cabeza en ei agua para averiguar cuándo se va a producir e1 próximo ataque, debemos tener carta blanca para elio>.

\üa*ftlrqüon

y Polít¡ca moral
Hoy la política exterior estadounidens e s e p a r e c e a l a n o v e l a d e J o h n S. Robertson: <DrJekill y Mr Hyde>. Por un lado se autodenomina el def'ensor de la libertad y, por el otro) se actúa igual que los peores tiranos que ha producido la humanidad. La doble cara de Washington surge del e x c e p c i o n a l i s m on o r t e a m e r i c a n o . q u e determina que Estados Unidos es superior moralmente gracias a lo cual se en muchos casos actos barbáricos, por la <defensade los intereses de la nación>. Esta ambigüedad moral es una tradición norteamericana. Su última apar i c i ó n f u e d u r a n t e l o s 7 0 's , c u a n d o f 'e r o c e s e n dictaduras apoyó Latinoamérica, quienes desaparecían extrajudicialmente a militantes de izquierda para impedir el avance del comunismo en la región. La guerra fúa regresó, si bien el enemigo ya no es la URSS, sino los terroristas islámicos, sigue ügente la idea que

sentólas reglas Unidos de el del Luegode los atentados 11 de setiembre, gobierno Estados gob¡ernos cuestionan. ni globalque muchos caráuna luchaantiterrorista

j:ii=r,iiffi
a

justifica

"* *

los intereses de seguridad están por encima de las consideracionesmorales. Un grave error, porque esta confrontación no podrá ser ganada únicamente con medios militares, sino con una legitimidad que está siendo desperdiciada cn nombre del antiterrorismo.

;

fTFTffiT-fl-tr[F{

2007.27 AÑO1 - AGOsro