You are on page 1of 21

SUGERENCIAS PARA LA MEJORA DEL

BORRADOR DE ORDENANZA MUNICIPAL DE


CIRCULACIÓN DE PEATONES, CICLISTAS,
MOVILIDAD COMPARTIDA Y VEHÍCULOS DE
MOVILIDAD URBANA (VMU)

FIRMADO POR:
Biciescuela Granada
Enbicielectrica.com
Ecologistas en Acción Granada
La Biciclona
CONTACTO:: 654 11 46 86

Granada, a 16 de noviembre de 2018


ÍNDICE

INCORPORACIÓN DE UN ARTÍCULO NUEVO


Velocidad máxima de circulación............................................................................. 1
TÍTULO IV. Bicicletas y ciclos
Artículo 13. Zonas de circulación general................................................................ 2
Artículo 14. Circulación en vías ciclistas.................................................................. 3
Artículo 15. Circulación en calzada.......................................................................... 5
Artículo 16. Circulación en zonas 30, ciclo carril 30, calles y zonas residenciales.. 7
Artículo 19. Aparcamiento de bicicletas................................................................... 9
Artículo 22. Sillas y remolques................................................................................. 11
Artículo 24. Documentación..................................................................................... 13
TÍTULO V. VMU
Articulo 25. Circulación y uso de VMU con carácter general.................................. 14
Artículo 26. Condiciones específicas de circulación................................................ 15
TÍTULO VI. Empresas de tipo turístico o de ocio y alquiler
Modificación única................................................................................................... 17
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
INCORPORACIÓN DE UN ARTÍCULO NUEVO
Velocidad máxima de circulación
PROPUESTA DE REDACCIÓN:
• Opción 1:
Con carácter general, el límite máximo de velocidad al que podrán
circular los vehículos en vías urbanas queda fijado en 30 Km/h.
• Opción 2:
Con carácter general, el límite máximo de velocidad al que podrán
circular los vehículos por vías urbanas, será el establecido en el
Reglamento General de Circulación aprobado por Real Decreto
1428/2003 de 21 de noviembre.
La velocidad máxima queda fijada en 30 Km/h en las vías de un carril
único, las de un carril por sentido, así como en el carril derecho de las
calles de más de un carril en el mismo sentido, sin computar el reservado
al transporte público. Sin perjuicio de lo establecido para las zonas 30 y
zonas y calles residenciales.
• Opción 3:
Con carácter general, el límite máximo de velocidad al que podrán
circular los vehículos por vías urbanas, será el establecido en el
Reglamento General de Circulación aprobado por Real Decreto
1428/2003 de 21 de noviembre.
La velocidad máxima queda fijada en 30 Km/h en las vías de un carril
único y en las de un carril por sentido, sin perjuicio de lo establecido para
las zonas 30 y zonas y calles residenciales.

FUNDAMENTACIÓN:
Cada vez es mayor número de ciudades de nuestro país están apostando por
reducir la velocidad máxima de circulación en las vías urbanas. Numerosos estudios
internacionales demuestran que reduce el número de accidentes y la gravedad de los
mismos, es eficaz para reducir la contaminación acústica y atmosférica, hace la
circulación fluida y suele tener buena acogida entre los conductores (INTRAS, 2015).

1
TÍTULO IV. BICICLETAS Y CICLOS
Artículo 13. Zonas de circulación general.
REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
Las bicicletas circularán como norma general por la calzada. Cuando exista algún tipo
de vía ciclista, se recomienda la utilización de la misma por razones de seguridad. Cuando se
efectúe un cruce de calzada, siempre que no existan pasos específicos para bicicletas, los
ciclistas podrán utilizar los pasos de peatones siempre y cuando transiten por el mismo a pie.
Las personas usuarias de bicicleta podrán circular en paralelo, salvo cuando la pendiente
de la vía limite la velocidad de estos, que deberán circular en línea.

MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN:
1. Introducir una prohibición expresa de circular en bici por acera, salvo los
menores de 12 años.
Se hace necesario indicar expresamente la prohibición de circular en bici por la
acera, aunque el artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación (RGC),
aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, ya establece que
“la circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por
las aceras y demás zonas peatonales”. Esta prohibición expresa se hace
necesaria porque, pese a la prohibición del RGC, el 35,76% de los ciclistas de
Granada circulaban por la acera en el año 2017 (Ayuntamiento de Granada,
2018). Este tipo de desplazamiento provocó que, entre 2007 y 2017, el 22,8%
de la siniestralidad ciclista con víctimas fuera por atropello a peatón y que el
19% de los que tuvieron consecuencias graves fueran por atropello a peatón
(Valdivia, 2018). Asimismo, también es necesario introducir el permiso a
circular por la acera a los menores de 12 años bajo una serie de requisitos.
2. Poner que las vías ciclistas no son obligatorias, en lugar de recomendadas.
Es suficiente decir que las vías ciclistas no son obligatorias. Las vías ciclistas no
pueden ser, como dice el borrador, “de uso recomendado por motivos de
seguridad” si tenemos presente lo indicado en la Declaración institucional
relativa a revisión del convenio de aplicación del Plan Andaluz de la Bicicleta
(PAB) en la ciudad de Granada: “estas infraestructuras presentan más de 180
puntos negros derivados de sus propias características que perjudican a la
movilidad peatonal y deterioran la efectividad de la bicicleta como medio de
transporte” (Ayuntamiento de Granada, 2017).

2
3. Añadir que la circulación en paralelo es de dos en dos.
La circulación en paralelo está permitida para ciclistas “en columna de a dos”,
según establece el artículo 36.2 del Reglamento General de Circulación,
aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 13:


Las bicicletas circularán como norma general por la calzada. Las vías ciclistas
no son de uso obligatorio.
Con carácter general, se prohíbe la circulación de bicicletas por las aceras y
zonas peatonales. Cuando se efectúe un cruce de calzada, siempre que no existan pasos
específicos para bicicletas, los ciclistas podrán utilizar los pasos de peatones siempre y
cuando transiten por el mismo a pie.
Con carácter excepcional las personas menores de 12 años podrán circular en
bicicleta por las aceras y zonas peatonales cuando cumplan los siguientes requisitos: que
vayan acompañadas por una persona adulta a pie; que no sobrepasen en ningún caso los
5 kms/h; que desmonten del vehículo en caso de alta densidad peatonal; y que circulen y
transiten respetando la prioridad de los peatones, con quienes deberán mantener una
separación mínima de un metro, y las condiciones de seguridad vial.
Se permite la circulación de dos ciclistas en paralelo dentro del mismo carril de
circulación, salvo cuando la pendiente de la vía limite la velocidad de estos. En este
caso, deberán circular en línea.

Artículo 14. Circulación en vías ciclistas.


REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
Las vías ciclistas serán utilizadas por ciclistas, si bien, las pistas‐bici, aceras‐bici y
carril‐bici podrán ser utilizadas también por patines, monopatines y similares no motorizados.
Los vehículos de PMR podrán circular por aceras‐bici. En cuanto a los VMU se estará a lo
dispuesto en el título V de la presente Ordenanza.
Si el ciclista circula sobre un tramo de vía ciclista a cota de acera debe hacerlo con
precaución ante una posible invasión del carril bici por otras personas usuarias de la vía pública,
evitando en todo momento las maniobras bruscas. El ciclista deberá mantener una velocidad
moderada y respetar la prioridad de paso de los peatones y evitando situaciones de riesgo para
estos.

3
MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN
1. Eliminar las aceras-bici.
El Comité Español de Representante de Personas con Discapacidad (CERMI)
reclaman la desaparición de las aceras-bici (CERMI, 2016).
Las aceras-bici y los carriles-bici de doble sentido de circulación incitan a los
ciclistas a invadir la acera para continuar su itinerario por otras calles (Sanz
Alduán, 2009).
2. Regular de las características técnicas de los carriles bici.
La Declaración institucional relativa a revisión del convenio de aplicación del
Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) en la ciudad de Granada enumera una serie
de características de los carriles bici y las aceras bici que desaconsejan el uso de
estas infraestructuras por parte de ciclistas (Ayuntamiento de Granada, 2017).
Entre ellas, podemos encontrar que los carriles bici hacen que las distancias
laterales de seguridad en el adelantamiento de automóviles sean inferiores a los
1,5 metros mínimos exigidos en todo tipo de vías según establece el artículo
35.4 de la Ley de Tráfico, aprobada por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de
30 de octubre.
3. Indicar, específicamente, los vehículos que pueden usar cada tipo de vía ciclista.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 14:


Las aceras bici quedan reservadas para peatones; sillas de ruedas, PMR y
similares y patines, monopatines y similares no motorizados.
Los carriles bici serán unidireccionales, a cota de calzada, de una anchura no
inferior a la de un carril de tráfico estándar y en las intersecciones estarán provistos de
semáforos con doble ciclo semafórico, separando los flujos de bicicletas y los vehículos
que van por calzada, con el objeto de evitar colisiones en los giros a la derecha. Los
carriles bici podrán ser usados por bicicletas, patines, monopatines y similares no
motorizados, así como los VMU de tipo A y B.
Las ciclo calles podrán ser usadas por todos los vehículos, incluidos todos los
tipos de VMU. Los ciclo carriles 30 podrán ser usados por todos los vehículos, salvo el
VMU de tipo A.

4
Artículo 15. Circulación en calzada.
REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
La circulación del ciclista en calzada será preferentemente por el carril derecho,
ocupando la parte central del mismo, cuando exista aparcamiento en el lateral de la calzada.
Podrán circular por otro carril cuando vayan a realizar un giro a la izquierda, siempre que las
condiciones de la vía y señalización se lo permitan.
La bicicleta tendrá permitida la circulación por los carriles reservados para el Transporte
Urbano, debiendo favorecer el adelantamiento siempre que éste sea posible en condiciones de
seguridad. Con carácter excepcional, previo informe de los servicios técnicos municipales, el
Ayuntamiento podrá prohibir, mediante la señalización debida, la circulación de bicicletas en el
carril reservado para el transporte urbano.
Las bicicletas en la calzada, disfrutarán y respetarán las prioridades de paso previstas en
las normas de tráfico, siempre que no haya una señalización específica en contrario.
Los menores, con edad comprendida entre los 12 y 14 años, podrán circular por calzada
siempre y cuando vayan acompañados por un adulto. En ningún caso se permite la circulación
por calzada a menores de 12 años.
Los vehículos que circulen detrás de una bicicleta, mantendrán una distancia de
seguridad prudencial y proporcional a la velocidad de la vía.

MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN:
1. Modificar el supuesto por el que se permite circular por el centro del carril y
generalizarlo.
La circulación por la parte central del carril no solo sirve para evitar colisionar
contra las puertas de vehículos estacionados, sino que es la conducción más
segura posible en zona urbana que sirve para evitar cerca del 80 % de las
colisiones bici-coche en zona urbana, especialmente en las intersecciones
(Villarramblas, 2013).
2. Modificar el supuesto que permite tomar otro carril distinto al derecho y
generalizarlo.
Los ciclistas necesitan tomar otro carril distinto al de la derecha no solo para
girar a la izquierda, sino también para resolver numerosas situaciones del
tráfico: adelantamientos, evitar obstáculos, parar en el lado izquierdo de una
calle de un sentido y varios carriles, etc.
3. Añadir la distancia lateral de seguridad que debe mantener el vehículo
motorizado que adelante a una bicicleta.
La distancia lateral para que un automóvil adelante a un ciclista está establecida

5
en 1,5 metros para todo tipo de vías, según el artículo 35.4 de la Ley de Tráfico,
aprobada por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre. Esta
distancia, en zona urbana, se consigue cuando el automóvil ocupa por completo
el carril contiguo en el adelantamiento.
4. Eliminar la prohibición de circular por la calzada a los menores de 12 años.
Hasta ahora los padres y madres o los adultos autorizados por ellos hemos
acompañado en bici a menores de 12 años y no hay ningún dato registrado de
siniestralidad que indique que esto es una temeridad. Por tanto, no tiene sentido
prohibir a los menores de 12 años que circulen por la calzada si tienen
habilidades necesarias y van acompañados de un adulto que los tutorice.
Además, la absoluta mayoría de las calzadas de la ciudad no presentan un
volumen de tráfico que desaconsejen esta circulación.
5. Añadir aquello que un ciclista puede hacer en una rotonda y cuál debe ser la
conducta del resto de conductores.
Existe mucha confusión respecto a las conductas más apropiadas durante la
conducción en las rotondas que debe ser aclarada.
6. Añadir el permiso a las bicicletas de avanzar, con precaución, entre los vehículos
que están parados.
Necesidad de regular algo que ya los ciclistas ya vienen haciendo de forma
generalizada.
7. Añadir la distancia en metros que debe mantener el vehículo que circule detrás
de una bicicleta.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 15:


Al circular por la calzada, las bicicletas circularán ocupando la parte central del
carril que estén utilizando en ese momento. En vías con más de un carril, en un sentido
o en ambos sentidos, circularán preferentemente por el carril situado más a la derecha, si
bien podrán utilizar el resto de carriles para facilitar el itinerario a realizar siempre que
las condiciones de la vía y señalización se lo permitan.
La bicicleta tendrá permitida la circulación por los carriles reservados para el
transporte público, debiendo favorecer el adelantamiento siempre que éste sea posible
en condiciones de seguridad. Con carácter excepcional, previo informe de los servicios
técnicos municipales, el Ayuntamiento podrá prohibir, mediante la señalización debida,
la circulación de bicicletas en el carril reservado para el transporte público.

6
Las bicicletas en la calzada, disfrutarán y respetarán las prioridades de paso
previstas en las normas de tráfico, siempre que no haya una señalización específica en
contrario.
Los menores de 12 años podrán circular en bicicleta por calzada siempre y
cuando vayan acompañados por su padre madre o tutor o por personas mayores de edad
por ellos autorizadas.
Los vehículos que circulen detrás de una bicicleta, mantendrán una distancia de
seguridad prudencial y proporcional a la velocidad de la vía que nunca deberá ser
inferior a 5 metros.
Quienes conduciendo vehículos motorizados quieran adelantar a un ciclista en
zona urbana deberán extremar las precauciones, ocupando por completo el carril
contiguo de circulación y dejando un espacio lateral suficiente que garantice la
seguridad entre la bicicleta y el vehículo motorizado que pretenda adelantarla.
En la circulación en rotondas el ciclista tomará la parte de la misma que necesite
para hacerse ver y ser predecible. Ante la presencia de un ciclista el resto de vehículos
reducirán la velocidad y evitarán cortar su trayectoria.
Las bicicletas y los ciclos podrán hacer uso de las líneas de detención adelantada
para vehículos de dos ruedas. En este sentido, las bicicletas podrán rebasar a los
vehículos detenidos en la calzada siempre y cuando extremen las precauciones, lo hagan
a velocidad reducida y exista espacio suficiente para avanzar entre ellos de forma
segura.

Artículo 16. Circulación en zonas 30, Ciclo carril 30, calles y zonas residenciales.
REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
En aquellos carriles que se hayan señalizado específicamente con un límite de velocidad
máxima de 30 Km/h (Ciclo carril 30) para facilitar la coexistencia de bicicletas y vehículos
motorizados, estos últimos habrán de adaptar su velocidad a la de la bicicleta, no permitiéndose
los adelantamientos a las bicicletas dentro del mismo carril de circulación.
Los vehículos en zonas 30 y residenciales de un único carril por sentido, no podrán
adelantar a la bicicleta, debiendo acomodar su velocidad a la de esta.

7
MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN:
1. Aclarar cómo y por donde deben adelantar los vehículos motorizados a las
bicicletas en los ciclo carriles 30.
Queda más claro y específico decir que los vehículos motorizados deben ocupar
por completo el carril contiguo para adelantar a una bici, que decir que no
podrán hacerlo por el mismo carril. Con esta modificación quedaría redactado
del mismo modo que la propuesta que hacemos para el adelantamiento en el
resto de carriles de la calzada, en base a la distancia establecida en 1,5 metros
para todo tipo de vías por el artículo 35.4 de la Ley de Tráfico, aprobada por el
Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre.
2. Quitar el supuesto que dice que los vehículos no podrán adelantar a las bicicletas
en zonas 30 y calles residenciales de un carril por sentido y poner, en su lugar,
que no podrán adelantar a las bicicletas en calles de un único carril.
No tiene sentido que se prohíba a los vehículos adelantar a las bicicletas en
calles donde hay espacio para ello (calles 30 de un carril por sentido). La
prohibición lógica es en las calles de un único carril porque en estas no hay
espacio suficiente para hacer el adelantamiento guardando la debida distancia
lateral de seguridad. Esto estaría acorde con la propuesta que hacemos de
obligar a los vehículos motorizados a adelantar ocupando por completo el carril
contiguo. Como en calles de un único carril no hay uno contiguo, entonces, no
se podrá adelantar.
3. Añadir el permiso a las bicicleta a circular en ambos sentidos en calles
residenciales de un solo sentido.
Esta medida, en calles residenciales, favorece la integración de la bicicleta en la
calzada porque evita tener que hacer rodeos con un vehículo no motorizado. En
caso contrario, se induce a la invasión de las aceras para tomar atajos.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 16:


En aquellos carriles que se hayan señalizado específicamente con un límite de
velocidad máxima de 30 Km/h (Ciclo carril 30) para facilitar la coexistencia de
bicicletas y vehículos motorizados, estos últimos habrán de adaptar su velocidad a la de
la bicicleta y adelantarán a la bicicleta ocupando por completo el carril contiguo.
Los vehículos en zonas 30 y residenciales de un único carril, no podrán adelantar
a la bicicleta, debiendo acomodar su velocidad a la de esta.

8
Las bicicletas podrán circular en ambos sentidos de la marcha en las calles y
zonas residenciales, excepto cuando exista una señalización específica que lo prohíba.
Los vehículos que circulen en sentido propio tendrán preferencia frente a las bicicletas
que lo hagan en sentido contrario.

Artículo 19. Aparcamiento de bicicletas.


REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
Los aparcamientos establecidos para bicicletas serán de uso exclusivo para éstas.
Las bicicletas se estacionarán en los espacios específicamente acondicionados para tal
fin, debidamente aseguradas en las parrillas habilitadas al efecto. En los supuestos de no existir
aparcamientos en un radio de 75 metros, las bicicletas podrán ser amarradas a elementos del
mobiliario urbano durante un plazo que en ningún caso podrá superar las 24 horas, siempre que
con ello no se realice ningún daño al elemento de mobiliario urbano, no se vea alterada su
función, ni se entorpezca el tránsito peatonal ni la circulación de vehículos.
Para garantizar la circulación peatonal, no se podrá aparcar la bicicleta sobre la acera,
cuando la misma no disponga de al menos tres metros de anchura libre de elementos de
mobiliario urbano, arbolado u otros obstáculos fijos y que no exista aglomeración de viandantes.
En cualquier caso, para garantizar la circulación peatonal, se deberá respetar un espacio mínimo
de 1'50 metro como zona de tránsito.
En los pasos de peatones no se permitirá el estacionamiento de bicicletas. En el caso de
realizarse el aparcamiento en las zonas de calzada destinadas a tal fin, las bicicletas se
estacionaran en batería.
Podrán usar el espacio de Carga y descarga aquellos ciclos de transporte de mercancías
previa autorización municipal.

MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN:
1. Añadir una regulación sobre el aparcamiento de bicicletas que no necesitan ser
amarradas, así como sobre el aparcamiento de bicicletas de empresas de alquiler.
La experiencia en nuestra ciudad con la aparición de bicicletas que
tecnológicamente no necesitan un sistema de amarre a otro objeto para
estacionarlas nos permite saber que debe regularse específicamente su
aparcamiento. Como no necesitan amarrarse, en ningún caso debe estar
permitido su estacionamiento sobre la acera y espacios peatonales. Debe ser a
cota de calzada, en los espacios destinados para el resto de vehículos. Así
mismo, las empresas de alquiler de bicicletas de este tipo deben de tener
estacionamientos con bases fijas a cota de calzada para sus bicicletas.

9
2. Añadir que los aparcamientos establecidos para las bicicletas estarán a cota de
calzada.
La instalación de aparcamientos en las aceras y zonas peatonales no solo reduce
el espacio destinado a la movilidad y estancia peatonal, sino que induce también
a usar la bicicleta por la acera.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 19:


Los aparcamientos establecidos para bicicletas serán de uso exclusivo para éstas
y estarán dispuestos a cota de calzada.
Las bicicletas se estacionarán en los espacios específicamente acondicionados
para tal fin, debidamente aseguradas en las parrillas habilitadas al efecto. En los
supuestos de no existir aparcamientos en un radio de 75 metros, las bicicletas podrán ser
amarradas a elementos del mobiliario urbano durante un plazo que en ningún caso podrá
superar las 24 horas, siempre que con ello no se realice ningún daño al elemento de
mobiliario urbano, no se vea alterada su función, ni se entorpezca el tránsito peatonal ni
la circulación de vehículos.
Para garantizar la circulación peatonal, no se podrá aparcar la bicicleta sobre la
acera, cuando la misma no disponga de al menos tres metros de anchura libre de
elementos de mobiliario urbano, arbolado u otros obstáculos fijos y que no exista
aglomeración de viandantes. En cualquier caso, para garantizar la circulación peatonal,
se deberá respetar un espacio mínimo de 1'50 metro como zona de tránsito.
Las bicicletas que no necesiten de un sistema de amarre a otro objeto para ser
aparcadas se estacionarán, en todos los casos, a cota de calzada. Bajo ningún concepto
se podrá autorizar la actividad de una empresa que no disponga de bases fijas para sus
bicicletas de alquiler que no necesitan amarre para aparcarlas.
En los pasos de peatones no se permitirá el estacionamiento de bicicletas. En el
caso de realizarse el aparcamiento en las zonas de calzada destinadas a tal fin, las
bicicletas se estacionaran en batería.
Podrán usar el espacio de Carga y descarga aquellos ciclos de transporte de
mercancías previa autorización municipal.

10
Artículo 22. Sillas y remolques.
REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
Las bicicletas podrán estar dotadas de elementos accesorios adecuados para el
transporte diurno de menores tales como sillas acopladas, remolques, semirremolques y resto de
dispositivos debidamente certificados u homologados, con las limitaciones de peso que dichos
dispositivos estipulen, siempre que se cumplan las condiciones especificadas en este artículo. En
el caso de circulación nocturna solo estará permitido el uso de sillas acopladas.
Cuando una bicicletas disponga de remolque, deberá transitar velocidad moderada no
ocasionará una disminución de la visibilidad, teniendo que ser conducida por una persona mayor
de edad.
Las bicicletas podrán transportar, cuando el conductor sea mayor de edad y bajo su
responsabilidad, menores de hasta siete años teniendo que llevar estos casco homologado
obligatoriamente.
La silla o remolque deberá contar con elementos reflectantes.
Cuando exista algún tipo de vía ciclista en la sección del vial, las bicicletas con sillita o
remolque que transporten un menor de hasta siete años deberán circular por ellas sin poder
emplear la calzada.
Dichos remolques deberán ser visibles en las mismas condiciones establecidas para las
bicicletas en esta Ordenanza, siendo obligatorio instalar una bandera de color llamativo y de
suficiente altura para que los conductores se percaten de su existencia.

MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN:
1. Incluir la regulación del transporte de mercancías en remolques y
semiremolques.
En lo relativo al transporte de remolques y semirremolques en las bicicletas en
vías urbanas se estará a lo dispuesto por las ordenanzas municipales, tal y como
establece el artículo 12.4 del RGC, aprobado por Real Decreto 1428/2003, de
21 de noviembre. Por lo que no solo habría que regular el transporte de menores
en estos dispositivos, sino también el de mercancías.
2. Quitar la prohibición de transportar en remolques y semirremolques a menores
en horario nocturno. Y añadir que en horario nocturno los remolques y
semirremolques deberán llevar luz roja trasera.
No tiene sentido prohibir el transporte de menores en remolques y
semirremolques si estos están provistos de luz roja trasera.
3. Quitar la obligación de usar vía ciclista cuando exista en la calle y la prohibición
de circular por la calzada en ese caso.

11
Las vías ciclistas no pueden ser de uso obligatorio si tenemos presente lo
indicado en la Declaración institucional relativa a revisión del convenio de
aplicación del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) en la ciudad de Granada:
“estas infraestructuras presentan más de 180 puntos negros derivados de sus
propias características que perjudican a la movilidad peatonal y deterioran la
efectividad de la bicicleta como medio de transporte” (Ayuntamiento de
Granada, 2017). Además, los adultos ya transportamos a menores de 7 años en
sillitas por cualquier calzada de la ciudad, incluso en las que tienen vía ciclista,
y no hay ningún dato de siniestralidad que indique que esta conducta sea una
temeridad.

PROPUESTA DE REDACCIÓN PARA EL ARTÍCULO 22:


Las bicicletas podrán estar dotadas de elementos accesorios adecuados para el
transporte de mercancías y menores tales como sillas acopladas, remolques,
semirremolques y resto de dispositivos debidamente certificados u homologados, con
las limitaciones de peso que dichos dispositivos estipulen, siempre que se cumplan las
condiciones especificadas en este artículo.
Cuando una bicicleta disponga de remolque, deberá transitar a velocidad
moderada y no ocasionará una disminución de la visibilidad, teniendo que ser conducida
por una persona mayor de edad.
Las bicicletas podrán transportar, cuando el conductor sea mayor de edad y bajo
su responsabilidad, menores de hasta siete años teniendo que llevar estos casco
homologado obligatoriamente.
Los remolques deberán contar con elementos reflectantes y, en horario nocturno
y cuando las condiciones de visibilidad lo exijan, luz roja y catadrióptico del mismo
color en la parte trasera .
Dichos remolques deberán ser visibles en las mismas condiciones establecidas
para las bicicletas en esta Ordenanza, siendo obligatorio instalar una bandera de color
llamativo y de suficiente altura para que los conductores se percaten de su existencia.
El transporte de mercancías deberá efectuarse de tal forma que no pueda:
Arrastrar, caer total o parcialmente, o desplazarse de manera peligrosa; comprometer la
estabilidad del vehículo; provocar molestias que puedan ser evitadas; y ocultar
dispositivos de alumbrado o elementos reflectantes.

12
Artículo 24. Documentación obligatoria
REDACCIÓN EN EL BORRADOR
Los conductores de bicicletas de pedaleo asistido deberán disponer y tener a disposición
de los agentes de la autoridad la siguiente documentación:
• DNI, NIE o Pasaporte.
• Documentación acreditativa de la homologación del vehículo o aparato de movilidad
Urbana.

MODIFICACIONES Y JUSTIFICACIÓN
1. Eliminar este artículo.
Según la normativa vigente citada en el siguiente párrafo, los usuarios de
cualquier tipo de ciclo (entre los que se incluyen las bicicletas de pedaleo asistido) no
tienen la obligación de obtener una autorización administrativa, ni de acreditar la
homologación de su vehículo. Esto corresponde al fabricante del producto. Y quien debe
velar por su cumplimiento son las autoridades de vigilancia de mercado.
Según el Real Decreto 339/2014, de 9 de mayo, por el que se establecen los
requisitos para la comercialización y puesta en servicio de las bicicletas y otros ciclos y
de sus partes y piezas, y por el que se modifica el Reglamento General de Vehículos,
aprobado por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, las bicicletas de pedaleo
asistido, como el resto de ciclos, quedan exceptuados de obtener la autorización
administrativa dirigida a verificar que están en perfecto estado de funcionamiento y se
ajustan a las características técnicas que se definan en el Reglamento General de
Vehículos (artículo 22.3 del Reglamento General de Vehículos, modificado por el Real
Decreto 339/2014, de 9 de mayo). Además, el artículo 4 y 5 de este mismo Real Decreto
339/2014, de 9 de mayo, establece que son los fabricantes de los ciclos los responsables
del cumplimiento por estos productos de los requisitos establecidos y de su conformidad
con la normativa aplicable y son las autoridades de vigilancia de mercado quienes
velarán para que todos los ciclos comercializados en territorio español cumplan con los
requisitos establecidos por el mencionado Real Decreto.
Por tanto, el artículo 24 del borrador de esta Ordenanza no cumple con la
normativa vigente. Debe ser eliminado.

13
TÍTULO V. VEHÍCULOS DE MOVILIDAD URBANA (VMU)
Articulo 25. Circulación y uso de Vehículos de Movilidad Urbana con carácter
general
REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
Este Titulo regula los usos y las condiciones de circulación de los vehículos de
movilidad urbana (VMU).
A efectos de esta ordenanza, se entiende por vehículos de movilidad urbana los que
figuran especificados en el anexo II y aquellos a los que la legislación vigente les conceda dicha
condición.
Condiciones generales de circulación:
▪ Circularán en el sentido de la marcha del tráfico rodado respetando las normas de
circulación.
▪ Cuando circulen por zonas residenciales, lo dejarán una separación con los viandantes
de 1,00 m, respetando en todo momento la preferencia de paso de estos.
▪ Mantendrán una distancia de 1 metro con respecto a la línea de fachada.
▪ Respetarán la preferencia de paso del Transporte público colectivo, facilitando la
maniobra de adelantamiento y en caso necesario deteniendo la marcha.
▪ Señalizarán las maniobras mediante movimientos del brazo establecidos en la
legislación vigente.
▪ En todo caso se cumplirá lo establecido en el anexo III en cuanto a las vías y horas.

MODIFICACIONES Y JUSTIFICACIÓN:
1. Incluir la posición que deben ocupar en el carril cuando circulen por la calzada.
La circulación de estos vehículos por la calzada requiere, como las bicicletas,
regular cuál es su ubicación en el carril por el que circula. Hacerlo pegado a la
derecha incrementa las probabilidades de sufrir colisiones contra la apertura de
puertas de coches estacionados y en las intersecciones contra otros vehículos al
ser menos visible y tener menor ángulo de visión si van pegados al lateral
derecho.
2. Incluir la prohibición expresa de circular por la acera.
Si bien es cierto que en este borrador no se autoriza a los VMU a circular por la
acera y zonas peatonales, se hace necesario, igualmente, una prohibición
expresa porque hasta ahora, en muchos casos, los usuarios de estos vehículos
optaban por circular por dichos lugares.

14
PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 26:
Este Titulo regula los usos y las condiciones de circulación de los vehículos de
movilidad urbana (VMU).
A efectos de esta ordenanza, se entiende por vehículos de movilidad urbana los
que figuran especificados en el anexo II y aquellos a los que la legislación vigente les
conceda dicha condición.
Condiciones generales de circulación:
• Circularán en el sentido de la marcha del tráfico rodado respetando las normas
de circulación.
• Cuando circulen por la calzada, ocuparán el centro del carril por el que circulen.
• Cuando circulen por zonas residenciales, dejarán una separación con los
viandantes de 1,00 m, respetando en todo momento la preferencia de paso de
estos. Mantendrán una distancia de 1 metro con respecto a la línea de fachada.
• Respetarán la preferencia de paso del Transporte público colectivo, facilitando la
maniobra de adelantamiento y en caso necesario deteniendo la marcha.
• Señalizarán las maniobras mediante movimientos del brazo establecidos en la
legislación vigente.
• En todo caso se cumplirá lo establecido en el anexo III en cuanto a las vías y
horas.

Artículo 26. Condiciones específicas de circulación.


REDACCIÓN EN EL BORRADOR:
1. Vehículos tipo A y B, o aquellos dispositivos de nueva generación que se asimilen al grupo
establecido en función de sus características. Como criterio general se permite la circulación
de los aparatos y vehículos de movilidad urbana (VMU) de tipo A y B recogidos en el
Anexo II, o aquellos dispositivos de nueva generación que se asimilen al grupo establecido
en función de sus características:
◦ En calzada de vías pacificadas con límite de velocidad inferior o igual a 20 Km/h,
que estén debidamente señalizadas se permitirá el tránsito de los vehículos tipo A.
En pacificadas con límite de velocidad inferior o igual a 30 Km/h podrán circular
los vehículos tipo B.
◦ Los vehículos asimilables al tipo B pero con velocidad máxima entre 31 y 45 km/h,
podrán circular por la calzada.
◦ Los vehículos tipo B, y aquellos asimilables pero con velocidad máxima entre 31 y

15
45 km/h, podrán circular por los carriles reservados al transporte público,
favoreciendo el adelantamiento de este, siempre que sea posible en condiciones de
seguridad. Con carácter excepcional el Ayuntamiento podrá prohibir, mediante la
señalización debida, la circulación de dichos vehículos por el carril reservado para
el transporte público.
◦ Los vehículos tipo A y B podrán circular por vías ciclistas, con las limitaciones
establecidas en la presente Ordenanza.
2. Vehículos C0, C1, C2, o aquellos dispositivos de nueva generación que se asimilen al grupo
establecido en función de sus características. Se establece lo siguiente para este tipo de
vehículos:
◦ Los VMU del tipo C0, C1 y C2 circularán por la calzada.
◦ Podrán transitar por el carril reservado al transporte público una vez obtenida
autorización expresa por parte de los servicios técnicos municipales, en función de
las características y tipo de vehículo.
◦ Por aquellas zonas residenciales, autorizadas previamente por la autoridad
municipal.
◦ No podrán circular por vías ciclistas, a excepción de las vías ciclo‐carril y ciclo‐
calle en las condiciones expresadas en la presente Ordenanza para este tipo de vías.

MODIFICACIONES Y JUSTIFICACIÓN:
1. Modificar los lugares de circulación del VMU tipo B, equiparándolo a las
bicicletas.
Según artículo 49.1 del RGC, aprobado por Real Decreto 1428/2003 de 21 de
noviembre, la velocidad mínima exigida en zona urbana es 25 Km/h. Por tanto,
cualquier VMU que supere esta velocidad debería tener derecho a usar
cualquier calzada de toda la ciudad.
Con un VMU tipo B que supere los 25 Km/h se puede circular a más velocidad
que algunas personas que circulan en bicicleta por la calzada. No tiene sentido
que los usuarios de los VMU tipo B no puedan circular por la calzada y, en
cambio, las bicicletas sí que puedan, incluso, a menos de la velocidad de
mínima exigida, tal y como establece el artículo 21.5 de la Ley de Tráfico,
aprobada por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre.

PROPUESTA DE MEJORA PARA LA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 26:


1. Vehículos tipo A y B, o aquellos dispositivos de nueva generación que se
asimilen al grupo establecido en función de sus características. Como criterio

16
general se permite la circulación de los aparatos y vehículos de movilidad
urbana (VMU) de tipo A y B recogidos en el Anexo II, o aquellos dispositivos de
nueva generación que se asimilen al grupo establecido en función de sus
características:
• Se permitirá el tránsito de los vehículos tipo A y los de tipo B cuya
velocidad máxima sea igual o menor a 25 Km/h en calzada de vías
pacificadas con límite de velocidad inferior o igual a 20 Km/h, que estén
debidamente señalizadas, así como por carriles bici y aceras bici.
• Los tipo B circularán por los mismos lugares que los establecidos para
las bicicletas.
2. Vehículos C0, C1, C2, o aquellos dispositivos de nueva generación que se
asimilen al grupo establecido en función de sus características. Se establece lo
siguiente para este tipo de vehículos:
• Los VMU del tipo C0, C1 y C2 circularán por la calzada.
• Podrán transitar por el carril reservado al transporte público una vez
obtenida autorización expresa por parte de los servicios técnicos
municipales, en función de las características y tipo de vehículo.
• Por aquellas zonas residenciales, autorizadas previamente por la
autoridad municipal.
• No podrán circular por vías ciclistas, a excepción de las vías ciclo‐carril
y ciclo‐calle en las condiciones expresadas en la presente Ordenanza para
este tipo de vías.

TÍTULO VI. EMPRESAS DE TIPO TURISTICO O DE OCIO Y ALQUILER


Modificación única
MODIFICACIONES Y FUNDAMENTACIÓN
1. Aquí la ordenanza debería ser tajante: bajo ningún concepto se debería autorizar
la actividad a empresas que NO DISPONGAN DE BASE FIJA para sus equipos
o aparatos. El papanatismo filtrado de modernidad nos lleva a veces a no darnos
cuenta de la contradicción de exigir que una bicicleta “no entorpezca el tránsito
peatonal” a la hora de amarrarla, o que “no haga ningún daño ni estorbe”, y
vemos muy moderno el dejar en cualquier sitio sin pensar que cualquiera puede

17
tropezar y sufrir una grave lesión, amén de la imagen que se da del espacio
público donde “lo moderno” cuenta con el privilegio de hacer lo que le da la
gana. Y la segunda parte viene cuando hay que tener a vehículos por la noche
rebuscando aparatos por toda la ciudad emitiendo los gases que por la mañana
ha ahorrado el aparato.., aunque los ciudadanos suelen reaccionar con lógica
aplastante: chisme que estorba lo quitan del medio.

18
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Ayuntamiento de Granada. (2017). Declaración institucional relativa a revisión del
convenio de aplicación del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) en la ciudad de
Granada. Recuperado de: https://www.granada.org/segmociones.nsf/wwwdeins/
F196E29B9F800863C12581BF003AFA46
Ayuntamiento de Granada. (2018). Aforos de bicicletas 2017. Recuperado de:
http://www.movilidadgranada.com/bici_aforos.php
Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). (2016). El
CERMI reclama a los ayuntamientos que no permitan carriles-bici en las
aceras. Recuperado de: https://www.cermi.es/es/actualidad/noticias/el-cermi-
reclama-los-ayuntamientos-que-no-permitan-carriles-bici-en-las-aceras
Institut de Trànsit i seguritat viàra (INTRAS) (2015). Zonas 30. Ventajas de la
reducción de la velocidad en determinadas zonas urbanas. Estudios e
investigaciones. Recuperado de: http://revista.dgt.es/images/Velocidad-30.pdf
Ley de Tráfico, aprobada por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre.
Real Decreto 339/2014, de 9 de mayo, por el que se establecen los requisitos
para la comercialización y puesta en servicio de las bicicletas y otros ciclos y de sus
partes y piezas, y por el que se modifica el Reglamento General de Vehículos, aprobado
por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre.
Reglamento General de Circulación aprobado por Real Decreto 1428/2003 de 21 de
noviembre.
Reglamento General de Vehículos, aprobado por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de
diciembre.
Sanz Alduán, A. (2009). Viandantes y ciclistas: Atravesando la cortina de humo verde.
Ingeniería y Territorio, 86, 50-57.
Valdivia, A. (2018). Rompiendo mitos ¿Es segura la bicicleta en Granada? Recuperado
de: https://valdilab.wordpress.com/2018/01/08/rompiendo-mitos-bici-granada/
Villarramblas. I. (2013). Los cinco accidentes ciclistas más frecuentes en zona urbana y
cómo evitarlos. Recuperado de: http://www.enbicipormadrid.es/2013/03/los-5-
accidentes-ciclistas-mas.html

19