You are on page 1of 5

El príncipe de las mareas y su relación con el psicoanálisis

El príncipe de las mareas es una película que trata sobre una familia violenta,
empezando con el padre quien cree que todo el mundo le debe obedecer teniendo
un carácter autoritario y déspota, así mismo la madre es cínica y manipuladora, lo
cual va formando una familia hostil y marcando diferentes caracteres en sus hijos,
Loke, Savana y Tom, estos dos últimos hermanos mellizos. Loke el mayor de
todos, se convierte en un luchador idealista, semejante a su padre en cuanto a las
formas rudas y violentas, pero de valores nobles en el fondo, Tom desarrolla una
personalidad más pasiva y Savana desarrolla una personalidad débil.

La familia se ve marcada por varias circunstancias desagradables, por lo que poco


a poco se ven reflejadas como traumas en los hijos quienes a su vez quieren
reprimir algunos de esos momentos.

En la película se muestran variados sucesos, uno de ellos fue los gritos del padre
hacia sus hijos, obligándolos a no llorar, reprimiendo sus sentimientos, lo cual
provoca que en un futuro esta medida sea automática, es decir, que sin la
necesidad de que su padre se lo prohíba, los hijos no lloraran, pues así les ha
enseñado su padre.

Otro suceso impactante para los hijos es ver a su madre embarazada de un cuarto
hijo, pero en el momento del parto, que por cierto fue en su propia casa, nace
muerto, y ante esto el padre decide que lo enterrará al día siguiente y por lo pronto
lo mete al congelador de la cocina, todo esto es observado por lo niños causando
una experiencia amarga. Ante este suceso, Savana despierta en la noche y toma
al bebé en sus brazos diciéndole que tiene mucha suerte de no vivir con el resto de
la familia, y a la mañana siguiente Tom quien fue el que la vio y escucho, le
comentó el suceso pero ella no lo recordaba, por lo cual se puede decir que desde
entonces comienza a reprimir, ella tenía siete u ocho años.

Además de esos acontecimientos existió otro muy importante: en una noche


estando en su casa Laila (la madre), Luke, Tom y Savana tocan a la puerta, eran
tres ex presos que estaban ebrios y con violencia entraron a la casa, después de
golpearlos, uno comenzó a violar a la madre, otro a Savana y otro a TomLas dos
mujeres pedían a Tom que las ayudara, pero él tampoco podía hacer nada,
mientras que Luke sin que lo notara nadie salió por el rifle y mató a dos ex presos,
estaba a punto de matar al tercero pero su madre se le adelantó y lo hizo ella. Ante
este suceso, su madre les hace prometer que guardarán el secreto y que no le
dirán ni a su padre, pues piensa que sería vergonzoso si alguien se enterará.
Después de limpiar la sangre y todo el desastre sepultan a los tres ex presos en el
jardín de la casa y guardan el secreto disimulando cuando llega su padre.

La película comienza mostrando la vida de Tom, uno de los hijos de ésta familia
quien ya ha crecido y se encuentra casado con Sally. La pareja tiene tres hijas y se
nota una relación hacia ellas alegre y feliz, con su esposa se observa algo de
distancia, ya que Tom tiene una personalidad pasiva y guarda todos sus
sentimientos para llevar una vida aparentemente normal, aunque en su interior
sigue albergando una profunda amargura.

Un día su madre llega a la casa de Tom y le da la noticia de que su hermana


Savana ha intentado suicidarse, esta no es la primera vez. Tom acude a Nueva
York a visitar a Savana y para acudir al llamado de la psiquiatra que lleva el caso
de Savana, pues dicha psiquiatra piensa que Tom puede ayudar a investigar el
pasado de Savana, ya que ha reprimido todo y no recuerda nada de su infancia.
Savana se ha dedicado a escribir poesía utilizándola como refugio gracias a la cual
es capaz de expresar todo su dolor reprimido, aunque en más de una ocasión
estalla y trata de suicidarse. Esto se puede argumentar revisando a Freud, quien
dice:

“con facilidad olvidamos que la represión no impide a la agencia representante de


pulsión seguir existiendo en lo inconsciente, continua organizándose, formar
retoños y anudar conexiones. En realidad la represión sólo perturba el vínculo con
un sistema psíquico: el de lo consciente”

Es decir, a Savana le sigue afectando su pasado y todo lo que vivió, sin embargo,
ella lo considera demasiado doloroso como para recordarlo y lo reprime, aun así
éste es expresado de forma inconsciente por medio de la poesía formando una
conexión con sus experiencias las cuales como aún existen, logran en Savana un
deseo de suicidarse.

Me parece preciso entonces hablar de lo consciente y lo inconsciente, es decir qué


papel toman en estos personajes. Se toma en cuenta que inconsciente es aquella
parte de la mente inaccesible a nuestro pensamiento consciente que reúne todos
los deseos y pulsiones reprimidos. Pero que sin embargo, existen caminos
indirectos para acceder a los contenidos del inconsciente, como por ejemplo los
sueños, los actos fallidos y las bromas.

Esto resulta importante porque en el caso de Savana, ella escribe un libro de


poesía para niños, proveniente de un sueño en el que vio imágenes, las cuales no
sabía por qué las había tenido, pero que le resultaron importantes.

En cuanto a lo consciente se entiende que es todo aquello de lo que nos damos


cuenta en un momento particular: las percepciones presentes, memorias,
pensamientos, fantasías y sentimientos. Y en el caso de Savana escribe
conscientemente, y también tiene los intentos suicidas consciente de que la vida
que lleva no es satisfactoria.

En cuanto a Tom se puede explicar que su parte inconsciente es hablar con


chistes cada que algo hace alusión a su pasado, es decir, casi todo el tiempo.
Tomándolo entonces como un mecanismo de defensa frente a las demás
personas, a las cuales no debe mostrar sus sentimientos pues así se le enseñó.
Siempre se escuda tras algún chiste con el cual cambiar el tema de la
conversación. Como consecuencia de esta represión se daña a sí mismo y daña
sus relaciones con los demás, especialmente su matrimonio, que se enfría debido
al carácter poco dialogante que ha ido desarrollando con los años.

La actitud de Tom es algo que adquirió de su madre, quien nunca quiso dar
muestra alguna de su dolor a pesar de todas las desdichas que había sufrido, pues
consideraba que admitir las humillaciones de las que había sido víctima
mancharían su nombre y le impedirían alcanzar el estatus social que creía
merecer. La relación con su madre, por otra parte, es un ejemplo evidente de
Complejo de Edipo mal resuelto.

Por complejo de Edipo se entiende:

Entonces, Tom equipara la traición de su madre al manipularle de pequeño, con la


infidelidad de su mujer (pues al estar él en Nueva York, se entera por medio de
una llamada de su esposa que le ha sido infiel desde hace tiempo), esto refleja que
es incapaz de desligar los deseos libidinales hacia su progenitora de los que ahora
proyecta hacia otros objetos de la realidad. Su mecanismo de defensa ante esto es
una neurosis en la cual el humor antes comentado actúa como compulsión del
superyó para amortiguar los impulsos incestuosos.

Otro mecanismo de defensa muy importante y que resulta hilo conductor de toda la
película es la amnesia psicogénica de ambos hermanos. Savana ha olvidado gran
parte de la información referente a su infancia (como el aborto de su madre), hasta
el punto de que se crea una nueva personalidad: la de una judía superviviente del
Holocausto. Lo curioso de esta identidad (que adopta ante su psicoanalista) es que
tiene ciertas similitudes con la suya propia, en el sentido de que ella también es
una superviviente que consiguió huir del lugar hostil en el que se crió y donde no
tenía futuro para alcanzar un relativo éxito como poetisa, lo cual lo adquiere en
Nueva York. Esto puede ser también una forma de expresar lo inconsciente.

Tom también reprime ciertos recuerdos de su infancia, aunque poco a poco estos
van saliendo de nuevo gracias a la psiquiatra. Tal es el caso del hecho que
verdaderamente marca un antes y un después en sus vidas, la violación. La
madre, la interpreta como la mayor de las humillaciones a la que podría ser
sometida, por lo que trata de ocultarla a toda costa, temerosa de lo que pensarán
su marido y, sobre todo, las personas de la alta sociedad en la que anhela ingresar
tarde o temprano. Para Tom, en cambio, este episodio supone la constatación de
su debilidad y su inseguridad a la hora de tomar decisiones difíciles. Se ve incapaz
de defender a su madre y a su hermana de los violadores, lo cual merma
profundamente su autoestima. Por eso cuando Luke los mata se convierte para él
en un héroe idealizado capaz de enfrentarse a todo aquel que le causara
sufrimiento, incluido su propio padre, pues en varias ocasiones se enfrentó a él
para defender a sus hermanos y madre. Esta imagen de semidiós que Tom tiene
de él desaparecerá cuando su extremada valentía le lleve a la muerte, pues Luke
muere por enfrentarse a judiciales cuando quisieron quitarle una propiedad a su
madre. Este hecho se agrega a la lista de acontecimientos desagradables en la
vida de esta familia.

Sin embargo, la psiquiatra ha ayudado de forma notoria a Savana y a Tom, pues


ha logrado que Tom le diga todos los “secretos” de su infancia y a su vez pueda
liberar su represión. En la película no muestran de qué manera la psiquiatra ayuda
a recuperarse a Savana, sin embargo, si hacen referencia a su mejoría.

Cabe señalar que Tom tiene un romance con la psiquiatra, pero esto le ayuda a
reflexionar acerca del concepto que tiene de mujeres, respecto a sus experiencias,
aprendiendo a perdonar.

La conclusión de la película en lo que a la familia respecta es que las relaciones


que se establecen en ella son absolutamente incondicionales, y por ello ningún
error, por grave que este sea, escapa del perdón. Por ese motivo Tom perdona las
manipulaciones de su madre (superando así su Complejo de Edipo) y la infidelidad
de su mujer, pues a pesar de que dice amar a la psiquiatra su forma de pensar
tradicionalista y el hecho de no querer hacerles daño a sus hijos, además de
todavía querer a su esposa, hacen regresar a Tom a Carolina del Sur, dejando de
ver a la psiquiatra de quien vivirá enamorado. Así mismo, es capaz de aceptar el
perdón por no haber tenido la determinación suficiente la noche que fueron
violados o por haber sido tan distante con su esposa.