You are on page 1of 2

TRILOGÍA DE ENCUENTROS DE

PROMOCIÓN JUVENIL

La palabra Encuentro tiene varias acepciones en el diccionario.


Lo mismo significa
-un Hallazgo y descubrimiento, que
-una competición y enfrentamiento.
Estos sentidos no son opuestos. Ambos se integran y reconcilian en este principio de
promoción humana y juvenil:
“Sin el esfuerzo de la búsqueda no hay la alegría del Encuentro.”

PROMOCION DE ENCUENTROS

1. EL ENCUENTRO CONSIGO MISMO


El primer y más radical encuentro a realizar por un joven lo constituye el encuentro consigo
mismo.
• Dentro de cada uno se mueven y juegan varios “yo”. Pero, ¿cuál es mi auténtico “yo”?...
• Hay que hallarse y reconciliarse consigo mismo, en un encuentro en profundidad (Reach IN).
• “Ser uno mismo”, constituye una promoción a ser.
Reconocer, aceptar y potenciar la propia realidad conduce a la madurez de la personalidad

2. EL ENCUENTRO CON LOS DEMAS Y EL MUNDO


Este en el encuentro de crecimiento. Es un encuentro:
-en amplitud, con los demás y la comunidad;
-en extensión, con la naturaleza y el cosmos.
• Partiendo de sí mismo, el segundo paso a dar es el del encuentro con los otros y con las
circunstancias (Reach OUT).
• Somos seres-en-relación. Somos seres-en-situación.
Nadie se realiza solo. Nadie es cristiano solo.
• Hay que encontrarse y reconciliarse con los demás y con la naturaleza. La alteridad
constituye una promoción a amar.
Descubrir y encontrar a los demás, convivir y admirar la naturaleza, conduce a la amistad, a la
sociabilidad, al servicio y la contemplación. Es fiesta.
3. EL ENCUENTRO CON DIOS
El tercer encuentro de la promoción juvenil integral es el encuentro con Dios.
• El encuentro con Dios es el de mayor altura y trascendencia (Reach UP).
• El punto de encuentro y reconciliación con Dios es Jesucristo. El afirma:
“Nadie va al Padre si no es por mí”.
• Jesús es la respuesta y el más ser de todas las cosas. Es pascua.
• La vida cristiana constituye una promoción a adorar. Adorar, es la forma superior de amar.
Se adora a quien o a lo que más se quiere.

El Evangelio y la experiencia muestran que el encuentro con Cristo empieza desde el momento
que aparece la fe.
- Testimonio de un joven: “Yo me buscaba y no me encontré. Fui en busca de los otros y no los
hallé. Busque a Dios y nos encontramos los tres.”
- Para Juan XXIII, “el cristiano tiene que ser una alegría para sí, una alegría para los demás y
una alegría para Dios”.
- Los tres puntos de la reunión E.C.O. son:
- 1. º Entrega, revisión del ser.
- 2. º Comunicación, revisión del amar.
- 3. º Oración, revisión de adorar.
- Theilard de Chardin lo resume así: “Centrarse en sí mismo, desentenderse en los demás, y
sobrecentarse en Dios.”