You are on page 1of 4

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES

“ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE CONTABILIDAD”

INFORME:

ANALISIS

AUTOR:

TORRES ZURITA, Noé

ASESOR:

VILCHEZ MOSCOL, Julio Cesar

PIURA – PERU

S
EXPEDIENTE : 31-45-06

INTERESADO : TOMAS AQUILINO PAZO LLENQUE

ASUNTO : impuesto general a las ventas

PROCEDENCIA : Piura

FECHA : Lima, 20 de febrero del 2009

La apelación del recurrente, esta netamente relacionada con la inconformidad que tiene
para someterse a las regularizaciones impuestas por la SUNAT, con respecto al impuesto
general a las ventas, la cual producto de estas se le asigno las multas correspondientes,
que resultan de una infracción. Estas fueron presentadas por la equivocada procedencia
de las operaciones que realizo el recurrente en el periodo indicado, siendo una de ellas
el realizar operaciones irreales con 2 de sus proveedores, que, para la SUNAT, no están
aptas para operar, puesto a que se les realizo diferentes notificaciones a las cuales no
respondieron, siendo motivo para declararlas como no habidos. Así mismo presentaron
sus declaraciones en saldos 0; el cual indica que no realizaron ninguna operación en el
trascurso del ejercicio. Deduciendo así la administración tributaria que las operaciones
no se realizaron.

Seguidamente en el mes de abril el recurrente presento comprobantes por diferentes


compras donde se le observo la compra de un motor Diesel, el cual se no se registro en
el momento en que indica la norma, donde el señor muestra que no se realizo puesto a
que el producto resulto fallado, por lo tanto, se procedió a registrarlo el día en que se
subsano el inconveniente. Seguidamente se muestra la cancelación de una factura
mediante una cuenta corriente, e incluso aquel pago se involucraban 2 operaciones en
un solo monto, donde el recurrente procedió hacer uso del crédito fiscal, sin antes
verificar la forma en como realizar cierta operación. Para ello la administración tributaria
se pronuncia sobre los casos de la siguiente manera:

1. Respecto al caso en que se realizaron operaciones con proveedores que no


estaban aptas para emitir comprobantes de pago, puesto que fueron declaradas
no habidas, y no presentaron ninguna declaración por algún tipo de operación.
Por ello la administración tributaria asume que aquellas operaciones son
irreales, ya que, según la norma impuesta, el recurrente debió verificar si
aquellos proveedores estaban aptos para poder realizar estas operaciones, y no
se presente este tipo de percance.
2. Seguidamente la operación con respecto a la compra del motor Diesel, la
administración tributaria menciona que, según la norma, todas las operaciones
que se realicen durante el ejercicio se deben registrar en el momento en que se
realizan, las cuales deben ir en el registro de compras el cual debe estar
legalizado por un juez o notario, según se crea conveniente. Siendo el primer
punto que el recurrente no realizo, dado que el registro se hizo efectivo después
del tiempo indicado, acudiendo hacer uso del crédito fiscal. Donde las
resoluciones 29214 y 29215, especifican que para hacer uso del crédito fiscal
estas deben cumplir con los requisitos formales impuestos por la administración
tributaria, los cuales señalan que para hacer uso del crédito fiscal se debe tener
en cuenta el momento en que se realiza la adquisición o cuando se realice la
anotación de dicha operación.
3. Así mismo durante el periodo se realizo pagos de operaciones por medio de una
cuenta corriente, el cual el recurrente indica la cantidad del monto cancelado
por 2 operaciones, donde la administración tributaria según la norma indica que
todo pago que se realice mediante este medio debe ser sustentado mediante el
reporte de estado de cuenta, el cual el recurrente no presento, por lo tanto,
según la ley no podía hacer uso del crédito fiscal.

Finalmente, la administración tributaria se pronuncio para dar el veredicto


correspondiente, el cual una vez evaluados los casos donde se encontró deficiencias,
siendo los resultados netamente denegados hacia la apelación que presentaba el
recurrente, teniendo en cuenta que aquellas operaciones no fueron realizadas en base
a la ley, en primera instancia inexistencia de la verificación si los proveedores estaban
aptos para poder emitir comprobantes de pago, seguidamente el registro
extemporáneo que se debió hacer el mismo día de la adquisición, y luego por no haber
tramitado el reporte del estado de cuenta, por ello se declaró fallida la apelación.
Conclusión

Si bien es cierto las operaciones observadas mantenían cierta explicación por parte del
recurrente, el cual manifestaba que, en el primer caso, las operaciones si se realizaron a
pesar de que sus proveedores aparezcan como no aptos, y en el caso de la compra del
motor afirma que el bien resulto dañado, por los mismo que se realizó el registro
después del tiempo expuesto. Si todas aquellas operaciones se hubiesen realizado según
lo expuesto por la administración tributaria, no existiría la falta y mucho menos la
regularización de dichos impuestos y multas.