You are on page 1of 29

INDEPENDENCIA DE CENTROAMERICANA.

Se denomina Independencia de Centroamérica a la conmemoración, por parte de los actuales
países de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica, de la firma del Acta de
Independencia de América Central el 15 de septiembre de 1821. Tal Capitanía estaba
conformada, en ese entonces, por las provincias de Guatemala, Chiapas, Comayagua, San
Salvador, Nicaragua y Costa Rica. La suscripción del documento trajo como consecuencia la
independencia del Gobierno Español.

A diferencia de los demás países americanos, exceptuando a Panamá, la Independencia de
Centroamérica fue un proceso relativamente pacífico. El movimiento independentista
centroamericano tomó como ejemplo la independencia de los Estados Unidos, y la revolución
francesa, que terminó con desigualdades y privilegios, y fue influenciado por las ideas del
reformismo ilustrado español y de la ilustración racionalista europea.

La independencia centroamericana tomó impulso después de la ocupación francesa de 1808 en
España, que creó un caos político en la península Ibérica que terminó con la formación de
diferentes grupos de resistencia popular mejor conocidas como Juntas. Estas crearon un gobierno
español clandestino y promulgaron la Constitución de 1812, que tuvo un efecto directo en toda
América. El primer movimiento independentista en Centroamérica se dio en el 5 de noviembre
de 1811, cuando una conspiración encabezada por los curas José Matias Delgado y Nicolás Aguilar
intentó apoderarse de unas armas que existían en la casamata de San Salvador. A este movimiento
le siguieron revueltas en Nicaragua, la conjuración de Belén y otros movimientos de 1814 a 1821.
Una reunión entre las mismas autoridades coloniales y una junta de notables compuesta por
líderes religiosos y criollos ilustrados, terminó el 15 de septiembre de 1821 con el dominio
español en la antigua capitanía general de Guatemala, que comprendía el actual territorio del
estado de Chiapas y las repúblicas de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

Antecedentes
La obtención de la independencia de Centroamérica fue relativamente pacífica, a diferencia de los
otros países americanos, los cuales libraron fieras batallas para lograr convertirse en Estados
independientes. Muchos fueron los factores que culminaron en la independencia de la antigua
Capitanía General de Guatemala, pero los predominantes fueron: la influencia de ideas
revolucionarias de la Ilustración europea, la independencia de los Estados Unidos de América y el
descuido de España en Centroamérica debido a los cambios socio-políticos en la misma península
Ibérica.

En 1808 los franceses, gobernados en ese entonces por Napoleón Bonaparte, invadieron España,
destronaron al rey Fernando VII y coronaron en su lugar a José Bonaparte como José I. Los
españoles se rebelaron en contra del invasor y se negaron a reconocer al nuevo monarca. Esto
produjo un caos político en la península ibérica que terminó con la formación de diferentes
grupos de resistencia popular, más conocidas como Juntas. Estas estaban compuestas por
militares, representantes del alto clero, funcionarios y profesores, todos ellos conservadores,
quienes terminaron creando un gobierno español clandestino. Durante esta crisis, la Junta Central
Suprema, que se creó tras la derrota francesa en la Batalla de Bailén, ordenó mediante decreto del
22 de mayo de 1809 la celebración de Cortes extraordinarias y constituyentes. Las Cortes,
previstas para 1810, por el avance napoleónico, tuvieron que reunirse primero en San Fernando,
entonces Isla de León, y después en Cádiz.

El 24 de septiembre de 1810 se celebró la primera sesión de las Cortes Extraordinarias y
Constituyentes en la ciudad de San Fernando. Fue en esta localidad donde se promulgaron los
decretos relativos a la Soberanía Nacional, la división de poderes, la igualdad, la legalidad y la
libertad de imprenta. Todo ello sentó las bases del Estado democrático y de derecho, así como el
fin del Antiguo Régimen y el inicio de un nuevo tiempo para los españoles de los ambos
hemisferios, la Península y las colonias en América.

La tarea de las Cortes de Cádiz fue crear un cuerpo legislativo (leyes) de carácter liberal sobre el
que establecer un nuevo orden social que acabara con la sociedad estamental que había
caracterizado a España hasta entonces. El producto de esta labor fue la Constitución de 1812.
Todos estos movimientos socio-políticos en la península fueron bien recibidos por los criollos y
resistidos por la oligarquía centroamericana.

Antes ya había tenido su repercusión en el istmo centroamericano la independencia de los
Estados Unidos de América a través de La carta de Filadelfia, del 4 de julio de 1776.1 En ella se
estipula que los gobiernos tenían la obligación de garantizar la libertad, la vida y la felicidad de los
habitantes; si los gobiernos no cumplían esta obligación, las personas podían cambiarlas. Estas
ideas resonaron en las mentes de los criollos, quienes experimentaban el menosprecio por parte
de los peninsulares. Estos se reservaban los mejores empleos, los altos cargos públicos, militares y
religiosos.

Las ideas del reformismo ilustrado español y de la ilustración racionalista europea, principalmente
la francesa, que desembocó en la revolución que terminó con desigualdades y privilegios, también
repercutió en Centroamérica: a finales del siglo xviii las obras francesas de autores como
Montesquieu, Rousseau, de otros enciclopedistas y de otros autores franceses e ingleses llegaron
a las bibliotecas de algunos ilustrados españoles; así, ideas como el contrato social ejercieron una
atracción notable en los criollos centroamericanos que se educaban en las escuelas reformadas
que había abierto el arzobispo Cayetano Francos y Monroy, quien llegó a Guatemala como
arzobispo en sustitución de Pedro Cortés y Larraz cuando éste renunció a principios de la década
de 1780.2

Francos y Monroy estaba muy involucrado con las corrientes liberales de los filósofos ingleses y de
Juan Jacobo Rousseau que proporcionaron nuevos lineamientos en la pedagogía y la formación
intelectual de las nuevas generaciones. Francos y Monroy inició en la Nueva Guatemala de la
Asunción una reforma educativa, pues a su llegada solamente estaba la escuela de Belén, la que
era incapaz de atender a todos los escolares, pues la población ascendía a veinte mil habitantes.
Las escuelas no funcionaban porque los jesuitas habían sido expulsados en 1767 y el resto de
entidades civiles y religiosas estaban trabajando arduamente en construir sus nuevos edificios tras
el traslado desde la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en 1776. Francos y
Monroy fundó dos escuelas de primeras letras, la de San José de Calasanz y la de San Casiano,
fundó un nuevo colegio que llamó «San José de los Infantes» y contribuyó económicamente para
finalizar la construcción del Colegio Tridentino de la Nueva Guatemala de la Asunción, entre otros
establecimientos.
La nueva orientación pedagógica de Francos y Monroy tenías tres objetivos: ciencias,
costumbres y religión. De esta forma, se dio conocimiento a los niños adecuado a su edad y se les
proporcionaron principios que poco a poco fueron desarrollando ciudadanos con mentalidad
distinta a la acostumbrada y quienes en años posteriores serían protagonistas de los movimientos
independentistas. Las familias criollas enviaban a sus hijos a estudiar a la capital en Guatemala,
razón por la que las nuevas ideas de Francos y Monroy se diseminaron entre los futuros próceres
de la Independencia.

Primer grito
Movimiento Independentista de 1811

El 5 de noviembre de 1811 estalló en la provincia de San Salvador (la cual cubría la mayor parte de
lo que ahora es El Salvador) una conspiración encabezada por los curas José Matias Delgado y
Nicolás Aguilar, dos hermanos de este último y los señores Juan Manuel Rodríguez y Manuel José
Arce. Su plan consistía en apoderarse de unas armas que existían en la casamata de San Salvador y
de doscientos mil pesos depositados en las arcas reales, con lo que creyeron era suficiente para
lanzar el grito de la libertad.

Según el plan, los fusiles serían puestos en manos de rebeldes de esta ciudad especialmente en los
del barrio de El Calvario. Una vez consumado esto, desconocerían la autoridad del intendente de la
provincia, Antonio Gutiérrez de Ulloa, fundarían una Junta Popular de gobierno y procurarían
hacer extensivo el movimiento a los demás puntos de la Provincia. Los revolucionarios contaban
con la participación de las poblaciones de Metapan, Zacatecoluca, Usulutan, y Chalatenango.

Parte del plan fue llevado a cabo por Los revolucionarios, porque lograron deponer al intendente,
pero no lograron convencer a los ayuntamientos de los pueblos de San Miguel, Santa Ana,
Sonsonate, y San Vicente; estos resistieron la idea independentista. Los cabecillas de aquel
movimiento comenzaron a desalentarse y la insurrección de grupos que corrían en las calles sin
objeto alguno, aunque sin causar el menor desorden a particulares.

Al saberse de este movimiento en Guatemala, se comenzó a reclutar tropas para aumentar el
orden a la Provincia insurrecta pero habiendo aceptado el Capitán General la mediación del
ayuntamiento de Guatemala, llegaron a San Salvador los regidores Juan José de Aycinena y Piñol y
José María Peinado facultados para recibir el gobierno de la Provincia. A estos sujetos se agregó el
arzobispo de Guatemala fray Mariano Vidaurre y otros misioneros destinados a predicar contra los
insurgentes.

El 3 de diciembre llegaron a San Salvador Aycinena y Peynado -; el pueblo que una vez favoreció a
los insurrectos recibió con jubilo la llegada de los pacificadores y el orden fue restablecido. El
padre Delgado fue llamado a Guatemala, los misioneros predicaron con buen resultado y se les
concedió una amnistía a los implicados en el movimiento revolucionario. quedando Peinado en el
ejercicio del mando político y militar de la Provincia de San Salvador.
Conjuración de Belén.

Conjuración de Belén

En 1810 José de Bustamante y Guerra fue nombrado Capitán General de Guatemala, en una época
de gran actividad independentista; desarrolla una política reformista de corte ilustrado, pero ante
la revolución de Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos en México preparó tropas en
Guatemala y creó el «cuerpo de voluntarios de Fernando VII» y desde su puesto se enfrentó a los
constitucionalistas locales, reprimiendo duramente a los insurgentes y se opuso firmemente a la
constitución liberal de 1812..

Desde el 28 de octubre de 1813, y después de la elección del rector de la Real y Pontificia
Universidad de San Carlos Borromeo, se habían celebrado en la celda prioral del Convento de
Belén varias juntas organizadas por fray Juan Nepomuceno de la Concepción. Los que allí se
reunían juraban mantener en secreto lo tratado, sin embargo, es probable que leyeran una
proclama de José María Morelos y discutieran la posibilidad de destituir al Capitán General
Bustamante y Guerra. En noviembre hubo otra reunión en casa de Cayetano y Mariano Bedoya,
hermanos menores de doña Dolores Bedoya de Molina, y cuñados de Pedro Molina Mazariegos.

El 21 de diciembre de 1813, Bustamante y Guerra, se enteró de que en el Convento de Belén se
reunían sediciosos para intentar una sublevación, dictó un auto para que el capitán Antonio Villar
y su ayudante, Francisco Cáscara, apresaran a los religiosos de ese monasterio. En la acometida
resultarían presos el doctor Tomás Ruiz Romero, y su hermano José; los hermanos Bedoya,
Cayetano y Manuel; el teniente Joaquín Yúdice; el sargento primero León Díaz; Andrés Dardón; y
los frailes Manuel de San José y Juan Nepomuceno de la Concepción. Esta resolución fue
comunicada por el alcalde del ayuntamiento el día 24. De ahí adelante, hasta el siguiente mes,
otros resultarían apresados:

 Víctor Carrillo y Benito Miquelena, frailes mercedarios
 Felipe Castro y Rafael Aranzamendi, sargentos primeros del Batallón de Milicias
 Manuel Ibarra y Juan José Alvarado, empleados
 Mariano Cárdenas, agricultor latifundista
 José Ruiz, pasante de derecho
 Manuel Tot, líder indígena de Verapaz; y
 Venancio López, abogado y síndico del Ayuntamiento criollo.

También se libró orden de captura contra el regidor José Francisco Barrundia, quien logró escapar.

El Capitán General se percató de la conjura por medio del teniente Yúdice, a quien se habrían
sumado José de la Llana y Mariano Sánchez. Asimismo, Bustamante comisionó a su sobrino el
carmelita fray Manuel de la Madre de Dios en la casa de correos, para que abriese toda
correspondencia que cayera en sus manos.

Bustamente y Guerra después denunció a su sucesor nombrado Juan Antonio de Tornos,
Intendente de Honduras, por supuestas tendencias liberales y así logró su confirmación en su
puesto por Fernando VII en 1814.
El comunicado de las penas se dio el 18 de septiembre de 1814, el fiscal asignado Don Antonio
Villar, emitió su veredicto, en el que daba por probados los hechos, y sentenciaba con las
siguientes penas a los implicados. José Francisco Barrundia -alférez de Dragones y regidor del
ayuntamiento-, Joaquín Yúdice, el padre Tomás Ruiz y fray Víctor Castrillo fueron sentenciados a
pena de muerte por medio de garrote, mientras que todos los demás fueron sentenciados a la
pena de horca. Solamente fray Benito Miquelena, Francisco Montiel y José Ruiz se salvaron de
ser sentenciados a muerte, pero fueron condenados a diez años de cárcel en África, y destierro
perpetuo de los dominios de América.

De los arriba mencionados Barrundia e Ibarra huyeron; los demás fueron reducidos a estrecha
prisión y encausados. Cinco años después fueron puestos en libertad por orden del Rey Fernando
VII. En cuanto a Bustamante y Guerra, éste fue destituido en agosto de 1817 y volvió a España en
1819. Ese mismo año entró nuevamente a formar parte de la Junta de Indias.

1814

El 24 de enero de 1814, se llevó a cabo en San Salvador un nuevo movimiento independentista,
amplia participación popular, pero al igual que los anteriores terminó siendo desastroso. Santiago
José Celís, uno de los líderes fue asesinado, y los demás cabecillas fueron arrestados.

En mayo de 1814, Fernando VII regresó a España como rey, e inmediatamente restableció el
absolutismo, derogando la Constitución de Cádiz. Los efectos de las medidas reales se hicieron
sentir en Centroamérica, donde el Capitán General de Guatemala, José de Bustamante y Guerra,
desató una persecución en contra de los independentistas y los defensores de las ideas liberales,
que se prolongaría hasta la destitución de Bustamante en 1817.

La Proclamación de la independencia
En 1818 el implacable Bustamante dejó el poder y le sustituyó Carlos Urrutia, un hombre de
carácter débil y en cuyo gobierno los independentistas ganaron terreno. En 1820 el rey de España
Fernando VII se vio forzado a restablecer la constitución de 1812, con lo que nuevamente se
implementó en Centroamérica la libertad de prensa. En ese mismo año el doctor Pedro Molina
Mazariegos comenzó a publicar El Editor Constitucional, periódico en cual criticó al gobierno de la
colonia, defendió los derechos de los criollos centroamericanos y se promovió la independencia.

En México, la revolución obtuvo un completo triunfo y a través del Plan de Iguala declaró su
independencia total de España el 24 de febrero de 1821. Esta noticia desconcertó a las
autoridades españolas de Guatemala y la vez sirvió de estímulo a la causa independentista. El 9
de marzo, presionado por los liberales independentistas, el Capitán General dejó el puesto para
que fuese ocupado por el sub-inspector del ejército Gabino Gaínza. Gainza era del agrado de los
independentistas, porque además de ser un hombre de una edad muy avanzada, también era de
carácter débil y voluble. Bajo su mando Centroamérica experimento una agitación social de niveles
intolerables. Esta situación obligó a la diputación provincial a solicitar a Gainza una reunión para
discutir el difícil tema de la independencia.
Gainza entonces, atendiendo este llamado, reunió una junta de notables compuesta por el señor
arzobispo, diputados, jefes militares, los prelados de las órdenes religiosas, y empleados de
hacienda. En aquella memorable reunión presidida por el mismo Gainza, los presentes externaron
con libertad su opinión. El señor José Cecilio del Valle tomó la palabra y en un largo discurso
demostró la necesidad y la justicia de la independencia, pero manifestando que, para proclamarla
primero debía oírse el voto de la Provincias.

Sin embargo, el pueblo que asistía a tan importante acto pidió a voces la independencia, y esta fue
proclamada el 15 de septiembre de 1821. Valle redactó aquel memorable documento, así mismo
también redactó el Manifiesto que publicó el Capitán General Gainza sobre el gran suceso de la
independencia.

En el Acta de la Independencia se fijaron las bases de un nuevo régimen: se determinó que se
eligiesen por las Provincias, Representantes para formar el Congreso de la nación, al que debía
corresponder la fijación de la forma de gobierno," y la formación de la constitución. También se
determinó "que la elección de Representantes se hiciese por las mismas juntas electorales que
había elegido diputados a las cortes de España, observándose las leyes anteriores para el
procedimiento de la elección: que las provincias eligiesen Representantes sobre la base de un
Diputado por cada quince mil habitantes.

Que el congreso Constituyente se reuniese el 1 de marzo de 1822 y que hasta su reunión no se
hiciese alteración alguna en la observación de las leyes españolas, ni con respecto a los tribunales
y funcionarios existentes. Además se estableció que se conservase la religión católica en toda su
integridad y pureza; y que mientras el país se constituía, el jefe Gabino Gainza continuase con el
gobierno superior, político y militar, obrando de acuerdo con una Junta Provisional Consultiva."

Enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Independencia_de_Centroam%C3%A9rica
Independencia de Centroamérica
Cuenta la historia que la noche del 14 de Septiembre de 1821, la gente se amotinó en las calles de
Guatemala, marchando y gritando "¡Independencia o muerte!". Toda la noche duró aquella
agitación popular.

El 15 de Septiembre, grandes multitudes ocuparon el Palacio de los Capitanes Generales hasta
abarrotarlo. Todo el mundo a una voz gritaba: "¡Viva la Independencia!". El General Gabino
Gainza, rodeado de todas las autoridades, después de ordenar que se leyeran los documentos
sometió a discusión el asunto, sobre si las provincias deberían ser declaradas independientes de
España o no. José Cecilio del Valle, fue el primero que se pronunció a favor de la independencia,
luego tomó las provincias de Centroamérica.

Similar pronunciamiento salieron de los labios del doña Dolores Bedoya de Molina había realizado
toda una serie de preparativos, para festejar con cuetes y música, una vez que se declara
independencia, como la reunión en el palacio se extendió mucho y la independencia se dio, las
señoras aburridas de los ánimos de los patriotas, quienes se inmediato comenzaron a gritar. Los
señores que discutían el asunto de la libertad, al escuchar los cohetes y los gritos de la gente,
creyeron que se trataba de un levantamiento y entonces se apresuraron a proclamar libertad para
Centroamérica. La señora de Molina, sin proponérselo, se constituyó en líder de aquel último
movimiento que aceleró la proclamación de la independencia. De inmediato, entre los gritos y el
entusiasmo del pueblo, José Cecilio de Valle redactó el acta de independencia fijando para el día
16 de Septiembre la juramentación de los funcionarios y empleos. Pero antes de todo eso
pasaron muchas cosas en los países Centroamericanos en Guatemala la cosa era aún más seria. El
convento de Belén fue el lugar escogido, para la realización de una serie de reuniones "secretas y
conspirativas" que llevaron a la encarcelación de algunas de sus asistentes, entre ellas la del Padre
Tomás Ruiz, un indio chinandegano que apoyaba las sublevaciones indígenas en Guatemala.

El 15 de Septiembre de 1821, día de la firma del Acta de Independencia se reunieron en el Palacio
de los Capitanes Generales, en la ciudad de Guatemala, diferentes personalidades: representantes
del Gobierno Central español, del Ayuntamiento Local, Superiores de las diferentes órdenes
religiosas, el arzobispo de Guatemala. El tema a discutirse era la Independencia.

En ese momento las discusiones giraron en torno al momento en que debían independizarse. José
Cecilio del Valle, un hondureño que sentía debilidad por el periodismo y publicaba en el
periódico "El Amigo del Pueblo", estaba de acuerdo con la independencia pero proponía una
consulta con el resto de provincias, debido a que en las reuniones únicamente estaba la
representación de Guatemala.

Miguel Larreynaga, considerado como figura intelectual más destacada de la provincia de
Nicaragua, era asiduo visitante de las tertulias secretas. Bisnieto de un mulato condenado a
muerte por rebelarse a los españoles e hijo de un español pobre, Larreynaga tenía pocas
oportunidades de estudiar, tomando en cuenta que quedó huérfano muy pequeño. Sin embargo,
este leonés llegó a obtener el grado de Bachiller en Artes, Derecho Civil y Derecho Canónico en
Guatemala. Además obtuvo una licenciatura en Medicina Forense.
De regreso a Nicaragua, Larreynaga arrastró ideales de libertad y contagió a otro grupo de
personalidades del virus libertario. Estuvo presente en la histórica firma del acta y defendió la
independencia inmediata de Nicaragua.

Luego de varias discusiones se acordó la redacción del Acta de Independencia que sería firmada
por los asistentes y enviada a las otras provincias para su aprobación. Era la primera acta que,
según los ideales de ese entonces, pondría fin a tres siglos de dominación española.

Así inicia una nueva etapa de la vida independiente de las provincias, aunque desde el punto de
vista particular cada una de las actuales Repúblicas de Centroamérica no se alcanzó de manera
definitiva la forma política que hoy representa.

Inmediatamente después de proclamada la Independencia de España, Centroamérica formó
parte del Imperio Mexicano Iturbide (enero, 1822 - marzo, 1823) que fue un período caótico y de
gran confusión. Luego, al derrumbarse el imperio, se constituyeron en nación soberana bajo el
nombre de Provincias Unidas de Centroamérica y se convocó a una Asamblea Constituyente, cuyo
primer decreto de 1 de julio de 1823 fue proclamar de nuevo la independencia de España, al igual
que México.

Tal asamblea promulgó el 24 de 1824 la Constitución Política de la llamada República Federal de
Centroamérica que dejo de existir en 1838 al romperse el Pacto Federal y constituirse cada
república en un Estado Independiente. Así nació desde ese año la existencia del Estado de
Nicaragua.
DECLARATORIA DE INDEPENDENCIA ABSOLUTA Y DEFINITIVA
Decreto de la Asamblea Nacional Constituyente
1 de julio de 1823

Los representantes de las Provincias Unidas del Centro de América congregados en virtud de la
convocatoria, dada en esta Capital el 15 de septiembre de 1821 y renovada el 20 de marzo del
corriente año, con el importante objeto de pronunciar sobre la independencia y libertad y los
pueblos, nuestros comitentes: sobre su reciproca unión sobre su Gobierno; y sobretodo los demás
puntos contenidos en la memorable Acta del citado 15 de Septiembre, que adoptó entonces la
mayoría de los pueblos de este vasto territorio ya se han adherido posteriormente todos los
demás que hoy se hallan representado en esta Asamblea General.

Después de examinar, con todo el detenimiento y madurez que exigen la naturaleza y entidad de
los objetos con que somos congregados, así el Acta expresada de septiembre de 21 y las de 5 de
enero de 1822 como también del Decreto del Gobierno Provisorio de esta Provincia de 29 de
marzo último, y todos los documentos concernientes al objeto mismo de nuestra reunión.

Después de traer a la vista todos los datos necesarios para conocer el estado de la población, su
riqueza, recursos, situación local, extensión y demás circunstancias de los pueblos que ocupan el
territorio antes llamado Reino de Guatemala.

Habiendo discutido la materia: oído el informe de las diversas comisiones que han trabajado para
acumular y presentar a esta Asamblea todas las luces posibles acerca de los puntos indicados:
teniendo presente cuanto puede requerirse para el establecimiento de un nuevo Estado; tomando
en consideración:

Primero: Que la Independencia del Gobierno Español ha sido y es necesario en las circunstancias
de aquella Nación y las de toda la América que era y es justa en sí misma y esencialmente
conforme a los derechos sagrados de la 34 naturaleza: que la demandaban impresionantemente
las luces del siglo, las necesidades del nuevo Mundo y todos los más caros intereses de los pueblos
que lo habitan.

Que la naturaleza misma resiste la dependencia de esta parte del Globo, separada por el océano
inmenso de la que fue su Metrópoli, y con la cual le es imposible mantener la inmediata y
frecuente comunicación, indispensable entre los pueblos que forman un solo Estado.

Que la experiencia de más de trescientos años manifestó a la América que su felicidad era del todo
incompatible con la nulidad a que la reducían la triste condición de colonia de una pequeña parte
de Europa.

Que la arbitrariedad con que fue gobernada por la Nación española y la conducta que ésta
observó constantemente desde la conquista, excitó en los pueblos el más ardiente deseo de
revocar sus derechos usurpados.
Que, a impulsos de tan justos sentimientos todas las Provincias de América sacudieron el yugo que
las oprimió por espacio de tres siglos: que las que pueblan en Antiguo Reino de Guatemala
proclamaron gloriosamente su Independencia en los últimos meses del año de 1821; que la
resolución de conservarla y sostenerla es el voto general y uniforme de todos sus habitantes.

Segundo: Considerando por otra parte que la incorporación de estas Provincias al extinbuido
imperio Mexicano, verificada, solo de hecho en fines de arrancada por medios vacíos e ilegales.

Que no fue acordada ni pronunciada por órganos ni por medios legítimos: que por estos
principios la Representación Nacional del Estado mexicano jamás la aceptó expresamente,
ni pudo con derecho aceptarla y que las providencias que acerca de unión dictó y expidió
D. Agustín de Iturbide, fueron nulas.

Que la expresada agresión ha sido y es contraria a los intereses y a los derechos sagrados de
los pueblos, nuestros comitentes: que es opuesta a su voluntad: y que un concurso de
circunstancias tan poderosas e irresistibles exigen que las Provincias del Antiguo Reino de
Guatemala se constituyan por sí mimas con separación del Estado Mexicano.

Nosotros, por tanto, los representantes de dichas provincias, en su nombre, con la autoridad
y conforme en todo con sus votos, declaramos solemnemente:

1º. - Que las expresadas Provincias representadas en esta Asamblea, son libres e
independientes de la antigua España, de México de cualquiera otra potencia, así del
Antiguo como del Nuevo Mundo y que no son ni deben ser el patrimonio de personas ni de
familia alguna.

2º. - En consecuencia, son y forman Nación Soberana con derechos y aptitudes de ejercer y
celebrar cuantos actos, contratos y funciones ejercen y celebran los otros pueblos libres de
la tierra.

3º. - Que las Provincias sobre dichas, representadas en esta Asamblea, y las demás que
espontáneamente se agreguen de las que componían el antiguo Reino de Guatemala se
llamarán por ahora, sin perjuicio de lo que se resuelva en la Constitución que ha de
formarse.

"PROVINCIAS UNIDAS DEL CENTRO DE
AMÉRICA"
Y mandamos que esta declaratoria y la Acta de nuestra instalación se publique con la
debida solemnidad en este pueblo de Guatemala, y en todos y cada uno de los que se hallan
representados en esta Asamblea; que se impriman y circulen; que se comuniquen las
Provincias de León, Granada, Costa Rica y Chiapas; y que en la forma y modo que se
acordara oportunamente, se comunique también a los Gobiernos de España, México y de
todos los demás Estados independientes de ambas Américas.

Dado en Guatemala, a primero de julio de mil ochocientos veintitrés.
José Martías Delgado, Presidente.-Juan Francisco Soza, Diputado Secretario.- Mariano
Gálvez, Diputado Secretario.- Al Supremo Poder Ejecutivo.

Por tanto; mandamos se guarde, cumpla y ejecute en todas sus partes.

Lo tendrá entendido el Secretario del Despacho, y hará se imprima, publique y circule.

Palacio Nacional de Guatemala, julio 11 de 1823. Pedro Molina, Presidente.-

Juan Vicente Villacorta.-Antonio Rivera.

LA SESIÓN DEL 15 DE SEPTIEMBRE DE 1821

La junta se inició sin mayor retraso. El ambiente era tenso ante la importancia de lo que se
habría de tratar y resolver. La reunión fue a puerta abierta, en el Real Palacio. Estaban
alrededor de 50 personas en salón, pero en la antesala y en el corredor se reunieron cada
vez más personas, lo mismo que en el patio, portales exteriores y en la plaza misma.
Durante la lluviosa noche anterior se acudió a los barrios a fin de invitar al vecindario. Al
principio la concurrencia no era muy nutrida, por lo cual Basilio Porras y Dolores Bedoya
de Molina trataron de reunir más gente, pusieron música en la plaza y quemaron cohetes
para atraer la atención del pueblo.

Primero se dio lectura a los documentos llegados de Chiapas y a continuación se escuchó la
opinión de los asistentes. Se observó que habían diferentes puntos de vista, pues algunos
querían que se proclamara la independencia y otros querían retardarla. La gente que
escuchaba tales opiniones aplaudía emocionada y a gritos pedía que de inmediato se hiciese
la declaración de independencia.

Finalmente como a las once de la mañana, se acordó redactar el Acta de Independencia por
medio la cual Centro América se separaba de España. El Redactor de la misma fue el Lic.
José Cecilio del Valle.

ACTA DE INDEPENDENCIA
El día 15 del corriente se acordó lo siguiente:

"Palacio Nacional de Guatemala, quince de Septiembre de mil ochocientos veinte y uno".

"Siendo públicos e indudables los deseos de Independencia, del Gobierno de Español que
por escrito y de palabra ha manifestado el pueblo de esta capital: recibidos por el último
correo diversos oficios de los Ayuntamientos, Constituyentos de Ciudad Real, Comitán y
Tuxta, en que comunican haber proclamado y jurado dicha Independencia, y excitan a que
se haga lo mismo en esta Ciudad: siendo positivo que han circulado iguales oficios a otros
Ayuntamientos determinados de acuerdo con la Excelentísima diputación provincial que
para tratar de asunto tan grave se reuniesen en uno de los Salones de este Palacio la misma
diputación provincial, e; Ylmo. Señor Arzobispo, los Sres. Individuos que disputasen, la
Excma. Auda. territorial., el Venerable Sr. Dean y Cabildo Eclesiástico, el Excmo.
Ayuntamiento, El M.Y Claustro, el Consulado y el Colegio de Abogados, los Prelados
reguladores, jefes y funcionarios públicos: Congregados todos en el mismo salón: leídos los
oficios expresados: discutido y meditado detenidamente el asunto; oído el claro que Viva la
Independencia que repetía de continuo el pueblo que se veía reunido en las Calles, plaza,
patio, corredores y ante la Sala de este palacio se acordó: por esta Diputación e individuos.
Ayuntamiento.

 Que siendo la Independencia del Gobierno Español, la voluntad general del pueblo
de Guatemala y sin perjuicio de lo que determine sobre ella el Congreso que debe
formarse, el Sr. Jefe Público le mande publicar para prevenir las consecuencias que
serían terribles en el caso que la proclamase de hecho el mismo pueblo.
 Que desde luego se circulen oficios a las provincias por correos extraordinarios para
que sin demora alguna se sirva preceder, a elegir Diputados y representantes suyos y
estos concurran a esta Capital a formar el Congreso que debe decidir el punto de
Independencia y fijar, en caso de acordarla la forma de gobierno y la ley
fundamental que deba elegir.
 Que para facilitar el nombramiento de Diputados, se sirva hacerlo las mismas juntas
electorales de Prova que hicieron o debieron hacer las elecciones de los últimos
Diputados a Cortes.
 Que el número de estos diputados sea en proporción de uno para cada mil
individuos, sin excluir de la Ciudadanía a los originarios de África.
 Que las mismas juntas electorales de Prova teniendo presente los últimos censos se
sirvan determinar según esta base el número de Diputados o Representantes que
deban elegir.
 Que en atención a la gravedad y urgencia del asunto, se sirvan hacer las elecciones
del asunto, se sirvan hacer las elecciones de modo que el día primero de marzo del
año próximo de 1822, estén reunidos en esta Capital todos los Diputados.
 Que entre tanto, no habiendo novedad en las autoridades establecidas, sigan éstas
ejerciendo sus atribuciones respectivas con arreglo a la Constitución, Decretos y
Leyes, hasta que el Congreso indicado determine lo que sea más justo y benéfico.
 Que el Sr. Jefe Político Brigadier Don Gabino Gaínza, continúe con el Gobierno
Superior Político y Militar y para que este tenga el carácter que parece propio de las
circunstancias, se forme una Junta provisional consultiva, compuesta de los Sres.
Individuos actuales de esta Diputación Provincial, y de los Sres. Don Miguel de
Larreynaga Ministro de esta audiencia, Don José Cecilio del Valle Auditor de
Guerra, Marques de Aycinena, Doctor Don José Valdez, Tesorero de esta Santa
Iglesia, Dr. Don Angel María Candina y el Lic. Don Antonio Robles, Alcalde de 3o
Constitucional; el primero para la Provicional de León, El 2o para la de
Comayagua, 3o para Quesaltenango, 4o para Sololá y Chimaltenango, 5o para
Sonsonate y el 6o para Ciudad R. de Chiapa.
 Que esta Junta provisional consulte al Sr. Jefe político en todos los asuntos
económicos y gubernativos, dignos de su atención.
 Que la religión católica, que hemos profesado en los siglos anteriores, profesaremos
en lo sucesivo, se conserve pura e inalterable, manteniendo vivo el espíritu de
religiosidad que ha distinguido siempre a Guatemala, respetando a los Ministros
eclesiásticos seculares y regulares y protegiéndolos en sus personas y propiedades.
 Que se pase oficio a los dignos Prelados de las comunidades a la luz y sosiego, que
es la primera necesidad de los pueblos, cuando pasan de un gobierno a otro,
dispongan que sus individuos exhorten a la fraternidad y concordia, a los que
estando unidos en el sentimiento de la Independencia, deben estarlo también en todo
lo demás, sofocando pasiones individuales que dividen los ánimos, y producen
funestas consecuencias.
 Que el Excelentísimo Ayuntamiento, a quien corresponde la conservación del orden
y tranquilidad, tome las medidas más activas para mantenerla imperturbable en toda
esta Capital y pueblos inmediatos.
 Que el Señor Jefe Político publique un manifiesto haciendo notorio a la faz de
todos, los sentimientos generales del Pueblo, la opinión de las autoridades y
corporaciones: las medidas de este gobierno, las causas y circunstancias que lo
decidieron a prestar en manos del Señor Alcalde 1o. a pedimento del Pueblo, el
juramento de Independencia y de fidelidad al Gobierno Americano que se
establezca.
 Que igual juramento presten la Junta Provisional, el Excmo. Ayuntamiento: El
Ylmo Señor Arzobispo, los tribunales jefes públicos militares, los prelados
regulares, sus comunidades religiosas, jefes y empleados en las rentas, autoridades,
corporaciones y tropas de las respectivas guarniciones.
 Que el Señor Jefe Político, de acuerdo con el Excelentísimo Ayuntamiento disponga
la solemnidad y señale el día en que el pueblo deba hacer la proclamación y
juramento expresado de Independencia.
 Que el Excmo. Ayuntamiento disponga la acuñación de una medalla que perpetúe
en los siglos la memoria del quince de septiembre de mil ochocientos veinte y uno,
en que Guatemala proclamó su feliz independencia.
 Que imprimiéndose esta Acta y el manifiesto se circule en las Exmas. Diputaciones
Provinciales, Ayuntamientos Constitucionales y demás autoridades eclesiásticas,
regulares, seculares y militares para que siendo acordes en los mismos sentimientos
que ha manifestado este Pueblo, se sirva obrar con arreglo a todo lo expuesto.
 Que se cante el día que designe el Sr. Jefe Político una misa solemne de gracia, con
asistencia de la Junta Provincial de todas las autoridades, corporaciones y jefes,
haciéndose salvas de artillerías y tres días de iluminación.

Palacio Nacional de Guatemala, Septiembre 15 de 1821.

Gabino Gaínza, José Matías Delgado, Manuel Antonio Molina, Mariano de Larreve,
Mariano de Aycinena, Pedro de Arrollave, José Marno Calderón, Antonio de Rivera,
Isidoro de Valle y Castriciones, José Domingo Dieguez (Secretario de Palac.), Lorenzo de
Roma (Secretario)

INDEPENDENCIA
El Salvador

Después de casi 300 años de sometimiento al imperio español, Centroamérica se estremeció
con un movimiento popular de independencia que duró de 1811 a 1821. La independencia
de El Salvador nació como resultado de los acontecimientos vividos en Guatemala el 15 de
septiembre de 1811-1821. Los patriotas salvadoreños, con sus hombres más ilustres habían
desencadenado dos movimientos insurgentes que abonaron a la causa de la liberación
definitiva. El acta de Independencia, redactada por José Sesilio del Valle en Guatemala,
declaró que las provincias de Centroamerica quedaban libres de Españana. Lanoticia llegó a
San Salvador el 21 de septiembre de 1821.

El Salvador inició los mivimientos independentistas de Centroamérica. Mabuel José Arce
hizo el desafío la madrugada del 5 de noviembre de 1811 y proclamó solemnemente la
independencia al decir: "No hay rey, ni intendente, ni capitán general, solo obedecemos a
buestroas alcaldes". El segundo movimiento fue el 24 de enero de 1814, se levantó por
segunda vez contra las autoridades coloniales. El levantamiento liberó a los presos políticos
y nuevamente se proclamó la independencia. Los cabecillas del movimiento fueron Manuel
José Arce, Domingo Antonio de Lara, Juan Manuel Rodríguez, Santiago José Celis y Pedro
Castillo. Todos fueron hechos prisioneros. Junto al movimiento del 1814 en San Salvador,
los movimientos en Guatemala y Nicaragua aceleraron el sentimiento independentista que
empezaba a extenderse por Centroamérica.

La independencia de Centroamérica se declaró el 15 de Septiembre de 1821. Fue un acto
sencillo, debido a la noticia de que México se había logrado independizar de España en
Febrero. El acta de independencia significó la conclusión de un largo período de casi 300
años de dominio español. El proceso fue largo e incluyó varias conspiraciones contra
España, durante un período de 10 años.

De todas las provincias que formaban la Capitanía General de Guatemala, participaron
ciudadanos en la gesta emancipadora. Entre ellos puede mencionar: De Guatemala,
Francisco Barrundia, Pedro Molina y Atanasio Tzul.

De Honduras, Dionisio Herrera y José Cecilio del Valle.

De Nicaragua, Miguel Larreinaga.

De Costa Rica, Mario Zamora.

De El Salvador, José Matías Delgado, José Simeón Cañas, los hermanos Aguilar, Pedro
Pablo Castillo, Juan Manuel Rodríguez, Manuel José Arce, entre otros.

Luego de la independencia de Centroamérica surgen algunas federaciones como México,
las provincias Unidas de Centroamérica. Teniendo algunas consecuencias que poco a poco
se fueron solucionando para conocer y mejorar el nuevo El Salvador que hoy tenemos.

Costa Rica

Costa Rica también declaró su independencia el 15 de septiembre de 1821. En 1821 Tras
proclamarse la emancipación de la Capitania General de Guatemala, el pueblo costarricense
sueña con sacudir el yugo de la dominación española e implantar en su patria un régimen de
libertad, igualdad y progreso. Como si estos ideales fueran poco. El primer gobierno
provisional que se forma es una Junta Superior Gubernativa Interina. A ellos se debe la
primera Constitución de Costa Rica, llamada Pacto Social Fundamental Interino o Pacto de
la Concordia. En 1822 Agustín de Iturbide pretende incorporar América Central al Imperio
Mexicano. En 1823 (Junio) Se instaló en México La Asamblea Nacional Constituyente que
declaró la independencia de las 5 provincias, de México y de cualquier otra potencia. En
adelante se llamarían Provincias Unidas de Centroamérica. En 1824 La Asamblea
Constituyente decretó la carta fundamental de la nueva República Federal
Centroaméricana, cuya capital se hallaría en Gautemala. Juán Mora Fernández fue elegido
como primer Jefe de Estado de Costa Rica (1824-33). En 1838 (14 Noviembre) El estado
de Costa Rica se separa de La Federación Centroamericana. En 1840-70 Costa Rica sufre
una transformación social y económica gracias a las ventas del café. Esto da origen a una
oligarquía cafetalera con gran capacidad empresarial y mayor cultura, que a su vez
interviene en la vida política. En 1843 Costa Rica se vincula directamente con Inglaterra, y
queda así integrada en forma temprana y estable al mercado mundial mediante el café. En
1848 Jose María Castro Madriz se convierte en el primer presidente de Costa Rica (1848-
49) por su labor organizadora de los poderes públicos mereció el título de fundador de la
república. Hoy en día Costa Rica sigue siendo un país amante de la paz, sin ejercito, en
cambio tiene la taza de alfabetismo más alta del mundo, y muchas compañías tales como
INTEL, ha establecido su corporación aquí. El turismo también juega un papel muy
importante, por lo que los Costarricenses han aprendido a valorar y apreciar los beneficios
que la inversión extranjera les puede brindar. Si usted nos visita se dará cuenta que todos en
Costa Rica son amigables y siempre dispuestos a ayudar.

Guatemala

En 1821, la Capitanpia General de Guatemala, con capital en la ciudad del mismo nombre,
incluía todo el territorio comprendido entre Yucatán y Panamá. Pero las ideas liberales
empezaron a difundirse allí, como en las demás colonias de América, estimulada por los
sucesos de España, es decir, la invasión de la metrópolis por los ejércitos de Napoleón y la
política reaccionaria impuesta por Fernando VII. Gabino Gainza fue el último gobernador
de la Capitanía. Procedente de Perú, adonde había ido a pelear con el ina Túpac-Amaru, al
cundir los deseos de libertad él mismo convocó una junta de patriotas que proclamó la
independencia el 15 de Septiembre de 1821. Acto seguido, se resolvió celebrar un congreso
el 11 de Marzo de 1822, dejando, mientras tanto, el Gobierno en manos del propio Gainza.
El 5 de Enero del mismo año fue votada la elección de Guatemala al imperio de Iturbide en
México.

Honduras

El 15 de septiembre de 1821 Honduras proclamó su independencia junto con la de las
provincias de América Central. El último gobernador, Brigadier español José Tinoco de
Contreras hizo entonces desligarse del gobierno de Guatemala y anexar el país a México,
pero ese intento fue rechazado entonces. Desde ese momento la historia de Honduras está
estrechamente unida a la de los otros estados de América Central. En 1822 dichos estados
formaron parte del imperio fugaz mexicano bajo Iturbide y, al caer este en 1823, se
constituyeron en los cinco estados que formaron la confederación de las Provincias Unidas
de América Central. Entonces, como en la mayoría de las provincias empezaron la lucha
entre centralistas y federales. El primer presidente del estado de Honduras, dentro de las
Provincias Unidas fue Dionisio Herrera, quien asumió la jefatura en 1824. Su sucesor, José
Justo Milla, que se había apoderado de la capital en 1827, fue a su vez derrotado por las
fuerzas de Francisco Morazán y tuvo que desterrarse. De 1827-1828 gobernó Morazán
como el Jefe del estado hondureño y cabeza del partido liberal y federalista.

Nicaragua

Tras la invasión napoleónica de España se desató por toda América una ola de
independentismo. En el momento de la independencia, Nicaragua formó parte de las
Provincias Unidas de Centroamérica y luego se emancipó totalmente en 1838.

Todo el siglo XIX en Nicaragua fue una sucesión de rivalidades y conflictos entre liberales
y conservadores. Los liberales tenían su asiento en la culta ciudad de León (sede de la
Universidad), mientras los conservadores hacían de Granada su feudo económico y
comercial. Para acabar de complicar las cosas, la posibilidad de construir un canal
interoceánico abrió los apetitos de las potencias europeas. En 1848 los ingleses se
apoderaron de la ciudad de San Juan del Norte, en la costa atlántica con el fin de controlar
la salida al Caribe del río San Juan y ejercer un protectorado sobre la Costa de los Miskitos.
Los primeros pasos dados en favor de la independencia centroamericana resultaron
infructuosos. La provincia de Nicaragua en donde más se acentuó la rebeldía, fue también
castigada en 1818 con la abolición de su Junta Gubernativa y el nombramiento en su lugar,
de un Gobierno Intendente. Un año antes, esto es en 1817 había contraído matrimonio
Fernando VII y en celebración de este acontecimiento concedió indulto general a todos los
presos existentes en las cárceles del Reino. el 1o. de enero de 1820 la del General don
Rafael del Riego, en las Cabezas de San Juan, al frente de un ejército que se había formado
en Cádiz, para ir a América a contener los movimientos de los independientes, y cuyo
primer grito fue proclamando el restablecimiento de la Constitución de 1812. Fue así que
con problemas y todo logró su independencia el 15 de Septiembre de 1821.

Enlace: https://www.monografias.com/trabajos58/independencia-
centroamericana/independencia-centroamericana.shtml
Cronología (Independencia de Centroamérica).

Cronología
Cronología de los sucesos más relevantes en los procesos de independencia de los países
americanos. Se ha dividido en tres períodos principales:

1. Primeras revueltas y orígenes: 1740-1807.
2. Ocupación francesa de España y desarrollo de los procesos de independencias: 1808-1830.
3. Consolidación de las independencias: 1831-1983.

1740-1807
1749-1752. Rebelión de Juan Francisco León en Venezuela.

1759. La Corona española reconoce la tenencia de la tierra a los criollos americanos. Nace
en Quito el prócer Juan Pío Montúfar, marqués de Selva Alegre.

1761. Las fuerzas inglesas coloniales de Norteamérica toman la isla caribeña Dominica y
en México estalla una rebelión indígena.

1762. En el contexto de la Guerra de los Siete años, a la que se une España a favor de
Francia, los ingleses ocupan La Habana durante once meses, así como otras islas del
Caribe.

1764. Nace Fernando Artigas, libertador y fundador de la nacionalidad uruguaya.

1765. Estalla en Quito el alzamiento popular conocido como la “Revolución de los
Estancos” contra el monopolio de aguardientes y la aduana de víveres, lo que significó un
triunfo transitorio para criollos y mestizos. Nacen los próceres José María Morelos y
Pavón, libertador de México y Antonio Nariño, precursor de la independencia en la Nueva
Granada.

1766. Estalla en Chile uno de tantos levantamientos araucanos. Nacen los patriotas
neogranadinos Camilo Torres y Francisco Antonio Zea.

1767. Por disposición real los jesuitas establecidos en las Indias son apresados y expulsados
del continente, lo que da lugar a levantamientos en Guanajuato y Michoacán, en Nueva
España. Asimismo, en la región del Tucumán se produce la rebelión de Pedro Bohórquez,
llamado Hualpa-Inca.

1770. Estalla en el virreinato del Perú una nueva rebelión indígena encabezada por los
indios Sisasica quienes matan al corregidor y son duramente reprimidos por ello. Nace
Manuel Belgrano, prócer de la independencia argentina.
1771. En Haití estalla la sublevación dirigida por Toussaint Louverture. Ese mismo año, el
prócer venezolano Francisco de Miranda viaja a España, para regresar a su tierra en 1806
enfrentado al poder español.

1775. Estalla la guerra entre los colonos norteamericanos y el poder colonial inglés. George
Washington encabeza las fuerzas insurrectas.

1776. Se encarga a Thomas Jefferson el documento mediante el cual es declarada la
independencia de los Estados Unidos. Se crea el virreinato del Río de la Plata, formado por
Argentina, Charcas (Bolivia), Uruguay y Paraguay. Estalla una rebelión indígena en Guano,
Ecuador, contra los abusos del corregidor. Nace en Ecuador José de la Mar, prócer de la
independencia y primer presidente del Perú.

4 de julio. Firma de la Declaración de Independencia de las trece colonias inglesas (actual
Estados Unidos) en Filadelfia como consecuencia de las revueltas iniciadas durante 1775.
La guerra de independencia contra el Reino de Gran Bretaña finalizó con el Tratado de
París en 1783.

1777. Se crean las capitanías generales de Venezuela y Cuba y estallan en Ecuador varias
rebeliones indígenas a causa del empadronamiento de la población ordenado por la
metrópoli.

1778. Se establece la capitanía general de Chile. Nacen José de San Martín, libertador de la
nación argentina; Bernardo O’Higgins, libertador de Chile; y el patriota también argentino,
Mariano Moreno.

1779. En Charcas (Bolivia) estalla la insurrección de los hermanos Catari contra el
corregidor de Chayanta y en La Grita, Venezuela, se protesta contra el monopolio del
tabaco.

1780-1781. Continúan las rebeliones de emancipación en el continente, entre las que
destacan la encabezada por José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II), en el virreinato
del Perú; la de los comuneros del Socorro, en la Nueva Granada, encabezada por José
Antonio Galán; además de otras rebeliones en Paraguay y Argentina.

1782. Diego Cristóbal Túpac Amaru (hermano de Túpac Amaru) es apresado, mientras que
José Antonio Galán es ejecutado y Antonio Caballero y Góngora es nombrado virrey de la
Nueva Granada.

1783. Se apaga la rebelión indígena en el virreinato del Perú con la ejecución del líder
Diego Cristóbal Túpac Amaru. Nace en Caracas el libertador Simón Bolívar.

1784. Francisco de Miranda viaja a los Estados Unidos para hablar con los dirigentes
norteamericanos de los proyectos independentistas, antes de embarcarse rumbo a Inglaterra.
1785. Francisco de Miranda inicia su itinerario europeo: Holanda, Prusia, Praga, Viena e
Italia.

1787. Francisco de Miranda recibe apoyo de la emperatriz Catalina de Rusia. Continúa sus
viajes por Suecia y por los países nórdicos.

1788. El patriota ecuatoriano Eugenio Santa Cruz y Espejo es desterrado a Bogotá por sus
ideas liberales. Allí conoce a los jóvenes revolucionarios Antonio Nariño y Francisco
Antonio Zea.

1789. Toma de la Bastilla el 14 de julio, quedan abolidos los privilegios feudales y hay
conmoción en toda Francia y en Europa.

1790. En España es abolida la Casa de Contratación de Cádiz, en el marco de la política de
administración y progresiva descentralización económica del reino. Francisco de Miranda
se encuentra en Londres intentando ganar adeptos para la causa independentista. Nace el
prócer venezolano José Antonio Páez.

1791. Se autoriza la introducción de esclavos negros en Buenos Aires y Montevideo.
O’Higgins en Chile dicta la abolición del régimen de la encomienda. Nace el caudillo
mexicano Antonio López de Santa Anna.

1792. Francisco de Miranda entra al servicio del ejército francés y como mariscal de campo
lucha contra los prusianos. Nace el prócer colombiano Francisco de Paula Santander.

1793. El capitán O’Higgins, en Chile, firma con los indios un tratado de paz, mientras, en
Francia, Miranda es hecho prisionero por las intrigas en las que se ve envuelto. Nace el
militar y político argentino Juan Manuel de Rosas.

1794. Es abolida la esclavitud en las colonias francesas.

1795. Mediante el tratado de Basilea, España reconoce la autoridad de Francia sobre Haití y
toda la isla de Santo Domingo, a cambio del retiro de las tropas francesas de la península.
Jamaica cae bajo el control de los ingleses. En Coro, Venezuela, se sublevan los negros y
mestizos inspirados en la rebelión de Haití.

1796. El insurrecto José Leonardo Chirinos, líder de la rebelión de negros y mulatos en
Venezuela, es condenado a muerte por la Real Audiencia. El prócer neogranadino Antonio
Nariño visita París, Londres, y otras ciudades europeas, buscando contactos en pro de la
causa independentista.

1797. En Europa, Francisco de Miranda, José del Pozo Sucre y Manuel José Salas firman el
“Acta de París”. Miranda, junto con Pablo de Olavide, que no puede asistir por encontrarse
enfermo, dirigen las gestiones encaminadas a la independencia hispanoamericana, con el
apoyo de Inglaterra y los Estados Unidos, naciones a las que ofrecen un tratado comercial
sin monopolio e indemnización por los gastos en que incurran. Nace en Quito Manuela
Sáenz, compañera de Bolívar y una de las mujeres más destacadas en el proceso
independentista por su participación en las campañas y el papel que jugó en la vida de
Bolívar.

1799. Estalla en México la “conspiración de los machetes”. En Caracas es ahorcado
públicamente el patriota José María España. El joven Simón Bolívar viaja a España donde
permanece hasta 1802.

1800. En México, el cura Hidalgo es investigado por la Inquisición, acusado de herejía y
sospechoso de "afrancesamiento". En Haití, Toussaint Louverture lucha contra la
resistencia española en la isla.

1801. Francisco de Miranda, que viaja a Inglaterra para buscar apoyos para la causa, es
expulsado de Francia, acusado de conspirar contra España, país aliado de Francia. Miranda
propone llamar Colombia a Hispanoamérica y establecer su capital en Panamá, a la vez que
prepara una invasión a Venezuela.

1802. El general Leclerc, al mando de las fuerzas metropolitanas francesas, invade Haití.
La independencia del país se viene abajo. Toussaint es hecho prisionero y se restablece la
esclavitud en la isla. Simón Bolívar regresa a Venezuela, procedente de España.

1803. Después de firmar las capitulaciones con los franceses, Jean Jacques Dessalines
proclama la independencia de Haití. Antonio Nariño regresa a Bogotá y Bolívar, viudo,
regresa a Europa. Tiene lugar la revolución de Tebalde en Cuzco.

1804. Bernardo O’Higgins es nombrado alcalde de Chillán. José de San Martín asciende a
capitán de infantería en España. Simón Bolívar se encuentra en París con su maestro Simón
Rodríguez, asiste a la coronación de Napoleón y se encuentra con Alejandro Humboldt.

1 de enero. Proclamación de la independencia de Haití. Jean Jacques Dessalines será el
nuevo emperador y Haití el segundo país americano en independizarse.

1805. En el Monte Sacro de Roma, Bolívar jura ante su maestro Simón Rodríguez dedicar
su vida a la libertad de Hispanoamérica. Francisco de Miranda prepara en los Estados
Unidos la invasión de Venezuela.

1806. Miranda realiza su primer asalto de la costa central de Venezuela, pero fracasa y lo
intenta por la costa occidental. Conquista Coro, aunque debe abandonar la plaza. Se
traslada a Trinidad, pasando por Aruba y Barbados. Mientras se lleva a cabo el plan inglés
de la conquista de la América española, se prepara el ataque de Chile que no se realiza, y el
de Buenos Aires, a las órdenes de Beresford. El virrey huye y las fuerzas de resistencia son
comandadas por Liniers. Los invasores son rechazados. Dessalines es asesinado en Haití.
Simón Bolívar viaja a los Estados Unidos desde Europa.

1807. Los ingleses intentan apoderarse del Río de la Plata e invaden Montevideo, pero las
milicias criollas se resisten. Santiago Liniers es nombrado virrey y el cabildo ratificado por
la Corona. La familia real portuguesa se establece en Río de Janeiro debido a la invasión
napoleónica de Portugal. Bolívar regresa a Caracas. En Haití estalla la guerra por el control
de la isla.

1808-1830
1808-1814. Ocupación francesa de España y Guerra de la Independencia Española.

1814-1819.Período conocido como la Reconquista Española en el que se intenta restaurar el
gobierno de España en las colonias americanas.

1815-1825. Formación del Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve, regido por la
dinastía de Braganza en su exilio. La escisión en la familia real portuguesa y las
revoluciones liberales desembocan finalmente en el reconocimiento de Portugal, bajo el
Tratado de Río de Janeiro de 29 de agosto de 1825, de la independencia del Reino de
Brasil.

1809. 10 de agosto. La Junta Soberana de Quito, presidida por Juan Pío Montúfar,
proclama la independencia de los territorios de Quito.

1810. 25 de mayo. Elección de la Primera Junta de Gobierno en Buenos Aires para las
provincias que formaban parte del Virreinato del Río de la Plata o Buenos Aires. Día
Nacional de Argentina.

20 de julio. Protesta en Santa Fé de Bogotá, que da lugar a las luchas independentistas en la
Nueva Granada, cuando el pueblo se amotina en la plaza del mercado y se declara cabildo
abierto, proceso que finalizará en 1819 con las victorias de Simón Bolívar y la
consolidación de la independencia de la Gran Colombia (actuales Colombia, Venezuela y
Ecuador).

16 de septiembre. Grito de Dolores en el actual Dolores Hidalgo, Guanajuato. Comienzo de
la guerra de independencia de México, que finalizará el 27 de septiembre de 1821 con la
entrada del Ejército de las Tres Garantías (Trigarante) en la ciudad de México. El Día
Nacional de México se celebra el 15 de septiembre.

18 de septiembre. Formación de la Primera Junta Nacional del Gobierno de Chile. Día
Nacional de Chile.

1811. 27 de febrero. Grito de Asencio. Rebelión de Uruguay y los actuales estados
brasileños de Río Grande del Sur y Santa Catarina, también conocida como Banda Oriental,
contra la Corona de España.

14-15 de mayo. Estallido del movimiento independentista paraguayo. Día nacional de
Paraguay.

5 de julio. Firma del Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela.
11 de noviembre. Cartagena de Indias, que seguía bajo el mando de la Corona española,
declara su independencia absoluta de España. El ejemplo de Cartagena es seguido por otras
provincias de la Nueva Granada.

1812. 15 de febrero. Se dicta la constitución de Quito. En Venezuela, Francisco de Miranda
capitula ante los realistas. Los españoles lo detienen y lo envían a España. Cae la Junta y el
marqués de Selva Alegre es apresado, mientras en el Perú el ejército realista derrota a los
patriotas en Cochabamba y se dirige al Río de la Plata, pero allí es detenido por el general
Belgrano. En México, José María Morelos y Pavón se convierte en jefe de las fuerzas
patriotas, toma Oaxaca y dicta medidas administrativas.

1813. Desde los Andes a Caracas, Bolívar inicia la llamada “Campaña admirable” y es
proclamado Libertador. En Chile O'Higgins lucha contra los españoles y se enfrenta al
dictador Carrera, depuesto en una junta. En Argentina se instala la Asamblea Constituyente,
que se declara soberana.

1814. En España vuelve al poder Fernando VII y en Hispanoamérica los ejércitos de
Bolívar se ven acosados por los realistas. El Libertador, proscrito por generales enemigos,
escapa hacia las Antillas y pasa a la Nueva Granada. Antonio Nariño es apresado por los
españoles y enviado a Cádiz. San Martín prepara en Cuyo la invasión patriota para
recuperar Chile. Buenos Aires vence y obliga a los realistas a rendirse.

1815. 6 de diciembre. Toma de Cartagena de Indias por el ejército realista bajo el mando de
Pablo Morillo. Los soldados españoles recobraron el control del virreinato durante un año,
estableciendo una junta militar con el objeto de juzgar y ejecutar a los rebeldes.

1816. 9 de julio. Declaración de Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica
(actuales Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay, así como Santa Catarina y Río Grande del
Sur en Brasil). Salvo el Río de la Plata, el resto de Hispanoamérica cae nuevamente en
manos de las fuerzas españolas. Pablo Morillo toma Bogotá y ejecuta a los principales
dirigentes sublevados: Camilo Torres, Jorge Tadeo Lozano, Francisco José de Caldas, José
María García y Manuel Rodríguez Torices. Francisco Antonio Zea se une a Bolívar, que se
encuentra en Haití. Con ayuda del presidente haitiano Pétion, realiza dos expediciones al
oriente de Venezuela. En Brasil, el regente de la Corona se convierte en Juan VI y como tal
decide la política desde América. Muere Francisco de Miranda en la prisión de Cádiz.

1817. 12 de febrero. Batalla de Chacabuco. Inicio del gobierno de Bernardo O'Higgins en
Chile. En Recife, Brasil, los criollos encabezan una revuelta popular y nacionalista e
intentan crear la República Pernanbucana, pero son derrocados.

1818. El 5 de mayo los ejércitos patriotas en Chile logran la victoria sobre los realistas en la
batalla de Maipú. Muere Juan Pío de Montúfar, marqués de Selva Alegre, prisionero en
España, así como el presidente Alexandre Pétion, a quien le sucede Jean Pierre Boyer.

1819. El 6 de julio los españoles son derrotados en la batalla del Pantano de Vargas y el 7
de agosto en la batalla de Boyacá. Se crea la Gran Colombia integrada por Venezuela,
Colombia y Ecuador. Bolívar y Francisco Antonio Zea son nombrados presidente y
vicepresidente, respectivamente.

1820. El 9 de octubre Guayaquil se proclama independiente, crea su junta y dicta la
Constitución.

El 26 de noviembre, patriotas y realistas firman en Venezuela el Tratado de Armisticio y
Regularización de la guerra. En México, el virrey, la Audiencia y el gobernador de
Veracruz juran la Constitución de Cádiz.

1821. 24 de junio. Venezuela consolida su independencia con la derrota de los españoles en
la batalla de Carabobo.

22 de agosto. Se proclama la independencia de Lima. San Martín es nombrado protector del
Perú.

15 de septiembre. Independencia del Reino de Guatemala que reunía las provincias de
Chiapas, Guatemala, San Salvador, Comayagua, Nicaragua y Costa Rica. Día Nacional de
Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Honduras.

28 de noviembre. Independencia de Panamá sobre España y unión a la Gran Colombia.

1 de diciembre. El auditor José Núñez de Cáceres proclama la independencia de Santo
Domingo.
Bolívar prepara la campaña del Sur y nombra como jefe a Antonio José de Sucre. Muere
Antonio Nariño.

1822. 7 de abril. Bolívar vence a los españoles en la batalla de Bomboná.

24 de abril. Antonio José Sucre vence a los realistas en la batalla de Pichincha.

13 de julio. Guayaquil se incorpora a la Gran Colombia.

16-17 de julio. Reunión privada de Bolívar y San Martín.

21 de agosto. Es coronado en México Agustín Iturbide, que se proclama emperador.

22 de noviembre. San Martín renuncia al protectorado y se retira del Perú.

12 de diciembre. Pedro de Portugal rompe con Portugal y es proclamado emperador de
Brasil. Antonio López de Santa Anna se subleva en Veracruz a favor de la república. La
situación de México influye en toda Centroamérica, pues se decide la anexión de todas sus
provincias al imperio mexicano. San Salvador se resiste y se proclama integrado a los
Estados Unidos. Muere el patriota colombiano Francisco Antonio Zea.
1823. En Venezuela las fuerzas realistas son derrotadas en Maracaibo y Puerto Cabello. En
Pasto, Colombia, se produce una rebelión contra Bolívar. Renuncia del emperador
mexicano Agustín de Iturbide y se proclama la república.

1824. 22 de noviembre. Constitución de la República Federal de Centroamérica, que
reunirá a Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, hasta su disolución
en 1856.

1825. 6 de agosto. Declaración de Independencia de las Provincias del Alto Perú, actual
Bolivia. Día Nacional de Bolivia.

25 de agosto. Proclamación de la independencia de Brasil y unión de Uruguay a las
Provincias Unidas del Río de la Plata. Día Nacional de Uruguay.

Inglaterra reconoce la independencia de Colombia, México y Chile. Se firma el tratado de
amistad entre Argentina y Gran Bretaña. Portugal reconoce la independencia de Brasil. El
papa León XII condena la independencia de los países hispanoamericanos.

1826. 22 de julio. Se instala el congreso de Panamá convocado por Bolívar. Fracasa el
intento de unión de las nuevas naciones.

2 de diciembre. Bolivia recibe y aprueba la constitución preparada por el Libertador.
Antonio José de Sucre es electo presidente.

1828. En Bogotá se produce el fallido atentado contra Bolívar en el que gracias a la
intervención de Manuela Sáez logra escapar de los enemigos. Se resquebraja la unidad
grancolombiana. Perú entra en guerra contra Bolivia, invade Ecuador y ataca Guayaquil.

1830. 18 de julio. Primera constitución nacional de Uruguay.

4 de junio. Asesinato de Antonio José de Sucre en las montañas de Berrueco, cerca de
Pasto, Colombia.

14 de agosto. Independencia del actual Ecuador de la Gran Colombia.

17 de diciembre. Muere Simón Bolívar en Santa Marta, Colombia.

1831-1983
1831. En Argentina se produce una guerra civil entre unitarios y federales. Juan Facundo
Quiroga derrota a los unitarios y ejerce su hegemonía en el interior, mientras Juan Manuel
de Rosas la ejerce en Buenos Aires.

1832. En Bogotá se constituye la República de Nueva Granada. Se aprueba la Constitución
y se designa presidente a Francisco de Paula Santander, que se encuentra en el exilio.
1833. En Chile se aprueba la nueva Constitución, legado de Diego Portales. El gobierno de
Bogotá declara el libre comercio en el istmo de Panamá.

1835. En Argentina es asesinado el caudillo Juan Facundo Quiroga y Juan Manuel de Rosas
es elegido gobernador de Buenos Aires. Se produce en Venezuela un golpe de estado contra
el presidente José María Vargas. José Antonio Páez sofoca la insurrección y restablece la
constitucionalidad.

1836. Se intenta reconstruir la unidad política del antiguo virreinato del Perú y Chile
reacciona declarándole la guerra al país vecino.

1837. Chile es vencido por la nueva Confederación Peruboliviana. En Chile, es asesinado
Diego Portales a manos de oficiales sublevados. Se abole la esclavitud en México.

1838. Abolición de la esclavitud en Jamaica. Empieza a resquebrajarse la Confederación
Centroamericana. Nicaragua, Honduras y Costa Rica se separan.

1839. Con la victoria de Chile se disuelve la Confederación Peruboliviana. México termina
la guerra con Francia y se aplasta el movimiento federalista de Jalisco.

1840. Resurgen las guerras entre liberales y conservadores en la Nueva Granada. Muere el
prócer Francisco de Paula Santander. Se crea en Panamá el Estado del Itsmo, independiente
de la Nueva Granada. España reconoce la independencia del Ecuador.

1842. 25 de noviembre. Independencia de Paraguay de la Confederación Argentina.

1867. 1 de julio. Inicio de la independencia de forma pacífica de Canadá del Reino Unido.
Culminará con el reconocimiento aplicado por el Estatuto de Westminster de 1931 a los
dominios del Imperio Británico y la firma del Acta de Canadá de 1982.

1868-1878. Guerra de los Diez Años, primer conflicto cubano contra el ejército real
español, iniciado en la hacienda de Carlos Manuel de Céspedes en el conflicto conocido
como Grito de Yara durante la noche del 9 al 10 de octubre de 1868.

1879-1880. Guerra Chiquita. Nuevo alzamiento independentista cubano debido al fracaso
del Pacto de Zanjón. José Martí logra establecerse en Nueva York tras su segunda
deportación a España.

1889. Golpe de estado que destituyó la monarquía en Brasil el 15 de noviembre y la
proclamación de la república bajo el mandato del general Manuel Deodoro da Fonseca.

1895-1898. Guerra del 95 y conflicto entre España y Estados Unidos que supuso la
independencia de Cuba y la pérdida de España de Guam, Puerto Rico y Filipinas, cedidas a
los Estados Unidos.

1902. Nacimiento de la República de Cuba.
1903. 3 de noviembre. Separación de Panamá de Colombia con la intervención de los
Estados Unidos de América. Día Nacional de Panamá.

1962-1983. Independencias definitivas de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice,
Granada, Dominica, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y
las Granadinas y Trinidad y Tobago, del Reino Unido. En 1975 se independiza Surinam de
los Países Bajos.

Enlace:
https://www.cervantes.es/lengua_y_ensenanza/hispanismo/monograficos/independencia_a
mericana/bicentenario_independencia_calendario.htm
Independencia de Centroamérica (causas y consecuencias).
Desde la época de la conquista y la colonización del continente, Centroamérica se ha visto
involucrada en muchas disputas. La mayoría de ellas relacionadas con la distribución del
territorio y la independencia de sus 7 países.

A continuación, la historia, las causas, consecuencia y los hechos más importantes que
marcaron el curso independentista de la región.

Causas de la independencia centroamericana
El proceso independentista de la región fue un ejemplo de acuerdos pacíficos.
Influenciados por la independencia de Estados Unidos y las ideas revolucionarias
europeas.

Una de las causas que dio inicio al movimiento, fue la llegada de los franceses para el año
1808 a territorio español. Dejando como resultado una crisis e inestabilidad política. Dando
cabida a la creación de la Constitución de 1812, conocida como un gobierno de rebelión.

Aunado a esto, era una época en donde la región (exceptuando a Panamá) estaba bajo el
dominio de la Capitanía General de Guatemala. Que a su vez se encontraba gobernada por
la corona española.

Este sentido de totalidad territorial y gubernamental, ya para 1811 comenzó a generar un
fuerte descontento por parte de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Quienes
dieron comienzo a los movimientos de independencia del imperio español.

Primer movimiento de libertad
El primero de ellos fue realizado el 5 de noviembre de 1811, en la provincia de San
Salvador. Era un movimiento liderado por los curas José Matías Delgado y Nicolás
Aguilar. Los cuales, junto a rebeldes, revolucionarios y pobladores de las provincias
cercanas fallaron en su intento de libertad. Siendo aplacados por autoridades de la Capitanía
General, tras enterarse de la insurrección de algunas provincias.

Este primer movimiento consistía en el robo de unas armas alojadas en la casamata. Y a
pesar de que tuvieron éxito, terminaron fallando por la falta de apoyo en el resto de la
región.

Conjuración de Belén
En 1813, ocurría otro movimiento denominado la Conjuración de Belén. La misma estaba
conformada por reuniones secretas en el Convento de Belén, donde se promulgaban las
ideas de libertad y rebelión. Estas reuniones fueron descubiertas por el entonces Capitán
General de Guatemala: José Bustamante y Guerra. Condenando a muerte y a cárcel a la
gran mayoría de los implicados.

Bustamante fue destituido en 1817, tras largas disputas contra los que mantenían sus ideas
liberales. Lo que provocaría que los independentistas ganaran más terreno y sus ideales
tomaran aun más fuerza.

La proclamación de la independencia y sus consecuencias
En 1818 se comenzaron a vivir tiempos en los que iban creciendo las ideas de libertad e
independencia. Fue finalmente para el 24 de febrero de 1821 que la revolución mexicana
tuvo éxito, logrando su independencia del imperio español. Lo que originó un nuevo
cambio en el puesto de Capitán General de Guatemala, ahora ejercido por Gabino Gaínza.

El mismo Gaínza presionado por las olas de rebelión en América Central, ordenó reuniones
con los arzobispos y demás liberales. En dichas reuniones tenía lugar el pueblo que
aclamaba su libertad. Lo que finalmente obtuvo sus frutos el 15 de septiembre de 1821
con la proclamación de la independencia de Centroamérica.

Entre las consecuencias de estos acuerdos estaban:

 La formación de un congreso y la escogencia de sus representantes por vías
electorales.
 La formación de Provincias independientes.
 La formación de una nueva constitución.
 Y el asentamiento del catolicismo como creencia religiosa de la región.

A partir de la proclamación de la independencia comenzaron las disputas territoriales para
lograr establecer las provincias. Las mismas que hoy conocemos como Guatemala, El
Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Entre las disputas se logró la inclusión de la
región centroamericana al gobierno mexicano.

Y fue el 1824, el 22 de noviembre que con la promulgación de la Constitución Política de la
Republica Federal de Centroamérica, se reconocía el derecho de los ciudadanos.
Derechos que les permitían escoger sus líderes, y declararse (si así lo querían)
independientes del imperio mexicano.

Enlace: http://www.americacentral.info/independencia-de-centroamerica-causas-y-
consecuencias

Related Interests