You are on page 1of 3

El hombre Modulor de Le Corbusier, que muestra las dimensiones clave de su sistema de medición

en pulgadas, un doble series de Razones Doradas: 1.618) derivado de la escala humana.

El modulor

Mientras Le Corbusier esperó la ocupación nazi de París durante la Segunda Guerra Mundial, inventó
un sistema de dimensiones que en la escala humana corporativa y en la Sección Dorada. El sistema,
al que llamó Modulor, es una cuadrícula de dimensiones en proporción de phi a otra. Las
dimensiones forman dos series de Fibonacci en escala humana.

La Serie Roja comienza a las 72 pulgadas, la antigua altura convencional de un hombre; La Serie Azul
comienza a las 89 pulgadas, la altura de la mano levantada del hombre, o el doble de la altura desde
el piso hasta el ombligo. Para tamaños más grandes, estas dimensiones se multiplican por 1.618;
para tamaños más pequeños, se dividen por 1.68 (o se multiplican por o.618). El sistema es
igualmente adaptable a metros o pies y pulgadas, pero cuando la Serie Azul se expresa en pulgadas,
forma la serie Fibonacci en números enteros: 3 5, 8, 3, 21, 34,55, 89)

Le Corbusier pretendía que su sistema fuera adaptable a cualquier variedad de diseño, desde cajas
de embalaje entrelazadas hasta los edificios más elaborados. Se puede combinar un número
notablemente pequeño de dimensiones de Modulor para crear una amplia variedad de formas
compatibles. Diseñó una casa de apartamentos de diecisiete pisos, Marsciles Unité.

Habitacion, utilizando solo trece dimensiones de modulor. Le gustaba señalar las dimensiones de
Modulor en edificios antiguos. Descubrió proporciones de Modulor en iglesias del siglo XIII tumbas
egipcias (la altura de la Cámara del Rey en la Gran Pyra es una dimensión de Modulor), en Santa
Sofía en Estambul, en Pompeya

Le Corbusier insistió en que el sistema de dosificación no debería ser el primer paso en el diseño de
un edificio. El Modulor no era para diseñar sino para medir. El sistema por sí solo no puede llevar a
diseños hermosos, como tampoco un piano solo puede crear música. El arquitecto y planificador
Jerzy Solian, que trabajó con Le Corbusier para desarrollar el Modulor, me dijo que "Le Corbusier nos
prohibió usar el Modulor en todas las etapas introductorias del diseño. El Modulor es
extremadamente peligroso si se usa para determinar el diseño. No se debe usar. como una religión
".

El Modulor fue inventado para la reconstrucción de Europa después de la guerra. Pero solo unos
pocos seguidores se adelantaron para usar el sistema, tal vez porque Le Corbusier lo enterró en dos
libros casi impenetrables. La lucha por comprender el Modulor y el trabajo adicional que implica
trabajar con sus tamaños desiguales se compensan con una gran cantidad de formas armoniosas de
escala humana. El Modulor espera descubrir.