You are on page 1of 7

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS


CARRERA DE MEDICINA
CATEDRA DE FISIOPATOLOGIA II
QUINTO SEMESTRE
DOCENTE: DR. MAURO NIETO

GRUPO #: 8

LOOR VELIZ RONNY MANUEL

TAREA DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA #: 1

TEMA

DESNUTRICION

FECHA (2/8/2018)
Desnutrición

La desnutrición es una enfermedad que es producto de una dieta


inadecuada, que no permite la absorción de los nutrientes necesarios para
mantener el equilibrio del organismo, ésta ocurre cuando no se ingieren alimentos
y la falta de consumo de éstos hace que el cuerpo de una persona gaste más
energías calóricas de las que consume.
Existen muchos síntomas que sufren las personas que se encuentran en
desnutrición, pero dentro de los más resaltantes podemos citar: la fatiga, los
mareos y la pérdida de peso, además de estos otros síntomas muy delicados que
pueden llegar a producir la muerte de una persona.

La desnutrición es una enfermedad por la falta de consumo de


combustibles y proteínas necesarias para que un organismo funcione
correctamente, esta enfermedad esta asociada a la muerte de lactantes y niños de
países en vías de desarrollo.
Es una de las enfermedades más comunes que existen y esta muy ligada a la falta
de recursos necesarios para comprar y consumir los alimentos necesarios para
tener una dieta adecuada y balanceada que permita el correcto funcionamiento del
organismo.

Desnutrición y malnutrición
Suele confundirse el término desnutrición con el vocablo malnutrición, sin
embargo, no son lo mismo, la palabra desnutrición se refiere a la ausencia de
ingesta de alimentos, por lo tanto, ausencia de calorías y proteínas, mientras
que malnutrición es asociada a la deficiencia, exceso o desbalance en la ingesta
de uno o varios nutrientes que requiere el organismo.

Causas de la desnutrición
La principal causa y la más común es la falta de ingesta de alimentos, lo que lleva
a que el cuerpo gaste mas energías de la comida que consume, sin embargo,
existen circunstancias ambientales, sociales y políticas que pueden incidir en la
desnutrición de una persona, así como patologías médicas que produzcan la no
absorción, o absorción deficiente de los nutrientes necesarios.

En el primer grupo podemos citar las hambrunas, guerras, conflictos armados,


desplazamientos de poblaciones, sequías, plagas, así como, la más relevante de
todas, la pobreza, como se puede observar específicamente en las países
africanos, exceptuando África del Sur, y países en vías de desarrollo de América
Latina.

Dentro del segundo encontramos la anorexia, la bulimia, celiaquia, depresión,


problemas gastrointestinales. La desnutrición puede llegar a concluir en dos
enfermedades: la primera es kwashiorkor, que es causada por la insuficiencia de
proteínas en la dieta y la segunda marasmo, que genera una flaqueza exagerada a
falta del consumo total de calorías en la dieta.

La desnutrición puede darse incluso en la gestación del feto lo que puede


complicar el desarrollo normal del embarazo, y que puede llegar a causar que el
bebe nazca con muy bajo peso, sea un niño enfermizo, muy propenso a
infecciones, débiles y con problemas de desarrollo intelectual y de aprendizaje.

Consecuencias de la desnutrición
La desnutrición puede conllevar a varios problemas de salud, dentro de los cuales
podemos nombrar, la afección del corazón de la persona, ya que este pierde
músculos lo que lo hace tener latidos débiles generando insuficiencia cardíaca que
puede generar la muerte.

Afecta el sistema inmune, lo hace débil y lo hace propenso a la persona a sufrir de


muchas enfermedades, así como, infecciones, debido a la falta de glóbulos blancos
en el organismo producto de la falta de ingesta de alimentos, lo cual, hace que la
persona sea enfermizo y que las enfermedades sean difíciles de curar, así como
afecta a la cicatrización ya que la hace mucho mas lenta.

La persona puede sufrir problemas para el aprendizaje, retención de la memoria y


en su desarrollo intelectual adecuado. De igual manera se puede generar un
cuadro anémico en la persona, lo cual afecta directamente a la sangre de ésta.

Prevención de la desnutrición
La manera más fácil de prevenir la desnutrición es a través del consumo
adecuando de los alimentos y calorías que generen nutrientes y energía que
necesita el cuerpo y el organismo para su correcto funcionamiento y desarrollo. Es
importante mantener una alimentación adecuada y balanceada que permita
aportar todo aquello que el cuerpo necesita, tanto las calorías, energías y grasas
para evitar una desnutrición.

En las mujeres embarazadas es importante comer todos los nutrientes necesarios,


estar bien alimentada, así como, la ingesta de vitaminas adicionales que puedan
ser absorbidas por el bebe.

Los bebes, niños y adolescente deben ser bien alimentados, así como, gozar del
servicio de un pediatra que monitoree los valores de crecimiento, específicamente
de talla y peso, para verificar que el crecimiento se encuentra en los niveles
normales para su edad. Todo esto debe ser acompañado del consumo de leche en
los más pequeños e ir mejorando su dieta y alimentación dependiendo de su edad.

Mantener una alimentación adecuada, balanceada y en algunos casos dieta


saludable, hace que el organismo logre un equilibrio corporal que mejora la calidad
de vida de las personas y evita problemas y enfermedades como la desnutrición.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la desnutrición como el
desequilibrio celular entre el suministro de nutrientes y la energía y la demanda del
cuerpo para que puedan garantizar el crecimiento, mantenimiento y funciones
específicas.

La desnutrición generalmente implica una pobre nutrición y se refiere a todas las


desviaciones de un estado nutricional adecuado y óptimo en lactantes, niños y
adultos. En niños, la desnutrición se manifiesta como insuficiencia ponderal y
retraso del crecimiento (talla baja), mientras que los niños severamente
desnutridos presentan síntomas y signos que caracterizan las condiciones
conocidas como kwashiorkor, marasmo o kwashiorkor marásmico.

Durante cada momento de la existencia, la nutrición está íntimamente ligada con


el fenómeno biológico del crecimiento en un equilibrio que puede manifestarse por
el aumento (signo positivo), mantenimiento (signo neutro) o disminución (signo
negativo) de la masa y del volumen, que conforman al organismo en relación con
el momento previo, así como por la adecuación a las necesidades del cambio de
forma, función y composición corporal.

Cuando la velocidad de síntesis es menor que la de destrucción, la masa corporal


disminuye en relación con el momento previo, pero el signo negativo, cualquiera
que sea la causa que lo genere, no puede mantenerse por tiempo prolongado, ya
que las disfunciones orgánicas que lo acompañan son incompatibles con la vida.
Por ello, es necesario comprender que la desnutrición daña las funciones celulares
de manera progresiva, afectándose primero el depósito de nutrientes y
posteriormente la reproducción, el crecimiento, la capacidad de respuesta al
estrés, el metabolismo energético, los mecanismos de comunicación y de
regulación intra e intercelular, y finalmente la generación de temperatura, por lo
que de no resolverse a tiempo conduciría a la destrucción del individuo.

CLASIFICACIÓN:

La desnutrición primaria se debe a la ingesta insuficiente de alimento, ya sea


porque éste no se encuentre disponible o porque aunque existe no se consume

La desnutrición secundaria se produce cuando el alimento disponible no es


consumido o no es debidamente utilizado por el organismo, porque existen
condiciones que: Interfieren con la ingestión, Aumentan los requerimientos
energéticos y/o las necesidades de regeneración tisular, Interfieren con la
digestión y absorción, Dificultan la utilización, Aumentan la excreción.
La desnutrición mixta se presenta cuando existen tanto factores primarios como
secundarios, que se adicionan o potencian. Actualmente la intensidad puede
CLASIFICACIÓN SEGÚN SEVERIDAD

a) Desnutrición de primer grado: el peso corporal corresponde de 76 al 90% del


esperado para la edad y la talla, así como la velocidad de crecimiento, el desarrollo
psicomotriz y la pubertad, son normales o tienen un retraso leve. Se asume que en
estas condiciones se consumen las reservas nutricionales pero se mantiene la
función celular.

b) Desnutrición de segundo grado: el peso corporal corresponde de 61 al 75% del


esperado para la edad y la talla, o la velocidad de crecimiento, el desarrollo
psicomotriz y/o la pubertad se retrasan de manera moderada a severa. Se han
agotado las reservas nutricionales naturales y se utilizan elementos plásticos para
obtener energía, por lo que la función celular se lesiona pero se mantiene la
termogénesis.

c) Desnutrición de tercer grado: el peso corporal es menor al 60% del esperado


para la edad y la talla, la velocidad de crecimiento, el desarrollo psicomotriz y/o la
pubertad se detienen, o bien existe edema nutricional (Kwashiorkor). No sólo se
ven afectadas las funciones celulares sino la termogénesis por lo que se está en
peligro inminente de morir.

La desnutrición de tercer grado se instala cuando el niño no recibe las apropiadas


atenciones dietética y médica. En tales condiciones se pueden esquematizar en dos
las formas clínicas sobresalientes de este grado, el mas acentuado, de
desnutrición: MARASMO Y KWASHIORKOR

MARASMO (deficiencia calorica)

Corresponde al estado extremo de consunción o caquexia, o sea una condición


patológica de verdadera bancarrota orgánica en la cual la somatometría es es
impresionantemente inferior a la normal: el niño tiene un déficit de mas del 40%
del peso que en condiciones normales le correspondería por su edad; su facies
simiesta, o “Volteriana”, asi designada por las arrugas de aspecto senil que suncan
su rostro, es el resultado de la desaparición de la ultima reserva grasosa, la bola
adiposa de bichat, que se consume; su mirada es brillante y expresiva, en
contraste con la dinamia acentuadade un cuerpo en “piel y huesos”, la piel del
abdomen ha perdido su grasa y con ella su elasticidad, dando el signo del “trapo
mojado” cuando se aprieta entre los dedos pulgar e índice del explorador; en los
tercios anterosuperior de los muslos se observa el “signo de la cortina” que
expresa la flaccidez y ausencia del panículo adiposo subcutáneo. Hay profundos
desordenes metabólicos que se manifiestan por diversos trastornos digestivos,
circulatorios y cutáneos de mayor o menor intensidad y que lo acercan a un
desenlace funesto.

KWASHIORKOR O SINDROME PLURICARENCIAL (deficiencia calórico proteica.)

síndrome pluricarencial infantil. Es la desnutrición por edema; su descripción se


confunde con lo que hasta hace pocos años se consideraba por algunos autores
como Pelagra, o “síndrome avitaminósico hipoproteinémico” (M. Torroella). Existen
aquí alteraciones sobresalientes de la somatometría, edemas, lesiones cutáneas y
mucosas, trastornos hematológicos e hidroelectrolíticos, alteraciones viscerales,
electroencefalográficas, neurológicas y psicológicas, renográmicas, diarrea y
estado general muy afectado.

¿Qué es el trastorno de la sobrealimentación?

Este trastorno es una condición psicológica que se ha reconocido recientemente y


que se caracteriza por el consumo excesivo de alimentos(o comilonas) frecuentes.
Al decir consumo excesivo o comilona, nos referimos al consumo de una cantidad
grandísimo de comida en poco tiempo, generalmente menos de 2 horas. Durante
una comilona, la persona siente que no puede controlar cuánto come. Después,
ella se siente culpable, ansiosa y/o deprimida. La persona no se purga después de
comer en exceso. Las personas eligen hacerlo sufren de una condición llamada
bulimia nerviosa. Es importante indicar que el comer grandes cantidades de
alimentos no necesariamente significa que alguien padezca del trastorno de la
sobrealimentación. A continuación se explican las diferencias.

El trastorno parece afectar al mismo número de hombres que de mujeres. Con


frecuencia, las personas muy obesas que sufren de este trastorno también fueron
obesas durante la niñez. Muchas de las personas que padecen este mal también
han caído en un círculo vicioso en que se ponen a dieta y bajan de peso, vuelven a
subir de peso, se vuelven a poner a dieta, etc.

¿A qué se debe el trastorno de la sobrealimentación?

No se sabe cuál es la causa de este trastorno. Se calcula que casi la mitad de las
personas que lo tienen, también sufren de depresión. No está claro si la depresión
es una causa o un efecto de la sobrealimentación o si en realidad no existe una
relación entre ambos problemas. Muchas personas declaran que el estrés, al
aburrimiento, el aislamiento, la ira o la tristeza pueden provocar un ataque de
sobrealimentación.

Las personas que con frecuencia se ponen a dieta pueden correr un mayor riesgo
de padecer este trastorno. Según algunas investigaciones, la mitad de las personas
que sufren de este mencionado trastorno ya lo padecían antes de empezar a
ponerse a dieta. Sin embargo, el seguir dietas rigurosas puede empeorar el
trastorno.

Muchas personas que sufren del trastorno de la sobrealimentación nunca tratan de


obtener tratamiento. No obstante, es raro que este mal desaparezca por sí mismo.
Sin tratamiento, las personas que sufren de el, pueden volverse sumamente
gordas u obesas. Los principales problemas médicos relacionados con este
trastorno son los mismos que ocurren con la obesidad: diabetes, problemas del
corazón, colesterol alto, problemas de la vesícula biliar, presión alta y ciertos tipos
de dolor crónico

TRATAMIENTO

Muchas de las personas que sufren del trastorno de la sobrealimentación pueden


ser tratadas con éxito por psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas familiares y
psiquiatras con experiencia en trastornos de la alimentación. En muchos casos,
participa en el tratamiento un equipo que incluye a médicos, especialistas en
dietética y coordinadores médicos.Aunque se recomienda hacer una evaluación
médica, la mayoría de los tratamientos no requieren de una estancia en el hospital.
Sin embargo, los tratamientos no dan resultado de inmediato y requieren mucho
trabajo por parte del paciente y de su familia.

El tratamiento puede incluir una combinación de asesoramiento en nutrición,


ejercicio, medicamentos, educación familiar y psicoterapia individual y/o en grupo.
Se ha demostrado que la psicoterapia aumenta el autocontrol y disminuye los tipos
de comportamiento que llevan a las comilonas. La terapia para familias o parejas
puede ser parte del tratamiento.