You are on page 1of 7

M.SC.

MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES

DE LOS PROCESOS CON ACUSADO CAPTURADO EN FLAGRANCIA

1. LA FLAGRANCIA
Importante es para comprender los procesos de flagrancia iniciar su estudio con la
definición del estatus de flagrancia en la ejecución de un hecho criminal. La Flagrancia es
una condición mediante la cual un tercero observa las acciones delictivas realizadas por
una persona mientras acontecen, es pues que se trata de un evento casual donde converge
la acción delictiva y la contemplación de dichas acciones por el tercero que las percibe
directamente. Por ello la condición de flagrancia es condicionada, puesto que depende
precisamente de la concurrencia del tercero que observa y/o sorprende al sujeto activo del
delito, instante en que se le etiqueta como “In fraganti”; Es pues que requiere de tres
elementos:

a) Inmediatez Causal: Que el delito se esté cometiendo en ese momento o que apenas
instantes antes se haya cometido;

b) Inmediatez Personal: Que sujeto activo sea observado al momento de la ejecución del
delito o inmediatamente después de ello por un tercero.

c) Inmediatez Temporal: Que el tercero reaccione ante la situación que observa, ya sea
directamente, aprehendiendo a la persona o dándole persecución, ya sea dando aviso
inmediato de la situación a otros, quienes a su vez aprehende o persiguen a la persona.

La Flagrancia puede acaecer en las diferentes fases de la Etapa Ejecutiva del iter
criminis, en donde los autores o participes del delito están llevando a cabo acciones u
omisión con el fin de consumarlo (Tentativa), cuando se ha cometido ya el delito
(consumación) o cuando se está por agotar el delito (Etapa de Agotamiento):

a) La Tentativa, conocida como delito tentado o delito frustrado existe cuando, con la
intención de cometer un delito determinado, se realizan actos inequívocos de ejecución
y no se consuma por causas ajenas a la voluntad del agente (Art. 15 CP). Es un
dispositivo amplificador del tipo penal, cuya justificación es reprochar la puesta en
peligro de un bien jurídico protegido como consecuencia de poner en marcha un
comportamiento dañoso, siendo sus elementos: i).- Elemento Subjetivo: el dolo o “la
intención de cometer un delito determinado” (Art. 15CP); ii).- Comienzo de la
Ejecución del Delito; iii).- Actos Inequívocos de ejecución; iv).- Actos Idóneos de
Ejecución; e v).- Involuntaria Consumación;

b) La Consumación: Es la etapa del Iter Criminis, donde después de haber realizado todo
el proceso de ejecución, se produce un resultado típico y antijurídico; el hecho
resultante de las acciones del sujeto activo corresponde de manera exacta y completa al
tipo penal legal contenido en la ley; y

c) El Agotamiento: Se encuentra más allá del proceso ejecutivo del delito, es un delito
consumado mediante el cual el autor ha logrado el fin que se propuso al cometerlo. El
sujeto activo ya no cumple con los elementos típicos sino que busca satisfacer la
intención que perseguía. Esta etapa es relevante para efectos de investigación porque

Página 1 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
determinar el estado de flagrancia (Ejem: El secuestrador que está en la espera del pago
para liberar a su víctima) y para efectos procesales al momento de la individualización
de la pena concreta a considerar la extensión del daño al bien jurídico protegido.

El estatus de flagrancia también se ve determinado por la construcción del tipo penal, en


cuanto a si éste es de consumación instantánea o de consumación permanente:
a) Delito de Consumación Instantánea: Son aquellos que se realizan en un único
momento; No debe de confundirse la mención de un “único momento” con “una sola
conducta”, por cuanto el delito de Homicidio, por ejemplo, se consuma en un único
momento aun cuando la conducta haya implicado una serie de actos.- En estos casos la
flagrancia gravita alrededor de ese momento especifico y

b) Delitos de Consumación Permanente: Son aquellos en se realizan a través del tiempo,


debido a su continuidad en la lesión del bien jurídico protegido; Así por ejemplo el
allanamiento de morada, la posesión de un arma de fuego de manera ilícita o el
secuestro, su consumación se prolonga por el tiempo en que el sujeto activo éste
realizando la acción proscrita por el tipo penal.

Sin embargo el legislador hondureño ha dado aún mayor contenido al concepto de


flagrancia, señalando en el artículo 175 del Código Procesal Penal los casos en que nos
encontraremos ante una Flagrancia Material y una Flagrancia Presunta:

Flagrancia Material:
a) La persona que sea sorprendida cometiendo el delito o en el momento de ir a
cometerlo;
b) La persona que sea sorprendida inmediatamente después de cometido el delito; y
c) La Persona que se haya evadido de una aprehensión, detención o prisión ordenada por
autoridad competente de manera legítima.

Flagrancia Presunta:
a) Cuando la persona de la que se presuma ha cometido un delito, sea perseguida
inmediatamente por la fuerza pública, por el ofendido o por otras personas;

b) Cuando existan indicios muy fundados de haberse cometido un delito y la persona


aprehendida haya sido sorprendida teniendo en su poder armas, instrumentos o efectos
procedentes del delito o falta, o presente señales o vestigios que permitan inferir la
participación del aprehendido en la infracción cometida o intentada;

c) Cuando existan indicios muy fundados de haberse cometido un delito, de haber


participado en el la persona aprehendida y que esta pueda tratar de ocultarse, fugarse o
ausentarse del lugar; y

d) Cuando al iniciarse las investigaciones, en la imposibilidad de distinguirse entra las


personas presentes en el lugar, a los partícipes en el hecho y a los testigos, exista
necesidad urgente de impedir que alguna de ellas se ausente, o se comuniquen entre si,
así como evitar que puedan modificar en cualquier forma, el Estado de las cosas o el
lugar del delito.

Página 2 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
La condición de Flagrancia autoriza a toda persona, éste o no revestida de autoridad
pública, para que pueda aprehender a aquel de manera inmediata, sin necesidad de previa
autorización fiscal o judicial, para efectos de ser puesta de manera inmediata a la orden de
la autoridad competente (Art. 84 de la Constitución de la República).
Ciertamente el tema de Flagrancia tiene otros aspectos importantes como Registros
Personales por Flagrancia o Allanamiento de Morada por Flagrancia, sin embargo no serán
desarrollarlos en esta oportunidad debido que implicaría una desviación al punto de
consulta.

2. EL PROCESO DE FLAGRANCIA

Los Procesos Especiales de Flagrancias se encuentran vigentes en la República de


Honduras, a partir del 11 de Diciembre de 2013, día en que fue publicado en el Diario
Oficial La Gaceta la inclusión del Capítulo VII al Título Único del Libro Quinto del
Código Procesal Penal.

Aspectos Generales:
 Este proceso podrá ser adoptado en cualquier tipo de delitos de acción pública o de
acción pública a instancia particular. No procede en los casos de falta, en los delitos de
acción privada, ni en los procesos contra menores infractores;

 Los procesos de Flagrancia serán conocidos por los Juzgados de Letras en sus
respectivas competencias, incluyendo el Juzgado de Letras con Competencia Territorial
Nacional en Materia Penal, cuando se refiera a alguno de los delitos señalados en la ley
especial que regula dichos órganos jurisdiccionales;

 Los procesos de flagrancias serán a solicitud del Ministerio Público;

 Todos los días y horas son hábiles para conocer el proceso de flagrancia; Implica que
los plazos señalados en días se deberá de contar los días inhábiles, a excepción del
plazo para la celebración de la Audiencia de Juicio, que se computara solo los días
hábiles; (Art. 128 y 440-L del CPP);

 La aprehensión de la persona imputada deberá de haber sido como consecuencia de


algunos de los supuestos del artículo 175 del Código Procesal Penal que regula la
situación de flagrancia;

 Podrán adoptarse cualquiera de las medidas cautelares del artículo 173 del Código
Procesal Penal conforme a los presupuestos que concurran en cada caso; Pero en caso
de que se imponga la Prisión Preventiva, ésta no podrá superar los 30 días, contados a
partir de su adopción (art. 440-E del CPP);

 En el proceso de Flagrancia no se contempla la emisión de un Auto de Formal


Procesamiento, dado la inexistencia de una Etapa Intermedia del Proceso;

Página 3 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
 En general el proceso de flagrancia no podrá durar más de 30 Días, desde la
presentación del Requerimiento fiscal hasta la emisión de la sentencia (Art. 440-M del
CPP); y

 En lo no previsto en el procedimiento de Flagrancia, se deberá de estar a lo que al


respecto indique las normas dispuestas para el proceso ordinario en el Código Procesal
Penal.

2.2.- PROCEDIMIENTO DE PREVIO A LA JUDICIALIZACIÓN DEL CASO


La persona capturada en flagrancia, una vez que esté a disposición de la autoridad
policial, deberá de ser informada de los hechos por los cuales se le ha privado de la libertad
y de sus derechos como persona imputada, conforme a los artículos 84 de la Constitución
de la República y 101 del Código Procesal Penal, correspondiendo a la Policía informar al
Ministerio Público dentro de las 06 horas siguientes sobre la captura y los elementos de
prueba identificados, así como aquellos que se requieran recabar aun.- El Ministerio
Público analizara el caso y determinara si el caso se adecuara al procedimiento ordinario o
al procedimiento de flagrancia.
Es importante mencionar que desde el momento de la detención y hasta la presentación
del acusado al Juzgado de Letras competente no puede superar las 24 horas; Es pues que
en los casos de flagrancia no se podrá extender dicha detención a 48 horas (Art. 71 Const),
debido a que dicho plazo extraordinario que concede la norma constitucional solo es para
los casos de investigación compleja, multiplicidad de delitos o de personas acusadas, que
son precisamente los supuestos en que el artículo 440-A del Código Procesal Penal
establece que no podrán ser sometidos al procedimiento especial de flagrancia. Sería
entonces incongruente que el Ministerio Público presentase al acusado ante el órgano
jurisdiccional pasadas las 48 horas de su detención justificando que se trata de un asunto de
investigación compleja y luego solicite el procedimiento de flagrancia argumentado que no
es un caso de investigación compleja (art. 440-D del CPP).
El Ministerio Público, habiendo decidido adoptar el caso al procedimiento de
flagrancia, deberá de requerir al acusado para que nombre defensor dentro de las 02 horas
siguientes, y en caso de negativo o vencido dicho plazo, deberá de solicitar a la Defensa
Pública la asistencia legal para el acusado (Art. 440-C CPP).

Intimación de Cargos: Constituida la Defensa del acusado, y habiendo tenido tiempo


el abogado de hablar reservadamente con el acusado, el Ministerio Público procederá a
informar al acusado sobre los hechos imputados y los medios de prueba que tenga en su
poder que sustenten dicha acusación. El Fiscal no podrá informar al acusado de los medios
de prueba que estén en proceso de obtención, sino hasta después de habidos.

2.3.- PROCEDIMIENTO POSTERIOR A LA JUDICIALIZACIÓN DEL CASO

2.3.1.- Del Requerimiento Fiscal


El Ministerio Público, dentro de las 24 horas siguientes a la aprehensión, deberá de
presentar Requerimiento Fiscal, conforme a los requisitos establecidos en el artículo 293
del Código Procesal Penal, poniendo a la orden la persona aprehendida y solicitándole al
Juzgado de Letras Competente: Primero la autorización para la adecuación del
procedimiento Especial de Flagrancia y, Segundo: La imposición de las medidas cautelares

Página 4 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
que considere pertinente al caso concreto.- Es importante mencionar, aun cuando parezca
obvio, que en los procedimientos de Flagrancia siempre existirá presentación de imputado
por parte del Ministerio Público, precisamente por haber sido detenido in fraganti;

2.3.2.- De la Audiencia de Adecuación de Procedimiento


El Juzgado de Letras, de manera inmediata celebrara Audiencia de Adecuación de
Procedimiento con la concurrencia del Fiscal de la Causa, la persona imputada y su
representación de defensa, donde decidirá lo solicitado por el Ministerio Público,
resolviendo:

a) Lo referente a la medida cautelar solicitada (Art. 440-E del CPP);

b) Lo referente a la adecuación del procedimiento de Flagrancia (Art. 44-D del CPP):


i. Si el Tribunal estima pertinente el proceso de Flagrancia, lo declarara Con
Lugar, ordenando su adopción al caso concreto y citando a las partes para la
Audiencia de Preparación; Dicha resolución solo es recurrible mediante el
Recurso de Reposición, no siendo admitida la apelación por no haberlo
dispuesto así el legislador, partiendo del Sistema de Numerus Clausus que rige
el Recurso Devolutivo de la Apelación;
Esta resolución es recurrible por reposición y subsidiaria apelación, o por
apelación directa, por parte de la Defensa, la cual interpondrá en la misma
audiencia, expresando los agravios conducentes, de los que deberá de darse
oportunidad de respuesta al Ministerio Público, para luego remitir las
diligencias a la Corte de Apelaciones competente, quien resolverá dentro de las
24 horas siguientes, devolviendo el caso a la primera instancia quien acatara de
inmediato lo acordado por el Ad-quem;

ii. Si el Tribunal considera que debe de resolverse Sin Lugar la adecuación del
procedimiento de Flagrancia, ordenará la adopción del procedimiento ordinario,
para lo cual procederá de manera inmediata conforme el artículo 286 al 292 del
Código Procesal Penal;

2.3.3.- De la Audiencia de Preparación


La Audiencia de Preparación deberá de celebrarse dentro de las 48 horas siguientes a la
audiencia de Adecuación de Procedimiento, con la concurrencia del Fiscal del Caso, la
Defensa y necesariamente del acusado cuando se encontrare privado de libertad. Nada dice
el legislador en caso de que el acusado, estando bajo medida cautelar sustitutiva, no se
presentase a la audiencia, por ello y aplicando analógicamente el artículo 294 del Código
Procesal Penal, debe entenderse que es posible celebrarla aun en su ausencia, debiendo
ordenarse al final de ésta lo pertinente conforme el artículo 108 del mismo cuerpo legal.
El objeto de la Audiencia de Preparación es, como su nombre lo indica, preparar la
Audiencia de Juicio. Instalada la audiencia el Juzgado de Letras abrirá turno para efectos
de:
a) Interposición de Nulidades, recusaciones, excepciones que tuviesen bien plantear las
partes, con la proposición y presentación de los medios probatorios que los sustenten;

Página 5 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
b) Solicitud de aplicación de Medidas Alternas al Proceso (Art. 36 y 45 del CPP), o de
Medidas Simplificadoras al Proceso (Art. 403 del CPP), en los casos que procediere,
con la presentación de la documentación de soporte correspondiente;

c) Proposición de los medios de prueba que tengan a bien a efecto de sostener sus
respectivas tesis en la audiencia de Juicio, siguiendo lo preceptuado en el artículo 317
del Código Procesal Penal, los cuales serán propuestos partiendo de los hechos
contenidos en el Requerimiento Fiscal y, en su caso, de las correcciones que se realicen
durante la Audiencia de Preparación.

Es importante señalar que las partes tendrán una única oportunidad para presentar las
peticiones respectivas, por lo que en todos los casos deberán de referirse a cada uno de los
aspectos previos, sin que dependa de ello lo que se pueda resolver en otro de ellos; Así
pues, por ejemplo, aun cuando se presente un Incidente de Nulidad o se presente solicitud
de Suspensión del Proceso a Prueba, siempre se deberá de proponer los medios de prueba
para la audiencia de Juicio.
Las cuestiones propuestas por las partes en la Audiencia de Preparación se resolverán
en un solo pronunciamiento por parte del Juez o Jueza, en la misma audiencia o a más
tardar en audiencia a celebrarse dentro de las 24 horas siguientes; El Juzgado de Letras se
pronunciara siguiendo el orden anterior y conforme sea procedente en cada caso, siendo
entendido que cada una de las peticiones podrá condicionar la resolución de la siguiente;
En su caso se procederá a citar a las partes para la audiencia de Juicio, misma que deberá
de celebrarse dentro de los 05 días siguientes (art. 440-F del CPP).
Contra esta resolución se podrá interponer Recurso de Reposición y, eventualmente
Recurso de Apelación Diferido, con relación al recurso que se interponga en contra de la
sentencia que se emita oportunamente; Es decir que esta resolución en este momento
procesal no podrá ser apelada, sino que se deberá de esperar hasta la sentencia, momento
en que las partes, podrán interponer el recurso de apelación tanto en contra los
pronunciamientos dados en la Audiencia de Preparación, como contra la sentencia misma
(Art. 440-F y 440-I del CPP).

2.3.4.- De la Audiencia de Juicio


La Audiencia de Juicio deberá de celebrarse atendiendo los principios informadores del
proceso (Inmediación, concentración, contradicción, defensa, economía procesal, oralidad
y publicidad), y siguiendo lo preceptuado en el Capítulo I y II del Título IV del Libro
Segundo del Código Procesal Penal, en lo que fuere aplicable.
Instalada la audiencia de Juicio, el Juez o Jueza dará a conocer al acusado(a) sus
derechos constitucionales, en especial lo referente a su estado material de Inocencia, de
guardar silencio en relación a la acusación, a declarar libremente sin coacción alguna, de
contar con un representante defensor y coadyuvar a su defensa, y de estar presente en toda
la audiencia de debate; Seguidamente se consultara la Defensa si existe estricta
conformidad con la acusación (Art. 322 del CPP), y en caso negativo o habiéndose
rechazado ésta, se comprobará la presencia de las personas llamadas al juicio (peritos,
testigos, etc.), y procederá el Ministerio Público, y el acusador privado en su caso, a
formalizar la acusación y a continuación la Defensa a contestar los cargos.- Acto seguido el
Tribunal procederá conforme a los artículos 323 y 324 en relación a la oportunidad del
acusado de declarar. La prueba se reproducirá a continuación en el orden que hayan

Página 6 de 7
M.SC. MALCON EDUARDO GUZMÁN VALLADARES
propuesto las partes, observando las reglas que al respecto dispone el Código Procesal
Penal para el juicio ordinario.
Finalizada la recepción de la prueba, el Ministerio Público, Acusador Privado, y la
Defensa, en éste orden, procederán a emitir sus conclusiones finales, realizando la petitoria
correspondiente. Seguidamente la víctima (Art. 17 del CPP) y el imputado, si así lo
tuviesen a bien, podrán dirigirse al Juez o Jueza, en ese orden, quien una vez escuchados
dará por cerrado el debate (Art. 440-H CPP), citando a las partes para la audiencia de
lectura de sentencia, que se celebrará dentro de los tres días hábiles siguientes.

2.3.5.- De la Sentencia y los Recursos.


La sentencia deberá de reunir los requisitos del artículo 338 del Código Procesal Penal,
respetando el Principio de Correlación Sentencia y Acusación (Art. 337 del CPP),
pudiendo ser impugnada vía apelación siguiendo el trámite previsto en los artículos 356 al
358 del Código Procesal Penal. En el recurso el Apelante deberá de separar en párrafos
numerados, con la mayor claridad posible, los agravios que le genere la sentencia, como
los agravios contra los pronunciamientos resueltos en la Audiencia de Preparación, en su
caso.
Nada dice el Legislador en cuanto a la existencia de algún recurso en contra de la
Sentencia que emita la Corte de Apelaciones, por ello y considerando que no se dispuso la
reforma del artículo 359 del Código Procesal Penal, es de entender que contra éstas no es
posible interponer recurso de casación, quedando abierta la vía a la interposición de la
Garantía de Amparo, cuando procediese.

M.Sc Malcon Eduardo Guzman Valladares


Asesor/Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia

Página 7 de 7