You are on page 1of 2

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO PENAL CONTEMPORÁNEO

En lo que sigue daremos un breve repaso a lo que a mi juicio son los nuevos paradigmas del Derecho
penal:

En las perspectivas actuales de la dogmática penal como ciencia del Derecho penal por excelencia
se evidencia una crisis, y para salvar esta situación la dogmática tendrá que ir más allá de la pura
exégesis de las leyes, esto es del análisis estrictamente jurídico y que de vía hermenéutica, para
convertirse en una dogmática creadora o crítica orientada a las finalidades político-criminales, como
la única vía que se advierte para el perfeccionamiento del Derecho vigente y así cumplir la función
práctica del Derecho penal.

El denominado Derecho penal del riesgo se ve como la respuesta política del Estado a los conflictos
sociales de la sociedad moderna, a la cual se comprende como “sociedad de riesgos” porque ciertas
actividades que se realizan en ella gracias al progreso científico y tecnológico, industrial y
económico, son portadoras de un gran potencial de creación.

El Derecho penal de la empresa, en el cual el ejercicio de una actividad empresarial es hoy la fuente
principal del dominio social material sobre los bienes jurídicos involucrados en la actividad
económica. Autor típico de los delitos económicos es el empresario y por esto muchos de estos
delitos son tipos especiales. El Derecho penal económico se comprende así también como Derecho
penal de la empresa. Esta perspectiva destaca aspectos de la Parte general, sobre todo de autoría y
participación, pues estos conceptos se han construido para un modelo de criminalidad individual,
en tanto que el modelo económico-empresarial involucra a una pluralidad de sujetos que actúan en
contextos colectivos conforme a los principios de división del trabajo y de jerarquía. Esta
circunstancia ha puesto en jaque a los instrumentos dogmáticos tradicionales, que no ofrecen
soluciones seguras a los problemas de imputación del hecho cometido a partir de una actividad
empresarial (colectiva).

El Derecho penal moderno es el Derecho penal de la globalización. El proceso de gobalización se


basa en la desnacionalización de la economía. Las transacciones económicas internacionales se
llevan a cabo ahora en un mercado global dominado por las empresas transnacionales. Estas pueden
decidir sobre el establecimiento geográfico de sus centros de producción y de distribución de bienes
y de servicios en un lugar u otro del globo, y así sobre la elusión de las leyes nacionales (fiscales,
laborales y ambientales).

¿DE QUE MANERA INFLUYE LA ADMINISTRACIÓN FRAUDULENTA DENTRO DEL DERECHO PENAL
ECONÓMICO?

La nueva política contemporánea trae consigo toda una tendencia neocriminalizadora que puede
definirse como un proceso de creación de conductas delictivas de las cuales el Derecho penal no
podía desentenderse, pues ocasionan grave nocividad social, esto es que debe proteger nuevos
valores fundamentales de la convivencia que son objetos de un amplio consenso social.

Como vemos en nuestra realidad es algo que no se puede dejar de lado, debido a que los actos de
corrupción priman en nuestra sociedad y por ende nos incumbe a todos, vemos diversos casos como
el de Odebrecht, los cuales lo único que nos reflejan es el mal uso de recursos del estado para que
otra personas se puedan beneficiar de estos.
No existe en el plano de la legislación penal leyes indeterminadas con términos vagos de difícil
interpretación, de cláusulas generales en los conceptos típicos, dejando al juzgador un amplio
margen de discrecionalidad para resolver estos casos.