You are on page 1of 51

.

CAPERUCITA ROJA
(CUENTO EN POESÍA)

Caperucita, una niña hermosa,


Llena de amor gracia y ternura,
Allá en el bosque dulce y mimosa
Brindaba siempre amistad muy pura.

La niña al bosque siempre cantaba


Todos oían su melodía,
Vistosas flores le regalaban,
Dulces fragancias en armonía.

Lleva esta miel a tu abuelita,


Dijo la madre a Caperucita,
No te distraigas mi dulce hijita,
La abuela espera ya tu visita.

Sale la niña alegre cantando,


Cogiendo flores por el camino,
Lobo feroz la vio llegando,
Pícaro dice: “la cena vino”.
Llegó al rato la pequeñita,
¿Hacia dónde vas Caperucita? Entró a la casa sin sospechar
Le dice el lobo con perspicacia, Que allí no estaba su abuelita
Yo voy a casa de mi abuelita, Malvado lobo la iba a tragar.
Responde ella con mucha gracia.
Pícaro lobo que allí estaba
Y señalando un largo sendero. Bien acostado en la camita,
el lobo dice: “te ayudaré”, Miró a la niña cuando entraba,
vete bien pronto con los corderos, Con los pasteles en la cestita.
yo en esta hamaca me acostaré.
Cuando Caperucita lo vio
¿Acaso eres tú, el lobo feroz? Un poquito se asustó
Pregunta ingenua Caperucita, Y esta vez no le sonrió
Y el malvado responde veloz Y con duda le preguntó:
“Claro que no mi niñita”.
¿Por qué esos ojos tan grandes?
La niña por el sendero partió Son para verte mejor.
Y el pícaro muerto de risa, ¿Y esas orejas enormes?
Al verdadero camino salió, Son para oírte mejor.
Llegando primero y sin prisa.
¿Y esa enorme narigona?
Cuando al fin hubo llegado, Es para olerte mejor.
Entró a casa de abuelita, ¿y esa boca tan grandota?
Se la come de un bocado Es para comerte mejor.
Y espera allí a Caperucita.
La niña asustada gritó,
De la casa corriendo salió,
El lobo al instante saltó
Y de un bocado se la comió.

Un cazador que por allí pasaba,


Oyó el grito de Caperucita,
Y aunque muy lejos el se encontraba,
Se fue corriendo hasta la casita.

Al entrar vio al lobo malvado,


Con la barriga ya muy hinchada
¡Auxilio el lobo nos ha tragado,
Grita la niña desesperada.

Al instante llegó el cazador


Rajó aquella inmensa barriga,
Y de grandes piedras lo llenó,
Salvó la abuela y a Caperucita.

El lobo malo salió rodando


Por un barranco que no lo vió,
En un gran pozo se fue clavando
Como ya sabes allí murió.

Autora: Yarlín Castaño


LOS TRES CERDITOS
(CUENTO EN POESÍA)
Mamá cerdita un día se fue Los tres cerditos fueron felices
Y no sabemos por qué, por qué, Han aprendido bien la lección,
Grandulón, mediano y pequeñín, Comieron panes, muchas perdices,
Se quedaron sin casa y sin violín. Viven unidos con mucho amor.

Los tres cerditos construyeron Autores: Jhon Jairo Rendón L.


Su propia casa como pudieron, Jhonatan González C.
Pequeñín hizo casa de paja,
Solo él cabía por ser muy baja.

Mediano hizo casa de madera,


Pues la quería más duradera;
De ladrillo la hizo grandulón,
Para que no entre ningún ladrón.

Apareció allí el pícaro lobo,


Y como no es tonto, ni bobo,
A casa de pequeñín se acercó,
Y de un soplido la derrumbó.

Pequeñín asustado corría,


Y a casa de Mediano acudía,
Y el lobo malo muy enfadado,
La otra casita ha derrumbado.

Los dos cerditos despavoridos


Fueron a casa de Grandulón,
Entran lanzando un gran chillido,
allí encontraron su salvación.

Rápido llega el malvado lobo,


Y alegre dice: me como tres,
Aquí me quedo con casa y todo,
Tendré comida pa` todo el mes.

Los tres cerditos fuego encendieron,


Y pronto el agua les calentó,
El lobo, el techo les fue rompiendo,
Y en agua hirviendo, pronto cayó.
SOLO PARA TI

Tu mirada bella me hace recordar


Aquel tiempo tan feliz
aquellos ojos divinos
me hicieron enamorar de ti

Tu mirar ilumina el día


Tus palabras me hacen saltar
Tu voz me brinda alegría
tu sonrisa me hace cantar.

Si tú me das la oportunidad
No dudo en decirte que sí,
Vería el lindo cielo estrellado
Volvería a sonreír.

Como un papel arrugado


Yo te escribo que te amo
Tú no quieres ni leerlo
y yo sigo enamorado.

La ternura de tu rostro
Me transporta hasta el jardín
Al jardín de las delicias,
Donde me hiciste feliz.

Autora: Francy Tatiana Henao L.


MI OSITO PANDA

CORO Y cogió a mí lora


Mi osito panda, panda le torció el pescuezo
Mi osito panda, panda (bis) Y la pobre llora
le quebró hasta el hueso
Ya no tiene manos,
Ya no tiene pies Coro
No tiene cabeza Mi osito panda, panda
Yo se la quite… Mi osito panda, panda (bis)

Coro Se tiro del puente


Mi osito panda, panda y cayó aplastado
Mi osito panda, panda (bis) Y en el cementerio
ya quedó enterrado
Toma coca cola
Y también sprite Coro
Me arrastra las bolas Mi osito panda, panda
Y yo digo ¡ay¡… Mi osito panda, panda (bis) 4 veces

Coro Autor: Cristóbal Castro R.


Mi osito panda, panda Santiago Rueda G.
Mi osito panda, panda (bis)

Se orina en la cama,
también en los pies
Mi osito panda
que cochino es…

Coro
Mi osito panda, panda
Mi osito panda, panda (bis)

Roba en Home Center,


roba en el ley
Roba en carulla
en todo almacén…

CORO
Mi osito panda, panda
Mi osito panda, panda (bis)

Un día mi osito
se tiro un pedito
Y le di una pela
Por fastidiosito…

Coro
Mi osito panda, panda
Mi osito panda, panda (bis)
PENSANDO EN TI

Pensando feliz en ti
descubrí ilusión hermosa,
que tú estás dentro de mí,
como espinas en la rosa.

Y también pensando en ti,


me acordé de aquellas cosas,
que vivimos tú y yo,
junto al mar, cerca a la roca.

Escuchaba mi corazón,
palpitando de emoción,
cuando en noches de pasión,
te entregué todo mi amor.

¡Que hermoso si cultivaras,


mi corazón con amor!
¡que hermoso si lo guardaras,
donde solo exista Dios!

Autora: Estéfany Valle G


ESPERANDO POR TU AMOR

CORO
Estoy atrapado en el fondo de la mar
estoy prisionero y no logro escapar,
siempre estoy pensando en tu dulce
mirar
y solo tu mi vida me puedes ayudar.

Mi vida, mi amor, mi cielo,


te quiero, te quiero, te quiero abrazar,
eres mi mundo, radiante destello.
mi luna, mi sol, mi cantar.

CORO
Estoy atrapado en el fondo del mar,
estoy prisionero y no logro escapar,
siempre estoy pensando en tu dulce
mirar
y solo tu mi vida me puedes ayudar.

Te regalaré lindos momentos,


al salir de mi prisión,
horrible prisión en que me encuentro,
esperando por tu amor.

CORO
Estoy atrapado en el fondo de la mar,
estoy prisionero y no logro escapar,
siempre estoy pensando en tu dulce
mirar
y solo tu mi vida, me puedes ayudar.

Autor: Stiwar Esneider Pérez L


HAIKU

MI PASION

AZUL ES EL CIELO
AMARILLO ES EL SOL
Y ROJA ES MI GRAN
PASION

RAYO DE AMOR

La luna se ve redonda
El sol un poco ovalado
Bajo su luz me he enamorado

CUNA DE JESUS
Humilde portal de Belén,
está rodeado de luz,
acaba allí de nacer
el dulce Niño Jesús.

Radiante estrella de oriente,


ilumina aquel portal,
donde nace muy sonriente,
el Rey de la humanidad.

CORO
Sigamos felices los pasos,
los pasos del niño Jesús
entremos en su regazo
lleno de amor y de luz.

Ya vienen con alegría,


los reyes y los pastores,
a adorar al gran Mesías,
entonando sus canciones.

Temblando, temblando de frío


entre la mula y el buey
nace el dulce Jesús mío
hijo de María y José.

CORO
Sigamos felices los pasos,
los pasos del Niño Jesús,
entremos en su regazo,
nos llena de amor y de luz.

Los manantiales susurran


suaves notas de cristal
entre sus aguas se escucha,.
al niño voy a adorar.

Bella noche de diciembre


el mundo feliz cantó
ha nacido entre la nieve
ha nacido el Redentor.

CORO
Sigamos felices los pasos,
los pasos del Niño Jesús
entremos en su regazo,
nos llena de amor y de luz.

Autora: Gilma González C.


NACIO JESUS

Nació, nació, nació,


el hermoso Niño Dios,
un mundo grande formó,
de ternura, dulzura y amor.

CORO
Medellín, Medellín, Medellín,
Medellín baila de amor,
Medellín está feliz,
con su Divino Niño Dios. (BIS)

Jesús El se llamó
y mucho amor nos brindó,
desde el cielo El llegó
del pecado nos salvó.

Medellín, Medellín, Medellín,


Medellín baila de amor,
Medellín está feliz,
con su Divino Niño Dios.

Es esta navidad,
noche radiante de luz,
todos felices están,
adorando al Niño Dios.

CORO
Medellín, Medellín, Medellín,
Medellín baila de amor,
Medellín está feliz,
con su Divino Niño Dios. (BIS)

Autoras: Yeray Lopera


Natalia Alcaraz
NUESTRA HISTORIA

Era una noche muy linda


y yo esperaba sobre mi cama
a mi bella amada

Triste y solo yo estaba llorando,


porque ella no había llegado,
de su viaje inesperado.

Yo en mi cama recordando
los bellos momentos
que juntos pasamos

Cuando ella angustiada partió,


con pocas palabras
ella me habló.

Pero de repente ella me dijo,


que si no llegaba,
cuidara a nuestro hijo.

Ella nos quería,


ella nos amaba
y ahora solos, ella nos dejaba.

¿Por qué se fue?


si yo la quería, si yo la adoraba,
nunca hice algo que no le gustara.

Autor: Juan Camilo Builes Marín


UN CANTO A LA CUMBIA

Esta es la cumbia cálida y sabrosa,


Que me remite al bailar y al cantar,
Hacia la costa alegre, arenosa,
Hacia las olas y espumas del mar.

Es el ritmo de mi costa caribeña,


Con esencia y candor de palmeras,
Con mochila sombrero y espermas,
Ella vive feliz cual princesa.

La cumbia fue arrullo de Gabo, de Escalona,


De poetas que escribieron en la arena,
Los mágicos relatos, las cálidas historias
De la playa donde cantan las sirenas.

La cumbia lleva en su alma palenquera


La alegría, el sentir de los poetas,
La cumbia ha llorado una quimera,
El dolor del cimarrón en su condena

Un día la cumbia enamoró al cumbión


Y juntos pasearon por la arena
Y juntos sintieron palpitar el corazón
Y juntos contemplaron la luna y las estrellas.

Era la cumbia de negra piel sedosa,


Era el cumbión de exótico azabache,
Era su casa un bohío en la amplia costa,
Era su dicha, volar cual gaviota por el aire.

La hermosa cumbia con el gran cumbión,


Bailaron porro, bullerengue y lumbalú,
Robándole a Colombia el corazón,
Bailaron cual estrellas de brillante luz.

Un día el cumbión se metió en mi cuerpo,


Me llevó por la arena, por los mares,
Y yo bailé feliz, contemplando el cielo
Y guardé en mi corazón, recuerdos ancestrales.

Cantando y bailando el cumbión me llevó,


Desde mi lindo Urabá, hasta la blanca Guajira,
De Cartagena, mi corazón se enamoró,
De la playa arenosa, donde al bailar se suspira.

La playa y el mar sin la candelosa cumbia,


Vivirían por siempre entre las sombras,
Ella es la estrella que radiante alumbra,
La inmensidad de la costa, ella es Colombia
Autora: Gilma González C.

BUSCANDO CAMINOS

Y sigo andando caminos,


Caminos que han sido andados,
Abriendo nuevos senderos,
Horizontes he avistado.

Uno a mil son los caminos,


Que podemos escoger,
Errado o bueno el escogido,
Empecemos sin temer.

Y siempre es bueno sentir,


Que puedo volver a empezar
El camino que mal escogí
Por otro lo puedo cambiar.

Lo importante es atreverse,
Atreverse a empezar,
Atrapar la oportunidad,
Porque otra, quizás no volverá..

Autora: Lina Marcela Londoño A.


LA ALEGRÍA DE LA NAVIDAD

Que alegría, que alegría,


que alegría se siente en navidad,
con sus luces, sus cantos y colores,
que nos llenan de gran felicidad.

Nuestros grandes corazones,


llenos de amor y bondad
en familia, todos juntos,
festejan la navidad.

Que alegría, que alegría, etc.

Vamos todos al pesebre,


que a Jesús hay que adorar,
y vivir en armonía,
para que vuelva a llegar.

Que alegría, que alegría, etc.

La sonrisa de los niños,


refleja la navidad
y en un pequeño regalo,
ven su sueño, realidad.

Que alegría, que alegría, etc.

Todos con buen sentimiento,


de amor y de gran bondad
compartimos en familia
la dulce noche de paz.

Que alegría, que alegría, etc.

Autor: Juan Felipe Morales C.


ESTRIBILLO PARA LOS GOZOS
EN LA NOVENA DE NAVIDAD

Llegó el salvador del mundo


llegó, llegó el niño Dios,
llegó el salvador del mundo,
llegó, llegó el Niño Dios,
vamos todos a adorarle
con alegría y amor,
vamos todos a adorarle
con alegría y amor,
con alegría y amor

Autora: Gilma González C.


LA NIÑA DESPLAZADA

Angustiada fue por los caminos,


prisionera de la cruel violencia,
angustiada buscó su destino,
angustiada y llena de tristeza.

Solitaria iba como su alma


caminaba, caminaba sin parar,
para no perder la fe y la calma,
se vino a la ciudad a trabajar.

Un día cansada y asustada,


arribó en la noche a la gran ciudad,
en condición de niña desplazada,
para siempre huyó del odio y la maldad.

Se fue sin rumbo a buscar trabajo,


como hormigas que vienen y se van
y solo el viento en su rumor le trajo
dulces recuerdos y unas migas de pan.

Autor: Juan Carlos Valencia H


VIENE EL NIÑO DIOS

Viene el Niño Dios


Viene de Belén,
La virgen ya espera
al Divino Ser.

CORO
María, María, María,
Muéstrame con amor
A ese dulce niño
Que llega a mi corazón.

San José cuida al niño


Con esmero y gratitud
Invita a contemplarlo,
A toda la juventud.

CORO
María, María, María, etc.

Vamos todos a adorar


Al niño Dios de Belén,
Que para la humanidad,
Se ha convertido en Rey.

CORO
María, María, María, etc.

Autor: Juan Carlos Valencia H.


Soy como el colibrí,
Que vuela de flor en flor
En busca de un dulce amor

Tu rostro es un girasol
Que irradia paz, amor,
Ternura y comprensión

Como un ruiseñor
Mis canciones volaron
Rumbo a la imaginación
EL DOLOR DEL
DESPLAZAMIENTO

Triste y desplazada por la violencia,


triste va la niña, llorando su orfandad,
triste por el mundo, en su conciencia
lamentando la ausencia de su mamá.

Triste y desplazada por la violencia,


triste lleva un sueño en su corazón,
encontrar a su madre y con ella,
borrar el dolor que el destino le causó.

La angustiada y desplazada niña


por los caminos mendigaba un pan,
angustiada pisaba solo espinas
que la hundían en su triste realidad.

Pasaron los días y los meses


y seguía buscando a su mamá
inclinada elevó al Señor sus creses,
Pidiéndole la fe y felicidad.

Avanzaba en su trágica niñez


y su sueño se hacía realidad,
soñaba la alegría, cansados ya sus pies,
despertó feliz, junto a su dulce mamá.

Autora: Ana Milena Jaramillo M.


UN ANGEL LLAMADO MADRE

Un ángel llamado Madre,


ha bajado del firmamento,
para llenar nuestra vida,
de muy alegres momentos.

Nuestra madre solo es una,


su amor es la suave brisa,
que se llena de ternura,
cuando escucha una sonrisa.

Amar mucho a nuestra madre,


lo dice la sagrada Biblia,
luchando como ave en el aire,
ella gloriosa, nos dio la vida.

Autora: Stefany Zapata Z.


SOÑAR

Soñar con el amor es muy hermoso


Como un pájaro enrollado en una flor,
Entre sueños que pueden ser gloriosos
Es el sueño que sale de mi corazón..

Soñar feliz con el dulce y tierno amor


Es vivir en el jardín de mis ensueños,
Temiendo se convierta en el mayor dolor,
Condenándome a vivir en el desvelo.

Soñar que nuestro amor es un tesoro,


Soñar cada mañana, amor sincero,
Soñar con el amor maravilloso
Es buscar el amor hasta en el cielo.

Autora: Yennifer Cuesta M.


LA TERNURA DE UN NIÑO

Un niño de corazón muy tierno,


Con mejillas frescas de fiel ruiseñor,
Sonriendo está en el frío invierno
Impregnado de blanco resplandor.

Duerme arrullado en la oscura noche,


Al son de trompeta, flauta y tambor,
Sueña con tener precioso coche
O al menos un lindo camión.

Un ángel lo despierta con emoción


Con júbilo canta una melodía,
Siente alegría por su tierno amor.

El ángel le causa gran simpatía


Al ver en él, radiante luz de Dios,
Sintió que era su fiel compañía.

Autor: Juan Carlos Valencia H.


LA LUZ DE LA LAGUNA

La radiante luz de la laguna


rubia muy tenue y hermosa
en un bosque entre hierbas y dunas
la vi. en confuso sueño, primorosa.

la luna estaba lúcida y llena


y las estrellas fugaces brillaban
y el viento furioso en su faena
el verde follaje pronto destrozaba.

Pidiéndole un deseo a las estrellas


Bajo la rubia luz de la laguna
Un hombre contemplaba una princesa
Bella y tiernamente desnuda

En mi sueño salto al inmenso lago


donde estaba la belleza escondida
y entre ramas y fragantes nardos
yo miraba a la princesa entristecida

Salió el sol y brillaban las espumas


Yo despierto del sueño asustada
Ya no quiero ver la luz de la laguna.
Solo quiero aferrarme a mi almohada.

Autora: Lina Marcela Londoño A.


¿QUE MAS PUEDO HACER?

Algunas veces corro


Como buscando esa paz
De vez en cuando me río también
¿Qué más puedo hacer?

Algunas veces te observo


Y me pregunto:¿a dónde vas?
De vez en cuando te sigo también
¿Que más puedo hacer?

Y se fue mi tren
No queda nadie aquí
Mi vida es así
Sola entre la gente y la estación
La soledad.

No puedo descubrir
El sol y ser feliz
La luna contemplar
Y luego sonreír

Algunas veces te pido


Que no me dejes esta vez
Otras veces, te lo exijo mi bien
¿Qué más puedo hacer?

Autora: Lina Marcela Londoño A.


EL COCO

En las altas palmeras,


De una hermosa isla,
Estaba muy solo el coco,
Colgado de una chamiza.

Cuando de repente,
Yo siento un gran golpe
El coco se desprende
y cae en mi coche.

Un hombre sediento
Lo coge y lo quiebra,
Tomándose el agua,
Lo deja en la tierra.

Autora: Marylin Castaño R.


SOY AMIGO FIEL
DE QUIEN TIENE ALMA
MAS NO, DE QUIEN TIENE INTERES

QUIERO VOLAR HASTA ALCANZAR


LA DULCE Y ANHELADA PAZ
Y ENCONTRAR EN ELLA, LA
FELICIDAD
NO PODRE OLVIDARTE

No podré olvidarte, no podré


Porque tú eres parte de mi sentimiento
No podré olvidarte, porque conocerte
Fue amarte y no dejaré de recordarte
Porque para siempre quiero amarte

Te conocí, y llenaste mi pensamiento


Y fuiste protagonista de mis sueños
Llenaste mis segundos de felicidad
Y mis días del consuelo de verte,
Cuando has decidido marchar.

No podré olvidarte, no podré


tu rostro angelical es mi alegría
tu cuerpo será mi dulce paz,
tu alma mi objetivo, mi vida
y todo te recuerda cuando ya no estás

No podré olvidarte, aunque deba


ES MI AMOR TAN GRANDE POR TI
QUE NI EL PROPIO UNIVERSO
SE PODRIA MEDIR
Mi obsesión es siempre amarte,
Aunque recordarte en mi delirio
sea llorar por no tenerte
y morir de tristeza por no besarte

Te quiero y te querré siempre,


No me pidas que te olvide
quiero que me ames, que me guíes
No me pidas que deje de quererte
Porque nunca, nunca lo podré.

Autora: Paula Andrea Velásquez R.

MI MUERTE

Cuando ya acabe mi anhelada vida


Y expire en forma plácida profunda
El sol alumbrará la tierra altiva
Y la luz se empinará en la sombra.

Sol, astro de mi existencia serena


tu limpia luz en mi materia se expande
como el lampo de Dios en la caverna
como linda fuente en los grandes parques.

La envidia que me arrastra por el suelo,


Me devora como pérfidos gusanos
Y los buitres y las águilas del cielo
Me reciben en la gloria como hermanos.

Y entonces mi boca pronunciará dichosa:


Yo fui luz de senderos, fontanas y de ríos,
Me deslicé sobre espinas, sobre rosas,
ora bajo azul celeste, recorreré el plantío.

Autora: Gloria Cristina Malaver S


SUEÑO

Hoy he soñado,
he soñado contigo;
soñé que tus labios
recibían los míos;
soñé que tomabas
mi corazón con desvelo,
que me querías más
de lo que yo te quiero.

Pero al despertar,
lloré, lloré mucho
pues solo fue un sueño,
un sueño confuso,
un sueño sin dicha
un sueño que dudo
sea realidad,
o cruel pesadilla.

Autora: Yerli Nasay Lopera O.


TE OLVIDE

Algo me hace falta,


Pero no te extraño,
Mi corazón está vacío
Pero ocupado,
Mi rostro parece triste,
Pero alegre ha estado,
Mis ojos no brillan
Pero me han iluminado.

Ya te he olvidado,
De mi te has marchado,
El amor que por ti sentí
Ya se ha esfumado,
Lo mucho que por ti sufrí,
Ya me ha cambiado,
Tu recuerdo no vive en mí
Y tu nombre se ha borrado.

Te he dejado de amar,
He dejado de llorarte,
He dejado de extrañarte
He dejado de desearte,
He dejado de implorarte,
He dejado de suplicarte,
He dejado de rogarte,
De ti, me he olvidado.

Autora: Yerli Nasay Lopera O.


ME HACES FALTA

Hace tiempo que te fuiste


Y aun me haces mucha falta
Me siento demasiado triste
Pero debo conservar la calma

Te espere por nueve meses


Con mucho fervor y alegría
La tarde en que tú llegaste
Yo no sabía que te irías

Tenia la esperanza loca


De tener un hermano divino
Pero la esperanza fue poca
Por que te fuiste mi precioso niño

Aun me siento muy solo


Triste y demasiado vacío
Pero si tú te hubieses quedado
Talvez tu corazón sentiría frío

Todavía lloro muy triste


Solo y desconsolado
Solo se que te fuiste
Y que ahora no estas a mi lado

Solo Dios sabe por que te fuiste


Te extraño y llora mi alma,
Todos te recuerdan muy tristes
Pero solo a mi ME HACES FALTA.

Autor: Cristóbal Castro R.


MOMENTO POETICO

Este es un libro sin pretensiones,


eterno enamorado de la vida,
no busca cambiar el universo
busca un amanecer con alegría.

Busca cambiar el sentimiento


De aquellos que ven la poesía,
El amor y la pasión del verso,
Como una verdadera tontería.

Este es un espacio para locos,


Capaces de volar con la palabra,
descubren el amor entre sus hojas
expresado con voz entrecortada.

Este libro expresa lo que siente


El poeta con amor, con ironía,
Buscando compartir sus ilusiones.
Llevando al corazón un poco de alegría.

Autora: Diana Carolina Torres A.


MI NUEVO AMANECER

En mis años dorados he sentido


El claro amanecer de un nuevo día,
La música de Dios, que en mi camino
Me ha llenado de paz y de armonía.

La hermosa familia que me ha dado


El Divino Creador omnipotente,
Una gran felicidad me ha brindado
Un amor que te entrego para siempre.

Un día mis pies cansados se doblaron,


Y creí desfallecer en el destino,
Y de súbito mis ojos se nublaron
Y una voz me dijo: estoy contigo.

Un halo de alegría cubrió mi frágil cuerpo


Una fuerza poderosa alimentó mis pies,
Un rayo de luz entró en mi pensamiento,
unas manos me tomaban, llenándome de fe

He sentido palpitar mi corazón,


He escuchado el trinar de los turpiales,
He podido entonar una canción,
He borrado del sendero, los pesares.

Hoy he vuelto a caminar bajo la noche


Adornada con la luna y las estrellas,
Percibiendo el aroma de las flores,
Contemplando en la natura, su belleza.

Hoy conozco la riqueza que poseo,


El amor como piedra diamantina,
Mirando los destellos de un lucero
Le pido al Creador que me bendiga.

Autora: Gilma González Calle.


AQUELLA NIÑA

Iba una vez aquella triste niña


Por las calles sin rumbo desolada,
Preguntándole a la vida con desdicha
si aceptaba la muerte o la evitaba.

Angustia lleva en su cabello largo,


Sus ojos tristes llenos de dolor,
Dolor que marca un camino amargo,
Dolor que deja su rostro sin candor.

Siendo ella aún muy pequeña,


Su padre hacia el cielo se marchó,
vagando entre zozobras se empeña,
en luchar por encontrar un dulce amor.

Envuelta entre llantos y tristezas,


Se sienta a recordar la fría tarde,
Cuando llena de vida y de belleza
Muy joven murió su tierna madre.

Y mira la noche en su ventana


Y espera el tenue amanecer,
Y junto a su pequeña hermana
Ella quiere de tristeza enloquecer.

Caminando por solitarias calles


El amor un día radiante encontró,
Conquistada con besos y detalles
Su amante corazón ella entregó.

De niña pasó a ser madre incansable


Dos hijos fueron el más sublime fruto,
De aquel amor que pudo ayudarle,
A borrar el recuerdo de su triste mundo.

Hoy caminan tomados de la mano,


Mezclando la tristeza con amor
Recordando entre suspiros el pasado,
Esperando un nuevo día con fervor.

Hoy le han brindado sus hijos


El reinado de un hermoso hogar,
Encontró la paz y el regocijo
Y llena de amor ya puede soñar.

Autora: Gloria Cristina Malaver S.


Un gamín
Un gamín enamorado,
conmigo se ilusionó
pues muy mal me ha jugado
y por eso digo, no.

Un gamín por mi amado,


hoy mi amor ya lo olvidó,
solo ignora su pasado,
anda buscando otro amor.

Un gamín que no he olvidado


no merecía mi amor,
hoy se encuentra acongojado
y hasta olvidó su canción.

Autora: Gloria Cristina Malaver S.


Mi tierno pez

Aquel día de alegría,


en que mi pez sobrevivió
me cantó la sinfonía,
que su padre le enseñó.

Yo le eché a él la comida,
¡que buena le pareció¡
en el mundo de la vida,
solo existe una canción.

Cuando ya había comido,


como un loco, él se volvió,
fue tan grande su cariño,
que hasta a mí me contagió.

Autora: Gloria Cristina Malaver S.


EL POETA

El verso debe ser claro y sonoro,


Como el agua del mar y como el oro
El verso debe ser firme y radiante,
Lo mismo que el acero y el diamante.

Debe exhibir inmarcesibles galas,


Subyugar o abatir bajo sus alas.
Trabajar es gloria, trabajad poetas
Mellad tu buril en la faceta.

Si queréis oficiar en el santuario


De la fama triunfad en la tarea
Cread y ser orfebre y lapidadla
Haced un laminar de cada idea.

Autora: Gloria Cristina Malaver


MADRE

Todavía veo el sudor,


Todavía veo el sudor
Humedeciendo tu frente,
parece que tu dolor
Existiese para siempre.

Yo te quiero, contigo estoy,


Si por ti yo tengo vida,
Me apoyo en tu mano hoy,
Mañana te llevo yo, madre mía.

Yo te quiero sin medida


Y te amo con locura,
Creo que nunca en la vida,
he sentido esta ternura.

Autora: Gloria Cristina Malaver S.


TOMA MI CUERPO MADRE

Toma mi cuerpo madre, te lo entrego


Ensangrentado, como me lo diste,
Sólo que a ti te va mudo y ciego,
Menos lloroso, pero sí más triste.

Estréchalo entre tus brazos,


Quizás ya, por última vez,
No olvides que yo te amo,
Nos volveremos a ver.

Gracias madre, fue hermoso, tuvo suerte,


El mejor vino y el amor más loco,
Gozó en la lucha, pero poco a poco,
Lo echó el asco en los brazos de la muerte.

Dale un beso de perdón, no llores,


No vayas a llorar agradecida,
Pronto la madre tierra entre sus flores,
Lo estrechará, dando un adiós a la dulce vida.

Tú y ella, mis dos madres, mis dos amores,


Alégrate: la vida, la gran vida,
Comienza en cada tumba entre loores,
Comienza la alegría, la paz y la armonía.

Mira madre ese sol que paso a paso,


Va descendiendo como inmensa bola
De fuego que nos ve desde su ocaso,
Juntas, mañana te verá a ti sola.

Y ahora mírame tranquila,


Y estaba azul mi alma como el cielo,
Pálida el alma asomaba a tu pupila,
Tratando de esconder tu desconsuelo.
Ahora subes a mi cuarto,
Mi cama ya vacía y desierta,
Y por si no te has dado cuenta,
Acaban de sacarme muerta.

Autora: Gloria Cristina Malaver S.

lAS PALMERAS DE MI ESCUELA


Las palmas, las lindas palmeras,
Que crecen allá en mi escuela,
Menean su gran penacho,
Moviendo su largo tallo.

La luna coqueta miraba


Con unas hermosas gafas
las palmeras sonreían,
Muy elegantes y erguidas.

CORO
Quédense aquí palmeras
Y adornen mi linda escuela. (bis)

Los niños alegres subían


Dos metros, se devolvían
Por más que lo intentaban,
Nunca hasta arriba llegaban..

Palmeras les bailaré


La jota y el mapalé,
Para que me hagas feliz,
les bailo también shiotís.

CORO
Quédense aquí palmeras
Y adornen mi linda escuela. (bis)

Autora: Gilma González Calle


CUANDO EL CORAZÓN LLORA

Cuando el corazón llora


Y tú te sientes muy angustiado,
Sin saber como y porqué,
Tú sólo quieres estar soñando.

Cuando el corazón llora


Nadie sabe lo que siente,
Ni siquiera sabes tú,
Que el es fuego, llama ardiente.

Cuando el corazón llora,


Todo el mundo está esperando
Conocer su triste historia
Y su diario de quebrantos.

¿Por qué, tu corazón doliente?


¿por qué no quiere reír?
Por un dulce amor ausente
El no quiere, ya vivir.

La verdad de su dolor,
no conoce la gente ignorante,
que una cruel desilusión
lo dejó triste y errante.

Autora: Sirley Salazar


Cesando el odio y la violencia.

Autor: Juan Carlos Valencia H.

MI PATRIA COLOMBIA

Es Colombia mi patria querida,


Plena de fe, esperanza y alegría
Hagamos de ella tierra muy florida,
Vivamos todos en paz y armonía.

Son sus mares y montañas,


Lo que enamora a sus habitantes,
Llegando hasta sus entrañas,
Con júbilo palpitante.

Los campesinos con sus cultivos,


Trabajan, trabajan sin descansar,
Para sostener a sus hijos,
Y al menos el hambre, poder saciar.

Es un orgullo hablar de Colombia,


De sus paisajes y de su gente,
Luchemos firme como patriotas,
No más derrame de sangre inocente.

Amemos a nuestra patria bella


Y todos tomemos conciencia,
Será Colombia, país estrella,
LAS PALABRAS DE UN LIBRO

Tú, con tu textura suave,


Con tus hojas cálidas,
Con tus palabras profundas
Que llenas de confianza mi ser
Y poco a poco
haces que te conozca más,
Tú con tus hojas y palabras profundas,
Con tu contexto de sabiduría
Que llenas de paz mi interior,
Tu pasta dura
que guarda lo más bello de ti,
haciendo que seas seguro,
tú, con ese tesoro de frases
que guardas en tu interior,
tú eres mi libro, mi amigo, mi futuro.

Autor: David Felipe Franco U.

l
ANTIOQUIA DE MIS ABUELOS

Este es el cantar de mi tierra,


De mi tierra montañera,
de sus atajos, sus ríos,
sus arroyos, sus praderas,

Me contaban mis abuelos


con la voz entrecortada
que en los tiempos del arriero,
la paz en el campo reinaba.

Bajaban de la montaña,
Los novios con tiple y vigüela,
Unos cantaban, otros bailaban
Lindas vueltas antioqueñas.

De los cerros de Altavista,


San Antonio y San Cristóbal,
De Santa Elena y Palmitas,
Bajaban cantando trovas.

Era el valle de Aburrá,


Tierra fértil y feliz,
De los cerros y colinas,
Venían bailando shiotís

Los cafetales doblaban sus ramas


Cargadas de frutos rojo encendido
Las chapoleras, alegres cantaban
Aquellos bambucos del campesino.