You are on page 1of 6

CUIDADOS DEL HORMIGÓN.

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN VIBRADO DEL HORMIGÓN


Seguimos con los post sobre cuidados del hormigón, en esta ocasión quiero hablar de algo tan
importante como el vibrado del hormigón. Bueno, más que el vibrado deber hablar sobre la
importancia de la compactación, que es realmente lo que conseguimos con el vibrado, pero
permitidme que me centre en el método más común de compactación que a la postre es el que en
mi opinión más descuidado se tiene en las obras.

Al igual que en los anteriores en los que hablaba del curado del hormigón y sobre la pésima
costumbre de añadir agua al hormigón no trato en el post tanto de mostrar el cómo, sino más
bien el porqué de estos cuidados tan necesarios pero en demasiadas ocasiones tan descuidados.

Ya sabéis que lo que el principal objetivo de esta serie de post sobre los cuidados del hormigón
es mostrar a los que lo ejecutan, si, si, lo que están a pié de obra manchándose con el hormigón,
lo tremendamente importante que es hacer bien su trabajo y hacer ver que las exigencias del
técnico de turno no son simples caprichos, sino que es fundamental seguir sus indicaciones para
que el hormigón cumpla con su función durante mucho, mucho tiempo.

Importancia de realizar un buen vibrado del hormigón

Como ya he comentado en varias ocasiones, el hormigón, al contrario de lo que en principio puede


parecer, es un material muy delicado que necesita ejecutarse con ciertos cuidados para que
realmente cumpla su función, no solo al poco tiempo de la construcción, eso es fácil, sino para
que siga cumpliendo su función pasado mucho tiempo.

A primera vista siempre nos va a parecer que el hormigón está duro al poco de verterlo y muchos
piensan que es la única propiedad que debe cumplir, incluso algunos que se hacen llamar
profesionales, pero están muy, pero que muy equivocados.

Evidentemente, a primera vista el hormigón va a estar duro, seguro que con la mano no lo partes,
pero ¿es suficiente la dureza alcanzada? Quizá no se rompa, pero ¿estarán bien integradas las
armaduras para evitar que fleche? ¿durante cuánto tiempo será capaz de mantener sus
propiedades?

Estas son algunas de las cuestiones en las que influye el vibrado el hormigón. Vamos a ver cómo.

Cuando llega el hormigón en los camiones y se vierte en los encofrados, ya sea con baldes, directo
desde el camión, bombeado o como quieras verterlo, junto con el hormigón entra gran cantidad
de aire que se queda atrapado dentro de la masa.

Como puedes imaginar, ese aire no resiste lo mismo que el propio hormigón, así que no parece
una buena idea mantener el aire dentro de la masa, pues allá donde haya aire, no habrá
resistencia.

La misión del vibrado (en realidad del compactado, pero me centro en el vibrado como ya he dicho
antes) es hacer que ese aire que está atrapado en la masa de hormigón vaya subiendo hasta la
superficie y se elimine, haciendo que en la masa no quede aire, sino solamente hormigón.

La misión del vibrado es compactar la masa del hormigón, eliminando el aire que ha quedado
atrapado en la masa durante el vertido.
Comparación de hormigón vibrado y sin vibrar

¿Qué conseguimos con el vibrado del hormigón?

Con el vibrado del hormigón conseguimos varias cosas, a cada cual más importante. Si, ya se que
he dicho que lo que hacemos con el compactado es eliminar el aire de dentro de la masa, pero ese
no es el objetivo final, sino que el objetivo es evitar las consecuencias de que se quede el aire, es
decir, mejorar el comportamiento del hormigón en varios aspectos. Vamos a ver algunos:

 Mejora de resistencia. Es lo más evidente, ya que cómo he explicado, el aire no es


resistente, así que las zonas de la masa que en vez de hormigón haya aire, pues no
resistirán NADA. Importante sobretodo en los encuentros entre distintos elementos.
Mal vibrado en el encuentro de viga con pilar

 Mejora la durabilidad del hormigón. Ya lo comentaba en el post del curado del


hormigón y en el de añadir agua, el aire que queda en la masa del hormigón acabará
favoreciendo que se produzca oxidación en las armaduras de refuerzo, ya que crea una
red de poros que facilitará la entrada de agentes agresivos exteriores hacia el interior de la
masa, como el CO2, agua, polución, etcétera.

 Mejora el anclaje de las armaduras. El aire que además de estar atrapado en la masa del
hormigón, está en contacto con las barras de armado representa una superficie de metal
que no está en contacto con el hormigón. A menor superficie en contacto con el
hormigón menor será su capacidad de anclaje y por lo tanto pierde la capacidad de ayudar
al hormigón a resistir tracciones, por lo que con el vibrado conseguimos eliminar ese aire,
aumentar la superficie de contacto hormigón/acero y por lo tanto mejorar el anclaje de
armaduras.
Si no hay hormigón se pierde capacidad de anclaje con el acero

 Reorganiza los componentes del hormigón. Arenas, gravas, cemento… diferentes


materiales con diferentes tamaños de grano. Al aplicar el vibrado, las partículas más
pequeñas se van recolocando entre los huecos que van dejando las partículas más
gruesas, favoreciendo la homogeneidad de la mezcla, ayudando a rellenar pequeños
huecos (como espacio entre barras muy juntos), rellenar correctamente esquinas y formas
complicadas del encofrado y en definitiva, mejorar la calidad del hormigón.

 Evita coqueras y los consiguientes retoques en el hormigón acabado. Si al desencofrar


aparecen agujeros en la superficie del hormigón es debido a que no se ha vibrado
correctamente, no se ha eliminado el aire y por tanto, al endurecer la masa, el que estaba
en contacto con los encofrados ha quedado ahí dejando las típicas coqueras, lo que al final
acaba siendo un coste adicional por que es necesario reparar ¿no será mejor más barato
evitarlo durante el vertido?
Fallo de vibrado en base de muro

 Mejora la estética del acabado. Directamente relacionado con la anterior, en hormigones


vistos es de lo peor que puede pasar, pues las reparaciones en los hormigones vistos van a
ser difíciles de disimular, se van a notar, así que el vibrado, además de la importancia de
los puntos anteriores es fundamental para conseguir un perfecto acabado. En casos de
hormigón visto la verdad es que considero más interesante utilizar hormigones
autocompactantes, pues así garantizamos un perfecto acabado.

10 puntos a tener en cuenta para un correcto vibrado del hormigón

Ya sé que he dicho que el post no trataba de hablar sobre el cómo, sino sobre el porqué, pero ya
que estoy no puedo dejar de dar algunos puntos que hay que considerar para ejecutar el vibrado
del hormigón, sin profundizar, simplemente mencionado por si alguno no lo teníais en cuenta.

Si os interesa el tema me lo podéis comentar y prepararé un post profundizando en la ejecución


del vibrado.

Vamos a ver algunos de los puntos a tener en cuenta:

1. Introducir el vibrador en vertical y con velocidad hasta la profundidad de vibrado. Si lo


introducimos despacio se compactarán las capas superiores y dificultará que el aire de
capas inferiores suba hasta el exterior.

2. Sacarlo lentamente e inclinado, así conseguiremos que quede bien compactada toda la
profundidad y al sacarlo inclinado evitaremos que se marque el punto de salida.

3. Mantenerlo en la masa durante 10-15 segundos como máximo.


4. Mejor introducir muchas veces durante poco tiempo que pocas durante mucho tiempo.

5. En los vibradores los fabricantes indican el radio de acción de su equipo. La distancia


entre dos puntos de vibrado debería ser aproximadamente una vez y media ese radio de
acción, de manera que se solapen y no queden zonas sin afección de vibrado.

6. Hay que introducir la aguja hasta una profundidad suficiente para que penetre en la
anterior tongada vertida, de manera que con el vibrado “cosamos” ambas tongadas para
conseguir una masa homogénea.

7. Sobretodo en las primera tongadas es recomendable acercar el vibrador a esquinas y


recovecos para garantizar que los finos se recoloquen consiguiendo esas formas, pero con
precaución de no golpear a los encofrados.

8. Evitar utilizar el vibrador para “mover” el hormigón.

9. Para rebajar cúmulos de hormigón no se debe introducir en la cima del cúmulo, sino ir
pinchando alrededor hasta que se vaya repartiendo por su peso.

10. Hay que tener vibrador de reserva en obra, sería desastroso, además de muy costoso, que
el vibrador se estropease justo con un camión recién vertido, pues habría que picar toda
esa masa.

Podría hacer crecer la lista indefinidamente, pero como he comentado no es el objeto del post, así
que creo que con las que he comentado es suficiente de momento.

Conclusiones

Como veis, otra de esas operaciones que precisa el hormigón, sencillas pero importantísimas que
no depende tanto de proyectos ni de técnicos, sino más bien del profesional a pie de obra, de los
operarios encargados del vertido, así que como diría un religioso, “en tus manos encomiendo mi…
estructura”

Si eres de esos profesionales encargados de colocar hormigón en obra y no conocías la


importancia del vibrado, ahora ya no tienes excusa para hacerlo correctamente. Formas parte del
proceso, así que de nada sirven proyectos, cálculos o técnicos si tú no te responsabilizas de algo
tan sencillo e importante.