You are on page 1of 16

¿CÓMO ELABORAR UNA DEMANDA DE INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS?

Juan Espinoza Espinoza
A Lizardo Taboada Córdova In memoriam
A menudo se escuchan quejas de lo mal redactadas y pobremente fundamentadasque
están las sentencias de los jueces. Ello, en cierta medida, es cierto. Sinembargo, nos
olvidamos que el error se origina en los escritos que hacen losabogados de las partes y,
evidentemente, ello es fruto del exceso de facultades dederecho que tenemos en el país y
de un sistema de enseñanza que, en muchasde éstas, no resulta satisfactorio.
El propósito de este artículo es el de dar algunas sugerencias a quienes redactanescritos
(sean demandas, contestaciones o sentencias) en materia deresponsabilidad civil, a efectos
de subsanar algunos errores que detectados delanálisis de los mismos:
1. Se debe individualizar si el supuesto de responsabilidad civil es contractual oextra-
contractual: en muchas ocasiones, basta que se genere un daño y lo quese hace es invocar
el art. 1969 c.c. (que es la cláusula abierta en materia deresponsabilidad civil extra-
contractual). Se debe tener en cuenta que, si setrata del incumplimiento de una obligación,
el principio básico está regulado enel art. 1321 c.c. (el cual debe ser interpretado
sistemáticamente con los arts.1314 al 1332 c.c.). Evidentemente, en el caso que se
presenten en formasimultánea ambos supuestos, la víctima puede optar por la vía que más
leconviene (como es el caso de la responsabilidad civil por actividad médica).
2. Los accidentes de tránsito constituyen un supuesto de responsabilidadobjetiva, de
acuerdo al art. 29 de la Ley General de Transporte y TránsitoTerrestre, Ley Nº 27181: en
atención a ello, supletoriamente, se pueden aplicarel art. 1970 c.c. o el art. 1972 c.c. (para
acreditar la ruptura del nexo causal);pero no el art. 1969 c.c.
3. La persona jurídica, a nivel de Derecho civil, es responsable objetivamente:muchos
escritos se refieren a la culpa, dolo o negligencia de la persona jurídica, lo cual es inexacto.
Quienes incurren en ello son los representantes,titulares de los órganos o dependientes de
la persona jurídica. De la lectura delart. 1981 c.c. (en responsabilidad extracontractual) y del
art. 1325 c.c. (enresponsabilidad contractual) se llega a la conclusión de que la persona
jurídicatiene una responsabilidad civil objetiva y no subjetiva.
4. El demandante debe individualizar y fundamentar exactamente los daños delos cuales
está solicitando indemnización: es usual pedir una cantidad dedinero "por todo concepto" (y
que las sentencias también sigan ese tenor); perolo que se tiene que hacer es identificar
cada uno de los daños, vale decir dañoemergente, lucro cesante, daño moral y, de ser el
caso, daño a la persona,fundamentarlos y solicitar el monto respectivo. Ello, a efectos de
una correctaadministración de justicia en beneficio de las partes y de la misma sociedad.
5. El demandante debe acreditar el nexo causal y el demandado la ruptura delnexo causal:
Ésta es, a mi parecer, la parte más descuidada de los escritos. Enefecto, pocas son las
demandas en las cuales se acredita el nexo causal. Eldemandante no solo debe acreditar el
daño, sino también que el hechoimputable al demandado es el que originó (causó) el daño
(para ello, basta leerlos artículos 1985 c.c., en materia extracontractual, y el 1321 c.c.
segundopárrafo en responsabilidad contractual). Por su parte, el demandado tiene lacarga
de acreditar la ruptura del nexo causal, vale decir, caso fortuito, fuerzamayor, hecho de un
tercero o el hecho de la propia víctima (arts. 1972 c.c. enextracontractual, 1315 c.c., y 1327
c.c. en contractual).
MODELO DE DEMANDA DE INDEMNIZACION DE DAÑOS YPERJUICIOS POR EJERCICIO
IRREGULAR O ARBITRARIO DELDERECHO DE ACCION
BASE LEGAL: Art.4 del C.P.C.
Secretario: ....................
Expediente: ....................
Cuaderno: PRINCIPAL.Escrito: Nro. 01.
Interpone demanda de indemnizaciónde daños y perjuicios

AL .....JUZGADO CIVIL DE .................
............................, identificado (a) con D.N.I. Nro........, con dirección domiciliaria
en...........,señalando domicilio procesal en...................; atentamente, digo:
l.VIA PROCEDIMENTAL y PETITORIO:
Que, en VIA DE PROCESO DE CONOCIMIENTO, interpongo demanda de indemnización de
daños y perjuicios contra, con domicilio en, a fin de que cumpla con pagarme la suma de
.............................
II.COMPETENCIA:
Es competente el Juzgado) Civil de........:- Porque, según se desprende del artículo 475 -
inciso 1)- del Código Procesal Civil, se tramitan en proceso de conocimiento ante los
Juzgados Civiles los asuntos contenciosos que no tengan una vía procedimental, no estén
atribuidos por ley a otros órganos jurisdiccionales y en que la pretensión revista
complejidad.- Porque cuando se demanda a una persona natural, es competente el Juez del
lugar de su domicilio, conforme lo establece el primer párrafo del artículo 14 del Código
Procesal Civil.
III. FUNDAMENTOS DE HECHO:
1.- Que, el (la) demandado (a), Sr. (a)............, inició en mi contra un proceso de.........,ante
el......Juzgado Civil de......, expediente Nro......., Secretario (a) ........

2.- Que, la sentencia definitiva, de fecha.........., recaída en el referido proceso, declaró
infundada la demanda en todos sus extremos y en el. Considerando de dicha resolución se
señala claramente que la demanda interpuesta carece de todo sustento legal y es
manifiestamente arbitraria.3.- Que, el proceso en cuestión, desarrollado en virtud de un
ejercicio arbitrario del derecho de acción, me ha ocasionado una serie de perjuicios, a saber:
(precisar los daños y
perjuicios irrogados
a
causa del proceso incoado en forma irregular
o
arbitraria).
4.- Que, por consiguiente, ante los daños y perjuicios señalados en el punto anterior,
corresponde la respectiva indemnización, la misma que estimo en la suma de.........
IV.FUNDAMENTACION JURIDICA:
Sustento mi petitorio en lo previsto en las siguientes normas legales: Artículo 1969 del
Código Civil, conforme al cual aquel que por dolo o culpa causa un daño a otro está obligado
a indemnizarlo. Artículo 4 del Código Procesal Civil, según el cual, concluido un proceso por
resolución que desestima la demanda, si el demandado considera que el ejercicio del
derecho de acción fue irregular O arbitrario, puede demandar el resarcimiento por los daños
y perjuicios que haya sufrido.
V.MEDIOS PROBATORIOS:
Ofrezco el mérito de los siguientes medios probatorios:1.- Expediente Nro...........,
correspondiente al proceso fenecido que sobre .............fue seguido por el (la) demandado
(a), Sr. (a)................., contra el (la) suscrito (a), por ante el.......Juzgado Civil de........,
Secretario (a)............., cuya existencia acredito con la copia certificada (simple) de la
sentencia definitiva, de fecha.., recaída en el referido proceso; con dicho expediente,
especialmente con la sentencia final, acredito que el ejercicio del derecho de acción ha sido
manifiestamente arbitrario.2.-..........."
..(indicar el medio probatorio de que
se
trate);
con el (la) cual demuestro los daños y perjuicios causados a mi persona por el ejercicio
arbitrario del derecho de acción.
POR TANTO:
Al Juzgado, solicito se sirva tener por interpuesta la presente demanda y darle el trámite
que a su naturaleza corresponde, conforme a mi derecho y de acuerdo a ley.
PRIMER OTROSI DIGO
: Que, delego las facultades generales de representación, a que se refiere el artículo 80 del
Código Procesal Civil, al (a la) Dr. (a), con Reg., y declaro estar instruido (a) acerca de sus
alcances. En cuanto al domicilio del (de la) representado(a), requisito para la representación
judicial por abogado, señalo que se encuentra indicado en la parte introductoria de la
presente demanda.
SEGUNDO OTROSI DIGO:
Que, autorizo a los (as) señores (as)........, identificado (a) con D.N.I. Nro., y....., identificado
(a) con D.N.I. Nro.........................., para realizar los actos de procuraduría que sean
pertinentes en este proceso como son el revisar el expediente, sacar copias, copias
certificadas, gestionar y recoger oficios, notificaciones, recoger anexos, entre otros.
EXPEDIENTE N° : 01377-2003-0-2601-JR-LA-01 DEMANDANTE : GUILLERMO MORAN ZARATE
MATERIA : INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUCIOS Y/O DEMANDADO : ELECTROPERU S.A
RESOLUCIÓN NÚMERO SETENTA Y TRES Tumbes, diez de diciembre del dos mil diez.-
VISTOS: el presente expediente; con el escrito y acta de vista de la causa que anteceden.- I.-
RESOLUCIONES OBJETO DE APELACIÓN: 1.1.-Es materia de apelación la sentencia contenida
en la resolución número SESENTA Y SIETE, su fecha diecisiete de agosto del dos mil diez, en
el extremo que declaró fundada en parte la demanda en cuanto a la indemnización por
daños y perjuicios ocasionando al demandante GUILLERMO MORÁN ZARATE, en
consecuencia, fijó en la suma de cien mil nuevos soles el monto que la empresa demandada
ELECTROPERU S.A. deberá abonar a favor del demandante por el DAÑO MORAL
CAUSADO1.2.-Es también objeto de apelación la resolución número CINCUENTA Y DOS
expedida en la audiencia única de fecha treinta y uno de marzo del dos mil nueve, por
medio de la cual se declaró fundada la excepción de caducidad formulada por la
demandada. II.- FUNDAMENTOS DE LOS RECURSOS DE APELACIÓN: 2.1.- Respecto a la
apelación de la sentencia a) El abogado del demandante en el escrito impugnatorio inserto a
folios setecientos siete, aduce los siguientes errores de hecho y de derecho: 1) Resulta
errónea la apreciación en el sentido que no se ha determinado ni comprobado la relación
causal existente entre el daño causado por la empresa demandada y los hechos - 2 -
alegados por el demandante, puesto que los certificados médicos expedidos por médicos
particulares mantienen la validez que le son inherentes al no haber sido objeto de ninguna
cuestión probatoria, tanto más si no existe normatividad alguna que imponga la
obligatortidad de su visación por una entidad de salud; además señala, que no existe pericia
ni evaluación médica que descarte el contenido de los certificados médicos presentados por
el actor; de modo que, “más allá de la carencia de documentos que acrediten la compra de
medicamentos, el juzgado ha obviado valorar que la sola existencia de una enfermedad
hace necesario un desembolso económico para preservar la salud”; 2) El accionante no ha
limitado su actuar a una actividad meramente alegatoria, dado que los gastos que irrogó el
proceso de ejecución de garantías que le iniciara el Banco Industrial del Perú, siempre
pusieron en riesgo el inmueble que le sirve ahora de morada; 3) El monto consignado como
reparación del daño moral, resulta diminuto, pues no se ha tenido en consideración que ha
existido una especie de “estigmatización” que ha traído como consecuencia que quienes
conocían al actor y a sus familiares, se formen una opinión negativa de su persona, en todos
los ámbitos; asimismo, no se valorado el comportamiento de la demandada que no
obstante de haberlo vilipendiado al interno de la institución, se ensañó contra su persona al
punto de haber remitido una carta al Gobierno Regional de Tumbes, con el objeto de
impedirle acceder a un nuevo puesto de trabajo; y, 4) Finalmente refiere: “ sostener ahora
que no existe prueba del periodo cuyo pago forma parte de la demanda, resulta igualmente
discutible, si se tiene en cuenta que el informe pericial se ha llevado a cabo después de 9
años de litigio, donde la posibilidad de que la demandada exhiba los documentos donde
conste la labor ejecutada por el demandante es casi nula; pero no por ello puede
desecharse este extremo de la pretensión, en tanto y en cuanto en el escrito de demanda se
ha fundamentado coherentemente esta pretensión”. Precisa pretensión impugnatoria:
solicita la REVOCATORIA de la resolución apelada en el extremo del monto indemnizatorio,
a efecto que esta Superior Sala, modificándolo, lo establezca en quinientos mil dólares
americanos.- b) Los abogados de la demandada en el escrito impugnatorio inserto a folios
setecientos quince, aducen los siguientes errores de hecho y de derecho: 1) Se ha - 3 -
violado el principio contenido en el articulo VII del Titulo Preliminar del Código Procesal Civil
que establece que el juez no puede ir mas allá del petitorio ni fundar su decisión en hechos
no alegados por las partes, puesto que si el A quo señaló en el quinto considerando que no
se ha probado el nexo de causalidad entre los hechos alegados y el daño causado por la
empresa respecto al daño emergente y lucro cesante, así, no ha existido daño al no haberse
acreditado un despido arbitrario, sino la conclusión normal del contrato de trabajo por
vencimiento del plazo, no debió estimar la indemnización por daño moral; 2) El daño moral
no se produjo al no haber existido una conducta calificada como ilícita, tanto más si el
despido alegado por un actor contempla como resarcimiento suficiente la indemnización
señalada en el TUO del Decreto Legislativo 728 aprobado por el Decreto Supremo N° 03-97-
TR; 3) No se ha determinado que la demandada haya actuado con dolo o culpa inexcusable,
por lo que existe la carencia del elemento subjetivo de la responsabilidad en el presente
caso ; 4) La impugnada adolece de una debida motivación al no haber determinado
jurídicamente el elemento del nexo de causalidad que debe existir en todo análisis
vinculado a la responsabilidad civil; 5) Se debe valorizar adecuadamente el quantun
indemnizatorio, tanto más si el trabajador no ha cuantificado cada extremo de la
indemnización que reclama, entre otros aspectos que son dignos de ser tenidos en cuenta;
6) Se obvió advertir que no fue ELECTROPERU S.A. quien adelantó información e incriminó al
demandante hechos delictivos, sino que fue el propio actor quien hizo pública la
investigación que se estaba realizando al interno de la empresa, ante la Presidencia del
Directorio, la Comisión de Justicia de Energía y Minas del Congreso de la República y la
Comisión de Despacho de la Presidencia del República, aperturándose paralelamente una
investigación por parte de la Contraloría General de la República contra sus compañeros,
interviniendo éste como testigo. Señala que en la información complementaria que se le
requirió, siempre utilizó la palabra “presunta responsabilidad”, desligando alguna conducta
ilegal si es que las autoridades solicitantes le dieron una connotación distinta. En esencia
sostiene que al haber laborado en el almacén el demandante en el periodo en que
sucedieron los hechos que motivaron el procedimiento investigatorio, el departamento de
ELECTROPERU S.A., lo incluyó en la investigación como testigo, para lo cual luego de haber
cesado se le requirió para que colaborara en esclarecer los hechos detallados. - 4 - Precisa
pretensiones impugnatorias: Como pretensión principal: solicita se REVOQUE la resolución
apelada; y reformándola, se declare improcedente la demanda; además, como pretensión
impugnatoria subordinada: Solicita se declare nula la recurrida. 2.2.- Respecto a la apelación
formulada contra la resolución cincuenta y dos a) El actor aduce que la demanda ha sido
interpuesta dentro del plazo legal, en consecuencia, corresponde desestimar la excepción
formulada con el objeto se prosiga la tramitación de la causa respecto a la pretensión de
reincorporación laboral. Precisa pretensión impugnatoria: Solicita la revocatoria de la
impugnada a efecto que se desestime la excepción deducida. III. CONSIDERANDOS DE LA
SENTENCIA: PRIMERO: Del escrito postulatorio de demanda fluye que las pretensiones
objeto de pronunciamiento son las siguientes: i) Reposición al puesto de trabajo; II) pago de
una indemnización por concepto de daños y perjuicios ascendente a 1´ 000 000.00 de
dólares americanos; y, iii) Pago de remuneraciones de 6 sueldos no pagados cuya suma es
de S/. 17 400.00. Alega el demandante, que con fecha uno de setiembre de mil novecientos
ochenta y dos, ingresó a laborar para la empresa demandada por resolución de Gerencia
General N° 679-82, en el cargo de Supervisor de Mantenimiento Mecánico, como trabajador
nombrado; encargándose paralelamente del Almacén por aproximadamente un año y seis
meses, desempeñando sus labores satisfactoriamente durante el tiempo de servicio; indica
que en el mes de mayo de mil novecientos noventa y dos, en forma arbitraria, se le invitó al
retiro con incentivos, los mismos que no se le pagaron, contratándosele por tiempo
determinado, precisando que los contratos los firmaba para conservar su empleo; agrega
que en el mes de agosto del año dos mil, se venían sustrayendo diversos bienes de la
Empresa, hecho que fue informado en forma verbal y en forma escrita a su jefe inmediato,
mediante los informes correspondientes, presentando en noviembre del dos mil uno un
Informe a la Gerencia General, por la sustracción sistemática de cables de energía, probador
de inyectores y otras especies, pertenecientes a la Central Térmica - 5 - Las Mercedes de la
Unidad de Producción Tumbes, responsabilizando directamente al Jefe de la Unidad de
Producción, señor Wilfredo Terrones Elera, quien extraía materiales sin documentos, en
diferentes fechas; iniciándose el respectivo proceso penal, culminando con la condena del
antes nombrados y otros involucrados, a tres años de pena privativa de libertad, por los
hechos delictuosos antes descritos. En ese orden de ideas, manifiesta que por haber
realizado una denuncia por el robo sistemático de bienes de su empleadora, fue objeto de
abuso y despido arbitrario de su centro de trabajo, lo cual le ha ocasionado un perjuicio
económico y un grave daño moral, pues se le acusaba que había sido despedido por estar
involucrado en el robo antes indicado; precisando, respecto al daño económico, que como
consecuencia del despido arbitrario se quedó sin empleo, sin tener el sustento para sufragar
los gastos que demandaba su familia, dejando sus hijos de estudiar, deteriorándose su
salud, llegando al extremo de darle un derrame facial, ocasionándole trastornos
psicosomáticos crónicos, con temblores generalizados en todo su cuerpo, cuyo tratamiento
le demandó un gasto de diez mil dólares americanos; asimismo, indica que dejó de cancelar
las obligaciones de pago de su vivienda, encontrándose incluso en un proceso de remate,
perdiendo su inmueble. Respecto al daño moral, indica que existe una clara intención de su
empleadora de implicarlo en el hecho delictuoso, tal como se aprecia de los siguientes
documentos 1) La Carta N° D-038-2002 del Presidente del Directorio de ese entonces don
Teofilo Casas Rivas, dirigida al Congresista José Carlos Carrasco Távara, de fecha diecinueve
de febrero del dos mil dos, donde se consigna en su segundo párrafo: “Al señor Guillermo
MORAN ZÁRATE, se le ha determinado Presunta Responsabilidad Penal y Administrativa, tal
como se aprecia en el informe adjunto al presente”, demostrándose la intención deliberada
de dañar su imagen y dignidad, acusándole de un hecho delictivo que jamás cometió; 2) Las
Declaraciones Juradas de Verdad, legalizadas y firmadas por tres empleados de seguridad,
donde se nota la intención de malograr su imagen de parte del Representante de Seguridad
de la Empresa demandada; 3) La Carta N° D-217-2002, dirigida por el señor Guillermo
Castillo Justo, Presidente del Directorio de la Empresa Electroperú S.A. al Vice Ministro de
Energía, haciéndole conocer las irregularidades antes señaladas; precisando que la Oficina
de Auditoria Interna realizó un examen especial, formalizándose la denuncia penal,
involucrándole en el robo sistemático de - 6 - bienes de la demandada; denuncia que no
prosperó toda vez que el Juez Penal de Turno de Tumbes, no lo comprendió en su auto de
apertura de instrucción; demostrándose claramente que el mismo Presidente del Directorio
de Electroperú S.A. usó todos los medios para comprenderlo en el delito antes descrito, sin
lograr su cometido. SEGUNDO: La Empresa demandada, debidamente representada por don
César Percy Herrera Sánchez Navarrete, solicita se declare improcedente la demanda por
acumulación indebida de pretensiones, las mismas que resultan incompatibles entre sí.
Sostiene asimismo, que la demanda debe ser declarada infundada, toda vez que el
demandado nunca fue despedido de ELECTROPERÚ S.A.; que, lo cierto es que el contrato
que lo vinculaba a la demandada expiró por vencimiento del plazo, tal cual se acredita a
través de los medios probatorios que se adjuntan al escrito de contestación de demanda;
indicando que al no haber existido despido arbitrario alguno, no resulta posible exigir la
reposición en el centro de trabajo y mucho menos solicitar una indemnización por daños y
perjuicios que se deriva del daño sufrido como consecuencia del supuesto despido
arbitrario, por tanto, la demanda interpuesta por el demandante debe ser declarada
infundada en todos sus extremos. TERCERO: En nuestra legislación civil vigente, se han
recogido dos criterios en materia de responsabilidad civil (subjetiva y objetiva) aplicables a
nivel contractual y extracontractual, a fin de procurar el resarcimiento de la víctima del daño
causado por la conducta lesiva. Así, en materia de responsabilidad civil contractual, el
criterio subjetivo de responsabilidad (culpa) se encuentra regulado en el artículo 1321° del
Código Civil, ligado a la inejecución de las obligaciones por dolo, culpa inexcusable o culpa
leve; mientras que en materia de responsabilidad civil extracontractual, se encuentra
regulado en el artículo 1969° del acotado texto legal, conforme al cual todo daño producido
por dolo o culpa resulta pasible de indemnización. Es así que en cada caso, el juzgador,
analiza los elementos de la responsabilidad civil a fin de establecer el monto indemnizatorio
correspondiente. De otro lado, el criterio objetivo de responsabilidad (artículo 1970° del
Código Civil) resulta aplicable a supuestos de responsabilidad extracontractual sobre la base
del riesgo creado, que se constituye como el factor objetivo de atribución de
responsabilidad, mediante el cual, sólo basta con acreditar el daño causado, la relación de
casualidad y que se ha tratado de un daño - 7 - producido mediante un bien o actividad que
supone un riesgo adicional al ordinario y común y que por ello mismo merecen la
calificación de riesgoso. CUARTO: De lo expuesto en el informe oral por los abogados de
cada una de las partes procesales, se advierte que nos encontramos frente a un supuesto de
responsabilidad por incumplimiento contractual1 , en la medida que toda la argumentación
fáctica gira entorno a un contrato de trabajo, del cual obviamente se ha derivado una
relación contractual vinculatoria entre la parte contratante que vendría a ser la empleadora,
y el contratado, ex-trabajador, ahora demandante; por lo que, para los efectos de
determinar la existencia del alegado incumplimiento contractual, habrá que examinar la
concurrencia de los elementos siguientes: 1) la existencia de un contrato validamente
celebrado; 2) que el incumplimiento, absoluto o relativo, sea responsabilidad del deudor; 3)
que este incumplimiento haya causado un daño al acreedor; 4) que exista una relación
inmediata y directa entre el incumplimiento del deudor, absoluto o relativo, y el daño
causado al acreedor; y, 5) la existencia de los factores de atribución. QUINTO: En el caso sub
examine, conforme a las argumentaciones vertidas y los medios probatorios insertos en
autos, se tiene que las partes procesales celebraron un contrato de trabajo sujeto a
modalidad por incremento de actividad, el mismo que estuvo vigencia desde el mes de abril
de 1996 hasta el 31 de diciembre del año 2001, fecha esta última en cual la relación
contractual quedó extinguida por vencimiento del mismo. Es de enfatizar al respecto, que el
contrato de trabajo- con el objeto de regular los distintos tópicos referidos a la prestación
de servicios- genera una relación contractual entre el trabajador y el empleador, la misma
que traduce en un cúmulo de derechos y obligaciones para cada uno de los contratantes.
Así, según los preceptos de la regulación civil, los mismos que resultan aplicables a otros
órdenes jurídicos como es el caso del derecho laboral: “los contratos deben negociarse,
celebrarse y ejecutarse según las reglas de la buena fe y común intención de las partes”
(articulo 1362° del Código Civil); ello implica- a efecto de analizar el presente caso- que la
buena fe y 1 Artículo 1321° del Código Civil.- Indemnización por dolo, culpa leve e
inexcusable Queda sujeto a la indemnización de daños y perjuicios quien no ejecuta sus
obligaciones por dolo, culpa inexcusable o culpa leve. El resarcimiento por la inejecución de
la obligación o por su cumplimiento parcial, tardío o defectuoso, comprende tanto el daño
emergente como el lucro cesante, en cuanto sean consecuencia inmediata y directa de tal
inejecución. Si la inejecución o el cumplimiento parcial, tardío o defectuoso de la obligación,
obedecieran a culpa leve, el resarcimiento se limita al daño que podía preverse al tiempo en
que ella fue contraída. - 8 - lealtad que deben guardar tanto el empleador como el
trabajador, no sólo le son exigibles en la ejecución misma del contrato, sino que, dada las
características propias de la regulación laboral, éstas se hacen extensivas con posterioridad
a la ruptura del vinculo laboral. SEXTO: Fluye de autos, que el actor, el día 14 de noviembre
del 2001, encontrándose aún vigente el vinculo laboral con Petroperú S.A., en cumplimiento
de los deberes antes citados, puso en conocimiento de la empresa demandada la
sustracción de una serie de bienes por parte de varias personas, entre las cuales se incluía
su jefe inmediato; este hecho fue precisamente el que originó una investigación por parte
de la oficina de control interno de la emplazada y posteriormente la instrucción penal contra
las personas de Wilfredo Terrones Elera, Roberth Morante Corrales, Jorge Saldarriaga
Prescott, Jorge Saldarriaga Infantes y Milton Saldarriaga Infantes, las mismas que
merecieron sentencia condenatoria en el proceso N° 153-2002 con fecha treinta de junio del
dos mil tres. Se advierte además, que el hecho determinante para dar por concluida la
relación laboral, radicó en la investigación realizada al interno de la empresa, en la cual, si
bien no se le atribuyó directamente al demandante responsabilidad en los hechos
investigados, como consta del oficio D 038-2002, su fecha 19 de febrero del 2002, remitido
por el Presidente del Directorio de Electroperú S.A. al Congresista José Carlos Carrasco
Távara; en el último acápite de este documento, se estableció que la no renovación de su
contrato obedecía a tales hechos al expresar: “ Finalmente, debo indicar que el contrato de
trabajo de señor Guillermo Moran Zarate, bajo la modalidad a plazo fijo, concluyó el
2001.12.31 y se consideró conveniente no renovarlo por los motivos expuestos”. SÉTIMO: A
criterio de este Colegiado, fue la empresa emplazada quien desde un inició incumplió sus
obligaciones, pues atendiendo al tiempo de servicios prestados y al amparo de la
normatividad laboral que favorece al trabajador demandante, no correspondió se disponga
el cese del mismo, sino que- también en efectividad de los principios de buena fe y lealtad-
la demandada debía proceder a la renovación del citado contrato, tanto más si fue el mismo
incoante quien - en cumplimiento de sus obligaciones laborales y haciendo frente a distintos
trabajadores de Electroperú S.A., entre ellos su jefe inmediato - puso en conocimiento de
tales hechos a su empleadora, no pudiéndose admitir que quien denuncia un hecho
presuntamente irregular, - 9 - posteriormente se encuentre involucrado en el mismo; tal es
así que al actor no se le incluyó en la investigación penal, como se logra constatar de la
denuncia, el auto apertorio y la sentencia misma, documentos éstos insertos a folios
cuarenta y dos, cuarenta y cinco y cuarenta y ocho del presente expediente. OCTAVO:
Teniendo en cuenta lo expuesto, es de hacer notar que con posterioridad a la conclusión del
contrato, la demandada, además de remitir la comunicación al Congresista José Carlos
Carrasco Távara, cursó oficio al Gobierno Regional de Tumbes, con el objeto de impedir el
acceso del demandante a dicha entidad; ello se logra constatar con el escrito que se le cursó
al mismo actor con fecha cuatro de marzo del dos mil tres (folios sesenta y uno), en el cual
la Presidenta del Gobierno Regional de Tumbes, le expresó lo siguiente: “ no podemos
contratar sus servicios, por tener responsabilidad penal y administrativa en su contra por
peculado en su anterior desempeño laboral… Además, cabe indicarle señor Guillermo
Moran que en todo el ámbito del Gobierno Regional y posiblemente a nivel nacional NO
PODRA OCUPAR PLAZA ALGUNA, por los motivos expuestos” ; fue precisamente esa
circunstancia la que también generó por parte de la demandada un incumplimiento de la
obligación que aún le era exigible, tanto más si la investigación era reservada, no
apreciándose asimismo que obre en autos requerimiento previo de dicha información. De
aquí se desprende el daño ocasionado al actor, pues obviamente éste se vio imposibilitado
de buscar una nueva oportunidad laboral- de acuerdo a su preparación y expectativas- en
esta institución y en otras entidades públicas y privadas. La relación de causalidad2 entre el
daño ocasionado y la conducta desplegada por la demandada resulta en este caso por
demás evidente. Ahora, el factor de atribución, no puede ser otro que el dolo, pues la
intención de la emplazada en todo momento fue desprestigiar al actor para impedirle el
acceso al cualquier actividad laboral, obviando considerar que según las normas vigentes,
correspondía la renovación del contrato de aquél, más aún si gracias a éste se logro
investigar y sancionar a los responsables del hurto sistemático de los bienes de dicha
empresa; toda interpretación en contrario haría suponer un acto de represalia por parte de
la misma empresa contra el ahora demandante, lo que efectivamente se infiere aconteció
en el caso de autos. 2 En el ámbito de la responsabilidad contractual, se deshecha la noción
de causalidad adecuada y en su lugar se utiliza el termino relación de causalidad inmediata y
directa, que se establece en el articulo 1321° del Código Civil. - 10 - NOVENO: Sobre los
daños extramatrimoniales, en el caso especifico el daño moral3 , este Colegiado atendiendo
a la dificultad de su cuantificación y al hecho mismo que al actor tuvo que atravesar las
consecuencias adversas de un derrame facial, asume la misma posición adoptada por el A
quo en el sentido que de acuerdo al criterio de equidad establecido en el articulo 1332° del
Código Civil y a la luz del articulo 1322° del mismo corpus jurídico, la cantidad de cien mil
nuevos soles resulta proporcional al daño causado y a la gravedad de la conducta
desplegada por la demanda4 , tanto más si se ha afectado el proyecto de vida del actor,
quien según se tiene de autos, buscaba su continuidad laboral en la empresa demandada;
así, se aprecia que éste, pese a haber ingresado a laborar para la misma, en su condición de
nombrado desde el año 1982, según se tiene de la Resolución de Gerencia General N° 679-
82 obrante de folios dos, con posterioridad se varió esta situación con contratos modales,
manteniéndose inalterable la relación laboral con Electroperú S.A. DÉCIMO: En relación a la
apelación formulada contra la resolución que estimó la excepción de caducidad, la cual se
encuentra vinculada con la pretensión de reincorporación laboral, este Colegiado debe dejar
precisado que, estando concluida la relación laboral el treinta y uno de diciembre del dos
mil uno, y habiendo sido ingresada la demanda por mesa de partes el treinta y uno de
diciembre del dos mil tres, la acción se ejerció extemporáneamente, por tanto, corresponde
homologar dicha resolución de conformidad con lo previsto en el artículo 36° del Decreto
Legislativo 728, en cuanto establece que el plazo para accionar caduca a los treinta días
naturales de producido el hecho. IV. DECISIÓN DE LA SALA Por las consideraciones
expuestas, LA SALA CIVIL DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE TUMBES, RESUELVE:
CONFIRMAR la sentencia contenida en la resolución número SESENTA Y SIETE, su fecha
diecisiete de agosto del dos mil diez, en el extremo que falló declarando fundada en parte la
demanda en cuanto a la indemnización por daños y perjuicios ocasionando al demandante
GUILLERMO 3 Se entiende por daño moral a aquella lesión de un sentimiento considerado
socialmente digno y honorífico, el mismo que ocasiona en la generalidad de los casos, un
sufrimiento injustificado a otra persona. 4 En el ámbito contractual, la valuación del monto
indemnizatorio no depende únicamente del daño causado al acreedor, sino que depende
también del grado de culpabilidad del deudor - 11 - MORÁN ZARATE, en consecuencia, fijó
en la suma de cien mil nuevos soles el monto que la empresa demandada ELECTROPERU
S.A. deberá abonar a favor del demandante por el DAÑO MORAL CAUSADO; asimismo,
CONFIRMARON la resolución número cincuenta y dos, que declaró fundada la excepción de
caducidad formulada por la demandada; con lo demás que contiene; devuélvase los autos al
juzgado de origen en su oportunidad. Actuó como Ponente el Juez Superior Williams H.
Vizcarra Tinedo. NOTIFIQUESE.- Señores Jueces Superiores: Vizcarra Tinedo, Valencia Hilares
y Maqui Vera. Secretaria: Teresa A. Nole Zapata.-
Demanda de Indemnización De DañOs Y Perjuicios Por Responsabilidad Extracontractual

Expediente Nº:
Cuaderno : Principal
Escrito Nº :
Sumilla : Demanda de Indemnización
por daños y perjuicios derivada de
Responsabilidad Extracontractual .

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO MIXTO DE MARISCAL NIETO .

CRISTIANO MOISES SALAS PALOMINO, identificado con DNI Nº 45101512, con dirección domiciliaria en Calle
Moquegua Nº 621 II Nivel, y, señalando domicilio procesal en la Calle Ancash Nº 458-A interior Oficina Nº 02
de esta ciudad de Moquegua; ante Ud. con el debido respeto me presentó y expongo:

I. DEMANDADOS

i.1 Marcela Antonia Sánchez Guerra y Carlo Fabio Pinto Zapata, en calidad de propietarios del
vehículo de placa de rodaje XU-524, con dirección domiciliaria en la Calle Moquegua 625 III Nivel, de
esta ciudad de Moquegua, donde serán notificados y emplazados válidamente..Cristian Tejeda Copa,
en calidad de conductor del vehículo de placa de rodaje XU-524, con dirección domiciliaria en la Calle
Ancash 525, de esta ciudad de Moquegua.. .

II. PETITORIO

Invocando interés y legitimidad para obrar (), por derecho propio, interpongo pretensiones de:.

Ii.1 Pretensión Principal.

Pago de indemnización por daños y perjuicios derivado de responsabilidad extracontractual, a fin de
que los demandados cumplan con indemnizarme con la suma de S/. 200000.00 nuevos soles por los
siguientes conceptos:

Daño Patrimonial Daño Emergente 50000
Lucro Cesante 20000
Daño extrapatrimonial Daño Moral 80000
Daño Personal 50000
TOTAL

II.2 Pretensión Accesoria.

Pago de costas y costos del proceso..

III. FUNDAMENTOS DE HECHO

Iii.1 Evento Dañoso y relación de causalidad: El día 24 de noviembre de 2009, fui víctima de un
atropello en la Calle Moquegua 621, a las 8: 30 pm, cuando me hallaba transitando por la vereda;
accidente de tránsito que me ocasionó politraumatismo severo en la columna (parte lumbar) y
pérdida de funcionamiento en miembros inferiores. Con motivo de este accidente, interpuse
denuncia penal en contra de los demandados, lo que dio origen al Expediente Penal Nº 0152-2009,
proceso en el que no me constituí en actor civil, y, que a la fecha cuenta con sentencia condenatoria
respecto del responsable directo.
Iii.2 Tipos de daño:

Iii.2.1 Daño Emergente: Constituido por los gastos efectuados para mi atención en el
Hospital, exámenes practicados, terapias, citas médicas a especialistas, transporte a otras ciudades y
las medicinas prescritas para llevar un correcto tratamiento, gastos que únicamente han sido
cubiertos por mi persona, sin recibir auxilio del causante de mi estado actual.

III-2.2 Lucro Cesante: Constituido por los ingresos que he dejado de percibir como
consecuencia de mi estado de salud a consecuencia del accidente de tránsito, pues laboraba en la
Empresa de Vigilancia VIGSER S.A. percibiendo una remuneración mensual era de 700 nuevos soles.

III.2.3 Daño Personal y Moral: Constituido por el estado de invalidez que presentó al no
poder movilizar mis extremidades inferiores; el proyecto de vida frustrado ya que cuento con 25 años
de edad; y, por el dolor, afectación y sufrimiento que se me causa al saber que no podré movilizarme
ni llevar mi vida normal como antes de que sufra el accidente.

III.2.4 Factores de atribución: Constituido por la culpa con la que obró el demandado
Cristian Tejada Copa, pues los daños ocasionados a mi persona se debieron a su actuar negligente de
conducir el vehículo en excesiva velocidad.

IV. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA.
1. El artículo 1 de la Constitución que preceptúa que “La defensa de la persona humana y el respeto
de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”.
2. El artículo 2 inciso 1 de la Constitución que preceptúa que “Toda persona tiene derecho: 1. A la
vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. El
concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece…”.
3. Los artículos 17, 1969, 1981, 1984 y 1985 del Código Civil.
4. Los artículos 131, 424 y 425 del Código Procesal Civil.
V. MONTO DEL PETITORIO.S/. 200000.00 nuevos soles..
VI. VÍA PROCEDIMENTAL.Proceso Abreviado. .
VII. MEDIOS PROBATORIOS.

Declaración de parte de la demandada Marcela Antonia Sánchez Guerra..

Declaración de parte de la demandada Carlo Fabio Pinto Zapata.

Declaración de parte de la demandada Cristian Tejeda Copa.

Certificado de Trabajo en original del 26 de noviembre de 2009.

Boletas de Pago (20) en original del período 2008 y 2009.

Declaración testimonial de Luis Alberto Gonzales Salazar, de 32 años de edad, con DNI Nº 4526874,
con domicilio en Calle Arequipa 758, quien declarara conforme al pliego interrogatorio que adjunto
en sobre cerrado

Certificado Médico Actual del actor.

Certificado Médico Legal Nº 4058-2009.

Copia de la tarjeta de propiedad del vehículo materia del accidente.

Expediente Penal Nº 152-2009, debiendo cursarse oficio a fin de que se remita dicho expediente.

VIII. ANEXOS.

Anexo 1.A: Copia de DNI. .
Anexo 1.B: Copia de la Resolución Nº 001-2009 en la que se me concede auxilio judicial para el inicio
del presente proceso. .

Anexo 1.C: Pliegos interrogatorios para las declaraciones de parte y testimonial..Anexo 1.D:
Certificado de Trabajo en original del 26 de noviembre de 2009.

Anexo 1.E: Boletas de Pago (20) en original del período 2008 y 2009.

Anexo 1.F: Certificado Médico Actual del actor..Anexo 1.G: Certificado Médico Legal Nº 4058-
2009..Anexo 1.H: Copia de la tarjeta de propiedad del vehículo materia del accidente.

Anexo 1.I: Copia de la Sentencia recaída en el Expediente Penal Nº 152-2009.

POR LO EXPUESTO:

A Ud. pido se sirva dar trámite a la demanda interpuesta, calificarla positivamente y declararla fundada
en su oportunidad, conforme a ley. .Moquegua, 27 de diciembre de 2009.

 III. FUNDAMENTOS DE HECHO 1. Se tiene que la recurrente es viuda de que en vida fue trabajador de
la demandada el cual en cumplimiento de sus funciones y dentro de las horas de trabajo así como la unidad
asignada para el transporte de los mismos sufrió un aparatoso accidente de tránsito resultando muero en
dicho accidente. 2. Pese a ello la empresa simplemente a propia voluntad y pese a los requerimientos
verbales no quiere indemnizarme por la muerte de mi esposo, que como tal me corresponde por ser la
viuda que sufre por la partida de mi pareja y único sostén de mi hogar. SOBRE EL DAÑO CAUSADO 1.
Como consecuencia de la muerte fatal de mis esposo la recurrente se ha visto perjudicada con gravas danos
y perjuicios en lo personal, moral así como he tenido pérdidas patrimoniales efectivas, además he dejado
de percibir las remuneraciones de mi esposo, así como se ha frustrado mi proyecto de vida. 2. Además se
debe considerar que la demandada lejos d asumir su responsabilidad se muestran sin ningún tipo de
voluntad a ayudar. SOBRE LA RELACIÓN DE CAUSALIDAD 1. Podemos definir como el nexo o
relación existente entre el hecho determinante dl daño y el daño propiamente dicho, es una relación causa
efecto, esta relación nos permitirá establecer hechos susceptibles de ser indemnizados los cuales merecerán
ser separado. DAÑOS PATRIMONIALES
 3. ESTUDIO JURÍDICO TORRES & ASOCIADOS 1. Se tiene que están formados por la pérdida
patrimonial com consecuencia de un hecho ilícito o abusivo, implica siempre un empobrecimiento,
comprende tanto elos daños inmediatos como los daños futuros. 2. Que los hechos anteriormente referidos
en este caso la perdida ha sido la vida de mis esposo quien no tiene precio alguno por lo que estimo la
suma de 800 000.00 nuevos soles. LUCRO CESANTE 1. El lucro cesante es el ingreso no patrimonial, el
no embolso, la perdida, la ganancia frustrada. Por lo que mi familia ha dejado de tener los ingresos que
anteriormente percibía y como tal se va visto totalmente afectada. DAÑOS EXTRAPATRIMONIALES En
cuanto al daño personal: Se tiene que este daño a consistido en que mi esposo ha sufrido un daño de
humanidad de carácter irreparable por cuanto ha resultado muerto y nunca podrá cambiar eso. En cuanto al
daño moral: El daño moral es la afectación de la integridad moral y sus efectos suele definirse como dolor,
la pena, sufrimiento, angustia, aflicción y otros sentimientos similares. COSTOS Y COSTAS DEL
PROCESO Solicito en forma expresa el pago de costas y costos del proceso el cual deberá de pronunciarse
su despacho. IV. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA El artículo 1 de la Constitución que preceptúa que
“La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del
Estado”. El artículo 2 inciso 1 de la Constitución que preceptúa que “Toda persona tiene derecho: 1. A la
vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su
El día 11 de marzo de 2007, fui víctima de un arrollamiento en la avenida Alfonso Ugarte, , a las 6 y 10
minutos de la mañana, cuando se encontraba haciendo ejercicios por el ciudadano Sergio Vera, donde me
apreciaron Dolor lumbar y politraumatismo en el tórax y con parestesia y pérdida de funcionamiento o
movilidad en miembros interiores, tal como quedó establecido en informe médico, que a partir de ese
momento, comenzó mi padecimiento y comienzan a realizarme una serie de análisis y exámenes para
determinar los daños causados por el arrollamiento. 2. Que los demandados no han asumido su
responsabilidad por los daños ocasionados a mi persona, por su actuar negligente al conducir el vehículo
en excesiva velocidad, por tanto se interpuso la denuncia penal, la que dio origen al expediente penal Nº
0152-2007, en el que no me constituí en parte civil, y que a la fecha cuenta con sentencia en la declararon
culpable al demandado. 3. En la actualidad me encuentro impedido de realizar actividades básicas y
normales que cualquier ser humano realiza, no puedo trabajar ni valerme por mi mismo. Es evidente que el
accidente inutilizó mi vida y me ha impedido el seguir adelante y realizar todos los planes que tenía
preparado para el futuro.