You are on page 1of 8

ASIGNATURA:

Lengua Española en la Educación Básica III


TEMA:

Actividad 1
FACILITADORA:

Maria Altagracia Mercedes


PARTICIPANTE:

Maria Cristina Biscaino Rosario


MATRICULA:

16-5267
FECHA:
02/11/2018
1-Investiga los siguientes conceptos:

 Lexicología y léxico:

Es la subdisciplina de la lingüística que tiene por cometido la


clasificación representación y estudio de la escritura léxica según
relaciones en la lengua.

La lexicología muy diferente de la lexicografía. La lexicografía


pretende simplemente describir o recoger formas léxicas y se centra
en una lengua particular.

 Concepto de semántica:

Se denomina semántica a la ciencia lingüística que estudia el


significado de las palabras y expresiones, es decir, lo que las palabras
quieren decir cuando hablamos o escribimos.

La finalidad de la semántica es descomponer el significado en


unidades más pequeñas llamada semas o rasgos semánticos, estos
permiten segmentar el significado de las palabras y diferenciar
palabras de significados parecidos y palabras de significado opuesto.

Las palabras según su significado: sinonimia, antonimia,


polisemia, homonimia y paronimia.

 Sinonimia:

Es la relación semántica de identidad o semejanza de significados


entre determinados expresiones o palabras llamadas sinónimos. Por lo
tanto, sinónimo son expresiones o palabras que tienen un significado
similar o idéntico entre sí, y pertenecen a una misma categoría.
 Antonimia:

Las antonimias son palabras que tienen un significado opuesto o


contrario entre sí. Deben pertenecer, al igual que los sinónimos a la
misma categoría gramatical.

Antónimos de alegría son tristeza, depresión, melancolía, Y antónimo


de grande son chicos o pequeños.

También existen al menos 4 clases de antónimos que son:

1) Graduales

2) No graduales

3) Complementarios

4) Reciproco

 Polisemia:

En lingüística se representa cuando misma palabras o signos


lingüísticos tiene varias acepciones o significados. Una palabra
polisémica es aquella que tiene dos o más significados que se
relacionan entre sí.

La palabra polisemia está compuesta por el prefijo poli-, que indica


“muchos” y por sema, que deriva del griego y se refiere a “significado”.
De ahí que la palabra polisemia se emplee para designar a las
palabras que poseen más de un significado.

 Homonimia:

Es la cualidad de dos palabras de distintos origen y significado por


evaluación histórica, que tienen la misma forma, es decir, la misma
pronunciación o la misma escritura.
En un diccionario, las palabras homonimias suelen tener entrada
distinta.

Es posible distinguir dos tipos de homonimias:

 Las palabras homógrafas:

Que coinciden en su escritura, aunque no necesariamente en


pronunciación.

 Las palabras homófonas:

Que coinciden en pronunciación, aunque no necesariamente en su


escritura.

Paronimia:

Es una relación semántica y consiste en que dos o más palabras se


asemejan en su sonido, pero se escriben de forma diferente y tienen
significados distintos, usualmente no relacionado.

Esta circunstancia, llamada paranomasia o paronimia, puede dar lugar


a impropiedades y faltas de ortografía, aunque también es un recurso
literario y ludo lingüístico.
2-Lee el siguiente texto y realiza un análisis léxico –semántico de
las palabras que lo componen, seleccionando el léxico pertinente
y luego escribe el significado de cada una. Explica el significado
de las expresiones subrayadas.

Los dos conjuros


Había una vez un rey que daba risa. Parecía casi de mentira, porque por mucho
que dijera "haced esto" o "haced lo otro", nadie le obedecía. Y como además era
un rey pacífico y justo que no quería ni castigar ni encerrar a nadie en la cárcel,
resultó que no tenía nada de autoridad, y por eso dio a un gran mago el extraño
encargo de conseguir una poción para que le obedecieran.
El anciano, el más sabio de los hombres del reino, inventó mil hechizos y otras
tantas pociones; y aunque obtuvo resultados tan interesantes como un caracol
luchador o una hormiga bailarina, no consiguió encontrar la forma de que nadie
obedeciera al rey. Se enteró del problema un joven, que se presentó rápido en
palacio, enviando a decir al rey que él tenía la solución.
El rey apareció al momento, ilusionado, y el recién llegado le entregó dos
pequeños trozos de pergamino, escritos con una increíble tinta de muchos colores.

- Estos son los conjuros que he preparado para usted, alteza. Utilizad el primero
antes de decir aquello que queráis que vuestros súbditos hagan, y el segundo
cuando lo hayan terminado, de forma que una sonrisa os indique que siguen bajo
vuestro poder. Hacedlo así, y el conjuro durará para siempre.

Todos estaban intrigados esperando oír los conjuros, el rey el que más. Antes de
utilizarlos, los leyó varias veces para sí mismo, tratando de memorizarlos. Y
entonces dijo, dirigiéndose a un sirviente que pasaba llevando un gran pavo entre
sus brazos:

- Por favor, Apolonio, ven aquí y déjame ver ese estupendo pavo.

El bueno de Apolonio, sorprendido por la amabilidad del rey, a quien jamás había
oído decir "por favor", se acercó, dejando al rey y a cuantos allí estaban
sorprendidos de la eficacia del primer conjuro. El rey, tras mirar el pavo con poco
interés, dijo:

- Gracias, Apolonio, puedes retirarte.


Y el sirviente se alejó sonriendo. ¡Había funcionado! y además, ¡Apolonio seguía
bajo su poder, tal y como había dicho el extraño!. El rey, agradecido, colmó al
joven de riquezas, y éste decidió seguir su viaje.

Antes de marcharse, el anciano mago del reino se le acercó, preguntándole dónde


había obtenido tan extraordinarios poderes mágicos, rogándole que los
compartiera con él. Y el joven, que no era más que un inteligente profesor, le
contó la verdad:

- Mi magia no reside en esos pergaminos sin valor que escribí al llegar aquí. La
saqué de la escuela cuando era niño, cuando mi maestro repetía constantemente
que educadamente y de buenas maneras, se podía conseguir todo. Y tenía razón.
Tu buen rey sólo necesitaba buenos modales y algo de educación para conseguir
todas las cosas justas que quería.

Y comprendiendo que tenía razón, aquella misma noche el mago se deshizo de


todos sus aparatos y cachivaches mágicos, y los cambió por un buen libro de
buenos modales, dispuesto a seguir educando a su brusco rey.

Léxico pertinente Significado

Obedecía Cumplir una persona la voluntad de quien lo

manda o lo que establece una ley o una norma.

Pacifico Que no usa la violencia o que no es propenso a

fomentar conflicto

Anciano Que tiene una edad avanzada y está en el

último periodo de la vida, que sigue a la

madurez.

Ilusionado Optimista, esperanzado, animado, contento y

encantado.
Magia La magia del latín: magia, derivado a su vez del

griego mageia, cualidad sobrenatural.

Deshizo Descomper una cosa quitándole su forma

Educando Alumno de un colegia o de un centro educativo

3-Realiza una paráfrasis sobre el contenido del cuento.

Era un tiempo en que un rey que daba mucha carcajada. No era cierto,

porque por menos que dijera *has esto o hacia lo otro*, nadie le hacía caso.

Y como además era un disque rey amable y comprensivo que no quería ni

hacerle maldad a nadie, daba el caso que no tenía nada de control, y por eso

dio a gran brujo el que nadie conocía le dijo de conseguir una poción para

que le entendieran.

El viejo la persona más inteligente del reino, armo muchos hechizos y otras

tantas porciones; y aunque consiguió resultados tan interesante como un

caracol luchador y una hormiga que supuestamente bailaba, no consiguió la

forma de que nadie entendiera al dique rey.


4-Establece un diálogo con jóvenes de diferentes edades y
presta atención a los términos que expresan y realiza un listado
de los términos expresados de forma inadecuada y especifica
esas incorrecciones.

Adolescente de 14 a 16 años:

1) Bacano: (B y no con V) es un adjetivo calificativo


utilizado frecuentemente en Colombia y la república
dominicana se utiliza para referirse a algo muy bueno,
excelente y divertido.

2) Yeyo: mareo fuerte, le dio un yeyo y se murió.

3) Anja: es una expresión que significa como wao, cáspita


4) Anda: es una expresión muy usada por los
dominicanos, a que pena, lamentable. Denota lamento o
decían.

5) Abombao es una expresión de haber comido mucho


estoy lleno de alimentos.