You are on page 1of 10

*CONSTRUCCION EN CONCRETO

-manejo en concreto en obra

-vaciado en concreto en obra


-curado del concreto en obra

http://www.slideshare.net/walla123/construccion-de-concreto
http://eccs.mex.tl/913761_1-05---Manejo-y-Colocacion-del-Concreto.html
Colocación en condiciones normales

El hormigonado de toda obra de ingeniería y de cada uno de los elementos que lo


constituyen necesita de un cierto grado de planificación previa a su ejecución, tanto
mas compleja cuanto más irregular sea su forma geométrica.

Esta planificación debe considerar, con mayor o menor detalle, como mínimo los
siguientes puntos:

1. etapas de hormigonado
2. acceso a cada elemento
3. distribución del hormigón

en la forma que se señala a continuación

a) Etapas de hormigonado. De preferencia antes de iniciar el hormigonado de


la obra, debe efectuarse un estudio de las etapas en que se subdividirá para su
construcción. Estas etapas quedarán definidas por algunas de las superficies que
limitan la obra por condiciones de su diseño, terreno natural o superficies terminales
de la obra, y por juntas de construcción elegidas voluntariamente.

Para la ubicación de las juntas de construcción deben considerarse principalmente


dos aspectos:

Que el volumen que definan para cada etapa sea adecuado a la capacidad de
hormigonado disponible en la obra, de manera que alcance a ser colocado en un
turno de trabajo como máximo

Que se dispongan de acurdo a las especificaciones del proyecto o a buenas


prácticas estructurales. Para este último objeto, es conveniente tener en
consideración que las juntas de construcción, por muy buen tratamiento que
reciban, constituyen puntos débiles para la transmisión de esfuerzos, principalmente
de corte y de tracción, motivo por el cual su ubicación debe ser de preferencia donde
dichos esfuerzos sean mínimos para las obras de hormigón armado y simple,
respectivamente.

b) Acceso a cada elemento. Los equipos previstos para el transporte del hormigón
deben tener acceso a todas las tapas consideradas para la construcción de la obra.
Estos accesos deben planearse de acuerdo al alcance de dichos equipos y a la
forma en que se ha revisto distribuir el hormigón n el interior de la etapa.
C) Distribución del hormigón. El hormigón debe ser distribuido en todo el volumen
de la etapa, d manera que se cumplan las siguientes condiciones:

Que en ningún punto se produzca el endurecimiento del hormigón ya colocado antes


de quedar cubierto por hormigón fresco. Es decir, deben evitarse las así
denominadas “pegas frías”, pues éstas atentan contra el monolitismo y, por ende,
la seguridad estructural del elemento.

Que la distribución se efectúe en forma ordenada y avanzando en capas de un


espesor compatible con el equipo de compactación utilizado, de manera que no
haya puntos en que el hormigón no haya recibido una adecuada compactación.

El cumplimiento de estas condiciones puede hacer necesario disponer en el interior


de la etapa de elementos adicionales para la distribución del hormigón, tales como
canoas cortas, tubos o mangas o, en su efecto, efectuarla mediante paleo.

Adicionalmente, debe planificarse la forma de efectuar el avance de cada capa de


hormigonado, que se ejecuta principalmente de dos maneras:

Mediante capas que abarquen toda la superficie de la etapa

Mediante capas colocadas en forma escalonada

La elección de la modalidad condicionada por la forma del elemento y la capacidad


de hormigonado disponible, puesto que la primera, si bien requiere de mayor
capacidad, conduce normalmente a una mayor simplicidad en la colocación del
hormigón. (ZABALETA, 1988)

http://elementosdeconcreto.jimdo.com/unidad-1-1/1-5-manejo-y-
colocaci%C3%B3n-del-concreto/

http://www.arqhys.com/construccion/vaciado-concreto-
fresco.html

http://civilgeeks.com/2011/03/17/curado-de-concreto-en-obra/
CONSTRUCCIÓN EN CONCRETO
Es un material semejante a la piedra que se obtiene mediante una mezcla
cuidadosamente proporcionada de cemento, arena y grava u otro agregado y
agua; después esta mezcla se endurece en formaletas con la forma y dimensiones
deseadas.

Cemento
Pasta
Agua
Concreto Mortero
Arena
Agregados finos y gruesos
Grava

Dependiendo de las proporciones de cada uno de sus constituyentes existe una


tipología de hormigones. Se considera concreto pesado aquel que posee una
densidad de más de 3200 kg/m3 debido al empleo de agregados densos
(empleado protección contra las radiaciones), el concreto normal empleado en
estructuras que posee una densidad de 2400 kg/m 3 y el concreto ligero con
densidades de 1800 kg/m3
La principal característica estructural del hormigón o concreto es que resiste muy
bien los esfuerzos de compresión, pero no tiene buen comportamiento frente a
otros tipos de esfuerzos (tracción, flexión, cortante, etc.), por este motivo es
habitual usarlo asociado a ciertas armaduras de acero, recibiendo en este caso la
denominación de hormigón armado, o concreto pre-reforzado en algunos lugares;
comportándose el conjunto muy favorablemente ante las diversas solicitaciones.
 MANEJO DEL CONCRETO EN OBRA
Los métodos de vaciados y vibración del concreto deben ser realizados de manera
que lo mantengan uniforme y libre de imperfecciones. Esta etapa del trabajo es la
más crítica de toda la operación de vaciado de concreto. Los métodos adecuados
de vaciado no sólo evitarán las segregaciones y porosidades o cangrejeras, sino
que evitarán la adhesión entre las capas; disminuirán las grietas de contracción y
producirán estructuras de buena apariencia.
La compactación o vibrado del concreto consiste en eliminar el exceso de aire
atrapado en la mezcla, logrando una masa uniforme que se distribuya
adecuadamente en el encofrado y alrededor del refuerzo. Este proceso también es
de suma importancia para conseguir un buen concreto. La compactación puede
efectuarse manualmente mediante el chuceo o haciendo uso de vibradores.
El vertido y colocación del hormigón deben efectuarse de manera que no se
produzca la disgregación de la mezcla. El peligro de disgregación es mayor, en
general, cuando más grueso es el árido y más discontinua su granulometría,
siendo sus consecuencias tanto peores cuando menos es la sección del elemento
que se recomienda.
 El vertido no debe efectuarse desde gran altura (uno a dos metros como
máximo en caída libre).

 No se arrojará el hormigón con pala a gran distancia, ni se distribuirá con


rastrillos para no disgregarlo, ni se le hará avanzar más de un metro dentro
de los encofrados.

 La colocación se efectuará por capas o tongadas horizontales de espesor


inferior al que permite una buena compactación de la masa (en general, de
20 a 30 cm, sin superar los 40 cm cuando se trate de hormigón en masa, ni
los 60 cm en hormigón armado).
 VACIADO DEL CONCRETO EN OBRA

Todas las operaciones de vaciado deberán buscar minimizar la segregación


del concreto, ya que una vez vaciado será casi imposible re mezclarlo.
Secuencia del colocado en la mayoría de los casos, la manera más común de
colocar el concreto en un área grande, es mediante el colado de franjas. La
colocación en franjas permite una mejor accesibilidad a las zonas que se están
colocando. Se realizan juntas de las cuales existen dos tipos:

 Las juntas de contracción: Estas se utilizan sobre todo para controlar la


ubicación de las grietas ocasionadas por la contracción del concreto. Se
restringe su movimiento. El uso principal de estas juntas es en los pisos,
techos, pavimentos y muros.

 Las juntas de dilatación: Estas se utilizan para evitar el agrietamiento


debido a cambios dimensionales térmicos en el concreto. Se suelen
colocar en donde hay cambios bruscos en el espesor, desplazamientos
o cambios en el tipo de construcción, un ejemplo: Entre losa de
pavimento de un puente y la losa de la carretera. para evitar que la junta
se atasque con tierra y se vuelva ineficaz, la cobertura se sella con un
material comprimible.
El curado es el mantenimiento de un adecuado contenido de humedad y
temperatura en el concreto a edades tempranas, de manera que éste pueda
desarrollar las propiedades para las cuales fue diseñada la mezcla. El curado
comienza inmediatamente después del vaciado (colado) y el acabado, de manera
que el concreto pueda desarrollar la resistencia y la durabilidad deseada.

Sin un adecuado suministro de humedad, los materiales cementantes en el


concreto, no pueden reaccionar para formar un producto de calidad. El secado
puede eliminar el agua necesaria para esta reacción química denominada
hidratación y por lo cual el concreto no alcanzará sus propiedades potenciales.

La temperatura es un factor importante en un curado apropiado, basándose en la


velocidad de hidratación y por lo tanto, el desarrollo de resistencias es mayor a más
altas temperaturas. Generalmente, la temperatura del concreto debe ser mantenida
por encima de los 50°F (10°C) para un ritmo adecuado de desarrollo de
resistencias. Además debe mantenerse una temperatura uniforme a través de la
sección del concreto, mientras está ganando resistencia, para evitar las grietas por
choque térmico.

Para el concreto expuesto, la humedad relativa y las condiciones del viento son
también importantes; ellas contribuyen al ritmo de pérdida de humedad en el
concreto y pueden dar como resultado agrietamiento, una pobre calidad y
durabilidad supericial. Las medidas de protección para el control de la evaporación
de humedad de las supericies del concreto antes de que fragüe, son esenciales para
evitar la fisuración por retracción plástica.
¿POR QUÉ SE CURA?

Varias razones importantes son:

o Una ganancia de resistencia predecible. Los ensayos de laboratorio muestran que el


concreto en un ambiente seco puede perder tanto como un 50 por ciento de su resistencia
potencial, comparado con un concreto similar que es curado en condiciones húmedas. El
concreto vaciado bajo condiciones de alta temperatura ganará una resistencia temprana
rápidamente, pero después las resistencias pueden ser reducidas. El concreto vaciado en
clima frío tomará más tiempo para ganar resistencia, demorará la remoción del encofrado
y la construcción subsecuente.
o Durabilidad mejorada. El concreto bien curado tiene mejor dureza superficial y
resistirá mejor el desgaste superficial y la abrasión. El curado también hace al concreto
más impermeable al agua, lo que evita que la humedad y las sustancias químicas disueltas
en agua entren dentro del concreto, en consecuencia incrementa la durabilidad y la vida en
servicio.
o Mejores condiciones de servicio y apariencia. Una losa de concreto a la que se le
ha permitido que se seque demasiado temprano, tendrá una superficie frágil con pobre
resistencia al desgaste y la abrasión. El curado apropiado reduce el resquebrajamiento o
cuarteo, la pulverización y el descascaramiento.

¿CÓMO SE CURA?

Requerimientos de humedad para el curado. El concreto debe ser protegido de la


pérdida de humedad hasta concluir el acabado empleando métodos adecuados
como las barreras de viento, los atomizadores (aspersores) de agua y otros para
evitar la fisuración por retracción plástica. Después del acabado final la superficie
del concreto debe permanecer continuamentehumedecida o sellada para evitar la
evaporación por un período de como mínimo varios días después del acabado. Ver
la tablacon ejemplos.

Sistemas para mantener húmedo el concreto:

o Mantas o esteras de algodón o yute humedecidas con una manguera o un aspersor. Debe
tenerse cuidado de no dejar que se queden secas y que le absorban agua al concreto. Los
bordes de las mantas deben solaparse o sobreponerse y con contrapesos para que no sean
levantadas por el viento.
o Paja que sea rociada con agua regularmente. La paja puede ser fácilmente levantada por el
viento, y si está seca se puede incendiar. Las capas de paja deben ser de 6 pulgadas de
espesor (15,2 cm) y deberán estar cubiertas con una lona.
o La tierra, la arena o el aserrín húmedos se pueden utilizar para curar elementos planos
(especialmente pisos). En los materiales utilizados no deberán haber contaminantes
orgánicos o con residuos de hierro.
o La aspersión con agua de forma continua es adecuada si la temperatura del aire está bien
por encima de la congelación. No se debe permitir que el concreto se seque entre
humedecimientos, pues ciclos alternativos de humedecimiento y secado no son una
práctica aceptable de curado.
o Crear un estanque de agua sobre una losa es un excelente método de curado. El agua no
debe estar 20° F (11° C) más fría que el concreto y el murete de contención alrededor del
estanque debe ser asegurado contra escapes o salideros.

Related Interests