You are on page 1of 3

TP Nº1

Metalografías
Guido Mehaudy
Los pasos que seguimos fueron los siguientes:
1) Corte del material:
Elegimos unos metales para cortar, empezamos con un resorte, para seguir
con un trozo de fundición y por último terminar con un hierro común. El
corte se hizo en la cortadora metalográfica, tratando de que los pedazos
tengan un tamaño de entre 5mm y 10mm de arista. Este tamaño esta
limitado por el paso 2) que es la inclusión en la probeta. Debemos
mantener lubricado el metal.

2) Inclusión en la probeta:
Una vez cortado el material, elegimos la cara a observar y vamos a
incluirla. Limpiamos el metal. Mantenemos la presión constantemente
mientras sube la temperatura: cuando se prende la luz ajustamos para que
suba la presión y así se vuelva a apagar. Una vez alcanzado los 145ºC
dejamos a presión constante durante ocho o nueve minutos. Con todas las
probetas nos manejamos de forma idéntica. Dejamos enfriar y procedemos
al pulido de la misma.

3) Pulido de la probeta:
Comenzamos con el desbaste, para esto elegimos el disco de lija más
grueso. Es fundamental mantener lubricado con agua constantemente para
evitar el empaste del disco y el calentamiento de la muestra. Una vez que
esta toda la superficie de la probeta con la misma orientación de lijado
procedemos a cambiar de lija.
Ahora arrancamos con el pulido. Constamos de dos discos y dos pastas de
diamante. Cuando logramos un pulido homogéneo sobre toda la superficie
cambiamos de disco y, por lo tanto, de pasta de pulir. Limpiamos la
muestra con agua para sacarle el resto de pasta y poder observar bien el
lustre de ésta. Este paso termina cuando el metal de la probeta queda con
pulido espejo.

4) Ataque con ácido:


Debemos atacar la muestra con ácido, para así revelar la estructura
metalográfica de la misma. Atacamos con nital: ácido nítrico al cinco por
ciento en alcohol. Una vez preparado, lo colocamos en un rociador, y
después de haber limpiado la muestra, la rociamos con el ácido. Esto se
hace al lado de una canilla abierta, se le hecha la mezcla preparada
constantemente durante cuatro o cinco segundos y rápidamente se lava con
agua para frenar el ataque del ácido.

5) Observación en el microscopio metalográfico:


Tuvimos un inconveniente con algunas de las muestras: resultó que la de
fundición, era fundición, pero de aluminio, por lo tanto al rociarla con nital
no se atacó, y como ya mencioné antes, si no se ataca no se puede observar
nada. Ésta muestra debimos descartarla dado que no tenemos el elemento
necesario para lograr atacar el aluminio. La probeta con el trozo de resorte,
se sobre-atacó y tampoco se pudo lograr ver nada en el microscopio,
aunque el Ing. Ferrero se la llevó y la atacó nuevamente dado que se nos
había acabado el tiempo. La tercera muestra, de hierro común, la pudimos
observar correctamente. Las fotos del microscopio son las siguientes: