You are on page 1of 4

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL

VALLE DE MÉXICO

Ensayo sobre la desvalorización


de la docencia en el siglo XXI

Vanya Daniela Castillo Vaca


Alex

Preescolar 1
ENSAYO SOBRE DESVALORIZACION DE LA DOCENCIA
EN EL SIGLO XXI

INTRODUCCIÓN

Estamos viviendo una etapa de transición y de cambio en relación con el rol del
docente debido a múltiples causas una de ellas es el impacto de la formación
permanente en los profesores. El concepto de educación va sufriendo
transformaciones pero no implica la desaparición de los enseñantes profesionales,
al contario se vuelven foco de atención con mayor relevancia.

El docente, según las nuevas demandas, requiere desarrollar competencias para


trabajar en redes de comunidades prácticas, donde la barrera del centro educativo
sea ampliamente superada como por una acción en una sociedad interconectada.
Los educadores, además de trabajar de forma interconectada, deben apropiarse
de las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta útil y no
pasiva para la enseñanza. Es un docente con un amplio sentido ético en su actuar
y dispuesto a incursionar en los cambios requeridos de forma inmediata. Los
profesionales en educación, al igual que los de las distintas disciplinas, deben
adquirir una actitud incasable hacia el crecimiento profesional, de manera que sus
conocimientos sean constantemente actualizados.

En las principales ideas que se abordan, se define el perfil del educador de siglo
XXI en comparación con el educador de la sociedad tradicional y se desarrollan
algunos indicadores de consenso en distintas realidades educativas, así como su
integración en tres grandes dimensiones: cognitivas, operativas e institucionales

Cabe mencionar que para algunos docentes el compromiso les brinda


satisfacción, mientras que para otros, las exigencias del trabajo son demasiados y
representan una carga percibiendo a la enseñanza como absorbente y altera su
vida personal y familiar. El compromiso del maestro está ligado con la satisfacción
en el trabajo, la moral, la motivación y la identidad y además influye en el
rendimiento del trabajo.
DESARROLLO

El trabajo de los docentes está cayendo cada vez más en la rutina y perdiendo su
carácter especializado, comparándose con operadores manuales y alejándose de
ser profesionales autónomos quietándoles la confianza en el ejercicio del poder y
de la pericia de crítica y libertad de criterio en el aula por ser ellos quienes mejor
conocen la situación.

El trabajo se intensifica esperando de ellos a que den respuesta a presiones más


fuertes y realicen múltiples innovaciones en condiciones confusas que impiden
contar con un tiempo adecuado de descanso durante la jornada laboral, por tanto
hay carencia de tiempo para reformar las propias destrezas generando sobrecarga
que reduce las áreas de criterio personal y favorece la dependencia de materiales
producidos fuera y de la pericia de terceros y de esta manera se reduce de la
calidad del servicio.

La desvalorización actual de la labor docente contrasta con su extraordinaria


relevancia social. La mayoría de los padres esperan que sus hijos aprendan los
contenidos necesarios y desarrollen las habilidades que necesitan para alcanzar
su máximo potencial, participar activamente en el mercado laboral, y contribuir
como ciudadanos. Confían en que, asistiendo a la escuela, los maestros puedan
tener un rol significativo en estos objetivos.

Como sociedad, pensamos que, poniendo docentes en nuestras aulas,


lograremos sociedades más educadas y que contribuyan al crecimiento
económico de los países y reducir la desigualdad.

Para apoyar esa responsabilidad e importancia que damos a nuestros docentes,


necesitamos transformar la profesión para que todos los docentes puedan ser
efectivos, y para que esta sea una opción atractiva para candidatos motivados y
bien preparados. Sólo así cambiaremos su estatus de forma permanente y
lograremos tener docentes de calidad que realmente promuevan el aprendizaje de
nuestros niños y jóvenes.
CONCLUSIÓN

El docente actual, debe estar consciente de que pertenece a una sociedad del
conocimiento que exige una cantidad de competencias a desarrollar con los
estudiantes para poder ampliar las clases y actividades, logrando cambios
precisos, como tener claro que son un ejemplo a seguir, por lo que el trabajar y
crear ambientes de aprendizajes significativos proporcionan un involucramiento y
desarrollo de competencias dentro y fuera de la escuela.

Varios países de la región, como Colombia, Ecuador, Perú, México y Chile, han
implementado reformas docentes en las últimas décadas, con el objetivo de elevar
el prestigio de la profesión docente

Las reformas buscan volver más atractiva la profesión docente. Para ello, se han
diseñado carreras docentes, de modo que las promociones y oportunidades estén
más vinculadas al desempeño del docente.

Otra línea de acción busca mejorar la formación inicial docente. Las políticas
apuntan a una mayor selectividad y mejores incentivos a la hora de ingresar a los
programas de educación, y a implementar estándares de calidad para estos
programas.

BIBLIOGRAFÍA

 El oficio de docente: vocación, trabajo y profesión en el siglo XXI. Emilio Tenti


Fanfani 2010 (Pag.19
 Revista Iberoamericana de Educación. Número 19. Formación Docente Enero -
Abril 1999.Argentina

 Revista Electrónica Educare Vol. XV, N° 2, [87], ISSN: 1409-42-58, julio-diciembre,


2011