You are on page 1of 20

1

UNIVERSIDAD PRIVADA DE TACNA


FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

DEFICIENCIAS PATOLÓGICAS QUE


SE PRESENTAN EN LA ADULTEZ Y
SENECTUD
ASIGNATURA: PSICOLOÍIA GENERAL
DOCENTE: Psic. Silvana Del Carmen Vargas Mazuelos
ALUMNOS:
Aquino Ccama, Franchesco
Ayma Aguilar, Ramiro
Balboa Huamanchumo, Carmen
Cardenas Herrera, Britney
Gavelan Laqui, Milagros
Lupaca Ticona, Nelsinia
Mamani Huaman, Mayra
Oseca Melchor, Milagros
Pari Alvarez, Lelia
Pongo Mamani, Margory
Quispe Medina, Elvis
Sarmiento Cabrera, Shamia
Vilanueva Barreto, Flor
Zapana Vargas, Gianella
Aula: 201 “A”

Tacna – Perú
Noviembre 2018
2

El presente trabajo va dirigido con una expresión de

gratitud, para nuestra distinguida maestra que con

paciencia y nobleza nos da esta oportunidad para

presentar este trabajo y a mi querida universidad

porqué nos brinda un aprendizaje pleno.


3

ÍNDICE

INTRODUCCION ..................................................................................................................... 5

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS - TRASTORNOS EN LA ADULTEZ Y

SENECTUD ............................................................................................................................... 6

DEFINICIÓN GENERAL DE PALOLOGÍA: ................................................................. 6

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS EN LA ADULTEZ: ............................................. 6

CORAZÓN .................................................................................................................... 6

DIABETES .................................................................................................................... 6

CÁNCER ....................................................................................................................... 6

DERRAMES CEREBRALES ....................................................................................... 7

BRONQUITIS CRÓNICA Y ENFISEMA PULMONAR ............................................ 7

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS EN LA SENECTUD: ........................................... 7

ARTRITIS Y ARTROSIS ............................................................................................. 8

DIABETES .................................................................................................................... 8

DESNUTRICIÓN .......................................................................................................... 9

GRIPE ............................................................................................................................ 9

ALZHEIMER O DEMENCIA SENIL ........................................................................ 10

PROBLEMAS AUDITIVOS Y VISUALES .............................................................. 10

PROBLEMAS VISUALES ......................................................................................... 11

HIPERTENSIÓN ARTERIAL .................................................................................... 11

HIPERTROFIA DE PRÓSTATA ............................................................................... 11


4

OSTEOPOROSIS ........................................................................................................ 11

ACCIDENTE CEREBRO VASCULAR (ICTUS) ..................................................... 12

INFARTO .................................................................................................................... 13

TRASTORNOS EN LA ADULTEZ: .............................................................................. 13

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: ............................................................ 13

TRASTORNO DE PÁNICO: ...................................................................................... 14

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA ................................................. 14

TRASTORNO POR ESTRÉS TRAUMÁTICO ......................................................... 14

TRASTORNOS EN LA SENECTUD: ........................................................................... 15

TRASTORNOS AFECTIVOS EN EL ADULTO MAYOR .......................................... 15

PERSPECTIVAS GENERALES .................................................................................... 15

TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR (TDM) .............................................................. 16

TRASTORNO DEPRESIVO PERSISTENTE (DISTIMIA) .......................................... 16

CONDUCTA SUICIDA EN ANCIANOS .................................................................. 16

DEPRESIÓN GERIÁTRICA Y COMORBILIDADES MÉDICAS .......................... 17

DEPRESIÓN Y DÉFICITS COGNITIVOS ............................................................... 17

TRASTORNO BIPOLAR (TB) Y RELACIONADOS .............................................. 17

TRATAMIENTO Y PRONÓSTICO .......................................................................... 18

AFRONTE PSICOFARMACOLÓGICO ................................................................... 18

AFRONTE PSICOSOCIOTERAPÉUTICO ............................................................... 18

CONCLUSIONES:.............................................................................................................. 19
5

INTRODUCCION

La adultez se caracteriza por la sensación de sentirse realizado, lo cual es más distintivo

entre los 25 a 60 años; habiendo cumplido todas sus metas a corto y largo plazo que se

llevaron planteando a lo largo de los años. En esta etapa la personalidad está realmente

formada, la cual adapta por completo a la vida social y cultural, formar su propia familia, es la

meta a la cual todos desean llegar, la meta final. Se le reconoce y se valora sus propias

posibilidades y limitaciones. Esto lo hace sentirse con capacidad para realizar unas cosas e

incapaz para otras. Normalmente el adulto tiene una percepción correcta de la realidad, lo cual

lo capacita para comportarse con mayor eficacia y sentido de responsabilidad, frente a su

trabajo, familia, amigos, etc.

En esta etapa de la vida el individuo normal alcanza la plenitud su evolución biológica

psíquica. Su personalidad y su carácter se presentan firmes y seguros. El individuo maduro se

distingue por el control que logra de su vida emocional, que le permite afrontar los problemas

de la vida con mayor seguridad y serenidad que en las etapas anteriores.

No todos los adultos alcanzan la plenitud, por lo cual se les puede clasificar en adultos

maduros y adultos inmaduros. Las preocupaciones y actividades principales en las que se

involucran los adultos de nuestra sociedad sugieren la posibilidad de hablar de etapas en el

desarrollo del adulto. Por lo tanto, hablar de etapas resulta un tanto controversial. Aun así,

podemos trazar unas etapas más o menos flexibles en el desarrollo del adulto. En términos

generales se habla de la adultez en función de tres grandes etapas: adulto joven, adultez media

y adultez tardía.
6

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS - TRASTORNOS EN LA

ADULTEZ Y SENECTUD

DEFINICIÓN GENERAL DE PALOLOGÍA:

Conjunto de los síntomas que se asocian a una cierta dolencia y a la especialidad de la

medicina orientada a las enfermedades. Es posible entender a una enfermedad como un

proceso patológico. Dicho proceso implica un origen etiológico, una respuesta a dicha causa

que se conoce como patogenia, ciertas alteraciones fisiológicas derivadas a la relación y una

expresión clínica (con cambios en la estructura de las células u otras alteraciones). El análisis

patológico se desarrolla a partir de observaciones y análisis en el laboratorio.

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS EN LA ADULTEZ:

CORAZÓN

Grupo grande de enfermedades definitivamente relacionadas a un estilo de vida no

saludable.

DIABETES

Si bien es cierto que tiene un fuerte componente genético, su desarrollo y complicaciones

están mayormente relacionados a la obesidad

CÁNCER

Los más frecuentes y letales: pulmón, colon o intestino grueso y melanoma maligno de la

piel están relacionados al consumo de tabaco, a una alimentación no saludable y a la sobre

exposición a la luz del sol respectivamente.


7

DERRAMES CEREBRALES

Al igual que las enfermedades del corazón, están directamente ligados a la presión alta, al

uso del cigarrillo y a la obesidad.

BRONQUITIS CRÓNICA Y ENFISEMA PULMONAR

El uso del cigarrillo es la primera causa.

ENFERMEDADES PATOLÓGICAS EN LA SENECTUD:

Los ancianos constituyen un grupo de riesgo en algunas enfermedades que suelen estar

relacionadas precisamente con el envejecimiento, son las que denominamos enfermedades

crónicas.

Consideramos enfermedades crónicas aquellas de larga duración que progresan de forma

lenta y aunque cualquier persona puede desarrollar una enfermedad de este tipo,

independientemente de la edad que tenga, éstas son más comunes en los ancianos. De hecho,

el Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que 1 de cada 6 españoles adultos padece

algún tipo de enfermedad crónica.

Por este motivo, para cuidar de la salud de los mayores es imprescindible conocerlas e

identificarlas para poder acudir al especialista ante cualquier signo de aparición de una de

estas afecciones. Aquí enumeramos algunas de las enfermedades más comunes en personas

mayores:
8

ARTRITIS Y ARTROSIS

La artritis es una inflamación en las articulaciones que suele provocar hinchazón articular.

La artrosis suele ser una consecuencia de un cuadro de artritis grave. Casi todos los

ancianos la sufren en alguna de sus articulaciones, aunque suele ser más común en mujeres

que en hombres.

En concreto, la artrosis aparece por la degeneración del cartílago articular a causa de la

edad, provocando dolor en el movimiento y dificultades motoras.

Normalmente los ancianos que la padecen pueden llevar una vida normal y disminuir el

dolor siguiendo un tratamiento basado en antiinflamatorios, infiltraciones y rehabilitación.

Asimismo, los casos más extremos pueden ser tratados mediante cirugía, sustituyendo las

articulaciones dañadas por prótesis artificiales.

DIABETES

La diabetes es una enfermedad grave. Las personas desarrollan diabetes cuando el nivel de

glucosa en la sangre, a veces llamado azúcar en la sangre, es demasiado alto. Lo bueno es que

hay cosas que usted puede hacer para controlar la diabetes y prevenir los problemas asociados

con esta enfermedad. Además, si le preocupa desarrollar diabetes, hay cosas que puede hacer

para disminuir su riesgo.

Nuestros cuerpos convierten los alimentos que consumimos en glucosa. La insulina ayuda

a la glucosa a entrar en nuestras células, donde puede usarse para generar energía. Si tiene

diabetes, es posible que su cuerpo no produzca suficiente insulina, que no use la insulina

correctamente, o ambas cosas. Eso puede causar demasiada glucosa en la sangre.

Prácticamente todas las personas de la tercera edad sufren diabetes. Las principales causas

suelen ser el estrés, los malos hábitos alimenticios y la inactividad. Con un control por parte
9

del especialista y el tratamiento adecuado, el anciano puede llevar una vida totalmente

normal.

DESNUTRICIÓN

Las personas mayores tienen tendencia a perder el apetito, por lo que su ingesta de

proteínas y vitaminas disminuye, pudiendo llegar a provocarles desnutrición.

Este problema puede derivar en otros como deshidratación, anemia o gastritis atrófica,

entre otras. Debido a que, en algunos casos, los adultos mayores suelen perder el gusto por

comer, pueden disminuir drásticamente la ingesta de proteínas y vitaminas necesarias para

mantener una vejez saludable. Así, esta carencia deriva en complicaciones serias, como

deshidratación, anemia, déficit de vitaminas (B12, C, tiamina, etc.), desequilibrio de potasio,

anorexia, gastritis atrófica, entre otras.

Para evitarlo, es crucial que se desarrollen unos hábitos de alimentación en personas

mayores así como el seguimiento de una dieta equilibrada que le garanticen el consumo de

todos los minerales y vitaminas que necesita para estar sano. En algunos casos, el especialista

recomienda recurrir a algunos complementos alimenticios para paliar este déficit.

Si el especialista lo cree conveniente, se puede recurrir a suplementos de minerales y

vitaminas. Además, una dieta alta en proteínas y nutrientes es relevante para prevenir posibles

problemas irreversibles.

GRIPE

La gripe en personas mayores puede generar complicaciones y requerir hospitalización,

debido a la aparición de problemas respiratorios.

Por ello, la prevención es sumamente importante en el caso de que el anciano presente

síntomas de resfriado o gripe.


10

ALZHEIMER O DEMENCIA SENIL

El Alzheimer es la forma más común de demencia, un término general que se aplica a la

pérdida de memoria y otras habilidades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana.

El Alzheimer y la Demencia Senil son las enfermedades más temidas por los ancianos ya que

suponen una pérdida progresiva de su memoria y sus habilidades mentales; y por el momento

no tienen cura.

La principal causa de estas enfermedades degenerativas es el envejecimiento del cerebro

que provoca que las células nerviosas se vayan debilitando y atrofiando algunas zonas del

cerebro.

La enfermedad de Alzheimer es responsable de entre un 60 y un 80 por ciento de los casos

de demencia. El Alzheimer no es una característica normal del envejecimiento. El factor de

riesgo conocido más importante es el aumento de la edad, y la mayoría de las personas con

Alzheimer son mayores de 65 años. Pero el Alzheimer no es solo una enfermedad de la vejez.

Aproximadamente 200.000 estadounidenses menores de 65 años tienen enfermedad de

Alzheimer de inicio precoz (también conocida como Alzheimer de inicio temprano).

PROBLEMAS AUDITIVOS Y VISUALES

El desgaste natural del oído debido al envejecimiento suele provocar cierto grado de

sordera, que puede paliarse con éxito mediante audífonos.

Del mismo modo que sucede con el oído, el envejecimiento puede provocar problemas

visuales, por lo que es muy importante que el anciano se haga una revisión ocular anual para

detectar si existe alguno y empezar con un tratamiento adecuado.

La miopía, la presbicia, las cataratas, el glaucoma o la tensión ocular son algunos de los

problemas visuales más comunes en la tercera edad.


11

PROBLEMAS VISUALES

Es recomendable una revisión ocular al menos una vez al año, para detectar los problemas

visuales más frecuentes y su tratamiento específico. Los problemas de visión más comunes en

las personas mayores son la miopía, presbicia, cataratas, degeneración macular del ojo,

glaucoma y tensión ocular, cada cual con su tratamiento correspondiente.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Es común que los ancianos tengan la presión arterial alta pero este síntoma no debe

tomarse a la ligera ya que la hipertensión arterial podría provocar problemas cardíacos más

serios.

Por ello, la adopción de hábitos de vida saludables y el control de la presión arterial es

crucial alcanzada una edad avanzada.

HIPERTROFIA DE PRÓSTATA

La hipertrofía de próstata es una de las enfermedades más comunes entre los hombres de la

tercera edad. Se debe a un crecimiento excesivo de la próstata, lo que provoca problemas para

orinar, provocando en los casos más graves infecciones y cálculos renales.

Beber agua antes de acostarse y reducir el consumo de alcohol y cafeína son buenos

métodos de prevención. Si la enfermedad está muy avanzada se puede realizar una cirugía

prostatectómica, utilizada también en los casos de cáncer de próstata.

OSTEOPOROSIS

La osteoporosis aparece como consecuencia de la disminución de la cantidad de minerales

en los huesos, por ejemplo, de calcio.

A causa de este problema, los ancianos tienen una mayor facilidad de sufrir fracturas.
12

Esta enfermedad es más común en mujeres tras la menopausia debido a las carencias

hormonales. Para paliar sus efectos, se recomienda incluir en la dieta un aporte extra de calcio

y seguir una vida sana que incluya algo de deporte y dieta equilibrada.

ACCIDENTE CEREBRO VASCULAR (ICTUS)

El Ictus es otra de las enfermedades más temidas por los ancianos. Se trata de una

enfermedad cardiovascular que aparece cuando uno de los vasos sanguíneos que lleva la

sangre al cerebro se rompe o se obstruye.

Esta enfermedad puede provocar que los ancianos se queden paralizados de forma total o

parcial, pierdan facultades motoras y del habla e incluso fallezcan.

Detectarlo a tiempo puede ser crucial para la supervivencia del anciano, por lo que conocer

sus síntomas es muy importante. Si tenemos un anciano a nuestro cuidado debemos estar

atentos a una posible pérdida de fuerza en un brazo o un lado del cuerpo, pérdida total o

parcial de la visión, vértigo o inestabilidad, alteraciones en el habla y dolor de cabeza intenso.

Ante cualquiera de estos síntomas se debe llamar a un médico de urgencias de forma

inmediata.

Uno de los principales factores que multiplica el riesgo de padecer esta afección es la edad.

Pasados los 55 años, cada década vivida dobla el riesgo de padecer un Ictus, por lo que hay

que estar atentos a los siguientes síntomas:

-Pérdida brusca de fuerza en la cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo.

-Pérdida súbita de visión, parcial o total, en uno o ambos ojos.

-Sensación de vértigo intenso, inestabilidad, desequilibrio o caídas bruscas inexplicadas.

-Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse, lenguaje que cuesta articular.

-Dolor de cabeza repentino, intenso y sin causa aparente.


13

INFARTO

El infarto es considerado una de las principales causas de muerte en la tercera edad. El

colesterol, la hipertensión, el tabaquismo, la obesidad y la diabetes son factores de riesgo para

sufrir un infarto.

Ante cualquiera de los síntomas de esta enfermedad se debe llamar de inmediato a un

médico. Algunos de los síntomas más comunes son disnea, sensación de falta de aire,

cansando o fatiga, mareos y síncope.

Un buen cuidador debe conocer estas y otras enfermedades comunes en los ancianos, sus

síntomas y cómo actuar en caso de que el anciano presente alguna de estas patologías, aunque

en muchos casos la inexperiencia y la falta de información pueden ser un problema.

Contar con cuidadores de personas dependientes garantiza el correcto cuidado de las

personas mayores y control exhaustivo de su estado de salud, aumentando la capacidad de

reacción. Contacta con nosotros y nuestro equipo de profesionales te informará de nuestros

servicios de cuidados a ancianos.

TRASTORNOS EN LA ADULTEZ:

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO:

Es un trastorno que se caracteriza por pensamientos o ideas intrusivas. Suelen ser muy

molestos y pueden hacer que la persona se sienta ansiosa (obsesiones). Para aliviar esa

ansiedad la persona lleva a cabo una serie de actos o rituales (compulsiones). Típicamente, las

obsesiones incluyen temores, dudas, pensamientos de herir a otros o pensamientos de realizar

actos que la persona considera inapropiados. Las compulsiones pueden involucrar controles
14

repetidos, como limpiar, tocar u organizar cosas una y otra vez hasta que sean simétricas o

“perfectas”, etc.

TRASTORNO DE PÁNICO:

Los ataques de pánico se caracterizan por un miedo o terror y aprensión repentinos e

intensos que suelen ir asociados con sentimientos de muerte. Estos ataques incluyen síntomas

como dificultad para respirar, palpitaciones, molestias en el pecho y sensación de asfixia. Este

trastorno se diagnostica cuando hay una serie de ataques de pánico inesperado y recurrente.

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

Preocuparse por algo de vez en cuando es completamente normal, pero cuando la

preocupación comienza a interferir en la vida de la persona se puede tratar de trastorno de

ansiedad generalizada. Este trastorno se caracteriza por preocupación y ansiedad excesivas y

crónicas. Los síntomas principales son físicos: vómitos, cansancio, dolores musculares,

inquietud, problemas de concentración, etc.

TRASTORNO POR ESTRÉS TRAUMÁTICO

Este trastorno ocurre cuando una persona ha vivido o presenciado sucesos traumáticos que

le hacen experimentar síntomas psicológicos angustiantes que pueden volverse muy

incapacitantes. Hay momentos en los que la persona revive el evento traumático y

experimenta una serie de síntomas como flashbacks, asilamiento de los demás, ira, cansancio.

Debido a esto la persona tratará de evitar objetos o situaciones asociados al evento traumático.
15

TRASTORNOS EN LA SENECTUD:

Los problemas de salud mental son frecuentes en la población adulta mayor (AM): más de

un 20% de éste grupo etario puede padecerlos con variados grados de severidad, de acuerdo

con numerosos estudios epidemiológicos a nivel mundial (1). Debe pues prestárseles tanta o

más importancia que a problemas de salud física ya que pueden exacerbar sus manifestaciones

(en particular las de enfermedades crónicas) e incrementar la dependencia funcional y el

mayor uso de los recursos sanitarios. Se describen a continuación tres grupos de problemas de

salud mental que repercuten notablemente en el devenir vital de los adultos mayores:

trastornos neurocognitivos mayores, problemas afectivos o del ánimo y desórdenes del sueño.

TRASTORNOS AFECTIVOS EN EL ADULTO MAYOR

El periodo del ciclo vital conocido como "adultez mayor" o senescencia, posee

probablemente características de mayor singularidad que las de otras fases, al acumular

factores y experiencias de etapas previas y afrontar desenlaces que no por previsibles o

conocidos dejan de generar ansiedad o expectativas de duda, conflicto, pesimismo e

incertidumbre. El componente afectivo o emocional de la vida cuotidiana del adulto mayor,

muchas veces privada del calor y el apoyo del grupo familiar o de un mínimo de interacciones

sociales positivas, confiere significados diferentes a la gradual reducción de diversas

funciones biológicas, cognitivas o sensoriales y, con ella, una mayor vulnerabilidad a variados

agentes o factores patógenos.

PERSPECTIVAS GENERALES

Los trastornos afectivos, en general, cubren en los sistemas nosológicos más recientes,

hasta dos áreas fundamentales: trastornos depresivos propiamente tales y trastornos bipolares.

Queda claro que otros cuadros psiquiátricos, tanto en adultos como en ancianos, pueden

presentar un definido componente afectivo: es el caso de trastornos ansiosos, obsesivo-


16

compulsivos, relacionados con trauma y estresores, trastornos neurocognitivos, de

personalidad y adictivos. A continuación se mencionarán los más

TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR (TDM)

Los criterios diagnósticos más aceptados en esta categoría diagnóstica, cuando aplicada a

adultos mayores, incluyen persistentes sentimientos de tristeza, vacío emocional,

desesperanza, anhedonia, apatía, insomnia o hipersomnia, retardo psicomotor, aislamiento

social y disminución de funciones cognitivas. En ancianos así afectados, la fragilidad física se

hace más evidente, por lo que es importante atribuir correctamente a TDM síntomas físicos

tales como dolores difusos, fatiga y constipación.

TRASTORNO DEPRESIVO PERSISTENTE (DISTIMIA)

También llamada "depresión crónica" o "depresión menor”. La distimia puede también

sobrevenir acompañada por distrés ansioso, rasgos melancólicos o los llamados rasgos

atípicos tales como disturbios alimentarios y sueño irregular. Los ancianos son también más

propensos a cuadros de duelo prolongado cuya ocurrencia "en ondas" y una duración mayor

de 7-10 meses, con sentimientos de culpa, desaliento, ideas de muerte o suicidio, pueden

anunciar una transición definida hacia el TDM.

CONDUCTA SUICIDA EN ANCIANOS

Los factores específicos de riesgo incluyen presencia de comorbilidades médicas, contacto

interpersonal pobre, duelo prolongado, muerte reciente de un ser querido, intento suicida

previo o problemas financieros. La modalidad escogida puede ser fundamentalmente

sobredosis medicamentosa, salto a abismos o autoagresión con armas punzocortantes y uso de

armas de fuego. En muchos de estos pacientes no ha habido un diagnóstico formal previo de

depresión, pero sí se registran visitas médicas más o menos frecuentes en semanas previas al

intento suicida.
17

DEPRESIÓN GERIÁTRICA Y COMORBILIDADES MÉDICAS

La alta mortalidad en pacientes geriátricos con depresión concomitante es un fenómeno

reconocido. En muchos casos, médicos de atención primaria son los primeros expuestos al

contacto con estos pacientes, de modo tal que la coexistencia de depresión con diagnósticos

tales como accidentes cerebrovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias, diabetes y

artritis, genera significativas interacciones clínicas. El infarto miocárdico y/o enfermedad

isquémica son casi inmediatamente seguidas por depresión marcada y muerte. Trastornos

neurológicos tales como enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple, enfermedades

endocrinas (vgr. hipotiroidismo), déficits vitamínicos (B12, D y K), nefropatías, enfermedad

cardiaca congestiva y cáncer de páncreas pueden debutar con síntomas depresivos,

demandando por ello especial atención y alerta continua por parte de los médicos y geriatras

tratantes.

DEPRESIÓN Y DÉFICITS COGNITIVOS

Una depresión severa puede afectar seriamente la función cognitiva de pacientes ancianos

y acompañar incluso a trastornos neurocognitivos mayor (demencia) o menor.

Ocasionalmente, se utiliza el término "pseudodemencia" para caracterizar estos casos. Apatía,

síntoma común de demencia, puede, sin embargo, no ser parte del cuadro de fondo y

constituirse, por lo tanto, en entidad manejable. La llamada "depresión de inicio tardío" puede

ser un indicador temprano de enfermedad de Alzheimer, aunque también ha sido vinculada a

cuadros cerebrovasculares en el contexto de la llamada hipótesis de "depresión vascular".

TRASTORNO BIPOLAR (TB) Y RELACIONADOS

Predominan episodios depresivos con rasgos melancólicos y pacientes mujeres parecen

mostrar incidencia más alta de ciclaje rápido y disforia durante episodios maniacos. Los

episodios pueden ser más frecuentes y de duración más corta, configurando numerosas

recurrencias.
18

TRATAMIENTO Y PRONÓSTICO

El mejor enfoque terapéutico es la adecuada combinación de estrategias

psicofarmacológicas y psicosociales. Este tipo de manejo reduce niveles de morbilidad y

mortalidad, así como exigencias o derrotismo por parte de familiares, agencias de salud y

servicios sociales.

AFRONTE PSICOFARMACOLÓGICO

En adultos mayores, por lo tanto, pasos específicos tales como diagnóstico certero,

elección adecuada de la medicación, administración gradual del fármaco y seguimiento y

duración apropiada del tratamiento, mejorarán el desenlace clínico. Sin embargo, los

pacientes responde al primer intento, la respuesta toma tiempo más largo que las habituales

tres o cuatro semanas, y es preferible una actitud conservadora más que agresiva en el uso de

combinaciones medicamentosas. La adherencia al tratamiento es, a veces, problemática. Se

recomienda el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) iniciando

el tratamiento con la mitad de la dosis habitual.

AFRONTE PSICOSOCIOTERAPÉUTICO

Terapia cognitivo-conductual, psicoterapia interpersonal, terapia reminiscente y terapia de

adaptación a problemas son las modalidades más frecuentemente utilizadas. La participación

de familiares y otras personas cercanas es crucial. Otros enfoques tales como terapia musical

y actividad física regulada son complementos útiles.


19

CONCLUSIONES:

Durante esta etapa de la adultez/senectud se sufre la decadencia biológica de su organismo

y un receso de su participación social. Los problemas más frecuentes Los trastornos afectivos

pueden acentuarse por falta de apoyo familiar y disminución marcada de interacciones

sociales que pueden dar lugar a un significativo aislamiento con conducta suicida resultante

En esta etapa, al adulto se le deja de lado y esto genera que los trastornos estén latentes.

Estas formas de comportamiento tienden a ser estables y a abarcar aspectos múltiples de las

funciones psicológicas y del comportamiento. Con frecuencia, aunque no siempre, se

acompañan de grados variables de tensión subjetiva y de dificultades de adaptación social.

Es frecuente la presencia de achaques y alteraciones anatómicas, asociadas a molestias, así

como de enfermedades de mayor entidad

Afectan las esferas neurocognitiva, afectiva y onírica. Los trastornos neurocognitivos

mayores reducen el rendimiento general del paciente y generan con ello exigentes necesidades

de dependencia y cuidado cercano.

La mayor frecuencia de trastornos del sueño como insomnio, somnolencia diurna y

trastornos específicos como apnea obstructiva alteran significativamente la calidad de vida de

esta población.
20

CONCLUCONES

APENDICE Y ANEXO

NOTAS AL PIE (PALABRAS QUE SON BUSCADAS)

BIBLIOGRAFIA