You are on page 1of 22

Temario de oposiciones

EDUCACIÓN
MUSICAL
Luis Miguel Santaime Hurtado
Temario de oposiciones de
educación musical
luis miguel santaime Hurtado
Última edición 2016

Autor: Luis Miguel Santaime Hurtado

Maquetación: Educàlia Editorial

Edita: Educàlia Editorial

Imprime: ULZAMA DIGITAL S.A.

ISBN: 978-84-92999-04-0

Printed in Spain/Impreso en España.

Todos los derechos reservados. No está permitida la reimpresión de ninguna parte de este
libro, ni de imágenes ni de texto, ni tampoco su reproducción, ni utilización, en cualquier
forma o por cualquier medio, bien sea electrónico, mecánico o de otro modo, tanto
conocida como los que puedan inventarse, incluyendo el fotocopiado o grabación, ni
está permitido almacenarlo en un sistema de información y recuperación, sin el permiso
anticipado y por escrito del editor.

Alguna de las imágenes que incluye este libro son reproducciones que se han realizado
acogiéndose al derecho de cita que aparece en el artículo 32 de la Ley 22/18987, del
11 de noviembre, de la Propiedad intelectual. Educàlia Editorial agradece a todas las
instituciones, tanto públicas como privadas, citadas en estas páginas, su colaboración y
pide disculpas por la posible omisión involuntaria de algunas de ellas.

educàlia editorial

Avda de les Jacarandes 2 loft 327 46100 Burjassot-València

Tel. 963 76 85 42 - 960 624 309 - 610 900 111

Email: educalia@e-ducalia.com

www.e-ducalia.com
muesTRa TemaRiOs

Tema 1
La música como lenguaje y como medio de expresión. Valor formativo de
la música. Percepción y expresión. Importancia de la educación musical
en la educación primaria. El currículo de educación musical en la concre-
ción de unidades didácticas globalizadas.

0. Introducción.
1. La música como lenguaje y como medio de expresión.
2. Valor formativo de la música.
3. Percepción y expresión.
4. Importancia de la Educación Musical en la Educación Primaria.
5. El currículo de Educación Musical en la concreción de unidades
didácticas globalizadas.
6. Conclusión.
7. Bibliografía.
Anexos

0. inTROducción

La enseñanza de la música ha estado, durante mucho tiempo, fuera del Sistema Educativo General, al
menos de una manera reglada.

La música1, enseñanza de gran demanda social en los últimos años, entra seriamente en la Educación
Primaria como otra materia con carácter obligatorio a partir de la LOGSE. Se trata de un acontecimien-
to de gran importancia, ya que los ciudadanos españoles no habían recibido hasta entonces ninguna
formación ni sensibilización musical, a no ser la adquirida en algún centro privado o a través de los
conservatorios.

Si nos remitimos a la historia encontramos que aunque en Europa de los años treinta ya existía una
Educación Musical organizada con unos objetivos, contenidos y criterios metodológicos precisos, en
España no ocurre así hasta la ley de Villar Palasí en 1970. Sin embargo, la Educación Musical de EGB
incluida en el área de Expresión Dinámica resultó un fracaso rotundo, entre otros motivos por la falta
de formación del profesorado a nivel musical y pedagógico-musical cuya capacitación había consis-
tido en algunas enseñanzas solfísticas de las Escuelas de Magisterio, el poco reconocimiento desde los
estamentos burocráticos y el poco tiempo dedicado al área en los casos en que se impartía, principal-
mente. El resultado de la educación que recibían niños y niñas se limitó a aprender memorísticamente
canciones populares o a escuchar alguna obra de música culta popularizada.

¿Quién no escuchó en EGB las Cuatro estaciones de Vivaldi?


Actualmente, con la reforma educativa y los avances pedagógicos aportados por la LOGSE y la LOE, se
ha intentado paliar esta laguna en el sistema educativo integrando la música en la educación general.
No obstante, lo que ha influido de una manera más determinante en este cambio ha sido sin duda:
a) La creación de las correspondientes plazas de especialistas de música en los distintos centros pú-
blicos, concertados y privados.
b) La contemplación de la posibilidad de estudiar la especialidad en las distintas Escuelas Universita-
rias de Formación del Profesorado.
c) El reconocimiento del valor formativo de la música en sí y como favorecedora de aprendizajes
de otras áreas.
1
Aprendizaje de la música en Primaria por Maria del Pilar Pascual Mejía (Eufonía 1).

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 1 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
d) La valoración de la música como un lenguaje más de comunicación y expresión que debe ad-
quirirse paulatinamente desde el principio y con los mismos métodos, técnicas que utilizamos para
aprender cualquier lenguaje junto a otros específicos del área.

La ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa en su punto ii del
Preámbulo define los principales objetivos de la LOMCE como:
- Introducir nuevos patrones de conducta que ubiquen la educación en el centro de nuestra socie-
dad y economía.
- Transformar el sistema educativo por medio de la implicación de la sociedad civil.
- Mejorar las relaciones familia-escuela, aspecto básico en la mejora de la calidad educativa.

Dentro de este nuevo marco en el que se encuadra la educación en España, disponemos de otro im-
portante documento, el Real decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo
básico de la educación Primaria.

Ambos documentos marcan las directrices a seguir por las Administraciones educativas de cada co-
munidad autónoma. Por lo tanto, los centros educativos deberán adecuar sus proyectos educativos a
las nuevas exigencias de la sociedad e integrar el nuevo currículo.

Así, desde un planteamiento integrador y orientado a la aplicación de los saberes adquiridos, con
las áreas y materias del currículo -a partir de los objetivos de la Educación Primaria (título I, capítulo II,
artículo 17) y de la Educación Artística (título I, capítulo II, artículo 18.2), en el caso concreto de este
tema-, se pretende que todos los alumnos y las alumnas alcancen los objetivos educativos y, conse-
cuentemente, también que adquieran las competencias básicas. Sin embargo, cada una de las áreas
contribuye al desarrollo de diferentes competencias y, a su vez, cada una de las competencias básicas
se alcanzará como consecuencia del trabajo en varias áreas curriculares.

Para finalizar esta introducción, comentar que en este tema desarrollaremos los siguientes aspectos
relacionados con la Música. En primer lugar, hablaremos de la música como lenguaje y como medio
de expresión. En segundo lugar, explicaremos cómo puede contribuir la Música en la formación de las
personas. En tercer lugar, comentaremos los apartados de percepción y expresión que aparecen ex-
puestos en la nueva normativa. En cuarto lugar, estableceremos la importancia de la Educación Musi-
cal en la Educación Primaria. Para proseguir con el currículo de Educación Musical en la concreción de
unidades didácticas globalizadas. Y, para terminar, comentaremos las conclusiones más importantes a
las que hemos llegado una vez desarrollado este tema.

1. la mÚsica cOmO lenGuaJe Y cOmO mediO de eXPResión

Desde un principio muy remoto la música fue una de las primeras manifestaciones del hombre utilizada
para expresarse y comunicarse.

La música, forma de expresión natural, es un medio de expresión de ideas, sentimientos y estados de


ánimo, que tiene elementos comunes con el resto de los lenguajes artísticos por lo que en nuestro siste-
ma educativo la Educación Musical está englobada dentro del área de Educación Artística, pero que
también cuenta con su lenguaje particular con sus propios códigos y con capacidad suficiente para
que su mensaje tenga un carácter universal.

1.1. la mÚsica cOmO lenGuaJe

Como tal lenguaje la música reúne las siguientes características:


1) Utiliza un código sistematizado con carácter representativo y normativo. El lenguaje musical dis-
pone de una forma escrita donde cada sonido se representa sobre un gráfico sometiéndose a una
serie de estructuras. Así nos encontramos una serie de símbolos adoptados de manera convencional
que resumiremos posteriormente. Estos códigos varían con las culturas y momentos históricos y son
menos estrictos que el lógico - matemático y que el oral y escrito.
2) Necesita de un emisor, un receptor y un canal.
3) Como todo lenguaje se pueden identificar ciertas funciones como la referencial en cuanto al con-
texto, la conativa referida al destinatario y la emotiva y poética en muchos casos. Incluso se puede
hacer una diferenciación (al igual que en lenguaje verbal) entre lenguaje musical, culto, popular e
incluso vulgar.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 2 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
Otras de las características comunes entre el lenguaje musical y el verbal son las siguientes:
4) Utiliza el objeto sonoro como elemento principal con su duración y su intangibilidad.
5) Tiene ritmo y melodía aunque la característica de la armonía y la orquestación, es decir, la simul-
taneidad, son únicas para el lenguaje musical.

Puesto que la música es un lenguaje también podemos establecer un paralelismo entre el desarrollo del
lenguaje y el de la Educación Musical del siguiente modo tal y como indica Vicente Sanjosé:

en el lenGuaJe en la educación musical


1. Etapa de escucha Proporcionar al alumno/a abundantes y varia-
das imágenes auditivas, táctiles y cinestésicas

2. Etapa de habla inconsciente El alumno/a hace música “su música”

3. Reconocer lo que se habla Hace consciente la música que antes hizo por
imitación o repetición

4. Elaboración personal (1º oral y 2º escrito) El alumno/a crea su música sobre la base de
las actividades realizadas, combinando los
elementos de su archivo cortical cerebral

5. Aprendizaje del código gráfico (lectura y Aprendizaje de los signos del lenguaje musical
escritura)
6. Estudio de las estructuras del lenguaje Teoría, morfología y sintaxis de la música (for-
mas musicales)

7. Estudio y sensibilización estética (literatu- Conocimiento y apreciación a través de los


ra) diferentes estilos, autores y obras, incluido el
folklore

De este proceso de aprendizaje se deduce que “la familiaridad con un sistema de signos -lenguaje
musical- debe surgir de la práctica auditiva, interpretativa y creadora-” tal y como afirma el célebre
pedagogo musical Edgar Willems.

1.2. elemenTOs del lenGuaJe musical

La música tiene factores comunes con otros lenguajes pero tiene también elementos particulares, y por
tanto su propio sistema expresivo y gráfico, diferenciado en cada cultura.

Este lenguaje es necesario para manifestar y transmitir pensamientos, ideas, sentimientos y mensajes no
convencionales.

La enseñanza musical educará al niño tanto en la faceta creativa, como en la escucha musical.

Por otro lado, la subjetividad del mensaje musical, siempre susceptible de varias interpretaciones, no
debe limitarnos y para ello nos ayudaremos de los signos y grafías convencionales que nos delimitarán
el campo de trabajo.

• elementos de la música.
Los elementos en los que se basa la música son los parámetros del sonido que son: timbre, duración,
intensidad y altura.
A partir de la organización del sonido, la música se puede descomponer en: ritmo, melodía, armo-
nía, textura y forma.

• código musical.
Los elementos básicos de la grafía musical son el pentagrama, las claves y las figuras musicales.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 3 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
El monje Güido d’Arezzo (990-1050) renovó la escritura neumática, sin líneas, ideando una línea roja
en la que situaba la nota FA y una línea amarilla donde situaba la nota DO. Una tercera línea negra
se empleo posteriormente para situar otras notas.

En el siglo XI apareció el tetragrama y en el siglo XIII el pentagrama tal como lo conocemos hoy.

Las claves nos marcan la situación de tres notas de referencia:

• DO CENTRAL, DO3 (clave de do):

• SOL3 (clave de sol):

• FA2 (clave de fa):

• Representación de las claves.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 4 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
Las figuras musicales son signos gráficos que nos servirán para representar la duración de los sonidos,
y su altura cuando estén situados en el pentagrama.

Teóricamente, presentaremos desde la redonda a la semifusa con sus silencios y alteraciones, aun-
que prácticamente sólo utilizaremos hasta la semicorchea.

En cuanto a la agógica (términos utilizados para señalar cambios de movimiento o velocidad) y la


dinámica (términos utilizados para señalar las variaciones de intensidad o expresión) adoptaremos
los más conocidos:

a. Términos agógicos:
Lento, Largo, Grave................................................muy despacio
Adagio...............................................................................despacio
Andante................................................despacio pero sin lentitud
Moderato..............................................................con moderación
Allegro.....................................................................................rápido
Vivo, Vivace, Presto......................................................muy rápido

b. Términos dinámicos:
pp..............................................................................pianísimo
p…………………………….…….......................................piano
mf.........................................................................medio fuerte
f.........................................................................................fuerte
ff....................................................................................fortísimo

Como ya hemos comentado anteriormente, los elementos constitutivos fundamentales del lenguaje
musical son el ritmo (tema 6), la melodía (tema 2) la armonía (tema 4), la textura (tema 5) y la forma
(tema 5). En ellos trataremos todos los conceptos no señalados hasta ahora referentes a la pulsación, al
compás y a las diferentes distribuciones melódicas.

Necesariamente, nuestro conocimiento sobre estos conceptos deberá ser exhaustivo para poder tras-
mitir al niño, de una manera sencilla y adaptada a su nivel, aquellos que creamos básicos, y que él sea
capaz de captar y aprender.

1.3. la mÚsica cOmO mediO de eXPResión

El término expresión podemos entenderlo como una manifestación propia de la intimidad del sujeto a
través de imágenes o símbolos, sin que esto implique comunicación.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 5 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
Si esta expresión la situamos en el contexto de la comunicación, tiene que existir un destinatario y una
comprensión por su parte del mensaje expresivo, con la subsiguiente necesidad de entendimiento del
lenguaje de comunicación.

El vehículo o los medios que el individuo utilice para cualquier manifestación expresiva (oral, corporal,
plástica, musical) no debe desvirtuar el mensaje, la idea debe permanecer sea cual fuere el medio
utilizado para trasmitirla, y el juicio que de ella haga el receptor.

¿Qué puede expresar la música? Encontramos diferentes ejemplos de cómo la música afecta y comu-
nica. Por ejemplo: en la música ligera -afecta al estado de ánimo activándolo-, en la música progra-
mática -describe una escena muy concreta-, en la música de cine mudo -sustituye a las palabras-, en
la música de películas de terror -crea tensión-.

Hay tribus africanas que con el tambor de axila han llegado a desarrollar un lenguaje que les permite
comunicarse, los monjes tibetanos se comunican de una montaña a otra del Tíbet con distintos toques
de trompa alpina. El soporte material de la expresión de las emociones y de las ideas son los elementos
musicales: ritmo, melodía, armonía, forma, carácter. Dentro de la música, podemos encontrar diferen-
tes medios para expresarnos:
a. expresión vocal: La voz en su doble vertiente de lenguaje y canto es el instrumento comunicativo
y expresivo por excelencia. Es el medio más natural e importante con el que contamos. Las formas
de vida, los sentimientos, las emociones quedan reflejadas en el contenido musical y semántico de
las canciones. Por ello, la canción como fusión entre la música y lenguaje es el vehículo ideal de
comunicación. Puede aparecer como canto a capella a una o varias voces, con acompañamiento
instrumental.
b. expresión instrumental: los instrumentos permiten que la música pueda combinar el sentimiento
con el pensamiento sin necesidad de palabras. Puede aparecer con uno o más instrumentos de
la orquesta (cuerda, viento o percusión), escolares (flauta, pequeña percusión, láminas), étnicos o
folklóricos, de construcción propia.
c. expresión corporal (movimiento y danza): La relación entre la música y el movimiento y danza es
muy estrecha. El movimiento y la danza es una espontánea expresión de sensaciones y sirve para
entrar en contacto con los otros, con uno mismo y con el entorno. Puede aparecer como danza
individual o colectiva, el cuerpo como instrumento (mímica, fononimia).

2. ValOR FORmaTiVO de la mÚsica

Desde hace unos años, en nuestro contexto cultural más próximo se viene prestando un interés crecien-
te a la “educación por la música”. La experiencia musical adquiere relevancia no sólo por ser un frag-
mento del patrimonio cultural que hay que transmitir y recrear, sino, además, por constituir un potente
instrumento de formación de la mente artístico-musical que incide en el proceso de construcción del
mundo personal propio.

Pero, ¿cuál es el poder educativo que la música tiene?, es decir, ¿a qué nivel trabaja y actúa sobre la
persona? ¿qué efectos produce? Lo que podría resumirse en otra pregunta ¿por qué es tan importante
la Educación Musical dentro de la educación integral de la persona?

La importancia que la Educación Musical tiene en la formación integral de la persona es algo ya muy
estudiado y demostrado suficientemente, tanto a nivel empírico como a nivel de mecanismos psicoló-
gicos que la fundamentan teóricamente. Las investigaciones sobre psicología cognitiva de la música:
investigaciones neurológicas y fisiológicas de las bases biológicas de la percepción musical, estudios
de lateralización hemisférica, estudios acústicos y psicológico-cognitivos de la representación y codifi-
cación auditiva, la percepción melódica y en entrenamiento interpretativo musical, análisis psicomé-
tricos de la aptitud musical y su desarrollo, investigaciones psicológico-sociales de la estética y de los
aspectos afectivos de la audición musical, estudios aplicados en los campos de la terapia y una larga
lista demuestran hasta qué punto puede abordarse en todos los niveles psicológicos la riqueza y com-
plejidad del fenómeno musical.

Como detalle quisiéramos aquí señalar los experimentos efectuados por Pribram y citados por E. Thayer
Gaston en su trabajo El Tratado de Musicoterapia (1968) donde el científico comprueba las reacciones
físicas que el ser humano tiene ante el sonido (actividad eléctrica del cuerpo, aumento de temperatura).

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 6 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
En este punto, describiremos las aportaciones de la música en el desarrollo de la personalidad del indivi-
duo en general para pasar posteriormente a centrarnos en los beneficios para el estudiante de Primaria
en el punto siguiente: Importancia de la música en la Educación Primaria.

2.1. inFluencia en el desaRROllO de la PeRsOnalidad

Los beneficios de la Educación Musical van más allá del mero adiestramiento musical al englobarse
en el desarrollo general del individuo. Podemos diferenciar en educación para la música y educación
a través de la música. En este último sentido la influencia de la Educación Musical se manifiesta en los
siguientes campos:
a. cognitivo:
Según J. P. Despins, la Educación Musical proporciona un desarrollo de ambos hemisferios cerebrales
consiguiendo así un aumento de las capacidades cerebrales:
- Incrementa los conocimientos y aptitudes propios, desarrolla la capacidad intelectual de per-
cepción, comprensión y representación de realidades, abstracción, razonamiento lógico y mate-
mático, síntesis y análisis, memoria y orden, necesarios para la resolución de problemas.
- Incrementa la autonomía personal para desarrollar la capacidad de comprensión y de reflexio-
nar lógicamente.
- Es una forma no verbal de adquisición de conocimientos y favorece el desarrollo y perfecciona-
miento del lenguaje Mejora la capacidad creativa e imaginativa.
b. afectivo:
La música, según los filósofos de la educación, contribuye de forma importante al desarrollo de la
personalidad humana ya que provoca un: enriquecimiento estético, armonía y equilibrio, tiene un
efecto terapéutico, relaja y enriquece la vida afectiva.
La Educación Musical transmite su influencia en el mundo de las actitudes y los valores, y es transmi-
sora de mensajes afectivos, mejora la capacidad de expresar y comunicar sentimientos, experien-
cias e ideas de forma más completa, favoreciendo el desarrollo emocional. Es un importante factor
de socialización ya que siempre es fruto de una colaboración en la que todos se sienten necesarios
e igualmente importantes y una fuente de placer. Comunica energía a la persona por medio del
ritmo y la métrica.
Desarrolla la sensibilidad y el sentido crítico frente a los valores estéticos. Relaja tensiones. Permite la
recompensa inmediata y conseguir así el sentimiento de realización y competencia.
c. Psicomotor:
Potencia la activad coordinadora a través del ritmo y desarrolla el esquema corporal y la coordina-
ción dinámica general. Según Jacques Dalcroze, la Educación Musical y más concrete la rítmica es
un factor de formación y de equilibrio del sistema nervioso. Permite la adquisición de instrumentos y
habilidades y el perfeccionamiento de los sentidos.

3. PeRcePción Y eXPResión

El Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación
Primaria que marca los objetivos generales de etapa así como los contenidos que debemos abordar
en la Educación Artística.

Por lo que respecta a la evaluación de los procesos de aprendizaje, esta será continua y global y ten-
drá en cuenta el progreso del alumno/a en el conjunto de las áreas del currículo. Los encargados de
evaluar, tanto los aprendizajes de los alumnos como los procesos de enseñanza y la práctica docente,
serán los maestros. Además, la evaluación se llevará a cabo teniendo en cuenta los diferentes elemen-
tos del currículo y los criterios de evaluación de las áreas serán referente fundamental para valorar el
grado de adquisición de las competencias básicas.

Las diferentes manifestaciones artísticas tienen una presencia constante en el entorno y en la vida de
las personas. Desde esta perspectiva, el área de Educación Artística tiene el propósito de favorecer la
percepción y la expresión estética del alumnado y de posibilitar la apropiación de contenidos impres-
cindibles para su formación general y cultural.

La Educación Artística involucra lo sensorial, lo intelectual, lo social, lo emocional, lo afectivo y lo esté-


tico, desencadenando mecanismos que permiten desarrollar distintas y complejas capacidades con

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 7 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
una proyección educativa que influye directamente en la formación integral del alumnado, ya que
favorece el desarrollo de la atención, estimula la percepción, la inteligencia y la memoria a corto y
largo plazo, potencia la imaginación y la creatividad y es una vía para desarrollar el sentido del orden,
la participación, la cooperación y la comunicación.

El área está integrada por la Plástica y la música. Ambas se articulan en dos ejes: percepción y expresión.

La percepción se refiere a la observación de los elementos plásticos y a la audición musical. La obser-


vación debe centrarse en la interpretación, indagación y análisis del entorno natural y de la actividad
y creación humanas, entendida esta última como generadora de objetos y elementos presentes en lo
cotidiano y de representación puramente artística. Por su parte, la audición se centra en el desarrollo
de capacidades de discriminación auditiva y de audición comprensiva, durante los procesos de inter-
pretación y creación musical así como en los de audición de piezas musicales grabadas o en vivo.

La expresión remite a la exploración de los elementos propios del lenguaje plástico y visual, al trata-
miento de los materiales y a las diversas posibilidades de expresar lo percibido y sentido, ajustándose a
una planificación en el proceso de elaboración. También alude a la interpretación musical desarrollan-
do habilidades técnicas y capacidades vinculadas con la interpretación vocal e instrumental y con la
expresión corporal y la danza. A través de uno u otro lenguaje se estimula la invención y la creación de
distintas producciones plásticas o musicales.

Tanto el lenguaje plástico como el musical constituyen ámbitos artísticos específicos con características
propias. Sin embargo, dado que la producción y la comprensión tienen aspectos comunes en ambos
lenguajes, en la etapa quedarán incluidos en una sola área para posibilitar un enfoque globalizado que
contemple las estrechas conexiones entre los distintos modos de expresión y representación artística.
Por esta misma razón, y a pesar de la especial mención de la música y la expresión plástica, dentro del
área se incorporan también contenidos de la danza y el teatro.

A partir de estos dos grandes ejes en que se articula el área, se han distribuido los contenidos en cuatro
bloques:
• El bloque 1: Observación plástica y el bloque 3: Escucha integran los relativos a la percepción
para los lenguajes plástico y musical respectivamente.
• El bloque 2: Expresión y creación plástica y el bloque 4: Interpretación y creación musical incluye
los contenidos relacionados con la expresión en ambos lenguajes.

Esta distribución de contenidos, en torno a dos ejes, tiene la finalidad de organizar los conocimientos de
forma coherente. No existe prioridad de uno sobre otro, ni exigencia por la que se deba partir preferen-
temente de uno de ellos. La vinculación entre los contenidos de ambos es sumamente estrecha, razón
por la que algunos se incluyen tanto en la percepción como en la expresión.

Algo similar sucede con los bloques. Enmarcar los contenidos en grupos diferenciados sirve para definir
con mayor claridad qué aprendizajes básicos han de abordarse. Esta manera de estructurar el con-
junto de contenidos del área no supone que deban desarrollarse independientemente unos de otros.

Los bloques de Educación Plástica se centran en la interpretación, indagación y análisis del entorno
natural y de la actividad y creación humanas. Se abordan cuestiones espaciales y otras relativas a la
interpretación del significado de las imágenes y al análisis de los mensajes icónicos. Estos mismos conte-
nidos, centrados en la percepción, nutren la exploración de los elementos propios del lenguaje plástico
y visual, y el tratamiento de los materiales, y se exponen diversas posibilidades de expresar lo percibido,
ajustándose a una planificación en el proceso de elaboración.

En los bloques de Educación Musical, los contenidos se centran en el desarrollo de capacidades de


discriminación auditiva y de audición comprensiva. Se aborda el desarrollo de habilidades técnicas
y capacidades vinculadas con la interpretación, y se estimula la invención a través de la improvisa-
ción y la creación de distintas producciones musicales resultantes de la exploración, la selección y la
combinación de movimientos y sonidos. Los elementos de la música y sus referentes culturales nunca
se disocian de ella y, por tanto, están implícitos en el repertorio usado en los distintos bloques. Por ello,
tanto los contenidos del lenguaje musical como los referidos a la música como expresión cultural, se
encuentran de forma transversal.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 8 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
El horario escolar de la educación artística, en el artículo III, apartado b 5º del Real Decreto 126/2014,
de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria se concreta que
corresponde a las Administraciones Educativas fijar el horario correspondiente a los contenidos de las
asignaturas de los bloques de asignaturas específicas y de libre configuración autonómica.

En resumen, la educación artística en Primaria debe permitir al alumnado percibir e interactuar con los
elementos visuales y sonoros de la realidad que le rodea. Surge así la necesidad de abordar los con-
ceptos, los procedimientos y las actitudes desde una perspectiva integrada y no desarticulada. Para
facilitar este proceso, en la mayor parte de los procedimientos quedan explicitados los conceptos y las
actitudes.

4. imPORTancia de la educación musical en la educación PRimaRia

Como ya hemos comentado a lo largo del tema la actividad musical ha estado largamente posterga-
da debido a la concepción intelectualista y pragmática de la educación. Actualmente gracias a una
concepción integral de la educación ha dado lugar a que se reconsidere el papel de la Educación
Artística, en general, y la Educación Musical, en particular, en el ámbito de Educación Primaria y Se-
cundaria.

Los primeros pasos empezaron a darse en el II Congreso de la UNESCO sobre Pedagogía Musical cele-
brado en Copenhague en 1958, en el que se evidenció la necesidad de revalorizar la Educación Musi-
cal en la Escuela. Pedagogos de la talla de Orff, Ward, Martenot, Kodaly abogaron por la implantación
de una estructura de enseñanza musical reglada y no meramente testimonial como venía sucediendo
hasta entonces, revalorizando así la Educación Musical en la escuela.

En España, la LOGSE pretendía sentar las bases de esta educación con la aportación de la infraestruc-
tura material y humana necesaria para su desarrollo progresivo y su asentamiento en el currículo de las
distintas etapas educativas. Por su parte, la actual Reforma Educativa (LOE), además de consolidar lo
expuesto en la anterior legislación, nos indica cómo podemos ayudar a mejorar las competencias bási-
cas que debe haber desarrollado un joven o una joven al finalizar la enseñanza obligatoria para poder
lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera
satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida.

La música ha pasado de ser un elemento de estudio minoritario y un tanto elitista, poco considerado
en la educación escolar, a ser, sin duda, una materia imprescindible en el desarrollo integral de la edu-
cación del niño.

El trabajo de músicos y pedagogos como Dalcroze, Kodaly y Orff, por citar a algunos, ha ido adquirien-
do cada día más relevancia, y sus teorías y técnicas son puestas en práctica en las escuelas de muchos
países. Ellos pensaron que la música ayudaba a conseguir el máximo desarrollo de las capacidades
humanas en su aspecto más positivo; sensibilidad, respeto, trabajo en equipo, y que esto influiría positi-
vamente en todas las facetas de la vida.

La implantación de este estilo de Educación Musical en nuestra Educación Primaria ha favorecido y


seguirá favoreciendo la formación humana integral de los niños, que repercutirá positivamente en el
resto de las áreas de enseñanza y en su vida en general.

4.1. caRacTeRÍsTicas GeneRales de la educación PRimaRia

La organización en tres ciclos de la Educación Primaria se puede resumir como sigue:


a. Primer ciclo (6-8 años):
Comienzo de la enseñanza obligatoria. Adquisición de conocimientos y destrezas básicas, con de-
pendencia absoluta del profesor.
B. segundo ciclo (8-10 años):
Afianzamiento de conocimientos y destrezas con nuevas técnicas de trabajo. Introducción del tra-
bajo cooperativo con menor dependencia del profesor.
c. Tercer ciclo (10-12 años):
Perfeccionamiento de conocimientos y destrezas con nuevas técnicas de trabajo. Afianzamiento de
la autonomía del niño sin olvidar el trabajo cooperativo.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 9 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
4.2. caRacTeRÍsTicas PaRTiculaRes de la educación musical en la educación PRimaRia

4.2.1. La música en el currículo de la educación primaria.

De los fines desarrollados en la Ley Orgánica Reguladora del Derecho a la Educación 8/1985 de
3 de julio, merece la pena destacar aquellos que van a justificar la presencia de la música y la
orientación que va a tener en el currículo:
- El pleno desarrollo de la personalidad del alumno/a.
- La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo así como de conocimientos
científicos, técnicos, humanísticos, históricos y estéticos.
- La preparación para participar activamente en la vida social y cultural.
Del artículo 2.3 de la citada ley en el que se explicitan los principios de desarrollo de la actividad
educativa:
- El desarrollo de capacidades creativas y el espíritu crítico.
- La relación con el entorno social, económico y cultural.
El currículo de la Educación Musical organiza sus contenidos en función de los procesos de per-
cepción y expresión con la adquisición de un lenguaje artístico propio. Todo ello encaminado al
desarrollo de las facultades del niño/a, su personalidad y su sensibilidad.
De los objetivos para la Educación Primaria, hay que destacar el siguiente: “j) Utilizar diferentes
representaciones y expresiones artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas visuales”.
A partir de este objetivo y junto con los bloques de contenido que conforman la Educación Mu-
sical y los ámbitos de desarrollo de la Música (audio - perceptivo, sensorio - motor, cognoscitivo,
notativo e ideativo) se consiguen las aportaciones y las repercusiones al desarrollo del alumno/a
de Primaria (apartados 4.3.3 y 4.3.4) gracias a la enseñanza integral.

4.2.2. La enseñanza integral.

La formación integral del niño será la meta de esta enseñanza que ayudará a la adquisición de
hábitos intelectuales y métodos de trabajo que lo prepararen para participar activamente en la
vida social y cultural de la comunidad.
El desarrollo, mediante la Educación Musical, de las facultades físicas, psíquicas y motoras para
hacer sentir la música y crear una necesidad de expresión de ella ayudará mucho en el proceso
de comunicación, la educación de la sensibilidad y la formación de la personalidad del niño en
esta etapa de su vida.
Todo ello tendrá luego su reflejo e influencia en el resto de las áreas educativas por la potencia-
ción de aptitudes y actitudes con respecto a las demás materia de enseñanza y mejora en la
comunicación y expresión dentro de ellas.
4.2.3. Influencia en el desarrollo de la personalidad.

• aspecto físico-expresivo.
La música ayudará al niño/a a reconocer y aceptar su propio cuerpo a través de la expresión
corporal y la dramatización que acompañará a los juegos musicales.
La música favorecerá el desarrollo de las siguientes capacidades y aptitudes:
1. Desarrollo de las capacidades sensoriales: desarrolla los sentidos sobre todo la capaci-
dad de escuchar, al prestar atención al fenómeno sonoro favoreceremos la creación de un
hábito imprescindible para el resto del currículo escolar.
2. Desarrollo de la memoria: favorecido por la memorización de frases musicales.
3. Desarrollo de la capacidad de análisis: por comparación y análisis de los fragmentos mu-
sicales que aprenda en el aula.
Al mismo tiempo el canto le descubrirá las posibilidades de su voz para la reproducción de
diferentes sonidos adquiriendo con la dicción una mayor claridad en el lenguaje oral.
• aspecto psíquico-afectivo.
El descubrimiento de nuevas sensaciones y emociones favorecerán un mayor entendimiento y
comprensión del mundo que le rodea.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 10 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
Al mismo tiempo, la subjetividad de la música influirá en el desarrollo de:
1. La capacidad de abstracción: debido al aprendizaje de la escucha interior sin necesidad
de interpretación.
2. La creatividad: con los juegos de improvisación vocal o instrumental, y el juego imagina-
tivo de montar sus propias historias.
3. La sensibilidad: ante el mensaje musical.
4. El sentido estético: la distinción de lo bello.
5. El sentido crítico: para respetar y valorar las creaciones propias y ajenas, que aplicará
posteriormente a otras áreas de su enseñanza, favoreciendo su educación integral.
• aspecto social.
La música es una actividad social por excelencia, el canto, además, favorece la integración
en el grupo, la comunicación con los demás y el trabajo en equipo a la vez que desarrolla su
autonomía.
Además, al desenvolverse la actividad musical en un ambiente más relajado que el que se
puede dar en otras materias, permitirá una mejor aceptación de la labor educativa.
El trabajo en equipo y la necesidad de contar con los demás niños/as para desarrollar la acti-
vidad musical (juegos, canto, danza, dramatización), será beneficioso en el proceso de acep-
tación de las normas básicas de convivencia que le servirán en un futuro para integrarse en
una sociedad regida por normas (socialización).

4.2.4. Repercusiones a nivel musical.

Las repercusiones a nivel musical serán entre otras:


a) educación auditiva: mayor poder de atención y agudeza auditiva.
b) movimiento: ayuda a conocer mejor las partes del cuerpo, su funcionamiento y el desarrollo
de las funciones, destrezas y habilidades (lateralidad, expresión corporal, danza).
c) educación vocal: mejora el dominio vocal y por tanto influye en la expresividad, higiene y
mantenimiento de la misma.
d) educación instrumental: conocimiento de instrumentos, utilización, manipulación, manteni-
miento y conservación de los mismos.
e) Patrimonio artístico: introduce al niño/a en el folklore y en el patrimonio cultural que le rodea
y que le es propio.

5. el cuRRÍculO de educación musical en la cOncReción de unidades didÁcTi-


cas GlOBaliZadas

5.1. cOnTRiBución del ÁRea a la adQuisición de las cOmPeTencias BÁsicas

El capítulo III de la LOE, en su artículo número 6, nos habla del currículo: “1. A los efectos de lo dispuesto
en esta Ley, se entiende por currículo el conjunto de objetivos, competencias básicas, contenidos, mé-
todos pedagógicos y criterios de evaluación de cada una de las enseñanzas reguladas en la presente
Ley.”

La incorporación de competencias básicas al currículo, que son una novedad respecto al currículo
LOGSE, son aquellas competencias que debe haber desarrollado un joven o una joven al finalizar la
enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorpo-
rarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a
lo largo de la vida.

La inclusión de las competencias básicas en el currículo tiene varias finalidades. En primer lugar, integrar
los diferentes aprendizajes, tanto los formales, incorporados a las diferentes áreas o materias, como los
informales y no formales. En segundo lugar, permitir a todos los estudiantes integrar sus aprendizajes,
ponerlos en relación con distintos tipos de contenidos y utilizarlos de manera efectiva cuando les re-
sulten necesarios en diferentes situaciones y contextos. Y, por último, orientar la enseñanza, al permitir
identificar los contenidos y los criterios de evaluación que tienen carácter imprescindible y, en general,
inspirar las distintas decisiones relativas al proceso de enseñanza y de aprendizaje.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 11 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
El trabajo en las áreas y materias del currículo para contribuir al desarrollo de las competencias bási-
cas debe complementarse con diversas medidas organizativas y funcionales, imprescindibles para su
desarrollo. Así, la organización y el funcionamiento de los centros y las aulas, la participación del alum-
nado, las normas de régimen interno, el uso de determinadas metodologías y recursos didácticos, o la
concepción, organización y funcionamiento de la biblioteca escolar, entre otros aspectos, pueden fa-
vorecer o dificultar el desarrollo de competencias asociadas a la comunicación, el análisis del entorno
físico, la creación, la convivencia y la ciudadanía, o la alfabetización digital.

Si bien están referidas al final de la etapa de Educación obligatoria, es preciso que su desarrollo se inicie
desde el comienzo de la escolarización, de manera que su adquisición se realice de forma progresiva
y coherente.

El currículo se estructura en torno a áreas de conocimiento, es en ellas en las que han de buscarse los
referentes que permitirán el desarrollo de las competencias en esta etapa. Tanto los objetivos como la
propia selección de los contenidos buscan asegurar el desarrollo de todas ellas. Los criterios de evalua-
ción servirán de referencia para valorar el progreso en su adquisición.

El área de Educación Artística contribuye a la adquisición de distintas competencias básicas:


a. A la competencia conciencia y expresiones culturales. lo hace directamente en todos los aspec-
tos que la configuran. En esta etapa se pone el énfasis en el conocimiento de diferentes códigos
artísticos y en la utilización de las técnicas y los recursos que les son propios, ayudando al alumnado
a iniciarse en la percepción y la comprensión del mundo que le rodea y a ampliar sus posibilidades
de expresión y comunicación con los demás. La posibilidad de representar una idea de forma per-
sonal, valiéndose de los recursos que los lenguajes artísticos proporcionan, promueve la iniciativa,
la imaginación y la creatividad, al tiempo que enseña a respetar otras formas de pensamiento y
expresión. El área, al propiciar el acercamiento a diversas manifestaciones culturales y artísticas, tan-
to del entorno más próximo como de otros pueblos, dota a los alumnos y alumnas de instrumentos
para valorarlas y para formular opiniones cada vez más fundamentadas en el conocimiento. De este
modo, pueden ir configurando criterios válidos en relación con los productos culturales y ampliar sus
posibilidades de ocio.
b. Al hacer de la exploración y la indagación los mecanismos apropiados para definir posibilidades,
buscar soluciones y adquirir conocimientos, se promueve de forma relevante el sentido de iniciativa
y espíritu emprendedor. El proceso que lleva al niño desde la exploración inicial hasta el producto
final requiere de una planificación previa y demanda un esfuerzo por alcanzar resultados originales,
no estereotipados. Por otra parte, exige la elección de recursos teniendo presente la intencionalidad
expresiva del producto que se desea lograr y la revisión constante de lo que se ha hecho en cada
fase del proceso con la idea de mejorarlo si fuera preciso. La creatividad exige actuar con autono-
mía, poner en marcha iniciativas, barajar posibilidades y soluciones diversas. El proceso no sólo con-
tribuye a la originalidad, a la búsqueda de formas innovadoras, sino que también genera flexibilidad
pues ante un mismo supuesto pueden darse diferentes respuestas.
c. El área es también un buen vehículo para el desarrollo de las competencias sociales y cívicas. En
el ámbito de la Educación Artística, la interpretación y la creación suponen, en muchas ocasiones,
un trabajo en equipo. Esta circunstancia exige cooperación, asunción de responsabilidades, segui-
miento de normas e instrucciones, cuidado y conservación de materiales e instrumentos, aplicación
de técnicas concretas y utilización de espacios de manera apropiada. El seguimiento de estos requi-
sitos forma en el compromiso con los demás, en la exigencia que tiene la realización en grupo y en la
satisfacción que proporciona un producto que es fruto del esfuerzo común. En definitiva, expresarse
buscando el acuerdo, pone en marcha actitudes de respeto, aceptación y entendimiento, lo que
sitúa al área como un buen vehículo para el desarrollo de esta competencia.
d. A la competencia de aprender a aprender se contribuye en la medida en que se favorezca la
reflexión sobre los procesos en la manipulación de objetos, la experimentación con técnicas y ma-
teriales y la exploración sensorial de sonidos, texturas, formas o espacios, con el fin de que los co-
nocimientos adquiridos doten a niños y niñas de un bagaje suficiente para utilizarlos en situaciones
diferentes. El desarrollo de la capacidad de observación plantea la conveniencia de establecer
pautas que la guíen, con el objeto de que el ejercicio de observar proporcione información relevan-
te y suficiente. En este sentido, el área hace competente en aprender al proporcionar protocolos de
indagación y planificación de procesos susceptibles de ser utilizados en otros aprendizajes.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 12 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
e. A la competencia en comunicación lingüística se puede contribuir, como desde todas las áreas, a
través de la riqueza de los intercambios comunicativos que se generan, del uso de las normas que los
rigen, de la explicación de los procesos que se desarrollan y del vocabulario específico que el área
aporta. De forma específica, canciones o sencillas dramatizaciones son un vehículo propicio para la
adquisición de nuevo vocabulario y para desarrollar capacidades relacionadas con el habla, como
la respiración, la dicción o la articulación. Se desarrolla, asimismo, esta competencia en la descrip-
ción de procesos de trabajo, en la argumentación sobre las soluciones dadas o en la valoración de
la obra artística.
f. A la competencia digital se contribuye a través del uso de la tecnología como herramienta para
mostrar procesos relacionados con la música y las artes visuales y para acercar al alumnado a la
creación de producciones artísticas y al análisis de la imagen y el sonido y de los mensajes que éstos
transmiten. También se desarrolla la competencia en la búsqueda de información sobre manifes-
taciones artísticas para su conocimiento y disfrute, para seleccionar e intercambiar informaciones
referidas a ámbitos culturales del pasado y del presente, próximos o de otros pueblos.
g. Aunque en menor medida, el área contribuye al desarrollo de la competencia matemática y
competencias básicas en ciencia y tecnología al abordar conceptos y representaciones geomé-
tricas presentes en la arquitectura, en el diseño, en el mobiliario, en los objetos cotidianos, en el
espacio natural, y en aquellas ocasiones en las que se necesitan referentes para organizar la obra
artística en el espacio. Asimismo, cuando en música se trabajan el ritmo o las escalas, se está ha-
ciendo una aportación al desarrollo de la competencia matemática. En cuanto a la competencia
en ciencia y tecnología la música también hace su aportación en cuanto al conocimiento del fe-
nómeno acústico y el análisis detenido de las cualidades del sonido como fenómeno físico-sensorial.
Además, desde el punto de vista tecnológico en el aula de música se hace uso de software de
edición de audio, edición de partituras, páginas web, teclado electrónico, ordenador, reproductor
de audio o grabadora digital.

5.2. cOncReción del cuRRÍculO de educación musical

El marco legal del que disponemos, de momento, para trabajar los proyectos educativos de los distintos
centros educativos se reducen a dos: La ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de
la calidad educativa y Real decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo
básico de la educación Primaria.

Estos proyectos educativos deberán especificar relación con los objetivos generales de Educación Pri-
maria, Competencias, Contenidos, Criterios de evaluación y Estándares de aprendizaje evaluables. los
cuales deberemos concretar y secuenciar en los tres ciclos que forman parte de la Educación Primaria.
A diferencia de la LOE, en la LOMCE se detallan objetivos generales de etapa y desaparecen los ob-
jetivos de cada área, estableciendo un currículo que concreta contenidos, criterios de evaluación y
estándares de aprendizaje evaluables por áreas.

Así pues, deberemos definir los objetivos, los contenidos y los criterios de evaluación después de anali-
zar el contexto y las posibles situaciones de enseñanza - aprendizaje, teniendo en cuenta la diversidad
del alumnado, la atención individualizada, la prevención de las dificultades de aprendizaje y la puesta
en práctica de mecanismos de refuerzo. Además, trabajaremos la comprensión lectora, la expresión
oral y escrita, la comunicación audiovisual, las tecnologías de la información y la comunicación, y la
educación en valores.

En Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa comenta en su


capítulo III, artículo 6, lo que se entiende por currículo:

1. A los efectos de lo dispuesto en esta Ley Orgánica, se entiende por currículo la regulación de los ele-
mentos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas.

2. El currículo estará integrado por los siguientes elementos:


a) Los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa.
b) Las competencias, o capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de
cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y
la resolución eficaz de problemas complejos.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 13 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
c) Los contenidos, o conjuntos de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen
al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias.
Los contenidos se ordenan en asignaturas, que se clasifican en materias, ámbitos, áreas y módulos
en función de las enseñanzas, las etapas educativas o los programas en que participen los alumnos
y alumnas.
d) La metodología didáctica, que comprende tanto la descripción de las prácticas docentes como
la organización del trabajo de los docentes.
e) Los estándares y resultados de aprendizaje evaluables.
f) Los criterios de evaluación del grado de adquisición de las competencias y del logro de los objeti-
vos de cada enseñanza y etapa educativa.»

Por lo que respecta a la concreción que se debe realizar en cada uno de los centros educativos, el Real
Decreto hace referencia también en el artículo que acabamos de comentar y en su punto número 5
nos dice lo siguiente “Los centros docentes desarrollarán y complementarán, en su caso, el currículo de
las diferentes etapas y ciclos en uso de su autonomía, tal y como se recoge en el capítulo II del título V
de la presente Ley”.

Esto significa que los claustros de profesores deberán utilizar, concretando y secuenciando, los objeti-
vos, contenidos y criterios de evaluación que aparezcan en el currículo de su comunidad autónoma y
recogerlos en sus proyectos educativos.

Por una parte, un objetivo es un parámetro de evaluación a nivel de educación. Es el resultado que
se espera logre el alumno/a al finalizar un determinado proceso de aprendizaje. Así pues, y teniendo
en cuenta su finalidad, los objetivos no constituyen un elemento independiente dentro del proceso
educativo, sino que forman parte muy importante durante todo el proceso, ya que son el punto de
partida para seleccionar, organizar y conducir los contenidos, introduciendo modificaciones durante
el desarrollo del proceso de enseñanza - aprendizaje, además de que son la guía para determinar qué
enseñanza y cómo enseñarlo, nos permiten determinar cuál ha sido el progreso del discente y facilitar
al docente la labor de determinar qué aspectos deben ser reforzados con su grupo de niños.

También podemos encontrar distintos tipos de objetivos. Según los fines que se desean lograr, los obje-
tivos pueden ser de mayor o menor amplitud y en cada caso existen procedimientos y recursos especí-
ficos para alcanzarlos. Además, la clasificación que se hace entre objetivos generales y específicos es
relativa, ya que cada uno de ellos puede ser considerado como general o específico según la forma
como sean interpretados y de la relación que tengan con otros objetivos.

Ejemplo: A través de una unidad didáctica se espera:


a. Facilitar en los niños el desarrollo de su expresión verbal.
b. Que los niños aumenten el número de palabras que integran su vocabulario.
c. Que los niños utilicen adecuadamente los tiempos pasados y futuros de por lo menos 5 verbos.
d. Que los niños articulen correctamente las palabras que contengan la letra “rr”.
En estos casos, el objetivo b) es específico con respecto al a), pero general con respecto al c). Igual-
mente, el objetivo c) es específico con respecto al b), pero general con respecto al d). En cualquier
caso, al formular objetivos, es importante que el docente tome en consideración los siguientes aspectos:
- El objetivo general de la acción educativa.
- En la práctica vemos que en muchas oportunidades no se dan todos los procesos esperados para
un nivel de edad, de forma espontánea. En estos casos, es necesario que el docente planifique en
forma específica los objetivos a lograr con su grupo. Por lo tanto, los procesos que no se den de for-
ma espontánea deben ser reforzados también por el docente.
- Con mucha frecuencia los objetivos generales son de tal amplitud que resulta muy difícil evaluarlos
en una forma válida. Estos objetivos generales debemos dividirlos en objetivos más específicos que
puedan ser evaluados con mayor facilidad.
- Los objetivos deben estar formulados desde el punto de vista del niño/a y no del docente, desta-
cando lo que el alumno/a debe ser capaz de realizar a través del proceso de aprendizaje.
- Los objetivos específicos deberán ser redactados en términos de conductas observables con el fin
de que posteriormente puedan ser evaluados.

Los objetivos incluidos en la planificación del docente deben necesariamente tener una estrecha rela-

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 14 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
ción con las necesidades e intereses de su grupo de niños, de ahí que deben variar de un grupo a otro
en algunos aspectos, aunque sean niños de las mismas edades. Los ideales serán establecidos después
de hacer un diagnóstico previo del grupo, de tal manera que lo más factible es que sea necesario
planificar actividades diferentes para varios subgrupos de acuerdo a las dificultades, necesidades e
intereses que detectemos.

Por otra parte, los contenidos que concretaremos en nuestros proyectos educativos también los extrae-
remos de aquellos que aparezcan en los respectivos currículos, los cuales están enunciados ya en el
Real Decreto que estamos comentando (aunque podrían variar). Cada una de las áreas curriculares
dispone de sus respectivos contenidos, que deberemos utilizar según las propuestas que nos marque la
Administración educativa correspondiente.

Estos contenidos se presentan en forma de bloques de contenidos, los cuales varían respecto a la an-
terior legislación. Deberemos, pues, concretarlos en relación a los objetivos que nos hemos propuesto,
después de ese análisis inicial. Para llevar a cabo este trabajo, tenemos que tener en cuenta qué blo-
ques son los vertebradores y cuáles son los mediadores. Así, los bloques vertebradores nos ayudarán a
secuenciar los contenidos a lo largo de la etapa y del ciclo. Eso sí, siempre muy relacionados con los
bloques mediadores que de una forma globalizada contribuirán a su desarrollo.

Por último, y respecto a la evaluación, tenemos que desarrollar unas pautas, marcar unos criterios y
escoger unos instrumentos, ya que deberemos evaluar todos los aspectos presentes en el proceso de
enseñanza - aprendizaje.

Sin embargo, aquí no vamos a entrar en todos estos apartados, comentaremos la evaluación de los
procesos de aprendizaje del alumnado. Ésta será continua y global y tendrá en cuenta su progreso en
el conjunto de las áreas.

Por lo tanto, teniendo en cuenta los objetivos que nos marquemos, los criterios de evaluación que se
van a seguir son los que nos van a permitir evaluar la capacidad del alumno. Así, podríamos concretar
algunos de ellos como ejemplo:
- Utilizar los números reales y las operaciones con la notación habitual en el cálculo escrito y en la
resolución de problemas.
- Resolver problemas de la vida cotidiana por medio de la simbolización de las relaciones que existen
entre ellos y, en su caso, de la resolución de sistemas lineales de ecuaciones.
- Utilizar y valerse de las virtudes del lenguaje algebraico para representar situaciones y resolver pro-
blemas.
- Utilizar adecuadamente los conceptos sobre representación gráfica de funciones, juzgando la
elección de escalas, intervalos, precisión.
- Presentar en los cuadernos y en las manifestaciones orales procesos bien razonados del trabajo
matemático y argumentar con criterios lógicos.
- Ser flexible para cambiar de punto de vista en función de la argumentación convincente de los
compañeros.
- Perseverar en la búsqueda de soluciones para las actividades, especialmente en el caso de los
problemas.

estándares de aprendizaje evaluables. El Real Decreto de enseñanzas básicas de Educación Primaria de-
fine los estándares de aprendizaje evaluables como especificaciones de los criterios de evaluación que
permiten definir los resultados de aprendizaje, y que concretan lo que el alumno debe saber, comprender y
saber hacer en cada asignatura. Además, el mismo Real Decreto establece las características que deben
tener: deben ser observables, medibles y evaluables y permitir graduar el rendimiento o logro alcanzado.

Las actividades a realizar las adaptaremos a los bloques de contenidos y las temporalizaremos y deci-
diremos en las correspondientes unidades didácticas, según los objetivos a cumplir.

Utilizaremos los recursos didácticos de carácter material y humano a nuestro alcance que creamos
necesarios para la realización de las actividades programadas.

Deberemos disponer, lógicamente de un aula o espacio amplio y adecuado para realizar las activida-
des previstas, del instrumental necesario y de los elementos que nos faciliten la labor educativa (pizarra,
material gráfico y todo aquel que nos sea útil para desarrollar historias, coreografías)

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 15 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
La metodología a aplicar en el desarrollo de los contenidos nos deberá permitir obtener los mejores
resultados posibles.
Trabajaremos la percepción y la expresión, fomentaremos la socialización y nos aprovecharemos de
nuestro conocimiento de los trabajos de los grandes pedagogos para adaptarlos a las particularidades
de nuestros alumnos y hacer que la enseñanza sea fácil, atractiva pero sobre todo con un alto grado
de calidad. Algunos de los principios metodológicos son los siguientes:
- El juego será el punto de partida de la enseñanza musical, y la participación su valor fundamental.
Alternaremos el trabajo individual con el trabajo en grupo y lo lúdico con lo menos lúdico.
- El entorno social y cultural del niño/a será un buen punto de partida para nuestro trabajo y de paso
conseguiremos hacerle protagonista.
- Metodología experimental y participativa. Prioridad de los procedimientos y actitudes respecto a
los conceptos (todos deben hacer todo).
- Fomentaremos la libertad y la creatividad. En la evaluación no importan los resultados sino el proce-
so de creación y participación. Prima la espontaneidad, la improvisación y no la intelectualización.
- La metodología debe ser progresiva. Debe evolucionar con el niño/a; será mejor cuanto más pron-
to se inicie.
- Globalizada con otras áreas artísticas y con el desarrollo general. Motriz, sensorial, afectivo.
- Que impregne la vida del niño/a. Debe aparecer en la vida escolar, familiar, en el pueblo o barrio
de manera que le prepare para un ocio creativo en la vida adulta.
- Variada. Que incluya diversos aspectos (canto, instrumentos, movimiento y danza, juego dramáti-
co, audición,...).

El proceso de evaluación nos permitirá saber el grado de asimilación del niño de todo lo que hemos
pretendido enseñar. De esta manera evaluaremos también si el sistema de enseñanza aplicado era el
adecuado para la consecución de los objetivos propuestos.
Para que la evaluación sea efectiva tendremos que tener:
- Una evaluación inicial que nos permita averiguar el grado de conocimientos actuales del niño y
del grupo.
- Una evaluación continua que nos indique el grado de asimilación de conocimientos que se va
produciendo.
- Una evaluación final que nos permitirá ver si se han conseguido los objetivos propuestos.

La puesta en práctica de todo este proceso nos permitirá comprobar los progresos del niño en su for-
mación musical, la asimilación y utilización de códigos del lenguaje, su técnica vocal e instrumental, su
expresividad, su creatividad, su sentido crítico y su integración en el grupo.

Todo esto nos permitirá mejorar el proceso de aprendizaje, realizar una valoración de toda la tarea
docente que incidirá lógicamente en el Proyecto Curricular.

5.3. unidades didÁcTicas GlOBaliZadas. Relación cOn OTRas ÁReas de la educación PRimaRia

Según la LOMCE, la etapa de Educación Primaria se organiza en áreas curriculares con carácter global
e integrador. Por lo tanto, según estos aspectos deberemos enfocar nuestra programación y relacionar
dichas áreas de esta etapa educativa.

Cuando realizamos actividades dentro de la Educación Artística, la mayoría tienen una íntima relación
con la expresión plástica y musical, con el teatro o la danza. Al mismo tiempo, debemos globalizar estas
actividades con el resto de materias del currículo.

Los alumnos ven la realidad artística de una forma global y que incide en otras ramas de su educación.
Desde este punto de vista, se puede plantear coherentemente la elaboración de unidades didácticas
globalizadas, que abarquen distintas ramas del saber y que competan por tanto a varias áreas edu-
cativas.

• ciencias sociales
Hay contenidos referentes a aspectos sociales tan importantes como el respeto a los demás, la con-
vivencia armónica, el valor del ocio, la organización y participación en la vida social y la sensibilidad
hacia las manifestaciones culturales del entorno. Igualmente, las nociones temporales que se tratan

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 16 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
están en estrecha relación con los contenidos sobre el tiempo individual y de relación del área de
Educación Musical.
- Por medio del folklore que ayudarán a comprender el carácter de un pueblo o comarca, su
evolución en relación con la realidad socio-político-cultural de cada época, las características
físicas del paisaje, costumbres, etc.
- A partir de las canciones, poesías y refranes que se trabajen en el aula (referentes a animales,
vegetales, partes del cuerpo humano,...), podrán observar, analizar y reproducir ya sean sonidos
y formas plásticas a partir del análisis de la realidad.
- Podrán ubicar histórica y culturalmente distintos tipos de manifestaciones artísticas. Por ejemplo:
a partir de canciones y lienzos que narran hechos históricos, de la historia del arte, etc.
- Tratar nociones de acústica, en relación con la afinación y construcción de instrumentos, y del
arte en general.
- Destacar y estudiar las correspondencias que existen entre las características del ambiente geo-
gráfico de diferentes zonas y la música.

• educación Física.
Sobre todo con la Música posee varios elementos comunes como son el ritmo, la duración, la se-
cuencia,.... Ambas utilizan el lenguaje corporal, así como el control del cuerpo en relación con la
tensión y la relajación. Por lo tanto, con la relación entre ambas conseguiremos:
- Colaborar en la educación y en el dominio del cuerpo por medio de los trabajos de ritmo puro,
ritmo en movimiento, danza libre, ballet o teatro. Utilizando la expresión corporal y la orientación
espacio - tiempo en las danzas.
- Con el agrado de la música, la actividad física se transforma en “rítmica” y, así, el ritmo de la
música es traducido a valores corporales.
Respecto a la Plástica, también es beneficiosa la relación con los deportes y los juegos que se desa-
rrollan en las clases. Así, podremos mejorar:
- Actividades de plástica que tengan como referente estos juegos que son cotidianos para ellos o
de procedentes de su entorno y así motivarlos mucho más en la elaboración de trabajos artísticos.
- Se pueden mejorar también los aspectos evolutivos de la Educación Física a través de láminas,
pinturas, esculturas, etc. de diferentes épocas.

• Área de Lengua y Literatura. Lengua cooficial y Literatura. Lengua Extranjera.


La Educación Artística y las diferentes lenguas tienen mucho en común, ya que todas son lenguajes.
Además, presentan un planteamiento común referente a la comunicación, la expresión y la repre-
sentación. Son parejos en su desarrollo el grafismo en escritura y las grafías convencionales y no
convencionales con la representación plástica y musical (rítmica y melódica), así como la postura y
el movimiento como ingredientes no lingüísticos necesarios en la comunicación oral y el tratamiento
que de los mismos se hace.
- Colabora en la fonética, dicción, articulación, estructuras formales, interpretación de signos,
expresión, fraseo, etc. que son conceptos propios del lenguaje mediante la elaboración de textos
poéticos para melodías conocidas o creadas por el alumno/a; expresar textos mediante trazos,
líneas o colores; adecuación de los acentos y ritmos del idioma a los acentos y ritmos musicales;
estudio del ritmo en refranes, coplas, etc.
- Por medio de canciones, el vocabulario idiomático (palabras, frases) se facilita el aprendizaje
de otros idiomas.
- Por medio de los dibujos, nos hacemos servir para identificar lo que escuchamos con su signifi-
cado.

• Área de matemáticas.
Estas dos áreas presentan contenidos afines con respecto al tiempo, fracciones y estudio de las pro-
porciones.
- La estructura de la música, en cuanto que los sonidos se producen en el tiempo y en el espacio y
con una serie de relaciones basadas en fenómenos naturales y matemáticos, tiene prácticamen-
te las mismas bases que las matemáticas. Recordemos que ya Pitágoras tradujo y expresó todas
las relaciones tonales en cifras.
- La música colabora para conseguir una mejora de la concepción espacial, un mejor ordena-

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 17 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
miento. Y esto se puede comprobar cuando se le pide a un alumno/a que dibuje antes y después
de escuchar música. La distribución, encuadre y relación de las formas en el papel mejora sensi-
blemente.
- Y todo esto, además del aprendizaje de canciones para contar, sumar, restar, etc.
- Aplicación de las fracciones en el estudio de las proporciones rítmicas, relación con la forma,
volumen, relación espacio - tiempo.
- Conceptos todos ellos muy relacionados también con la Educación Plástica.

6. cOnclusión

Tal y como hemos demostrado a lo largo del tema y siguiendo al ilustre músico y pedagogo Edgar
Willems en su obra El valor humano de la Educación Musical (1881) se puede afirmar que hay un claro
paralelismo entre los elementos de la música y los aspectos de la vida de la persona. Este gran peda-
gogo establece este paralelismo o correspondencia entre el ritmo, la melodía y la armonía con la vida
fisiológica, vida afectiva y la vida mental.

A partir de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa de


Educación y el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de
la Educación Primaria, se establece el nuevo contexto legislativo en el cual deberemos enmarcan los
proyectos educativos de los centros y las programaciones de aula.

En este nuevo marco, reaparece la Educación Artística con ligeras modificaciones si tenemos en cuen-
ta la anterior legislación (teniendo como referente la LOE): se modifican ligeramente el nombre de los
bloques de contenido.

Como conclusión diremos que la Educación Musical en la Educación Primaria debe pretender, sobre
todo, que el descubrimiento de la música sea enriquecedor y útil en la formación integral del niño/a
y en el desarrollo de su personalidad, sabiendo equilibrar la parte lúdica y formativa que este tipo de
enseñanza requiere.

7. BiBliOGRaFÍa

BASSEDAS, HUGUET y SOLÉ (1995): “Aprender y enseñar en educación infantil”. Graó. Barcelona.
GARCÍA SICILIA y otros (1989): “Psicología Evolutiva y Educación infantil” Santillana. Aula XXI. Madrid.
GALLEGO, J. L. (1995): “Educación infantil.”. Aljibe. Málaga.
WILLIS, A y RICCIUTI, H (1990) “Orientaciones para la escuela de cero a dos años”. Morata. Madrid.

Referencias legislativas:

Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa.


Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación
Primaria.

Webgrafía:

http://www.filomusica.com/filo82/lenguaje.html

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 18 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111
aneXO

Guión del Tema


0. INTRODUCCIÓN
1. LA MÚSICA COMO LENGUAJE Y COMO MEDIO DE EXPRESIÓN
1.1. La Música como lenguaje
1.2. Elementos del lenguaje musical
1.3. La Música como medio de expresión
2. VALOR FORMATIVO DE LA MÚSICA
2.1. Influencia en el desarrollo de la personalidad
3. PERCEPCIÓN Y EXPRESIÓN
4. IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN LA EDUCACIÓN PRIMARIA
4.1. Características generales de la Educación Primaria
4.2. Características particulares de la Educación Musical en la Educación Primaria
4.2.1. La Música en el currículo de la Educación Primaria.
4.2.2. La enseñanza integral.
4.2.3. Influencia en el desarrollo de la personalidad.
4.2.4. Repercusiones a nivel musical.
5. EL CURRÍCULO DE EDUCACIÓN MUSICAL EN LA CONCRECIÓN DE UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS
5.1. Contribución del área a la adquisición de las competencias básicas
5.2. Concreción del currículo de Educación Musical
5.3. Unidades didácticas globalizadas. Relación con otras áreas de la Educación Primaria
6. CONCLUSIÓN
7. BIBLIOGRAFÍA

aneXOs
- Guión del tema
- Autoevaluación
- Recomendaciones

auTOeValuación

1. Desarrolla las siguientes preguntas:


2. Objetivos básicos de la Educación Musical en la escuela.
3. Elementos básicos del lenguaje musical.
4. Percepción y expresión musical.
5. Términos agógicos y dinámicos.
6. Aspectos físico, psíquico y social de la formación musical.
7. Influencia de la música en el desarrollo de la personalidad.
8. Objetivos generales del currículo de Educación Musical.
9. Evaluación.
10. Realización de unidades didácticas globalizadas.

RecOmendaciOnes

- Esquematizar los diferentes puntos del tema con ideas clave.


- Utilizar esas ideas como recursos nemotécnicos.
- Temporalizar la exposición de los temas con arreglo a la importancia de cada punto.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor Página 19 Tel. 963 768 542 - 960 624 309 - 610 900 111