You are on page 1of 4

Los progenitores hematopoyéticos (células madre) regeneran el tejido

hematopoyético al originar leucocitos, glóbulos rojos y plaquetas.

El trasplante de progenitores hematopoyéticos es una terapia contra neoplasias


(tumores malignos) o alteración de la función de la médula ósea. También trata
enfermedades del sistema inmunitario y algunas alteraciones metabólicas
congénitas.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy en


día se realizan más de 119.000 trasplantes cada año en todo el mundo, de los
cuales, unos 2.000 corresponden a células madre.

El trasplante de células madre cobra importancia porque, en muchas ocasiones,


sólo puede realizarse entre familiares compatibles y de acuerdo con la OMS,
únicamente el 30% de los pacientes tienen compatibilidad.

 El trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) en Colombia se


realiza con excelentes resultados hace más de 20 años. El país es pionero en
Latinoamérica y se destaca por los resultados clínicos y por la supervivencia
de los receptores.
 En Colombia, de cada 100 pacientes sometidos a un primer trasplante de
Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) hay un 62% de éxito, cifra muy
similar a las referenciadas en otras partes del mundo.
 Todos los servicios de trasplante -incluido el de médula ósea- tienen la
regulación y supervisión del Estado, a cargo de la coordinación del Instituto
Nacional de Salud.
En EE. UU Los Trasplantes Hematopoyéticos con células madre (Programa
de Donantes de Médula Ósea – Estados Unidos de América)
En trasplantes hematopoyéticos pediátricos, las células madre de cordón
umbilical son ya la fuente preferida.

Además, se debe contemplar que no todos los pacientes cuentan con un donante
disponible en su familia. Por esto, se hace necesario examinar otras fuentes
alternativas de donantes como: un donante no familiar (no emparentado)
compatible, que es el más parecido a un trasplante de un donante familiar idéntico;
los trasplantes de progenitores hematopoyéticos de sangre de cordón umbilical; de
donantes no familiares no idénticos; y de donantes haploidénticos.
El trasplante haploidéntico es una modalidad de trasplante en la cual se usa un
donante que es únicamente compatible en un 50%. Las ventajas de este tipo de
trasplante incluyen la disponibilidad prácticamente universal de un donante, ya que
cumplen con este requisito la mayoría de los hermanos, y con toda seguridad los
padres. Al mismo tiempo, el hecho de la inmediata disponibilidad de donante, en
comparación con los 3 meses que tarda en promedio la búsqueda de un donante
no familiar idéntico.

 Autólogo o autotrasplante: las células provienen de usted mismo.

 Alogénico o alotrasplante: las células provienen de un donante compatible


con o sin parentesco con el paciente.

 Singénico o isotrasplante: las células provienen de su hermano(a)


gemelo(a) o trillizo(a) idéntico(a).
A pesar de la disparidad respecto al número de enfermedades tratables, el
número de trasplantes llevados a cabo en EEUU demuestran que los
trasplantes autólogos de células madre hematopoyéticas son más comunes
que los trasplantes alogénicos (DONANTE COMPATIBLE): el 59% de
autólogos frente al 41% de alogénicos (Células de uno mismo).
Esta realidad también sucede en España.

En la utilización autóloga se usan células madre del propio individuo1. Esta opción
es preferente en las enfermedades que se pueden tratar con células madre del
propio donante, ya que evitan complicaciones de incompatibilidad. En los
trasplantes hematopoyéticos con médula ósea y sangre periférica, la utilización
autóloga es más común que la alogénica. El uso autólogo se lleva a cabo a través
del trasplante de médula ósea y de células madre de la sangre periférica y
excepcionalmente a través de la sangre de cordón umbilical.

Hoy en día a probabilidad de que una unidad de sangre de cordón autólogo sea
utilizada para trasplante, es muy bajo y su utilización se ha limitado a patologías
en pediatría, fundamentalmente en la aplasia medular adquirida, tumores sólidos
de alto riesgo (neuroblastoma, sarcoma de Ewing, meduloblastoma y tumores
germinales) y algunos linfomas no Hodgkin en segunda remisión. Actualmente no
existe una evidencia clara de que estas células puedan ser utilizadas para la
medicina regenerativa o para tratar otras enfermedades en el futuro. Hay varios
ensayos clínicos iniciales para probar eficacia de células autólogas para algunas
indicaciones. Sin embargo, en la actualidad es imposible predecir los resultados
de la investigación que pueden afectar el potencial uso futuro de estas células.

En la utilización alogénica se trata al paciente con células madre compatibles de


otra persona. El donante puede ser o no, un familiar (emparentado) del paciente.
Sin embargo, el éxito del trasplante es superior cuando ambos (donante y
paciente) son emparentados. 2Cabe señalar que la compatibilidad entre hermanos
es del 25%.
En el caso de trasplantes con células madre de sangre de cordón umbilical, el
número de trasplantes autólogos es todavía inferior al número de trasplantes
alogénicos, puesto que estas enfermedades ocurren normalmente en edades más
avanzadas, en pacientes que no han tenido la oportunidad de criopreservar las
células de su propia sangre de cordón umbilical.