You are on page 1of 6

Eucaristía

50 aniversario
Pureza de María — Madrid
Gracias, juntos hacemos camino Gracias, juntos hacemos camino

Monición de Entrada y creció nuestro amor a la Virgen, nuestra Madre de la Pureza.


Y desde aquí empezamos a formar parte de esta gran familia
de la Pureza. En definitiva, aquí muchas nos formamos como
“El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres” las personas que somos.
Esta palabras del salmo 125 son las que anidan en nuestro Seguro que M. Alberta nos mira con cariño y nos dice “Siempre
corazón al celebrar esta inauguración del 50 aniversario de adelante”. Su vida y su obra siguen presente con nosotros. Con
nuestro colegio. paz y alegría miramos el futuro de este Colegio que desde el
Todo es un don del Señor. Es su Espíritu quien inspira a las Re- primer momento las religiosas te confiaron y hoy nosotros vol-
ligiosas de la Pureza la fundación del Colegio de Madrid. Es el vemos a dejar en manos de María, para que ella siga siendo
amor a Dios y la fe incondicional de unas hermanas las que quien lo guarde y lo bendiga.
hicieron posible que hoy estemos aquí. Gracias Señor, gracias es la única palabra que nace de cada
Algunos testigos de la primera comunidad nos hablan de las uno de los corazones de todos los que hoy nos hemos reunido
dificultades de sus inicios. ¿Dónde querrá el Señor que nos aquí, en torno a ti.
establezcamos? ¿Cómo adquirir el solar sin medios? ¿Quién
puede fiarse de unas religiosas desconocidas? Pero una vez
más la fe mueve montañas y el Señor a través de sus instru-
mentos empieza a escribir la historia de este colegio. Las cróni-
cas de 1957 nos cuentan:
“Después de buscar mucho, por varias zonas de Madrid, un pa-
dre Jesuita les dirige a este barrio, el Sr Obispo Monseñor Garc-
ía-Lahiguera redacta un escrito para que se le otorgue un
préstamo desde un banco y D. Manuel de la Quintana Directo

2 11
Gracias, juntos hacemos camino Gracias, juntos hacemos camino

continúa con nosotros. General de la empresa Urbis da facilidades de pago no muy


comunes para la adquisición del solar, y muchas personas
Tú, mejor que nadie, sabes que el principio no fue fácil pero
más inscritas en el corazón de nuestro Dios ayudan con su
aquellas Hermanas se fiaron de ti, confiaron y no les fallaste.
apoyo y su esfuerzo.”
Gracias por aquellas primeras Religiosas dispuestas a luchar
Desde entonces han pasado 50 años dedicados a la ardua y
por lo que creyeron tu obra, dispuestas a sacrificarse y a entre-
bonita tarea de educar. Cincuenta años con gozos y penas, con
garse sin medida. Gracias porque por el esfuerzo, la superación
preocupaciones y esperanzas, compartiendo con muchas per-
y el sacrificio de tantas personas de entonces, hoy podemos
sonas la misión de formar niños y jóvenes del mañana.
decir orgullosos que somos Pureza de María y ver hecha reali-
dad en muchas de nosotras la frase de Madre Alberta: “la edu- De la mano de la Virgen de la Pureza, Patrona de nuestro cole-
cación no es la obra de un día, sino el resultado de la acción gio, de nuestra Fundadora Madre Alberta, que contempla y ben-
ejercida continua y constantemente”. dice desde el cielo esta obra, nos disponemos a celebrar esta
Eucaristía presidida por nuestro Vicario episcopal y con la pre-
Gracias porque hoy la Pureza puede seguir formando personas sencia de nuestra Madre General. Quisiéramos tener también
cristianas aquí y ahora. Aquí están algunas de las primeras Her- junto a nosotros a todos aquellos que ya nos han dejado y que
manas, de las primeras profesoras y de las primeras alumnas y en algún momento de su historia han vivido y compartido, en
pueden ver gozosas cómo continúa aquella primera obra y si- este Colegio, la misión de educar o la aventura de formarse en
guen formándose niños, adolescentes, jóvenes, con la misma él.
ilusión y objetivos del principio.
Gracias por todo lo recibido en este colegio Pureza de María.
Aquí nació y creció nuestro seguimiento a Cristo y nuestra mi-
sión de vivir llenando de amor y esperanza nuestro mundo.
Aquí te recibimos muchas por primera vez en la Eucaristía y
aquí nos sellaste con tu Espíritu en la Confirmación. Aquí nació

10 3
Gracias, juntos hacemos camino Gracias, juntos hacemos camino

Primera Lectura vida entregada y comprometida en la construcción de una so-


ciedad más humana y fraterna.
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Romanos:
Hermanos:
Con este tronco te entregamos la educación ya consolidada de
Sabemos que los que aman a Dios todo les sirve para bien: a
nuestros exalumnas que, a lo largo de la vida, han guardado en
los que ha llamado conforme a su designio. A los que había es-
su corazón la simiente recibida en la Pureza. Muchas de ellas,
cogido, Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo para que él
la han transmitido a sus familias y han hecho de ella calor de
fuera el primogénito de muchos hermanos. A los que predes-
hogar en la que han crecido sus hijos.
tinó, los llamó; a los que llamó loas justificó; a los que justificó
los glorificó.
Palabra de Dios Te damos gracias, Señor, porque la obra de la Pureza no ha si-
do efímera y hoy podemos entregarte con alegría la semilla, la
tierra, el árbol, las flores y frutos. Como el Pan y el Vino que te
Salmo responsorial presentamos, fruto de tu Providencia y de nuestro esfuerzo.
Acoge estos 50 años que hoy venimos a ofrecerte, y trans-
fórmalos, por la acción de tu Espíritu, para que sean Fuente de
R/Escucha, hija, mira: inclina el oído
vida, de gozo y de salvación para muchos hombres.

Escucha, hija, mira: inclina el oído


Olvida tu pueblo y la casa paterna; Acción de gracias
Prendado está el rey de tu belleza: Gracias Señor. Gracias es lo que en estos momentos nace en el
Póstrate ante é., que él es tu Señor. R/ corazón de cada uno de los que estamos aquí esta tarde. Hace
Ya entra la princesa bellísima, 50 años, en 1957, la Pureza llegó a Madrid, y gracias a Ti hoy

4 9
Gracias, juntos hacemos camino Gracias, juntos hacemos camino

Ofrendas vestida de perlas y brocado;


la llevan ante el Rey, con séquito de vírgenes
Te presentamos, Padre bueno, esta tierra y estas semillas, sig-
la siguen sus compañeras. R/
no de tu Palabra y de la educación que en estos 50 años, gra-
cias al cuidado y desvelos de muchas religiosas y profesores, Las traen entre alegría y algazara,
se han sembrado en esta tierra de Madrid y han dado fruto en van entrando en el palacio real.
miles de corazones. Te ofrecemos nuestro trabajo y te damos A cambio de tus padres tendrás hijos,
gracias porque ni el que planta es algo ni el que siega, sino Tú que nombrarás príncipes por toda la tierra. R/
que haces crecer.

Evangelio
Recibe este recipiente con agua. El agua que riega la tierra, da Lectura del Santo Evangelio según San Lucas
vida y hace crecer; el agua que es transparencia, signo de la
autenticidad, de la pureza.. Y también de la inocencia de los En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una
niños, que vienen al Cole abiertos a aprenderlo todo. Concéde- ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada
nos su corazón sencillo y limpia y danos sed del Agua de la Vi- con un hombre llamado José, de estirpe de David; la virgen se
da. llamaba María.
El Ángel entrando en su presencia, dijo: "Alégrate, llena de gra-
cia, el Señor está contigo;"bendita tú entre las mujeres”.
La tierra ha dado su fruto; nos has bendecido, Señor. te ofrece- Ella se turbó ante estas palabras, y se preguntaba qué saludo
mos estas flores que representan la alegría y la vida que se era aquél.
abre de tantos adolescentes y jóvenes que están y que han pa-
sado por nuestro Colegio. te damos gracias por ellos y te pedi- El ángel le dijo: "No temas, María, porque has encontrado gra-
mos que vivan siempre cimentados en la solidez de los que han cia ante Dios. Concebirás en tu vientre darás a luz un hijo, y le
aprendido y sean, en medio del mundo, signo gozoso de una pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del

8 5
Gracias, juntos hacemos camino Gracias, juntos hacemos camino

Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; rei- crecer siempre en fidelidad y encontrar en Ti la fuerza necesa-
nará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá ria para llevar a cabo su misión. Roguemos al Señor
fin."
2. Te damos gracias, Señor, por el don de tu paz y tu deseo:
Y María dijo al ángel: "¿Cómo será eso, pues no conozco a “que todos sea uno”, y te pedimos que se haga realidad en
varón?". nuestro mundo de hoy, azotado por las guerras, la violencia del
terrorismo y la injusticia. Roguemos la Señor
El ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuer-
za del Altísimo te cubrirá con su sombra: por eso el Santo que 3. Te damos gracias, Señor, por la gran familia de la Pureza:
va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente religiosas, profesores, personal de administración y servicios,
Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está padres, alumnos y exalumnas; te pedimos nos hagas permane-
de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada cer unidos a Ti para dar fruto y ser constructores de tu reino,
hay imposible.” continuando la obra de Madre Alberta. Roguemos al Señor.
María contestó: “Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí 4. Te damos gracias, Señor, por la obra de Madre Alberta y te
según tu palabra”. pedimos por todos los que en estos 50 años han colaborado en
la vida de este Colegio de Madrid, para que reciban de tu mano
Palabra de Dios
el ciento por uno como un día prometiste . Roguemos al Señor.
5. Te damos gracias, Señor, porque eres el Dios de la Vida y te
Oración de los fieles pedimos por los que tuvieron contacto con la Pureza y hoy ya
1. Te damos gracias, Señor, por tu Iglesia, de la que todos for- nos han dejado: religiosas, sacerdotes, padres y madres de fa-
mamos parte, y te pedimos por el Papa Benedicto XVI, por milia, alumnos y exalumnas, bienhechores y amigos, todos los
nuestro Arzobispo Antonio María, nuestro Vicario Juan José que que ya se encuentran gozando de tu rostro y tu presencia. Ro-
preside nuestra celebración y todos los pastores, sacerdotes de guemos al Señor.
nuestra Iglesia en Madrid; concédeles el don de tu Espíritu para

6 7