You are on page 1of 7

EL SISTEMA CONTABLE EN EL CONTRIBUYENTE DEL

RÉGIMEN DE INCORPORACIÓN FISCAL EN EL 2014 Y 2015

En la Reforma Fiscal 2015 se establece un régimen denominado “Régimen de


Incorporación Fiscal“. A través de este régimen, podrán incorporarse durante
unos 10 años las personas físicas con poca capacidad económica y
administrativa.
Entonces dicho Régimen se convierte en el nuevo esquema de tributación al
que pueden acceder las personas físicas con actividad empresarial con
ingresos menores de dos millones de pesos.
El objetivo del régimen de incorporación fiscal es lograr un aumento
generalizado de la productividad, en el que participen todos los sectores de la
población, también busca mantener varios regímenes fiscales aplicables a las
personas físicas con actividades empresariales en las que están por si solos.

Se espera que para el 2015 exista una recaudación de 132 millones de pesos
provenientes del Régimen de Incorporación Fiscal.
Los beneficios del Régimen de Incorporación Fiscal para el 2015 serían
que tendrían los descuentos en pagos de Impuesto Sobre la Renta (ISR),
Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuestos Especiales sobre Producción y
Servicios (IEPS) que serán de 100% a lo largo de todo 2015, en lugar del 90%
contemplado originalmente para quienes participan desde el año pasado.
El descuento de 50% en las cuotas de seguridad social que obtienen los
dueños de los negocios participantes y sus trabajadores previstos para el 2015,
se extenderá por todo el 2016.

Los beneficios serian de la siguiente manera:

1. Si inicio operaciones en el Régimen de Incorporación fiscal


en el 2014: durante el 2014 tuvo el 100% de descuento y también
lo tendrá durante el año 2015 completo.
2. Si inicio operaciones en el Régimen de Incorporación Fiscal
en cualquier otro mes del 2014: tendrá 24 meses de descuento
del 100%, finalizando así en el bimestre respectivo del 2016.
3. Si inicio operaciones en el Régimen de Incorporación Fiscal
en el 2015: al igual que el punto anterior se tendrán dos ejercicios
completos de descuento al 100%.

El Régimen de Incorporación que se propone establecer en la nueva Ley del ISR


sustituiría el aplicable por las personas físicas.
De acuerdo a como es su sistema contable en el “Subsidio al IVA e IEPS para
quienes tengan ingresos menores a $100,000”.

El SAT ha informado que las personas físicas con actividad empresarial, cuyas
ventas sean al público general y sus ingresos no rebasen los 100,000 pesos al
año, no pagarán el impuesto al valor agregado (IVA) ni el impuesto
especial sobre producción y servicios (IEPS), a partir de enero de 2015.

De esta manera, los contribuyentes que tributen en el Régimen de


Incorporación Fiscal, y tengan ingresos menores a 100 mil pesos anuales,
no pagarán ninguno de los impuestos mencionados, buscando así lograr
fomentar el desarrollo de los contribuyentes con mínima capacidad
administrativa y evitar que operen en la informalidad.

También a partir de enero de 2015, los contribuyentes con ventas al público en


general, con ingresos de entre 100 mil y 2 millones de pesos anuales, no
pagarán IVA ni IEPS en su primer año de incorporación, y se les otorgarán
descuentos durante los siguientes nueve años, como ocurre en el caso del
Impuesto Sobre la Renta.

En este régimen solamente se puede tributar 10 años. Una vez concluido dicho
periodo, se deberá tributar conforme al régimen de personas físicas con
actividades empresariales.

¿Quiénes están obligados?

Todas las personas físicas que realicen las siguientes actividades y que sus
ingresos sean hasta de 2 millones de pesos:

 Actividades empresariales y enajenación de bienes como son tiendas de


abarrotes, papelerías, carnicerías, fruterías, dulcerías, cocinas
económicas, jugos, entre otros.
 Prestación de servicios que no requieran título profesional como los
salones de belleza, plomería, carpintería, herrería, albañilería, taxista,
entre otros.
 Ingresos por comisión, de los productos que vendes y no excedan del
30% de tus ingresos totales, ejemplo comisión por ventas de tarjetas
telefónicas, tiempo aire, productos de belleza, entre otros.

¿Quiénes no pueden estar tributando en el RIF?


 Los socios, accionistas o integrantes de personas morales o cuando sean
partes relacionadas.
 Todos los contribuyentes que realicen actividades relacionadas con
bienes raíces, capitales inmobiliarios, negocios inmobiliarios o actividades
financieras, salvo tratándose de aquéllos que únicamente obtengan
ingresos por la realización de actos de promoción o demostración
personalizada a clientes personas físicas para la compra venta de casas
habitación o vivienda, y dichos clientes también sean personas físicas que
no realicen actos de construcción, desarrollo, remodelación, mejora o
venta de las casas habitación o vivienda.
 Las personas físicas que obtengan ingresos por concepto de comisión,
mediación, agencia, representación, correduría, consignación y
distribución, salvo tratándose de aquellas personas que perciban ingresos
por conceptos de mediación o comisión y estos no excedan del 30% de
sus ingresos totales.
 Las personas físicas que obtengan ingresos por concepto de
espectáculos públicos y franquicia ríos.
 · Los contribuyentes que realicen actividades a través de fideicomisos o
asociación en participación.

De Régimen Empresarial y Profesional a Régimen de Incorporación Fiscal


¿se puede?

La Prodecon ha anunciado que buscará proteger las garantías y derechos de los


contribuyentes, y así obtuvo la aprobación de un criterio por parte del SAT sobre
los contribuyentes personas físicas, que tributen en el régimen de actividades
empresariales y profesionales, y que en 2014 obtengan ingresos menores a
los 2 millones de pesos. Estos contribuyentes podrán optar para 2015 por
tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, siempre que no se ubiquen
dentro de los supuestos establecidos en el cuarto párrafo del artículo 111 de la
Ley del Impuesto sobre la Renta, y presenten el aviso correspondiente dentro
del plazo que para tal efecto se establezca mediante reglas de carácter general.

¿Y los REPECOS?
La reforma hacendaria eliminará el Régimen de Pequeños Contribuyentes
(Repecos) y será sustituido por el régimen de incorporación fiscal, en el que
podrán estar por diez años.

Los 10 de años de Beneficio según lo que ha recabado la Procuraduría de la


Defensa del Contribuyente (PRODECON), el Servicio de Administración
Tributaria confirmó lo siguiente:

“Los contribuyentes podrán tributar conforme al régimen de


incorporación fiscal durante diez ejercicios fiscales consecutivos,
contados a partir de la fecha en que los mismos se den de alta en dicho
régimen y sin la posibilidad de volver a tributar en dichos términos
después del décimo año. Lo anterior siempre en que no incurran en las
causales previstas en el artículo 112 de la Ley del Impuesto sobre la
Renta, para ya no poder tributar en el Régimen de incorporación fiscal.”

En este sentido, si un contribuyente ingresa al RIF en el año 2017, tendrá 10


años desde esa fecha con el esquema de beneficios.

Calculo simplificado del IVA y IEPS:

Se calcula con base en dos datos:

1. El monto de los gastos bimestrales


2. El sector al que el contribuyente pertenece y el tipo de producto que
venda.

*El cálculo simplificado se aplica también si tienes ingresos anuales hasta por
dos millones de pesos.

Se seguirá teniendo el descuento en el ISR:

 100% el primer año


 90% el segundo año
 80% el tercer año
 Y así, en lo consecutivo hasta los 10 años.

Toma en cuenta: En esta modalidad se deben separar los ingresos por ventas al
público en general y por ventas facturadas a clientes en particular.
¿Cuánto se pagara de IVA de acuerdo al sector en el que el contribuyente
se encuentre?

o Minería: 8%
o Manufacturas o construcción: 6%
o Comercio (incluye arrendamiento de bienes muebles): 2%
o Prestación de Servicios (incluye restaurantes, fondas, bares y demás
negocios similares en que se proporciones servicios de alimentos y
bebidas): 8%
o Negocios dedicados únicamente a la venta de alimentos o medicinas: 0%

¿Cuánto pagara de IEPS de acuerdo con el producto que el contribuyente


vende?

o Alimentos no básicos de alta calidad calórica (dulces, chocolates,


botanas, galletas, pastelitos, pan dulce, paletas, helados cuando se
comercialicen): 1%
o Alimentos no básicos de alta calidad calórica (dulces, chocolates,
botanas, galletas, pastelitos, pan dulce, paletas, helados, cuando se
fabriquen): 3%
o Bebidas alcohólicas (no incluye cerveza, cuando se comercialicen): 10%
o Bebidas alcohólicas (no incluye cerveza, cuando se fabriquen): 21%
o Bebidas saborizadas (cuando el contribuyente la fabrique): 4%
o Cerveza (cuando el contribuyente la fabrique): 10%
o Plaguicidas (cuando se comercialicen o se fabriquen): 1%
o Puros y otros tabacos hechos puramente a mano (cuando se fabriquen):
23%
o Tabacos en general (cuando se fabriquen): 120%

Deducciones del Régimen de Incorporación Fiscal:

Las personas que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal podrán


deducir:

 Las devoluciones que se reciban o los descuentos o bonificaciones que se


hagan.
 Las adquisiciones de mercancías, así como de materias primas, productos
semiterminados o terminados, que utilicen para prestar servicios, para fabricar
bienes o para enajenarlos.
 Los gastos.
 Las inversiones.
 Los intereses pagados derivados de la actividad empresarial o servicio
profesional, sin ajuste alguno, así como los que se generen por capitales
tomados en préstamo siempre y cuando dichos capitales hayan sido
invertidos en los fines de las actividades a que se refiere esta Sección y se
obtenga el comprobante fiscal correspondiente.
 Las cuotas a cargo de los patrones pagadas al Instituto Mexicano del Seguro
Social.
 Los pagos efectuados por el impuesto local sobre los ingresos por actividades
empresariales o servicios profesionales.

Para poder deducir estos gastos deberán reunir los siguientes:

 Que hayan sido efectivamente erogadas en el ejercicio de que se trate. Será


así si el pago ha sido realizado en efectivo, mediante traspasos de cuentas en
instituciones de crédito o casas de bolsa, en servicios o en otros bienes que
no sean títulos de crédito. Tratándose de pagos con cheque, se considerará
efectivamente erogado en la fecha en la que el mismo haya sido cobrado o
cuando los contribuyentes transmitan los cheques a un tercero, excepto
cuando dicha transmisión sea en procuración.
 Que sean estrictamente indispensables para la obtención de los ingresos por
los que se está obligado al pago de este impuesto.
 Que se resten una sola vez, aun cuando estén relacionadas con la obtención
de diversos ingresos.
 Que los pagos de primas por seguros o fianzas se hagan conforme a las leyes
de la materia y correspondan a conceptos que esta Ley señala como
deducibles o que en otras leyes se establezca la obligación de contratarlos y
siempre que, tratándose de seguros, durante la vigencia de la póliza no se
otorguen préstamos por parte de la aseguradora, a persona alguna, con
garantía de las sumas aseguradas, de las primas pagadas o de las reservas
matemáticas.
 Cuando el pago se realice a plazos, la deducción procederá por el monto de
las parcialidades efectivamente pagadas en el mes o en el ejercicio que
corresponda.
 Que tratándose de las inversiones no se les dé efectos fiscales a su
revaluación.
 Que al realizar las operaciones correspondientes o a más tardar el último día
del ejercicio.
 Las compras e inversiones, cuyo importe sea superior a $2,000, deben
pagarse mediante cheque, tarjeta de crédito, débito o de servicios. Tener
presente que los pagos de gasolina que deben ser todos con medios
electrónicos, podrán ser deducidos por los RIF en caso de ser menores a 2
mil pesos y hayan sido pagados en efectivo. Es decir, la regla general de la
compra de combustibles no aplica en este caso.
 Los pagos que sean ingresos exentos para el trabajador son deducibles hasta
en un 47%. Podrán ser deducibles en un 53% cuando las prestaciones
exentas en el ejercicio de que se trate, no disminuyan respecto de las
otorgadas en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

Pagos de impuestos de los Contribuyentes del Régimen de Incorporación


Fiscal:

Los contribuyentes calcularán y enterarán el impuesto en forma bimestral, el


cual tendrá el carácter de pago definitivo, a más tardar el día 17 de los meses
de marzo, mayo, julio, septiembre, noviembre y enero del año siguiente,
mediante declaración que presentarán a través de los sistemas que disponga el
Servicio de Administración Tributaria en su página de Internet. Para estos
efectos, la utilidad fiscal del bimestre de que se trate se determinará restando
de la totalidad de los ingresos a que se refiere este artículo obtenidos en dicho
bimestre en efectivo, en bienes o en servicios, las deducciones autorizadas en
la Ley que sean estrictamente indispensables para la obtención de los ingresos
a que se refiere esta Sección, así como las erogaciones efectivamente
realizadas en el mismo periodo para la adquisición de activos, gastos y cargos
diferidos y la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas
pagada en el ejercicio, en los términos del artículo 123 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Cuando los ingresos percibidos, sean inferiores a las deducciones del periodo
que corresponda, los contribuyentes deberán considerar la diferencia que
resulte entre ambos conceptos como deducibles en los periodos siguientes.

Para los efectos de la participación de los trabajadores en las utilidades de las


empresas, en términos de esta Sección, la renta gravable a que se refieren los
artículos 123, fracción IX, inciso e) de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, 120 y 127, fracción III de la Ley Federal del Trabajo, será la
utilidad fiscal que resulte de la suma de las utilidades fiscales obtenidas en
cada bimestre del ejercicio.