You are on page 1of 4

Células

La célula es la unidad básica de la vida. Todos los seres vivos con capacidad de existencia
independiente están formados por una o más células. Cada una de ellas realiza todos los
procesos químicos básicos de los seres vivos, tales como: la nutrición y la reproducción y ser
portadoras de información genética.

En la biología, los seres vivos se clasifican por la cantidad de células que lo componen siendo
organismos:

Unicelulares: formados por una célula única como, por ejemplo, las bacterias y los
protozoarios

pluricelulares: organismos de 2 o más células como, por ejemplo, los animales y las plantas.

Asimismo, existen 2 grandes tipos de células:

Células eucariotas

Las células eucariotas son aquellas que poseen un núcleo. Este núcleo celular se encuentra
dentro de una envoltura nuclear donde se mantiene la integridad del material genético. La
división celular en organismos con células eucariotas se produce a través de la mitosis y su
ADN es más complejo.

Células procariotas

Las células procariotas son aquellas que no poseen un núcleo por lo cual el material genético
se encuentra disperso por el citoplasma. La división celular en organismos con células
procariotas se produce a través de la división binaria y su ADN no es tan complejo como el de
las células eucariotas.

Además de estas células también existen las siguientes

Célula animal

La célula animal es un tipo de célula eucariota que forman los diferentes tejidos de los
animales. La célula animal contiene: envoltura celular compuesta por membrana celular,
citoplasma en donde se encuentran los orgánulos celulares y el núcleo celular.

Célula vegetal

La célula vegetal es un tipo de célula eucariota cuyo núcleo está delimitado por una
membrana. La célula vegetal contiene: una vacuola que almacena y transporta agua,
nutrientes y desechos; plastidios para sintetizar los alimentos y cloroplastos.

Células somáticas

Las células somáticas son aquellas que atienden el crecimiento de los tejidos y órgano de un
ser vivo como la piel, los huesos, entre otros. Las células somáticas proceden de células madre
originadas durante el desarrollo embrionario y padecen de un proceso de proliferación celular
y apoptosis.
Función de la célula
La citología es parte de la biología que estudia las células y sus funciones. Se le atribuye a la
célula 3 funciones vitales para la vida: la nutrición, la relación y la reproducción.

Función de nutrición: es la incorporación, transformación y asimilación de los alimentos y, de


esta manera, la célula forma su propia materia. No obstante, las células autótrofas fabrican su
propia materia orgánica utilizando la energía química contenida en la materia inorgánica y, las
células heterótrofas elaboran su propia materia orgánica a partir de la materia orgánica de los
alimentos que ingiere.

Función de relación: vincula al ser vivo con el medio ambiente y responde al entorno.

Función de reproducción: es el proceso de formación de nuevas células a partir de una célula


inicial o célula madre, por medio de las mitosis o meiosis.

Estructuras básicas de la celula


La célula está formada básicamente por citoplasma, núcleo y membrana:

Citoplasma

Está formado por sustancias orgánicas e inorgánicas mezcladas en agua y de consistencia


viscosa. En el citoplasma se encuentran los distintos orgánulos celulares, los cuales llevan a
cabo funciones celulares: mitocondrias, ribosomas, aparato de Golgi, etc.

Núcleo

Rodeado de una doble membrana y con cierta forma esférica, se encuentra dentro del
citoplasma y guarda en su interior el material cromosómico o ADN, denominado Cromatina.
También contiene el Nucleolo, que está formado por ácido ribonucleico (ARN) y proteínas, que
es quien realiza la función de formación de los ribosomas.

Algunos tipos de células cuentan con más de un núcleo.

Membrana

Es la capa que rodea y protege al citoplasma y, por consiguiente, al núcleo o núcleos. Además,
cumple con la función de regular la entrada de nutrientes y también la eliminación de
desechos. Está formada fundamentalmente por lípidos y proteínas.

Teoría celular

Esta afirma que: todos los organismos están conformados por células y las mismas derivan de
otra célula precedente.

Asimismo, las funciones vitales de los seres vivos ocurren dentro de las células y son
controladas por sustancias que ellas secretan y, por último, cada célula contiene la información
hereditaria lo cual permite la transmisión de la misma a la siguiente generación celular
mediante mitosis o meiosis, parte del ciclo celular.
Biomoléculas
Las biomoléculas son las moléculas constituyentes de los seres vivos. Los seis elementos
químicos o bioelementos más abundantes en los organismos son el carbono, hidrógeno,
oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre, los cuales constituyen las biomoléculas tales como los
glúcidos, lípidos, proteínas, vitaminas, ácidos nucleicos. Estos seis elementos son los
principales componentes de las biomoléculas debido a que:

 Permiten la formación de enlaces covalentes entre ellos, compartiendo electrones,


debido a su pequeña diferencia de electronegatividad. Estos enlaces son muy estables,
la fuerza de enlace es directamente proporcional a las masas de los átomos unidos.

 Permiten a los átomos de carbono la posibilidad de formar esqueletos


tridimensionales –C-C-C- para formar compuestos con número variable de carbonos.

 Permiten la formación de enlaces múltiples (dobles y triples) entre C y C; C y O; C y N.


Así como estructuras lineales, ramificadas, cíclicas, heterocíclicas, etc.

 Permiten la posibilidad de que con pocos elementos se den una enorme variedad de
grupos funcionales (alcoholes, aldehídos, cetonas, ácidos, aminas, etc.) con
propiedades químicas y físicas diferentes.

Clasificación de las biomoléculas


Según la naturaleza química, las biomoléculas son:

Biomoléculas inorgánicas

Son de origen mineral, no son fabricadas (o no proceden) por los seres vivos, pero son
imprescindibles para los seres vivos y el mantenimiento de la vida. Las biomoleculas
inorgánicas son el agua, las sales minerales y los gases (oxigeno, dióxido de carbono).

Las sales minerales tienen diferentes funciones en función del tipo que sean. Entre otras
podemos encontrar sales minerales que forman parte del esqueleto o estructura ósea, otras
que regulan el pH del organismo y otras que regulan la entrada y salida de agua en las células.
Las sales en disolución tienen la función de transportar las sustancias de desecho a través del
sudor o la orina.

El oxígeno y el dióxido de carbono son imprescindibles para la respiración.

Biomoléculas orgánicas o principios inmediatos

Son sintetizadas principalmente por los seres vivos y tienen una estructura con base en carbono.
Están constituidas, principalmente, por los elementos químicos carbono, hidrógeno y oxígeno,
y con frecuencia también están presentes nitrógeno, fósforo y azufre; también se encuentran
moléculas con algunos metales de transición las cuales se llaman oligoelementos y aunque se
encuentran en cantidades muy pequeñas, son necesarios para la vida. Tenemos 4 tipos
diferentes: glúcidos, lípidos, proteínas y los acidos nucleicos.
Los glúcidos son la fuente de energía primaria que utilizan los seres vivos para realizar sus
funciones vitales; la glucosa está al principio de una de las rutas metabólicas productoras de
energía más antigua, el glucólisis, usada en todos los niveles evolutivos, desde las bacterias a los
vertebrados.

Los lípidos son los maestros de almacenamiento de energía, y algunos tienen importantes
funciones estructurales o sirven como hormonas, entre otras cosas. Solemos estar más
familiarizado con los lípidos en forma de grasa, pero cada una de las células de nuestro cuerpo
tiene una membrana o capa de lípidos que lo protege de su entorno

Las proteínas son las biomoléculas que más diversidad de funciones realizan en los seres vivos;
prácticamente todos los procesos biológicos dependen de su presencia y/o actividad. Son
proteínas casi todas las enzimas, catalizadores de reacciones metabólicas de las células.

Los ácidos nucleicos, ADN y ARN, desempeñan, tal vez, la función más importante para la vida:
contener, de manera codificada, las instrucciones necesarias para el desarrollo y
funcionamiento de la célula. El ADN tiene la capacidad de replicarse, transmitiendo así dichas
instrucciones a las células hijas que heredarán la información.

Microscopio

Un microscopio es un aparato o mecanismo que posibilita una mejor visibilidad de los


elementos u objetos de menor tamaño, obteniendo una imagen aumentada de los mismos.
Este instrumento se caracteriza por aumentar la imagen hasta el nivel de la retina para así
poder captar mucho mejor la información. La ciencia que se encarga de la investigación de esta
serie de objetos pequeños, empleando este instrumento tiene por nombre microscopía.

Tipos de microscopios

Con el pasar del tiempo se ha ido elaborando diversos tipos de microscopios los cuales varían
con respecto a sus funciones y características, entre ellos se encuentran microscopio simple,
microscopio compuesto, de luz ultravioleta, de fluorescencia, petrográfico, microscopio en
campo oscuro, de contraste, de fase de luz polarizada, confocal electrónico, electrónico de
transmisión, electrónico de barrido, entre otros.